ANDUJAR

ANDUJAR Población (INE)

ANDUJAR Pirámide de población

ANDUJAR Bienes Inmuebles de naturaleza urbana de Uso VIVIENDA matriculados en el Catastro 2014-2017

ANDUJAR Paro

ANDUJAR Deuda

Son datos fríos, sin cocinar.

Información para la toma de decisiones.

Información para el conocimiento.



Andújar es un municipio y término municipal situado en el extremo NO de la provincia de Jaén, en Andalucía, al pie de Sierra Morena. Cabecera de la comarca de la Campiña de Jaén, con casi 965 km² de superficie es el municipio con mayor extensión de toda la provincia. Ciudad industrial y bien comunicada, es la 3ª más poblada de la provincia ya que cuenta con una población próxima a los 38.500 habitantes.

Su término municipal está dividido por el río Guadalquivir, quedando al N el parque natural de la Sierra de Andújar perteneciente a Sierra Morena y al S la vega y campiña.Andújar es un extenso municipio de La Campiña,  y cuya cabecera, a orillas del Guadalquivir, es centro de influencia de gran parte de la comarca. El río Guadalquivir divide el término municipal, el más grande de la provincia, en 2 áreas diferenciadas: una de vega y campiña, al S, y la Sierra Morena al N (la mayor parte del sector serrano constituye el Parque Natural Sierra de Andújar, que concentra importantes atractivos paisajísticos y relativos a la flora y fauna, se extiende por los municipios limítrofes de Villanueva de la Reina, Baños de la Encina y Marmolejo, ocupando una superficie de 74.774 ha). La agricultura es muy variada y con dominio del olivar, contando además con ganadería y caza mayor como actividades agrarias predominantes.Destaca la gran superficie de suelo que abarca la Sierra de Andújar al N del término municipal, y al S la cuenca del Guadalquivir y la ubicación de la ciudad. Su topografía es muy variada, presentando 2 claros exponentes, por un lado la Vega del Guadalquivir, y de otro la Sierra. La primera se caracteriza por por una altitud media de 200m, prácticamente llana y con pendientes que no superan el 8%, y la segunda con cotas superiores a 1.000 m. y pendientes del 40%.

La Vega del Guadalquivir

Incluido en las áreas paisajísticas de valles, vegas y marismas interiores y campiñas de piedemonte, el territorio de la vega del Guadalquivir se caracteriza por sus paisajes muy llanos de regadío muy antropizados con cultivos intensivos (naranjos, limoneros, huertas). Se trata de un estrecho pasillo entre las suaves estribaciones de Sierra Morena al norte, con un corte tajante en las características y usos del territorio, y las campiñas al sur del Guadalquivir, que poseen una transición menos brusca desde la vega. En este pasillo se dispone un importante eje de comunicaciones, el más importante de Andalucía, que se prolonga por Despeñaperros hacia Madrid, y hacia el Atlántico por el SO. La vega del Guadalquivir es una llanura de carácter lineal que, desde el borde norte del área metropolitana de Sevilla, alcanza un espacio que se prolonga más allá de Andújar. Se trata de un espacio sin pendientes que reseñar salvo las que aparecen en su borde N, en el contacto con Sierra Morena, que sólo alcanzan una cierta relevancia al norte de Córdoba y de Andújar. Se trata de poblaciones con una producción agraria potente de regadío (naranjo, algodón, remolacha, girasol, plantas forrajeras, etcétera), aunque también con algunas zonas de secano en sus bordes dedicadas al maíz, al trigo y a la creciente implantación de olivos. En ellas se ha desarrollado a lo largo del siglo XX un cierto tejido agroindustrial (molturadoras de aceite, fábricas de azúcar, harineras, etcétera), pero que han tenido dificultades para desarrollar una base económica más diversa.

La industria oleícola, la textil, la del mueble de madera, la artesanía y la cerámica son otras fuentes de dinamización económica, junto a la hostelería, la cual aprovecha el turismo natural y su estratégico emplazamiento, justo en la autovía de Andalucía.

Si el viario romano va a tener larga perduración, desde la época bajomedieval cristiana, en el contexto de los intereses ganaderos de la Mesta, el margen derecho también contará con un denso tejido que, de modo paralelo al antiguo romano, flanquean el río a lo largo de todo su recorrido. Pueden citarse, siguiendo las incorporaciones que bajan desde Sierra Morena, el cordel de la Mestanza en Andújar; las vías procedentes del suroeste de la Mancha a la altura de Montoro (cordel real de Villanueva); o la cañada real soriana que entronca en Córdoba y continúa junto al río hacia Sevilla por Peñaflor.

Del mismo modo, los patrones de asentamiento históricos se consolidan durante la Edad del Hierro coincidiendo con el importante proceso urbanizador que culminará con la municipalización romana. Anteriormente, se documenta durante el Paleolítico la ocupación de las terrazas fluviales inmediatas al río Guadalquivir posiblemente aprovechadas como cazaderos y, con seguridad, como lugar de abastecimiento de sílex y asiento de talleres líticos. Desde la Edad del Hierro y en algunos casos desde la Edad del Bronce, núcleos de población como Andújar, Montoro, Córdoba, Palma del Río, Lora del Río, Alcolea del Río, Cantillana, se han mantenido como lugares habitados prácticamente sin interrupción hasta la actualidad. La disposición de estos núcleos y su característico ritmo de espaciado hicieron desde muy pronto que el valle bético tuviera una consideración de espacio profundamente antropizado y una vocación claramente urbana con anterioridad a la llegada de los romanos.

Mención muy especial, imprescindible, para comprender en profundidad Andújar es la Tesis Doctoral del arquitecto D. José Adolfo Herrera Martín, dirigida por D. Manuel Vigil-Escalera Pacheco del Departamento de Urbanística y Ordenación del Territorio de la ETSA de Sevilla, “El Planeamiento Urbanístico como modelador del Trazado Urbano. La Ciudad de Andújar”, del cual me he permitido recoger amplia documentación gráfica y escrita de su exquisito trabajo.

Porque comparto muchas de sus inquietudes, en especial aquellas referidas a la motivación del tema, y que más allá del concreto análisis de Andújar, han de servir para pensar, para conocer nuestro territorio, nuestro tiempo y nuestra historia, circunstancias tales como:

  • la falta de un estudio de la ciudad desde la visión del urbanista.
  • la ausencia de un análisis histórico riguroso en todo el planeamiento aprobado hasta la fecha -algo imprescindible para que éste tenga fundamento- y que es además numeroso.
  • la oportunidad que supone hacerlo con la aprobación inicial de un nuevo plan general, que presenta carencias similares.
  • Las características singulares del Término municipal..
  • La necesidad de redactar un Plan Especial de Espacios públicos…
  • La estrecha correlación entre la legislación urbanística y los sucesivos planes que ha experimentado la ciudad. De manera que cada uno de ellos puede decirse que es fiel reflejo de las ideas imperantes en la legislación y en la filosofía de la época, algo que también y una vez más, es de hacer notar en el plan actualmente en redacción desde el año 2006

 Comencemos:

“…En la franja S del término municipal se desarrolla la Vega y las Terrazas del Guadalquivir. Esta unidad geográfica contiene el núcleo urbano principal, Andújar, y los núcleos menores de La Ropera, Llanos del Sotillo, Vegas de Triana, Los Villares, San José de  Escobar, así como suelo industrial urbano en el Polígono de Ave María.

A lo largo del tiempo y en especial desde la construcción de la autovía A-4 aparecen una serie de vías de comunicación complementarias sobre la red de caminos ya existente, de manera que este aumento de la accesibilidad general de todos los rincones de la vega iliturgitana da lugar a un aumento, fuera de los núcleos menores de población, de asentamientos de vivienda y sobre todo de instalaciones y edificaciones de variado uso y condición muchas de ellas sin relación directa con el aprovechamiento agrícola.

Este crecimiento disperso de edificaciones comienza ahora a organizarse sobre elementos territoriales de tipo lineal, sobre todo al borde de caminos y carreteras locales o a borde de cauces y arroyos, ocupando desde hace muchos años parte del dominio público hidráulico. La polaridad de la ciudad de Andújar se manifiesta sobre esta dispersión de asentamientos y localización de actuaciones.

Aparece un cambio funcional de este territorio pasando de ser tradicional soporte de actividades agrarias para convertirse en una zona de uso industrial y logístico. Los niveles de terraza  del Guadalquivir son las áreas que soportan cultivos, en la zona N del Valle bélico, al pie de la Sierra hasta la Vega.

Destacan en la zona la diversidad y amplitud de yacimientos arqueológicos, muchos de los cuales de gran importancia a nivel, nacional e internacional. La población y las actividades urbanas se ubican en torno a los márgenes de Guadalquivir, siendo la margen derecha la que soporta mayor volumen; la margen izquierda se centra en la actividad industrial y en la actividad ferroviaria. La actividad agraria se centra se centra en la vega y primera terraza del Guadalquivir. La zona que se encuentra entre el Parque Natural de la Sierra de Andújar y la Zona de la Vega y núcleos de población se caracteriza por un suelo destinado fundamentalmente al olivar y al uso de segunda residencia.

Aparecen igualmente yacimientos arqueológicos pero no de la importancia de los ubicados en los meandros y arroyos próximos al Guadalquivir. Como yacimiento arqueológico singular destaca el de Los Villares de Andújar, donde se hallaba la antigua “Isturgi” Romana. Desde que se dió a conocer por el Padre Sotomayor en 1971 en el XII Congreso Nacional de Arqueología celebrado en Jaén se han realizado numerosas campañas. Junto con el altar subgalo de La Gaufenseque es el Centro productor de cerámicas más importante del mediterráneo occidental, y desde el PGOU de 2006 se recomienda su declaración como BIC.

De los 5 núcleos rurales que tiene el término municipal de Andújar, 4 de ellos fueron construidos por el Instituto Nacional de Colonización para albergar a las familias de los agricultores que se trasladaron, fundamentalmente desde otros municipios de la provincia, a trabajar los terrenos puestos en regadío en la década de 1950 y principios de los 60′ en los sectores de Rumbear y Vega del Guadalquivir.

La Ropera, Andújar.

La Ropera fue terminado y ocupado en 1953, los colonos eran procedentes en su totalidad de Genave (municipio situado al NO de la provincia) y estuvieron viviendo en barracones desde 1950. Tiene una estructura rectangular pero no uniforme, organizado sobre una plaza arbolada y con una fuente a la que dan fachada la iglesia, el ayuntamiento y las escuelas con un frente de soportales. Las viviendas para colonos se presentan en parcelas de 360-380 m2 con accesos independientes a la vivienda y al patio para la maquinaria y los aperos. Además de las 48 viviendas se incluían 2 viviendas para maestros y los equipamientos de la época.

