MADRID Distrito 16 – HORTALEZA

Estos gráficos representan el Parque Residencial del DISTRITO de HORTALEZA del municipio de MADRID.

Son los Bienes Inmuebles matriculados en el Catastro, clasificados por año de inscripción y por tamaño. Cada barra horizontal representa una década, siendo la más reciente la inferior (2010′), y la más antigua la superior (1950). El color representa el tamaño, del más frío (>180 m2) al más cálido (<60m2).

HORTALEZA Distrito 16 compuesto de los Barrios de 161 PALOMAS, 162 PIOVERA, 163 CANILLAS, 164 PINAR DEL REY, 165 SANTIAGO APOSTOL y 166 VALDEFUENTES

Son 2.741,87 ha de superficie y una población de 177.738 habitantes (65 hab/ha), 72.243 viviendas y 66.512 hogares. Con un saldo vegetativo ligeramente positivo, (en 2016 hubo 1.886 nacimientos y 1.302 defunciones), 75.313 automóviles y 6.698 locales con actividad; con un falso equilibrio entre los menores de 15 años (el 17,59%), y los mayores de 65 años (18,60%), según los barrios (jóvenes del 12,43% en Canillas o el 24,40% en Valdefuentes); con muy poca vivienda vieja (3% anterior a los 60′), abundando la vivienda de pequeño tamaño en unos barrios (Canillas más del 10% de superficie menor de 60 m2 o en Pinar del Rey más del 14%) y las de gran tamaño en otros (Piovera o Palomas >40% superficie mayor de 180m2), precios de vivienda bajos y  muy altos, dependiendo del barrio (1,92 % en 2016 de media), con 8.70% de población extranjera viviendo en el 4,29% de los hogares (5.210), y dónde un 24,82% de las viviendas están ocupadas por solitarios (16.509 hogares unipersonales), y un 9,78% (6.507 hogares) son mayores de 65 años solitarios.

Aunque parece todo muy homogéneo, nada más lejos de la realidad

Una ciudad del tamaño en población de la ciudad de BURGOS (la 35ª), junto a la ALMENDRA de Madrid.

Estas tablas cualifican las viviendas del Distrito 16 HORTALEZA según su tamaño y su fecha de construcción.


Son datos fríos, sin cocinar.

Información para la toma de decisiones.

Información para el conocimiento.


Es el nº 16 de la clasificación administrativa. Ocupa el extremo N del municipio. Comprende terrenos de los antiguos ayuntamientos de Hortaleza y Canillas. Su gran superficie está ocupada, en menos de 1/3 parte, por usos urbanos que se organizan en torno al crecimiento, apoyado en los antiguos pueblos rurales citados y en sus primitivos caminos de acceso.

Antes de la Guerra Civil, el único desarrollo en la zona, propiamente urbano, fuera del arroyo Abroñigal, fue el de la Ciudad Lineal, que dio lugar a su amparo, al barrio de Portugalete. Después del Plan de Estabilización Económica de 1959, en los años 70′, se desarrollaron en la zona algunas realizaciones debidas a la iniciativa oficial -poblados dirigidos, de absorción y unidades vecinales de absorción (UVA)-, que juegan importantes papeles colonizadores en el área de la periferia, induciendo la acción de la iniciativa privada, que inicia un número importante de promociones de muy diversos niveles económicos, crecientes con el tiempo. Se van apoyando en los caminos tradicionales de comunicación con el centro de la Villa. Finalmente, en los años 70′, este proceso permite la construcción de urbanizaciones de mayor nivel (El Bosque, Conde de Orgaz, La Pionera…) que dan como resultado un área desordenada con barrios de muy diferentes características y densidades, faltos de coordinación entre sí.

Lo que a día de hoy es el barrio de Hortaleza, en Madrid, fue en sus orígenes una pequeña villa ubicada en lo alto de una loma y flanqueada por arroyos y vaguadas. Un pueblecito que vio convertirse sus campos de vid y cereal en grandes fincas de recreo para disfrute de los nobles. Un rincón por donde pasaron algún tiempo personas tan relevantes como Ortega y Gasset, Rafael Alberti o Carlos Arniches, éste último propietario de una de éstas quintas (la Huerta de Mena) a la que acudieron entre otros José Bergamín y Eduardo Ugarte.

Tanto la vecina villa de Canillas como la de Hortaleza -cuyo nombre es una derivación de “Fortaleza”- hunden sus raíces en la repoblación castellana llevada a cabo en los siglos XII y XIII para asentar el territorio conquistado a las tropas musulmanas. Para ello la corona, a través de los Concejos, ordenó que los márgenes de ríos y arroyos fueran poblados, y para tal fin se concedieron algunos incentivos a los nuevos habitantes tales como dispensas fiscales, aprovechamientos de dehesas y de bienes comunales, entre otros.

HORTALEZA 1900, según plano de Facundo Cañadas

Así, los núcleos originales de estos dos pueblos se asentaron en las proximidades del arroyo de la Reja, actual calle Gran Vía de Hortaleza. Aunque ya en el siglo XIV ambas villas se trasladaron a lo que son hoy en día sus cascos históricos, en zonas más elevadas, por razones de salubridad, ya que así huían de las enfermedades propiciadas por las aguas del arroyo, y de seguridad, vigilando el entorno desde posiciones más elevadas.

En cuanto al número de habitantes, ya a finales del siglo XVI (hacia 1590) el número de vecinos en Hortaleza ascendía a 371 y en Canillas a 262, creciendo a buen ritmo debido al establecimiento de la Corte en Madrid, lo cual atrajo a multitud de inmigrantes de pueblos vecinos para producir todo lo que la Corte demandaba. En el siglo XVII la población sufrió un duro descenso debido a algunas epidemias, sobre todo en Canillas que llegó a quedarse únicamente con 18 vecinos y estando, por tanto, al borde de la desaparición. Pero ya en el siglo XVIII se recuperó la normalidad en los índices demográficos de sendos núcleos, aumentando un 50% el número de vecinos.

La economía de la zona se basaba principalmente en la plantación de la vid, produciendo el vino garnacho muy famoso en todo el entorno de Hortaleza, y de cereal, aunque estos últimos de muy poca calidad.

Siguiendo con la moda de la élite dieciochesca madrileña, y dado el potencial geográfico de estas tierras, en Hortaleza los nobles empezaron a adquirir numerosas propiedades vendidas por los vecinos, que ya habían perdido el 85% de la propiedad de la tierra, y las transformaron en fincas de recreo donde evadirse de sus hábitos urbanitas de la capital.

Se tiene constancia de la presencia de numerosas quintas en Hortaleza entre las que destacan la Huerta de la Salud, la Quinta de Torrepilares (actual colegio de los Paúles), la Quinta de Santa Sofía, la Finca de “El Quinto” (actual academia de Policía), Quinta de Santa Victoria o Huerta de Mena (todavía se conserva) y el Palacio de Buenvista (actual Parque de Isabel Clara Eugenia). Los quintas o fincas más destacadas eran el Alejar de Calero, el del Quinto, el Olivar de la Hinojosa y las Dehesillas, junto al casco urbano de Canillas. Por su término municipal pasaban los arroyos Abroñigal y del Santo. Lindaba al norte con Hortaleza; al este con Barajas y La Alameda de Osuna; por el sur con Canillejas y Vicálvaro (su limite lo marcaba la carretera de Aragón); y al oeste con Madrid y Chamartín de la Rosa.

1875 CANILLAS (IGN)

1875 HORTALEZA (IGN)

Hasta 1850 el Ayuntamiento funcionó conjuntamente con el de Canillejas, debido al escaso número de habitantes de las 2 localidades. La situación de Canillas era tan precaria que tuvo que vender parte de su Casa Ayuntamiento al notario Mariano García Sancha en 1864.

Tras la anexión de municipios como la propia Canillas y Hortaleza al término municipal de Madrid en el año 1950, comenzó la construcción de una nueva realidad territorial para esta zona, que fue urbanizada a trompicones, sin una idea clara de lo que se quería para los vecinos. Fruto de esta improvisación planificadora nació en 1970 el distrito de Hortaleza. Un distrito con demasiadas barreras sociales y límites muy claros entre viviendas de autoconstrucción, edificios de bloques y viviendas unifamiliares, donde la lucha vecinal adquirió un papel vital para el barrio, mostrando entre sus mayores conquistas la conservación del parque de Pinar del Rey frente a un proyecto que planeaba una autopista en su lugar.

Se fraguó entonces, gracias a esa imprudente ausencia de visión planificadora, el derribo de una parte muy importante de la historia de los barrios de Canillas y Hortaleza, unos barrios que antes que barrios fueron pueblos con una amplia trayectoria a sus espaldas, como hemos visto. Aún así, y a pesar de todo, su historia sigue patente debajo del cemento, en los nombres de las calles y en algunos de sus trazados, y en la memoria de muchos vecinos que aún recuerdan con cariño los últimos coletazos del pueblo de Hortaleza y que llegados a este punto se preguntan si la conversión de pueblo a barrio no se podía haber hecho de otra manera algo más respetuosa con la historia.

Desde 1870 Canillas empezó a crecer de forma extraordinaria, fundamentalmente por el ensanchamiento de Madrid, que tuvo una repercusión en todas las carreteras que entraban a la capital donde los nuevos habitantes se asentaban. En el caso de Canillas fue la carretera de Aragón (actual calle Alcalá), la que atrajo a mucha población. Fue espectacular el aumento del barrio de las Ventas del Espíritu Santo y la Concepción. Otro lugar determinante de este crecimiento fueron los aledaños del arroyo Abroñigal (actual M-30).

Allí nacieron numerosos barrios, como el de San Pascual, Cerro de la Cabaña,…. debido a dos factores, la rápida vía de comunicación que suponía la carretera de Aragón con la capital y lo barato que eran los terrenos comparados con el otro lado del arroyo.

Tal fue el crecimiento que en 1877 se nombraron 2 alcaldes más para los barrios del Arroyo Abroñigal y las Ventas; y otro para el barrio de la Concepción (lo que hoy conocemos por Juntas de Distrito). Tanta importancia tenía el municipio, que el pueblo aledaño de Alameda (hoy Alameda de Osuna), pidió unirse a Canillas, siendo rechazado por el consistorio.

Otro hecho determinante para el crecimiento de Canillas fue la puesta en marcha del primer tramo del tranvía de la Ciudad Lineal en 1899. A su vez el proyecto de la Ciudad Lineal de don Arturo Soria supuso la creación de un nuevo barrio, que aunque no muy poblado si daba mucho trabajo y fomentó el crecimiento de barrios en su entorno.

Respecto al casco urbano de Canillas propiamente dicho, se dan los siguientes datos en la Guía de la Provincia de 1888. Tenía 117 vecinos y 468 habitantes. Contaba con 120 casas, que se repartían en 6 calles muy mal cuidadas, según reseña el informe. Había una sola escuela mixta, que era un desastre debido a la indiferencia de la Junta Local de Educación. El Ayuntamiento lo componían 7 concejales. No tenía médico, ni farmacia, ni veterinario, ya que no podían mantenerlos.

Es en el cambio de siglo cuando se cierra el viejo ayuntamiento de Canillas y se traslada al barrio de Vista Alegre, junto a la carretera de Aragón. Las alcaldías de barrio eran: pueblo de Canillas; barrio del Ventorro del Tío Chaleco o Cerro de la Cabaña; Concepción y Espíritu Santo; nombrados de menor a mayor importancia. En definitiva, el centro de poder fue trasladado del pueblo de Canillas a un nuevo barrio mucho más pujante y poblado.

Hortaleza pasaba de las 100 casas, distribuidas entre 12 calles y su plaza mayor. Tenía Casa Ayuntamiento con cárcel, carnicería, taberna y escuela para niños. Su iglesia, San Matías, se encontraba en ruinas y celebraban los oficios en la capilla del cementerio. En 1848 tenía 373 habitantes; y en 1868 figura con 135 vecinos, siendo su número de habitantes 554 en 1860, y 598 en 1866.

Discurría en su territorio el arroyo Valdebebas. Los municipios colindantes eran: al sur Canillas; al oeste Chamartín de la Rosa y Fuencarral; al norte Alcobendas y al este Barajas.

El nuevo régimen aportó beneficio al pueblo, ya que en 1848 se reformó la Casa Ayuntamiento, la carnicería, la fragua y la taberna, todo ello con cargo al superávit de los tres años precedentes.

Contaba con albergues, como el de Santa María de la Cabeza y mesones como El Garnacho, que era famoso entre los arrieros que hacían la ruta entre Burgos y Toledo, ya que en lugar de entrar a Madrid pasaban por el extrarradio e iban a descansar a Hortaleza. Además los precios eran mucho más baratos que en la capital.

En la Guía de la Provincia de 1888, se dice que tenía 2 fuentes, una dentro del pueblo llamada la Bomba de la que se proveía el vecindario, y otra en el camino de la Charca de Juana. Se contaban 168 casas, 150 vecinos y 635 habitantes; y como fincas o quintas principales se citan la del conde de Torrepilares y la de Joaquín de la Torre. Rodeaban al pueblo la finca de La Moraleja y los despoblados de Mesones, Hurtamojones, Riba-Crisóbal y Riba-Delgaz.

La evolución sigue en el s. XX con un aumento de población proporcional a la que se produce en todo el país. La economía agraria se mantiene en las líneas generales que tenía hasta ahora, es decir, con predominio de la economía familiar (parcelas pequeñas y de propiedad familiar). La Industria es escasa y subsidiaria de la agricultura, aunque en 1905 existe una carpintería, una fabrica de barros, una ferretería y tres herrerías.

Desde la calle del Pinar, el camino de Hortaleza no estaba aún edificada en 1910. En su orilla izquierda surge el barrio de Arrabal del Carmen, donde se encuentra actualmente el Colegio de la Inmaculada.

En el censo de 1910 Hortaleza cuenta con 185 edificaciones. Pertenecía al Partido Judicial de Colmenar Viejo y estaba separado de Madrid por 10 km.

En el censo de 1920 cuenta con 841 habitantes.

En 1926, con 15.000, por lo que hubo, debido a los nuevos barrios, un incremento masivo. Ya en esta época algunas voces hacen ya comparativas en cuánto a los habitantes que tendría un Gran Madrid que anexionara los pueblos de los alrededores, comparándolo con la población de Barcelona.

1931 Plan General de Extensión de Madrid

Antes de su anexión a Madrid, en 1950, Canillas comprendía los barrios de Ciudad Lineal, Ventas del Espíritu Santo (sólo en su parte izquierda), Cerro de la Cabaña, San Pascual, Marqués de Portugalete, La Concepción, Alegría, San Juan y Baterías.Contaba con alrededor de 25.000 habitantes.

Ya a finales de los años 50′, España, en plena dictadura franquista, acaba de salir de la posguerra y finalizado su aislamiento internacional. Con la ayuda norteamericana, comienza una fase de desarrollo económico tras años de crisis económica y cartillas de racionamiento. El nuevo desarrollo e industrialización de Madrid demanda de innumerable mano de obra joven y cientos de miles de españoles procedentes del medio rural, huyendo de la miseria en el campo, se dirigen a la capital en busca de trabajo.

Para paliar esta situación se crean los poblados dirigidos. Estos fueron una iniciativa del Gobierno de la época para la construcción de vivienda barata enmarcada dentro del Plan Nacional de Vivienda del año 1955. En esta iniciativa formaron parte jóvenes arquitectos cuya participación en estos proyectos sirvió de punta de lanza para la entrada de la arquitectura moderna en España, bajo cuya tutela y la del Ayuntamiento de la capital, se permitió la autoconstrucción de vivienda a los futuros propietarios. Se realizaron en total 8 de estos núcleos ayudados por la reciente normalización del suministro en el país de hierro y cemento.

El Poblado Dirigido de Canillas, que será el que nos ocupe, fue comenzado en 1956 de la mano del arquitecto Luis Cubillo de Arteaga (inspirado en el neoplasticismo holandés, los cuadros de Mondrian y en el arquitecto Arne Jacobsen).

La entrada de arquitectos jóvenes supuso ideas innovadoras para la resolución del complejo desafío político-social. Tal y como dijo Luis Valero, director del Instituto Nacional de Vivienda en 1956, dada la situación, era necesario “agudizar el ingenio”.

Estos poblados fueron promocionados a través del INV y la Comisaría General de ordenación urbana de Madrid (COUMA), que compró y preparó el suelo cediéndolo a empresas privadas, sociedades inmobiliarias o a la Obra Sindical del Hogar.

El poblado dirigido de Canillas fue construido en las cercanías del antiguo pueblo que le da nombre, Canillas, entorno a un proyecto inicial de Poblado de Absorción. Este último, diseñado por la Obra Sindical del Hogar y el arquitecto Federico Faci, ha sido demolido casi en su totalidad.

El poblado dirigido de Cubillo constaba de cuatro partes divididas por una serpenteante calle principal llamada Gomeznarro en honor de un pueblo de Valladolid. Esta es la calle que da nombre al blog y con la que comúnmente se denomina hoy en día a la zona. De esta calle principal salían calles secundarias en T para evitar los cruces.

Cada unidad incorporaba las distintas tipologías de vivienda organizadas de manera escalonada y en hilera en dirección este-oeste. La tipología de vivienda incluía unifamiliares de dos plantas al sur, bloques de cuatro plantas y finalmente torres de doce al norte, junto a la carretera de canillas. De este modo y estructuradas de manera escalonada se posibilitaban las vistas de todos los bloques y un asoleo óptimo. Fueron realizados igualmente varios equipamientos como una zona comercial central (ya desaparecida), un cine, que finalmente no fue inaugurado y que acabo siendo un polideportivo, actualmente reconvertido en Aulas Taller del Centro Federico Chueca y la Iglesia parroquial de Nuestra Señora del Tránsito.

Cabe destacar como soluciones arquitectónicas el uso de cubiertas invertidas y la construcción en ladrillo, impuesta para dar eficiencia a bajo coste en aquella época y facilitar el mantenimiento.

Para las viviendas se procuraron buenas condiciones de financiación a 50 años de tal manera que la mensualidad a pagar fuera reducida dadas las circunstancias en las que llegaban a la ciudad los habitantes originales. Sin embargo era frecuente el solicitar una entrada del 20% a la cuál pocos podían hacer frente. La solución propuesta fue la autoconstrucción de tal manera que si los futuros vecinos trabajaban en la construcción del barrio como mano de obra quedaban exentos de este pago. Eran los llamados Domingueros (pues era en Domingo cuando realizaban esta prestación).

En palabras de Antonio García Burgos, único delineante del arquitecto Luis Cubillo: “Construir esto fue un triunfo, teníamos cuatro perras en las que todo el mundo se iba a buscar trabajo a Alemania”. Pone en contexto la situación de la época y del lugar en el mencionado terminó viviendo y criando a sus hijos y que él mismo delineó.

El propio Luis Cubillo afirmaba lo siguiente:

“La faceta más divertida de los poblados dirigidos, al menos para mí, fue la experiencia de la prestación personal. Exigía una dedicación tremenda, porque los sábados y los domingos nos reuníamos con una serie de insensatos; un señor que era corneta, otro peluquero (…) Fue emocionante todo aquello (…) Los arquitectos lo éramos todo allí; gerentes y arquitectos directores. Tuvimos esos 2 grandes riesgos, y para mí el mayor fue el de hacer el papel de gerentes, por la importancia económica que tenían los poblados dirigidos. A veces me parece un milagro que aquello saliese bien, porque aunque supiéramos de construcción, de finanzas no teníamos ni idea (…) lo recuerdo como la época más feliz profesionalmente.”

En una entrevista el hijo de Luis Cubillo, Luis Cubillo hijo, nos da información que sirve para hacerse una idea del ambiente en el que se realizó la obra: “Fue el proyecto del que más disfrutó mi padre”, “Se sabía la vida de todos, cuántos hijos tenían, si se ponían enfermos…” o “Si alguien se moría o le pasaba algo, la vivienda la finalizaban entre los demás y se la entregaban a la familia.” Existían fuertes lazos de solidaridad entre la cuadrillas de domingueros. Se prescindió de lo superfluo en la construcción buscándose la pureza geométrica repitiéndose patrones de cerámica, juegos de claros y luces en los adosados y en las torres respectivamente. Al final se acabó levantando un barrio para 1.500 familias.

http://www.gomeznarro.es/gomeznarro-un-barrio-con-historia/luis-cubillo-de-arteaga/

1946 PLAN BIDAGOR

UVA Hortaleza de Fernando Higueras.

El Decreto 656/1961, del 6 de abril, autorizó al I.N.V. (Instituto Nacional de la Vivienda) construir en Madrid y con una vida máxima de las viviendas de 5 años, 30.000 viviendas de tipo social y renta limitada, destinadas a alojar  temporalmente los ocupantes de chabolas; de construcciones que no reuniesen las condiciones de salubridad y de construcciones edificadas con alguna infracción a las disposiciones urbanísticas vigentes. Por ello, y con carácter de urgencia se debía realojar a todas estas familias en construcciones desmontables y prefabricadas (para su reutilización posterior en otros lugares y para otras familias) hasta su realojo en sus viviendas definitivas. Pudiendo así construir en los lugares iniciales de chabolistas, viviendas  de edificación nueva revalorizándose los terrenos urbanísticos.

El INV (Instituto Nacional de la Vivienda) encomendó a la Organización Sindical del Hogar, la construcción de 6.083 viviendas de absorción, edificios complementarios y servicios de urbanización en 6 unidades vecinales.

Los terrenos fueron propuestos por la Comisaría General de Ordenación Urbana de Madrid. Se eligieron sectores de Fuencarral, Hortaleza, Canillejas, Vallecas, Villaverde y Pan Bendito en lugares SANOS y SOLEADOS de campo abierto.

En Enero de 1963 se encargaron los anteproyectos con carácter urgente y con tan sólo 4 días para su redacción del anteproyecto. Se dio un plazo tan corto para su redacción para luego poder estudiar y prever con antelación las redes generales de servicios urbanísticos, las edificaciones complementarias, las distribuciones de las viviendas y el estudio general de costos.

Se convocó una reunión conjunta para los arquitectos jefes del equipo y las empresas constructoras con el fin de contrastar opiniones y dificultades previstas para ejecución futura de carácter urgente y así poder llegar a los plazos previstos fijados y dentro de un marco de calidades, precios y materiales óptimos.

En principio se deseaba que todas las viviendas fueran DESMONTABLES y RECUPERABLES, para su posterior reutilización en casos de realojo con carácter de urgencia (catástrofes en fincas ruinosas, inundaciones, incendios, seísmos, corrimientos de tierra…)

Sin embargo se proyectaron:

a)- 2 Unidades Vecinales: Fuencarral y Vallecas. Con SISTEMAS PREFABRICADOS desmontables y recuperables en su mayor parte.

b)- 2 Unidades Vecinales: Canillejas y Villaverde. Con SISTEMA MIXTO entre  la construcción tradicional y las premisas constructivas del encargo con sistemas prefabricados desmontables y recuperables, estos en menor grado que las unidades vecinales del punto anterior.

c)- 2 Unidades Vecinales: Hortaleza y Pan Bendito. Con SISTEMA TRADICIONAL de construcción, utilizando perfiles de acero laminado y distintos tipos de cerramiento. Estas unidades serían las propuestas para que una vez pasados los 5 años pudieran quedarse con carácter semipermanente, y una vez resuelto el chabolismo, sirviesen para familias de realojo temporal por problemas de viviendas pendientes de reparación, demolición…, permitiéndose así reconstruirse importantes sectores de la capital.

En las premisas del encargo del INV fija el Programa, las Edificaciones Complementarias, los Servicios de Urbanización y la adjudicación de las obras del siguiente modo.

Programa. El 80% de las viviendas es de 3 dormitorios, el 10% de 4 dormitorios y el restante 10% de 2 dormitorios. De una superficie media de 50 m2. Con Cuarto de Estar-Comedor-Cocina y Aseo compuesto de WC, lavabo y ducha o baño-aseo. Se da importancia a los aislamientos de las cimentaciones, muros y cubiertas Se da importancia a las previsiones contra las humedades.

Edificaciones Complementarias de cada Unidad Vecinal

Iglesia parroquial, Guardería infantil, Pabellón escolares, Locales Comerciales, Pabellón de Servicios Asistencial Sanitario, Pabellón de Servicios Administrativos, Casa de Baños, Locales cercados para Basuras. En principio los servicios de aguas, establecimiento de baños y letrinas deberían ser comunes en sitios claves del poblado y no en las viviendas. Posteriormente, se cambió la regla y se permitió  fijar en cada vivienda un baño-aseo pequeño y  el suministro de red de agua, anulándose el servicio comunitario fijado inicialmente.

Servicios de Urbanización. Carreteras de acceso, con pavimento adoquinado recuperable, zonas ajardinadas y alumbrado exterior público. Las redes de conducción eléctrica se proponen empotradas.

REDACCIÓN Y DESCRIPCIÓN DEL PROYECTO DE LA UVA  DE HORTALEZA 

El encargo de la Unidad Vecinal de Absorción de Hortaleza, fue realizada a los arquitectos: Fernando Higueras, Antonio Miró, Arturo Weber Crespo, Francisco Cabrera Carral y Lucas Espinosa en Enero de 1963. El equipo de ingenieros estaba compuesto por Santiago del Olmo y José Mª Cano. El coordinador del proyecto fué el arquitecto José Eugenio Alba Carreras y la empresa constructora BECOSA. Superficie total  del polígono de la parcela de la UVA de Hortaleza es de 107.168 m2. Los m2 de parcela se distribuyen en los siguientes porcentajes de usos:

  • El 25% destinado a vivienda.
  • El 49% destinado a zonas libres públicas.
  • El 7% destinado a zonas libres privadas.
  • El 15% destinado a viario rodado.
  • El 4% destinado a otros usos.

La densidad es fue de 90 viviendas por hectárea. Con un total de 1.100 viviendas proyectadas.

La superficie total construida de vivienda fue de 68.880 m2, repartida del siguiente modo:

  • 20 bloques tipo A (1.046 m2)          Total de 20.920 m2
  • 29 bloques tipo B (1.488 m2)          Total de 43.152 m2
  • 2 bloques tipo C (2.404 m2)            Total de  4.808 m2.

Fueron 4 días para la redacción del anteproyecto y tan sólo 18 días para el proyecto de ejecución, este último se prolongó más el tiempo de su redacción y se eliminaron los baños comunitarios y letrinas del programa inicial incluyéndose en cada vivienda un baño-aseo y suministro de agua.

En la propuesta de la UVA de Hortaleza se dio una respuesta de construcción con materiales tradicionales y de larga duración para que el aspecto de las viviendas se alejase al de realojo de chabolas, ya que se pensó que la idea de utilizar materiales con carácter permanente y desmontable acentuaba de manera provisional el problema existente del chabolismo. En Hortaleza se da una solución digna y permanente con las premisas iniciales e iguales para todos los diferentes sectores de las UVAs de presupuesto bajo y plazos de ejecución de obra mínimos impuestos por el Instituto Nacional de la Vivienda. Se consigue huir de dar una apariencia de provisionalidad o de bajo nivel social.

El equipo de arquitectos de la UVA de Hortaleza opinaba que el módulo de construcción era alto y sólo se justifica por el corto período de obra, tan sólo 3 meses.

La accidentada topografía del terreno hizo que rechazarán los movimientos de tierras masivos para poder ajustarse al presupuesto de obras y se adoptó una solución de cimentación sobre pilotes que absorbiesen los desniveles, y siguiendo todo lo posible las curvas de nivel en la ordenación de las hileras de bloques de viviendas propuestos para evitar en lo máximo de lo posible los movimientos de tierra que retardaban y encarecían la construcción de obra. Aun así, en algunos puntos de la ordenación urbana se elevan las viviendas de planta baja por encima de la cota del nivel de tierras, apareciendo los pilotes de cimentación vistos. La adaptación de los bloques con banqueos del terreno hubiese hecho muy larga la fase inicial de obra y no hubiese permitido una actuación mecanizada del material de ejecución no llegando a los plazos previstos de obra y encareciéndose el coste final de ejecución de obras. De esta manera se actuó con rapidez y eficacia para llegar al plazo impuesto por el INV de tan sólo 3 meses.

Se rechazaron los paneles prefabricados desmontables y recuperables y los cerramientos exteriores fueron de ½ pie de ladrillo enfoscado en su interior, cámara de aire y tabique con yeso negro y blanco. Las carpinterías metálicas y las persianas enrollables de madera.

La estructura está formada por pilares y vigas de hierro en perfiles normales y muy finos. En los forjados también se huye de las placas prefabricadas pesadísimas para el montaje y se adopta el sistema tradicional de viguetas pretensadas y bloques de hormigón vibrado.

Como se preveía una pésima construcción por la premura de los tiempos y plazos de obra, se protegieron los cerramientos externos con amplios aleros en la planta baja y alta y se crearon galerías-corredores al modo de las corralas madrileñas que han tenido mucho existo entre los  vecinos donde realizan toda la vida comunitaria, vigilan a sus hijos del tránsito callejero e incluso organizan fiestas y guateques en los ensanches de las escaleras laterales comunes.

Se colocaron jardineras de fibrocemento a lo largo de las galerías de 1,50m de ancho, para el cuidado de las plantas entre los vecinos. De este modo es la vegetación la que da alegría a las fachadas a la vez que oculta las deficiencias de que la premura de la construcción trajo consigo.

En un principio se colocó una cubierta de aluminio que benefició a la rapidez del montaje, pero su durabilidad no pasa de los 5 años debido a su delgadez y al estar en contacto directo con la cercha metálica de cubierta. Pero años más tarde se recomendó colocar cubiertas de teja árabe, tan definitiva como el resto del poblado, ya que estos albergues provisionales iniciales pasaron a ser viviendas subvencionadas.

Los edificios complementarios resultaron ser los más económicos de las 6 UVA construidas con las mismas condiciones, debido a su disposición en 2 plantas en vez de 1, como se aconsejó en un principio y debido a la utilización de materiales tradicionales.

La escala  y las proporciones de la UVA de Hortaleza se caracterizan en su diseño “de escala humana justa y necesaria”, los arquitectos FH y Antonio Miró reducen, por ello,  su altura libre de apenas 2.20m aproximadamente, hace que los interiores sean tratados como un “albergue de juguete” o “casita de muñecas” singular y cambiante. Es una escala muy singular para el hombre tranquilo y en actitud de cambio. Hoy en día, esta premisa inicial de diseño, se debe respetar en la futura rehabilitación de la UVA de Hortaleza que tiene pendiente el IVIMA desde hace unos años, ya que es condición de diseño inicial.

Es esa “justa y necesaria escala” la que permitió introducir 2 plantas además de guardar la sensibilidad en las proporciones de altura total de la hilera de viviendas con sus anchos de calles o patios interiores peatonales y con los anchos de las galerías-corredor. Todo está en proporción.

Todo esto humaniza el diseño e hizo que los vecinos se apropiaran de ellas con una fuerza vital incomparable, siendo lugares verdes, alegres y bonitos para vivir y así perdura en el recuerdo de los que vivieron allí en los primeros años. El objetivo de la rehabilitación de la UVA de Hortaleza debe ser recuperar ese ambiente social de INTENSA VIDA en comunicación a través de la recuperación y cuidado de sus fachadas verdes llenas de macetas, flores y enredaderas y  de la recuperación de los espacios peatonales sanos de relación comunitaria vecinal que en su día fueron los protagonistas del éxito de la UVA de Hortaleza; en vez de encorsetarse en la visión reducida de cumplir el actual CTE, normativa inexistente en el momento histórico en que la UVA apareció.

EL TAMAÑO DE LAS COSAS para FH es un tamaño ligado a la UTILIDAD del objeto como subvalor esencial que le conforma CUALITATIVAMENTE y lo convierte en exquisito. Esta “justa escala” adoptada a la UVA la podemos tratar de comprender que el siguiente escrito de FH conservado a puño y letra en el Archivo del Legado Histórico de la Fundación COAM:

“Los factores de tamaño son anteriores a los de relación. Ha habido épocas en que se ha atendido a  la relación  y no al tamaño con el consiguiente perjuicio para la utilidad, y sólo hasta la revolución funcionalista se ha tomado interés por el tamaño de la utilidad.

El número relativo da familias de números, por tanto proporciona armonías cuantitativas básicas, no cualitativas.

La primera consideración para los tamaños es el de LA UTILIDAD con sus subvalores comodidad, solidez y economía.

Los tamaños de utilidad parten de dimensiones del hombre estático, del hombre dinámico, del hombre que ve, del hombre que pesa etc…”

La casa de baños comunitaria se proyectó inicialmente en la actual C/ Abizanda, pero luego se eliminó  del programa y se introdujo una modificación mejor al introducir un aseo-baño en cada vivienda y el suministro de aguas correspondiente a cada vivienda. Los planos de la casa de baños comunitaria define el volumen con los mismos materiales constructivos que en las bloques de viviendas.

Las Escuelas se sitúan al otro lado de la actual C/Abianza. Hoy su huella del solar la ocupan unos bloques de viviendas de nueva edificación. Su sistema constructivo y estructural es el mismo que en todo el poblado de la UVA de Hortaleza. Para cada aula hay un patio exterior independiente. El espacio de juegos es tan importante como el espacio de aula-estudio. Las aulas y patios de juego configuran “las alas” de la propuesta. En “el alma” o espacio central de la planta propuesta se reúnen los espacios comunes, salón de actos, administración, trastero, guardarropas y aula de profesores o despacho.

El pequeño volumen de Servicio de Asistencia Sanitaria se independiza aislándose del terreno como el resto de las construcciones dotacionales, elevándose su cimentación sobre el nivel de tierras  y adopta el mismo sistema constructivo y estructural de perfiles de acero normalizado y forjados de vigueta pretensada y bloques de hormigón vibrado. Se sitúa en frente del volumen de Servicio Administrativo.

La Guardería se sitúa al otro lado de la actual C/Abianza. Hoy su huella del solar la ocupan unos bloques de viviendas de nueva edificación. El sistema constructivo y estructural es similar al resto del poblado. Se sitúan al lado de Las Escuelas. Su programa consta de un vestíbulo, 2 habitaciones para dormir, aseos, guardarropas aulas,  hall de juegos, sala de profesores, comedores, cocinas, cunas y sala de reposo.

Para los Locales Comerciales, se proponen dos hileras de bloques con una calle interior peatonal comercial  de relación social en el extremo norte de la parcela de la UVA. El sistema constructivo y estructural es el mismo que para el resto del poblado aislándose del terreno para evitar humedades. Los 2 volúmenes de los locales dialogan con la calle peatonal  central a través de las galerías-porche con alero de cubierta que alojan los escaparates de cada local. En la trasera de fachada se introduce el material comercial a un pequeño almacén. Además de prevé en el fondo del local un lavabo para el suministro de aguas.

La Iglesia estructura todo del poblado siendo el Campanil el hito arquitectónico central  de toda la colonia divisándose desde cualquier punto al alzar la vista al cielo. Hoy la Iglesia aparece en 2 plantas en el centro de la plaza central foco de relaciones sociales del poblado y es la única dotación  actual que se conserva. Todo el núcleo central se estructura en torno a ella siendo la torre un hito visual en toda la colonia actual.  En la Iglesia se establece la Parroquia de San Martín de Porres. El volumen de la Iglesia en sí es el más alto de la colonia y es una nave con 3 Capillas laterales y un Confesionario lateral ambos a su izquierda. Se accede por un Nartex  y por debajo del Coro. El altar al fondo de la nave se comunica a una nave lateral con los servicios de Sacristía, Despacho Parroquial, aseos y Catequesis. 

En la unidad de volumen de viviendas se establecen 2 elementos que configuran el principal carácter humanista de la propuesta del equipo de Fernando Higueras. Estos elementos son el patio o calle interior de luces, como punto de encuentro de relaciones y la galería-corredor o corrala tradicional de Madrid como espacio de vida y encuentro de los vecinos. Con esta disposición la vida entre vecinos se fomenta para crear un ambiente social intenso y acentuar la vida de las comunidades de manera positiva. La intensa vegetación de las galerías será punto de encuentro común en la actividad del cuidado de las mismas a la vez que da alegría y color a la arquitectura disfrazándola de un manto vegetal húmedo y sombrío configurándose de manera natural una celosía arquitectónica verde.

Cada unidad de vivienda de 3 dormitorios se compone de 6 cuadrados de 3m x 3m, con un total de 54 m2 construidos. Los dos cuadrados centrales son las zonas comunes de la vivienda estancia comedor-estar. Uno de los cuadrados que da a la calle o patio interior se destina al pequeño baño-aseo con WC, lavabo y pequeño baño y a la cocina equipada con suministro de agua, dicha cocina se puede incorporar  además al espacio del comedor. Los tres cuadrados restantes son 3 dormitorios de 9 m2 cada uno. La calle o patio interior es abierta y se accede desde los núcleos comunes de escaleras, son zonas peatonales más privadas de encuentro vecinal donde los niños pueden jugar siendo observados desde la cocina-comedor de la vivienda. Cada unidad de vivienda puede ser de 2, 3 ó 4 dormitorios, siendo las proyectadas en toda la UVA las siguientes:

  • 568 viviendas de 3 dormitorios de 51 m2 cada una.
  • 264 viviendas de 4 dormitorios de 60 m2 cada una.
  • 248 viviendas de 2 dormitorios de 41m2 cada una.

El ancho de la crujía de vivienda es de 6m, y cada uno da a la galería-corredor de 1,60m de ancho. La altura libre de cada vivienda es de 2,20 m y cada vivienda está ventilada e iluminada adecuadamente. En el interior, la tabiquería es de ladrillo hueco sencillo guarnecido a ambas caras; el cielo raso de placas de viruta de madera aglomerada con cemento; el solado de piezas de rasilla alicantina y se proyectó un calentador eléctrico para el baño y la cocina.

LAS OBRAS DE LAS UVA. Las obras se adjudican provisionalmente el 4 de Mayo de 1963, por contratación directa, según lo estipulado en el Decreto de 18/1963, efectuando un concurso restringido a las empresas que lo solicitan. El plazo de ejecución previsto es tan sólo 3 meses. La construcción acelerada de estas viviendas es la principal premisa u objetivo. Las viviendas se destinan a un uso temporal (en principio de un solo año) de los beneficiarios que irán ocupándolas en etapas sucesivas a medida que vayan trasladándose a sus viviendas definitivas. Durante la realización de las obras se mantuvo total flexibilidad para adaptarse a la existencia de materiales reales, suministro de los mismos buscando la calidad del proyecto inicial fijado por los arquitectos en la medida de lo posible, pero teniendo que realizar las correspondientes sustituciones de unidades de obras para no atrasar la marcha de los trabajos.

Las obras empezaron en Marzo de 1963, justo 2 meses después de haberse encargado el anteproyecto y en Julio del mismo año se terminaron las obras. La UVA de Hortaleza resultó ser el poblado más económico de las 6 UVA. Todas las UVA fueron desapareciendo, siendo la UVA de Hortaleza la única que se ha mantenido en pie en su núcleo central hasta nuestros días. Hoy está pendiente de una importante rehabilitación por parte del del IVIMA. La UVA de Hortaleza fue premiada en 1969 al conseguir, partiendo de  las  difíciles premisas iniciales de plazos mínimos de obra y costos encorsetados,  un ambiente social fuera de toda condición de bajo nivel social o chabolismo. Fueron capaces de crear un lugar muy bonito para vivir partiendo de unas condiciones iniciales de obra y costes muy escuetos.

