…el estado de la cuestión…

 

El estado de la cuestión es una reflexión sobre el panorama de actualidad relativo a la ciudad y los ciudadanos ante unas elecciones municipales y autonómicas

Antes de ayer, digamos, asistimos al último SIMA, a palpar el estado de la cuestión (inmobiliaria). Ministra, alcaldesa y autoridades inauguran este SIMA 2015. Muchas corbatas al principio, y carritos al final. Bancos, los justos (bastante tienen con lo suyo y además hacen el “servicing” al in-nombrable), promotores de verdad, pocos y buenos (felicitaciones a Amenábar, merecidas por su saber hacer y por su stand), y otros. Y ahí caben Organismos Públicos (y ya se ha amortizado el suelo-tablero de la CAM-Ayuntamiento de Madrid, SEPES de tapadillo oferta lo que haga falta y tiene mucho), Idealista a lo suyo, Registradores, Asprima (estrena y trae propósito de enmienda), y comercializadoras de no se sabe muy bien qué traen, y gestoras de cooperativas con cajas de proyectos y sin suelo y otros varios.

Pero el aroma es otro?. Se dice que hay obra nueva, porque la vieja está aparcada y hiede. Siempre se puede bajar precio para que comercializadores y bancos reduzcan sus números rojos, pero eso, eso no es de Salón Inmobiliario, es de pasillo inmobiliario. Ver precios de “viviendas” a la baja, productos con calificación energética “E”, anunciar promociones enteras vacías, …sigue la sexta o séptima línea de playa de Vera a la venta, suelos en parajes inhóspitos junto a territorios próximos al término “zona cero”, urbanizaciones inacabadas, olvidades, cadáveres… Difícil. 10.000 viviendas en oferta (9.000 imposibles), miles de hectáreas olvidadas (QUE NO PARA OLVIDAR), kilómetros de urbanizaciones sin urbanizar (y luego ¿qué?). Y todo, o casi todo, comercializado, empaquetado, financiado. Hay que ser un valiente para adentrarse en el mundo de la OFERTA inmobiliaria post-crisis (¡¡los chollos¡¡). Y además …SOLVENTE… Y si hubiera algo nuevo, pues tambien lo muestras.

Ayer, como quien dice, empezó la campaña electoral en los Ayuntamientos y Comunidades Autónomas. Siempre hemos querido saber el contenido de referencia en las postulaciones que cada partido o grupo político ofrece como compromiso a cambio del voto. Y cada ciudadano tiene su idea clara aunque sea por aproximación al ideario personal de cada cual. Pero, qué difícil es. Hay tanta ambigüedad.

Si con las generalidades uno se conformase, pues bastaría con el lema “trabajo, salud, dinero y amor”, …o no?. Descendamos. Hay muchos problemas, estructurales y no estructurales. El modelo social, económico y territorial es lo suficientemente importante para posicionarse. Estas elecciones tienen sus temas estrella, paro, impuestos, desahucios, vivienda, educación, sanidad. Las competencias municipales dan para lo que dan, si no tienes dinero (transferido por el Gobierno de la Nación) para vivienda, educación o sanidad pues imaginación (pero nada más). Si las Leyes de la Nación no te permiten atajar los desahucios o la dación en pago, por ejemplo, pues más de lo mismo. Pero hay que empezar por lo de hoy. Mañana llegará. Movilizar la ciudadanía, la participación ciudadana, la representación de lo público, lo de todos, es imprescindible. Pensar y votar. Despertar que hace 4 años que uno padece sin ser preguntado por lo que cada uno piensa. En este año tendremos ocasión de pensar varias veces, bienvenido sea. Si tú ciudad te parece limpia, o el precio de la cultura caro, o miramos para otro lado cuando los problemas llegan, es el momento de decirlo. Elegimos a nuestros representantes para decirlo alto y claro.

Hoy, reflexionando, ya habremos votado por lo que se que aproxime a nuestro referente de ciudad y/o Comunidad Autónoma deseada, otorgando a los candidatos una confianza para que defiendan nuestros ideales (no sus intereses), hasta que otro mañana lejano volvamos a hacer balance y votemos de nuevo.

Yo quisiera que estos nuevos tiempos, hablaran de un territorio común para todos. Los más afectados, los vulnerables de cualquier tipo, deberían tener diferentes propuestas con soluciones (que aún no he visto en los programas). Propuestas de soluciones al problema del paro, al problema de las familias desahuciadas, al problema poblacional-social que sabemos nos viene. No me gusta oir que las competencias municipales son de policía y no de información, que la limpieza es un problema de las empresas adjudicatarias, o los baches que no hay dinero, o la nube tóxica de metales pesados que cada día los peatones, ciclistas o motoristas sufrimos. Qué ciudad queremos? Queremos cuidar la actual o inventamos otra exterior a la actual ciudad? Si la ciudad no aporta soluciones sociales, para qué hay ciudades? O las ciudades son espacios mercantiles (ciudades bancarias), o ciudades judiciales (ciudad de la justicia), o ciudades gobernativas (ciudad-estado). No nos equivoquemos lo público es problamente lo más homogéneo jamás inventado en, por y para la ciudad. En “la ciudad global” de Saskia Sassen, Madrid sea Alpha o Beta, se juega definir un carácter que definan sus ciudadanos, no sus dirigentes. Y como Madrid, cualquier ciudad, y no nos olvidemos que sean ciudades, parroquias, villas, pueblos o aldeas, cada grupo tiene soberanías propias de sus habitantes, en familias, hogares, comunidades de vecinos, barrios, distritos o ciudades.

Gracias al “un ciudadano, un voto”, todo es mejorable, basta votar. Por el regreso a la decencia…