Los Villares fue construido y ocupado en los primeros 50′ por colonos procedentes de municipios próximos y en algún caso del Andújar. Tiene una estructura lineal con un punto de inflexión en la plaza principal, arbolada y con fuente, a la que dan fachada la iglesia, el antiguo ayuntamiento y las primitivas viviendas “del maestro y del comerciante” con un frente de soportales. Los equipamientos y las viviendas se encuentran en el borde. En total son 34 viviendas, pero más recientemente se les ha añadido un grupo de viviendas autoconstruidas. 

Llanos de Sotillo, Andújar

El Sotillo fue construido en 1960 y presenta en su estructura urbana una plaza central alargada con equipamientos públicos en medio, permeabilizados por soportales, por calles en fondo de saco para acceso  de maquinaria agrícola y aperos a las traseras de las parcelas y unas calles peatonales semiabiertas de acceso a las 90 viviendas.

Vegas de Triana, Andújar

Las Vegas de Triana fue el último de los poblados construidos por el INC en 1962, con 68 viviendas para colonos organizadas sobre 2 calles paralelas con un trazado sinuoso en medio de las cuales se abre la plaza a la que dan frente la iglesia, las escuelas y un local comercial con soportales y 2 viviendas para maestros.

San José, Andújar

El núcleo del poblado de San José surgió por iniciativa de la Iglesia para acoger a los damnificados por las periódicas inundaciones del caserío existente en las proximidades junto al arroyo Escobar…”

Poblados de Colonización. Provincia de Jaén. Balance de la actuación del Instituto Nacional de Colonización en la provincia de Jaén. Investigaciones Geográficas, nº 41 (2006). Eduardo Araque Jiménez, José D. Sánchez Martínez, Vicente J. Gallego Simón y Antonio Garrido Almonacid.

En la ciudad de Andújar se pueden encontrar los siguientes barrios: Barrio Montañés, El mercado, La lagunilla, Los Belenes, Plaza de toros, Polígono Puerta de Madrid (dividido en el sector Andalucía, sector Huelva, sector Almería, sector Sevilla, sector Málaga y avenida de Granada)., Barrio de la Paz (Barrio de la Uva), Barrio San Bartolomé, Emperadores, La Pastora, San Eufrasio, Las Vistillas, Cuadro de la Virgen y Camino del Calvario.

“…Andujar y su entorno han tenido siempre una situación privilegiada por ser una encrucijada de rutas comerciales y de caminos de movimientos de población, con la consiguiente penetración de influencias artísticas y culturales de diversas procedencias. Desde los remotos tiempos de la Prehistoria, el hombre ha mostrado su presencia en nuestra tierra, con importantes restos materiales, que comienzan en el Paleolítico Inferior con el yacimiento achelense de Arroyo Escobar, donde se han hallado unos 1.500 útiles de cuarcita, cantos tallados y bifaces principalmente, con una datación de hace unos 300.000 años.

La arqueología demuestra la antigua explotación de las ricas minas de cobre de Sierra Morena, canalizándose su comercialización a través de los ríos Jándula y Guadalquivir durante las Edades del Cobre y del Bronce. En la confluencia de ambos ríos se encuentra la importante necrópolis de Valdezorras, de la Cultura del Algar, con tumbas en cista y ajuares funerarios de cerámicas lisas, hachas planas de cobre y puñales de remaches, de unos 1.200 años antes de Cristo.

Diseminadas por Sierra Morena existen numerosas sepulturas del Bronce Final, excavadas en las rocas graníticas, muchas de ellas antropomorfas.

Las colonizaciones fenicia y griega también dejaron su huella en el término de Andújar. Como ejemplo, podemos citar un magnífico escarabeo de pasta vítrea blanca con un bello grabado que representa a 2 escarabajos afrontados y un disco solar en el centro, símbolo de la resurrección (Siglo VI aC). De los Villares procede una interesante sortija egiptizante de bronce, con una esfinge alada grabada en el chatón y un disco solar alado en la parte superior. En el río Jándula se halló una preciosa cabecita de león de oro, colgante de un collar, que se puede fechar en el Siglo VII a.c.

La época Ibérica ha dejado numerosos vestigios arqueológicos: monedas, cerámica y restos arquitectónicos. En los Villares de Andújar se localiza la antigua ciudad ibérica de Isturgi, llamada también por los romanos Municipiun Triumphales. Tradicionalmente se creía que aquí se encontraba la ciudad de Iliturgi, pero la arqueología ha demostrado que su verdadera situación está en Cerro Maquiz cerca de Mengíbar.

Es en época imperial romana cuando la zona de Andújar toma una gran relevancia, especialmente en los Villares de Andújar donde los arqueólogos han excavado los alfares de cerámica romana “terra sigillata” más importantes hallados hasta ahora en España, con 4 hornos y numerosos y bellos vasos de esta cerámica de barniz rojo brillante, que se distribuía por todo el Sur de la Península Ibérica y se exportaba al Norte de Africa. También de época romana ha habido innumerables hallazgos de monedas de oro, plata y bronce, ánforas, lucernas, estatuas de mármol, mosaicos, lápidas con inscripciones latinas, vasos de vidrio, etc. El Puente de piedra de Andújar sobre el Guadalquivir tiene un claro origen romano, aunque lo que se ve actualmente es, en su mayor parte, de los siglos XVI y XVII, presentando numerosas marcas de cantero grabadas en muchos de sus sillares. La última reforma importante que se realizó en este puente, símbolo de la ciudad, fue a mediados del Siglo XIX. 

D. José Cruz Utrera

Andújar, con 212 m de altitud y sobre el valle del río Guadalquivir, ubicándose en una de sus terrazas, es un pueblo, una ciudad, cargada de historias. No muy lejos del actual casco urbano y en dirección. Este se han encontrado restos líticos que pertenecen a la Cultura Achelense.

Dando un salto en el tiempo fueron los oretanos, pueblo ibérico, el que pobló estos contornos y entró en contacto con los turdetanos, fenicios, griegos y cartagineses; pueblo ibérico que destacó por sus ciudades fortalezas como Obulco (Porcuna), Cástulo (Linares), Iliturgi (Mengíbar), Isturgi (Andújar), etc.

Con la llegada de los romanos toda esta zona fue romanizada muy pronto, primero bajo la organización de la Hispania Ulterior y más tarde bajo la Bética y dentro del Conventus Cordobensis. El puente Viejo tiene con toda seguridad origen romano, aunque muy alterado por numerosas remodelaciones. Las “villae” poblaban toda la ribera del Guadalquivir cuando cayó el Imperio Romano y le sucede la organización Visigoda, “la territorio” bajo un “iudice”.

Andújar. Recinto Amurallado y situación de parroquias. s XVII por D. José Adolfo Herrera Martín, Tesis Doctoral dirigida por D. Manuel Vigil-Escalera Pacheco del Departamento de Urbanística y Ordenación del Territorio de la ETSA de Sevilla, “El Planeamiento Urbanístico como modelador del Trazado Urbano. La Ciudad de Andújar”,

Tras la batalla del Guadalete en el 711 todo el sur peninsular pasaría a convertirse en el Al-Andalus. Según cuenta Inb Idarí, durante el emirato de Muhammad V en el 853, hubo un encuentro bélico en Anduyar (Andújar), siendo la primera vez que el nombre de Andújar aparece en una fuente histórica; Abd Allah en el 888 manda fortificar Andújar y algo más tarde los almohades, a mediados del siglo XII, fortifican la ciudad definitivamente, cuyos restos han llegado hasta hoy muy mermados.

Andújar era ya un centro de producción de cerámica y alfarería continuando con la tradición de la “sigillata” hispano-romana. En 1225 Fernando III consigue de forma pacífica la ciudad a los almohades, comenzando pronto la transformación de ciudad islámica a ciudad cristiana; son tiempos bajomedievales y aparecerán las primeras iglesias de estructuras góticas. Andújar y su tierra es declarada por el monarca tierra de realengo, dándole el Fuero de Cuenca. Un final de la Edad Media rico en acontecimientos: en 1368 una raza nazarita pretende tomar la ciudad, hecho que imposibilitará su alcaide Juan González; en 1446 el rey Juan II le otorga a la villa el titulo de “ ciudad” por su fidelidad a la corona; en 1466 Enrique IV la convierte “En muy noble y Leal”. En 1472 Pedro de Escavias es su alcalde mayor perpetuo, hombre de letras, de canción y de armas. En estos años también queda formado su escudo con todos sus elementos con el pendón rojo municipal. Con Isabel la Católica llegarán los corregidores, siendo en 1478 Francisco de Bobadilla, el mismo que manda derribar las fortificaciones y cumplir el mandato real. En 1478 milicias de Andújar intervienen en la conquista de Málaga, como antes habían intervenido en la conquista de Moclín.

En el siglo XVI, con el comercio abierto hacia el Atlántico, la ciudad vivirá momentos de esplendor, y fruto de ello será el ennoblecimiento debido a una pujante aristocracia y a una gran proliferación de órdenes religiosas que se ubicarán en la nueva ciudad-convento nacida ya extramuros por los arrabales de San Bartolomé y de San Miguel. 

Antonio Ruiz Parrondo Museo de Arqueología Profesor Sotomayor

Con el descubrimiento de América, financiado por los Reyes Católicos, se inicia para España una nueva época, que lógicamente también será igual para Andújar.

Habiendo llegado al trono de España Carlos I, necesitó reunir a las Cortes para obligarles a subir los impuestos, con objeto de poder contar con los dineros necesarios para proclamarse Emperador de Alemania. Esta presión fiscal molestó a muchas ciudades castellanas, que en 1520 se levantaron en armas, constituyendo la Comunidades de Castilla. Andújar en este momento histórico, como ciudad de realengo, se mantuvo fiel al Rey, el cual en fidelidad le cedió las aldeas de San Vicente, San Julián y Villalva, manándolas repoblar.

1639 ANDUJAR por Jimena Jurado

Durante el siglo XVI el número de vecinos irá aumentando progresivamente, para contar en 1591 con unos trece mil habitantes, que no se verán disminuidos al menos en la primera mitad de siglo XVII; ya que la epidemia de 1602 no causó muchas pérdidas humanas y la de mediados de centuria no le afectó; aunque la de 1680 si fue muy mortífera, siendo miles de almas perdidas.

A las epidemias se unirán sequías y lluvias intensas que causarán graves daños a la agricultura y ganadería. Por lo que habrá malas cosechas que provocarán hambre y pobreza entre las población. Durante estas centurias la emigración a América de los vecinos de la provincia de Jaén fue relativamente pequeña, por lo que la pérdida demográfica por este motivo fue pequeña para Andújar. La mayor incidencia en este aspecto fue la guerra de Cataluña, que obligó a hacer levas continúas. Los habitantes serán en mayoría cristianos; aunque junto a ellos vivirán judíos conversos, moriscos y gitanos, que vivirán en un casco urbano configurado por la división territorial de las parroquias de Santa María, Santiago, Santa María y San Miguel, dentro del recinto amurallado medieval, esta última con un arrabal y finalmente San Bartolomé, correspondiente a la ampliación urbana del siglo XVI.