AÑO 2006. PROPUESTAS DE REHABILITACIÓN

El 23.11.2006, el ayuntamiento de Madrid publica la noticia de aprobar el Plan Parcial que pone fin a los inmuebles en mal estado y a las carencias de espacios públicos, anunciando una profunda transformación de la UVA: “Luz verde a la demolición de los inmuebles deteriorados de la zona perimetral de la colonia, que se sustituirán por nuevos edificios con amplias zonas verdes y áreas de juegos infantiles y de mayores”. “En el área central, el Plan Parcial prevé la rehabilitación de algunos de los edificios originales de la colonia, que representan ejemplos de la arquitectura de la época, y el derribo de otros para permitir la creación de una gran plaza central”. “En la zona central de esta colonia, de comienzos de los años sesenta, se rehabilitarán una veintena de edificios como muestra de la arquitectura de la época. Cuatro se destinarán a dotaciones y el resto a viviendas”. “Además, la UVA contará con un lugar de referencia y encuentro del ciudadano. El Plan Parcial prevé la demolición de 6 de los edificios situados en la zona central para permitir la creación de una amplia plaza como lugar de encuentro y referencia de la colonia. Junto a ella, se mantendrá la iglesia actual y el centro educativo”. “En la rehabilitación de los edificios originales, proyectados por el arquitecto Higueras, se mantendrá su configuración exterior, que es la que proporciona a los inmuebles su expresividad arquitectónica y la que les hizo acreedores de reconocimiento internacional en su momento”. “En el interior, y debido a la necesidad de adaptar las viviendas a la normativa del Plan General, se crearán espacios de doble altura para evitar la sensación de agobio de los techos bajos y compensar, en el computo total del volumen de la vivienda, la baja altura del resto de las piezas”.

El Plan parcial puede y debe tener como principal objetivo de la rehabilitación la recuperación de los espacios comunitarios y llenos de vida como hemos indicado anteriormente y mantener “intacto” el volumen original de la obra tanto exterior como interiormente. 

AÑO 2012. ESTADO ACTUAL DE DETERIORO Y ABANDONO. En el año 2012, el estado de deterioro es inmenso, debido a no haberse llevado a cabo ninguna rehabilitación desde el año 1963. En medio siglo el que la UVA de Hortaleza se ha mantenido en pie sin ninguna reforma llevada a cabo. La UVA fue proyectada inicialmente con el requisito de 5 años de funcionalidad y uso, sin embargo, su realidad es de llevar 50 años, medio siglo ya, dando uso-función.

Además la manera en que la comunidad se ha ido individualizando y apropiándose de los espacios comunes de relación es la causa principal de la desaparición conceptual de las galerías-corredores como espacio verde y sano de comunicación. Dichas corralas se han ido cerrando y parcelando adueñándose cada vecino de ellas e introduciendo miles de acceso pastiche a cada vivienda. Se cierran las calles o patios interiores pasando a ser sólo espacio de entrada de luces y no espacios abiertos de relación y calle peatonal que atraviesa cada hilera de vivienda. Las galerías se encierran en sí mismas con rejas, paneles de madera, plásticos. Sólo en algunas partes quedan algunos recuerdos, como huellas históricas de lo que fue, como celosía vegetal de flores y plantas a cuidar entre toda la comunidad vecinal. Desaparece el filtro intermedio de exterior-interior proyectado por el equipo de arquitectos, con el nuevo uso fraccionado e individualista de la galería-corredor. La vegetación de árboles en las calles también desaparece. Casi todos los espacios verdes comunitarios de relación también han desaparecido.

12 de agosto de 2016.- La Comunidad de Madrid, a través de la Agencia de Vivienda Social, ha iniciado en la UVA de Hortaleza las 2 obras de urbanización de más de 26.000 m2 donde está prevista la construcción de 2 torres de 36 viviendas cada una y 1 tercera de 65. Se prevé que en ellas residan unas 400 personas, que disfrutarán de un piso nuevo y moderno pagando una renta mínima por su alquiler.

Asimismo, se finalizarán los trabajos correspondientes a otra zona que comprende las c/ Abizanda y Acebedo, de más de 5.000 m2, lo que permitirá la apertura de una salida a la c/ Capitán Cortés desde la c/ Abuñol.

El consejero de Transportes, Vivienda e Infraestructuras de la Comunidad de Madrid, Pedro Rollán, que ha visitado el comienzo de estas obras, en las que se han invertido más de 3,5 millones de euros (en total 3.711.809,01), ha recordado que “la UVA de Hortaleza es uno de los barrios de remodelación más importantes y el que probablemente ha requerido una intervención más compleja, ya que ha supuesto un importante esfuerzo inversor para poder ir entregando, a la mayor brevedad posible, el mayor número de viviendas a estas familias”.

Estas obras de urbanización son necesarias para dotar a las parcelas de las infraestructuras precisas para la implantación en ellas de los usos previstos, como una red viaria capaz de absorber el tráfico generado, suficientes plazas de aparcamiento y todos los servicios necesarios, como saneamiento, agua potable, energía eléctrica, gas y comunicaciones.

Además, será necesario disponer de los elementos propios de la urbanización, como el alumbrado de los viales, su señalización tanto horizontal como vertical, el ajardinamiento de medianas y zonas verdes y la implantación de mobiliario urbano.

NUEVAS VIVIENDAS EN LA UVA DE HORTALEZA

Desde 1996 se han ejecutado un total de 5 fases de edificación que han dado lugar a la construcción de un total de 706 nuevas viviendas, las últimas entregadas a lo largo del mes de enero, que han permitido realojar a 108 familias de la antigua Unidad Vecinal de Absorción (UVA) de Hortaleza, gracias a una inversión total de más de 9,3 millones de euros. Unas viviendas que duplican en superficie a las anteriores y cuyas rentas de alquiler oscilan entre los 36,26 y los 351 €/mensuales, a las que se les suman entre 17 y 70,60 € por las plazas de garaje.

Los vecinos, que carecían de unas condiciones óptimas de habitabilidad, disfrutan ahora de unas viviendas más modernas y espaciosas, además de continuar viviendo en su mismo barrio.

La entrega de estas viviendas es una muestra más del compromiso de la presidenta, Cristina Cifuentes, con los ciudadanos para poner a disposición de todos los madrileños 1.200 viviendas de protección oficial en los próximos años.

Gabinete de Comunicación de la CAM

1963 PGOUM

En la Tesis de Luis Moya González, Los Barrios de Promoción Oficial de Madrid, de 1974, describe en fichas la situación de

Barrios de Promoción oficial 1976

  • Nombre de la Promoción: HORTALEZA UVA (Nº 10)

Organismo promotor: OSH y INV
Fecha de construcción: 1963
Arquitectos: Cabrera, Espinosa, Higueras, Miró, Weber y Crepí.
nº de viviendas: 1.100
superficie de actuación (ha): 12,24
Densidad (viv/ha): 89,97
Usos del suelo en %: Edificado viviendas: 25,46
Edificado otros usos: 4
Zonas libres privadas: 6,5
zonas libres públicas: 49,1
Viario rodado: 15

Tipos de Bloques (forma y altura): Bloques lineales de 2 plantas con galería de acceso.

SERVICIOS COMUNITARIOS: Iglesia, servicios sanitarios, pabellón escolar, 41 locales comerciales.

SERVICIOS ADJUNTOS: PLANO 1:2000 Si OTROS planos FOTOGRAFIAS: AEREA Si BLOQUES TIPO Y ESPACIOS LIBRES SIGNIFICATIVOS 3

ESTRUCTURA URBANA: Cinturón de distribución de la circulación encerrando la agrupación central donde se encuentra el equipamiento. Hileras dobles paralelas dejando recinto interior privado, Dirección de las hileras paralelas a los límites del terreno para conseguir el máximo aprovechamiento

Resumen EVALUACION DEL BARRIO: Es la UVA mejor proyectada y realizada. A pesar de que su finalidad, como las otras UVAs, era la demolición, se construyó con materiales más definitivos. Se substituyó la casa de baño. del programa por aseos en cada vivienda. Acceso a las viviendas de la planta superior por la galería común. La organización general, apoyando el centro, produce vida urbana, Los bloques tipo están formados por 2 filas de viviendas reunidas por una galería que la rodean en todo su perímetro, dejando zonas de estar en los costados de cada bloque. En zonas de mucha pendiente se llega o la solución por pilotes, creando de esta forma soportales no utilizables.

UVA Hortaleza 1974

  • Nombre de la Promoción: CANILLAS POBLADO DIRIGIDO (Nº 11)

Organismo promotor: OPD
Fecha de construcción: 1957
Arquitectos: Cubillo de Artega.
nº de viviendas: 1.424
superficie de actuación (ha): 12,21
Densidad (viv/ha): 116,84
Usos del suelo en %: Edificado viviendas: 24,61
Edificado otros usos: 1,85
Zonas libres privadas: 6,7
zonas libres públicas: 52,20
Viario rodado: 14,64

Tipos de Bloques (forma y altura): Bloques de doble crujía de 4 y 5 plantas y viviendas unifamiliares adosadas de 2 plantas.

SERVICIOS COMUNITARIOS: Centro parroquial, 1 centro social,1 grupo escolar, mercado, 81 locales comerciales.

SERVICIOS ADJUNTOS: PLANO 1:2000 Si OTROS planos FOTOGRAFIAS: AEREA Si BLOQUES TIPO Y ESPACIOS LIBRES SIGNIFICATIVOS 9

ESTRUCTURA URBANA: Forma de “L” con vía rodada perimetral y vía central en el lado más ancho. Bloques paralelos y perpendiculares. Plazas tangentes al viario rodado.

Resumen EVALUACION DEL BARRIO: En colaboración con el COUMA e INV Viviendas entregadas en 1959-1962. Racionalismo bien estudiado. Alternancia equilibrada de los distintos tipos de bloques. Espacios interbloques bien trazados. En colaboración con el COUMA e INV.

CANILLAS POBLADO DIRIGIDO 1974

CANILLAS POBLADO DIRIGIDO 1974

  • Nombre de la Promoción: CANILLAS BARRIADA (Nº 12)

Organismo promotor: OSH
Fecha de construcción: 1952
Arquitectos:
nº de viviendas: 528
superficie de actuación (ha): 5,46
Densidad (viv/ha): 96,70
Usos del suelo en %: Edificado viviendas: 24
Edificado otros usos: 3
Zonas libres privadas: 35
zonas libres públicas: 28
Viario rodado: 10

Tipos de Bloques (forma y altura): Unifamiliares adosadas y bloques de 4 plantas exentas de doble crujía.

SERVICIOS COMUNITARIOS: Escuela.

SERVICIOS ADJUNTOS: PLANO 1:2000 Si OTROS planos FOTOGRAFIAS: AEREA Si BLOQUES TIPO Y ESPACIOS LIBRES SIGNIFICATIVOS 5

ESTRUCTURA URBANA: de ciudad jardín. Vías sinuosas adaptándose al terreno. 4 Bloques en altura on el extremo de la barriada. Equipamiento en el centro. Viviendas paralelas al viario, a veces entre ellas plazas semicerradas.

Resumen EVALUACION DEL BARRIO: Viviendas muy económicas. Calles y espacios interbloque bien urbanizados, por el contrario espacios libres abandonados. Buen diseño urbanístico. Utilización de elerrentos urbanos bien tratados, plazas, calles peatonales, viario rodado, vegetación, etc .

  • Nombre de la Promoción: CANILLAS BARRIADA (Nº 13)

Organismo promotor: INV
Fecha de construcción: 1970
Arquitectos:
nº de viviendas: 320
superficie de actuación (ha): 1,5
Densidad (viv/ha): 213,32
Usos del suelo en %: Edificado viviendas: 28,97
Edificado otros usos: 5,33
Zonas libres privadas: 4,64
zonas libres públicas: 54,06
Viario rodado: 7

Tipos de Bloques (forma y altura): Unifamiliares adosados de 2 plantas y torres en “H” de 11 plantas.

SERVICIOS COMUNITARIOS: Bajos comerciales..

SERVICIOS ADJUNTOS: PLANO 1:2000 Si OTROS planos FOTOGRAFIAS: AEREA Si BLOQUES TIPO Y ESPACIOS LIBRES SIGNIFICATIVOS 4

ESTRUCTURA URBANA: Tira paralela al viario con torres tangentes a la vía y unifamiliares en el interior. Partido el barrio por un apéndice del poblado dirigido de Canillas.

Resumen EVALUACION DEL BARRIO: Mejor construcción que en etapas anteriores. Bloques excesivamente altos en relación con la edificación circundante. Espacios libres no tratados.

1985 PGOUM

En el Informe Análisis de Barrios Vulnerables, realizado por DUyOT-ETSAM-UPM se identificaron en 2001 los Barrios de:

  • HORTALEZA POBLADO DE ABSORCION

Unidad Vecinal de Absorción, creada en 1963 para alojar provisionalmente población inmigrante asentada en la zona, proveniente de Jaen y Extremadura. Diseñada por un equipo de arquitectos e ingenieros, entre ellos Ricardo Higueras y Antonio Miró. En 1986 se incluye en el proceso de Remodelación de Barrios, con el proyecto de derribar 642 de sus viviendas y realojar a los vecinos en nuevos bloques de 9 y 6 plantas, en el perímetro. Las 530 viviendas restantes serían reparadas por el IVIMA, propietario de las viviendas (alquiler social de renta antigua). En 1991 comienzan las obras. El proyecto actual de reforma reordena el ámbito, modificando la estructura de las calles principales. Se ha planificado la demolición de todos los bloques, excepto 20 en la zona central que se destinarán a equipamientos y vivienda, se transforma la estructura viaria de esta zona central mediante la creación de una gran plaza en el espacio que ocupan seis de los bloques que serán demolidos.

El ámbito está delimitado por la calle Virgen del Carmen al S, Capitán Cortés al O, Abizanda al N y Alfacar al E. La cota disminuye desde el S hacia el N del ámbito, produciéndose un desnivel acusado en algunas calles. En los bordes N y S las manzanas son de bloque abierto de bajo comercial con 5 alturas. El centro del ámbito, correspondiente a la UVA está ocupado por bloques lineales con 2 alturas de viviendas, rodeados por corredores abiertos, y con patios arbolados interbloque. En el centro se sitúa una plaza de acceso peatonal en la que se encuentra la parroquia y un centro comunitario. En el borde suroeste existe una pequeña zona verde en la que se localiza la salida del metro de Hortaleza.

  • SAN MIGUEL SUR-PINAR

El barrio surge en los años 60′, próximo a la UVA de Hortaleza. El ámbito se encuentra entre la Av de la Virgen del Carmen, la carretera de Acceso a la Estación de O ́Donnell, la Avda de San Luis y las c/ Villa de Poos y Soisona Se trata de manzanas de bloque abierto, de 4 y 8 alturas, con estructura viaria en fondos de saco, y recorridos peatonales de acceso a los bloques. El espacio público está aterrazado, con escaleras para salvar el desnivel. Abundante comercio de proximidad en planta baja.

  • CANILLAS

El barrio de origen chabolista, se ordena en los años 50, con el fin de alojar provisionalmente a la emigración del campo que se asienta en la periferia de la ciudad. Se realiza en primer lugar el Poblado de Absorción, de tipología unifamiliar, que se destina a alquiler social. Posteriormente, rodeando a este, se desarrolla el Poblado Dirigido.

El IVIMA, propietario de los terrenos del Poblado de Absorción, decide llevar a cabo la remodelación y realojo de los vecinos. La primera fase comienza en 1986, la cuarta fase se inicia en 2006 y en la actualidad casi todas las viviendas han sido demolidas, y parte de los vecinos han sido realojados.

El ámbito incluye dos áreas diferenciadas. La correspondiente al Poblado de Absorción de Canillas, prácticamente desaparecido, y la del Poblado Dirigido, de mayor extensión, que la rodea. El Poblado de Absorción se estructura de manera orgánica, en un terreno con una fuerte pendiente. La tipología es de vivienda unifamiliar. En el este del terreno que ocupaba este poblado, actualmente en proceso de demolición, se han levantado vivienda unifamiliar en hilera, presumiblemente destinada al realojo de los vecinos. El Poblado Dirigido se organiza en torno a un vial principal, la calle Gomeznarros, y se divide en 4 unidades vecinales estructuradas por el viario de circulación rodada. Existe una fuerte jerarquización viaria, con recorridos peatonales en el interior de las 4 grandes manzanas abiertas, en las que se encuentra bloque lineal de 4 plantas y viviendas unifamiliares adosados en hilera. En el norte del ámbito, en el eje de la Carretera de Canillas se sitúan algunas torres de vivienda de 11 plantas. Existen en las proximidades un colegio público, un centro de Bachillerato, y un centro sociocultural.

PGOU97

1997 PGOUM

1997 PGOUM División Administrativa

1997 PGOUM Ordenación

1997 PGOUM Gestión

1997 PGOUM Límites Edificación

1997 PGOUM Cartografía 2003

La edificabilidad residencial remanente en el Distrito de HORTALEZA:

Planes de BARRIO.

Los Planes de Barrio son una iniciativa del Ayuntamiento de Madrid de acuerdo con la Federación Regional de Asociaciones de Vecinos de Madrid (FRAVM) que tienen la finalidad de avanzar en el reequilibrio social y territorial de la ciudad, mediante la intervención social planificada en los barrios más desfavorecidos de Madrid. Esta iniciativa representa la profundización del modelo de participación ciudadana implantado en la ciudad y la consolidación de los principios de corresponsabilidad y solidaridad territorial que han sustentado desde el año 2003 el diseño y ejecución de los Planes Especiales de Inversión y Actuación Territorial (PEI).

  • UVA HORTALEZA

La U.V.A. de Hortaleza fue proyectada por los prestigiosos arquitectos Fernando Higueras y Antonio Miró. Sobre unos terrenos de 107.000 m2, al norte del casco urbano de Hortaleza, se construyeron 1.100 viviendas, en principio provisionales. El barrio contaba con guardería, centro médico, escuelas, casa de baños, iglesia, edificio administrativo y algunos locales comerciales. Se dispusieron cinco grupos de bloques lineales, siempre de dos alturas, con distintas orientaciones, en la dirección de los bordes de la parcela, para conseguir un mejor aprovechamiento de la superficie y de las vistas. Cada edificio estaba rodeado de un amplio corredor a través del cual se accedía a las viviendas. Para su construcción, se utilizaron materiales tradicionales, no prefabricados y todas las viviendas contaban con equipamiento sanitario. El proyecto mereció en su tiempo grandes alabanzas en ámbitos profesionales; en 1969 fue reconocido por el X Congreso de la Unión Internacional de Arquitectos celebrado en Buenos Aires como un buen modelo de vivienda alternativa al chabolismo. Sin duda, fue la actuación más conseguida de las seis U.V.A.’s construidas simultáneamente (la única en la que las viviendas contaban con cuarto de baño) y en consecuencia, es la promoción de esta generación que ha mantenido durante más tiempo los edificios originarios.

Más recientemente, el Colegio de Arquitectos de Madrid se refería a este proyecto en su Guía de Arquitectura de Madrid-Periferia (2007) de la siguiente forma: “Todavía esta Unidad sigue siendo una lección de cómo con inteligencia y total naturalidad se puede sintetizar una nueva construcción con los valores intemporales de los habitantes populares”. Lo que se edificó con carácter provisional, acabó haciéndose definitivo, y degradándose con el paso del tiempo dado la endeblez de los materiales, afectando con ello notablemente a las condiciones de vida de los residentes. Debido a la topografía, los bloques en algunos casos se elevaban sobre el terreno mediante pilotes, conformando bajo los forjados de la primera planta espacios no programados, que dieron lugar a apropiaciones y usos que, en muchas ocasiones, derivaron en conflictos, y contribuyeron a desvirtuar el proyecto original. En 1989 se realizó un proyecto de rehabilitación de los sectores del lado oeste y la manzana central. Posteriormente, el IVIMA demolió los edificios de los otros sectores, sustituyéndolos por nuevos bloques y pequeñas torres proyectadas en 2005. En noviembre de 2006 el Ayuntamiento de Madrid aprobó un plan parcial con el objetivo de sustituir los edificios en mal estado por otros de nueva construcción, rehabilitando tan solo algunos de los bloques originales. Muy recientemente, en marzo de 2013, ha tenido lugar la aprobación del proyecto de urbanización de la U.V.A. de Hortaleza redactado por el IVIMA mediante el cual se mejorarán las infraestructuras de abastecimiento de agua, saneamiento, energía eléctrica y gas. También incluye la construcción de tres áreas de juegos infantiles y ejercicios de mayores y un aumento de las zonas verdes hasta los 24.000 m2.

PAUS

  • VALDEBEBAS: APE 16.11-RP Ciudad Aeroportuaria y Parque de Valdebebas (antes UNP.4.01

El Plan Parcial redactado ordena, de acuerdo con los proyectos y estudios previos, la red viaria arterial interior, esto es, la autopista de peaje radial R-2 y la Autopista de peaje eje N-S de acceso al sistema aeroportuario. Se prevén los accesos desde ambos ejes, planteando sobre los mismos elementos puntuales de tensión sobre los que se acumulan gradientes de actividad. De la misma manera se resuelve el acceso desde la carretera A-10, facilitando igualmente la permeabilidad con el S.

La actuación Parque de Valdebebas forma parte de una iniciativa de planificación dentro de una estrategia territorial de desarrollo económico y residencial, que señala al entorno del aeropuerto de Barajas, como uno de los posibles núcleos de descentralización del futuro, dentro del área metropolitana de Madrid.

La estructura de la ordenación propuesta por el Plan Parcial presentado se basa en una triple consideración del sistema de lugares públicos y de relación: los espacios de comunicación, los espacios libres y verdes, y el sistema de equipamientos y servicios.

Se propone un sistema de espacios verdes basado en la variedad de tipos, tamaños y contenidos, así como en la continuidad de éstos.

También se plantea una red de equipamientos y servicios basada en la satisfacción de las necesidades cotidianas de servicio a los espacios domésticos y de actividad económica, integrando en los tejidos los servicios de salud, docentes y asistencia próxima en el propio soporte morfotipológico. En segundo lugar se plantea una oferta de equipamientos singulares al servicio del conjunto urbano e incluso con vocación subregional. Estos se vincularán a los espacios cívicos: plazas a lo largo del anillo circular y otros ejes básicos, especialmente en los puntos de intersección entre la red viaria y la red de ejes verdes.

Se propone un eje continuo de directriz curva que funcione como un ágora pública compleja, integrando todas las escalas y modos de transporte (privado, público, ligero en superficie y peatonal). Ello implica la necesidad de una sección suficiente (61 m, como referencia) para permitir diversas actividades. También se prevé a lo largo de la misma un eje comercial se configura un recinto urbano a través de la coincidencia de la alineación con la fachada edificatoria.

La red viaria se jerarquiza intentando localizar los tráficos de paso sobre los ejes principales y alejando el uso del automóvil de los espacios más domésticos. Esta estructura deberá favore- cer los recorridos peatonales y el uso del transporte público.

Además del propio Parque, 3 piezas singulares merecen atención específica en su concepción y desarrollo:

• Ampliación de los Recintos Feriales: Con una superficie de 50 ha, y de acuerdo con las directrices del Plan de Sectorización, se propone una pieza vinculada a los recintos existentes, con una potencial posibilidad de conexión. Su ordenación pormenorizada se remite a un Plan Especial.

• Ciudad Deportiva: En el extremo sureste de la actuación se reserva una superficie de 120 ha para un deportivo privado.

• Red Supramunicipal de Equipamientos de la Comunidad de Madrid.

La propuesta destina a la Red Supramunicipal de Equipamientos de la Comunidad de Madrid una superficie de 234.509 m2, formando cuatro manzanas insertadas en la trama urbana que incluyen un intercambiador y terrenos destinados a equipamientos. Para su desarrollo se remite a Plan Especial.

El resto de las piezas responden a la propuesta global, integradora de usos y funciones, compacta y generadora de actividad urbana.

Entre éstas, de manera específica se pormenorizan 2 piezas menores:

• El Encinar de los Reyes: Se configura como una colonia equipada por su ubicación al otro lado de la autopista radial R-2 y más vinculada a la urbanización existente y al término de Alcobendas.

• Remate de las Cárcavas de San Antonio: Se plantea un sencillo remate con un equipamiento de carácter general, 1 centro comercial mediano y un conjunto residencial que genere fachada a la vía parque de Valdebebas. Este conjunto incluye asimismo parte de la superficie de suelo reservada para la Red supramunicipal de viviendas de integración social.

• La Ciudad Residencial “Parque de Valdebebas”, diseñada con los siguientes criterios:

– Integrar usos. Respetando el carácter más terciario del frente, paralelo a la Autopista eje Norte Sur de acceso a la nueva terminal del aeropuerto de Barajas, y el más re- sidencial de los desarrollos paralelos a la R-2, al norte del sector, se propone dotar de un carácter mixto ambas operaciones, y la integración de las mismas de tal manera que constituyan un todo unitario.

–  Desarrollar una sección lineal característica. En torno al anillo de circunvalación, en sus segmentos N y E, se proponen unos desarrollos lineales con una sección característica. Ésta es asimétrica. El terciario se desarrolla en fachada a las vías arteriales, el carácter residencial exclusivo desciende hacia el Parque.

–  Además, la ciudad residencial se configura en 2 barrios relativamente autónomos. Dichos barrios se vinculan tomando como charnela el corredor ecológico del extremo noreste. Ambos presentan complejidad suficiente en lo local para permitir un desarrollo equilibrado de la actividad urbana.

El Plan Parcial pretende:

  • Posibilitar la flexibilidad de la ordenación e integración de distintos tipos edificatorios. Se propone esta variedad tipológica basada en gradientes de densidad evitando situaciones extremas que podrían dar lugar a distorsiones funcionales y pérdidas de carácter urbano.
  • Evitar un elevado número de intersecciones que generen conflictos sobre la movilidad.
  • Optimizar la relación entre la superficie pública y la privada (neta y edificada), que permita ajustar costes de urbani- zación al uso real de los espacios públicos.
  • Igualmente, ajustar la longitud de alineación a la edificabilidad real, de manera que se permita dotar a la calle de un nivel de actividad importante.

La propuesta contenida en el Plan Parcial, cumple con las reservas establecidas en la ficha del Plan de Sectorización aprobado definitivamente el 6.6.2003 y con los estándares establecidos en los arts. 36 y 91 de la Ley 9/2001 del Suelo de la Comunidad de Madrid, dimensionándose además el sistema de redes locales atendiendo a las necesidades de la población prevista.

En cumplimiento del artículo 57 de la Ley 9/2001, del suelo de la Comunidad de Madrid, se recabaron informes preceptivos y vinculantes de diferentes organismos para iniciar su tramitación.

La Junta de Gobierno de la Ciudad de Madrid en reunión celebrada el 15 de Enero de 2004 adopta el acuerdo de admitir a trámite y aprobar inicialmente el Plan Parcial del Ámbito Urbanístico US 4.01 “Parque de Valdebebas”. Así mismo acordó someter dicho acuerdo al trámite de información pública durante un mes, publicándose el anuncio correspondiente en el Boletín Oficial de la Comunidad de Madrid el día 22.1.2004.

Con fecha 13.2.2004 se publicó edicto en el que se contenían los afectados desconocidos y los afectados comunicados y devueltos por el Servicio Correos, quedando el expediente sometido a un período de información pública por período de un mes.

Durante los períodos de información pública a los que ha sido sometido el expediente se presentaron una serie de alegaciones.

Como consecuencia de la estimación parcial de las mismas se introdujeron modificaciones en el documento para su apro- bación definitiva que no implicaron cambios sustanciales.

El Plan Parcial fue aprobado definitivamente por acuerdo plenario el 23.12.2004.

En cuanto al estado de gestión del US 4.01 “Ciudad Aeroportuaria-Parque de Valdebebas”; durante el año 2005, la Junta de Gobierno de la Ciudad de Madrid con fecha 20.1.2005 aprobó definitivamente el Proyecto de Estatutos y Bases de Actuación de la única Unidad de Ejecución. Posteriormente, mediante acuerdo del mismo órgano de gobierno de fecha 6.10.2005, se produjo la aprobación administrativa de la constitución de la Junta de Compensación, la cual ha resultado inscrita en el Registro de Entidades Urbanísticas colaboradoras de la Comunidad de Madrid y por tanto, ha adquirido la correspondiente personalidad jurídica que le permite la actuacilón en el tráfico jurídico.

El Proyecto de Urbanización fue aprobado inicialmente el 22.4.2004 y definitivamente el 6.10.2005. Se ha firmado recientemente el Acta de Replanteo. En 2005 se iniciaron las obras de construcción en el ámbito de la Nueva Ciudad Deportiva del Real Madrid, inagurándose en 2006 una fase de estas instalaciones. Durante el 2006, se ha avanzado mucho en el movimiento de tierras y tareas de urbanización por parte de la Junta de Comensación como puede observarse en la foto aérea. Durante el año 2006, se han aprobado 2 expedientes de obras de urbanización:

• Accesos a IFEMA por importe de 3.135.832 €.

• Campus de la Justicia, FAX 1, por importe de 93.052.293 €.

El 18.12.2008, se aprobó de nitivamente el Proyecto de Expropiación de los titulares de bienes y derechos no adheridos a la Junta de Compensación, esta circunstancia, unida al hecho de encontrarse pendiente la aprobación de la modi cación del Plan Parcial del Sector (la cual se ha produci- do en diciembre de 2008), ha obligado a no admitir a trámite el Proyecto de Reparcelación del sector, aprobado en el seno de la Junta durante el 2008.

A finales de 2007, las obras de urbanización están prácticamente finalizadas. También está pendiente el remate de las obras de jardinería.

En 2007, se han iniciado las obras de remodelación de la via perimetral del área M-11 desde la avenida de Logroño hasta el encuentro de esta vía con la M-40.

En cuanto al futuro parque; una vez realizados movimientos de tierras por parte de la Junta de Compensación, la continuidad de las obras ha pasado a ser competencia del Área de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Madrid, que por su parte comenzó a realizar plantaciones durante el año 2007, continuándolas durante todo el 2008.

…En julio 2015 se decía: “… Se han concedido 5.000 licencias de nueva edificación, un 40% de las 12.500 con las que cuenta el ámbito. Las viviendas entregadas representan tan sólo el 10%. Pero Valdebebas avanza a buen ritmo. Las viviendas protegidas que quedan por construir superan escasamente las 1.000 unidades. Se comercializan 15 promociones libres a 2.560 €/m2 construido y otras 15 protegidas a 1.780 €. El stock total es de 550 unidades. Valdebebas sí tiene capacidad hasta al menos el año 2020. Para lo que es una auténtica consolidación de los nuevos barrios, apuntar que todavía es necesaria una importante inversión en dotaciones públicas.

 

Qué razones hay para incorporar los PAU’s de Sanchinarro y Valdebebas al distrito de HORTALEZA?, ¿y al Barrio de Valdefuentes? Ninguna. Hortaleza y Valdebebas NO comparten nada (salvo la M-40 que las separa). Ha de ser un nuevo Distrito (el 22), Valdefuentes (28079-22).

“…En Valdebebas, están los grandes supervivientes de la peor crisis inmobiliaria de nuestra historia reciente y también los nuevos ‘players’ del sector. Basta dar un ‘paseo virtual’ por el mapa para encontrar a promotores (Vía Célere, ACR, Amenábar, Monthisa, CP Inmobiliaria y un largo etcétera) y gestoras de cooperativas (Domo Gestora, Grupo Ibosa, Inmoglaciar, Serprocol, Vicopal…) que levantan y han levantado viviendas libres y protegidas, en régimen de cooperativas y comunidades de bienes o en promoción libre. Muchos de ellos acaparan los principales proyectos inmobiliarios de la capital. Es el caso de Domo Gestora, en el solar de Raimundo Fernández-Villaverde, o Grupo Ibosa, en las antiguas cocheras de Metro de Madrid en Cuatro Caminos, por poner solo algunos ejemplos. O auténticos supervivientes como Vía Célere o Pryconsa, muy activos también en la capital…”

“…Valdebebas es el ámbito de Madrid con mayor número de promotores y mayor número de promociones, además de una demanda de compradores de vivienda muy activa”…

“…En plena crisis, fue de los pocos barrios donde aterrizaron de nuevo las grúas y donde la construcción de viviendas, aunque a paso lento, siguió adelante. Hoy en día se ha convertido en uno de los tableros inmobiliarios más importantes de la capital, cuyas fichas reflejan a la perfección quiénes son los protagonistas y qué tipo de promociones se llevan a cabo en el nuevo escenario inmobiliario surgido tras la crisis. Las grúas están a pleno rendimiento…”

Y sigue bajo los efectos de denuncias y sentencias judiciales… El Plan Especial del 30.10.2014 modificó la edificabilidad de la zona para incluir el desarrollo de un centro comercial de gran escala, con una asignación de 145.794 m2 y anexo a éste, 36.488 m2 para otros usos terciarios…. PryconsaTrinitario Casanova …

“…El Ayuntamiento y la Junta de Compensación han desarrollado un nuevo expediente de reparcelación basado en el nuevo planeamiento que considera el suelo de Valdebebas urbano y consolida la realidad de las parcelas de los miembros de la Junta de Compensación. Asimismo, reparte de nuevo los derechos y las obligaciones económicas de cada uno de ellos. El último trámite para la concesión de licencias de Valdebebas fue el periodo de información pública de la reparcelación del ámbito…”

“…el futuro urbanístico de Valdebebas tras la sentencia del Supremo quedaba en manos del ayuntamiento que ha decidido empezar a dar licencias con la excecpión de la pastilla comercial de Valdebebas que queda a la espera de que se recurra el el recurso contra el replanteamiento y que tiene paralizada la construcción del colegio privado Joyfe y a la cooperativa Valdecam. En la pastilla comercial iba a construirse el mayor centro comercial de Europa, pero la Junta de Compensación tuvo que reducir su parcela de 180.000 a 56.000 m2 edificables, y destinar el resto a promover un colegio privado Joyfre y 1.000 viviendas (900 protegidas y 100 libres) …”

El Observatorio de la Vivienda de Valdebebas nos ofrece una imagen clara a fecha abril de 2017. (7.296 viviendas)

  • PAU SANCHINARRO

La primera licencia de nueva edificación en el PAU de Sanchinarro se concedió en febrero del año 2002. En Diciembre de 2006 se habían concedido licencias para el 89,7% del total de las viviendas previstas en este ámbito. También se habían concedido 8.308 licencias de primera ocupación de viviendas.

En julio 2015, se decía: “…Alcanza un nivel del 98% de viviendas entregadas respecto a las 14.000 programadas. Aquí se está terminando de comercializar vertiginosamente una única promoción de 169 viviendas. Al tratarse de vivienda con precio protegido y la escasa oferta existente en la zona, el ritmo de ventas es frenético. En escasos 2 meses se han vendido más de la mitad a un precio de 2.000 €/m2…”

“… El paisaje de los nuevos desarrollos periféricos promovidos en Madrid en los últimos 15 años, localizados entre dos de los últimos grandes viales de circunvalación de la ciudad, crea perplejidad y rechazo a los visitantes y, casi seguro, indiferencia u incluso aislamiento a los residentes. Se percibe tal ausencia de vida urbana más allá de la anunciada por el tráfico en sus grandes viales, que vacía de contenido al paisaje, producto sobre todo de la falta de contenido e incluso sentido, de sus abundantes espacios públicos.

López de Lucio (2007) ha sintetizado magníficamente la grave quiebra que han supuesto estas grandes operaciones en el modelo de ciudad tradicional. Su caracterización del espacio público en estos ámbitos es impecable para entender los nuevos paisajes que se están consolidando en los bordes madrileños. Enormes avenidas sin funciones específicas, gigantescas rotondas y parques estrechos y perimetrales marcan el diseño de Sanchinarro, Las Tablas o el Ensanche de Vallecas, creando paisajes desiertos, producto de unos espacios públicos “sobredimensionados, sobreabundantes y banales”.

En la actualidad, las críticas mayoritarias de urbanistas y geógrafos se centran en la descalificación de la ciudad dispersa y no tanto en los desatinos de ciertas formas de la ciudad compacta. En esta línea menos frecuente, Brandis y del Río (2006) han analizado la dinámica y la gestión de los 6 PAU’s iniciales y los 8 ámbitos posteriores que, con una extensión de más de 7.000 ha configuran la nueva periferia de Madrid…

…El Mirador de Sanchinarro es otra proeza tecnológica que sustituye la presencia y el acondicionamiento del espacio público tradicional. Se trata de una superficie al aire libre, a más de 30 m. del suelo, situada en la planta 12 del edifico diseñado por un grupo de arquitectos holandeses, MVRDV, en colaboración con la española Blanca Lleó, a modo de rectángulo vacío.

El edificio, promovido por la Empresa Municipal de la Vivienda, siguiendo su política de apoyo a la sostenibilidad y el diseño, ha recibito toda clase de premios y distinciones y hoy es reconocido como un auténtico emblema de la capital. Constituye, en palabras de uno de sus autores una metáfora de la ciudad con sus calles, plazas y barrios y de la manzana cerrada tradicional que es colocada verticalmente (MVRDV y Lleó, 2004). Cada uno de los 9 barrios o agrupaciones de viviendas iguales, queda identificado por el color de la fachada, la textura, los materiales y los huecos. Algunas galerías rompen la trayectoria vertical de estas unidades. El agujero central sirve a modo de jardín comunitario que debía aglutinar las relaciones de los habitantes y servir de mirador a la Sierra de Guadarrama que, los días claros, puede divisarse. La concentración de la edificabilidad ha permitido liberar una superficie importante de suelo alrededor que permanece sin ordenar.

El efecto mediático se ha conseguido, no así alcanzar un nivel aceptable de calidad de vida para sus habitantes. Una pequeña encuesta realizada a los residentes del Mirador en diciembre de 2008 desvelaba problemas de acabados deficientes, malos aislamientos, excesivo coste de mantenimiento, escasa funcionalidad por la compleja organización interna para acceder a las viviendas y finalmente, disfuncionalidades graves del mirador, inseguridad y uso indebido  que habían obligado a su cierre.

De ello ya se había hecho eco la prensa, con noticias alarmantes al respecto de la mala calidad. El mismo fracaso arquitectónico afecta al espacio abierto colectivo, privado de hecho, que no sólo no ha sido eficaz sino que ha encubierto la pobreza del espacio público realmente existente en sus inmediaciones y de todo el paisaje urbano…”

Elías Canosa Zamora. El espacio público abierto y paisaje urbano de Madrid

Ayuntamiento de Madrid. Area Desarrollo Urbano Sostenible. ESTRATEGIA DE REGENERACIÓN

DISTRITO: HORTALEZA ESTRUCTURA Y DIAGNÓSTICO DEL DISTRITO

El distrito presenta 2 grandes zonas muy diferenciadas, separadas por los grandes viarios metropolitanos M40 y M11, lo que genera entre ambas grandes problemas de conectividad. La zona N, en desarrollo más o menos avanzado, comprende varios ámbitos con entidad propia: al O, Sanchinarro, con muchas parcelas aún sin edificar y confinada entre la gran barrera de la M‐40 al E y del distrito de Chamartín, al O, por la A‐1, y 2 pequeños ámbitos preexistentes: la colonia Virgen del Cortijo y el polígono industrial de Manoteras; al E, y de espaldas a Sanchinarro, Valdebebas, en el que pesa una suspensión de la ejecución edificatoria por Sentencia judicial y cuyo ámbito se encuentra dividido entre el distrito de Hortaleza y el de Barajas, situación cuya solución merece la pena considerar. El gran parque de Valdebebas acentúa la separación entre ambos ámbitos. Al S, Las Cárcavas y su ampliación, en distinto estado de desarrollo y calidad edificatoria. Al N, El Encinar de los Reyes, ámbito de vivienda unifamiliar en su mayoría, de alta calidad y más ligada funcional y físicamente al municipio de Alcobendas, así como diversos ámbitos pendientes de desarrollo: la ampliación del Encinar de los Reyes, Fuentefría Norte y Solana de Valdebebas, estas 2 incluidas en la reciente Revisión Parcial del Plan General. (agosto 2016)

La zona S, más consolidada, presenta asimismo una variedad de tejidos urbanos, calidad edificatoria y características socioeconómicas muy acusada, situándose al N los ámbitos más antiguos y vulnerables y al S la colonia del Parque del Conde Orgaz, uno de los ámbitos de vivienda unifamiliar más exclusivos del municipio junto a desarrollos más o menos recientes y con buena calidad edificatoria y ambiental: Los Llanos y Arroyo del Santo. Entre ambas y al E, una zona de actividad económica pura, flanqueada al norte y al sur por unas dotaciones públicas de distinto carácter. Esta área de actividad económica presenta asimismo una gran desconexión con el resto del distrito, al situarse entre las grandes barreras infraestructurales de la M‐40 y los suelos ferroviario. Al S del polígono de Manoteras, la conocida como la isla de Chamartín, de alta calidad edificatoria y tipología en torre, singular en el municipio, confinada entre la M‐11 y la infraestructura ferroviaria, e igualmente desconexionada de su entorno. En definitiva, un distrito muy fragmentado, diverso, tanto física como socioeconómicamente, con ámbitos bien diferenciados y una importante falta de conectividad entre ellos, sobre todo en cuanto al peatón se refiere.

A. PARTICIPACIÓN Las principales demandas, emitidas desde la Junta Municipal de Distrito, las sugerencias de la FRAVM, el Plan de Gobierno de Distritos, los Fondos de reequilibrio municipal y los presupuestos participativos se refieren a la regeneración de algunos ámbitos muy degradados, eliminación de barreras urbanas a la conectividad entre del Distrito Norte y sur, la incidencia de las grandes infraestructuras urbanas en el distrito y la mejora del espacio público:

– Desde distintas instancias se pide como prioridad uno de actuación la finalización de la remodelación de la UVA de Hortaleza y el Poblado de Absorción de Canillas, de titularidad de la Comunidad de Madrid, ejerciendo la mayor presión posible sobre la Agencia de la Vivienda Social.

– Falta de conectividad de la zona norte del distrito, tanto en los accesos a Sanchinarro como a Valdebebas y a las Cárcavas y los movimientos internos entre ellos.

– Finalización y mejora de la urbanización y mejoras de permeabilidad transversal en Valdebebas

– Mejora de la permeabilidad transversal en Sanchinarro (grandes manzanas)

– Problemas de accesibilidad urbana por la acusada topografía del distrito sur.

– Problemas de aparcamiento de muchos de los barrios del Distrito Sur, en especial el Parque de Santa María y la Colonia Villa Rosa, afectadas por el polígono de actividad económica de la M‐40.

– Problemas de ruido causados por la M‐40. Solicitan soterramientos o instalación de barreras acústicas en su paso por todo el distrito.

– Urbanización de diversas zonas verdes del distrito.

– Soterramiento de torres aéreas de tendido eléctrico en media tensión en diversos barrios.

B. ÁREAS

B.1. ÁREAS PRIORITARIAS DE REGENERACIÓN

B.1.1 POBLADO DIRIGIDO DE MANOTERAS. Doble condición de ARRU y APIRU (16.05) en parte del ámbito. Problemas de falta de accesibilidad en el espacio público, escasa calidad edificatoria y ambiental. Red eléctrica de media tensión en tendido aéreo. Gran cantidad de espacios interbloque de titularidad de la Agencia Social de la Comunidad de Madrid (antiguo IVIMA), incluidos en el Convenio de Cesión de espacio libre en el barrio de Apóstol Santiago (no incluido en el ARRU), pendiente de materializar.

B.1.2 UVA de HORTALEZA. ARRU de titularidad pública (Agencia Social de la Comunidad de Madrid). Ámbito en proceso de transformación, con un gran potencial si se reorientan sus usos y se recuperan las edificaciones originales, de gran valor tipológico, junto con el espacio público, pero que en la actualidad presenta problemas socioeconómicos importantes.

B.1.3 POBLADO DIRIGIDO DE CANILLAS (APIRU 16.01). Se sitúa junto a los restos del Poblado de Absorción, ámbito de titularidad pública (Agencia Social de la Comunidad de Madrid) en proceso de transformación, con restos de edificaciones rurales, aisladas, en muy mal estado, posiblemente infraviviendas, y grandes zonas de espacio público sin urbanizar, junto con viviendas unifamiliares de realojo. Su presencia condiciona enormemente al Poblado Dirigido, que tiene un tejido edificatorio de interés, pero precisa, sobre todo, de intervención en el espacio público, que ha sufrido apropiaciones vecinales. Fuerte identidad


B.1.4 NUEVO BARRIO DE POZAS (APIRU 16.03).
Ámbito con estado deficiente de edificación y espacio público. Precisa ordenación de aparcamiento en superficie y ofrece una posible ubicación para un PAR.

B.1.5 NUEVA COLOMBIA (APIRU 16.04). Estado deficiente de edificación y espacio público al norte, con una gran carencia de aparcamiento por la colindancia del polígono industrial, que se conecta por la calle Gregorio Sánchez Herráez. Ahí presenta un potencial de mejora en un área estancial muy descuidada, pero con bastante entidad. Al sur, un eje que une la plaza más representativa del casco histórico, colindante, con una galería comercial y un deportivo, pasando por el cementerio de Hortaleza y la zona verde asociada.

B.1.6 COLONIA VILLA ROSA (APIRU 16.06). Precisa reordenación de aparcamiento, pues es una de las zonas más necesitadas del mismo, probablemente por la presencia de un dotacional deportivo de gran tamaño situado adyacente.

B.1.7 CASCO DE HORTALEZA (APIRU 16.07) Es el área más identitaria del distrito, lo que es su gran potencial, junto con el propio dinamismo que le da la condición de centralidad. Su difícil topografía, con calles con muchas pendientes, la sección del viario, que hace deseable la peatonalización en algunas calles y el deficiente estado de la urbanización en muchos puntos, son sus debilidades. Presenta dos UE sin ejecutar, que pueden ser espacios de oportunidad muy local. Es un área candidata a delimitar para zona 30. B.1.8 BARRIO PINAR DEL REY (APIRU 16.08) Ámbito con potencial de mejora pero sin grandes deficiencias en edificación y espacio público. Requiere reordenar aparcamiento en superficie y presenta parcelas de oportunidad para situar un PAR.

B.2. ÁREAS DE OPORTUNIDAD

B.2.1 MAR DE CRISTAL Es un área de oportunidad de mucho potencial, incluso para constituirse en un nuevo hito de identidad del distrito y a nivel ciudad, situada en el eje de centralidad Gran Vía de Hortaleza. Incorpora la gran parcela deportiva vacante junto al COI, este, y la rotonda central, para el estudio conjunto de la movilidad y la relación coche‐peatón.

B.2.2 LOS ALMENDROS M‐40 Un ARP sin desarrollar, que acoge, no obstante un uso singular de equipamiento privado de utilidad pública. Conviene estudiar detenidamente la integración de este equipamiento en la reordenación de un ámbito mayor y con un gran valor ambiental, garantizando una adecuada conectividad con el resto del distrito.

B.2.3 ‐DOTACIONALES EN ÁREA DE ACTIVIDAD ECONÓMICA M40 El colegio público Juan Zaragüeta se sitúa al sur del polígono de actividad económica en situación de aislamiento respecto del distrito e inconexo funcionalmente con su entorno. La parcela dotacional deportiva adyacente, vacante, y la conexión, deficiente, por una pasarela sin cualificar con el parque lineal del anillo ciclista, con unas pistas deportivas en uso, hacen pensar en la posibilidad de conectar y reordenar usos.

B.2.4 JOSEFA HERRADÓN Una gran zona verde básica planificada por el PG, a obtener por transferencia de aprovechamiento, ha dejado sin desarrollar un entorno chabolista, que presenta una dificultad añadida por la topografía (calle desagüe del Canal). Se pretende la reordenación de la parcela, el entorno dotacional, el mantenimiento de viviendas unifamiliares en buen estado y posición y la posibilidad de conformar un pequeño eje local al que dan frente parcelas de propiedad municipal en las que se pueden modular los usos y tipología, redensificando la propuesta del PG.

B.2.5 AVDA. DE SAN LUIS Un ámbito del PG, finalizado, que, no obstante tiene una gran área de espacio libre privado que el propietario quiere convertir en una actuación de dotación. La reconsideración de una MPG en curso, que, además de mejorar la permeabilidad norte‐sur consiga mejores parcelas de equipamiento para el ámbito es un objetivo de esta área.

B.2.6 DEPORTIVO HORTALEZA Área que incluye los terrenos destinados al uso deportivo, más unos suelos calificados de servicios urbanos, para gasolineras que no se han materializado y una calle de nuevo trazado que tampoco ha llegado a culminar. Procede estudiar una reordenación de los usos que permita compatibilizar todas las demandas y aprovechar las cualidades del terreno. La fragmentación producida por la Carretera la Estación de Hortaleza en el deportivo debe atenuarse igualmente y mejorar la calidad ambiental de esta vía con un gran potencial por su sección.

B.2.7 PLAZA ALCALDE MORENO TORRES La gran rotonda calificada de zona verde, con más de 2Ha de superficie es capaz de acoger nuevos usos para el ciudadano, que reclama lugares de identidad en el barrio, potencial que tiene esta plaza por situarse el emblemático edificio Mirador junto a ella. Incluso huertos urbanos, demandados por los vecinos. La oportunidad deriva sobre todo de poder ser un piloto de un nuevo diseño de la sección viaria en los PAUS, que se han revelado como poco adecuados para la escala humana.

B.2.8 PINTOR LUCIO MUÑOZ Zona verde al norte de los suelos ferroviarios del sur de Sanchinarro, merece la oportunidad de pensar en una reordenación que de cabida a zonas de aparcamiento ambientalmente calificadas, lo que permitiría la descongestión del barrio de Virgen del Cortijo, acosado por los vehículos del polígono de Manoteras.

B.2.9 CALLE OÑA La trasera de la colonia Virgen del Cortijo, vía de acceso, además a dos grandes hospitales de Sanchinarro y la Casa de Nazaret, es hoy el único punto en el que trabajar para mejorar la integración de la colonia con Sanchinarro, funcionalmente más adecuado que el polígono de Manoteras con el que se relaciona. La presencia de una zona verde sin urbanizar y una parcela dotacional vacante de gran son la oportunidad de reordenar el área, y evitar que esta se convierta en una barrera urbana

B.2.10 ‐ VIVEROS SHANGAI La parcela de actividad económica que acoge estos viveros, al norte del Sanchinarro, tiene una calificación pormenorizada de usos agropecuarios que el propietario quiere transformar mediante una actuación de dotación. Esta circunstancia, junto con la presencia de una gran parcela dotacional adyacente, vacante, al norte y la ría de Sanchinarro al sur, recuperación del arroyo de Valdebebas, que debe producirse en este último ámbito, constituyen una oportunidad de pensar en una ordenación de usos vinculados a la actividad actual, que se mantenga, pero pueda complementarse con otros usos económicos, educacionales, culturales, etc. (talleres medioambientales…). Puede constituirse en un foco de identidad del distrito.

B.3. ÁREAS DE CENTRALIDAD URBANA

B.3.1 CASCO HISTÓRICO DE HORTALEZA Es el área con más fuerte identidad histórica del distrito. Área residencial, con bastante dinamismo comercial y recreativo, es, junto con los escasos restos del Casco de Canillas (entorno de la ermita de San Blas), la zona más antigua del distrito. Incorpora esta centralidad dos jardines históricos, la Huerta de la Salud y el Hogar y Jardín de Isabel Clara Eugenia, con equipamientos tanto de proximidad como de carácter singular, y una zona de bloque abierto con grandes parcelas dotacionales entre bloques con oportunidades de actuación sobre el espacio público. Situado el casco en un promontorio, es necesario estudiar cuidadosamente las barreras topográficas y modular el paso del tráfico rodado, incentivando la actividad económica y recuperando calidad urbana.

B.3.2 EJE GRAN VÍA DE HORTALEZA. Eje de centralidad con el foco situado en el trazado en circo de Mar de Cristal, con el intercambiador nodal y el área comercial que dinamiza el entorno. Dos grandes rotondas con abundancia de terciario recreativo y arquitectura soportalada que acoge bien estos usos. Muchas dotaciones de nivel singular en el entorno y solares de oportunidad para albergar demandas ciudadanas (biblioteca de referencia). El gran solar deportivo junto al COI tiene un potencial enorme, en conjunción con el solar del circo mundial, y el peligro de constituirse en barrera urbana si no se controla adecuadamente. Precisa mejorar la accesibilidad peatonal y potenciar la permeabilidad transversal, allí donde aún es posible. Al O del eje, una zona de parcelas dotacionales, algunas con equipamientos singulares y algunas aún vacantes, todas ellas bien enlazadas, rematan el eje.

B.3.3 SILVANO‐ERMITA DE SAN BLAS Centralidad constituida en el entorno de la ermita de San Blas, actualmente en remodelación por la Comunidad de Madrid, último vestigio del antiguo Casco de Canillas, tiene su foco en el Palacio de Hielo que dinamiza poderosamente el entorno, con mucha presencia sobre todo de terciario recreativo y un intercambiador modal. Dos gran equipamientos públicos y dos parcelas dotacionales vacantes constituyen lugares de oportunidad para la activación. El colegio Cabrini, de alta calidad arquitectónica y espacial, es un hito que puede contribuir a dinamizar la zona si se pone en valor adecuadamente, al igual que el carácter histórico de la ermita, la zona verde y el entorno comercial adyacente.

B.3.4 CARRETERA DE CANILLAS Es un eje terciario tradicional, reconocido por el uso ciudadano. Sobre una vía de estructura de tejidos urbanos muy consolidados que mantienen una gran actividad comercial y recreativa, y presencia de arquitectura potente y de calidad en el Poblado Dirigido que le da frente. Precisa intervenciones recualificadoras que permitan actualizar los usos e incrementar su calidad urbana. El eje completo no constituye centralidad porque queda interrumpido por la presencia de la gran parcela de la policía nacional, una de las ciudadelas del distrito.

B.3.5 ARROYO DEL SANTO Área mixta en calificación de suelo (residencial y terciario) y en tipología, que presenta vivienda colectiva, y unifamiliar de buena calidad. Fuerte presencia de actividad económica tanto en bloque, como en edificación unifamiliar, y bastantes solares calificados de uso terciario de gran tamaño y buena posición relativa por la presencia de empresas importantes (Banco Popular) y por su posición urbana, junto al nudo de la M40, al recinto ferial, y buen acceso al Aeropuerto de Madrid Barajas. Por estas razones, y por la tipología y calidad de la edificación y el espacio público (bulevar representativo, arbolado y ajardinamiento de calidad), es un área con potencialidad para su consideración en la estrategia hotelera en la periferia de Madrid. La presencia del Hipercor‐El Corte Inglés, dinamiza mucho el área, lo que se refleja en bastantes establecimientos de uso terciario recreativo, establecidos sobre el eje cívico urbano de conexión entre los distritos de San Blas y Barajas. Equipamientos de nivel singular y grandes solares dotacionales vacantes que presentan oportunidades incluso de mejora de la conectividad con el distrito de San Blas al Sur.

B.3.6 ENTORNO COMERCIAL SANCHINARRO Constituye hoy la centralidad más fuerte de Sanchinarro y, en general, de la zona Norte del distrito, en torno a la gran parcela comercial ocupada por el Corte Inglés y flanqueada por grandes parcelas dotacionales, muchas aún vacantes y el parque lineal de María Tudor. El potencial es, precisamente, la gran agrupación de áreas dotacionales y la identidad que, de algún modo, aporta el centro comercial al barrio.

B.3.7 LAS CÁRCAVAS Constituida agrupando la exigua zona con presencia comercial en bajos, una de las más antiguas del ámbito, las parcelas dotacionales y una gran manzana terciaria, todas ellas aún vacantes. El potencial es tener un foco de centralidad en esta área tan aislada y controlar las implantaciones de dotaciones y edificación de modo que no se creen barreras urbanas, sino que se faciliten entornos convivenciales comunes, escasos en el ámbito.

C. REDES

C.1. RED DE PROXIMIDAD Se ha planteado establecer una red de proximidad en cada ámbito diferenciado (barrios tradicionales) que resuelva la movilidad peatonal, tratando de establecer itinerarios lo más cómodos posibles para el peatón, que discurran por las calles de menor pendiente. Si se ha visto la oportunidad de conectar algún barrio que se encuentra más aislado, estas redes de proximidad de cada barrio, tratan de buscar el punto de conexión más adecuado con los adyacentes. Tal es el caso del Barrio de Manoteras con la UVA de Hortaleza. En Sanchinarro, la red de proximidad trata de conectar los grandes equipamientos educativos y socioculturales del S y N del distrito, con la necesidad de estudiar un nuevo diseño de la sección viaria.

C.2. RED DE IDENTIDAD Se han considerado 3 grandes áreas de identidad: El casco histórico de Hortaleza, el Poblado Dirigido de Canillas y la UVA de Hortaleza. El primero conserva características de su naturaleza original, rural, en los usos y el modo de uso del espacio público y el segundo tienen una fuerte identidad edificatoria que entra en colisión con la vivienda protegida de la Agencia Social de la Comunidad de Madrid que sustituye a los restos del Poblado de Absorción, un área pendiente de reurbanización y con equipamientos en desuso. La tercera es la UVA de Hortaleza, pendiente de ultimar la ejecución del PP de desarrollo y que podría ser un área de oportunidad importante si se lograra intervenir redefiniendo los usos de las edificaciones originales que perviven y transformando el ámbito en un ámbito para la innovación.

La edificación más antigua del Distrito, la ermita de San Blas y su entorno, con zona verde y un colegio de buena calidad espacial y arquitectónica, conforman otra área de identidad local y que se asienta sobre los escasos restos del casco histórico de Canillas. El Hogar y jardín Isabel Clara Eugenia, y la Huerta de la Salud, ambos con equipamientos relevantes en edificios patrimoniales, tanto de carácter básico como singular, amplias y cuidadas zonas verdes, arquitectura de espacio público y usos renovados, son otras áreas importantes. También los grandes parques con fuerte personalidad: El parque de Pinar del Rey y el parque de Villa Rosa. Junto al primero, el auditorio de Pilar García Peña, junto a las instalaciones del Canal de YII y que podría mejorarse y conjugarse con aquel.

Los ejes de identidad del distrito sur son la Gran Vía de Hortaleza, eje cívico y el más potente y el camino histórico al Casco de Hortaleza, que une este con el centro de la ciudad a través de López de Hoyos. En la zona norte, en Sanchinarro, el edificio Mirador, referencia espacial y de innovación arquitectónica y los Dominicos, Iglesia y Colegio St. George, hito arquitectónico de referencia en la A‐1 y el área comercial de El Corte Inglés, todos ellos conectados por un eje que se propone como identitario, sobre el que habría que trabajar la sección viaria. El convento de Santa Catalina y la Casa de Nazaret, edificios históricos en parcelas de alto valor ambiental y paisajístico. Y el complejo de los cines Cinesa Manoteras, foco recreativo no sólo del distrito norte, sino de ciudad.

El gran parque de Valdebebas es el icono de Valdebebas y el gran parque oeste de la ciudad. Se localizan tres lugares de oportunidad para el refuerzo de identidades: dos en el distrito norte, carente de lugares de identidad más local, que es la Plaza del Alcalde Moreno Torres y el entorno de los viveros Shangai, y otra en el sur, en el trazado urbano en circo romano de Mar de Cristal, lugar de identidad ya definida, y que es el gran solar calificado de deportivo, que podría constituirse en un espacio deportivo de referencia que acogiese uno o varios usos singulares al aire libre de escala ciudad.

C.3. RED AMBIENTAL Todo el distrito tiene una infraestructura verde muy potente. Los grandes bulevares, presentan un carácter muy arbolado, aunque debe revisarse su diseño para potenciar su uso evitando largos tramos poco permeables transversalmente. Presencia de muchos parques de diverso carácter en el Distrito Sur, dos grandes equipamientos deportivos en el Distrito Sur y el gran parque del Conde de Orgaz, verdadero pulmón verde de la zona S y el parque de Valdebebas al norte, con idéntico carácter y escala de ciudad.

Los recientes desarrollos de Sanchinarro y Valdebebas tienen un diseño urbano de gran calidad ambiental, así como la zona norte de vivienda unifamiliar con el gran deportivo extensivo del campo de golf. La propuesta para la red ambiental persigue establecer conexiones Norte‐Sur que cosan los grandes aterrazamientos del distrito y den una unidad al Distrito en este sentido, procurando una lectura nueva que complemente a la transversal que se percibe de manera más inmediata. Este cosido se estructura en 3 ejes N-S: Un eje situado en la zona este, sobre el parque lineal del anillo ciclista, ya consolidado y con gran calidad ambiental y arbolado de buen porte. Sólo hay que actuar reparando tramos en mal estado, recuperando alguna zona verde reconvertida en aparcamiento en el barrio de Santa María y mejorando las conexiones peatonales con el exterior. Un eje situado en la zona media, apoyándose en la zona sur en el Parque del Yucatán, el gran bulevar de Avd. del Arroyo del Santo, el eje arbolado de Machupichu, con los espacios verdes de borde, el gran parque de Juan Pablo II, el parque de Los Llanos, continuando por el eje de Emigrantes y Valdetorres del Jarama, para enlazar los jardines históricos al norte del casco de Hortaleza, el Hogar y jardines de Isabel Clara Eugenia y la Huerta de la Salud; para finalizar, a través de la cl Santa Susana, en la zona verde de protección que bordea la M‐40. Al O, el otro eje N-S apoyado en las zonas verdes generadas por las servidumbres del Canal YII que recorren el distrito desde Avda de América hasta Avda. de San Luis, para finalizar en el Parque Norte de Hortaleza a través del bulevar de la Carretera de la Estación de Hortaleza y el gran equipamiento deportivo de Manoteras.

C.4. RED DE MOVILIDAD Los grandes ejes cívicos urbanos discurren en dirección este‐oeste, conectando el distrito de Barajas con Ciudad Lineal: El eje de Gran Vía de Hortaleza, que conecta directamente con Chamartín, aunque es una gran barrera peatonal en esta dirección y el eje Silvano‐Moscatelar. Un tercer eje interdistrital de conexión situado en el sureste del distrito, entre San Blas y Barajas y en los desarrollos del Distrito Norte el gran eje cívico que conecta Chamartín‐Sanchinarro‐Las Cárcavas‐Valdebebas‐Barajas, que presenta, no obstante, problemas de insuficiencia de accesos internos entre las áreas del distrito. Los ejes cívicos de carácter distrital se localizan, en sentido este‐oeste en Carretera de Canillas, con gran presencia de actividad comercial y recreativa; el camino histórico al Casco de Hortaleza que se ha descrito en la red de identidad. En sentido norte‐sur, el eje conformado por Machupichu, Emigrantes, glorieta Mar de Cristal, Mar Adriático, Glorieta de Charalá, verdadero centro cívico del casco histórico y Mar de Omán, donde enlaza con otro eje cívico local, que discurre en sentido este‐oeste desde Avda de San Luis, a lo largo de López de Hoyos y adentrándose en el casco en sentido esteoeste ( Mar Caspio, Mar de las Antillas, Gregorio Sánchez Herráez) conecta, a través del polígono de actividad económica de la M‐40, con Las Cárcavas. Se detectan y propone actuar sobre las barreras a la movilidad, en especial a la peatonal que se encuentran por todo el distrito: nudo norte, conexión del área de actividad económica entre grandes vías metropolitanas, conexión de Las Cárcavas y de Valdebebas. Se propone para estudio la delimitación de varias zonas 30, el casco histórico, la UVA y el Poblado Dirigido de Canillas, por presentar los problemas de movilidad más acuciantes por su sección viaria. También se propone la peatonalización de varias calles del casco histórico, y establecer una sección de coexistencia en el eje ambiental norte sur situado al oeste del distrito, el denominado Sendas del agua, allí donde no sea peatonal.

C.5 ITINERARIOS ESTRUCTURANTES

C.5.1 HORTALEZA SALUDABLE La presencia de muchas y grandes parcelas deportivas, así como una buena calidad ambiental en el anillo ciclista y muchas zonas verdes bien estructuradas y de calidad, hacen de Hortaleza un distrito en el que potenciar su carácter deportivo. Esta acción pretende establecer un itinerario que una el polideportivo Luis Aragonés, al este del Distrito Sur con el Polideportivo Manoteras, al noroeste del mismo, cosiendo en su recorrido el Casco y la UVA de Hortaleza, dos de las áreas de identidad detectadas y el área de oportunidad “Mar de Cristal”, situada en el eje de centralidad y eje cívico “Gran Vía de Hortaleza”. Esta área de oportunidad incorpora la parcela deportiva vacante junto al COI y la gran rotonda central del Circo urbano, un lugar de oportunidad para reestudiar la relación coche‐peatón. La implantación de un uso deportivo en la gran parcela vacante debe estudiarse de modo que adquiera la condición de plaza cívica, a ser posible con usos al aire libre y garantizando la permeabilidad transversal. Es un área de oportunidad de mucho potencial, incluso para constituirse en un nuevo hito de identidad del distrito y a nivel ciudad. La oportunidad al oeste del itinerario es la implantación de una pista de atletismo, demandada por el Distrito, y cuyas dimensiones hacen difícil encontrar una ubicación adecuada. En este entorno, coincide igualmente la petición vecinal de no ejecutar la prolongación este de la calle Roquetas de Mar, que atravesaría el deportivo actual. La reordenación de toda el área requeriría una modificación puntual del plan general para recalificar la vía pública y dos parcelas dotacionales de servicios infraestructurales con destino a gasolinera, en una de las cuales se ubica un mercadillo semanal. Permitiría, además, la reordenación del bulevar Carretera Estación de Hortaleza. Este itinerario se reforzará con otro que se propone al oeste y que presenta un carácter más paseable, “Paseando Hortaleza”, sobre las huellas del Canal YII, confluyendo ambos en el Deportivo de Hortaleza. En una siguiente fase podría continuar, cosiendo el área norte del Distrito, en Sanchinarro proponiendo usos deportivos no reglados en la parcela verde de María Tudor.

C.5.2. PASEANDO HORTALEZA Abundando en la potenciación del carácter deportivo del Distrito, se identifica un segundo itinerario estructurante, que recorre el área sur del distrito, de sur a norte, en buena parte sobre los terrenos servidumbre del Canal de YII. Este eje verde que recorre el ámbito de N a S, distingue 2 partes: desde la carretera de Canillas, hacia el sur, por las trazas del Canal de YII, y como continuación del parque de Gómeznarro, se encuentra bastante conformado y tiene buen uso por parte de sus habitantes. No obstante carece de dotaciones en las áreas de descanso. Su oportunidad radica en la posibilidad de lograr, de algún modo, equipar esta senda lineal dotándola para el deporte: juegos para niños, áreas de gimnasia para mayores, asientos, carriles para los que corren, etc. que dinamicen la senda y potencien su presencia. Al norte discurre entre la parcela del Canal de YII y el parque del Auditorio Pilar Grande Peña, el parque de Pinar del Rey, junto a la residencia de ancianos, el skate ubicado en la zona verde de la glorieta de Avd. de San Luis, para enlazar con el bulevar de la Carretera de la Estación de Hortaleza, atravesando los suelos deportivos, y las parcelas calificadas de servicio público y la parcela de uso temporal del mercadillo de Hortaleza, donde confluiría con el itinerario Hortaleza Saludable. Su oportunidad, en este tramo, es la posible incorporación de usos públicos en la parcela del Canal, la mejora ambiental del parque del auditorio y del bulevar de la Carretera Estación de Hortaleza, así como encontrar la oportunidad de implantación de la pista de atletismo mencionada, procurando mejorar la conectividad peatonal con Sanchinarro. Así, en una segunda fase, podrían prolongarse ambos itinerarios, para enlazar, en la zona norte, con la parcela verde de María Tudor, en Sanchinarro, donde podría potenciarse su uso con un circuito de corredores y otros usos deportivos no construidos.

D. PROGRAMA DE ACTUACIONES Se relacionan un catálogo posible de acciones, categorizadas según su naturaleza sobre las que establecer una dinámica de intercambio para establecer las prioridades. Es un catálogo abierto que se irá alimentando de los intereses de todos los agentes.

D.1. PROYECTOS ESTRATEGICOS DE ESPACIO PÚBLICO PEL

D.1.1 REMODELACIÓN DE ESPACIO PÚBLICO

– Plaza Cívica Hortaleza (EP.16.01) P

– Plaza Alcalde Moreno Torres (EP.16.02)

D.1.2 ITINERARIO ESTRUCTURANTE

– “Paseando Hortaleza” (IT.16.01)

– “Hortaleza Saludable” (IT.16.02) P

D.2. MOVILIDAD PEM

D.2.1 EJE CIVICO –

Eje cívico Gran Vía de Hortaleza‐ López de Hoyos (EC.16.01) P

D.2.2 ÁREA DE MEJORA PEATONAL

– Casco Histórico de Hortaleza y entorno (MP.16.01) P

– Norte de Canillas (MP.16.02) P

– Cárcavas (MP.16.03) P

D.3. PLANES INTEGRALES TERRITORIALES DE ORDENACIÓN Y GESTIÓN PIA

D.3.1 AREAS DE OPORTUNIDAD

– Pintor Lucio Muñoz (AO.16.01)

– Josefa Herradón (AO.16.02) P

– Calle Oña (AO.16.03)

– Viveros Shangai (AO.16.04)

– Deportivo Hortaleza (AO.16.05) P

D.3.2 AREAS DE CENTRALIDAD

– Eje Gran Vía de Hortaleza (AC.16.01) P

– Casco histórico de Hortaleza y entorno (AC.16.02) P

– Entorno comercial Sanchinarro (AC.16.03)

– Carretera de Canillas (AC.16.04)

– Arroyo del Santo (AC.16.05)

– Las Cárcavas (AC.16.06) – Silvano‐Ermita de San Blas (AC.16.07)

D.4. PLANES INTEGRALES TERRITORIALES DE BARRIO PIB

D.4.1 APIRUs de Gestión

– Poblado Dirigido de Manoteras (AG. 16.01) P

– Barrio del Carmen (AG. 16.02)

– Poblado Dirigido de Canillas (AG. 16.03)

HORTALEZA 2011. Nivel Ruido

Plan Municipal de Vivienda Nueva 2016-2019

“…Distritos globales y mega-barrios: Hortaleza fronterizada.

Hortaleza es un distrito situado al NO del municipio de Madrid, colindante con los distritos de Fuencarral-El Pardo, San Blas, Ciudad Lineal, Barajas y el municipio de Alcobendas, que alberga una población de más de 170.000 habitantes barrios administrativos de Pinar del Rey, Canillas, Valdefuentes-Valdebebas, Piovera, Palomas y Apóstol Santiago, veremos que Hortaleza no sólo tiene importancia por su profunda transformación como distrito, sino que existen disputas y contestaciones desde el discurso barrial de Hortaleza. 

El caso de este distrito es paradigmático en lo que se han considerado procesos de globalización urbana, sobre todo en lo concerniente a dinámicas de filtrado, reestructuración y gentrificación de la ciudad, así como en lo relativo a la producción de representaciones urbanas globales vinculadas a la implantación de actividades de producción de servicios, el ocio, el turismo, el establecimiento de grandes centros comerciales y la ampliación de las redes de transporte urbano.

Entre finales de los años 60′ y principios de los 70′, en paralelo a la expansión que tiene lugar en la capital española, Hortaleza experimenta una repentina y rápida transformación amparada por su inclusión anterior en el Área Metropolitana de Madrid a partir de 1963 (Otero Carvajal, 2010). En apenas 3 años (1967-1970) dobla su población y pasa a convertirse en uno de los núcleos periféricos del área urbana de Madrid con mayor número de habitantes, con más de 103.000 en el año 1971 (Pastor Muñoz, 1986). Si bien ya había sido absorbido por la capital entre 1948-1950 (Martínez Marín, 2000), no es hasta 20 años después cuando, recibiendo cantidad de población expulsada de la capital y procedente de otros lares, se convierte en un núcleo demográfico importante.

Mientras en las décadas de los 70 y los 80, Hortaleza era un distrito con algunas diferencias significativas respecto a la capital, con un carácter residencial y de zona rural dependiente de algunas vías urbanas, especialmente la calle Arturo Soria y la Ciudad Lineal (Martín Roda, 1999), a partir de los 90′ entra de lleno en esa economía de servicios característica de la financierización estatal en su totalidad y de la capital madrileña en los últimos 35 años (López y Rodríguez, 2010). Pese a seguir teniendo un carácter eminentemente residencial y de zona verde, al igual que hace 40 años (Pastor Muñoz, 1986; Tienda Burgos et al, 2009), se han producido ciertos cambios sobre la estructura productiva y en el paisaje urbano especialmente vinculados a 3 fenómenos: por un lado, la expansión del sector servicios en todo el distrito, fundamentalmente de Centros comerciales y/o grandes superficies, cambiando muchas de las dinámicas de interacción y socialización espacial (García Ballesteros, 2001; López de Lucio, 2006; Muñoz del Río, 2010).

En segundo lugar, se consolida una red extensa de transporte público que comunica Hortaleza con el centro de la ciudad, con las estaciones de ferrocarril de Nuevos Ministerios, Chamartín o Atocha, con el Aeropuerto Internacional de Madrid-Barajas o con muchas de las zonas adyacentes (Méndez, 2002; De Santiago Rodríguez, 2007; Barrado Timón, 2010). Relacionado con lo anterior, tiene lugar la construcción de un inmenso Recinto Ferial en el Campo de las Naciones, por un lado, y la apertura del eje urbano de Hortaleza o lo que se conoce como Gran Vía de Hortaleza, por otro, procesos ambos que han tenido un impacto descomunal sobre el paisaje urbano del distrito y sobre las prácticas sociales del mismo, así como consecuencias directas en las formas de movilización política llevadas a cabo. En cuanto al primer elemento, la instalación de los recintos feriales de IFEMA implicó la apertura de diferentes vías de comunicación directa con el Aeropuerto Internacional de Barajas, así como la conexión directa de la trama urbana con el segundo elemento, la Gran Vía de Hortaleza. Ésta, anteriormente conocida como autopista de Cuzco-Barajas (Martín Roda, 1999; Muñoz Carrera, 2011), ha supuesto no sólo la conexión del distrito con el centro urbano, sino la apertura hacia las autopistas M-11, M-12 y M-40, conectando Hortaleza con vías de acceso rápido por automóvil. Además, la instalación de un Centro Comercial homónimo (Gran Vía de Hortaleza) inició las rupturas con los territorios tradicionales o históricos del distrito, delimitados por los barrios de Pinar del Rey y Canillas, desplazándose las centralidades espaciales hacia los límites territoriales intra-distrito o hacia el exterior del mismo.

Finalmente, no sólo ha sufrido múltiples cambios en torno a su trama y paisaje urbanos así como alrededor de las imágenes o representaciones urbanas, sino que ha se ha producido la renovación, demolición y reestructuración de múltiples barriadas y barrios del distrito, como en las zonas de Manoteras, Pinar del Rey o Parque de Santa María (Renes, 2008). Hortaleza en cuanto a Distrito pasa así de ser una zona ‘rururbana’ a convertirse en área urbana conectada entre sí, con Madrid por las vías urbanas y autopistas, así como por diferentes transportes públicos. Asimismo, se han edificado nuevas viviendas en áreas abandonadas o ‘desiertas’, mientras en otros lugares de casas bajas se ha producido el simple abandono y la demolición.

Todo ello implica una serie de transformaciones sobre el distrito que lo sitúan en el centro de los proyectos de reestructuración espacial no sólo en Madrid, sino en todo el Estado (Ynzenga Acha, 2010), además de convertirse en un espacio social y político en pugna constante a través de distintas formas de movilización social.

Hortaleza cuenta con una larga tradición de movimiento vecinal desde su consolidación como barrio periférico (Pastor Muñoz, 1986) hasta la revitalización de movimientos vecinales contemporáneos que han transformado las reivindicaciones y protestas en paralelo a los cambios experimentados en el distrito. A partir de los años 70′ se desarrolla un entramado de asociaciones vecinales muy sólido y organizado inicialmente en torno a diferentes reivindicaciones barriales de primera necesidad (60′), pacifistas y ecologistas. Posteriormente, el movimiento ‘del barrio’ consiguió hacerse fuerte bajo la coordinación de diferentes asociaciones, algunas de las cuales continúan en activo hoy en día coordinando distintas campañas de movilización, reivindicando diferentes necesidades para el barrio de Hortaleza, produciendo rupturas y negociaciones en cuanto a los espacios urbanos oficiales y sostenidos desde el ámbito institucional (Pastor Muñoz, 1986: 132; Tienda Burgos et al, 2009: 116)…

…La reestructuración socio-espacial, económica y morfológica de Hortaleza está directamente vinculada a la Gran Vía de Hortaleza como estructura urbana transformadora no sólo del distrito de Hortaleza, sino de Hortaleza como Lugar mismo, especialmente vinculado a los cambios producidos sobre las infraestructuras de transporte, el ocio y consumo locales (y urbanos), el turismo de negocios en relación con la Feria de Madrid y, finalmente, la propia naturaleza del espacio de interacción creado en torno a esta vía.

…Era uno de los pueblos más pequeños de la Comunidad de Madrid, y fue anexionado al área metropolitana madrileña tras el decreto de anexión de 1949 junto a otros 13 municipios (Obispo, 2009: 263). Incluido como barrio del distrito de Chamartín desde 1955, en 1970 fue reconocido como un distrito que incluía municipios anteriormente autónomos como Canillas o, hasta 1988, Barajas. Bien, la evolución del distrito sumó diferentes tipos de reformas urbanísticas desde los años sesenta (Pastor Muñoz, 1986), desde algunos bloques abiertos con jardín privado en la zonas más próxima a Arturo Soria, hasta poblados dirigidos (en la Unidad Vecinal de Absorción-U.V.A) o barriadas populares (Ayuntamiento de Madrid, 2010: 34). Por otro lado, desde los años setenta y durante aquellos años de finales de los 80′, en Hortaleza se organizó un importante movimiento ecologista y pacifista, articulándose demandas por la Casa de campo del Olivar de la Hinojosa, actualmente el Parque Juan Carlos I y los recintos feriales de IFEMA, o en contra de la OTAN y el uso de centrales nucleares (Pastor Muñoz, 1986: 132; Tienda Burgos et al, 2009: 116).

Pero todo, tanto la trama urbana como las formas de actuación y representación social y política cambiarán con la construcción de la Gran Vía de Hortaleza. Esta vía es un doble eje urbano que comunica la vía M-40 con el túnel de Costa Rica y el acceso a la M-30 o, en su bifurcación, con López de Hoyos en dirección Arturo Soria a lo largo de un recorrido de 1.5 km. Situada en el contexto de distintas reivindicaciones vecinales por la mejora de la carretera de Canillas (FAVB, 2010: 383), la Gran Vía de Hortaleza es uno de los proyectos urbanísticos contemplados en la expansión residencial y de los servicios prevista desde la Administración Local como respuesta al desarrollo de zonas periurbanas en Madrid y el desarrollo urbanístico de diferentes áreas de la ciudad (De Santiago Rodríguez, 104 2007; Muñoz del Río, 2010).