La población de Andújar se componía de labradores y ganaderos, además de un determinado número de artesanos, siendo la economía esencialmente agroganadera. La industrialización aún no existía. La producción cerealística es muy baja en estos tiempos, por lo que resulta insuficiente para abastecer a la ciudad, dependiendo mucho de la compra en el exterior, propiciando el aumento de precios que repercutirán en los vecinos. La cercana localidad de Arjona y Andújar aportaron en el siglo XVI el 60% de la producción aceitera del Reino de Jaén, creándose cortijos que concentraran la mano de obra jornalera. En la siguiente centuria habrá un abandono de los campos debido a un descenso demográfico, unido a periodos de malas cosechas por lluvias abundantes y sequías.

1668 ANDUJAR por Pier María Baldi

El aumento del cultivo de la vid en los siglos XVI y XVII irá en detrimento del trigo, propiciado por la inestabilidad atmosférica. Las ventajas en la sustitución eran varias, siendo el viñedo más productivo, da cosechas todos los años y requiere menos mano de obra. En Andújar se dedicaron grandes extensiones de terreno en Sierra Morena, en las zonas de Peñallana, Alcaparrosa y Los Majuelos. La producción en el siglo XVII se dedicará al consumo local, de enero a agosto, mientras que para los otros meses se traía vino de Lucena (Córdoba) de mejor calidad.

La ganadería estaba compuesto por cabañas de ovejas, cabras, caballos, cerdos y vacas. En el siglo XVI el 3% de la población de Andújar eran ganaderos. Las dehesas de la sierra se dedicaran al pasto del ganado trashumante, que pasaba en ellas el invierno. Igualmente habrá ganaderías de toros bravos con destino a los festejos taurinos que se celebraban en la ciudad, a los cuales había tanta afición.

El comercio será intenso en estos siglos, propiciado por la situación geográfica de Andújar, paso obligado entre Castilla y Andalucía.

La sierra proporcionará caza y los ríos, especialmente el Guadalquivir, pesca. El Ayuntamiento fijaba épocas de veda.

Andújar. Trazado de la ciudad de Andújar según Antonio Terrones-Salcedo Olid (1657-1677 sobre Plano base de 1887. por D. José Adolfo Herrera Martín, Tesis Doctoral dirigida por D. Manuel Vigil-Escalera Pacheco del Departamento de Urbanística y Ordenación del Territorio de la ETSA de Sevilla, “El Planeamiento Urbanístico como modelador del Trazado Urbano. La Ciudad de Andújar”,

La actividad gremial de la Baja Edad Media irá en aumento en las centurias que estudiamos. Tintoreros, cereros, guarnicioneros, zapateros, sederos, cerrajeros, herreros, rejeros, caldereros, pastores, sastres, olleros, relojeros, etc., cuyos talleres o tiendas, desempeñaban un papel destacado dentro de la economía local.El gremio de los trabajadores del hierro alcanzó durante el siglo XVI un gran desarrollo en Andújar, al igual que en el XVII lo tendrá los sederos, proliferando el cultivo de las moreras para alimentar a los gusanos.

El Obispado de Jaén estaba dividido en el año 1511 en varios arciprestazgos, entre el que tenemos al de Andújar, compuesto por cinco parroquias, antes indicadas, además de las iglesias parroquiales de las aldeas de su jurisdicción: La Higuera, Villanueva y El MarmolejoUna serie de ermitas se encontraban distribuidas en el casco urbano y alrededores y en Sierra Morena. El clero local se agrupaba en la Universidad de Clérigos y Beneficiados, bajo la cofradía de San Pedro. 

Los siglos XVI y XVII serán tiempos de fundaciones de Ordenes religiosas que vendrán a sumarse a los ya existentes como, Clarisas, Mínimas (1495) y Trinitarios (1244), así se fundas los de Franciscanos de Asís (1514), Trinitarias (1587), Carmelitas (1590), Hospital de San Juan de Dios (1618), Jesuitas, Capuchinos (1645) y Capuchinas (1682). Otra fundación importante será la Casa Cuna (1622) para criar niños expósitos, el hospital de mujeres recogidas pobres y el de Ntra. Sra. de la Cabeza, atendido por la cofradía de igual nombre.

El Concilio de Trento propiciará el aumento del culto a los santos y a sus reliquias. Así en 1597 se traerá del Valdemao(Galicia) una reliquia de San Eufrasio, al cual se le recibió por Patrono. En 1640 será una de Santa Potenciana, que pasa a ser Patrona y se procesionaba cada 15 de mayo con la de San Eufrasio.

Las fiestas anuales y ocasionales tendrán su punto más álgido en el siglo XVII, para disminuir en esplendor en el XVIII. Romería de la Virgen de la Cabeza, último domingo de abril, Corpus, San Eufrasio, Semana Santa, festejos taurinos, rogativas, etc La iglesia en estos siglos de la Edad Moderna tendrá en Andújar una serie de personas que destacaron por sus virtudes especiales. El religioso trinitario Marcos Criado, víctima de los moriscos en las Alpujarras granadinas, el predicador de Felipe II, Francisco Terrones del Caño, Obispo de Tuy y León, y la trinitaria Sor Lucia Yánez, que vaticinó la epidemia de 1680. La presencia importante de judíos conversos en Andújar, hizo que el Tribunal de la Inquisición de Córdoba, actuara sobre varios de sus vecinos.

1787 ANDUJAR

Lo más significativo para Andújar en el setecientos será la pérdida de término municipal cuando en el reinado de Carlos III, en un intento de reforma agraria, se colonizó Sierra Morena (1767), con colonos venidos del centro de Europa, Cataluña, Valencia, etc. Para ello nuestra ciudad tuvo que ceder terreno para fundar la aldea de El Rumblar, comenzando el deslinde en 1771. Hay señalar también que en 1791 la sede del Cabildo Municipal pasa de la plaza de Santa María a la del Mercado, viniendo a ocupar la sede de la antigua Casa de Comedias del siglo XVII.

Andújar. Evolución urbana de Andújar s XVIII por D. José Adolfo Herrera Martín, Tesis Doctoral dirigida por D. Manuel Vigil-Escalera Pacheco del Departamento de Urbanística y Ordenación del Territorio de la ETSA de Sevilla, “El Planeamiento Urbanístico como modelador del Trazado Urbano. La Ciudad de Andújar”,

Esta centuria se inicia con 6.500 habitantes, llegando a contar a finales de la misma con 9.000 personas. Este crecimiento concuerda con la norma general de crecimiento demográfico para toda España.Andújar era capital de su partido judicial, uno de los 5 en que se dividía la provincia de Jaén, como ciudad de realengo, tenía Corregidor de 3ª categoría, el más importantes, y jurisdicción en Marmolejo y Villanueva de Andújar, que venía manteniendo de siglos anteriores, y que no perderá hasta 1790 la segunda localidad y al año siguiente la primera de las citadas, pasando ambas aldeas a ser independientes.

En 1737 se fundó un Monte de Piedad a beneficios de los niños pobres. Son años difíciles con epidemias, malas cosechas, elevación de los precios de los alimentos, mendicidad, elevada mortalidad infantil, etc., produciéndose una emigración a otros lugares, como a Granada.

Algunas medidas reformitas fueron positivas para Andújar, mientras que la expulsión de los Jesuitas produjo el cierre de su colegio y los maestros del Ayuntamiento no eran suficientes para atender a la población escolar.

Como en los siglos anteriores, la economía seguía basada en la agricultura y la ganadería, dependiendo ambas mucho de las alteraciones climáticas. Plagas de langosta y gorriones acabaran con las cosechas, teniendo el Ayuntamiento que ordenar su matanza.

En 1766 se producen problemas por la ausencia de trigo y el aumento de precio, que repercutirá en el coste final del pan, base de la alimentación de los vecinos; los cuales protestarán ante las autoridades locales, teniendo éstas que buscar grano para llenar en pósito, sito en la calle Alhóndiga, y hacer experimentos mezclando distintas calidades y cantidades de harinas para abaratar el precio final. En este siglo la provincia de Jaén era en décimo productor de trigo, con cantidades insuficientes para abastecerla.; de ahí los problemas señalados.

En el setecientos Andújar será el principal productor jiennense de cerámica, los alfareros exportarán sus productos a Madrid y a otros lugares, pero la falta de inversiones, lo antiguo de los utillajes y la escasa habilidad técnica, impidieron aprovechar la oportunidad del momento. A esta producción hay que sumarle las fábricas de jabón y curtidos de pieles.

La mejora del Camino Real, Madrid-Cádiz, propiciará que Andújar aporte en 1788 gran cantidad de mano de obra, favoreciendo la para de diligencias, el comercio y la instalación de una estafeta de Correos.

Destacable fue el intento de trasladar en 1747 la Colegiata de Santa María del Alcázar de la ciudad de Baeza a la parroquial de San Miguel de Andújar, al no llegar a buen fin el Ayuntamiento sostendrá distintos pleitos en los tribunales. Otro aspecto negativo fue la supresión en 1773 de la romería de la Virgen de la Cabeza, por orden del Rey, debido a los fraudes a la Hacienda Real por la venta de mulas gallegas fiadas. 

Enrique Gómez Martínez. Real Academia de la Historia. Cronista Oficial de Andújar.

1879 ANDUJAR (IGN)

El censo de 1847 fijaba para Andújar y su término una población de 10.190 habitantes, 150 habitantes más con relación a 1794. El comportamiento demográfico de la ciudad será bien diferente en la segunda mitad de la centuria, en el que Andújar tendrá un incremento de población de 6.309 habitantes, lo que equivale a un crecimiento del 38,2 % con respecto a 1847.

La característica económica predominante del siglo XIX, es el claro predominio del sector primario, en el que la abundancia de la mano de obra jornalera y la elevada concentración de la propiedad serán sus notas más características. En 1861 la mano de obra activa dedicada al sector primario se elevaba al 66,4%, frente al 12,7% del sector secundario y el 20,7% del sector terciario. No obstante, a medida que nos acercamos a finales de la centuria la diversificación de la economía comienza a ser mayor, sin que por ello cambie sustancialmente los porcentajes anteriormente reflejados.

De gran trascendencia económica será la inauguración de la línea de ferrocarril Manzanares-Córdoba con estación en Andújar. Es el primer síntoma real de modernización que tendrá la ciudad y que servirá de estimulo al comercio de algunos de sus productos tradicionales: aceites, jabones, ladrillo, cerámica, que tan difícil salida habían tenido a hasta entonces. En los primeros años de la Restauración se aplicará por primera vez el vapor como fuente de energía. Se trata de experiencias aisladas en la producción de aceite de oliva que nada tiene de ver con la realidad casi artesanal que se da en el resto de la actividad de transformación.

Si el siglo XVIII finalizaba para Andújar con un grato recuerdo: la visita regia de Carlos IV en marzo de 1796, el XIX comenzaba con un hecho de gran relevancia económica para la ciudad y su comarca: la inauguración en septiembre de 1802 de la feria de compraventa de ganados y mercaderías, autorizada por el Real despacho de 10.10.1801 del Supremo Consejo de Castilla. Sin embargo, sus beneficiosos efectos económicos quedaron pronto truncados por el estallido de la guerra de la Independencia, para la que la ciudad, como consecuencia de su situación estratégica, sería una plaza muy valorada por el ejército francés.

Entre el 2 de junio y el 18.7.1808, Andújar se convertiría en cuartel general del ejército francés bajo el mando del mariscal Pierre Dupont. Tras la victoria de Castaños en Bailén, se firmaría en Andújar el acto protocolario de la capitulación en el palacio de los condes de Gracia Real (22.7.1808). El 20.11810 el ejército francés ocupaba de nuevo la ciudad, permaneciendo en ella hasta el 8.9.1812, día en el que las tropas patrióticas, bajo el mando de Carlos Porta, hacían su entrada. La ocupación francesa sería devastadora para el patrimonio de Andújar.

Andújar no fue ajena a los aires revolucionarios de Cádiz, cuyos principios serían asumidos por gran parte de su elite ilustrada. El 14.10.1812 se constituía en Andújar el primer Ayuntamiento liberal bajo la presidencia de José Francisco de Tavira y Velluti, marqués del Cerro de la Virgen. A pesar de las adversidades que el reinado de Fernando VII supondría para la causa liberal, ésta contará con entusiastas defensores como Juan Nepomuceno Gil Fernández, Luis Cañete, José de las Casas y Antonio Galaso entre otros.

Durante la regencia de María Cristina, la ciudad vivirá el que será el acontecimiento más relevante de su historia contemporánea y uno de momentos más significativos del andalucismo histórico. El 2.9.1835 se constituía la ” Junta Suprema de Andújar”, que hasta el 18 de octubre sería la depositaria de los ímpetus revolucionarios andaluces, partidarios de la Constitución de 1812 y del trono de la “Reina Niña” frente a las pretensiones de su tío Carlos María Isidro.

Entre 1845 y 1876 Andújar fue distrito electoral, razón por la que la ciudad contó con representantes en la Cortes. En la legislatura de 1873, Primera República, Antonio de las Casas Genestroni, diputado por el distrito de Andújar, con el respaldo de los republicanos federales iliturgitanos, proclamaría el 20 de julio el Cantón de Jaén, de existencia efímera por la intervención de las tropas gubernamentales del brigadier Peco.

Andújar. Evolución de Andújar s XVI-XIX por D. José Adolfo Herrera Martín, Tesis Doctoral dirigida por D. Manuel Vigil-Escalera Pacheco del Departamento de Urbanística y Ordenación del Territorio de la ETSA de Sevilla, “El Planeamiento Urbanístico como modelador del Trazado Urbano. La Ciudad de Andújar”,

Con la Restauración, Andújar y su comarca formarían parte de la circunscripción electoral de Jaén, quedando su clase política a partir de entonces en un segundo plano, siempre a la sombra de los intereses capitalinos. No obstante, la ciudad no dejó de dar políticos de relevancia, como el conservador Eufrasio Jiménez de Cuadros, marqués viudo de la Merced o el liberal don Francisco Javier Jiménez del Puente y Pérez de Vargas, conde de Santa Engracia.Mención aparte merece la organización del movimiento obrero local, que inicia sus pasos en los años del Sexenio Democrático (1868-1874), bajo el ideario del liberalismo democrático de la Constitución de 1869. Cuando aún se estaba en pleno proceso constituyente, en Andújar se va a constituir la Sociedad de Obreros “La Esperanza”, vinculada a la AIT (Asociación Internacional de Trabajadores o Primera Internacional). En 1869 se constituirá la Sociedad de obreros Albañiles “ Solidaridad”, también afiliada a la AIT e integrada en la Federación de la Región Española (FRE ); y en 1873 la Federación local de sociedades Obreras y la Sección de Sombrereros (FRE-FTRE). Andújar fue una de las seis ciudades de la provincia – Linares, Úbeda, Baeza, Villacarrillo y Jaén también estuvieron presentes – que intervino en el Congreso de Córdoba, celebrado en diciembre de 1872.

El clima en el que se desarrollaron estas primeras células de obreros en la ciudad se caracterizó por la adversidad, pues los aires de libertad de la Gloriosa se fueron disipando en los años del reinado de Amadeo de Saboya, como consecuencia de la persistencia de la crisis económica y los efectos de la experiencia de la Comuna parisina (marzo-mayo de 1871), que propiciaron medidas represivas hacia los internacionalistas. Terminada la experiencia republicana, en la que por primera vez la clase trabajadora se ve representada en el Ayuntamiento, la situación sufre un giro copernicano con el decreto de disolución de la Internacional de 10.1.1874.

Su testigo sería tomado 20 años después por la Agrupación Socialista –1890- que encabeza la nómina de asociaciones obreras que han de constituirse a partir de entonces en Andújar: Sociedad de Obreros Odreros, Asociación General de Obreros, Sociedad de Obreros Albañiles “El Trabajo”, etc., todas ellas vinculadas a la UGT.

1900 ANDUJAR

Con el nuevo siglo XX la ciudad comenzará a despertar de su anterior letargo. La luz eléctrica, el teléfono, el cine, el alcantarillado, la mecanización industrial, las mejoras urbanísticas irán conformando su nueva realidad. Su población se incrementará entre 1900 y 1930 en 4.792 habitantes, pasando de16.302 a 21.094 habitantes entre las fechas de referencia.

En el primer tercio del siglo XX la economía de Andújar seguía fundamentándose en el sector primario. En 1930 el 64,7% de mano de obra activa estaba relacionada con el sector primario, un punto por debajo de la media provincial y 5,6 puntos más que a comienzos de siglo. En 1930 los jornaleros representaban el 93% del total de la mano de obra activa del sector primario, porcentaje que superaba con creces la oferta de trabajo que el propio sector era capaz de brindar y en el que la propiedad se concentraba en menos del 8% de la población.

Según el censo de 1930 los trabajadores del sector secundario se distribuían en 49 oficios, 15 menos que en 1880. A partir de la segunda década se produce una modernización del sector, siendo ejemplo de ello la aparición de empresas como:

  • Electra del Guadalquivir
  • El salto de agua del molino de Casas Nuevas en 1914
  • La fábrica de harina “Ntra. Sra. De la Cabeza” – en funcionamiento en 1915 con un capital social de 300.000 pesetas-
  • La Divina Pastora de José Jiménez Gálvez
  • La fabrica de orujo de Benayas, Montes y Gavilán de la Torre – inaugurada en 1921-
  • La fábrica de orujo y sulfuros de Pablo Jiménez y CIA
  • La Sociedad Oleum

El sector terciario lo componían 961 trabajadores de los cuales 246 eran trabajadoras y que representaban, dentro del cómputo total de la mano de obra activa, el 16.9%, porcentaje inferior al registrado en 1880 que se elevaba al 20,8%. El sector lo componen 79 profesiones, entre las que destacaban por el número de trabajadores: 215 empleados, 105 sirvientas, 97 comerciantes, 89 religiosas, 53 escribientes y 51 barberos. Estas seis profesiones suman un total 610 trabajadores/as lo que equivale porcentualmente dentro del sector al 63.4.

La política municipal estará controlada, como en el resto de la geografía nacional, por los partidos dinásticos y ello a pesar de la fractura que sufrirán durante el reinado de Alfonso XIII. El entramado caciquil reducirá a republicanos y socialistas a una mera presencia testimonial en la corporación, que en nada se correspondía con su influencia real en la sociedad iliturgitana.

El partido Conservador tras la desaparición de Eufrasio Jiménez de Cuadros, marqués viudo de la Merced, mantendrá su unidad hasta finales de la primera década gracias a la experiencia política de Miguel Serrano Molina y Manuel Muñoz Trigueros.

Tras ellos vendrá la fractura del conservadurismo en Andújar, siendo los datistas los que alcancen el mayor protagonismo, en gran parte por la protección que le ofrecerá su jefe provincial don José del Prado. Gabriel Ortiz de Cosgaya será su jefe indiscutible hasta el mismo día de su muerte, 23 de julio de 1917, sucediéndole en la jefatura, el también datista, Manuel Montoro García. En tiempos de Montoro, quién fuera presidente de la Diputación provincial entre el 17.11.1920 y el 2.2.1921, el partido acelera su proceso de fragmentación, fruto de las rencillas personales entre sus miembros y la actuación poco acertada de José del Prado, produciéndose la deserción de hombres significativos en el conservadurismo local como Francisco Trigueros Palomino y José María Lópiz.

La implantación del partido Liberal en Andújar fue muy similar a la que tuvo el partido conservador, existiendo entre ambas formaciones un gran equilibrio en cuanto al número de integrantes, influencia política y perfil sociológico de sus miembros.

La corriente del liberalismo que contó con mayor fuerza en la ciudad fue la romanista. Así parece deducirse del papel que jugó en la política local don Joaquín María Serrano Martínez, el hombre de confianza de don Joaquín Ruiz Jiménez en Andújar, que ostentó la jefatura del partido hasta pocos años antes de su muerte. Los romanistas, por otra parte, fueron los liberales que ocuparon mayor número de veces la alcaldía durante la segunda década del siglo, siendo ejemplo de ello Alfonso Garrido López, José Ramírez Aragón y José Garzón y Garzón.

Los demócratas, concretamente los seguidores de Julio Burell y Cuéllar, gozaron también de considerable respaldo popular, pero tan sólo accederán a la alcaldía en los momentos previos al golpe de Primo de Rivera. José Sáenz de Tejada, su jefe local, y Juan Hernández Pérez serán sus figuras más destacadas.

Menos significación tendrán en Andújar las tendencias alcalaista y albista. La primera, dirigida por Pablo Jiménez Rodríguez, alcalde de la ciudad entre octubre de 1905 y febrero de 1907, diputado provincial por Andújar-Baeza y presidente de la Cámara de Comercio de la ciudad. La segunda, constituida en 1918 en torno de José María Lópiz Parra, el hombre de confianza del conde de Santa Engracia en nuestra ciudad.

El descrédito de los partidos dinásticos se convertirá en el mejor aliado para el fortalecimiento del republicanismo, siempre presente en la sociedad andujareña. Entre sus hombres más destacados cabe recordar a Tomas Carrión Santero, Francisco Ramírez Hermosilla, Manuel Expósito Lopera, José Rosalem Hernanz y Carlos Cerrillo Escobar, entre otros. Por su significación política y por relevancia intelectual merece mención aparte Cerrillo Escobar, director del “El Ideal de Andújar” entre 1898-1899, dotará a su grupo político de gran dinamismo, aportando propuestas novedosas y llenas de significación social a una corporación adormecida hasta ese momento por la acción de los partidos del turno.

La eficacia de la maquinaria caciquil en la provincia de Jaén, sólo comparable a la de Sevilla, Granada y Almería, privará a la Agrupación Socialista local durante mucho tiempo de obtener representación municipal, ya que la oligarquía agraria supo rentabilizar políticamente su oferta de trabajo y el acceso a la tierra – arrendamiento y aparcerías-.