Si recordamos la introducción de estos casos, hablábamos en ese momento de 3 tendencias existentes en la región metropolitana madrileña: el turismo (de ocio y de congresos), el consumo y los productos culturales y la expansión de los centros comerciales. Así, esta Gran Vía de Hortaleza se incluiría dentro de la comercialización del ocio, la expansión de las redes de transporte y la posibilidad de renovación urbana en algunas áreas del noreste madrileño debido a la existencia de abundante suelo urbanizable y la reutilización de espacios urbanos (Méndez et al, 2005; De Santiago Rodríguez, 2007; Ayuntamiento de Madrid, 2011).

El incremento de determinados usos terciarios (ocio y consumo principalmente), así como la vertebración de una estructura comercial y de transporte consecuentes a nivel regional, habrían permitido el desplazamiento de estos grandes ejes urbanos a zonas periféricas como Hortaleza, como sucede con este nuevo ensanche de la ciudad (Ayuntamiento de Madrid, 2010), que implica una transformación completa del espacio local.

Hasta finales de los años 80′, en Hortaleza había primado un urbanismo caótico mezclado con áreas residenciales entre amplias zonas rurales (Pastor Muñoz, 1986), así como una insularidad y dependencia completa del centro madrileño por medio de Arturo Soria. Todo esto cambia desde 1986, momento en que se prima la accesibilidad del distrito y sus infraestructuras a través de convenios interadministrativos norte de la M-40, la construcción de la A-10 (ahora M-11 y M-12), la vía de acceso al aeropuerto (…) o la Gran Vía de Hortaleza junto al metropolitano, favoreciendo la expansión hacia el Este madrileño” (Martín Roda, 1999: 429).

Construida en 1990, la avenida Gran Vía de Hortaleza sustituyó el proyecto de construcción de la autopista Cuzco-Barajas, comunicando el centro de Madrid con los recintos feriales de IFEMA (Gea Ortigas, 2002: 34). Dicha vía cuenta en sus aledaños con importantes empresas, edificios de viviendas de alta calidad, creándose una zona residencial de clase media alta y alta justo en el límite donde los dos núcleos masivos y anteriormente autónomos (los barrios de Canillas y Pinar del Rey) se encontraban (Martín Roda, 1999:429). Además, en torno a la calle Gran vía de Hortaleza se abren diferentes bares, locales y oficinas bancarias, así como un centro de atención de discapacidad financiado por Bankia.

Por otra parte, al final de la misma se levanta un centro comercial homónimo con 12.000 m2 de superficie (López de Lucio, 2006: 14) que hace de nodo o hito entre los dos barrios, de borde entre ambos y de nexo con la apertura de las vías M-30 y M-40 (figura 12) y la carretera del Campo de las Naciones clientela y la recreación de un espacio barrial en torno a un “centro comercial que desea atrapar a nuevas clases emergentes, evitando su fuga a otros espacios de consumo” (García Ballesteros, 2001: 283).

En plena prolongación de la c/ Arequipa, el Ayuntamiento habilita un terreno y se construye el Comité Olímpico Español Municipal y otra de Policía Nacional para Hortaleza y Barajas, habilitándose también un centro de salud. Finalmente, la consolidación de este eje urbano ha supuesto la conexión del distrito en torno a una trama urbana y al centro metropolitano, abriéndose algunas estaciones de Metro a lo largo del trazado y perdiendo en gran medida el carácter rural que le precedía, conforme a estos cambios sobre la trama urbana y el transporte metropolitano, que son esenciales para la transformación hortaleña.

En primer lugar, el diseño de la Gran vía de Hortaleza además de por razones económico-políticas, obedecía a demandas inacabadas de urbanización de Hortaleza que el Ayuntamiento decidió solucionar en torno a ese trazado (Ayuntamiento de Madrid, 2006), conectando M-30 y M-40 en torno a un nuevo eje urbano. Además, en términos de mercado local, Hortaleza disponía y dispone aún de gran cantidad de suelo edificable en un área con gran demanda de vivienda (Ayuntamiento de Madrid, 2012b), produciendo una renovación inmobiliaria y de la trama circundante, así como de las interacciones sociales generadas.

Por otra parte, una de las consecuencias generadas ha sido el cambio de la trama no sólo en términos de comunicación, sino conforme a una idea de paisaje urbano determinado. En efecto, el Ayuntamiento de Madrid determinó en su momento la eliminación de espacios urbanos marginables, y la existencia de zonas rururbanas entre 2 núcleos autónomos no parecía muy compatible con esas aspiraciones. De hecho, esa misma idea de paisaje y renovación urbana a partir de zonas rurales o rururbanas se ha representado como algo de importancia fundamental para el re-desarrollo y la modernización de servicios o vida urbana en Hortaleza.

De este modo, se consolidó la apertura de un eje urbano como política de fronterización higienista por parte de la Administración local. En términos de interacción social, ha supuesto un desplazamiento de las actividades y la centralidad espacial desde los núcleos tradicionales de Pinar del Rey hasta la Gran Vía, así como hacia los Recintos Feriales de IFEMA.

“Es una pena, el centro comercial Gran vía de Hortaleza está bien, pero se han cargado la vidilla que había en el Colombia y en las calles de alrededor. Y ya ni te digo cuando abrieron el Dreams y los cines, ya fue la defunción… Ahora, si quieres hacer algo, tienes que irte o al Palacio de Hielo, ahí en Canillas, o al del Mar de Cristal [sic], porque en el barrio lo han ido arrasando todo” (ACT6). 

Si analizamos la genealogía de la praxis normativa, observamos que esta re- territorialización tampoco es casual. En primera instancia, la adopción de los proyectos de urbanización se hizo en paralelo a una ubicación económica en la ciudad, aunque fueron tendiendo hacia zonas de ‘nueva creación’ o la posibilidad de resignificar reivindicaciones anteriores de naturaleza totalmente distinta. Por un lado, la absorción de funciones competenciales y administrativas bajo la figura del concejal-presidente y del gerente se completa con la ‘invasión’ funcional por parte de la Junta municipal del distrito de toda actividad social, que queda territorializada, despolitizada y formalizada.

En tercer lugar, este desplazamiento de las actividades sociales hacia la Gran Vía de Hortaleza también ha tenido un correlato e impulso en el énfasis dado al distrito como espacio de gestión de la convivencia, entendido de varias formas: por un lado, reaparece el trazado y la proyección del distrito.

Así, se reconoce un papel superior a los distritos en la escala municipal, no sólo por ser mayores en términos territoriales, sino por tener admitidas más competencias e importancia dentro de la política local. Aparecen como la escala fundamental en la “corrección de los desequilibrios y la representación de los intereses de los diversos barrios del municipio”, así como tienen reconocidas múltiples funciones en torno a la movilidad y los transportes; las obras y las vías públicas, los parques y los jardines, la calidad o la evaluación ambiental, las licencias y autorizaciones o la disciplina urbanística y un gasto presupuestario “en ningún caso inferior al 11% del presupuesto del Ayuntamiento.

En términos de funcionamiento operativo y de estructura de los espacios públicos institucionales, además de la centralización en la Junta Municipal del Distrito, el concejal-presidente y el gerente, la planificación territorial y la gestión de los conflictos y diálogos políticos quedan subsumidos en el Consejo Territorial del Distrito, las Agendas Local 21 y las Mesas de Diálogo y Convivencia Distritales. El consejo es un órgano de participación, consulta e información acerca de la actuación municipal, que aunque insta a la participación vecinal termina haciendo esta implicación dependiente del concejal-presidente del distrito, por un lado, y del registro legal de las asociaciones a través de las que se participa. Por su parte, las Mesas son órganos de participación emanados del Foro de Madrid Diálogo y Convivencia, donde, bajo el discurso de la protección y promoción de la calidad de vida de la ciudadanía, se produce un desplazamiento de lo que es significado como conflictivo (entidades colectivas informales) al terreno del diálogo entre agentes individuales a escala distrital. Finalmente, la Agenda Gobierno Local 21 establece una estructura general por distritos para la participación ciudadana muy orientada a la convivencia, los equipamientos y el entorno.

¿Qué supone esto sobre la re-territorialización de Hortaleza en relación a la apertura de la Gran Vía de Hortaleza? En primer lugar, este tipo de elementos se ponen en funcionamiento en paralelo a la consolidación de una nueva trama urbana del distrito vinculada a imaginarios globales y articulados desde la Gran Vía de Hortaleza, la restricción de la participación al ámbito institucional y el cerco a espacios de politización como los barrios.

El plan de Acción de la Agenda Gobierno Local 21 en Hortaleza no ha podido tener un desarrollo más específico en eso: establece una estructura urbana para descongestionar el distrito hacia Valdebebas, se orienta al desarrollo económico, la recuperación de los recursos naturales y la renovación del entorno, los equipamientos de vivienda; pero fundamentalmente lo demandado tiene que ver con el mantenimiento permanente de zonas verdes o la restauración del ajardinamiento y el arbolado urbano en zonas polideportivas como Villarrosa o el polideportivo de Hortaleza (Ayuntamiento de Madrid, 2007a: 17). Por otra parte, introduce equipamiento y centros cívicos en nuevas formas de espacialidad urbana donde apenas existen entidades vecinales o aun residentes, como las nuevas áreas de edificación en Sanchinarro-Las Tablas o Valdebebas, además de reducir el debate sobre la sostenibilidad y los espacios verdes en Hortaleza como correlato al patrimonio verde madrileño.

Además, se fomenta una vez más la participación a título individual, en la línea de las mesas distritales o el Consejo Territorial del distrito, y asigna un local para situar la Casa Vecinal de Hortaleza como sede de la coordinadora y la difusión de Radio Enlace, una de las entidades más activas de la zona…en una de las áreas más recientemente edificadas, en la calle de Silvano, situada entre los barrios administrativos de Canillas y Palomas, cuando tanto su ubicación anterior como el foco del activismo barrial se encontraba en el barrio de Pinar del Rey, al norte de la nueva situación.

Este lugar es significativo, toda vez que se solicitó entre las calles de Mar Amarillo y Mar Negro, en el edificio antiguo de una panificadora muy apreciada en la parte vieja de Hortaleza, para terminar reconociéndose en la otra punta y de acuerdo a la regulación distrital de las iniciativas barriales, con apenas reconocimiento e incluso rechazo, como se puede inferir de las afirmaciones de algunos activistas vecinales:

“Allí no hay Casas Vecinales, pero es que tampoco es el barrio. Llevamos años pidiendo una casa popular de estas, pero ¿esto? Allí con todos los pijos, y a los compañeros de Radio Enlace los marean de un lado para otro” (ACT7).

“Sí, no está mal, pero allí no hay nada de movimiento. Igual esto ayuda, pero lo que queríamos era un sitio para que vinieran los vecinos, para hacer barrio, ahora…está fuera del barrio y de las asociaciones, pero bueno” (ACT8).

Para culminar estos desplazamientos de múltiples espacios de interacción política, desde la Agenda Local 21 se planteó un conjunto de mecanismos participativos interdistritos y cambiar la división de barrios y sus nombres, así como el estudio del cambio de los límites del distrito (Ayuntamiento de Madrid, 2007a: 33). Es significativo que esto lo proponga una supuesta iniciativa participativa, puesto que se aúna al imaginario político del Consejo Territorial del distrito y las Mesas de Diálogo y convivencia distritales: los distritos como parte de la ciudad, los barrios como parte subsumida en los mismos y las entidades colectivas, orilladas de la participación o, en el caso de actividades lúdico-festivas, prácticamente excluidas inicialmente.

La construcción y consolidación de la Gran vía de Hortaleza dio pié tanto a la vinculación interbarrial (y de distrito) como al entramado de transporte asociado a la renovación del espacio local hortaleño en clave de pertenencia al área metropolitana madrileña. No obstante, la vivencia de esto difiere si se analiza desde el movimiento vecinal o los propios vecinos, especialmente en términos colectivos ni de representación de los espacios públicos que reclaman y utilizan. Así, las asociaciones de vecinos han ido abandonando la Mesa de diálogo y convivencia distrital de Hortaleza, las iniciativas de la Agenda Local 21 y el Consejo Territorial del Distrito de Hortaleza, rechazando esas prácticas políticas reducidas a las instituciones, fundamentalmente porque “no había espacio para intervenir y cuando lo dejan nos exigen que lo hagamos al nivel del distrito, cuando la propia naturaleza de las asociaciones es de barrio” (ACT6).

En cuanto a la reestructuración del transporte, los conflictos principales se han desarrollado alrededor del Metro y de los parquímetros a lo largo de los últimos años. La apertura de estaciones del suburbano en las paradas de ‘Hortaleza’ y de ‘Pinar del Rey’ es una reivindicación que data de antiguo en el ámbito hortaleño. Tras la construcción de la Gran Vía de Hortaleza y la edificación del centro comercial homónimo, se abrió una estación en ‘Mar de Cristal’ que conectaba Nuevos Ministerios con la nueva vía hortaleña y, desde ahí, con los recintos feriales del Campo de las Naciones y el Aeropuerto internacional de Madrid-Barajas (Ayuntamiento de Madrid, 2006).

Por otro lado, se hace hincapié en que el metro ha ayudado a desarrollar las comunicaciones con rapidez en relación a cómo el barrio se conecta con ‘Madrid’ y la evolución del mismo.

“El barrio ha evolucionado mucho, y además está estupendamente comunicado con Madrid, es que la evolución es esa. Antes (…) para ir al centro solo había dos autobuses, aunque tenías que hacer transbordo (…). No había metro y hace más o menos cuatro años tenemos dos líneas de metro (…), una al aeropuerto y que lleva al centro también y al tren de cercanías (…), y otra es la línea cuatro que la han ampliado hasta Hortaleza, que es la última parada, así ahora hay muchas posibilidades (…)” (VEC4).

En cuanto al fenómeno de los parquímetros, Hortaleza fue uno de los lugares de mayor repercusión en las movilizaciones contra la implantación del Servicio de estacionamiento regulado (SER) en muchos núcleos periféricos a lo largo del año 2006 por parte del equipo de gobierno del Ayuntamiento de Madrid, liderado en ese momento por Alberto Ruiz Gallardón.

De hecho, a lo largo de los años 2006 y 2007 tuvieron lugar distintas formas de contestación a la implantación de los parquímetros en Hortaleza, desde convocatorias clásicas de manifestaciones hasta el uso de explosivos en voladuras clandestinas de los parquímetros. Las movilizaciones vecinales repetían dos aspectos de la vivencia de la localidad que merece la pena señalar, como son los recorridos a lo largo de parte de la Gran vía de Hortaleza como espacio visible por su renovación en la zona, así como la repetición de consignas que rechazaban las premisas institucionales y redefinían la reestructuración generada en la zona al grito de ‘no a los parquímetros en Hortaleza’, ‘el Ayuntamiento privatiza hasta las calles’, ‘espacio para parques y no para el SER’ o el evocador ‘Hortaleza no es Madrid’.

Por supuesto, existe un carácter instrumental en torno a lo que Mancur Olson (1965) calificaba como incentivos selectivos, en tanto que la unión a tales actuaciones supondría la elusión del pago de las tasas, pero se recurre en primer término al elemento territorial como símbolo de identificación, y sobre todo como contestación a la implementación y las representaciones de la reestructuración de Hortaleza proyectadas desde la Administración. Y, en ese sentido, se pone sobre la mesa un doble elemento que permanece presente en todas las movilizaciones: el barrio y el carácter rural o tradicional de Hortaleza frente al distrito y a la ‘urbanización’ de la zona realizada como parte de todo el núcleo central madrileño. En palabras de un activista vecinal implicado también en un partido político:

“Mira, lo de los parquímetros a mí no me sorprendió (…). Abrieron la Gran Vía de Hortaleza y quitaron los comercios de toda la vida del Colombia. Las paradas de metro no tienen ningún sentido porque están fuera de donde se pedían, y ahora nos vienen con que si esto es zona verde y no sé qué… Esto no es zona nada, porque lo usan de plataforma para el aeropuerto y de nicho [sic] residencial, así que no. Pueden hacer las reformas y obras que quieran, pero esto no es Madrid y la gente del barrio no es tonta y lo sabe. No les importamos una mierda y ahora se extrañan de los explosivos, ¡venga ya!” (EST3).

Obviamente, no todas las políticas urbanas en la localidad se han vivido de este modo, como muestra la buena acogida de los centros comerciales o la renovación e incremento de los medios de transporte. Pero sí hay un rechazo a las concepciones del espacio local por parte de la Administración local, fundamentalmente por lo que se refiere a cuestionar cierta ‘ruralidad’ vivida como tal por los vecinos y, especialmente, las redefiniciones del espacio político percibido como escala legítima, como sucede con el barrio. Así, las entidades vecinales fueron abandonando los órganos de representación ante la alusión de su carácter barrial; el reconocimiento de espacios públicos y usos de los equipamientos por parte de la Junta municipal del distrito desplazó los lugares de activismo reales, redefinidos a escala del distrito y en sitios completamente alejados de los espacios cotidianos de contestación; las iniciativas de participación apuntaban a la negación del conflicto y de sus espacios de articulación para redibujar nuevos ámbitos al calor de la ‘convivencia o el paisaje verde madrileño y hortaleño’.

Esto es, se ha generado un conflicto y una negociación creciente entre la vivencia y la representación popular de la localidad y el espacio concebido localmente en términos institucionales, en torno a los centros de intercambio colectivo o los espacios públicos de referencia. El corolario de esto llega con la implantación de programas para la renovación de áreas y la vertebración de nuevos modelos de desarrollo territorial alrededor de puntos cardinales de la región metropolitana madrileña 

En el caso de Hortaleza, esto se aplica en los casos de ‘nuevos barrios’, como Sanchinarro o Las Tablas, próximos al distrito de Chamartín y Fuencarral, y especialmente en el caso de IFEMA y Valdebebas, cuyas razones causales y conflictos determinantes se estudian exhaustivamente en el próximo capítulo, aunque merece la pena señalarlos aquí. Se trata de proyectos de nuevas espacialidades urbanas proyectadas, reguladas, implementadas y contestadas en Hortaleza como nuevas formas de concebir y representar la localidad, pero que al mismo tiempo han visto redefinida su propia condición. Por el momento, valga decir que se trata de dos áreas nuevas en cuanto a los límites administrativos anteriores y a los futuros territorios concebidos en la ciudad. Se sitúan a medio camino entre los distritos de Hortaleza y Barajas, en el caso de los Recintos feriales de IFEMA y del Campo de las Naciones, y entre Hortaleza y el municipio de Alcobendas en el caso de Valdebebas.

En el caso del Campo de las Naciones, se sitúa junto a la M-40 y la autopista M-11 que comunica con el Aeropuerto de Barajas, y en dicho terreno se localizan los pabellones que albergan las ferias anuales celebradas con diferentes temáticas a cargo de IFEMA Palacio Municipal de Congresos y el Parque Juan Carlos I (Gea Ortigas, 2002: 55). Estos terrenos, situados entre el N del distrito y el S de La Moraleja, se encuentran localizados en una zona altamente rentable en términos inmobiliarios y de disponibilidad de zonas de suelo libre. Además de los pabellones de IFEMA, en esa zona se han construido hoteles, un parque y un campo de golf, así como la aparición de nuevas actividades económicas con la llegada de importantes empresas vinculadas a la industria tecnológica y farmacéutica, junto a una gran transformación en el tipo de vivienda con la construcción de vivienda de alta calidad tanto adosada como exenta (Martín Roda, 1999: 429). Efectivamente, se ha producido un impulso a la industria terciaria, así como la aparición de espacios de ocio y áreas destinadas a zonas comerciales emergentes, consolidadas a raíz de la instalación de los recintos feriales. A todo esto se suma la emergencia del Parque Juan Carlos I como nueva zona verde de alta calidad, de uso público disponible en la zona y con diferentes actividades innovadoras (Gea Ortigas, 2002), que deviene nodo situado entre los distritos de Hortaleza y Barajas y que supone una redefinición de las interacciones y encuentros sociales en términos de espacio público, así como de cara a la percepción de los límites barriales y distritales o, sobre la transformación de la propia localidad o espacio local.

La percepción acerca de estos cambios la resume el siguiente testimonio:

“Sí, fue famoso en el lugar, el IFEMA, un gran parque (…) y que fue un gran cambio, importante porque además tienes ahí tema de ocio, todo el tema de los congresos, ¿no? (…) Y también exposiciones y simposium, ferias (…), ahora lo tenemos más cerca… Bueno, el IFEMA también [sic] porque han hecho un parque maravilloso, precioso, otra zona verde que ya tenemos (…) con espectáculos de luces en verano y todo” (VEC4).

Por tanto, la zona del Campo de las Naciones y los recintos feriales, incluyendo el Parque Juan Carlos I, implican un desplazamiento de la actividad económica y de ocio vinculado fundamentalmente al espacio verde y al turismo de congresos, desde otras áreas que albergaban anteriormente actividad y ocio verde hacia esta zona limítrofe del distrito. Además, suponen una reorganización de la interacción social en torno a este parque y los recintos feriales en los distritos de Hortaleza y Barajas, haciendo de un espacio entre divisiones administrativas una zona de encuentro, del límite interdistrital, una zona de contacto y una región de frontera, aunque después veremos por qué. Aunque se trata de un terreno situado en el barrio de Corralejos, inserto en el distrito de Barajas, la propia regulación institucional lo recoge como una zona de contacto e influyente sobre el territorio hortaleño tanto en lo relativo a las actividades sociales y económicas, como en el reconocimiento de la influencia y la expansión administrativa.

En cuanto al segundo caso, Valdebebas es un territorio que se erige sobre buena parte del Olivar de la Hinojosa en su zona superior, situado al norte del Campo de las Naciones y al este de Sanchinarro y delimitado por al este por la autopista de peaje M-12 y el Aeropuerto de Madrid-Barajas, al norte por los barrios de El Encinar de los Reyes y La Moraleja de los cuales estará separado por la autopista de peaje Radial 2, al este con Sanchinarro separado por la M-40 y al sur con Campo de las Naciones separado por la autopista M-11. Se encuentra próximo al Aeropuerto de Barajas y alberga dentro de sus límites la expansión de IFEMA, el Parque Forestal de Valdebebas (de extensión superior a la Casa de Campo), la Ciudad Deportiva del Real Madrid y la nueva Ciudad de la Justicia de la Comunidad de Madrid, así como un complejo de vivienda residencial nueva en estado de edificación.

Se trata de un desarrollo urbanístico iniciado en 2011 y cuyo carácter es distinto al proyectado en los PAUs, puesto que alberga vivienda residencial, zonas verdes, peatonales y, por proximidad al aeropuerto y la red de transportes, varias sedes de empresas de servicios tecnológicos e industria del conocimiento. Asimismo, cuenta con una estación de Cercanías, finalizada ya su ejecución, dentro de la nueva línea C-1 que une Madrid con el la Terminal 4 del aeropuerto y que en la actualidad da servicio a la Terminal 4, Fuente de la Mora (entre Manoteras y Sanchinarro) y conecta con la de Chamartín, así como existe un acuerdo con la Comunidad de Madrid para la construcción de una línea de metro ligero construido bulevares ajardinados, parques y equipamientos urbanos entre los que destacan 27 kms de carril-bici y 13 de carril bus, deteniéndose la construcción de la mayoría de las fases por sentencia judicial, aunque se inauguró oficialmente en agosto de 2013.

Más allá de las dinámicas generadas por los recursos y conflictos administrativos e independientemente de cómo se resuelva, el caso de Valdebebas es una muestra de cómo se está reformulando no sólo la dimensión de la localidad en Hortaleza, sino la propia concepción del espacio local de los barrios y los distritos en Madrid. Por un lado, la descongestión del distrito promovida desde diferentes agentes sociales y políticos (la Junta municipal del distrito, la Agenda Local 21, el Consejo territorial o el propio IFEMA) se ha realizado hacia este espacio verde simplemente proyectado o imaginado como nuevo núcleo residencial en la zona, en lugar de desplazarse a zonas de producción económica, consolidación residencial o actividad vecinal ya existente. Por otro, hay que tener en cuenta que este proyecto incluye la Ciudad aeroportuaria, ligada al desarrollo del sector terciario en la zona y perteneciente al distrito de Barajas, y Valdebebas, inserto en el distrito de Hortaleza, pero ‘politizado’ como un territorio único, regulado, reconocido, proyectado y vendido como un espacio delimitado por sí mismo. Junto a esto, se ha completado la ampliación de los Recintos Feriales del IFEMA, y un equipamiento deportivo privado de singular extensión superficial que culminó con la ampliación de Las Cárcavas y el cierre Sur del Encinar de los Reyes.

Ambos sitios, IFEMA y Valdebebas, forman parte de una reivindicación histórica sostenida socialmente desde Hortaleza alrededor de una demanda por una zona verde alrededor del Olivar de la Hinojosa (Pastor Muñoz, 1986; Martín Roda, 1999), cuya propuesta vecinal se articulaba como “una Casa de Campo del Este (…) [que reducía] la densidad urbana y de recuperación de un espacio de valor ecológico para así preservar un trozo de naturaleza en la urbe” (Alguacil y Denche, 2008: 328). Posteriormente, Barajas pasó a ser un distrito autónomo y aquel terreno se convirtió en competencia de dicho distrito, en una región al límite entre Barajas y Hortaleza. Como puede observarse en el mapa inferior, el reconocimiento de estas nuevas formas de sociabilidad espacial urbana se hace manifiesto cuando, observando el plano, existe división entre los distritos de Hortaleza y Barajas (representada por la línea continua), pero de cara al espacio concebido de la localidad por parte de la Administración Local, se convierte en un mega-barrio o súper-distrito a través del nuevo territorio Ciudad Aeroportuaria-Parque de Valdebebas.

De forma más importante, esta zona se transforma en una de las regiones transfronterizas entre límites administrativos del espacio urbano madrileño, porque supone la re-territorialización de ambos distritos y el desplazamiento de la agenda pública institucional del protagonismo de los barrios y distritos para establecer nuevas formas de espacialidad urbana o, frente a formas diferentes de contestación, desviarlas a zonas residenciales incipientes y desconectadas de otros espacios de actuación política.

En términos generales, podríamos decir que en el caso hortaleño aparecen dos dinámicas paralelas de construcción del espacio local: por un lado, la que produce interacciones entre la reestructuración urbana emprendida desde el Ayuntamiento de Madrid en términos prácticos y los usos y prácticas de contestación organizadas colectivamente, como sucede con la construcción Gran Vía de Hortaleza, el centro comercial homónimo, la apertura de las estaciones de metro o la implantación temporal de parquímetros frente a la celebración de la transformación hortaleña en términos de evolución del barrio, de usos de espacios de ocio y de consumo o de defensa de cierta tradición rural y de espacio verde en la zona. Por otro lado, la que obedece a representaciones del espacio clásicas y se proyectan a partir de políticas territoriales concretas que utilizan la zona como patio trasero o como zona de experimentación para aplicar nuevas formas de espacialidad urbana, como sucede con los recintos feriales de IFEMA y el parque de Valdebebas. En este caso, estos proyectos van acompañados de una serie de prácticas espaciales que pueden re-apropiarse de la intencionalidad inicial de los mismos, pero que no implican necesariamente (como en el caso de los parquímetros) una oposición hostil o aun violenta, sino una apropiación acorde a los usos de los espacios públicos y de las posibilidades que ofrecen los mismos, a pesar de situarse en una zona fronteriza entre los distritos de Barajas y Hortaleza.

…En cuanto a las tendencias históricas del entorno, hay que decir que el carácter residencial de Hortaleza está en relación directa con los procesos de acumulación e inversión financiera derivados de la condición de capitalidad de Madrid. En efecto, la insularidad del distrito y su dependencia económica con el conjunto de la ciudad comenzó a decrecer una vez se produjeron recalificaciones masivas desde finales de los ochenta, siempre teniendo en cuenta que se trataba del distrito con mayor volumen de suelo edificable de toda la ciudad (Pastor Muñoz, 1986: 130). Cuando, durante los años noventa, el distrito pierde su paisaje rural de forma definitiva, el volumen de negocio inmobiliario siguió siendo importante en relación a la mejora del entrono ambiental como factor de atracción residencial (Martín Roda, 1999: 430). En este sentido, hay que tener en cuenta la consideración del distrito como zona verde, especialmente por el carácter tardío de la transformación hortaleña en relación a los recintos feriales y la ampliación del parque forestal de Valdebebas y su carácter residencial, aunque hay que destacar la existencia de una cantidad de árboles un 50% más alta que la media del resto de los distritos, así como una alta renovación en términos de sostenibilidad y de accesibilidad a las zonas verdes…”

Pedro Limón López. Tesis Doctoral 2015 UCM-Facultad de CC Políticas y Sociología. Un barrio para gobernarlos a todos: gentrificación, producción de globosidad y barrionalismo en Hortaleza (Madrid) y Poblenou (Barcelona) (1992-2014).

Barrio VALDEFUENTES. VIVIENDAS CONSTRUIDAS POR FECHAS

Barrio SANTIAGO APOSTOL. VIVIENDAS CONSTRUIDAS POR FECHAS

Barrio PINAR DEL REY. VIVIENDAS CONSTRUIDAS POR FECHAS

Barrio CANILLAS. VIVIENDAS CONSTRUIDAS POR FECHAS

Barrio PIOVERA. VIVIENDAS CONSTRUIDAS POR FECHAS

Barrio PALOMAS. VIVIENDAS CONSTRUIDAS POR FECHAS

Cara y cruz de la periferia de Madrid, la histórica receptora de emigrantes de los 50′, y la gentrificada y artificial de los años 00′. Para unos ha sido suficiente comprobar el mal estado y la des-gobernanza de las administraciones en la ciudad y para otros la huida financiera por una actividad económica. Regenerar ciudad frente al artificio de …más madera. Simple, si no te gusta lo que ves, mira para otra parte.


Cada mercado es local.

Cada municipio tiene su singularidad.

Cada municipio se retrata en su parque residencial.


MADRID Distrito 15 – CIUDAD LINEAL

“Para cada familia una casa. En cada casa una huerta y un jardín”

Estos gráficos representan el Parque Residencial del DISTRITO de CIUDAD LINEAL del municipio de MADRID Son los Bienes Inmuebles matriculados en el Catastro, clasificados por año de inscripción y por tamaño. Cada barra horizontal representa una década, siendo la más reciente la inferior (2010′), y la más antigua la superior (<1940). El color representa el tamaño, del más cálido (<60 m2), al más frío (>180 m2)

CIUDAD LINEAL Distrito 15 compuesto de los Barrios de 151 VENTAS, 152 PUEBLO NUEVO, 153 QUINTANA, 154 CONCEPCION, 155 SAN PASCUAL, 156 SAN JUAN BAUTISTA, 157 COLINA, 158 ATALAYA y 159 COSTILLARES.

Son 1.142,57 ha de superficie y una población de 212.341 habitantes (186 hab/ha), 100.995 viviendas y 85.213 hogares. Con un saldo vegetativo prácticamente nulo, estancado (en 2016 hubo 1.777 nacimientos y 1.983 defunciones), 83.202 automóviles y 12.051 locales con actividad; con un desequilibrio importante entre los menores de 15 años (el 13,25%), y los mayores de 65 años (23,18%); con muy poca vivienda vieja (1% anterior a los 50′), abundando la vivienda de pequeño tamaño (más del 46% de superficie entre 60 m2 y 90 m2), precios de vivienda medios y estancados (-0,37% en 2016), con 12,3% de población extranjera viviendo en el 4,75% de los hogares (4.045), y dónde un 30,69% de las viviendas están ocupadas por solitarios (26.155 hogares unipersonales), y un 15,03% (12.806 hogares) son mayores de 65 años solitarios.

Aunque parece todo muy homogéneo, nada más lejos de la realidad

Una ciudad del tamaño en población de la ciudad de Jerez (la 25ª), junto a la ALMENDRA de Madrid

Son datos fríos, sin cocinar.

Información para la toma de decisiones.

Información para el conocimiento.


En 1892 don Arturo Soria y Mata publica Proyecto de Ciudad Lineal alrededor de Madrid, la cual, rodeando la capital por fuera de su límite municipal, la unía con los pueblos que se agregaron posteriormente en 1948-49: Canillas, Chamartín, etc.

El trazo completo de dicho cinturón medía 52 km de longitud por una anchura media de 500 m; de cuya superficie, la más importante estaba reservada a espacios libres, con lo que se formaría un collar arbolado, utilizado también para el tránsito. Constituida en 1894 la Compañía Madrileña de Urbanización, con el fin de edificar la Ciudad Lineal, su existencia fue breve, ya que hubo de disolverse por falta de medios cuando sólo había terminado el primer tramo del ambicioso proyecto: entre la carretera de Aragón y Chamartín de la Rosa, con una longitud de 5.200 m y una anchura de 40 m.

El ambicioso proyecto se encaminaba a albergar 20.000 habitantes, en el trazado de una amplia avenida atravesada longitudinalmente por dos líneas de tranvía; los paseos arbolados y los carriles para el tráfico rodado- sólo mercancías se disponían a ambos lados de las vías. Flanqueando la avenida habrían de surgir las parcelas, separadas en sentido perpendicular a la arteria central por calles secundarias. En el interior de estas parcelas sólo se habría de edificar una quinta parte del solar, reservándose el resto para jardines y cultivos de hortalizas; en cada casa sólo viviría una familia de acuerdo con el lema de la Ciudad Lineal: “Para cada familia una casa. En cada casa una huerta y un jardín”. Las diferencias sociales sólo se traslucirían en la mayor o menor extensión de las parcelas y de las edificaciones, siendo suficientes tres tipos de vivienda para adaptar el proyecto a las distintas economías… Utopía y realismo mezclados intervinieron en el crecimiento que se hizo, una vez fracasado el planteamiento oficial, como un suburbio privilegiado de Madrid.

Sobreviven algunos hoteles en la zona comprendida entre la avenida de América y la carretera de Aragón; la iglesia que levantó Jesús Carrasco, neomudéjar, cerca de la confluencia con la calle de Alcalá.

De los edificios recientes hay que destacar el Hospital del Aire, el Instituto Eduardo Torroja, el Club Stella y la vivienda unifamiliar que construyeron los arquitectos barceloneses Coderch y Valls, en 1958, en la calle de Belisana, cerca de la confluencia de las calles de Arturo Soria y de López de Hoyos.

TEORÍA DE LA CIUDAD LINEAL

“…En teoría la Ciudad Lineal es una zona de terrenos de 500 á 2.000 m de anchura y de extensión indefinida. Terrenos en su origen escasamente productivos, faltos de agua y de vegetación, sin vías férreas, sin pobladores, y transformados, enriquecidos, colonizados y urbanizados de la siguiente manera: En el centro de esa faja de terreno se traza una calle central que sirva de eje a la proyectada Ciudad Lineal; a derecha e izquierda calles transversales en ángulo recto con la principal, de longitud uniforme ó variable, según las condiciones del terreno; por último, 2 calles posteriores, una a cada lado de la calle principal, marcando el límite de anchura de la Ciudad Lineal. Entre calle y calle manzanas de terreno divididas en parcelas, que formen solares en los que construir edificios independientes que no puedan ocupar más de 1/5 parte de la superficie total, para estar rodeados de espacio libre, adornado y saneado por árboles y vegetación. La calle central de la Ciudad Lineal será de extensión indefinida y de anchura uniforme; de 40, de 60, de 100 m, según quiera hacerla la Sociedad constructora. Formará una amplia avenida, modelo de higiene, modelo de urbanización, modelo de comodidades, de gusto estético, de acertada organización de todos los servicios urbanos. Tendrá varias hileras de árboles, macizos y jardines, bancos y asientos públicos; tendrá andenes bien pavimentados, convenientemente separados para peatones, para animales y para vehículos; tendrá doble o cuádruple línea de tranvías eléctricos que transporten rápida, frecuente y económicamente, personas y mercancías; tendrá alumbrado eléctrico, agua abundante canalizada, teléfono, telégrafo, kioscos de vigilancia, de aseo y de asistencia pública, etc. Las calles transversales serán de 20 á 40 metros. Las calles posteriores, las que determinen el límite de anchura de la Ciudad Lineal, tendrán de 10 a 20 m. Pero todas -principal, transversales y posteriores- serán calles con arbolado abundante que sanee y embellezca; todas con agua canalizada, con teléfono, bancos y kioscos de vigilancia y aseo; todas bien pavimentadas.

De trecho en trecho, y para romper la uniformidad de una calle de anchura igual en todo su trayecto, la calle central, al cruzarse con algunas calles transversales, formará anchas y artísticas plazas -circulares, elípticas ó poligonales- ó caprichosas plazoletas, adornadas unas y otras con fuentes decorativas, con platabandas y jardines, con monumentos conmemorativos, con estatuas u obeliscos. Cada 300 m en calle principal esquina á calle transversal, habrá kioscos de 2 pisos y sótano, destinados a diferentes servicios urbanos de uso público, pues serán a la vez kioscos higiénicos -retretes y lavabos públicos-, puestos de policía y vigilancia, locutorio de teléfonos de que pueda hacer uso el público pagando una cuota ínfima por cada servicio, casetas de espera y estaciones para viajeros del tranvía. Servirán también para avisos en caso de incendio o de accidentes y desgracias, asistencia a enfermos en los primeros momentos, etc. El servicio de teléfonos en la Ciudad Lineal será lo más barato posible, instalado en la mayoría de las casas y en todos los citados kioscos públicos, para que se generalice este invento mucho más de lo que hoy se halla y para sacar de él todas las ventajas de que es susceptible y que no se sacan en la mayor parte de las ciudades actuales. Las tierras comprendidas entre todas esas calles, formarán manzanas, generalmente de forma rectangular ó trapezoidal, que tendrán de 100 á 300 m de fachada á la calle principal y de 100 á 1.000 á calle transversal.

En dichas manzanas el terreno será dividido en lotes—ninguno de los cuales tendrá menos de 400 m2—, los cuales serán vendidos á plazos largos, hasta de 20 años, a los particulares, que podrán disponer libremente del terreno una vez pagado el primer plazo. En estos lotes la construcción de todos los edificios, públicos ó privados, lujosos ó modestos, para fines industriales ó para casas habitables, estará sometida á restricciones que limitando el derecho de propiedad individual en interés general, estableciendo servidumbres perpetuas de todas las fincas, impedirán que la codicia de unos cuantos trafique con las necesidades de todos; impedirán que la propiedad territorial urbana se halle monopolizada en unas cuantas personas que le den un valor ficticio y la hagan aumentar escandalosamente de precio, é impedirán que una explotación injusta y desconsiderada contribuya á construir viviendas antihigiénicas, incómodas, tristes y carísimas, como suele ser la generalidad de las casas de vecindad en que actualmente vive la clase media y la clase obrera de nuestras grandes capitales. En los solares de la Ciudad Lineal ideal no se puede edificar más que á cierta distancia de la calle (á cinco metros de la línea de fachada en calle principal ó transversal, a 3 en calle posterior). Los edificios de la Ciudad Lineal no podrán pasar de 3 pisos y de determinada altura en armonía con la anchura de la calle y con la extensión del terreno que ocupen. En la Ciudad Lineal sólo podrá ser edificada una quinta parte de la superficie del terreno de cada finca, para que de este modo las casas sean todas ellas independientes, para que tengan 4 fachadas, para que se hallen rodeadas de arbolado, de huertas, de jardines, de campos de recreo, de espacio libre, de sol abundante, de aire puro…”

Ciudades. Jardines y Ciudades Lineales. Conferencia organizada por el Congreso de las Ciencias, dada en el Ateneo de Madrid el 20.6.1913 por D. Hilarión González del Castillo.

El movimiento de la ciudad-jardín en España y la influencia de la urbanística alemana.

“…La voluntad de crear ciudad, entendida en términos de vivienda, que conlleva la idea de un “urbanismo parcial” como el que supone la creacion de las “colonias”, se encuentra mucho más próxima a los planteamientos alemanes de crecimiento continuo de principios de siglo, que a las ideas anglosajonas de ciudad-jardín, introducidas y orooagadas en España por dos claros reformistas sociales, Cebriá Montoliu e Hilarion González del Castillo.

Hay que destacar que, aún partiendo de objetivos muy distintos Montoliu y González del Castillo- a la hora de difundir las ideas enunciadas por el Movimiento inglés, ambos tuvieron una motivación común: la recuperación del equilibrio urbano perdido en la ciudad industrial, recuperación que se planteaba en términos de vivienda y muy especialmente de la vivienda económica. Mientras que Hontoliu hacía de las teorías inglesas una alternativa para el buen desarrollo de la ciudad en base a la resolución del problema de la residencia, alternativa que no dudará en abandonar ante nuevas posturas de planeamiento -las propuestas de Planes Generales en base a un crecimiento discontínuo-, González del Castillo pretenderá en todo momento y por comparación, establecer la primacía de la “ciudad lineal” frente a las propuestas de “ciudad-jardín”, Cebriá Montoliú. introductor del modelo de la ciudad-jardin inglesa en Cataluña, en torno a 1912, fue desde sus inicios un continuador de la linea establecida por los reformistas utópicos ingleses, Stuart Mill, Smith,… y al igual que Ruskin se había declarado un enemigo del movimiento industrial moderno…”

Lilia Paloma Maure Rubio. Tesis 1985. Secundino Suazo: la arquitectura y el urbanismo en España en el primer tercio del siglo XX.

“…La Comisaría de Ordenación Urbana, de Madrid fijó, al preparar los planes necesarios para facilitar terrenos para viviendas de renta limitada, donde deberían actuar cada uno de los  sectores: para los Patronatos, cooperativas y empresas privadas, se ordenó terreno en las inmediaciones del Puente de Praga (hasta Puerta Bonita), en Plaza de Castilla {hasta FuencarraI) y en la carretera de Aragón, en Quintana y Concepción. Para particulares modestos el terreno asignado, en el Norte, junto a Fuencarral; en  el Este, en Canillas, junto a Ciudad Lineal; y en  Carabanchel, en las inmediaciones deI Hospital Gómez-Acebo Ulla; para los “poblados”, se replanteó el destino de los anillos y cuñas verdes aceptadas en el Plan del 46: La vivienda se convirtió pues en el mecanismo de ordenación de suelo, definiéndose una zonificaron que el sueño del Plan Bidagor no había logrado…”

Carlos Sambricio. La viviendas en Madrid, de 1939 al Plan de vivienda Social, en 1959.

El Cementerio de la Almudena de Madrid es uno de los más grandes de Europa. Con sus 120 ha y su más de un siglo de historia, es el cementerio de referencia de la capital de España. Inaugurado en 1884, fue durante muchos años el único cementerio de Madrid (hasta la construcción del de Carabanchel), a excepción de algunas Sacramentales. Alberga a más de 5 millones de personas en su descanso eterno, a medio camino entre La Elipa y Ciudad Líneal y a pocos pasos de la plaza de las Ventas.

Su pórtico de entrada es una maravilla arquitectónica y, si no somos muy supersticiosos o aprensivos, pasear por su interior nos regalará una vista magnífica y natural.

De acuerdo al PGOUM la parcela se califica como Servicios Singulares, con un uso específico Cementerios. Su referencia catastral es 5746201VK4754F0001DM. De acuerdo a la información catastral extraída de la Oficina Virtual del Catastro la parcela posee una superficie de 1.190.235,00 m2. La parcela posee forma trapezoidal, con una topografía ascendente y descendente en dirección N-S.

El actual cementerio puede dividirse en 3 partes: la necrópolis, el cementerio original y la ampliación de 1955.

La necrópolis fue inicialmente proyectada por Arbós y Urioste. La entrada principal está situada en el vértice noroeste del recinto, que tiene forma triangular, en la confluencia de las avenidas de Daroca y de O ́Donell, donde existen unos jardines. A continuación se encuentra el pórtico de entrada. Éste es de estilo modernista con influencia neomudéjar, utilizando el ladrillo, granito para el basamento y piedra caliza para las columnas. Tiene en el centro tres arcos de entrada, delimitados por columnas dobles terminadas en altos pináculos, y cubiertos por sendas cúpulas. Sobre el arco central está representada la figura de Dios Padre. A ambos lados continúa el pórtico con otros ocho arcos iguales, uno más con gruesas columnas y bóveda, otros cuatro que giran noventa grados el conjunto y sendos edificios de oficinas. Detrás del pórtico hay unos jardines y dos edificios más.

La necrópolis tiene forma basilical, de cruz griega, con sus cuatro lados formados por otros tantos ábsides trilobulados inscritos a su vez en otros semicirculares exteriores. Sólo el lóbulo central del ábside situado a los pies es cóncavo, diferente al resto, dejando así en su interior, frente a los jardines de entrada, espacio para la capilla de la necrópolis. Esta también es de planta de cruz griega y del mismo estilo que el pórtico de entrada, con una torre en la pared sureste.

La zona central de la necrópolis, un círculo de 75 m de diámetro, aprovecha la elevación del terreno como si se tratara de la cúpula de la basílica. Para la zona central de este círculo se proyectó originalmente un monumento con una cripta, con toda el área ocupada por enterramientos de personajes célebres. Desde aquí el terreno desciende en gradas concéntricas denominadas mesetas.

Hacia el E de la necrópolis se encuentra el primitivo cementerio de Nuestra Señora de La Almudena, inaugurado provisionalmente en 1884 con motivo de la epidemia de cólera. Su capacidad era de 23.808 enterramientos y posteriormente se incluyó en el proyecto general de la necrópolis, a la que acabó dando nombre.

A estas 2 partes hay que añadir la ampliación realizada en 1955, en la que en los años 70′ se inauguró el crematorio.

Si bien en la ficha catastral del cementerio se indica cómo año de construcción 1.925, los orígenes del cementerio de Nuestra Señora de La Almudena se remontan al siglo XIX.

Ya desde el reinado de Carlos III de España se quiso trasladar los cementerios a las afueras de las ciudades, aunque esta pretensión chocó con los deseos de la Iglesia. A comienzos del siglo XIX, con José Bonaparte en el trono, se comienzan a construir los primeros cementerios extramuros. Según la real orden del 28.8.1850, los cementerios madrileños no podían situarse a menos de 1.500 varas de la ciudad por el lado N y, en el cuartel S (la división administrativa de la época), no podía situarse ningún camposanto en la orilla izquierda del río Manzanares.

Posteriormente, por una ley municipal de 1868, los ayuntamientos debían encargarse de la administración y conservación de los cementerios, por lo que el 28.5.1876 se creó una comisión encargada de la construcción de la llamada «Necrópolis del Este», que estaría ubicada en la parte oriental de la ciudad, en el entonces pueblo, y hoy distrito de la capital, de Vicálvaro, para lo cual el ayuntamiento compró los terrenos denominados de «La Elipa», que se incluyeron en el municipio de Madrid. También existía el proyecto de construir la «Necrópolis del Oeste», aunque no llegó a realizarse.

Los arquitectos Fernando Arbós y Tremanti y José Urioste y Velada ganaron el concurso de construcción de la necrópolis, que comenzó al año siguiente. El proyecto tenía en cuenta la topografía del terreno, una loma con el punto más alto situado a 695 m, para que la construcción resultara menos cara por el menor movimiento de tierras y para que se produjera, por razones higiénicas, una buena circulación de aire. Con influencias de los cementerios de Génova y Viena, el cementerio se dividía en cinco bancales, cada uno 5 m por debajo del anterior. En los muros de contención se ubicaban los nichos. La capacidad original de esta necrópolis era de 62.291 sepulturas, admitiendo 7.000 enterramientos al año, casi la mitad de la mortandad anual de la ciudad en esa época, que era de 15.000 personas.

Durante 1884 y 1885, estando todavía en construcción la necrópolis, hubo una epidemia de cólera en la ciudad, por lo que se decidió habilitar un cementerio provisional, llamado «de epidemias», que comenzó a funcionar el día 15.6.1884 y que se denominó Cementerio de Nuestra Señora de La Almudena.

Durante los primeros años del siglo XX se siguió con el proyecto de construcción a la vez que se preparaban nuevas ampliaciones. Así por ejemplo, en 1916 el arquitecto municipal Francisco García Nava, encargado de las obras desde 1905, aumentó las sepulturas a 81.638, con capacidad para 885.000 enterramientos (17.700 al año). En 1925 se inauguró oficialmente la necrópolis. 2 años después, García Nava, teniendo en cuenta los planes de ampliación y el índice de mortandad, calculó que el cementerio tendría capacidad hasta el año 2000, aunque tan sólo 30 años después ya tuvo que ampliarse.

Los siguientes párrafos, extraídos literalmente del Plan Especial de Cementerios Históricos “Necrópolis de la Almudena y cementerios anexos”, los entendemos como importantes para el conocimiento histórico del cementerio:

“El conocimiento de los procesos que dan origen a los cementerios o sacramentales construidos en Madrid durante los siglos XVIII y XIX, que han determinado su fortuna y transformaciones y que condujeron, casi 70 años más tarde en la construcción del cementerio del N y del cementerio del S, a la decisión de construir un Cementerio General de Madrid al E de la ciudad, nos permite comprender el sentido que, afínales del XIX y comienzos del XX, tuvo la construcción de la Necrópolis del Este, con un programa, forma y diseño bien distintos a los hasta entonces construidos y que responde ya a la coetánea problemática europea.

La construcción de este nuevo cementerio, iniciado apresuradamente con la del Cementerio de epidemias, es continuada de manera más pausada mediante la convocatoria municipal, en 1877, de un concurso nacional para elegir la solución más adecuada.

Con vistas a la elaboración de aquel Concurso, el Ministerio de Estado realizó una importante labor de información recopilando datos sobre las grandes necrópolis del mundo, y los informes sobre Nueva York, París, Londres, Berlín,… se conserva todavía en el Archivo Municipal de Madrid. El concurso se convocaba señalando como … la Necrópolis en la capital de España era una necesidad… por eso se ha hecho esperar algo más, a pesar de que Madrid entero ha levantado en varias ocasiones un justo clamoreo ante el inminente peligro que le amenazaba sobre los cementerios existentes… Tiempo era, en verdad, que se pensase seriamente en cumplir con la obra de misericordia –enterrar a los muertos-… haciendo desaparecer esas ignominiosas estanterías o almacenes llamados nichos. El programa para el cementerio señalaba como debían definirse puntos de enterramiento de pago, de calidad, de inocentes, para hombres célebres, y para no católicos; así como dependencias para capilla, oficinas, sala de autopsias y depósito de cadáveres, estancias para los dependientes… junto con traídas de agua, disposición de plantas, arbolado, etc.

De los 6 proyectos resultó ganador el presentado por Arbós y Urioste y conviene destacar la reflexión que realizará Repullés sobre el tema… a la idea de abandonar los particulares el terreno para que formen ellos la necrópolis, pensamiento claramente expresados en los demás proyectos, ha sustituido otra diariamente opuesta como es el trazado y construcción previos, y una ordenación arquitectónica en términos tales que la entrada, la capilla, las galerías y el panteón no pueden existir aisladamente. Arbós basaba su proyecto en la topografía del terreno, buscando dar coherencia física al conjunto: actuando en un montículo situado a una cota de casi 700 m. (sobresaliendo 25 de la parte más baja)… al estudiar el proyecto, una de las circunstancias especiales que hemos creído tener en cuenta ha sido la tipografía del terreno… ocasionar los menores dispendios en los movimientos de tierras, presentar la disposición más conveniente para la libre circulación del aire, objeto que creemos haber llenado conservando aquella y adoptando el sistema de banqueos por terrazas concéntricas, recuerdan la pirámide de ancha base y el primitivo túmulo que, en vez de ser erigido para un solo hombre, es lo en el caso presente por el Ayuntamiento como sepultura decorosa y digna de los habitantes de la Villa. El proyecto presentaba una degradación de sepulturas en cinco pisos con diferencias de nivel de cinco metros entre ellos, alejándose del centro según disminuye su nivel. Esta degradación correspondía a la diferente categoría de los enterramientos, reservándose el lugar central para los hombres ilustres. … Bajo la impresión de esta idea estudiando la forma que debería afectar la planta del proyecto; tratándose de un cementerio católico, ninguna conceptuamos más característica que la cruz latina, representación del lávalo santo donde fue redimida la humanidad, símbolo que miramos con respeto desde nuestra infancia. Esta forma se adapta perfectamente a la disposición del terreno y prescripciones del programa.

Si se decidió actuar en la zona Este (en el camino del Vicálvaro) es evidente que se debe, como hemos señalado, a las connotaciones del crecimiento de la ciudad; hubo también una importante información sobre los diferentes ejemplos europeos y americanos existentes en aquellos años y entiendo que la influencia de Repullés (sus estudios, por ejemplo, sobre la arquitectura funeraria italiana) nos llevan a valorar dos aspectos, la disposición de los cementerios italianos y, paralelamente, la experiencia formal de una arquitectura vienesa, No olvidemos la influencia que, tuvo en estos años Otto Rieth con sus Skizzen en el monumento de Alfonso XII que construye en esos mismos años Riera y Grases o en la propuesta de Anasagasti para su Cementerio Ideal. Así, para comprender la arquitectura funeraria, los pabellones y piezas construidas en el cementerio de Hamburgo o de Hannofer, donde se organiza la misma disposición de entradas, trazado y agrupación de edificios que el de Madrid. La diferencia que existe entre los antes citados y el cementerio del Este radica, básicamente, en el problema de su solución en ciudad. Sabemos que al ganar la propuesta de Arbós y Urioste, se plantearon importantes interrogantes sobre las referencias de las que partía la configuración de su proyecto: aparentemente la disposición en forma de cruz y la organización de los trazados circulares… adecuados para galerías de nichos y no concebidos como galerías de peatones, en semicatacumbas, por resultar estas caras reñidas con los preceptos de la sanidad fueron un impedimento para el Ayuntamiento que paralizaría la propuesta y hasta 1902 no encargaría nuevo diseño al arquitecto municipal García Nava, quien trabajó a partir del proyecto premiado.

Desde el principio se insistió, de forma sistemática, sobre el terreno elegido justificándose este por ser una llanicie con un montículo en su centro, criterio coherente con lo que se entendía por preceptos de sanidad. El terreno, se argumentaba, había sido punto de partida en la definición del trazado y al mismo tiempo la voluntad por plantear una disposición concéntrica favorecía la posibilidad de establecer distintos sectores, reservando el punto central a un posible pabellón de hombres ilustres. Por otra parte, y al margen de estas valoraciones, existían otros importantes factores tales como las características geológicas del terreno: sabemos que muchos de los problemas surgidos en la zona Sur se debían (en el cementerio de Cuervo, fundamentalmente) básicamente a la mala calidad del terreno, a la existencia de arcillas expansivas y, en consecuencia, a los problemas de higiene y salubridad con ello originados. Ahora, por el contrario, se busca un terreno donde apenas existía pendiente por lo cual las aguas de lluvia no se deslizarían (no sería necesario establecer los muros de contención que en otro lugar serían necesarios) con lo que se evitaría un problema tan grave como son las filtraciones de aguas de escorrentía en las tumbas, con los consiguientes peligros de contaminación. Sin embargo sí había un problema en las inmediaciones del Cementerio de Epidemias y la necrópolis del Este: allí existía una laguna que hubo de desecar en los momentos en lo que se quiso ampliar el cementerio, lo cual pudo dar pie a problemas de filtraciones en las fosas dispuestas para contener 3, 4 o incluso 5 cuerpos.

El análisis de la estructura de la necrópolis del Este debe basarse en tres aspectos; el estudio de su ubicación y el entendimiento de cómo esta se establece desde los supuestos de zonificación llevados a cabo en el plan Castro; el tipo de cementerio concebido: cuyo programa, definía una cementerio promovido no por el privado, sino por el contrario, por el propio Ayuntamiento; la importancia del trazado y las influencias que tiene respecto a los cementerios centroeuropeos.

La necrópolis del Este se concibió entonces – y este fue uno de los aspectos que más preocupó a los autores – como cementerio cerrado, cercado, limitado – tal y como se había definido 100 años antes, en 1804- por unas alamedas de arbolado que rompían voluntariamente propuestas del tipo del Spring Grove de Cincinnati, por entenderse que los ejemplos de Nueva York o Londres eran cementerios con jardines a la inglesa. Lo que se ignoraba, por el contrario, es que en este caso el cementerio podía crecer indefinidamente rompiendo por tanto el monopolio que el Ayuntamiento había establecido al señalar como esa necrópolis debía ser la única existente en la ciudad.

En la parte central del cementerio Arbós y Urioste definían lo que debía ser la Iglesia de planta basílica, situada como medio de purificación o paso de la vida a la muerte. Contrarios a disponerla en el centro del proyecto (debido a los inconvenientes de ir y venir de los entierros, que además deberían salvarlos de los desniveles entre la entrada y el centro) y situada en las inmediaciones del acceso, junto a ella se ubican los pabellones para oficinas y viviendas de los dependientes, la casa mortuoria, el depósito judicial y los almacenes. Comentando el trazado del cementerio Arbós comentaba, en la memoria, como elegía la entrada en el lado del trapecio que mira a Madrid … en su vista hemos elegido por eje la bisectriz del ángulo que forma la línea azul trazada en el plano oficial de los 100 m. del vértice más oriental de la Elipa, con límite de los terrenos de la necrópolis a la carretera de Madrid a Vicálvaro.

La voluntad de plantear el cementerio desde la idea de la cerca surgió, en principio, como crítica a la disposición de la madrileña sacramental de San Isidro, organizada en base a un sistema de patios rodeados por columnatas y galerías subterráneas, en constante desarrollo. La necesidad de definir una necrópolis sin posible crecimiento (conscientes de cómo otras sacramentales se basaba en la sucesiva yuxtaposición de patios, ampliados o transformados, lo cual suponía un importante gasto de conservación, por el hacinamiento de los nichos y reforma de los patios principales, así como por el difícil y penoso tránsito de su visita) determinó el trazado del nuevo cementerio. Cercado del mismo modo que las Rondas impedían en el Madrid de Castro acceder del Ensanche al Extrarradio, el concepto zonificación existente en la ciudad se trasladó al cementerio, planteándose las diferentes áreas según que las sepulturas fuesen perpetuas o, por el contrario, de alquiler; se estableció, además, en qué puntos y de qué manera debían presentarse los nichos y cómo estos debían repercutir en un cierto momento en la ciudad, siendo susceptible en su momento de transformación.

Leopoldo Torres publicaba, en 1919, un importante ensayo sobre la estética de nuestros cementerios: retomando no sólo el concepto formulado por Anasagasti cuando concibiera durante sus años de Pensión en la Academia de Roma el Cementerio Ideal, Torres Balbás apuntaba un hecho singular y era la necesaria reflexión sobre el espacio de la muerte. Coherente con esta idea sabemos que en 1925 la preocupación comienza al definir cuál debía ser en entorno del cementerio, previéndose incluso la construcción en sus alrededores. A partir de este punto y hasta la guerra civil primero y luego tras las diferentes políticas establecidas primero desde la Comisaría y luego desde las actuaciones promovidas por el Plan de Urgencia Social de 1958-60 y luego con los planes nacionales de Vivienda, los entornos del cementerio se deterioran poco a poco al tiempo que se establece el proyecto – definido por Paz Maroto – sobre la carretera de circunvalación que hoy define el cementerio.

Extraído del expediente O-1504068, de octubre de 2015 realizado por Cemosa, TRABAJOS PARA EL ANÁLISIS DEL ESTADO DE CONSERVACIÓN DE LOS INMUEBLES E INSTALACIONES DE LA EMPRESA MIXTA DE SERVICIOS FUNERARIOS, PROPUESTAS DE ACTUACIÓN Y VALORACIÓN DE LAS MISMAS y redactado por D. José Moriana Pericet  (Arquitecto).

La Elipa. Poblado de 700 viviendas

En un lugar de topografía muy accidentada situado al Este de la ciudad, a finales de los años 50′ la Obra Sindical del Hogar proyectó según las directrices de la Comisaría para la Ordenación Urbana de Madrid un poblado para 720 viviendas de renta limitada y 20 tiendas, acogido al Plan Nacional de la Vivienda vigente en su momento. La ordenación se basó en la utilización del bloque abierto, según 3 tipos diferentes en número de plantas. Fue preocupación del equipo de arquitectos que proyectaron la ordenación el evitar las vistas frontales al Cementerio de la Almudena, situado enfrente de los terrenos, y el configurar 2 espacios de plaza con tiendas que diesen carácter urbano al lugar. En principio, el poblado se proyectó con una importante reserva de terreno libre en su parte central, para ubicar alli la iglesia “en su parte más alta” -según se comenta en la memoria- y unas escuelas, pero en una revisión de la ordenación que se hace en 1962 por los arquitectos Ambrós Escanellas y Quereizaeta, sin la presencia ya de Garcia Benito, se ocuparon con nuevas viviendas tanto la mitad de ese espacio, como otros lugares del eje central y remate Sur, alterando el sistema de espacios libres y dando más compacidad al conjunto. De este modo sólo quedan en la parte central las escuelas y un cine hoy centro cultural, construido por los dos mismos arquitectos, y aparecen al Sur 2 torres de 10 plantas que no estaban previstas en la ordenación original. La iglesia se construye años más tarde, en 1969, por Luis Cubillo, en un triángulo libre y muy constreñido, a la entrada del barrio desde el Norte.

“Sobre terrenos pertenecientes a la segunda barriada de la Ciudad Lineal que habría de llegar desde eI cruce con Ia carretera de Aragón (hoy calle de Alcalá), hasta Ias proximidades de Vicálvaro, realiza la OSH durante la segunda mitad de los años cincuenta del pasado siglo una serie de manzanas de vivienda. Aprovechando la urbanización iniciada por la Compañía Madrileña de Urbanización y los viales ya existentes a lo largo del eje central, que en este lugar es recto y se denomina calle de Hermanos García Noblejas, se organizan varios grupos a uno y otro lado de esa avenida: los del lado E, donde no existía aún ningún tipo de urbanización, dan lugar a las unidades de Francisco Franco, San Blas y Gran San Blas, en tanto que los del lado opuesto se enclavan en las manzanas rectangulares del proyecto de Arturo Soria encajadas entre la vía pricipal y la calle José Arcones Gil, y se denominan genéricamente grupos “Hermanos García Noblejas”.

Grupo Hnos. García Noblejas de la OSH. 1955

Son éstas, 3 supermanzanas: las 2 primeras, al N, contiguas a ambos lados de la calle Ascao, mientras que la tercera, más al S y separada de aquéllas por otras 2 manzanas de dotaciones escolares, es en realidad una manzana doble y de configuración alargada en la que las trazas regulares de la Ciudad Lineal no llegaron a consolidar su viario transversal característico. Estos grupos suponen el arranque definitivo de una política de viviendas que había dado hasta entonces escasos resultados, generando en tomo a las 18.000 cuevas y chabolas censadas.

Es en 1955 cuando la necesidad acuciante de alojar a la gran población inmigrante que acude a la capital y el despuntar del despegue económico dan lugar a estos proyectos englobados en el I Plan Nacional de Vivienda 1955 1956, y que abarcan tanto los de la OSH, como los del INV, 2 organismos muy unidos pues habitualmente la OSH actuaba como el brazo ejecutor de los planes que redactaba el Instituto. Las líneas generales que rigen esta urbanización están fijadas por un lado por la Comisaría para la Ordenación Urbana del Gran Madrid, a cuya jurisdicción estaban sometidos estos terrenos, y por otro a una serie de condicionantes topográficos y prescriptivos. La existencia de un canal subterráneo llevó a dejar unos vacíos sinuosos entre los bloques que contribuyen al trazado blando de la ordenación y a la abundancia de espacios libres, por otro lado fue una preocupación de los arquitectos la composición paisajistica y la dotación de verde a unas viviendas necesariamente modestas. Esta generosidad del arbolado se aprecia hoy día como el principal valor del lugar una vez que la arquitectura, ya de por sí escueta, ha perdido con las necesarias reformas y rehabilitaciones todos los elementos de diseño que pudieran ofrecer interés. Aun así, la baja densidad y la diversidad en la colocación y conformación de los bloques, que fue tenida en cuenta para evitar la monotonía de este tipo de barrios, hacen que el lugar ofrece un aspecto amable y digno. Se identifican en este conjunto 5 grupos diferentes, encargados a otros tantos arquitectos, y realizados con bastante independencia unos de otros. Las notaciones de número de manzana son bastantes confusas, por lo cual se ha utilizado como identificador el número de viviendas de cada grupo, por ser el único dato que se repite y sirve de guía en los documentos consultados.”

Guía de Arquitectura de Madrid. Fundación COAM

El primigenio barrio de la Concepción estaba enclavado en la intersección de los municipios de Canillas, Canillejas y Vicálvaro, y fue uno de los principales núcleos de vivienda para los obreros de Madrid capital. A diferencia de lo que pasaba más abajo, junto al puente de las Ventas, aquí se respetó un cierto criterio urbano, reafirmado y mantenido posteriormente por la Ciudad Lineal. Es más, el Ayuntamiento de Canillas trasladó su sede a la carretera de Aragón en el barrio.

1900 detalle Hoja 4. Plano de Madrid por Facundo Cañadas

En el plano anterior de Facundo Cañadas de 1900, podemos ver como la Posesión de Quintana, que con sus 200 fanegas de terreno ya era citada por la prensa en 1868, se interponía entre el Barrio de la Concepción y el Barrio del Puente de Ventas en la carretera de Aragón. También destaca la cantidad de construcciones al lado oriental del arroyo Abroñigal y la concentración de viviendas en la desembocadura del arroyo Calero, esto debido sin ninguna duda a ser mucho más barato el lado de Canillas que el de Madrid capital.

1929 Madrid

Durante los años de la República y la Guerra Civil Española la zona fue eminentemente de izquierdas, siendo el lugar donde instalaron las agrupaciones unificadas de los partidos para los municipios de Canillejas, Canillas y Vicálvaro.

La zona siguió atrayendo a la inmigración, acogiendo a la misma en infraviviendas y con una falta total de servicios, acrecentado todo ello por una dura postguerra. Quedó justo en el margen de la Villa, pendiente de la ligazón a la capital hasta 1949 en que todos los pueblos limítrofes se unieron a la gran urbe (en 1945 se levantaron algunos bloques aislados en Quintana). Desde ese momento en la zona empezaron a edificarse las primeras urbanizaciones, viviendas masivas que tan necesario era para la población.

En los aledaños de la futura calle Alcalá (todavía en aquellos días carretera de Aragón), se concedieron licencias para la edificación de grandes torres, como los bloques de la calle Virgen del Rosario (1955-59), o las hoy castizas torres de la calle Elfo en el barrio de Quintana, o vivienda social como las del Poblado Calero.

Pero el gran hito se produce en 1953 (aunque los planos se remontan al 1947), cuando de la mano de don José Banús Masdeu, se pone a la venta el híbrido entre ciudad dormitorio y equipamiento social básico, algo novedoso en aquellos años.

El barrio de la Concepción (propiamente dicho), se ubica sobre el antiguo trazado del arroyo Calero.

Las 3,000 viviendas contaban con servicios, colegios, y algo novedoso para la época, un parque… y un polideportivo, aunque este último tardó algunos años en hacerse. A finales de 1956 se anunciaba la venta de las últimas viviendas de esta primera fase. Es en mayo de 1958 cuando se anuncia la ampliación del Barrio de la Concepción. La ampliación se asienta entre el Barrio de la Concepción y el curso del Arroyo Abroñigal, anterio M-30 y actual calle 30, sobre el extinto Barrio de la Bomba y parte del antiguo Barrio San Pascual.

Sobre una planta de un triángulo rectángulo cuyo cateto base discurría paralelo al Arroyo Abroñigal, se construyeron 9 grandes bloques. No se construyó el último bloque previsto en el proyecto que era el más pequeño y el que estaba más cercano a Las Ventas, ocupando su lugar el antiguo mercado de Ventas.

El segundo bloque más pequeño se dividió en 2, habiéndose construido la unión de ambos en el año 2003 (números 3, 5 y 7 de la calle Virgen del Puig).

Se trata de unas 5.000 viviendas, teniendo todos los bloques locales comerciales en sus bajos, con lo que se intentaba conseguir el concepto de ciudad autónoma, donde no hacía falta salir a comprar a otros barrios, y lo que es más importante, se podía ir a pie. Esto se logró y ha dado al barrio un ambiente muy cosmopolita.

Es el inmueble más poblado de España y debido a la particular forma de su construcción, una vivienda tras otra, es llamado popularmente “Las Colmenas”.

Uno de los problemas más importantes fue la comunicación con la capital. La compañía de José Banús puso en funcionamiento su propia línea de autobuses. Así mismo se construyó sobre el desnivel del Arroyo Abroñigal el Puente Calero, arteria principal de comunicación con Madrid. Sobre él pasaba el tranvía que comunicaba Las Ventas con la Ciudad Lineal y el barrio de San Blas. Pero la mayor revolución fue la construcción de la M-30, llamada avenida de la Paz en este tramo, a principio de los años 70′.


Tuvo que ser derribado el puente Calero y levantado de nuevo para adaptarse al trazado de la M-30.

Es sin duda una de las urbanizaciones más conocidas de España, en parte por pasar la M-30 junto a ella, pero también por haber sido elegida por muchos directores de cine para rodar sus películas.

“…Finalmente, y como dos añadidos a la Ciudad Lineal, nos referiremos a la zona comprendida entre la calle Carril del Conde y la avenida de San Luis, por una parte, y, por otra, al espacio limi- tado por Arturo Soria, Cuesta del Sagrado Corazón, M-3Ó y la propia avenida de San Luis. La primera zona incluye, como elementos importantes, uno de los depósitos del Canal de Isabel II que queda aislado entre la calle de Ricardo Sa, la carretera de Canillas y López de Hoyos.

Al otro lado de este mismo tramo de López de Hoyos queda un magnífico pinar, reliquia de lo que en otro momento fue riqueza forestal de esta zona. Inmediatamente después y bien cercada se alza la «Colonia Banesto» que linda con la «Finca Pinar del Rey». Tras la ancha calle de Añastro, a modo de bulevar, se extiende la zona residencial «El Bosque», donde predomina la vivienda unifamiliar, llegando hasta el límite citado de la avenida de San Luis, que en otro tiempo fue la carr tera de Fuencarral a Hortaleza. A ésta asoman las siempre temibles instalaciones de una central eléctrica, perteneciente a Unión Eléctrica, S. A.

Si desde Arturo Soria descendemos por la calle de Serrano Galvache hacia la M-30, dejaremos a la izquierda la Casa de Ejercicios «El Pinar», mientras que a mano derecha podremos encontrar el interesante complejo del Instituto Tecnológico de la Construcción y del Cemento, más conocido como Instituto «Eduardo Torroja». Se trata de una serie de edificios inaugurados en 1958, donde se investigan las mejoras a introducir tanto en la fabricación de materiales como en las técnicas constructivas. La institución tiene su origen en la asociación privada que, bajo el nombre de Instituto de la Construcción y de la Edificación, empezó a funcionar en 1934. Años más tarde, en 1946, se incorporó al patronato «Juan de la Cierva», fusionándose en 1949 con el Instituto del Cemento. El proyecto de los edificios se debe a los arquitectos Gonzalo Echegaray y Manuel Barbero que supieron dar un carácter peculiar a esta arquitectura que debía de convertirse en expresión de su función. Desde la entrada puede verse un monumental sólido, un dodecaedro pentagonal, que paradójicamente nos hace pensar de nuevo en las especulaciones de Arturo Soria sobre el origen poliédrico de la s especies, cuando construía complejos hiperboloides con generatrices constituidas por series de dodecaedros. En esta misma zona, llamada en otro tiempo «El Bosque», se levanta un colegio privado y la Empresa nacional de Óptica, SA (ENOSA), que fabrica tanto material de índole didáctico como costosísimos aparatosde precisión de todo tipo.

Por último y como elemento descompensador de todo cuanto había sido la Ciudad Lineal, donde Arturo Soria limitaba a 3 las plantas de las viviendas, nos encontramos hoy con el llamado «Conjunto Residencial las Torres», con bloques que alcanzan los 30 pisos…”

Pedro Navascués Palacio. CIUDAD LINEAL
“El Pinar de Chamartín se construye a partir de los años 60′ del pasado siglo como una
urbanización de lujo al norte de la avenida de San Luis, vertebrada por Ia prolongación de la calle Arturo Soria, aunque su traza nada tiene que ver ya con la de la Ciudad Lineal, pues aquí los edificios se distribuyen libremente en torno a un dédalo de sinuosas calles secundarias siguiendo dos tipologías básicas: bloques longitudinales enlazados por los testeros, y torres exentas. Entre estas últimas destacan 2 de 23 alturas y planta en “Y”, con seis viviendas por piso en torno a un núcleo central de comunicaciones verticales, que ofrecen unas fachadas brutalistas de gran sinceridad constructiva, donde se combinan paramentos de hormigón visto con entrepaños de bloque prefabricado, que quiebran las esquinas en múltiples retranqueos con un hábil equilibrio entre líneas horizontales y verticales, sólo interrumpido por las vertiginosas celosías de acero que marcan los ángulos interiores y protegen los tendederos.”
Arquitectura de Madrid. Fundación COAM

1963 PGOUM

En las fichas de “Los Barrios de Promoción Oficial de Madrid, Tesis Doctoral 1974 de Luis Moya González”, encontramos

  • Nombre de la Promoción: CARMEN, VIRGEN DEL SAGRARIO (Nº 21)

Organismo promotor:  INV
Fecha de construcción: 1956
Arquitectos:
nº de viviendas: 744
superficie de actuación (ha): 1,9
Densidad (viv/ha): 391,58
Usos del suelo en %: Edificado viviendas: 30
Edificado otros usos:
Zonas libres privadas:
zonas libres públicas: 49
Viario rodado: 21

Tipos de Bloques (forma y altura): De doble crujía de 4 plantas en “H” de 10 plantas y de 5 crujías de 10 Plantas.

SERVICIOS COMUNITARIOS:

SERVICIOS ADJUNTOS: PLANO 1:2000 Si OTROS planos FOTOGRAFIAS: AEREA Si BLOQUES TIPO Y ESPACIOS LIBRES SIGNIFICATIVOS 5.

ESTRUCTURA URBANA: ManzAnas dentro de una retícula trazadas según el viario del entorno. Dentro de las manzanas los bloques cambian de orientación, dejando espacios libres que son utilizados como campo de juegos de niños.

Resumen EVALUACION DEL BARRIO: La orientación de los bloques no aprovecha las posibilidades de vistas sobre el parque próximo. Excesiva densidad. Las zonas libres poco soleadas por la altura de los bloques. Arquitectura brutalista.

Barrio del Carmen 1974

1985 PGOUM

1997 PGOUM División Administrativa

En el Informe “Análisis de Barrios Vulnerables”, de DUyOT-ETSAM-UPM, se identifican como barrios vulnerables en 2001,

EL CARMEN

2001 BARRIOS VULNERABLES. EL CARMEN

El barrio de El Carmen se encuentra dentro de los barrios de Concepción, Quintana y Ventas, en el distrito de Ciudad Lineal, situado colindante a la M30 desde el puente de O’Donnell hasta el nudo de Manoteras. Limita con los distritos de Salamanca y Chamartín en el O, Hortaleza al N y E, San Blas al E y Moratalaz al S.

El área se encuentra delimitada por las c/ Virgen de la Alegría y Virgen de Lluc, Florencio Llorente hasta la c/ Alcalá, que atraviesa el ámbito de O a E, la c/ Mateo García y la Avenida Daroca, al sur de Alcalá. Siendo el punto de partida del ámbito, el puente de Ventas sobre la M30. Es un barrio con un trazado viario caótico, de calles estrechas y muy empinadas donde predominan las viviendas modestas. El desarrollo principal del barrio se produce en los 50′ pero ha habido múltiples sustituciones de la edificación, por lo que se pueden encontrar edificios, principalmente residenciales, de todas las décadas desde entonces.

En su límite SO, en el entorno de la plaza de Bami, se encuentra edificada una colonia de los años 50′ de promoción pública y de 4 plantas más el bajo. El mantenimiento de la colonia es desigual.

El entorno de la calle Alcalá fue objeto de un Plan de Reforma que ha reconstruido el mercado municipal y otros edificios principalmente de oficinas.

QUINTANA-ASCAO

2001 BARRIOS VULNERABLES. ASCAO

El ámbito Quintana‐Ascao se encuentra al S de la C/ Alcalá, formando esta calle parte de su delimitación junto con Hermanos Gómez, Francisco Villaespesa, Vital Aza y Los Urquiza. Es un barrio con un trazado viario caótico, de calles estrechas y muy empinadas donde predominan las viviendas modestas. El desarrollo principal del barrio se produce en los 50′ pero ha habido múltiples sustituciones de la edificación, por lo que se pueden encontrar edificios, principalmente residenciales, de todas las décadas desde entonces.

La tipología predominante es la manzana irregular de forma alargada adaptándose a la orografía, de 4 alturas más la planta baja. También encontramos muchas plantas bajas ocupadas por talleres, que en los casos de sustituciones más recientes han sido eliminados.

En la calle Lago de Constanza quedan aún viviendas unifamiliares incluso anteriores a la urbanización masiva de los 50′ (datan de 1920), donde podemos ver la tipología imperante en las periferias madrileñas de la época, y que actualmente está en proceso de desaparición, aunque aún habitadas. El barrio tiene un entramado comercial de barrio que dota a la zona de un carácter muy popular.

PUEBLO NUEVO

2001 Barrios Vulnerables. PUEBLO NUEVO

2006 BARRIOS VULNERABLES. VENTAS

En 2006 serán los barrios vulnerables de:

VENTAS

El barrio de Ventas se encuentra en la parte oriental de la ciudad, en el distrito de Ciudad Lineal. Está situado en el encuentro entre a la M30, a la altura del puente de Ventas, y la calle Alcalá.

El barrio surge en los años 50′ para dar alojamiento a la gran cantidad de inmigrantes que acudían a Madrid desde todos los puntos de la península en búsqueda de trabajo. Se emplean soluciones tipológicas de alta densidad, para poder concentrar gran cantidad de población.

El barrio se configura a partir de una tipología clara y homogénea, basada en el bloque en H de grandes dimensiones, tanto en altura como en anchura, posibilitando unos altos niveles de densidad. Entre los bloques, pareados 2 a 2, se configuran espacios interbloque en los que se insertan piezas de menos altura, que acogen funciones comerciales y terciarias. La vegetación de estos espacios se encuentra en buen estado de conservación, e incluye arbolado gran porte en muchos casos. Se trata de un espacio polifuncional, lo que potencia el dinamismo en el espacio público. La cercanía a la M‐30 es quizá el mayor problema del barrio, ya que este hecho repercute negativamente en la calidad medioambiental, supone una barrera importante para el peatón y una fuente de contaminación acústica constante. Sin embargo, la cercanía a esta importante infraestructura dota al barrio de una excelente accesibilidad interurbana.

El Parque de Calero es un espacio libre de gran calidad medioambiental que actúa como foco de actividad para el barrio de Ventas y los demás que lo circundan.