En 1902 la Agrupación Socialista logrará colocar a un concejal en la corporación, sin embargo la identidad del mismo está aún por determinar, aunque podría tratarse de Vicente Martínez González. Su testigo será tomado por Diego Sánchez Carnicer y Francisco Lara Cano, elegidos en 1913 y 1916, respectivamente.

Tras el paréntesis de la dictadura de Primo de Rivera, antesala del ocaso de la monarquía, la coalición republicana-socialista alcanzará un gran éxito electoral en las elecciones del 12.4.1931 al alcanzar 11 concejales de los veintidós de la corporación.

Los concejales elegidos en el mes de abril permanecerán en sus cargos hasta marzo de 1936, pues durante todo este tiempo no se convocarán elecciones municipales para renovar los Ayuntamientos. Mandato, por lo tanto, excepcionalmente largo que en nada contribuyó al buen funcionamiento de la corporación, que estuvo siempre condicionada por los avatares políticos por los que pasó la Segunda República. 10 alcaldes, 9 concejales de izquierdas suspendidos en noviembre de 1934 y una Comisión Gestora, constituida en marzo de 1936 para reemplazar al Ayuntamiento, son las estadísticas de este periodo histórico de 5 años. Son años de profunda crisis económica, de crispación, desconfianzas, recelos y falta de entendimiento entre las partes en las que queda dividida la sociedad andujareña. Una evidencia de ello es que entre el 19.4.1931 y el 5.6.1936 se sucedieron en la alcaldía 10 presidentes de corporación, 2 de ellos de la CEDA en el periodo del bienio negro.

Andújar permanecerá durante toda la guerra en el bando republicano, su proximidad a la línea de frente, situada en las proximidades de Montoro, no le permitirá sosiego alguno en aquellos trágicos años, en los que el asedio del Santuario de Nuestra Señora de la Cabeza sería su preludio y la lucha del maquis en la Sierra su epílogo.

Generaciones marcadas por la guerra a la que pertenecen algunos de los hombres y mujeres más destacados de Andújar como Antonio Alcalá Venceslada o Francisca Cristina Saenz de Tejada, que firmaba bajo el pseudónimo “Gracián Quijano”, cantaores como Rafael Romero “el Gallina”, pintores como Luis Aldehuela, etc.

D.Luis Pedro Perez Garcia

Andújar en 1921 por D. José Adolfo Herrera Martín, Tesis Doctoral dirigida por D. Manuel Vigil-Escalera Pacheco del Departamento de Urbanística y Ordenación del Territorio de la ETSA de Sevilla, “El Planeamiento Urbanístico como modelador del Trazado Urbano. La Ciudad de Andújar”,

“…La ciudad de finales del siglo XX ha saltado las murallas y empieza a afrontar lo que ya a ser su crecimiento fuera de la ciudad. La planimetría que se conserva de esta fecha refleja el estado de las manzanas en el interior del casco histórico, de menor tamaño, las que se encuentran en el interior de las murallas y de mayor tamaño las manzanas que se han ido creando en el exterior de la “cerca de la ciudad”. La ciudad tiene muy marcados sus límites de crecimiento: por un lado esta el límite natural topográfico que representa el salto entre la plataforma donde se sitúa la ciudad y la Vega del Guadalquivir. y de otro lado está el límite natural del arroyo Mestanza. El crecimiento de la ciudad se encuentra por tanto limitado por las zonas sur, suroeste y norte, según el límite sea la diferencia de altura topográfica o el arroyo Mestanza.

La ciudad afronta en el siglo XX el reto de su crecimiento, por un lado, interior mediante la colmatacion de los espacios interiores de manzana, de otro lado, mediante el salto de los límites naturales que le impiden el crecimiento y por último el desarrollo de la ciudad hacia el este, siguiendo la prolongación de la carretera hacia Madrid. A finales del siglo XX la ciudad tiene marcadas sus líneas maestras de conexion con el territorio tanto a nivel de carreteras, de ferrocarril o de infraestructuras de comunicación como puede ser el telegrafo.

Se abre por tanto un marco en el que el desarrollo de la ciudad requiere de instrumentos legislativos incipientes para controlar y gestionar el nudo en el que ha de producirse ese crecimiento.

En cuanto a este panorama que en materia de urbanismo se presenta, decir que ya a ser el inicio de la amplísima cascada legislativa que en materia de suelo van a ir aprobando el estado más recientemente las comunidades autónomas. En estos últimos años del siglo XIX empieza a fraguar un incipiente modelo legislativo que ya a dar forma a muchas de las ciudades que hoy vivimos.

Entre 1924-1930 se realiza la remodelación de los Jardines de Colón y el Paseo de las Vistillas con dos pabellones y dos templetes con estructura de hierro colado. De los primeros años 20′ son la Capilla de la Virgen de la Cabeza (1918-1921) en la c/Ollerías, de ladrillo visto, neo mudéjar con elementos y motivos góticos, y la capilla de los condes de la Quintería (1923-1925) en el Altozano Serrano Plato de aspecto eclécticos.

Es la época en la que se levantan numerosas “grandes mansiones regionalistas” caracterizadas ‘por la presencia de un portal que da la entrada, a naves de una artística reja, a un gran zaguán que comunica a su vez con un patio abierto gracias a una arcada de ladrillo o una amplia puerta en arco de medio punto; las escaleras son amplias y bien visibles, comunican el recibidor con los pisos superiores y tienen peldaños decorados con cerámica vidriada, los listones de madera y la baranda con un rico trabajo de herrería. Las habitaciones suelen ser grandes en tamaño y altura. El zaguán, el portal, suelen estar cubiertos hasta media altura con un zócalo cerámico; el suelo especialmente el del patio, se recubre a la manera morisca con losas de barro rojo alternadas con pequeñas olambrillas de cerámica vidriada. Al patio, bellamente decorado con fuentes trianeras o altares cerámicos cubiertos por un tejadillo y con la Virgen de la Cabeaa, suelen dar amplias cristaleras de los pisos superiores’ .

A esta tipología de la decada de 1920 corresponden los edificios de la Corredera de San Bartolome 7, 8, 9, 17, 31 y 42; San Francisco 1 y 10; Ollerías 13 y 23, etc. Muchos de ellos son obra del constructor local Corbella Pené quien levantaría entre 1932 y 1934 en el Km 12 de la carretera de las Viñas una vivienda funcionalista-racionalista (cúbica, blanca, sin decoración, con ventana horizontal y barandillas de tubo con reminiscencias de la casa Muller de Adolf Loos) conocida como “Viña Gisbert”.

En el año 1932, se produjo la desaparición del Castillo de Andújar y su sustitución en 1933 por la manzana integrada por el Cine Tivoli (obra del Arquitecto Fernando Alzada) y la Casa Lara (del constructor local Corbella).

Pero en 1936 la llegada de Guerra Civil, supone un parón en la actividad de la ciudad y la demolición de muchos elementos con motivo de los bombardeos que sufrió la ciudad.

Andújar será un sitio de alto interes durante la guerra civil, baste con indicar que en la ciudad se constituyó un aeródromo tal y como reflejan los documentos oficiales del momento. 

La ciudad de 1921 respecto a la que teníamos en el siglo XVIII, ha cambiado poco desde el punto de vista de su extensión, ahora bien ha aumentado su equipamiento con la construccion de la plaza de toros y con la realizacion de los jardines de Colón tal y como se muestra en la planimetría. Se produce también con el cambio de siglo un aumento del suelo industrial en la zona de la estación del ferrocarril, situacion que se verá aumentada en los próximos años.

El entramado interior de la ciudad apenas sufre cambios, realizándose fundamentalmente obras de embellecimiento y la realizacion de otras con gran valor estético. La guerra civil supondrá un cambio sustancial en el centro neurálgico de la ciudad debido a la destrucción de la antigua plaza del mercado así como de numerosos edificios de gran valor. La configuración del siglo XVIII se verá truncada y dará lugar a la situación que tenemos de la mano de la actuación de la Dirección General de Regiones Devastadas.

Así el arquitecto Prieto Moreno levanta en 1943 el edificio porticado del Grupo Escolar Capitán Cortés y los edificios de Correos y Telégrafos (sustituyendo 3 casas palaciegas de los siglos XVI, XVII y XVIII).

La renovación de esta zona central se remata en los años 50′ con la construccion del edificio de la antigua Organización Sindical obra del arquitecto López Rivera. Otra obra firmada y fechada en la casa de Ollerías nº 46, construida en 1954 según proyecto de Víctor Escribano.

Un edificio singular de este periodo es la Plaza de Abastos (levantado sobre un solar que había albergado el Convento de San Francisco) que, sobre proyecto de 1939 del arquitecto Rivas fue terminado en 1949.

La actuación de Regiones Devastadas en su intervención en la plaza de España se extendió no sólo a la reconstrucción de la plaza sino que incorpora la realización de nuevos edificios y equipamientos”.

“..La Plaza de España en Andújar. De acuerdo con el plan general de Reconstrucción de Andújar, se han llevado a abo las obras de ordenación del conjunto urbano que forma la plaza de España, solemnemente inaugurada por el Excelentísimo. Ministro de la Gobernación en su último viaje por la región andaluza. La estructura urbana de Andújar conserva hoy día íntegramente su trazado, en el que se reflejan fielmente las etapas de su desarrollo, ya que no ha sufrido modificación sensible en su red viaria en el transcurso de los años.

El núcleo primitivo de su recinto árabe conserva inalterable, con su intrincada red de estrechas callejuelas. A su alrededor fue extendiéndose la ciudad en forma concéntrica, a medida que el aumento de la población lo exigía, sin otra limitación estética que el foso del Guadalquivir, que la limita por amplio frente. El crecimiento se hace de un modo natural y lógico, un poco por intuición, sin plan alguno urbanístico, teniendo como eje fundamentale la vía de penetración de los caminos reales. Cuando D. Antonio Ponz, en su incansable recorrer por los pueblos de España, visita Andújar, se encuentra con una ciudad “de calles rectas y espaciosa , casas muy aseada por dentro y por fuera y poco elevada a causa de los calores del estío”. Hoy día el aspecto de Andújar es casi idéntico al que Ponz viera, salvo en lo de las calles rectas y espaciosa, que es de suponer que entonces, tampoco existieran.

Carecía la ciudad de una verdadera plaza, en el amplio sentido de la palabra, ya que no pueden considerarse como tales los ensanchamientos en alguno cruces de calles o los epacios libre frente a determinados edificios. Son, en todo caso, modesta plazuelas, sencillas y calladas, son el encanto de la tranquilidad y los tonos fuertes de las sombras de los edificios sobre las paredes blancas de cal. El único espacio un poco más amplio en Andújar era la plaza de España, en la que se alzaban el Ayuntamiento y la Iglesia de San Miguel, y allí se proyectó una ordenación urbana, aprovechando para ello la destrucción de algunos edificios a causa de la guerra. Encomendado el proyecto al Arquitecto delegado de la Dirección General de Regiones Devastada en Andalucía, D. Francisco Prieto Moreno, supo encontrar la solución adecuada al problema que le planteó. Conservando invariable, como era lógico, la Iglesia, el Ayuntamiento, se ha dado a la plaza las dimensiones precisas para que en ella destaquen los edificios con la debida proporción, cerrándola por su lado Norte con un edificio destinado a los servicios de Correos y Telégrafos, y por el otro lado, con unos grupos de viviendas con soportales, formando el conjunto un tono homogéneo y armónico, en perfecta coordinación los nuevos edificios con los que ya existían.

De los edificios de nueva planta, el más importante es sin duda el de Correos y Telégrafos. Son  en realidad dos cuerpos unidos por un arco central que sirve de acceso a la plaza. En la planta baja se han instalado las oficinas, de acuerdo con los programas dados por la Dirección General de Correos y Telecomunicación, y en la parte superior las viviendas de los respectivos jefes. El bloque de viviendas que cierra la plaza frente a la Iglesia de San Miguel está compuesto de tres plantas. La baja, con soportales adintelados, trae de nuevo a Andújar esta modalidad, que tuvo su ejemplo en el edificio del Ayuntamiento, cuyos soportales hoy día tapiados, es de suponer vuelvan alguna vez a su estado primitivo. En la parte interior de la manzana se ha construído un grupo escolar, con acceso desde el soportal, solución ésta que ha permitido compaginar la conveniencia pedagógica de tener las escuelas en el centro de la población con la necesidad estética de una ordenación determinada. La obra de conjunto se ha completado con una estudiada pavimentación de grandes losas y macizos de jardinería, que dan prestancia arquitectónica a la plaza y realzan la fuente barroca de su centro. A ello contribuye también en grado sumo el acierto y el cariño con que han sido estudiado todos los detalles de molduración, colorido, faroles, bancos, etc.

La ordenación de la plaza de España de Andújar, llevada a cabo con un perfecto criterio urbanístico, y ejecutada en menos de año y medio, es un ejemplo fiel de lo mucho que puede hacer en los pueblos de España cuando, como en este caso, hay una voluntad firme y decidida de llevar a buen término los proyectos para la reconstrucción de España…”

Reconstrucción. 1945 Dirección General de Regiones Devastadas

Entre 1996 y 2000 se rehabilitó el edificio sede del Ayuntamiento, bajo la promoción de La Junta de Andalucía, la Consejería de Obras Públicas y el propio Ayuntamiento.

Del mismo modo la intervención de regiones devastadas supone la realización de nuevas calles con objeto de tener en el centro de la ciudad una plaza muy permeable y conectada con el tejido que la circunda. En el estado anterior, la plaza estaba conectada de una forma escasa y poco directa con el resto del entramado viario.

Otro tipo de actuaciones que se realizarán en el termino municipal serán la gestión de los poblados de colonización, realizándose en los años 40′ su expediente de expropiación o compra de terrenos“.

La ciudad de principios de siglo XX, al igual que sucede en los siglos anteriores, tiene una edificación homogénea, salvo en zonas representativas de la ciudad donde particulares e instituciones públicas confieren a sus fachadas mayor monumentalidad. La altura por lo general en su edificación es similar, únicamente con más altura en las zonas de las calles de mayor anchura, tales como la Corredera de San Bartolomé, o las plazas principales de la ciudad. Se sigue manteniendo la estructura de casas señoriales del casco histórico.

Con la realización de la actuación de regiones devastadas se introduce una nueva forma de hacer ciudad, desde el punto de vista de la integración total del proyecto urbano en la ciudad. De modo que en una zona concreta de la ciudad se va a producir un cambio sustancial en la fisonomía de la ciudad. Este modelo lo podremos ver a otra escala en los próximos años.

En cuanto a la estructura de la propiedad, decir que como ocurría anteriormente, quedan numerosos espacios interiores de manzana, si bien los de mayor dimensión se encuentran en el exterior toda vez que los más interiores se han ido colmatado con el paso del tiempo.

La estructura de la ciudad después de la reconstrucción, queda reflejada por primera vez en la fotografía aérea de la ciudad de 1951…”

Andújar en 1951 por D. José Adolfo Herrera Martín, Tesis Doctoral dirigida por D. Manuel Vigil-Escalera Pacheco del Departamento de Urbanística y Ordenación del Territorio de la ETSA de Sevilla, “El Planeamiento Urbanístico como modelador del Trazado Urbano. La Ciudad de Andújar”,

1953 PGOU Andújar

“La ciudad del Plan General de Ordenación Urbana de 1953 (obra de D Manuel Romero Aguirre y D Enrique de Bonilla y Mir, aprobado por la Comisión Provincial de Urbanismo de 14.4.1953, y por el Ayuntamiento Pleno de Andújar de 22.5.1953, y definitivamente por la Comisión Provincial de Servicios Técnicos de 3.4.1954 y por el Ayuntamiento Pleno de 5.5.1954)

“…El plan General de Ordenación Urbana de 1953, es el primero que se redacta para Andújar, anterior a la ley de suelo de 1956. La redacción del documento la realizan los arquitectos: don Manuel Romero Aguirre y don Enrique de Bonilla y Mir. Con el documento del Plan General de Ordenación Urbana de 1953, se obtiene un conocimiento más amplio y completo de la realidad urbana de Andújar, al tiempo que se conoce el modo de pensamiento aplicado en la redacción del Plan. 

Así en la memoria del Plan General destaca el aspecto dedicado al estudio de la ciudad como principio necesario para el desarrollo urbano de la ciudad.

“…la base del Plan ha de ser el conocimiento de la ciudad actual y sus necesidades presentes y futuras…”,

“…al tratar de planear el futuro de una población precisa es conocerla en su estado actual y su programa de necesidades derivado del incremento de población, es decir, que es previo a todo plan, una información de la ciudad lo más completa posible, pero sin que su complejidad sea un obstáculo para llegar a establecer unas conclusiones practicas suficientemente aproximadas y una previsión demográfica, que nos dé la pauta de las necesidades dentro del periodo fijado al Plan…”

El plan contempla un periodo amplio de vigencia, casi 50 años. llegando hasta el año 2000.

“…en un plazo que nosotros fiamos para el año 2000…”

En el planteamiento del Plan General, se observa una gran flexibilidad en su desarrollo, posibilitando variaciones en las alineaciones, las rasantes y los usos establecidos en el documento. El motivo de tal flexibilidad es una mejor adaptación a las necesidades de la ciudad. El documento del plan se convierte en un conjunto de reglas que bajo una idea general va a ordenar el desarrollo de la ciudad.

(“…tiene por objeto este Plan fijar las ideas directrices, con arreglo a las cuales ha de ejecutarse el desarrollo de la ciudad y su modificación interior para adaptarse a las circunstancias que vivimos). No se fijan pues de una manera decisiva alineaciones, rasantes y usos, que deberán ser concretados en sucesivos proyectos parciales a tenor del crecimiento y necesidades de la población, pero siempre dentro de las ideas del Plan y sus Normas…”)

Para el análisis de la realidad urbana, en la memoria del Plan General se utiliza la comparación con un organismo vivo, siendo la vida el motor del desarrollo de la ciudad: “…Trataremos de analizar el funcionamiento de la ciudad comparándola con un ser viviente, pues por ser la ciudad un organismo vivo, su vida es fiel reflejo de la vida de aquél y las consecuencias válidas por consiguiente. Lo fundamental de un ser viviente puede concretarse en: Iº unos centros de actividad, 2º un sistema arterial o circulatorio, de relación y 3″un sistema aireatorio.

La ciudad presenta un tejido urbano compacto en torno al núcleo originario de la ciudad y a los restos que se conservan de las murallas. Ahora bien conforme nos alejamos del casco histórico se observa un crecimiento disperso. En la zona Este de la ciudad se observa que el desarrollo urbano de los últimos años ha seguido principalmente las vías de comunicación, dejando en un segundo término la creación de nuevas vías, consiguiendo por tanto la formación de espacios interiores de manzana de grandes dimensiones.

Los espacios interiores de manzana que se observan son, en 1953, incipientes y permiten la debida corrección para evitar discontinuidades en el tejido urbano y el crecimiento disperso futuro de la ciudad. Tiene por tanto este Planeamiento la posibilidad de corregir los errores advertidos y orientar el crecimiento de la ciudad de un modo ordenado.

En la zona Norte de la ciudad la formación de espacios interiores de manzana tiene menor incidencia toda vez que está presente el límite natural del Arroyo Mestanza.

En cuanto a la ciudad que se desarrolla en la zona del valle, saltado el límite natural de la topografía en la parte sur y en las zonas próximas al puente viejo y estación del ferrocarril, se observa que el desarrollo urbano está caracterizado por la dispersión y por la desconexión entre las diferentes piezas, estando en un estado de completa anarquía y siendo el único nexo de conexión el tejido viario existente.

Se requiere por tanto del desarrollo de líneas de actuación destinadas a la ordenación de la zona sur y este de la ciudad, así como a las zonas próximas a la estación de ferrocarril. En cuanto a la distribución de los usos, conviven junto al uso residencial, en el casco histórico y en las proximidades al mismo, actividades industriales que deben trasladarse a espacios destinados a tal fin.

El Plan General de 1953, antecedente en Andújar de la Ley de Suelo de 1956. Aunque el Iº Plan General de Ordenación Urbanística de Andújar es del año 1953, por tanto anterior a la Ley del Suelo de 1956, hay aspectos del plan que comparten los mismos principios que los establecidos después en la mencionada ley. En la mencionada Ley de Suelo de 1956, los primeros 6 artículos estarán vigentes hasta que se derogue la Ley de 1976 en 1990.

En la exposición de motivos de la Ley de 12.5.1956, sobre Régimen de Suelo y Ordenación Urbana se establecen como finalidades de la ley:

“…Superar los defectos de la actual situación en el propósito de este proyecto de Ley, en el que se articule la politica del suelo y la ordenación urbana. La acción urbonistica ha de preceder al fenómeno demográfico, y, en vez de ser su consecuencia, debe encausarlo hacia lugares adecuados, limitar el crecimiento de las grandas ciudades y vitalizar, en cambio, los núcleos de equilibrado desarrollo en los que armonizan las economías agricolas, industrial y urbana, formando unidades de gran estabilidad económico-social. Por tanto, ha de eliminarse el señuelo de los proyectos a plazo inmediato, que remedian, cuanto más, necesidades de un sector mínimo de la población, y afrontar los que, por responder precisamente a una visión más amplia en el tiempo y en el espacio, contribuyen más definitiva y extensamente a la consecución del bienestar. Se impone establecer el régimen adecuado frente a la especulación del suelo y la irregularidad en el proceso de urbanización…”

Debe destacarse cómo la ley intenta dar una respuesta amplia a la problemática urbanística, buscando en el proceso una ciudad completa que satisfaga las necesidades de la sociedad, dejando a un lado los anteriores planteamientos parciales y limitados a pequeñas actuaciones o a casos concretos. Se busca por tanto una ciudad de conjunto, abordando toda la problemática, y proponiendo soluciones organizadas de crecimiento.