EL CARMEN-QUINTANA-ASCAO

2006 BARRIOS VULNERABLES. QUINTANA-ASCAO-EL CARMEN

El barrio de El Carmen se encuentra dentro de los barrios de Concepción, Quintana y Ventas, en el distrito de Ciudad Lineal, situado colindante a la M30 desde el puente de O’Donnell hasta el nudo de Manoteras. Limita con los distritos de Salamanca y Chamartín en el O, Hortaleza al N y E, San Blas al este y Moratalaz al S.

La zona en origen era un lugar de ventas en el extrarradio donde a principios de siglo se detenían los que llegaban a Madrid. A partir de los años 50 se urbaniza y edifica para alojar a los inmigrantes que llegaban a la capital.

El área se encuentra delimitada por las c/ Virgen de la Alegría y Virgen de Lluc, Florencio Llorente hasta la c/ Alcalá, que atraviesa el ámbito de O a E, la C/ Mateo García y la Avenida Daroca, al sur de Alcalá. Siendo el punto de partida del ámbito, el puente de Ventas sobre la M30.

Es un barrio con un trazado viario caótico, de calles estrechas y muy empinadas donde predominan las viviendas modestas. El desarrollo principal del barrio se produce en los cincuenta pero ha habido múltiples sustituciones de la edificación, por lo que se pueden encontrar edificios, principalmente residenciales, de todas las décadas desde entonces.

En su límite SO, en el entorno de la plaza de Bami, se encuentra edificada una colonia de los años 50′ de promoción pública y de 4 plantas más el bajo. El mantenimiento de la colonia es desigual. La zona cuenta con poco comercio de calle pero tiene un mercado municipal de gran entidad y recientemente actualizado.

La accesibilidad del barrio es compleja, dada su orografía, pero está bastante bien resuelta con la incorporación de rampas en aquellos puntos, como el entorno de la plaza Bami o la calle Benidorm, donde el desnivel es de varios metros.

El entorno de la calle Alcalá fue objeto de un Plan de Reforma que ha reconstruido el mercado municipal y otros edificios principalmente de oficinas.

El Parque del Calero, que limita al NO con el ámbito, es uno de los espacios abiertos más interesantes y necesarios en un barrio que no cuenta con demasiados espacios públicos. Hay otro pequeño parque en el entorno de la c/ Benidorm en el extremo SE de la zona.

El ámbito delimitado se encuentra muy bien conectado con la Almendra Central madrileña tanto por transporte público como particular, ya que la conexión a la M30 es directa a través del puente de Ventas. La línea 5 de Metro recorre la calle Alcalá disponiendo de una parada dentro del ámbito: “El Carmen”. Además la zona es recorrida por múltiples líneas de autobús.

LA ELIPA

20067 BARRIOS VULNERABLES. LA ELIPA

El barrio surge en los 50′ para dar alojamiento a la gran cantidad de inmigrantes que acudían a Madrid desde todos los puntos de la península en búsqueda de trabajo. Se emplean soluciones tipológicas de alta densidad, para poder concentrar gran cantidad de población. Se trata de una actuación del estilo de las realizadas en todo el territorio nacional en la época, ya sea UVA, Poblado de Absorción o Poblado Dirigido.

El barrio de La Elipa se encuentra en la parte oriental de la ciudad, en el distrito de Ciudad Lineal. Está situado en el exterior de la almendra central madrileña, apoyado sobre la Avenida del Marqués de Corbera, que se desarrolla perpendicular a la M‐30. El barrio se encuentra al NO del cementerio de la Almudena, colindante al Pinar de La Elipa.

Se trata de un barrio desarrollado mediante la implantación de bloques de gran altura (PB+XII) en la mayoría de los casos, dispuestos en forma de greca o conformando bloques lineales. En algunos casos se conforman manzanas cerradas con un espacio interior semiprivado, mientras que en otros se configuran espacios intersticiales que contienen arbolado y espacios de aparcamiento. La Avenida del Marqués de Corbera atrae la mayor parte de la actividad comercial de la zona, convirtiéndose en el verdadero eje vertebrador. La topografía impone fuertes pendientes en muchos de los viarios, lo que dificulta la permeabilidad y accesibilidad interior del barrio. La presencia de grandes elementos monofuncionales, como son el Cementerio y el Pinar de la Elipa, así como la cercanía a la M‐30, ejercen una barrera que produce el aislamiento del barrio respecto a los demás barrios del distrito.

PUEBLO NUEVO NORTE

2006 BARRIOS VULNERABLES. PUEBLO NUEVO NORTE

El barrio data de los 50′ y 60′. Al igual que los barrios localizados en torno a la parte oriental de la c/ Alcalá, surgen a partir de la creciente necesidad de vivienda provocada por la inmigración nacional. Para paliar dicha necesidad, surge el barrio de Pueblo Nuevo, que se extiende a ambos lados de la calle Alcalá.

El barrio de Pueblo Nuevo se encuentra dentro del barrio administrativo de Pueblo Nuevo, en el distrito de Ciudad Lineal, situado colindante con la M30 desde el puente de O’Donnell hasta el nudo de Manoteras. Limita con los distritos de Salamanca y Chamartín en el O, Hortaleza al N y E, San Blas al este y Moratalaz al E.

La parte N del barrio de Pueblo Nuevo se distribuye a partir de una cuadrícula medianamente regular, trazada paralelamente a la c/ Alcalá. La simplicidad del trazado no disimula la complicada topografía existente en el ámbito, donde se producen importantes pendientes que dificulta gravemente la movilidad. Sobre esta trama ortogonal se disponen construcciones conformando manzanas cerradas en su mayor parte. Además de este trazado tradicional, se encuentra un conjunto residencial compuesto por una serie de bloques exentos longitudinales de gran altura, que se adaptan de manera escalonada a los fuertes desniveles existentes en el área. Se trata de un área con un fuerte carácter popular. El estado de conservación de la edificación es dispar. Existen ámbitos donde la calidad constructiva es deficiente, sin embargo no se presentan graves casos de degradación.

En la mayor parte del barrio persiste un comercio de proximidad que dota al espacio público de gran dinamismo. Pese a la apertura reciente del centro comercial Alcalá Norte, el comercio no se ha visto perjudicado de manera grave. La c/ Alcalá se erige como un importante atractor para la población de los barrios próximos, lo que sostiene en gran medida el sector comercial de la zona.

PUEBLO NUEVO SUR

2006 BARRIOS VULNERABLES. PUEBLO NUEVO SUR

El barrio de Pueblo Nuevo pertenece al barrio administrativo de Pueblo Nuevo, distrito de Ciudad Lineal. El barrio surge en los laterales de la antigua carretera de Aragón, más allá de la zona de las Ventas del Espíritu Santo. Principalmente fue una zona en la que estableció la inmigración agrupada en pequeñas construcciones unifamiliares hacia los años 50′. El ámbito Pueblo Nuevo se encuentra situado al sur de la C/ Alcalá, formando esta calle parte de su delimitación junto con las c/ Emilio Ferrari, Vital Aza y Vázquez de Mella.

Es un barrio con un trazado viario caótico, de calles estrechas y muy empinadas donde predominan las viviendas modestas. El desarrollo principal del barrio se produce en los 50′ pero ha habido múltiples sustituciones de la edificación, por lo que se pueden encontrar edificios, principalmente residenciales, de todas las décadas desde entonces.

La tipología predominante es la manzana irregular de forma alargada adaptándose a la orografía, de cuatro alturas más la planta baja. También encontramos muchas plantas bajas ocupadas por talleres, que en los casos de sustituciones más recientes han sido eliminados. Esta presencia productiva es mayor que en la zona sur del ámbito, más distante a la C/ Alcalá.

El barrio tiene un entramado comercial de barrio que dota a la zona de un carácter muy popular. La accesibilidad del barrio es compleja dada las pendientes de sus calles. El ámbito delimitado se encuentra muy bien conectado con la Almendra Central madrileña tanto por transporte público como particular, ya que la conexión a la M30 es directa a través del puente de Ventas, muy cercana a través de la calle Alcalá. Las líneas 5 y 7 de Metro recorren la zona disponiendo de dos paradas dentro del ámbito: “Pueblo Nuevo” y “Ciudad Lineal”. Además la zona es recorrida por múltiples líneas de autobús.

Los espacios públicos en el ámbito no son reseñables, dado que las zonas en las que existe interbloque son de uso exclusivo para el coche.

GARCIA NOBLEJAS

2006 BARRIOS VULNERABLES. GARCIA NOBLEJAS

La zona fue ocupada en la época de posguerra de manera informal. Se fueron levantando pequeñas edificaciones residenciales, que poseían una imagen muy campechana, como si de un pequeño pueblo se tratase, con patios y techos de uralita o teja. La mayoría de ellas eran autoconstruidas. En algunos puntos se levantaron poblados chabolistas en las proximidades del cementerio municipal. En los 50′ se aceptan las licencias para edificar en la zona, lo que provoca la progresiva desaparición del barrio original. Sustituyendo las pequeñas casas populares, se erigen edificaciones de tres y cuatro plantas en un principio, y posteriormente, ya en los 60′, se implantan bloques en altura, propios de la época.

Se encuentra al E de la Ciudad; se sitúa al O el Cementerio de la Almudena y el barrio de La Elipa, al E el distrito de San Blas, y al S la M‐23 (unión entre el nudo de O’Donnell y la R‐3) y el distrito de Moratalaz. Queda limitado por la c/ Hermanos García Noblejas y la Avenida Daroca.

El barrio delimitado está formado por tipos edificatorios diversos. En la parte N de la c/ Ascao, en contacto con el barrio de Pueblo Nuevo, se desarrollan una serie de manzanas cerradas de vivienda colectiva que continúan la trama del barrio citado. Al otro lado de la calle, cambian las dimensiones de la trama, implantándose un conjunto de manzanas cerradas con patio interior colectivo de dimensiones alargadas y baja altura. Sin embargo, a medida que nos aproximamos a la c/ Hermanos García Noblejas, encontramos un ámbito donde predominan los bloques exentos de gran altura, con espacios interbloque arbolados. En términos generales se trata de un barrio con un fuerte aspecto popular, de calidad constructiva mediocre y espacio público reducido. Como ocurre en los barrios próximos, la topografía dificulta la movilidad interior de la zona, encontrándose calles con fuertes pendientes. En muchos casos ha sido necesario recurrir al abancalamiento del espacio, lo que provoca cierta impermeabilidad interior.

El barrio queda separado del cementerio por el Parque de Arriaga, que es el espacio verde más importante del ámbito. La presencia del cementerio ha marcado negativamente la identidad del barrio.

1997 PGOUM

1997 PGOUM Gestión

1997 PGOUM Ordenación

1997 PGOUM Cartografía

1997 PGOUM Límites edificación

La edificabilidad residencial remanente en el PGOUM-1997 del distrito Ciudad Lineal:

Planes de barrio

Los Planes de Barrio son una iniciativa del Ayuntamiento de Madrid de acuerdo con la Federación Regional de Asociaciones de Vecinos de Madrid (FRAVM) que tienen la finalidad de avanzar en el reequilibrio social y territorial de la ciudad, mediante la intervención social planificada en los barrios más desfavorecidos de Madrid. Esta iniciativa representa la profundización del modelo de participación ciudadana implantado en la ciudad y la consolidación de los principios de corresponsabilidad y solidaridad territorial que han sustentado desde el año 2003 el diseño y ejecución de los Planes Especiales de Inversión y Actuación Territorial (PEI). La elaboración de los Planes de Barrio ha supuesto la incorporación activa de organizaciones vecinales y sociales en la formulación, elaboración y evaluación de las políticas municipales, fundamentalmente las sociales, así como el trabajo coordinado de todas las Áreas del Gobierno Municipal. En una primera etapa, el Área Delegada de Participación Ciudadana y la FRAVM seleccionaron de manera consensuada dieciséis barrios de la ciudad. Para ello, se tuvieron en cuenta los resultados de un exhaustivo trabajo de investigación encaminado a valorar y comparar en cada barrio una serie de indicadores como: tasas de educación, desempleo y población joven, número de inmigrantes, precio de la vivienda e ingreso per cápita, entre otros.

En el Plan de Barrios 2013-2016, se incorpora LA ELIPA.

El nombre de este barrio es debido al caserío que existía en las proximidades del arroyo de La Elipa. Este territorio perteneció a principios del siglo XIX al término municipal de Vicálvaro que quedó anexionado al municipio de Madrid en el año 1951. Posteriormente, cuando la ciudad de Madrid quedó dividida en 1988 en 21 Distritos, La Elipa quedó integrada en el Barrio Municipal de Ventas, formando parte del Distrito de Ciudad Lineal.

Los orígenes del barrio de La Elipa se sitúan en la década de los 50′, con el Plan Parcial de 1957, redactado en desarrollo del Plan de Urgencia Social, con una parte de vivienda subvencionada de promoción privada y otra parte central de promoción pública, de la Organización Sindical del Hogar, para el desarrollo de uno de los poblados dirigidos, correspondiendo la mayor parte de su trama a la tipología de bloque abierto. En general, el modelo responde al racionalismo de edificación abierta acompañada de amplios espacios libres, con soluciones modulares, estructuras sencillas y mínimos estándares de calidad. Fue preocupación del equipo de arquitectos que proyectaron la ordenación el evitar las vistas frontales al cementerio de la Almudena. No obstante, también se distinguen dos áreas de menor entidad con trama de manzana cerrada, una más antigua en el centro de La Elipa y otra más reciente junto a la avenida de Daroca. En cuanto a la tipología edificatoria, destacan tres clases: los bloques abiertos en H, de 5-6 alturas; los bloques lineales, de 5-6 alturas y torres de 14 alturas; y las manzanas cerradas alargadas de 3-4 alturas y las más recientes, manzanas cuadradas de 3 alturas.

El espacio viario de La Elipa se estructura en torno a 2 ejes principales:

• La avenida de Marqués de Corbera, eje central del barrio, que comunica el interior y la M-30.

• La avenida de Daroca, que facilita las relaciones con el Distrito de San Blas.

Actualmente, con la puesta en funcionamiento de la estación de Metro de la Linea 2, La Elipa está bastante bien relacionada con el resto de la ciudad. Además, por la zona transcurren las siguientes líneas de autobuses de la E.M.T.: 15, 28, 110, 113 y 210.

Desarrollo Urbano Sostenible. Ayuntamiento de Madrid

ESTRATEGIA DE REGENERACIÓN DISTRITO: CIUDAD LINEAL

Ciudad Lineal cuenta con 9 barrios administrativos, que de N a S son: Costillares, Atalaya, Colina, San Juan Bautista, San Pascual, Concepción, Quintana, Ventas y Pueblo Nuevo, y que presentan características dispares y diversas tanto en su planificación urbanística como en su población lo que determina una división entre el N y el S. El N acomodado, el S popular; el N de baja densidad, el S denso; el N Ciudad Lineal de Arturo Soria, el Sr la calle Alcalá y Hermanos García Noblejas. Es un distrito lineal, como su nombre indica, marcado por la linealidad proyectada por Arturo Soria de N a S, con 2 importantes límites formados por la Autovía A-2 y la M-30, y que pese a ello tiene una gran permeabilidad con distritos limítrofes como San Blas, e incluso con la almendra central de Madrid gracias a pasarelas peatonales y vías de circulación. La diversidad del distrito se muestra en la considerable población extranjera (13%) y que se concentra principalmente en el S, con también una importante representación latina (55%) situada en los barrios de Pueblo Nuevo y Quintana. Esta diferenciación N-S queda patente también en la distribución de la población, según procedencia o nivel económico. En definitiva, un distrito identificado por su linealidad, sus 2 grandes ejes cívicos, Arturo Soria-Hnos. García Noblejas, y la calle Alcalá, por el cementerio de la Almudena, y el desequilibrio N-S.

A. PARTICIPACIÓN Uno de los temas más recurrentes en las peticiones, que se disponen, es la necesidad de mejorar las aceras, la incorporación de carriles-bici o la recualificación de áreas estanciales. Todas ellas son, por tanto, necesidades de mejora de los recorridos peatonales y las áreas estanciales del distrito.

B. ÁREAS

B.1. ÁREAS PRIORITARIAS DE REGENERACIÓN El Distrito de Ciudad Lineal no cuenta con ningún ARRU, aunque sí se han identificado y declarado 8 APIRU:

  • Barrio de la Elipa (15.01),

  • Barrio de San Pascual (15.02)

  • Barrio de Pueblo Nuevo (15.03)

  • Barrio de Quintana (15.04)

  • Barrio de Bilbao (15.05)

  • Poblados Hermanos García Noblejas (15.06)

  • Colonia las Moreras (15.07) 

  • Parque San Juan Bautista (15.08).

Para identificar estas áreas se han diferenciado 3 grandes áreas según la antigüedad de los edificios residenciales, con fecha de construcción de edificación anterior a 1980, y los indicadores de vulnerabilidad. Se considera APIRU prioritario el 15.06 Poblados Hermanos García Noblejas para el estudio de la titularidad del suelo y poder intervenir en el espacio público. Aunque se han incluido en el programa de actuaciones 2 APIRU más:

15.02 Barrio San Pascual y

15.08 Parque San Juan Bautista.

B.2. ÁREAS DE OPORTUNIDAD Las Áreas de Oportunidad identificadas se corresponden en general con zonas del Distrito donde el planeamiento urbanístico no se termina de consolidar. 2 áreas son las consideradas como más importantes por planificar: el solar del Hospital del Ejército del Aire y el ámbito de dotaciones sin edificar en la calle Largo Caballero, gran vacío de suelo que se une al Distrito de San Blas, junto con el que se crea una gran área de oportunidad denominada Esculano-Canal de Isabel II.

B.3. ÁREAS DE CENTRALIDAD URBANA Se han identificado 5 Áreas de Centralidad:

  • zona comercial Arturo Soria Plaza y ámbito actividad económica de la calle Torrelaguna (AC 15.01 A-2 Arturo Soria),
  • el eje terciario Alcalá incluidas áreas de influencia junto con el cruce con Arturo Soria (AC 15.02 Alcalá M-30 hasta la Cruz de los Caídos),
  • el entorno de la Plaza Virgen del Romero en el Barrio de la Concepción (AC 15.03 Barrio de la Concepción),
  • la calle Marqués de Corbera (AC 15.04 Marqués de Corbera), y
  • el ámbito de Ascao (AC 15.05).

La gran centralidad del Distrito puede considerarse el Eje Alcalá con la Cruz de los Caídos, teniendo una importancia más local o de barrio el resto de centralidades. Por otra parte, el ámbito de actividad económica puede considerarse una exocentralidad, centralidad de ciudad en periferia.

C. REDES

C.1. RED DE PROXIMIDAD Se ha planteado una red de proximidad que aglutine los posibles recorridos a comercios, actividades económicas, dotaciones y equipamientos del distrito. La red de proximidad más importante se articula en torno al eje fundamental formado por la calle Alcalá, pero es indudable que la linealidad y diversidad del distrito provoca que se generen unas redes de proximidad muy locales, de barrio para cada uno de ellos.

RED DE IDENTIDAD En la Red de Identidad se han identificado los edificios y áreas protegidos o no, ejes y espacios libres identitarios del distrito. En cuanto a los edificios se han resaltado los edificios protegidos incluidos en el Catálogo de Edificios Protegidos del PGOUM 97, edificios incluidos en la guía COAM, y los que por su función dentro de la vida social del distrito generan puntos de reunión e identidad en su población. En el plano edificatorio, el distrito de Ciudad Lineal dispone de una diversidad de edificios de esta índole, siendo complicado destacar un edificio con respecto a otro como más identitario de todo este ámbito.

En cuanto a las áreas, el distrito también cuenta con una variada composición de zonas protegidas o resultantes de promociones públicas que lo singularizan, como serían las Colonias Sambara o el Barrio de la Concepción entre otras.

Aunque el área que verdaderamente sobresale es el Cementerio de La Almudena.

En cuanto a los ejes y espacios libres, destacan la calle Arturo Soria, la calle Hnos. García Noblejas, la calle Alcalá, y en un segundo nivel calles más locales como Marqués de Corbera en La Elipa. En general, se puede concluir que los rasgos identitarios que se proponen muestran el carácter diverso y disperso de todo el distrito.

C.2. RED AMBIENTAL La Red Ambiental propuesta recoge los corredores verdes interdistritales que generen una red ambiental a escala en su comunicación con los distritos circundantes. Por esta razón, se han resaltado las zonas verdes que pueden ser consideradas parte de una red de infraestructura verde general. Se han propuesto dos grandes corredores verdes, cada uno de ellos con características particulares: Parque Calero con la Finca Torre Arias en el distrito de San Blas, y eje compuesto por la calle Largo Caballero con Av. de Arcentales. El primero de ellos atraviesa el distrito de oeste a este, desde la Av. de Donostiarra hasta la finca Torre Arias con el núcleo central del Parque Calero. Y el segundo, puede ser considerado un corredor verde metropolitano que desde San Blas y pasando por las calles Largo Caballero y Marqués de Corbera se unan al bulevar de Alcalde Sainz de Baranda finalizando en el Parque del Retiro.

C.3. RED DE MOVILIDAD El Distrito Ciudad Lineal se encuentra delimitado por una gran arteria circulatoria, como es la M-30, y la autovía A-2, que divide el distrito, pero no presenta graves problemas de permeabilidad tanto motorizada como peatonal. A nivel distrital la red de movilidad se ha planteado considerando un eje cívico urbano estructurante, como es Arturo Soria y Hnos. García Noblejas, que lo vertebra de Norte a Sur y que será objeto de estudio el año 2017, y el eje cívico de la calle Alcalá, gran canalizadora de tráfico de paso hacia el interior de la ciudad y donde se aglutinan medios de transporte y una importante actividad económica. Los otros ejes cívicos que se identifican, como son la Av. de San Luis en el norte o la calle Marqués de Corbera, tienen un carácter más local, pero de igual manera sirven para conectar con otras áreas de la ciudad. En un segundo nivel se encontraría la red de colectoras locales que permiten organizar el tráfico automovilístico y de transporte público reduciendo su incidencia en zonas de prioridad peatonal. Por último, en un tercer nivel tendríamos las áreas delimitadas por las anteriores que consideramos de carácter peatonal.

D. PROGRAMA DE ACTUACIONES Se relacionan un catálogo posible de acciones, categorizadas según su naturaleza sobre las que establecer una dinámica de intercambio para establecer las prioridades. Es un catálogo abierto que se irá alimentando de los intereses de todos los agentes.

D.1. PROYECTOS ESTRATEGICOS DE ESPACIO PÚBLICO PEL Las actuaciones prioritarias en el espacio público que se proponen se vinculan a dos grandes acciones estructurantes dentro del Distrito: el Itinerario identitario “Re-emplazar Ciudad Lineal” y el Eje Cívico “Alcalá”.

D.1.1 MEJORA DE LA ACCESIBILIDAD

– Mirador La Atalaya

D.1.2 REMODELACIÓN DE ESPACIO PÚBLICO

– López de Hoyos

– Arturo Soria

– Plaza Nalda

– Plaza Platón

– Plaza Virgen del Romero

– Plaza metro Quintana P

– Ascao

– Braulio Gutiérrez – Arturo Soria

– Plaza de la Reverencia P

– Plaza de la Cruz P

D.1.3 ITINERARIO ESTRUCTURANTE

– Itinerario Re-emplazar Ciudad Lineal P

Se propone un itinerario peatonal que una las plazas más identitarias de diversos barrios del Distrito, generando una columna vertebral paralela a Arturo Soria, y con la que se identifique verdaderamente el Distrito de Norte a Sur. Además, la significancia de este itinerario reside en que el recorrido unifica ámbitos declarados preferentes para la rehabilitación de la edificación: APIRU.

D.2. MOVILIDAD PEM Las actuaciones de movilidad propuestas pretenden mejorar la movilidad peatonal del distrito vertebrándose en torno a una actuación prioritaria, como es el Eje Cívico Alcalá.

D.2.1 EJE CÍVICO

– Eje Cívico Alcalá P Se propone una actuación que convierta la Calle Alcalá en una calle prioritaria de modos verdes y no canalizadora del tráfico de paso hacia el centro de ciudad, consiguiendo una vía amable para el peatón, pudiéndose conseguir en la propuesta de “máximos” un Bulevar-acera de hasta siete metros de ancho con doble alineación de arbolado. Vinculadas a esta intervención se estudian las calles Virgen del Sagrario y José del Hierro.

D.2.2 MEJORA DE CONEXIONES VIARIAS D.2.3 ÁREA DE MEJORA PEATONAL

– Pueblo Nuevo – Quintana P Estudio y obtención de una mejora de la movilidad peatonal en estos dos barrios, Pueblo Nuevo y Quintana, teniendo en cuenta el área de influencia de la intervención en el Eje Cívico Alcalá.

– Barrio Bilbao P Estudio y búsqueda de propuestas para solucionar la movilidad peatonal en este ámbito.

– Parque San Juan Bautista P Estudio y búsqueda de propuestas para solucionar la movilidad peatonal y circulatoria en este ámbito.

D.3. PLANES INTEGRALES TERRITORIALES DE ORDENACIÓN Y GESTIÓN PIA

D.3.1 ÁREAS DE OPORTUNIDAD En las actuaciones que afecten al planeamiento o a la gestión se han destacado las zonas del distrito que faltan por desarrollar o se han quedado incompletas en su ejecución urbanizadora.

– Solar Hospital Ejército del Aire Se propone el estudio de este gran solar, actualmente calificado como equipamiento básico según el Plan General, para su posible en un núcleo de dotación/es que sirvan de nexo con San Blas.

– Esculano – Canal de Isabel II P Se propone el estudio a nivel normativo y de planeamiento en los ámbitos de solares vacantes destinados a dotaciones, vacíos que se encuentran en el final de la calle Largo Caballero y se extienden en la Av. de Arcentales. Con este estudio se pretende densificar la zona y articular una cohesión con el distrito de San Blas.

– Cocheras Av. Trece Rosas El estudio consistiría en el desarrollo normativo de esta zona, teniendo en cuenta el posible soterramiento de las cocheras de la EMT y los usos que permitieran cubrir este enorme ámbito.

D.3.2 ÁREAS DE OPORTUNIDAD

– A-2 Arturo Soria

– Alcalá (M-30 – Cruz de los Caídos) P

– Barrio de la Concepción

– Marqués de Corbera

– Ascao P

D.4. PLANES INTEGRALES DE BARRIO PIB Una de las actuaciones prioritarias en las APIRU, y sobre todo en Poblados Hermanos García Noblejas es la intervención en el espacio interbloque de la norma zonal 3 actualmente deteriorado y con grandes problemas de accesibilidad en la movilidad peatonal, para lo que se hace necesario realizar un estudio de titularidad del suelo de estos espacios. Las otras dos APIRU que se proponen, Barrio San Pascual y Parque San Juan Bautista, aunque no tienen los mismos indicadores de polivulnerabilidad que el anterior ámbito, presentan una oportunidad de estudio por su vinculación al itinerario estructurante que se plantea de Norte a Sur, por lo que su estudio consistiría en crear espacios públicos para el peatón en el interior de estos ámbitos.

D.4.1 APIRUs

– Poblados Hermanos García Noblejas P

– Barrio San Pascual

– Parque San Juan Bautista

Mapa Ruido CIUDAD LINEAL 2006

En el Plan Municipal de Vivienda Nueva 2016-1029 no figuran acciones en CIUDAD LINEAL

Pero con la fachada a la M-30 se ha levantado desde sus inicios una arquitectura especial:

La Mezquita de la M-30, es el Centro Cultural Islámico de Madrid, la mezquita más grande de España. El conjunto, de 12.000 m2 distribuidos en 6 plantas, cuenta además de la mezquita con un colegio, una biblioteca (con fondos árabes, españoles, ingleses y franceses), dos salas de exposiciones, un museo, un auditorio, un gimnasio, las viviendas del director y el imán, un restaurante y una cafetería. La fachada del complejo es de mármol blanco. En 1976, 18 países musulmanes con representación diplomática en España firmaron un acuerdo para erigir una mezquita en Madrid. Sin embargo, el proyecto quedó postergado durante 11 años, hasta que el rey Fahd de Arabia Saudí aportó la financiación necesaria (2.000 millones de pesetas) para ejecutar la construcción. Tras cinco años de obras, el 21 de septiembre de 1992, el monarca saudí y Juan Carlos I de España inauguraron el edificio.

El Tanatorio de la M-30, polémico desde sus orígenes, vino a resolver el problema endémico en Madrid (en 2016 murieron cerca de 409.000 personas en Madrid). El 3.2.1984, el alcalde Tierno Galván inauguraba el Tanatorio de la M-30, definido entonces como una construcción vanguardista “para desdramatizar el dramático hecho de la muerte”. El complejo fue diseñado por Antonio Fernández Alba, premio Nacional de Arquitectura. En sus instalaciones se ofertaba una gama de 11 modelos de féretros que costaban entre 55.000 y 200.000 pesetas. Después de la desmantelación de las casas unifamiliares que hacían de la zona un manto casi uniforme quedó un gran solar apropiado para nuevas construcciones. Pero si nos remontamos unos cuantos años atrás para conocer cuál era la realidad de la zona, encontramos además de las ya mencionadas casas unifamiliares, una construcción atípica en la zona conocida como “Las Casa de Darío”. La construcción del tanatorio supuso enfrentamientos entre los vecinos, la constructora y el ayuntamiento.

El Edifico AGF (de los cubos), “…Heredero de los planteamientos utopistas de Kenzo Tange para la bahía de Tokio, este edificio se configura como el apilamiento de seis cajas de vidrio que se cruzan como puentes, apoyándose en 16 pilares huecos de 2’4 m de diámetro que alojan instalaciones en su vacío interior, que además es visitable. Cada uno de estos paquetes se construye con estructura metálica, y descansa sobre vigas de hormigón. Unos núcleos centrales con ascensores, que arrancan de un vestíbulo con techos de cristal, dan acceso a las plantas; mientras que unos cuerpos bajos “envueltos” de ladrillo enfoscado y pintado contienen todas las zonas de servicios comunes, y forman a la vez un basamento en masas cúbicas de aristas redondeadas. El conjunto es tan desconcertante en sus vistas lejanas como impactante en una visión próxima, y se muestra como un ruidoso reclamo para los transeúntes que circulan por la autovía M-30, cumpliendo así con creces su finalidad publicitaria…”

Y la piscina Stella, fueron sus autores Fermín Moscoso del Prado Torre, y ampliada por Luis Gutiérrez Soto y José Antonio Corrales, con fecha de construcción entre 1945 – 1947, y ampliada en 1952 de estilo racionalista. Stella abrió sus aguas en 1947 cuando Manuel Pérez-Vizcaíno y Pérez-Stella (de ahí el nombre) decidió convertir en piscina fina el pilón del vivero familiar al que acudían a bañarse los vecinos los días de mucho calor. Era una idea extravagante para la triste posguerra. En Madrid, las grandes piscinas se habían construido durante la Segunda República. Centros de deporte e higiene con estética racionalista como La Isla (del arquitecto Gutiérrez Soto, autor también del cine Barceló) o La Playa de Madrid (de Muñoz Monasterio, que firmó el Bernabéu). La primera fue totalmente destruida en la guerra y la segunda, tan reformada que ya fue otra. El Club Stella llegó mucho después. Sus limpias líneas, su blancura y su evocación marinera nacieron ya como un homenaje a la estética racionalista de los años 30′.

Plan Especial de Protección STELLA. Ambito. 2010

El edificio se dispone aterrazado en una ladera del valle del Arroyo del Abroñigal; se accede por la calle Arturo Soria, en la cota superior, a través de una portada neobarroca entre dos pabellones hasta alcanzar el depurado edificio principal, cuyo elemento más significativo, una amplia rotonda, se abre a una terraza elevada sobre la piscina. Esta plataforma inferior, cerrada al paisaje mediante una pérgola en el extremo occidental, se alcanza a través de un pórtico abierto bajo el edificio principal. En la parcela septentrional se abre un amplio jardín aterrazado con arbolado, zonas pavimentadas y espacios circulares de pradera conectados con el área de la piscina, que incluye otra de uso infantil.

Dentro del racionalismo purista, a pesar de la fecha de construcción tan tardía, utiliza, como gran parte de la arquitectura deportiva de carácter acuático, motivos náuticos –en este caso, el puente de mando de un barco–, con sus elementos curvos, sencillas barandillas de tubo y pórticos, cuyos antecedentes son el Club Náutico de San Sebastián o la Piscina La Isla de Madrid. Sin tener las cualidades de estas dos obras señeras, es destacable la integración escalonada en la ladera.

Es Ciudad Lineal, un distrito heterogéneo, nacido de la histórica ciudad lineal de Arturo Soria, y hoy definido por el límite del arroyo del Abroñigal (hoy M-30). Mezcla de residencial, oficinas, dotaciones, incluye un Sur hipertenso, de viviendas pequeñas, con bajas rentas, construido a lo largo de la etapa de superación del chabolismo y la autoconstrucción de los 50′ y 60′, y, un Norte, de gigantes verticales, de 10, 15, 20, y 25 plantas de alturas, realizado entre los 90′ y 00′, de rentas altas, viviendas grandes, símbolo del capitalismo eufórico, “… a medio camino entre la instalación laboral de producto administrativo y el escaparate del poder económico y tecnológico de las empresas..”


Cada mercado es local.

Cada municipio tiene su singularidad.

Cada municipio se retrata en su parque residencial.


MADRID Distrito 14 – MORATALAZ

“Todos íbamos entonces a por 3 niños. Llamaban a esto el barrio del chupete”.

Estos gráficos representan el Parque Residencial del distrito 14 MORATALAZ (Madrid)

Son los Bienes Inmuebles, de uso VIVIENDA, matriculados a 1.1.2015, clasificados por tamaño y fecha de inscripción. Cada barra horizontal representa una década, la inferior es la más reciente (2010-2014), y la superior la más antigua (1950). Cada color representa un tamaño de vivienda, del más frío (<60 m2) al más cálido (>180 m2).

La barra inferior (DELVI) representa el cálculo hecho desde Otropunto de la Demanda Latente de Vivienda (la demanda latente se configura por las personas que no tienen vivienda y que por su perfil sociológico (edad) y socioeconómico (no están en desempleo) son potenciales compradores). Es una estimación del número máximo de vivienda que constituye la demanda encubierta de una zona y se basa en las personas con el perfil de los actuales compradores de vivienda pero que todavía no han constituido un hogar.

MORATALAZ Distrito 14 compuesto de los Barrios de 141 PAVONES, 142 HORCAJO, 143 MARROQUINA, 144 MEDIA LEGUA, 145 FONTARRON y 146 VINATEROS.

Son 610,32 ha de superficie y una población de 94.607 (156 hab/ha), 40.086 viviendas y 37.229 hogares. Con un saldo vegetativo negativo (en 2016 hubo 702 nacimientos y 952 defunciones), 38.223 automóviles y 2.600 locales con actividad; con un importante desequilibrio entre los menores de 15 años (el 12,54 %), y los mayores de 65 años (25,73 %); con muy poca vivienda vieja (>1% anterior a los 50′), abundando la vivienda de medio tamaño (más del 42% de superficie entre 60-90 m2), precios de vivienda bajos y a la baja (-1,28% en 2016), con 7,8 % de población extranjera viviendo en el 2,91% de los hogares (1.086), y dónde un 26,83% de las viviendas están ocupadas por solitarios (9.985 hogares unipersonales), y un 14,97% (5.574 hogares) son mayores de 65 años solitarios.

Aunque parece todo muy homogéneo, nada más lejos de la realidad

Una ciudad del tamaño en población de la ciudad de Cáceres (la 66ª), junto a la ALMENDRA de Madrid

Estas tablas cualifican las viviendas del Distrito 14 MORATALAZ según su tamaño y su fecha de construcción.

Las pirámide de población a 1.1.2017 del DISTRITO MORATALAZ y sus BARRIOS a 1.1.2014




Son datos fríos, sin cocinar.

Información para la toma de decisiones.

Información para el conocimiento.


Desgajado del antiguo distrito de Moratalaz-Vicálvaro en la reestructuración de 1987, ya que el pueblo ha pasado a formar otro aparte. Lleva el nº 14 en la clasificación definitiva. El área de Moratalaz –que antes constituía una sola propiedad, la dehesa del mismo nombre- se desarrolló de manera programada unitariamente por la empresa promotora, dando origen a una ciudad dormitorio, generada a saltos que van dejando espacios vacíos entre ella y Vicálvaro, para ser rellenados, posteriormente, con viviendas de mayor nivel cada vez.

El distrito de Moratalaz está delimitado por 4 autovías que le separan de los 4 distritos madrileños, M-30, al O, que le separa de Retiro, M-40, al E, que le separa de Vicálvaro, A-3, al S; que le separa de Puente de Vallecas; y M-23, eje O’Donnell, al N, que le separa de Ciudad Lineal.

Acompaño una serie de escritos tratando de dar una imagen del momento súbito de formación del Distrito de Moratalaz y sus cambiantes realidades sociales  urbanísticas en un escaso plazo de 50 años.

El nombre de Moratalaz en Madrid era algo genérico, una zona de huertas situadas a las orillas del Abroñigal bien regadas por sus arroyos y un clima benigno; pero no era la única quinta del barrio, también estaba la Hacienda de Pavones hacia oriente, y otros lugares que iremos viendo. De hecho en ninguna de las guías de Madrid del siglo XIX aparece mencionada como lugar, siendo el primer documento donde se menciona Moratalaz el plano militar levantado en 1862, en el que se recogen los  campos de instrucción de Madrid.

Es precisamente a partir del arrendamiento al Conde de Polentino del campo de maniobras militares en noviembre de 1861, cuando se empieza a nombrar Moratalaz con mucha más frecuencia en la prensa. Hubo muchos “tiras y aflojas” con el precio del arrendamiento. Sin duda se convirtió en un acicate para la zona, ya que el camino que partía desde la calle Granada (ensanche Este de Madrid, Barrio de Pacífico), tuvo que ser totalmente restaurado debido al paso de las tropas y la artillería a principios de 1886. El campo de tiro fue declarado de utilidad pública en 1907. La última maniobra de la que tenemos noticias fue en junio de 1927. Actualmente trascurre sobre él la carretera de Valencia (A3)

Hacienda de Pavones
Se encontraba en el extremo sur-oriental del actual barrio, a caballo entre Vicálvaro y Vallecas. La primera mención a esta hacienda es en 1802, cuando se saca a subasta “las tierras pertenecientes a la memoria fundada en el que llaman de la Concepción”.

Pero el documento más esclarecedor de cómo era está hacienda lo encontramos en el Diario de Avisos de Madrid, de fecha 19.4.1831.

“… se saca á pública subasta por término de 30 dias la hacienda Hámada de Pavones, que antes se titulaba de Palacios y Valderibas, sita en término del lugar de Vallecas, que se compone de 450 fanegas de pan llevar, casi todas en un pedazo, con inclusion de la huerta, era empedrada, casa de labor, que incluye 13.646 pies superficiales, y consta de habitación, graneros, pajares, cuadras y otras oficinas, fuente de agua dulce, tres estanques, y otra pequeña casa para guarda de la posesion,…..” 

La finca pasó a manos del Marqués de Claramonte de Arteta, adquiriendo cierta fama como criadores de gallinas a finales del siglo XIX. Contaba con numerosos manantiales, de hecho había minas de agua para el suministro a Vallecas. Tenía una gran arboleda junto al puentecillo de la Carrantona, sobre el arroyo de la Arboleda que se dirigía serpenteante hacía Vallecas.

Era el punto intermedio en el camino de Vallecas a Vicálvaro. A la hacienda iban muchos mendigos donde se repartía pan elaborado expresamente para ellos.

El terreno de la hacienda está ocupado actualmente por el polideportivo, y todavía hoy podemos observar en su extremo occidental una vegetación exuberante que se nutre de las aguas de los manantiales que se niegan a perder su terreno.