Estos aspectos relativos al desarrollo de la ciudad, quedan contemplados en la redacción del Plan General de 1953, estableciendo el horizonte de desarrollo en el año 2000.

Hay aspectos de la Ley que estaban encaminados a afrontar diversos problemas relativos al suelo, que requieren solución:

  • …a) La retención de terrenos por propietarios que no urbanizan ni edifican, ni acceden a enajenar sus terrenos para urbanizar y construir, a precios de justa estimación…
  • …b) La imposibilidad de disponer de terrenos amplios para destinarlos a espacios libres en interés del embellecimiento y de las condiciones sanitarias de los nucleos urbanos…
  • …c) La falta de distribución equitativa del aumento de valor del suelo…”
  • …La ley prevé la constitución de ‘patrimonios municipales de suelo”, con carácter obligatorio para los Municipios de población superior a 50.000 habitantes…”

De igual modo en el Plan General de 1953, se preveía el crecimiento y desarrollo de la ciudad mediante una serie de fases o extensiones, de modo que no se produjeran grandes discontinuidades en el tejido urbano. En cuanto al intento de regulación del mercado de suelo, pocos años después a la luz del Plan se abordará la ocupación de terrenos para construcción de viviendas de renta limitada (1958), y se establecerá la formación de patrimonios municipales de suelo, en zona del “polígono Puerta de Madrid”(1959).

En cuanto a las determinaciones que han de contener los Planes Generales de Ordenación Urbana, en el artículo 9, se decía:

  • “…a) División del territorio en zonas y destino de cada una según las necesidades del programa urbano.
  • b) Sistema de espacios libres, con descripción de los que se deban mantener, modificar o crear.
  • c) Situación de los centros urbanos representativos y edificios e instalaciones de interés público.
  • d) Trazado y características de la red general de comunicaciones e indicación de las que hayan de conservar, modificar…

Estos aspectos, ya son tenidos en cuenta en la redacción del Plan General de Ordenación Urbana de 1953, muestra de ello es la reflexión que se hacía respecto a las nuevas zonas a edificar, de las características que van de contener así como la organización de los espacios públicos del núcleo de la ciudad y la transformación del viario en aras de una mejora en las comunicaciones.

En cuanto a la gestión del planeamiento la Ley de 13.5.1956, plantea un sistema de máxima flexibilidad (“…un sistema de máxima flexibilidad. La acción urbanizadora debe desarrollarse conforme a programas de actuación, preparados para periodos de 5 años y o declaraciones de utilidad para Ia urbanización…”).

También, en la redaccion del Plan de 1953, se admite esta flexibilidad, pero posibilitando definir el desarrollo de la ciudad mediante proyectos parciales y siempre guardando las ideas principales que estructuran la ciudad.

La ley intenta evitar los daños para la ciudad de las urbanizaciones desordenadas, emprendidas bajo la presión de intereses particulares y en muchos casos estancadas en estado rudimentario.

Desde el Plan también se aborda la problemática del desorden urbanístico, y haciendo referencia a la solucion de este problema, indica que todos los nuevos crecimientos han de tener una vía perimetral que sirva de control y de límite.

Después de la aprobación del Plan de 1953 y hasta la nueva redacción del Plan General de 1974, se realizan proyectos y transformaciones urbanas que van a ir transformando la imagen de la ciudad. En particular, prosiguen los proyectos relativos al desarrollo de las comunicaciones, de las actividades industriales y del desarrollo de los espacios destinados a los equipamientos y a viviendas.

Evolución urbana ciudad de Andújar en 1953-1974 sobre plano de 1971 por D. José Adolfo Herrera Martín, Tesis Doctoral dirigida por D. Manuel Vigil-Escalera Pacheco del Departamento de Urbanística y Ordenación del Territorio de la ETSA de Sevilla, “El Planeamiento Urbanístico como modelador del Trazado Urbano. La Ciudad de Andújar”,

La ciudad de Andújar en 1958. Un reflejo de la evolución de la ciudad se encuentra en la foto aérea de 1958, a los pocos años de la aprobacion del PGOU de 1953. El cambio más sustancial se ha producido en la zona próxima a la Plaza de Toros debido a:

  • La ordenación del espacio interior de la gran manzana que se encontraba incompleta.
  • La ordenación de la nueva Avenida que conecta la plaza de toros con el Arco de Capuchinos  situado al final de la Corredera del mismo nombre.

En los primeros 5 años desde la aprobacion del plan, se da respuesta al crecimiento de la ciudad, actuando en el interior de la manzana incompleta próxima a la plaza de toros y de otro lado se comienza con la construccion de las nuevas vías de comunicacion y de ensanche de la ciudad.

La ciudad del Plan General de Ordenación Urbana de 1974. El documento del Plan de Ordenación Urbana de Andújar es redactado por el Centro de Estudios Urbanos del IEAL (Instituto de Estudios de la Administración Local) y es aprobado, por la Comisión Provincial de Urbanismo, en Jaén, el 3.4.1974.

En la realización del Plan General de 1974 se partió, según indican en la memoria, “(…de bases que han sido consecuencias directas del análisis de ia información obtenida sobre Ia ciudad y su municipio, de esta forma se han deducido unas directrices y cuyo reflejo es Ia documentacion del Plan…” Del análisis del conjunto del municipio se puede destacar:

  • El municipio concentra su población en la parte S, donde discurre el Guadalquivir.
  • Aparecen un gran número de caseríos distribuidos en la sierra con poca población y que va emigrando de esos lugares.
  • La Sierra presenta unas grandes posibilidades desde el punto de vista del aprovechamiento para tiempo de ocio y de expansión, no sólo a la población cercana, sino incluso para toda la provincia y el territorio nacional.
  • La iniciación de la explotación de la caza y de sus recursos naturales.
  • La acentuación del fenómeno de la segunda residencia hacia la sierra en zonas no muy alejadas de la ciudad pero que gozan de claras ventajas climáticas en la estación estival. Se han creado así numerosas viviendas sobre parcelaciones clandestinas de pequeño tamaño.
  • La utilización de la sierra, convenientemente y ordenada, junto con el aprovechamiento de su gran valor paisajístico y fomento de su riqueza cinegetica con vista a su explotación.
  • La existencia en plena sierra del Santuario de la Virgen de la Cabeza, con significados históricos, espirituales y emocionales.
  • La zona de la vega es una zona privilegiada para la agricultura. La existencia del Canal del Rumblar favorece la extensión del regadío en una superficie mayor que la propia vega.
  • La actuación del Instituto de Colonización sobre la vega del Guadalquivir, que llevó a la creación de 5 pueblos de colonización en el municipio.

De lo relativo al núcleo urbano son de destacar los siguientes aspectos:

  • El mantenimiento del trazado urbano dentro de los límites naturales del medio físico, del arroyo Mestanza y del desnivel de las terrazas del Guadalquivir. Sin embargo en algunos puntos la edificación ha saltado el arroyo.
  • En la dirección NE, por donde se plantea la expansión, se encuentra ubicado un polígono residencial de Gerencia (zona de reserva urbana} que actúa de obstáculo al desarrollo por estar abandonado, constituyendo por tanto un condicionante no natural del crecimiento urbano.
  • La carretera nacional que anaviesa la ciudad, y que ocasionaba grandes problemas de tráfico, está siendo desviada para evitar el paso por el núcleo urbano.

Las directrices para el núcleo urbano se centran en:

  • La conveniencia de que el terreno urbano en el nuevo planeamiento sobrepase el polígono residencial de Gerencia para facilitar su ocupación y deje de significar un obstáculo al desarrollo.
  • La conveniencia de respetar el carócter del casco antiguo de la población y de significar los restos de sus murallas.
  • La necesidad de crear nuevos polos de atracción comercial y potenciar el eje terciario existente.
  • La conveniencia de sobrepasar el arroyo Mestanza, incorporando al casco de población nuevos terrenos en aquella zona.
  • Necesidad de realizar el desvio de la carretera N-IV para evitar el paso por la población. 

En la memoria justificativa del documento del plan general de 1974, se establece que la ciudad tiene un censo que asciende a 31.480 habitantes, siendo el municipio con 95.684 ha de superficie, el mayor de la provincia de Jaén y el 13º en extensión de toda España.

Andújar PGOU 1974. Plano Zonificación

La redacción del Plan General de Ordenación de 1974 se debe según consta en la memoria del documento a la terminación de la vigencia del plan de 1953 y al cambio en el modelo urbano planteado en el mencionado plan: (“…La necesidad ante la terminacion de la vigencia del anterior Plan, que por otra parte, había sido ya completamente superado por el desarrollo urbano de la poblacion, y por no haberse mantenido algunas de sus directrices fundamentales…)”

En cuanto a la distribución de la población en el municipio, se distribuye principalmente de dos modos, por un lado de forma compacta en lo que es el núcleo urbano de la ciudad (15.628 habitantes) y por otro lado de forma dispersa y diseminada en las estribaciones de Sierra Morena (5.852 habitantes)

“(…urbanísticamente, el municipio concentra su poblacion en su parte Sur; donde discurre el Guadalquivir, las vias de comunicación y donde existe un clima mejor, ya que su parte Norte es mucho mas abrupta por formar parte de las estribaciones de la Sierra Morena. Asi pues podemos señalar la existencia de Andújar ciudad y un gran numero de caseríos distribuidos en la sierra con poca población y que va emigrando de esos lugares. Aparece así el municipio fuertemente dividido en dos zonas de características muy distintas y de superficies grandemente desequilibradas, con economías diferentes y muy poco relacionadas entre sí…”)

Este aspecto, el del asentamiento de población en zonas de la sierra, refuerza la tendencia, en la nueva redacción del plan, hacia el aprovechamiento de estos lugares próximos de gran valor paisajístico. Intuyendo en estas zonas un gran interés, ya no sólo de ámbito local sino a nivel provincial o nacional, por los valores que poseen para la explotación de la caza y de los recursos naturales. No obstante, la existencia de esa magnifica sierra presenta grandes posibilidades desde el punto de vista de su aprovechamiento para un futuro tiempo de ocio y expansión, no sólo a la población cercana, sino incluso para toda la provincia y el territorio nacional. Nos referirnos mas concretamente a las posibilidades de la ya iniciada explotacion de la casa y de sus recursos naturales.