Además de la Hacienda de Pavones, estaba la de Pablo Larios, donde se jugó el primer partido de Polo en España, con presencia de miembros de la Familia Real; o Villa Purita (derribada en 1959).

Otros propietarios destacados de tierras eran: el Conde del Puerto, Juan de Mata Sevillano, Esteban Hernández o el Marqués de Perales. También, como en todo el perímetro limítrofe a Madrid, había algún ventorro y casas de citas (de muy dudosa reputación, según calificaba la prensa).

La principal actividad económica de la zona, además de las huertas, eran los tejares, siendo los más nombrados: el de Pol o del Manco, del Tío Juan, del Cura, de Zabala y el de Sixto.

El barrio de las Latas

El principal núcleo de población se asentaba junto al Abroñigal. Era pequeño comparado con otros como San Pascual o Las Ventas, contando con apenas 1.600 habitantes. Dividido en 2 núcleos creció hacia 1900, trabajando casi todos los vecinos para los tejares cercanos, que eran los propietarios de las tierras donde se asentaba el barrio. La mayoría de sus habitantes provenían de La Elipa y de Las Ventas. El barrio era conocido por Abroñigal, Vereda de Atocha o de Las Latas, nunca como Moratalaz, figurando por primera vez como “Barrio de Moratalaz” a principios de los años cincuenta. En el primer tercio del siglo XX la dehesa era utilizada por los toros que venían de La Muñoza para pastar y descansar antes de entrar a Madrid para ser lidiados, y en más de una ocasión dieron algún susto a los vecinos .

Este núcleo se mantuvo hasta 1970, cuando fueron realojados en el barrio VI, sector Este, de Moratalaz.

Colonia Hogar Ferroviario

La Colonia Hogar Ferroviario se fundó como sociedad cooperativa en agosto de 1919, adquiriendo los terrenos de la huerta que pertenecía al General Zabala en 1923. El expediente de calificación fue aprobado en junio de 1924, iniciándose las obras un mes después, verificándose la inauguración de la colonia a finales de 1925.

El proyecto del arquitecto Francisco Alonso y Martos, constaba de 51 “hotelitos económicos” y un edificio comunal. La cooperativa, además del propósito principal de la construcción de viviendas baratas, tenía entre sus estatutos la creación de una cooperativa de consumos, biblioteca, colegio, …. dado su alejamiento de cualquier centro urbano. Al frente de la sociedad figuraban en 1925: Emilio Besteiro Graciani, Héctor Cortés Corominas, Joaquín González García, Quiterio Fernádez Urda, Miguel Sancho Suárez, Santos García Rodríguez, Antonio Eroles Ruiz, Constantino Casado Camacho, Manuel Aldomar Arteaga, Anselmo Fernando Riesco y Sebastián Ruiz Galiana; todos ellos empleados de la compañía ferroviaria MZA, excepto Anselmo que pertenecía a la MCP. La colonia siempre estuvo ligada al cercano barrio de Doña Carlota, tanto es así, que en septiembre de 1930 solicitó al Gobierno Civil la segregación de Vicálvaro y su anexión a Vallecas, que era donde realmente hacían la vida. Vicálvaro distaba de la colonia 6 km, y era toda una odisea el traslado de cadáveres o el suministro de subsistencias, costeándose la colonia servicios como la limpieza o la educación. La colonia Hogar Ferroviario, son los edificios más antiguos de todo el barrio de Moratalaz.

Otros núcleos de población

Otros pequeños núcleos de población eran el barrio de Las Pilillas, en la intersección del arroyos Pilillas con el Vallincoso (conocido actualmente como Belincoso) formado por unas 42 viviendas; y El Torito, que estaba donde terminaba la dehesa (posiblemente al ser donde pastaban los toros provenga de ahí su nombre), y que se mantuvo en pié entre los bloques del barrio de Moratalaz hasta bien entrado los años 80′.

Empieza el crecimiento

En la Junta Extraordinaria de la Inmobiliaria Urbis, celebrada en noviembre de 1956, se da cuenta que la Compañía ha comenzado a hacer numerosas compras en Moratalaz, prolongándose estas durante todo 1957. Debido a la gran inmigración a Madrid de otras provincias, el Ministerio de la Vivienda puso en marcha el Plan de Urgencia Social (1957), por el que fomentaba la construcción y urbanización de nuevos barrios, calculándose en 60.000 familias las que vivían en estado muy deficiente. La iniciativa privada, amparándose en la figura del Plan Parcial de la Ley del Suelo, tomó parte muy activa en el nuevo plan. Aprovechando esto la Inmobiliaria Urbis proyectó los nuevos barrios de La Estrella, Puente de Praga y Moratalaz, con el apoyo financiero de Banesto. 

Las obras comenzaron en septiembre de 1958. Un grave derrumbe tuvo lugar en junio de 1959, siendo portada de algunos diarios. Las primeras entregas de llaves fueron en enero de 1960. Como dato reseñable, Urbis mencionaba en su Junta General de 1959, que las 5.000 viviendas correspondientes a esta primera fase se habían vendido en tan solo 90 días, y se preveía la construcción inmediata de otras 20.000 viviendas. La campaña publicitaria de Urbis utilizaba todos los medios de comunicación de la época. Era muy activa y cambiante e iba dirigido a las familias. De inmediato surge el problema principal del barrio, la comunicación con la capital. El día 5.3.1960 llegó la línea 30 de la EMT al barrio, y tan solo 5 días después se pedía prolongar la L-20 hasta Moratalaz, ya que la L-30 solo comunicaba con la cabecera del 20, por lo que también se proponía llevar el 30 hasta Goya para enlazar con el Metro. A finales de este mismo mes el 30 llegaría hasta Felipe II. En enero de 1961 Franco hace una visita oficial al barrio, y es bendecido por el obispo oficial de Madrid. En ese momento ya se han entregado las 5.000 primeras viviendas, y está previsto la construcción de otras 5.000 en el plazo de 2 años. En septiembre de este mismo año la línea 30 de autobuses ya llegaba a Goya, y los anuncios de la Urbis decían así: “Y está cerca de su trabajo, de sus amigos y de las atractivos del centro de la ciudad. Autobús núm. 30 – Moratalaz Metro Goya. En Doctor Esquerdo (junto a Moratalaz): autobuses números 20 y 8 y trolebús nº 106. Centro telefónico en el barrio.”. Como se ve Urbis insistía mucho en la comunicación del barrio, pero no dejaba de ser una quimera lo de “Doctor Esquerdo (junto a Moratalaz)”. En 1962 se comienzan a poner los primeros nombres a las calles, hasta entonces se identificaban por la letra del polígono y el número de bloque. También se modifica el proyecto de los nuevos bloques a los que se añadirán más altura, lo que unido a las reclamaciones por la mala construcción, fue el germen para la creación de las asociaciones de vecinos que tuvieron gran relevancia en los años venideros.

Moratalaz era conocido como “el barrio del chupete”, debido a la alta natalidad que tenía. Hasta 1963, los bautizos se hacían en la iglesia del Dulce Nombre, en el vecino barrio de Doña Carlota.

Se abrió también la autopista A-3, avenida del Mediterráneo, pero lo que se suponía iba a ser un alivio para el tráfico rodado no fue tal, pues se seguían produciendo cuellos de botellas en las salidas del barrio; además hubo numerosos accidentes pues los vecinos cruzaban la carretera para ir hacía Vallecas.

En 1965 llega al barrio una nueva línea de autobús, la 32; y son entregadas 2.798 viviendas del polígono I. Al año siguiente abre sus puertas el tercer colegio del barrio, el Doctor Conde Arruga, y se inaugura la guardería La Milagrosa, y la iglesia de La Esperanza en el polígono H. En 1969 son entregadas otras 1.800 viviendas en los polígonos J, K y L; y se inauguró el Parque de Moratalaz.

Tras la reordenación de los distritos madrileños, año 1971, Moratalaz es separado de Vallecas, pasando a formar el distrito 15 junto a Vicálvaro. La línea 20 de autobús es prolongada hasta la Plaza del Encuentro. Son entregadas las viviendas de las torres del polígono Y, y las construidas por Imarsa en el polígono E.
 

El año 1972 supuso un importante paso para el barrio en lo referente a equipación social, así se inauguró: el mercado, correos, la sede de la policía municipal, el polideportivo y los juzgados. Además son entregadas las viviendas de la Cooperativa Virgen de la Esperanza, en el sector NO junto a O´Donnell (708 viviendas), conocido como polígono Martala; que era de largo el mejor urbanizado hasta aquella fecha. Esta cooperativa surgió de la famosa quiebra de la inmobiliaria La Nueva Esperanza en el año 1967. Parte del sector Este fue destinado para expropiados, sobre todos los afectados por la construcción de la M-30.

Pero los problemas seguían para el barrio, sobre todo lo referente a los accesos de tráfico rodado. Tanto es así, que mereció más de una portada en la prensa, como la siguiente del diario ABC. Contaba tan solo con tres salidas hacía La Elipa, Vallecas y una estrecha carretera hacía Madrid por el barrio de La Estrella, todas ellas llenas de cruces muy deficientes, y mientras la población seguía creciendo año tras año.

Otro gran problema era el de los colegios, muchos chavales tenían que ir a estudiar a otros distritos de Madrid (el déficit de puestos escolares para el barrio estaba cifrado sobre las 20.000 plazas). Pero no todo iban a ser malas noticias, en 1973 abrió por fin sus puertas el ambulatorio.

El problema del tráfico fue paliado en gran medida por el nuevo puente al barrio de La Estrella sobre la M-30, inaugurado en 1974.

En Julio de 1974 fue entregada la promoción de la Colonia Familia y Hogar, formada por trabajadores del extinto Instituto Nacional de la Vivienda y del Ministerio de la Vivienda que se constituyeron en cooperativa en 1968. Situada en la c/ Pico de los Artilleros, está formada por 7 torres y 8 bloques con un total de 812 viviendas, más dos módulos de locales comerciales separados, conservando su carácter de propiedad privada.

Las pocas instalaciones sociales eran insuficientes para la población, así en 1975 tan solo contaba con un Instituto de Enseñanza Media, el polideportivo tenía tiempo de esperas de 2 horas, y había falta de zonas verdes. Además en el sector E se reclamaba una residencia de ancianos, pues había absorbido mucha  población mayor procedente de las expropiaciones.

Todos estos problemas fueron abordados de una forma muy activa por las diversas asociaciones de vecinos, aunque debieron de pasar años hasta que el Ayuntamiento de Madrid se hizo cargo al 100% de la gestión del barrio, debido a su carácter semiprivado.

La apertura de la M-30, hacía 1975, supuso un alivio para el tráfico rodado, pero sin lugar a dudas el hecho más relevante en materia de transportes fue la llegada del Metro al barrio en Enero de 1980.

Hacía 1982 se estabilizó el número de habitantes, en torno a los 147.000, siendo solo el 10% mayores de 59 años.

El barrio seguía contando con pocos lugares para el ocio, contaba con tan solo 2 cines, un número insuficiente de bibliotecas, y pocos comercios debido a lo elevado de sus alquileres y la condición de ciudad dormitorio.

A finales de los 80′ fue urbanizado el sector Oeste de Moratalaz, junto a la M-30, instalando un gran centro comercial, y se construyó el famoso y criticado edificio conocido como El Ruedo, obra de Sáenz de Oiza.

La apertura al tráfico en octubre de 1991 de la M-40 fue otro desahogo más para el tráfico del barrio, así como la apertura de la M-23 (prolongación de O’Donnell), en diciembre de 1997.

En la década de los 90′ y principios del siglo XXI, fue urbanizado y construido el resto del sector Este, hasta su límite con la M-40. Finalmente, y saltándonos el orden cronológico, añadiremos que fue en 1987 cuando Moratalaz se desligó de Vicálvaro, pasando de dehesa a distrito.

“…Era una zona de sembrados, conocida por los arroyos y los barrancos que tenía. Los primeros núcleos de población se asentaron en el siglo XIX. La hacienda de Pavones era el espacio más importante, aunque el primer asentamiento fue Latas. Le dieron ese nombre porque las casas estaban cubiertas con latas antes de techarlas con tejas. Cuando llovía, la zona se iluminaba por el brillo del sol sobre el agua. A principios del siglo XX se construyó la colonia ferroviaria, aunque el tren de Arganda no paraba a su paso. También había un campo de artillería en un terreno alquilado al conde del Polentino. Comenzó a llamarse Moratalaz en el plano de 1929.

Era una zona dependiente de Vicálvaro que se relacionaba más con Vallecas. La población trabajaba en los alfares de La Elipa y Las Ventas, pero no había mucha población porque estaba muy cerca del cementerio.

La explosión llegó con Urbis. Compró todo el terreno desde la Estrella y comenzó a construir pisos con un diseño muy innovador para la época. Creó polígonos de casas con grandes avenidas y accesos ajardinados, aislando a la gente del ruido. Pronto se encontraron con dos problemas. Quisieron hacer todo el urbanismo y se dieron cuenta que no podían hacer frente a su mantenimiento. Al final, tuvieron que ofrecer al Ayuntamiento los espacios interbloques para que los recepcionasen. El otro problema fue el de los servicios públicos. El Gobierno no tenía dinero para hacerlos y se construyeron casas sin equipamientos ni accesos, lo que provocó una fuerte contestación vecinal.

Los problemas de acceso eran bestiales. Solo tenían salida a Vallecas y La Elipa. La carretera a la Estrella era de un carril y con curvas, lo que provocaba atascos monumentales. Para llegar de Moratalaz a Madrid se tardaba una hora y media. La construcción de la A-3 y las radiales aisló la zona más si cabe. La situación se arregló con la construcción del puente de la Estrella, la M-30 y las salidas de la carretera de Valencia. La construcción del Metro terminó de arreglar la situación pero desde que se construyó, a finales de los 70, hasta que se abrió pasaron varios años.

Los primeros polígonos tenían mala cimentación y Urbis tuvo que ir especializando los polígonos, cambiando su diseño y, por extensión, aumentando la cantidad de pisos. La densidad de población creció en una zona repleta de parejas jóvenes y con ella los problemas de equipamientos. Junto a las de San Blas, las asociaciones de vecinos de Moratalaz fueron las más fuertes de todo Madrid y las que más se manifestaron por su barrio.

Los párrocos hicieron de mediadores con las autoridades y la constructora. Acogieron al potente movimiento obrero de Moratalaz e acogieron algunas de las instituciones que no aportaba el Ayuntamiento. En Nuestra Señora de la Montaña, el cura permitió el encierro de los vecinos en protesta por la situación y acabó detenido. Para hacerse una idea de la precariedad del barrio, solo hay que ver la iglesia de la Presentación de Nuestra Señora. Como la constructora dejó un desnivel, los fieles tuvieron que comprar una escalera de avión en una chatarrería para entrar al templo. Desde entonces, bautizaron al lugar como ‘Nuestra Señora de la Aviación’. También se hicieron iglesias y centros sociales en los depósitos de agua y antiguos barracones de Urbis.

Urbis se dio cuenta que si seguía en la misma línea, iría a la bancarrota. Al igual que Arturo Soria, cedió terrenos para realojos y vendió suelo a otras constructoras para poder hacer los pisos comprometidos. La construcción se diversificó. Hubo casas de peor calidad, lo que provocó la necesidad de posteriores rehabilitaciones. Algunas de las nuevas promotoras no siguieron la política de Urbis de hacerse cargo de las zonas públicas. Fue el caso de Mara, que se negó a urbanizar la calle. Lo tuvo que hacer Urbis. En un momento dado se produjo el realojo de los vecinos de Latas y se creó el ruedo. Las asociaciones de vecinos denunciaron un gheto en un extremo del distrito.

El resultado urbanístico fue que Moratalaz se convirtió en un distrito con importantes contrastes entre zonas. Las zonas más antiguas, de Urbis, los ministerios y el Ayuntamiento, tienen una población muy mayor. La mejor demostración es que es la zona con más número de solicitudes para instalación de ascensores de toda la Comunidad de Madrid. El descenso de vecinos es muy acelerado. Falta comercio y los grandes mercados nunca han llegado a despegar, a pesar de que el actual Alcampo es uno de los primeros centros comerciales de la ciudad. A nivel social, apenas hay conciencia de vecindario propio…”

Ricardo Márquez (Madrid, 1961). 2013 ‘Moratalaz, de dehesa a distrito’.

Creció en la década de 1960 a partir de la Colonia del Ferrocarril, situada en un apeadero de la antigua línea Vicálvaro-Madrid, perteneciente al llamado tren de Arganda. La carretera que partía del sudeste de la capital dio lugar al Camino de Vinateros, una de las avenidas principales del distrito (trasiego de productos no industriales con La Mancha). El alto de propiedad militar donde existía un campo de tiro dió paso a la actual calle del Pico de los Artilleros y la estación de metro de igual nombre.

“…La iniciativa privada, con la legislación posterior a 1954, se orientó hacia la construcción de vivienda destinada a la clase obrera. En la obtención de suelo urbano se beneficia de algunas subastas de la Comisaría (Almendrales, prolongación de la avda del Generalísimo, La Quintana, etc…); ahora bien, el sistema que la Ley del Suelo ha implantado, es decir, el Plan Parcial, permite disponer de todo el suelo urbano necesario previa transformación del rústico, cargando la iniciativa privada con los gastos de urbanización.

Debe destacarse, más por lo que proyecta que por lo que se realiza dentro de este período, el plan de URBIS SA, de construir 20.000 viviendas en 5 años en terrenos de la antigua dehesa de Moratalaz; no obstante las reservas impuestas por el Plan de Estabilización, en 1960 se habían entregado ya 5.000 viviendas subvencionadas del Plan Moratalaz y se iniciaba la construcción del II Plan, llegándose a las 10.000 en 1961…

“…Un plan lastrado por el chabolismo. Superados, al menos en teoría, la etapa de urgencia y las soluciones provisionales, el Plan Nacional de Vivienda, aprobado por ley de 23.12.1961, intenta engarzar la política de vivienda dentro del desarrollo económico del país; el Plan tendría una vigencia de 16 años (1962-1976), divididos en cuatrienios, período considerado suficiente para enjugar el déficit inmobiliario calculado en 1 millón de viviendas, lo que unido las necesidades que se irían produciendo elevaba l total de viviendas a construir a 1.550.828; las previsiones para el I Cuatrienio daban a la promoción oficial un importante cometido (el 30%), aún cuando prevalecían las viviendas protegidas (60%)… La mayor novedad urbanística del período se crea en El Barrio de Moratalaz adosando al núcleo muy avanzado de Urbis SA un polígono de promoción oficial. Allí el INV compra a Urbis, en 1961 una superficie de 193,20 ha, sobre la que se realiza un primer avance de ordenación ese mismo año. El sector queda articulado en su virtud en 8 barrios o áreas de planeamiento. Dos son las soluciones adoptadas en el uso del suelo, separadas por la autopista de Valencia: al N, supermanzanas a nivel de barrio de las ya implantadas por Urbis; al S manzanas a nivel de unidad vecinal de 300 viviendas, ajustadas al modelo aplicado en el Plan Parcial de Palomeras, aprobado por la Comisaría. El nuevo barrio se proyecta para 12.738 viviendas (57.000 habitantes) y en él se pretende “dar cabida a diversas categorías sociales y programas familiares diversos”…”

“…el más joven de los “grandes conjuntos” oficiales también se halla al E de Madrid, continuador del Barrio de Moratalaz hacia Vicálvaro. Partido en 2 por la autopista a Valencia se destina más a la preparación de suelo urbano, para su ulterior enajenación a cooperativas, patronatos… que a la construcción directa de viviendas por el Estado…

“…Son tan numerosas las críticas a las promociones oficiales, que aludir a ellas sería caer en el tópico. Es de notar que el descontento no se dirige únicamente hacia las deficiencias, muy numerosas, de la infraestructura urbanística y constructiva y a lo reducido de los tamaños, que quizás por más perentorias se hacen más visibles; el interés por asentar a toda prisa a charolistas e inmigrantes hizo que se olvidase la calidad de la construcción y no es infrecuente leer noticias sobre paredes agrietadas, bloque que deben ser evacuados por fallos de cimentación, etc. Muy grave aún es la falta de unos servicios colectivos, asistenciales y de esparcimiento, educativos, etc, que, si se planearon, en muy contados casos se llevaron a cabo íntegramente; abandono de los espacios verdes previstos, alumbrado insuficiente, falta de vigilancia, etc. Todo ello dentro de un marco de insatisfacción y desarticulación social (Gaviria ,1968), que no ha conseguido crear verdaderas unidades de vida en común. Por lo demás, las relaciones contractuales entre el organismo oficial en concreto y el interesado, son ambigüas o inexistentes. Tal estado de cosas está determinando a los organismos a plantearse la conveniencia de desprenderse de su patrimonio inmobiliario, que echa sobre sus hombros la pesada carga de unas reparaciones y una administración muy gravosas, de las que, en definitiva, sólo ellos son los responsables. En ciertos casos, incluso, se habla simple y llanamente de demolición…”

Manuel Valenzuela Rubio. Iniciativa Oficial y crecimiento urbano en Madrid (1939-1973)

Su extraordinario desarrollo en los años 1970 gracias a los programas del Ministerio de la Vivienda y la constructora Urbis se basaba en la idea -novedosa en la época- de separar los viales para automóviles, donde se ubicaban los portales de las bloques de viviendas, de los paseos. La idea no funcionó entonces y es ahora cuando sus habitantes más disfrutan de las zonas alejadas del tráfico.

“…En el distrito de Moratalaz, aparecen 9 actuaciones, 4 se desarrollan con planeamiento parcial y 5 son actuaciones puntuales. De los que se desarrollan con planeamiento parcial, 2 son residenciales y 2 equipamiento. De los 5 usos puntuales, 2 son residenciales, relacionados con la naturaleza agropecuaria del distrito, y 3 son industriales, destacando el complejo TOLSA al lado del cerro Almodóvar.

R.16 Marlata (1970) sector Pavones N, con Plan Parcial residencial con edificación de vivienda colectiva abierta, apoyada en la cuña verde de O`Donnell, de iniciativa Privada son 3.350 viviendas, Vallehermoso ejecutará la II fase (2.262 viviendas). sobre 30,46 ha, con densidad total de 196,7 viv/ha.

R.17 El Vendel (1980) sector Pavones N, con Parcial Parcial desarrollo residencial de vivienda colectiva abierta, a iniciativa de Vallehermoso sobre 16,08 ha.

E.9 Polígono Valdebernardo. Centro Hospitalario (1975), al S del núcleo de VIcálvaro y apoyado en la N-III Madrid-Valencia, sobre rústico forestal, se crea un complejo sanitario que equilibre los equipamientos de la estructura metropolitana sobre 205 ha de iniciativa pública el Plan Parcial se aprueba entre 1970 y 1975.

E.10 Polígono II Santa Eugenia (1970). En las laderas occidental y meridional del Cerro Almodóvar y apoyado sobre la N-III, sobre suelo rústico forestal se aprueba en 1970 el Plan Parcial Polígono Santa Eugenia sobre 41,50 ha, de iniciativa privada, zona de equipamiento de Santa Eugenia (Centro de enseñanza Ciudad de Valencia e instalaciones deportivas) segregando la zona residencial por la A-3, ocupando un paraje natural parcialmente. Esta zona tiene unas carcaterísticas singulares basadas en la geomorfología del lugar, con 2 cerros, el chico donde se sitúa el polígono residencial de Santa Eugenia y el cerro grande o Cerro testigo de Almodóvar de 727 m de altitud, separados por la construcción de la N-III. Además en esta zona se producía la explotación de un yacimiento de sepiolita que viv incorporando a la vida urbana a mediados de los 70′.

R.18 Asentamiento Residencial (1960) Al N de la zona industrial de VIcálvaro sobre 6,50 ha de suelo rústico forestal una estructura agropecuaria formada por viviendas vinculadas a explotadas agrícolas a lo largo del camino de las cebollas

R.19 Asentamiento Residencial (1960) Al E de la zona industrial de VIcálvaro sobre 2 ha de suelo rústico forestal a iniciativa privada sobre una estructura agropecuaria formada por viviendas vinculadas a explotaciones agrícolas.

I.10 Industria (1960)

I.11 Industria (1960) Al N del núcleo de VIcálvaro, 21,4 ha de suelo rústico forestal

I.12 Complejo industrial TOLSA (1960) Ladera N del cerro Almodóvar, 27,7 ha de suelo rústico forestal actividades privadas extractivas a los pies del cerro Almodóvar, graveras y canteras TOLSA.

Lourdes Jiménez Garcinuño. 2015. Tesis Doctoral ETSAM-UPM. Dinámicas de ocupación urbana del anillo verde metropolitano, desde sus orígenes en el PGOUM-1963 hasta PGOUM-1997

Unidad Vecinal “G” – MORATALAZ

Desde 1971, se le anexó el actual distrito de Vicálvaro, dando lugar al distrito de Moratalaz-Vicálvaro; unión que se escindió en la reestructuración de 1987, dando lugar desde entonces a los barrios con dichos nombres.

Destaca la gran cantidad de zonas verdes existentes (un 20% del suelo del distrito) entre las que se encuentran la Cuña Verde, los jardines Dionisio Ridruejo (popularmente conocidos como “Parque del Lago” o “Parque de la Esperanza”), el Parque de Moratalaz (conocido como “Parque Z”), el Parque Darwin, que bordea la A-3 o “La Martala” (conocido popularmente como “Parque de la rueda”).

“…PREVIO a la definición de estas cuestiones, es necesario diferenciar las distintas zonas del Distrito porque cada una de ellas responde a una problemática muy distinta en todos los aspectos.

1.1. Zona de Moratalaz-Oeste (comúnmente conocida como zona URBIS). Este sector es propiedad de la Inmobiliaria y se encuentra afectado por el Planeamiento Parcial 64/67 que vulneró la Ley de Zonas Verdes de 2.12.1963, hecho que a su vez implica:

1) Elevadas densidades de población al haberse construido 14.300 viviendas más de las previstas en el Plan General.

2) Déficit de suelo para zonas verdes y equipamiento.

3) Amenaza de congestión creciente agudizado en el problema de aparcamientos (media de 1,7 automóviles/familia en determinados polígonos del sector).

4) Imposibilidad de intervención por el Ayuntamiento en mejoras de la barriada puesto que no se han producido las concesiones ni tan siquiera de viales.

5) Deficiencia de edificabilidad en distintos sectores, especialmente en el Polígono A.

1.2. Zona de Moratalaz-Este. Este sector es de actuación de diferentes organismos oficiales (antigua OSH, INV e incluso Ayuntamiento). La problemática se resume en: edificación deficiente por mala construcción de origen, mala conservación de las urbanizaciones, déficit importantes de equipamientos sociales y mal acondicionamiento de las zonas verdes.

1.3. Zona Vicálvaro. La alificación general de este sector se puede definir como muy grave, dadas las características de desorden de su desarrollo urbano. Los principales problemas son: ausencia total de suelo para zonas verdes y equipamiento, déficit de equipamientos especialmente en materia escolar y asistencial, situación deficiente de las urbanizaciones construidas (nuevas), situación muy problemática del casco antiguo con 300 infraviviendas y un planeamiento vigente que favorece su degradamiento y la especulación del suelo.

1.4. Problemática general que afecta a todo el Distrito:

— Perspectiva de construcción de las autopistas-barrera de la red Arterial Madrid-Guadalajara (A-2 y A-3).

— Plan de Equipamientos Comerciales de 1975.

— Ausencia de instalación administrativa municipal (Junta de Distrito en el Paseo del Prado, 30).

— Planeamiento vigente que necesita ser revisado en sus 3 sectores.

1.5. Recursos disponibles por parte de la Junta Municipal del Distrito de Moratalaz. Se podían considerar como prácticamente nulos si se comparan con las demandas realmente existentes. En base a ello, todo el esfuerzo se ha concentrado en la articulación y coordinación de los diferentes recursos de las Delegaciones de Servicios para poder establecer un plan de actuación conjunto y coherente para el Distrito de Moratalaz…”

Memoria del Plan de Acción Municipal 1980.

Arriba. 19.10.1977. (Pág. 21-23. Párrafos 76.)
Tras años de peticiones, el Area Metropolitana facilitó la «lista». El Juego de los 63 errores

En el Plan General se calificaban de una manera y su destino cambió sin seguir los trámites legales. El caso más sonado: Moratalaz, donde en los terrenos reservados para parque se construyeron 1.700 viviendas

Tras varios años de peticiones ante la Comisión del Área Metropolitana y varias negativas de sucesivos  delegados del Gobierno en este organismo, ayer se repartió a la Prensa la lista de los 63 «errores» del Plan  General del Área Metropolitana. Esta lista contiene varios de los escándalos urbanísticos más famosos de  Madrid. El más grave de ellos —la invasión de la zona verde de Moratalaz y construcción sobre la misma  de 1.700 viviendas —aún no ha sido resuelto.

1963 PGOUM

El Plan General del Área Metropolitana se aprobó en 1964. A partir de entonces cualquier plan urbanístico que supusiera una modificación del Plan General necesitaba de una serie de trámites difíciles de cumplir. En el caso de las zonas verdes era necesaria la aprobación del Pleno del Ayuntamiento, del Pleno del Área y del Consejo de Ministros, con informe vinculante del Consejo de Estado. Demasiados trámites. Surgió entonces una «lista de errores materiales» en la que se pretendía modificar las  disposiciones tendía modificar las disposiciones de los planos del Plan General basándose en que no eran modificaciones propiamente dichas sino correcciones de «errores» tanto de imprenta como de los delineantes que marcaron las diferentes zonificaciones del Plan General. La Prensa y el público se  enteraron de la existencia de esta «lista» con motivo del escándalo de la zona verde de Moratalaz,  destinada a ser un parque de distrito. Según un pian parcial, promovido por Urbis, S. A., se convirtió en  edificable. Este plan parcial fue aprobado por la Comisión del Área Metropolitana, olvidándose de lo que  marcaba el Plan General. Se desconoce si existe un expediente disciplinario para buscar  responsabilidades. Lo que sí se supo hace tiempo es que el «error» Moratalaz tenía el nº 38 dentro de la famosa lista de errores.

Según se manifestó ayer en la Comisión del Área Metropolitana, el 22.7.1966, a propuesta de la  Dirección Técnica de este organismo, se repartió la lista de errores a los miembros de la Comisión para  que la estudiaran a fondo. El 9.11.1966 se aprobó inicialmente la propuesta de rectificación  del Plan General) sometiéndose a información pública y el trámite de audiencia a Ayuntamientos y Ministerios y organismos  representados en el Área Metropolitana.

El 21.6.1967 se aprobaron con carácter definitivo una serie de rectificaciones agrupadas por el  Ayuntamiento de Madrid en un dictamen y se delegó en el director técnico del Área para que aportara los  datos necesarios respecto a los otros grupos de su propuesta.

El 11.7.1967 la Comisión del Área acordó apoyar las rectificaciones propuestas por el director  técnico del Área. Por último, el 26.7.1967 se elevó una propuesta de decreto con las  rectificaciones a la superioridad. Pero el Consejo de Estado devolvió este proyecto de decreto al Área  Metropolitana advirtiendo que bacía falta más documentación y caso por caso. Así la lista quedó sin aprobar como tal. Pero, a base de planes parciales —tramitados uno a uno como modificaciones del Plan General— los primitivos «errores» han tomado carta de legalidad en casi todos los casos. En estos  momentos quedan muy pocos casos en el aire. El más famoso de ellos, repetimos, es el de Moratalaz. El  caso está pendiente de sentencia del Tribunal Supremo. Más curioso es el hecho de que quien reclama  ante este alto Tribunal es simplemente la Asociación de Vecinos del barrio. La Comisión del Área  Metropolitana aporta toda la documentación posible a favor de la legalización del «Plan Urbis», que  significa transgredir el Plan General.

La LISTA

Con todas estas explicaciones previas el lector puede pasar a comprobar, uno por uno, los casos de esta  famosa lista. Aunque se dijo en su día que era de 75 casos, la realidad es que ha resultado ser, según los  datos entregados, sólo de 63. Cincuenta y siete numerados sucesivamente y otros seis con numeración paralela a los primeros, sólo que con la distinción «bis». Según se ha declarado ayer en el Área  Metropolitana, la situación actual de los distintos expedientes es la siguiente:

1.—Cementerio de Aravaca. En el Plan Genera! del Área aparece como zona verde. E! Plan Parcial de Aravaca, segunda fase, zona norte, mantiene en más de un 90 % la calificación de zona verde,

2.—Zona deportiva de Aravaca. E! Plan General califica estos terrenos como zona verde. El Plan Parcial de Aravaca, II fase, zona N, aprobado en 17.11.1971, recoge los terrenos como zona deportiva.

3.—Zona de Valdeconejos. Al E de !a Ciudad Puerta de Hierro. Se pasa de edificación abierta del Plan Genera! a edificación unifamiliar.

4.—Zona industrial de Alcobendas. La rectificación afecta al limite de la zona industrial al O de la  carretera de Alcóbendas y supone el cambio de protección a industrial.

5.—Sector de Hortaleza. Se mantiene el signo cultural con que figura en el Plan General, que se trataba de suprimir,

5 bis.—Zona industrial de Canillas. Se cambia de pesada a ligera.

6.—Avenida de Perón (sector avenida del Generalísimo). Se cambia a zona verde una zona que en el Plan General se califica como edificable de bloques abiertos.

7.—Zona especial, avenida del Generalísimo y avenida del General Perón. La calificación del Plan General al de zona verde y se cambia parte de esta zona a edificable.

8.—Zona deportiva estadio Santiago Bernabéu. La trama que en el Plan General figura esta zona es deportiva, manteniéndose la misma calificación.

9.—Zona del sector da Santamarca. Pasa de unifamiliar a bloques abiertos

10.—Sectores de Santamarca y Alfonso XIII. Se cambia el signo da edificación cerrada con que aparece en el Plan General a edificación abierta. La legalidad vigente en el sector es ei Plan Especial de la avenida de la Paz.

11.—Manzana al S de la c/ López de Hoyos y al E del Abroñigal. Cambio de signo de edificación cerrada con que aparece en el Plan General en edificación abierta. El Plan Especial de la avenida de la Paz constituye la legalidad vigente.

11 (bis).—Manzana comprendida entre el Arroyo de las Cañas, calle Arturo Soria y Arturo Baldasano, Se cambia de edificación abierta a cerrada. El sector ha sido incluido en el Plan de la Ciudad Lineal.

12.—Via de servicio de la autopia ta de Barajas. Cambia de rústico de protección con que figura en el Plan General a rústico forestal. En la actualidad, estos terrenos han sido afectados por la red arterial y por el Plan de la Ciudad Lineal,

13.—Rectificación de límites en la Ciudad de los Poetas en Valdeconejos. Pasa de rústico forestal con que figura en el Plan General a forestal, dentro del perímetro urbano. En la actualidad sigue en el sector la red arterial.

14.—Manzana en la c/ Joaquín Lorenzo, en Peñagrande. Pasan los signos cultural y social con que aparecen en el Plan General a edificación abierta. En la actualidad, el sector está afectado por el Plan de la Veguilla-Valdezarza-Vertedero, aprobado en el año 1973.

15.—Autopista de Barajas al Oeste de la zona industrial especial del Barrio del Aeropuerto. Se cambia de protección a industria especial. En la actualidad rige la Red Arterial.

15 bis.—Alameda de Osuna, la calificación del Plan General es de zona verde, pasando a ser zona forestal dentro del perímetro urbano.

16.—O de la zona industrial de Pozuelo-estación. al N del ferrocarril Se cambia de signo de zona industrial por el de bloques abiertos y zona de parques y jardines. En la actualidad los terrenos están afectados por el Plan General de Pozuelo aprobado en 30.10.1974.

17.—Sector S del Batán a la carretera de Extremadura. Cambio de edificación cerrada a edificación abierta.

17. bis.—poblado de Caño Roto (hoy Barrio de los Cármenes). Conversión de zona forestal con que figura en el Plan General e bloques abiertos.

18.—Zona de parques y jardines en sector carretera de Extremadura. Se mantiene esta calificación, que es con la que aparece en el Plan General.

19.—Plan Parcial de Carabanchel Bajo. Se mantiene la calificación de parques y jardines en el sector, según figura en el Plan General.

19 bis.—Carabanchel Bajo. Cambio de signo de industria por el de bloques abiertos.

20.—Carabanchel Bajo. Se mantiene la calificación de edificación cerrada, conforme al Plan General.

21.—Zona deportiva en Carabanchel Bajo. Sector Santa Rita. Completar con el signo de zona deportiva estos terrenos calificados por el Plan General como zona verde.

22.—Plan Parcial de Carabanchel Bajo (sector Santa Rita]. Cambio de signo de bloques abiertos que figura en el Plan General a edificación cerrada.

23.—Carretera de Extremadura. Sector de Campamento. Cambio de signo de edificación especial por al de edificación cerrada.

24. Sector Vallehermoso, el E de la zona del parque Metropolitano Rectificación de los límites de edificación aislada que aparecía en ei Plan General con trama de vivienda unifamiliar parcialmente. En la actualidad está vigente en el sector de ordenación de la manzana entre las c/ avenida del Valle, Reina Victoria y General Rodrigo.

25.—Estadio de vallehermoso. Completar el signo de zona deportiva en el sector para terrenos que el Plan General del Área califica como de parques y jardmes.

26.—Parte de los terrenos situados en el límite O del depósito del Canal de Isabel II, sector de Vallehermoso. Se mantiene el signo de edificación cerrada, ta legalidad vigente en el sector la constituye el Plan de Reforma Interior del Antiguo Ensanche, aprobado en 22.3.1972.

27.—Plan Parcial de Canillejas. Cambio de signo de edificación aislada por el de bloques abiertos.

28.—Terrenos al No de la carretera de Aragón y al E de la c/ posterior oriental. Cambio de signo de unifamiliar a cerrada. El Plan Parcial de la Ciudad Lineal vigente afecte a estos terrenos.

29.—Barriada de Ciudad Jardín en la Fuente del Berro. Cambio de signo de edificación cerrada por el de edificación aislada. La legalidad vigente en el sector es el Plan Especial de la avenida de La Paz.

30.—Manzana entre el paseo imperial, paseo de los Pontones y c/ Alejandro Dimas Se mantiene ila zona de remodelación con que figura en el Plan General.

31.—Zona de la plaza de la Condesa cambia de edificación cerrada a parques y jardines. El Plan Parcial del recinto histórico de Madrid, aprobado en 17.11.1971, supone la legalidad vigente

32.—Sector de las Delicias. Se cambia el signo de remodelación en el Plan General a bloques abiertos. El Plan de deforma Interior de 19.7.1973 constituye la legalidad vigente en eI sector.

33.—Zona de General Ricardos y Ande Pardo Sazón. Se sustituye el signo da remodelación por el de edificación cerrada. En la actualidad está vigente en el sector del Plan Parcial del sector puente de Praga, paseo de Yeserías y paseo de las Acacias de 18.1.1972, y también el Plan Parcial del Casco Antiguo, aprobado el 19.7.1973.

33 bis.—Zona de General Ricardos y Antonio Leyva. Rectificación de calles y limites de las zonificaciones a uno y otro todo de la c/ Jacinto Verdaguer.

34.—Zona del barrio del Zofío en Villaverde. De forestal dentro del perímetro urbano según el Plan General pasa e bloques abiertos.

35.—Parque de la Arganzuela. Se cambia el signo de bloques abiertos por el de parques y jardines.

36.—Sector barrio de Bilbao. Se mantiene la zonificación del Plan General, parques y jardines en proyecto.

37.—Zona industrial glorieta de Eisenhower. -Se mantiene la calificación del Plan General de forestal dentro de! perímetro urbano.

38.—Sector de Moratalaz. No se mantiene la calificación de zona verde según figura en el Plan General (1.700 viviendas en su lugar)

39.—Zona industrial de Vicálvaro. Se cambia en zona industrial a rústico forestal. La legalidad vigente en el sector es el plan parcial de Vicálvaro aprobado en 26.3.1969.

40.—Sector de San Femando de Henares. Rectificación dentro del casco urbano. El Plan de Ordenación de San Femando constituye la legalidad vigente en el sector.

41.—Carabanchel Bajo. Solar de la Oblatas. Se cambia de unifamíliar a bloques abiertos,

42.—faja de terrenos situada al O de la carretera de Fuenlabrada, Carabanchel Alto. Se mantiene la calificación de zona verde, que es la que figura en el Plan General. La legalidad vigente de la zona es el Plan Parcial de Carabanchel Alto de 19.6.1974.

43.—Zona Este de separación del Poblado Dirigido de Orcasitas, al Este del Camino Viejo de VilIaverde. Se pasa de bloques abiertos a zona forestal en proyecto. El Plan Parcial de Orcasitas de 17.11.1971 supone te legalidad vigente en la zona.

44 y 45.—Rectificación de tos límites de la zona de almacenes al N de Barreiros-Villaverde. La red arterial vigente afecta al sector.

46.—Zona de Virelsa. Villaverde. Se mantiene te calificación de zona verde según figura en el Plan General. La legalidad vigente en la zona viene representada por el Plan Parcial de Virelsa de 11.7.1967.

47.—Vía del Abroñigal. Se cambia de forestal dentro del perímetro urbano por el de edificación cerrada. La red arterial afecta ai sector.

48. Zona Standard Eléctrica en Getafe. De zona rústico forestal a industrial.

49.—Zona forestal de carretera de Andalucía. De zona rústico forestal según ei Plan General se cambia a zona de Industria.

50,—Margen derecha de la avenida de la Albufera, en Vallecas. Se mantiene la calificación de zona verde para estos terrenos según figura en el Plan General, la legalidad vigente del sector es el plan Parcial del Puente de Vallecas.

51.—Unidad vecinal de absorción de Vallecas. Se cambia de rústico forestal a bloques abiertos. El Plan Parcial 3.3.1970 afecta al sector.

52.—Vallecas. Se mantiene la zona verde según figura en el Plan General. La legalidad vigente en el sector es el Plan Parcial del Puente de Vallecas.

53.—Canalización del Manzanares. Se cambia de zona forestal dentro del perímetro urbano a zona verde.

54.—Paseo de la Castellana. Cambio de signo de edificación cerrada en la manzana situada al Sur de la c/ Villamagna y con el signo de Ordenanza Especial de la Castellana, la manzana situada al N de dicha c/ Palacio de Larios. El Plan Parcial del antiguo ensanche, aprobado definitivamente en 22 .3.1972, supone la legalidad vigente en el sector.

55.—Ciudad satélite Mirasierra en la carretera de la Playa. Se cambia de unifamiliar a bloques abiertos.

56. Ciudad satélite Las Mercedes en la carretera de Barcelona. Cambio de signo de bloques abiertos y zona verde a industrial y reserva. La legalidad vigente en el sector es el Plan Parcial de la ciudad satélite de Las Mercedes.

57.—Sector de Somosaguas. Se cambia de zona especial a unifamiliar. El Plan General de Pozuelo de 30.10.1974 supone la legalidad vigente en el sector.

César DE NAVASCUES (19.10.1977)

En las fichas de “Los Barrios de Promoción Oficial de Madrid, Tesis Doctoral 1974 de Luis Moya González”, encontramos

  • Nombre de la Promoción: MORATALAZ (Nº 38)

Organismo promotor: OSH, INV y AYUNTAMIENTO
Fecha de construcción: 1969-1973
Arquitectos:
nº de viviendas: 6.260
superficie de actuación (ha): 97,75
Densidad (viv/ha): 64,06
Usos del suelo en %: Edificado viviendas:
Edificado otros usos:
Zonas libres privadas:
zonas libres públicas:
Viario rodado:

Tipos de Bloques (forma y altura): Doble crujía de 5 plantas, torres en “H” de 8 a 13 plantas.

SERVICIOS COMUNITARIOS: 1 ambulatorio, 1 polideportivo, 5 escuelas (3 const) 1 mercado, 1 parroquia, 2 Institutos (no const), 1 hotel (no const.),10 garajes (no const.) 12 guarderías (no const.), 3 parroquias (no const.).

SERVICIOS ADJUNTOS: PLANO 1:2000 Si OTROS planos FOTOGRAFIAS: AEREA Si BLOQUES TIPO Y ESPACIOS LIBRES SIGNIFICATIVOS 6.

ESTRUCTURA URBANA: Retícula formada por 8 supermanzanas, con penetraciones en fondo de saco. Colocación de los bloques buscando mejor orientación.

Resumen EVALUACION DEL BARRIO: Barrio en estado de construcción, por tanto difícil de evaluar. Esquema racionalista de bloques abiertos. Manzanas con el esquema de tipo Ratburn. Equipamiento de manzana y equipamiento del barrio en el centro del mismo. Excesiva altura de bloques.

“…Hace 60 años, Madrid absorbió 4 municipios en cumplimiento del Plan Bidagor, que trataba de convertir la Villa en una gran metrópolis. Vicálvaro, Fuencarral, El Pardo y Aravaca pasaron a formar parte de la capital en la tercera fase de anexiones que diseñó el Gobierno franquista. Madridiario inicia con Vicálvaro un especial informativo sobre el devenir de estas poblaciones en su pertenencia a la gran ciudad.

Un 20.10.1951, Vicálvaro fue anexionado a Madrid. El conde de Santa Marta, entonces alcalde de la capital, animaba a los vicalvareños diciéndoles que, además de pertenecer al pueblo, serían madrileños, un motivo de orgullo. No debían estar muy de acuerdo los autóctonos, ya que el último alcalde de Vicálvaro elevó una queja al Gobierno por esta decisión, explicando que su unión solo supondría una pérdida de competitividad para el pueblo. Fue el último paso de una anexión gradual que comenzó en 1884, cuando la capital absorbió La Elipa y parte de las Ventas del Espíritu Santo para crear el cementerio de epidemias. La progresiva industrialización de Madrid atrajo a miles de familias de toda España para trabajar en la capital. La saturación del espacio urbano llevó a muchos a asentarse en los municipios limítrofes, en la frontera con la ciudad. En Vicálvaro esto supuso la creación de barriadas como Pueblo Nuevo, Bilbao y Moratalaz. Madrid acaparó estos espacios para convertirlos en zonas industriales. “El pueblo perdió su identidad. La convirtieron en parte del distrito de Mediodía. Fue fagocitado por una gran ciudad que le arrebató la posibilidad de elegir cómo crecer. Se convirtió en una ciudad dormitorio sin servicios”, comenta Valentín González, presidente de la asociación de investigación histórica Vicus Albus y vecino del casco antiguo desde 1974.

El Vicálvaro que quedó por absorber contaba con varios hitos que lo hacían singular. Dos torres, la de la iglesia de Santa María La Antigua (uno de los templos más antiguos de la región) y la de la fábrica de cementos Portland-Valderrivas, configuraban el ‘sky-line’ de un municipio en pleno proceso de industrialización. El cuartel de artillería todavía estaba en la periferia del pueblo, aunque ya se perfilaba en el horizonte el crecimiento del pueblo hacia esa zona. Carmen Torralba, concejala presidenta del distrito, vivió en el cuartel buena parte de su infancia, donde su padre servía como guardia civil. “Fue un orgullo pasar a pertenecer a Madrid pero un pueblo es un pueblo y no se puede terminar con ese espíritu. Los vecinos de toda la vida todavía decimos que vamos a Madrid cuando cogemos el autobús”, comenta. Un autobús, el de la empresa de Fausto Dones, que recorría la línea Ventas-Vicálvaro y que había que esperar sobre el barro. La mayoría de las calles aún no estaban asfaltadas. Y muchas no lo estuvieron hasta los 80.

Motes familiares

1985 PGOUM

A pesar de compartir la capitalidad, la vida de pueblo se mantenía. El antiguo alcalde se convirtió en delegado de Alcaldía. Los habitantes que se llamaba por los motes familiares eran conocidos como pueblo como los ‘ahumados’ debido a que, según la leyenda, la imagen de la Virgen, hoy conocida como Nuestra Señora de la Torre, se apareció a unos campesinos en un paraje próximo a donde hoy se levanta su ermita. Como el lugar donde apareció estaba en el linde entre los municipios de Vallecas y de Vicalvaro, se decidió encender una hoguera. El municipio al que se inclinara el fuego se quedaría con la imagen. Prendido el fuego, las llamas se inclinaron hacia Vallecas y el humo fue para Vicálvaro, por lo que, a partir de entonces, los vecinos fueron llamados “ahumados”.

Tras la anexión, los vecinos siguieron encontrándose por la mañana para ir a trabajar a la fábrica de cemento, a las empresas anexas, a alguna de las naves del polígono en construcción y a los campos. En la plaza seguían el bar del Seco y el local de Falange. Pero aunque la cosa parecía no cambiar, sí cambiaba. 4 años después de la anexión, el gobernador civil eliminaba las tradicionales corridas de toros que se hacían en la plaza del pueblo.

La fábrica de pedernal con que se empedró buena parte de las calles de Madrid cerró en los años 60′. Vendían aislantes eléctricos para La Felguera, en Asturias. La industria minera se adaptó a los tiempos y comenzó a trabajar la sepiolita que venía en teleférico de las graveras de Velilla de San Antonio. El Ministerio del Ejército fue comprando en esos años los terrenos anexos al cuartel. Inició en 1965 la construcción de la colonia de viviendas de militares, y la residencia de oficiales y suboficiales. En 1966 añadieron otros locales al cuartel como la capilla, el teatro-cine y las escuelas privadas en el tercer patio.

Hasta que el Canal de Isabel II llevó las conducciones al pueblo, los vecinos tuvieron que utilizar los antiguos viajes y los manantiales para proveerse de agua. Entre las fuentes más importantes destacaban la de los Cinco Caños, desaparecida en 1975, y la Carrantona, que duró hasta los años 90′. También era conocido el manantial de Villa Juana, cuya agua, según se decía, tenía propiedades medicinales.

Anexión a Moratalaz

Por entonces se produjo el ‘boom’ de la construcción, al que Vicálvaro no fue ajeno. Con la industria, Vicálvaro se convirtió en asentamiento de interés para especuladores y nuevos vecinos, que se trasladaron a pesar de la falta de equipamientos. Se levantaron las colonias de San Juan, Vilda, Ciudad del Sol y las Mil Viviendas. La zona crecía hacia el Norte y el Oeste porque la industria y el ferrocarril ejercían de muro para cualquier nuevo crecimiento hacia el sur y el Este.

En los 60′, varios planes urbanísticos estructuraron la que sería nueva cara de Vicálvaro. El PGOUM-1963 propuso el paso de una circunvalación por Vicálvaro, que segregaba los usos de un polígono industrial del ferrocarril del resto de Vicálvaro. El Plan de alineaciones de 1967 estructuró la circulación en el casco antiguo y fomentó nuevas construcciones abiertas en el centro, rompiendo su estructura rural. El Plan Parcial de Vicálvaro de 1968 diferenció las casas por ámbitos, creando espacios con edificaciones cerradas, casas unifamiliares y manzanas con patios abiertos. También se proyectaron espacios industriales y comerciales. La falta de control municipal supuso que no se reservase el terreno adecuado para infraestructuras públicas, lo que trajo carencias de equipamientos posteriormente.

El 1.1.1971, Vicálvaro fue incluido dentro del nuevo distrito de Moratalaz. El antiguo suburbio se convertía ahora en el espacio protagonista de la zona. El 29.11.1972, Franco inauguró la estación de clasificación de mercancías Vicálvaro-Coslada. Un año más tarde, la iglesia de Santa María La Antigua hizo una reforma integral y vendió el retablo. En la calle Lago Leman, 4, se constituyó un club juvenil que sería el germen de la asociación de vecinos.

El alcalde de Madrid y poco después presidente del Gobierno, Carlos Arias Navarro, ordenó el derribo del antiguo ayuntamiento de Vicálvaro. Su sucesor en el sillón municipal, Miguel Ángel García Lomas, fue el artífice de esta intervención, que se llevó a cabo el 24.9.1974. “Salía más barato rehabilitarlo que demolerlo pero no se respetó porque lo que no fuese la ciudad parecía no importar. El reloj del edificio se vendió al chatarrero y los vecinos salvamos la balconada de ese mismo destino”, asegura González. Torralba contrapunta que “aunque fue una pena su derribo, tampoco era un edificio de mucho valor arquitectónico o histórico. Era el típico ayuntamiento de pueblo. No servía para ejercer las funciones de Junta de distrito. Por eso se tiró”. En su lugar se construyó la nueva Junta, que antes acogió el centro de salud y la casa de socorro.

Payos y gitanos

En 1975 murió el doctor Antonio de Andrés, toda una institución para los vicalvareños. “Te veía por la calle con mala cara y te metía en un portal a ver si estabas enferma. Era de esos médicos que no les importaba pasar toda la noche junto a tu cama para cerciorarse de que te curabas”, asegura Torralba. En marzo de 1979 fue trasladada al cuartel la imagen de Santa Bárbara del grupo de artillería de Ifni (localidad del Marruecos español, actual Sidi Ifni). Durante las fiestas de esta santa, en diciembre, el cuartel disparaba cañonazos al ritmo del himno de artilleros. En los 70, Vicálvaro fue uno de los espacios de Madrid con más salas de fiesta. Su fama era tal que Los Chichos llegaron a tocar 2 veces en el barrio.

Las primeras elecciones democráticas trajeron una victoria aplastante del PSOE. El casco antiguo de Vicálvaro presentaba un importante abandono. El Consistorio tuvo que efectuar una fuerte inversión para dotar de equipamientos la zona.El presupuesto municipal de 1982 consignó dinero para pavimentar algunas calles y para alumbrar el barrio de San Juan. Entre 1984 y 1986 se creó el parque de la Vicalvarada, el polideportivo y el centro cívico integrado. También se invirtió en la urbanización de los barrios Norte, de las Cruces, el Anillo Verde y las Mil Viviendas. El 8.1.1985, en el colegio Doctor Severo Ochoa se juntaron en unas aulas por primera vez en España a payos y gitanos. La droga golpeó de forma contundente al barrio. “Llegó a venderse en la calle Real”, asegura Torralba.

Los vecinos trataron de resucitar la casi extinta fiesta de Santa María la Antigua del mes de agosto. González explica cómo Rodríguez Sahagún les dio de su propio dinero 30.000 pesetas para comprar cohetes. Esa fue la única aportación municipal durante varios años. El PP recuperó la fiesta, al igual que la de El Carmen, que se celebraba en septiembre. A finales de junio de 1989, Vicálvaro se convirtió en distrito independiente. Los vecinos lo celebraron impulsando la fiesta de San Juan, para reivindicar su personalidad propia dentro de Madrid.

Y no solo se convertía en distrito, sino en espacio universitario. Los ministerios de Defensa y Cultura acordaron el usufructo del edificio. El Ejecutivo dirigido por Javier Solana realizó una enorme remodelación. Solo 1 año después, el inmueble se convertía en el Centro de Estudios Sociales y Jurídicos Ramón Carande, adscrito a la Universidad Complutense. Este centro fue absorbido en 1996 por la nueva Universidad Rey Juan Carlos. La Universidad desarrolló en los solares anexos al antiguo cuartel nuevas dependencias como el Aulario, la Biblioteca y el Edificio Departamental. El 20.4.2009, el Ministerio de Defensa cedió definitivamente el complejo a la universidad.

Los 90′ fueron un momento de expansión urbanística en Vicálvaro. Se construyó Valdebernardo al oeste del casco histórico. El 5.11.1999 se tiraba la fábrica de cementos, que se trasladó a Morata de Tajuña por la modificación de las ordenanzas municipales de medio ambiente. Su derribo dio paso al nuevo barrio de Valderrivas. “Podría haberse dejado la torre de la fábrica como hito arquitectónico e histórico, pero se tiró para hacer una calle”, recuerda González.

Torralba presume del enorme cambio que ha experimentado el distrito en los últimos 15 años. Actualmente, Vicálvaro cuenta con 5 escuelas infantiles, 3 colegios nuevos, 1 instituto, 2 piscinas cubiertas,1 centro cultural,1 biblioteca, 1 escuela de música y 1 centro social polivalente. También se han creado el parque de la Cuña Verde y el de Valdebernardo. En 1998 llegó el Metro a la localidad, aprovechando la antigua línea del tren de Arganda. El 10.7.2001 se construyó Faunia. En 2011, una investigación arqueológica halló una necrópolis visigoda en un valle del distrito.

En los próximos años, casi todo el futuro de Madrid pasará por Vicálvaro. Varios de los desarrollos urbanísticos futuros más importantes (El Cañaveral, Los Cerros, Los Ahijones y Los Berrocales) se realizarán en esta zona, que alberga la mayor reserva de terreno de la capital. Miles de personas han resultado afectadas por una serie de estafas en cooperativas radicadas en estos nuevos ámbitos.

González estima que Vicálvaro ha sido víctima de su anexión a Madrid. “Coslada es un municipio vecino a Vicálvaro que, con sus problemas, ha crecido como ha querido y tiene una importante población. Si nosotros hubiésemos mantenido nuestro territorio y crecido como municipio independiente, ahora seríamos una ciudad de 350.000 habitantes. Sin embargo, tenemos 76.000 y no tenemos todos los equipamientos ni la importancia que deberíamos dentro de la capital”. Torralba replica que “Vicálvaro ya no es un pueblo aunque lo sigue siendo. Mantiene y ha revitalizado sus fiestas autóctonas. Sus vecinos han luchado por mejorar el lugar y le han dado su personalidad. Las personas mayores siguen defendiendo esa idea de pueblo. El que venga podrá observar que el avance que ha supuesto la integración en la ciudad no le ha quitado su personalidad”. 

Pueblo ‘ahumado’ de Madrid 9.12.2011. Enrique Villalba. Madridiario

Conocido como «El Ruedo», este inmenso bloque de viviendas para realojados, construido entre 1986 y 1989, está emplazado junto a la M 30 fue uno de los proyectos más polémicos de los últi- mos años de Madrid. Su arquitecto fue Francisco Javier Sáenz de Oíza.

Se trataba de realojar a los chabolistas del Pozo del Huevo, un total de 320 familias de escasos recursos económicos

Al arquitecto se le planteaba el gran reto de construir un edificio en un espacio problemático por el ruido y la contaminación, y con un presupuesto escaso que no le permitía utilizar materiales de coste elevado.

La solución a estos problemas la encontrará utilizando una planta que describe curvas y con un modelado suave y sin aristas en el muro. La fachada telón en esta red viaria, se encuentra interrumpida por pequeñas ventanas cuadradas que se reparten modularmente sin llegar a romper la forma cerrada del muro. El material empleado, ladrillo, se adecúa al presupuesto y es típico de la arquitectura madrileña tradicional.

El aspecto sinuoso del edificio favorece la creación de espacios centrales de jardines que contrarrestan el aspecto de muro cerrado que su visión tiene desde la carretera.

El emplazamiento del inmenso bloque de viviendas para realojados de la M-30 fue uno de los proyectos más polémicos de los últimos años en Madrid. Su arquitecto, Francisco Sáenz de Oíza, el mismo que se había encargado del proyecto del BBV, se plantea esta nueva construcción como un nuevo reto. Intenta solucionar en un gran bloque unitario el realojamiento de los chabolistas del Pozo del Huevo, un total de más de 300 familias con escasos recursos económicos.

El aspecto que presenta este edifico es el de una forma modulada y sin aristas, se configura en leves curvaturas que van dibujando la idea de una calle impuesta por la situación cercana a la vía de circunvalación M-30.

La fachada-telón en esta red viaria está compuesta, como todo el bloque lineal, de pequeñas ventanas cuadradas que se reparten modularmente sin llegar a romper la forma cerrada del muro de ladrillo dando un aspecto estéticamente feo. El ladrillo nuevamente ocupa el papel protagonista del edificio por tratarse de un material económico y por tanto adaptable al presupuesto de la edificación y en consonancia con la tradicional arquitectura madrileña.

El aspecto sinuoso del edificio tiene un doble aprovechamiento: por un lado supone un aislante de los ruidos de la principal carretera de circunvalación y por otra parte favorece la creación de espacios centrales de jardines que se mantienen totalmente a espal- das de la carretera. Frente a la monotonía del color y de la estructura de la parte exterior hacia el interior, la fachada presenta una gran variedad de colores.

En el Informe “Análisis de Barrios Vulnerables”, de DUyOT-ETSAM-UPM, se identifican como barrios vulnerables en 2001

FONTARRON

BARRIOS VULNERABLES 2001 FONTARRON

Se sitúa en el SEde Madrid, forma parte del distrito de Moratalaz, localizado entre la M‐30 (límite con el destrito de Retiro) y la M‐40 (que lo separa del distrito de Vicálvaro).

El área se encuentra en el S del distrito, rodeada por los barrios de Pavones, al este, y Vinateros, al norte. Limita al sur con la carretera de Valencia (A3), que supone el límite con el distrito de Puente de Vallecas. Se trata de una zona de bloque abierto, cuyo viario principal es la calle Encomienda de Palacios, que separa este ámbito en dos grandes áreas estructuradas por un esquema viario en fondos de saco, con zonas libres y paseos peatonales en las áreas interbloque. Es una zona residencial, que cuenta con cuatro colegios, un centro de educación especial, un centro cultural y una galería de alimentación. Se encuentra próximo al centro de salud y al polideportivo del distrito, localizados en Pavones.

1997 PGOUM

PGOUM 1997 División Administrativa

PGOUM 1997 Cartografía

PGOUM 1997 Gestión

PGOUM 1997 Ordenación

PGOUM 1997 Planeamiento

PGOUM 1997 Análisis edificación

PGOUM 1997 Catálogo Edificación

PGOUM 1997 Elementos singulares

La edificabilidad residencial remanente, a 1.1.2016, en el Distrito de Moratalaz es, prácticamente NULA

Planes de barrio

Los Planes de Barrio son una iniciativa del Ayuntamiento de Madrid de acuerdo con la Federación Regional de Asociaciones de Vecinos de Madrid (FRAVM) que tienen la finalidad de avanzar en el reequilibrio social y territorial de la ciudad, mediante la intervención social planificada en los barrios más desfavorecidos de Madrid. Esta iniciativa representa la profundización del modelo de participación ciudadana implantado en la ciudad y la consolidación de los principios de corresponsabilidad y solidaridad territorial que han sustentado desde el año 2003 el diseño y ejecución de los Planes Especiales de Inversión y Actuación Territorial (PEI). La elaboración de los Planes de Barrio ha supuesto la incorporación activa de organizaciones vecinales y sociales en la formulación, elaboración y evaluación de las políticas municipales, fundamentalmente las sociales, así como el trabajo coordinado de todas las Áreas del Gobierno Municipal. En una primera etapa, el Área Delegada de Participación Ciudadana y la FRAVM seleccionaron de manera consensuada dieciséis barrios de la ciudad. Para ello, se tuvieron en cuenta los resultados de un exhaustivo trabajo de investigación encaminado a valorar y comparar en cada barrio una serie de indicadores como: tasas de educación, desempleo y población joven, número de inmigrantes, precio de la vivienda e ingreso per cápita, entre otros.

En el Plan de Barrios 2013-2016, se incorpora El Ruedo/Polígonos A y C.

Respecto a los polígonos A y C, Patxi Laquimíz. ETSAM, presentaba en el 10º Congreso Nacional del Medio Ambiente (Conama 10) la ponencia, SD-9. Renovación urbana de la ciudad consolidada. Organizada por el Ayuntamiento de Madrid, Un ejemplo de actuación integral de renovación urbana en la periferia: el caso del “Plan especial de los Polígonos A y C de Moratalaz”, destacando, amado de conclusión 8 aspectos claves, que bien pueden ser extrapolados a muchas de las intervenciones en la edificación barrios en los 50′, 60′, 70′ y 80′, o Esther Higueras (ETSAM) en “La Rehabilitación ecológica y bioclimática de la ciudad consolidada”.

  1. Redimensionado y asignación funciones específicas al espacio libre: suelo de potencial uso privado. Aquel, que siendo de propiedad o uso público, se considera susceptible de cesión, temporal o definitiva, a particulares para los usos y vocaciones siguientes: Ampliación de la edificación existente; Construcción de ascensores externos a la edificación existente.; Jardines asociados a viviendas en planta baja; Huertos urbanos; Edificios de equipamiento multiuso; Remodelación de edificio comercial; Piscinas y Aparcamientos subterráneos.
  2. Reubicación aparcamiento eliminado en superficie Fases PEMMAU vinculadas a la ejecución de nuevos PAR. Otras posibles soluciones: aparcamientos en altura adosados, o mecanizados subterráneos. Estudios de viabilidad).
  3. Importancia Acciones sobre la edificación. Mejoras básicas: habitabilidad y accesibilidad. Optimización de sus rendimientos climáticos y energéticos. Potenciar AA.EE.: presencia de empresas dinamizadoras de su economía y comercio. Recualificar barrio: introduce actividades que contribuyen a la integración social nuevas oportunidades culturales, deportivas o de ocio. Mejora calidad vida y mejora del paisaje urbano y estetica …necesidad de involucrar a las Comunidades de Propietarios (CC.PP.): Participación.
  4. Necesidad de contraste y concertación con Áreas Municipales.
  5. Proceso de Participación. Durante el Periodo de Información Pública. Orientado a las CC.PP. Capacidad modificación propuesta. Demandas vecinos. Validar: Equipamiento básicos, huertos, piscinas, Ascensores, ampliaciones viv., aparcamientos en altura, Jardines privados, jardines comunitarios.
  6. Nuevo instrumento facilitar procesos: Oficina de Espacios Interbloques.
  7. Carácter piloto y continuidad del proceso en un futuro

ESTRATEGIA DE REGENERACIÓN DISTRITO: MORATALAZ.

El distrito está delimitado físicamente por grandes infraestructuras de movilidad (M-30, A-3, M-40 y M-23) y limita con los distritos de Retiro, Puente de Vallecas, Vicálvaro y Ciudad Lineal. Se caracteriza por tener una tipología edificatoria generalizada de bloque abierto, de comienzos de los años sesenta, y por tener una población envejecida con un 25% por encima de los 65 años, donde solo el 12% tiene menos de 14 años, de un total de más 94.000 habitantes. El origen del distrito es la Colonia de Ferroviarios, de finales de los años 20′ del pasado siglo, alcanzando su momento de auge con las promociones privadas y públicas de viviendas en la década de los sesenta que conforman, en su espacio central, el distrito con la tipología de bloque abierto y espacios libres entre bloques, siendo la necesidad de aclarar la titularidad, la gestión y el mantenimiento de estos espacios uno de los problemas más urgentes del distrito. Finalmente, con el desarrollo de la planificación prevista por el PGOUM-1985 se termina de colmatar, con vivienda, los límites físicos del distrito, tanto en Pavones, su extremo E, como en el barrio de Marroquina, en el oeste. Desde el punto de vista de los usos, se trata de un distrito prácticamente monofuncional, destinado a uso residencial donde la actividad económica se concentra en el uso terciario comercial.

A. ÁREAS.

A.1 ÁREAS PRIORITARIAS DE REGENERACIÓN. Se han delimitado tres áreas que coinciden con las contenidas en el expediente de delimitación de Áreas Preferentes de Impulso a la Regeneración Urbana (A.P.I.R.U.) en el distrito, con la denominación de:

14.1 Moratalaz Promoción Pública

14.2 Moratalaz Promoción Privada

14.3 Polígonos E – I – Z.

En principio las 2 primeras áreas estaban incluidas dentro del mapa de de las APIRU y durante la tramitación del expediente de delimitación se estimó la alegación presentada para incluir también el área delimitada por los polígonos E, I y Z. Si bien todas las áreas tienen características similares que justifican su inclusión presentan valores que determinan un orden de prioridad de intervención, siendo el más urgente el 14.2 y el menor el 14.3. El ARRU Polígonos A y C está contenido dentro del área 14.2.

No obstante, los 3 APIRU’s se encuentran como prioritarios en cuanto a la denominación de “Ordenación y Gestión” referida al estudio de titularidades de los suelos en los espacios libres entre bloques.

A.2 ÁREAS DE CENTRALIDAD URBANA. Las áreas de centralidad se delimitan en función de la concentración de flujos, actividad económica, usos dotacionales, nudos de transporte, accesibilidad y otras circunstancias que singularicen espacios dentro de la trama del distrito o del municipio, si fuera el caso, si su singularidad trasciende. Con estos criterios se distinguen tres áreas: la que se localiza en torno al comercial Alcampo al oeste del distrito; una intermedia en torno a la zona conocida como “La Lonja” que se desarrolla a lo largo de la calle Camino de Vinateros desde el Centro Cultural Chillida hasta el espacio conocido como “El Torito”; y por ultimo al este, en la zona de Pavones, en torno a la manzana donde se sitúa la Junta Municipal y el Centro Deportivo de Moratalaz.

A.3 ÁREAS DE OPORTUNIDAD. Para su delimitación se ha considerado tanto la concentración espacial de parcelas vacantes, la mayor parte de ellas de titularidad pública y con calificación de uso dotacional, como los espacios urbanos del distrito que podrían incorporarse a un proceso de transformación que posibilite una mayor calidad urbana, mezcla de usos o la puesta en valor de espacios que en la actualidad tienen carácter residual. Se han propuesto cuatro áreas de oportunidad que, en algunos casos, se superponen con áreas de centralidad buscando incrementar esta función focal dentro del distrito.

Sus localizaciones están:

-Al O: en torno a la parcela dotacional actualmente vacante, donde se ubicará la futura escuela de música del distrito, extendiéndose hacia el norte hasta llegar al CDM “La Elipa”. Está área tendrá sus influencias en el entorno próximo llegando hasta el espacio público alrededor del comercial Alcampo.

– Al E: se distinguen 3 áreas, en el ámbito del Ensanche de Pavones que contiene una importante concentración de parcelas públicas vacantes; 2 manzanas intermedias que contienen el paseo de “Las Latas” y el paseo peatonal que une las calles Hacienda de Pavones y Luís de Hoyos Sainz; por último, el área que comprende la manzana de la Junta Municipal y el deportivo de Moratalaz hasta la calle del Templo.

B. REDES

B.1 RED DE PROXIMIDAD La propuesta de esta red está integrada por aquellas parcelas y locales que son fundamentales en la vida diaria de los vecinos por satisfacer sus necesidades cotidianas. Tiene como primera base gráfica todas las parcelas calificadas en el PGOUM 97 como equipamientos dotacionales (deportivos, educación, salud, culturales quedando en un segundo plano de representación aquellas parcelas que están vacantes y que, por tanto, aún no están incorporadas a la vida del distrito al igual que aquellas que, por su uso concreto, tampoco forman parte de sus necesidades diarias. Se añaden a estas, las dotaciones en locales no calificados y las parcelas de uso comercial Se han incorporado otras capas como la red de ejes terciarios, contenida en el PGOUM 97, y las propuestas de intervención:

– En viales existentes para dotarles de un mayor carácter de proximidad y jerarquía: Camino de Vinateros, Fuente Carrantona, Hacienda de Pavones, Avenida del Doctor Garcia Tapia, Avenida de Moratalaz y Arroyo de la Media Legua.

– Creación de una red interior de itinerarios en los espacios libres de las manzanas que coinciden con las APIRU. Pretenden crear un entramado de recorridos peatonales y ciclistas que relacionen espacios singulares con dotaciones, calificadas o no; lugares de ocio y de actividad económica, que permitan, además, cualificar y significar espacios . Se han representado las correspondientes a los polígonos A, C, H, G, y X quedando pendientes en el resto de polígonos. – Intervenciones en edificios dotacionales dispuestos a lo largo de los itinerarios antes citados y que requieren de una mayor y mejor interrelación con estos.

B.2 RED DE IDENTIDAD. Se ha propuesto una red de elementos físicos que pueden representar identidad en el distrito cuya singularidad puede, en algún caso, trascender el distrito. Los criterios adoptados para definirlos han sido: percepción propia como hitos, catálogos de arquitectura, colonias o edificios protegidos, ejes con propiedades identitarias, elementos aglutinadores de flujos o actividades, espacios y dotaciones reconocidos por los vecinos, y la red existente de grandes parques y zonas ajardinadas. Como complemento a estos elementos se han incluido los itinerarios trazados en los espacios libres entre bloques como propuesta que debe de incorporarse a la red de identidad del distrito como trama de segundo orden para la movilidad peatonal y ciclista entre los elementos de proximidad e identidad.

B.3 RED AMBIENTAL. En esta red se proponen elementos para configurar una “infraestructura verde distrital” con la idea de crear una red interconectada de espacios “naturalizados” en el distrito. Esta constituida por las grandes zonas verdes del distrito, los espacios libres entre bloques, los espacios deportivos con grandes extensiones de suelo natural, completada con las propuestas de intervención en los viales más estructurantes del distrito para naturalizar su trazado o transformarlas en vías parque, nuevos trazados ciclistas e intervenciones en zonas verdes y espacios deportivos para mejorar su estado o su comportamiento metabólico.

B.4 RED DE MOVILIDAD. La red de movilidad está propuesta sobre el criterio de considerar las grandes manzanas contenidas en las APIRU como áreas de prioridad peatonal y ciclista quedando el resto de viales que las rodean como colectores locales que conectan con los grandes ejes cívicos urbanos que estructuran el distrito y permiten la interconexión distrital. Se completa con 2 propuestas de “vías parque” por su trazado colindante con los grandes parques del distrito, las propuestas de nuevos itinerarios ciclistas y la atención que se debe prestar a la conexión con el distrito de Ciudad Lineal por la Avenida de las Trece Rosas.

C. MAPEO Las sugerencias más repetidas se pueden agrupar en grandes apartados de proximidad, infraestructuras, medio ambiente y regeneración energética de edificios, públicos y privados, que se concretan, entre otras, en intervención en espacios libres entre bloques en los polígonos de bloque abierto, la solicitud de nuevas dotaciones en parcelas vacantes y mejora de las ya existentes, intervenciones de mejora y regeneración en las grandes zonas ajardinadas del distrito o fomento de la movilidad ciclista.

D. PROGRAMA DE ACCIONES

D. 1 ACTUACIONES DE REMODELACIÓN DEL ESPACIO PÚBLICO.(PEL) Se han propuesto 2 itinerarios con carácter estructurante

– Itinerario Moratalaz Promoción Privada (520)

– Itinerario “Saliendo de El Hoyo” (521) El primero tiene dos acciones vinculadas: 1. Intervención en los polígonos A y C. (229) Completar las obras de intervención en espacios preferentes, iniciados con los itinerarios peatonales y ciclistas dentro de los polígonos A y C, continuando con tres plazas estanciales (P1, P2, P3), desarrolladas en el marco de un proceso colaborativo, y urbanización de los restantes espacios de intervención preferente previstos.

Espacio P1 Superficie: 4.400 m2 Presupuesto obra en espacio público: 880.000€ Proyecto: 18.000€

Espacio P2: Superficie: 8.700 m2 Presupuesto obra en espacio público: 1.740.000€ Proyecto: 18.000€

Espacio P3: Superficie:2100 m2 Presupuesto obra en espacio público: 420.000€ Proyecto: 18.000€

Espacios de intervención preferente: Superficie: 6.900 m2 Presupuesto obra en espacio público: 1.035.000€

Esta intervención se completará con actuaciones vinculadas en el polígono G con las intervenciones en los espacios entre bloques de:

Espacio Biblioteca Superficie: 7.600 m2 Presupuesto: 1.140.000€

Itinerario desde Biblioteca a C.P. Real Armada. Superficie: 18.300 m2 Presupuesto: 2.196.000€

2. Intervención en el Polígono H. (228) Completar las obras de urbanización iniciadas por la J.M. de Moratalaz en el entorno de la plaza de “El Torito”, desarrollando espacios accesibles en el interior de la manzana, que conecte la calle Hacienda de Pavones con el Centro Cultural “El Torito”, y obras de mejora en el entorno del C.P. Conde Arruga. Superficie: 25.400 m2 Presupuesto: 3.048.000 m2 (600.000€ Junta Municipal) Resto: 2.448.000€ Se completan las actuaciones en espacio público con una acción puntual en:

3. Intervención en el entorno de la futura Escuela de Música “Alrededor de la Música” (230) El objetivo es conseguir un espacio libre integrado y en dialogo con la futura escuela de música así como un itinerario, seguro y reconocible de prioridad peatonal, en coexistencia con los vehículos a motor, que conecte con la red distrital peatonal prevista en las manzanas de bloque abierto del mapa de las APIRU. Superficie: 33.100 m2 Presupuesto: 3.100.000€

D.2 ÁREAS DE ORDENACIÓN Y GESTIÓN (PIA)

1- Itinerario “Saliendo de El Hoyo”. (521) Para la ejecución de este itinerario estructurante, con el mismo objetivo que el señalado para el anterior, es necesario atender a dos acciones vinculadas que requieren de planeamiento de desarrollo para su implementación.

1.1 “El Hoyo” (808) Actuación en el entorno de la parcela dotacional deportiva conocida como “El Hoyo”, en la que se pretende poner en valor parcelas de suelo que en la actualidad están vacantes destinadas a uso dotacional privado, propiedad del Arzobispado de Madrid, y hacer visible el recorrido peatonal conocido como paseo de Las Latas, mediante una nueva ordenación del suelo publico y privado y creando nuevas alineaciones; así como integrar en la acción las actuaciones de otras Áreas Municipales sobre la dotación deportiva para procurar mejor accesibilidad.

1.2 “Pavones” (809) La segunda actuación vinculada está centrada en la gran manzana de uso dotacional en la que se pretende, mediante planeamiento de desarrollo; cambiar la monofuncionalidad existente en la actualidad introduciendo usos complementarios que creen tensión urbana y complejidad de usos en esta parte del distrito, permitiendo que las parcelas vacantes dotacionales, públicas y privadas, se ocupen de manera que no constituyan una barrera entre las dos manzanas residenciales con las que mantiene colindancia al norte y sur y contribuyan a estructurar este vacío urbano actual.

2. AC.14.01 Escuela de Música.

3. AC.14.02 La Lonja – El Torito

4. AC. 14.03 Polideportivo de Moratalaz (Intercambiador de Transporte)

Estos 3 espacios se han reconocido como Áreas de Centralidad por entender que estos tejidos del distrito tienen un carácter aglutinador de funciones y actividades especializadas como son las de actividad económica y usos dotacionales junto con el uso residencial. En alguno de ellos coinciden estas singularidades y en otros se pretende potenciar ese carácter central por presentar cualidades incipientes. Su completo desarrollo como centralidades se conseguirá mediante planeamiento de desarrollo que establezca una regulación específica para estas áreas, tanto de carácter urbanístico como de orden económico.

D3 REGENERACIÓN DE BARRIOS. (PIB) Se incluyen en esta actuación los 3 APIRUs delimitados en el distrito:

14.02 “Moratalaz Promoción Privada”

14.01 “Moratalaz Promoción Pública”

14.03“Polígonos E, I, Z” El objetivo es incluirlos en un trabajo de Gestión para el estudio y análisis de propiedad del suelo entre bloques y, en su caso, la obtención de estos suelos.

D4 MOVILIDAD. (PEM) Se proponen dos actuaciones de movilidad:

410. Eje Cívico Camino de Vinateros.