Se constata del mismo modo en la memoria la formación de segunda residencia y de parcelaciones clandestinas de pequeño tamaño en las zonas próximas al núcleo urbano:

“(…recientemente se ha acentuado el fenómeno de segunda residencia hacia la sierra en zonas no muy alejadas de la ciudad pero que gozan de claras ventajas climáticas en la estación estival. Se han creado así numerosas iriiviendas sobre parcelaciones clandestinas de pequeño tamaño, sobre todo en la zona señalada en el plano de información correspondiente…)”

Posteriormente a la aprobacion del PGOU de 1974, prosiguen los proyectos relativos al desarrollo de las comunicaciones, de las actividades industriales y del desarrollo de los espacios destinados a los equipamientos y a viviendas. La mayoria de los proyectos que se realizan, por parte de la administracion local, corresponden a proyectos de reforma en las alineaciones de las calles, así como en la apertura de nuevas vías.

Andújar PGOU 1989

Es a partir de los años 80′ aproximadamente cuando surgen nuevos planteamiento de desarrollo urbano en partes de la ciudad, tales como la creación de conjuntos residenciales de viviendas adosadas o bloques en altura, configurando y transformando áreas antiguas y nuevas de la ciudad.

La ciudad del Plan General de Ordenación Urbana de 1989. La redacción del documento ha corrido a cargo de D. Raimundo Andrés de Castro, Ingeniero de Caminos, Canales y Puertos. Aprobación por la Comisión Provincial de Urbanismo el 22.12.1989, y aprobación definitiva en sesión extraordinaria del Pleno Municipal el 29.12.1989. Del análisis del núcleo urbano del año 1989 se extraen las siguientes conclusiones:

La estructura de la ciudad se puede dividir en 2 grandes áreas:

  • una formada por el núcleo residencial y los ensanches del norte y del este,
  • y otra predominantemente industrial a ambos lados del río Guadalquivir. 

El crecimiento de la ciudad ha seguido un esquema radiocentrico en abanico, con centro en el casco antiguo situado en el borde de la plataforma sobre la vega del Guadalquivir. El desnivel de la plataforma junto con el arroyo Mestanza al norte, han constituido las dos barreras naturales hasta la construcción de los barrios de la UVA y Montañés. La mayor concentración de comercios y equipamientos corresponde a la zona de borde del casco antiguo, en tomo a las calles Ollerías, San Francisco, 12 de agosto y mercado de abastos. El resto de los equipamientos se localizan en los ensanches de Puerta de Madrid y de la Plaza de Toros. Como parques urbanos se tienen, el parque de San Eufrasio junto a Puerta de Madrid, y los jardines de Colón y las Vistillas. En el resto de la ciudad sólo existen pequeñas plazas.

La situación del patrimonio histórico artístico resulta lamentable, tanto por lo derribos como por el abandono de los edificios que aún existen.

La ciudad del Plan General de Ordenación Urbanística de Andújar 2006. La redacción del documento del actual Plan General aprobado provisionalmente por el Pleno en la fecha de noviembre de 2009, ha tenido un largo proceso hasta la indicada definición. Así en la memoria se indica que los primeros trabajos de revisión del Plan General de Ordenación Urbanística de Andújar se iniciaron en abril de 2003, y de acuerdo con el artículo 29 de la Ley 7/2002 de Ordenación Urbanística de Andalucía, redactándose el Avance del PGOU.

Por Resolución de la Alcaldia de 27 .7.2004 {publicada el 21.8.2004 en el diario Jaén y el 30.8.2004 en el BOP de Jaén nº 200) se aprobó la exposición al público del Avance de la Revisión del PGOU hasta el 25.10.2004. Durante la exposición pública se recibieron 100 sugerencias por escrito de particulares sobre aspectos puntuales de la ordenación. Paralelamente y de acuerdo con el articulo 31 del Decreto 292/1995, de 12 de diciembre, Reglamento de Evaluación de Impacto Ambiental, se inició el procedimiento de evaluación de impacto ambiental.

El documento de Revisión del PGOU, que se aprobó inicialmente el 29.6.2006 (BOP n” 153 de 5.7.2006),
integraba tanto las sugerencias de particulares que los responsables municipales estimaron pertinente aceptar como las aportaciones de los organismos que respondieron a las consultas que el Ayuntamiento les hizo. Durante el periodo de exposición publica de la aprobación inicial de la Revisión del PGOU se recibieron 149 alegaciones de particulares sobre aspectos puntuales de la ordenación propuesta que fueron informadas técnicamente por el equipo redactor.

Por acuerdo de Pleno municipal de 10.7.2008 se acordó someter a Información pública una nueva redacción del documento inicial del PGOU que refundía el resultado de la participación pública hasta ese momento. Durante el nuevo periodo de Información publica se recibieron 119 alegaciones de particulares sobre aspectos puntuales de la ordenación propuesta que fueron informadas técnicamente por el equipo redactor. La redacción técnica del documento para aprobación provisional se aprueba por pleno municipal en noviembre de 2009. 

El Plan establece como objetivos generales  la dotación de las infraestructuras y de los servicios que va a requerir el núcleo urbano en su crecimiento a corto y medio plazo, con una localización equilibrada de suelos para dotaciones públicas y para actividades productivas y residenciales.

Andújar. Estudio Impacto Ambiental (detalle) Afecciones, protecciones y Clasificación del suelo. Feb 2006

La redacción del documento ha corrido a cargo, bajo la dirección del municipal D. Ramón Cano Piedra, de  Santiago Téllez Olmo, Urbanista; Braulio García Suarez, Arquitecto y sociólogo, y Raimundo Andrés de Castro, Ingeniero de Caminos, Canales y Puertos, responsables de TALES-UR SCP, con la colaboración de Jaime Plaza, geólogo, Concha León, economista, José de la Paz, sociólogo-demógrafo, José Cuesta, doctor en derecho, Pedro Real, arquitecto y Antonio Ruiz arqueólogo.

Finalmente, la Comisión Provincial de Ordenación del Territorio y Urbanismo en la sesión del 7.7.2010 adoptó la resolución definitiva de su aprobación.

Andújar. Plano de Sensibilidad Acústica PG. 2010

La arquitectura desarrollada en la provincia de Jaén durante el siglo XX va a ir acompañada de una digresión territorial importante, que comienza a principios de siglo con una pugna entre el poder económico de Linares y el papel político y administrativo de la capital. En el resto de la provincia, ciudades como Andújar, Martos, Alcalá la Real, Úbeda o Villacarrillo, desarrollarán su arquitectura casi siempre vinculada a los procesos de producción de aceite.

En la capital de la provincia, su topografía y la llegada del ferrocarril supusieron un salto cualitativo en su desarrollo urbanístico, marcando de manera definitiva la nueva configuración de Jaén durante el siglo XX. Su expansión se orientó hacia el N siguiendo la dirección de dos ejes radiales: el paseo de la Estación y la carretera de Madrid, en torno a los cuales surgen las principales aportaciones de arquitectura moderna en la capital jiennense.

En la provincia, el desarrollo del Plan Jaén, diseñado en 1953, coordinaría las obras necesarias en materia de industrialización, electrificación y población de zonas agrarias deshabitadas, dando lugar a la construcción de 21 poblados de colonización en la vega del Guadalquivir y los ríos Rumblar y Guadalén, que caracterizarán el paisaje y la arquitectura del territorio jiennense.

En Andújar, tras la guerra civil, se levantaron numerosos edificios en zonas muy dañadas durante la contienda. En 1945 se llevó a cabo la reestructuración de la plaza de España, con la intención de reparar las huellas dejadas por los bombardeos. La reordenación fue realizada por el arquitecto Francisco López Rivera que proyectará la plaza junto a algunos de los edificios que la delimitan como el colegio público y el edificio de Correos y Telégrafos (1941-45), un edificio-puerta que define y enmarca uno de los accesos a este espacio público. En otro de los lugares bombardeados, se construyó el nuevo mercado de abastos de la ciudad (1939-40) diseñado por el arquitecto Pedro Rivas Sabater; un edificio circular, dispuesto en anillos concéntricos y construido íntegramente en hormigón armado, proponiendo para la ciudad una arquitectura íntegramente funcionalista y racional. También en Andújar se levanta, en 1950, el hotel Don Pedro, una obra tardía, del arquitecto Carlos Arniches Moltó que 20 años antes, en 1930, había construido en Bailén, junto con su compañero Martín Domínguez, uno de los primeros albergues nacionales de carreteras de España. A mediados de la década de los 60′, entre 1964 y 1966, el arquitecto Luis Laorga Gutiérrez realiza en la periferia de Andújar, para los Padres Paúles, una de sus obras más interesantes y desconocidas, el seminario Reina de los Apóstoles, un edificio que se desarrolla en torno a un eje principal, alternando los llenos de las aulas con los vacíos de los patios.

La arquitectura del s XX en la provincia de Jaén. Santiago Quesada García, Ana Belén Ruiz López, Dpto. de Proyectos Arquitectónicos, Universidad de Sevilla. 243 • e-ph cuadernos • Cien años de arquitectura en Andalucía. El Registro Andaluz de Arquitectura Contemporánea, 1900-2000

“…La actual ciudad de Andújar se estructura en 2 áreas: una netamente residencial que corresponde con la ciudad tradicional y los ensanches residenciales del N y del E de la ciudad; y otra área predominantemente industrial cuya superficie queda dividida por el río Guadalquivir en 2 zonas de características diferentes, siendo una la que se sitúa junto a la estación del FFCC en la que predominan las grandes industrias y la otra que se ubica en el borde SO del casco antiguo, comprendiendo pequeñas industrias, un parque urbano y zonas deportivas del sistema de dotaciones de la ciudad.

El núcleo residencial se emplaza sobre la base de una plataforma que desde el casco antiguo, situado entre las cotas 209-211 m. Por encima de la cota del casco antiguo se sitúa la barriada de La Paz o la UVA que alcanza la cota 233 m y El Barrio de Mirasierra que llega a los 228 m, siendo la zona más elevada de la ciudad. Por el contrario las 2 zonas industriales se sitúan por debajo de los 200 m. de altitud

El crecimiento de la ciudad de Andújar ha seguido un esquema radioconcéntrico en abanico, con centro en el casco antiguo situado en el borde de la plataforma sobre la vega del Guadalquivir. Este desnivel existente, junto al arroyo Mestanza en el N, han constituido las dos barreras naturales al crecimiento de la ciudad hasta mediados del s XX, que se salta el arroyo al construirse los barrios de la UVA y Montañés.

El crecimiento del suelo industrial se ha realizado desde principios del s XX, junto a la salida hacia Córdoba, el río Guadalquivir y próxima estación de FFCC…”

Entre las recomendaciones (para el planeamiento territorial y urbanístico) sugeridas desde “Paisajes y patrimonio cultural de Andalucía”, debemos hacer mención:

  • Potenciar el papel de mirador del eje central de Andalucía en esta demarcación (identificación de puntos de observación del paisaje), mejorar la señalética y controlar la publicidad y otros elementos de impacto negativo que asoman a la A-4.
  • Proteger en general la fachada sur de Sierra Morena a lo largo de toda la demarcación, no sólo es el fondo de su escenario hacia el norte, sino que además, desde ella, se contemplan las mejores imágenes de la vega del Guadalquivir.
  • La vegetación natural es escasa en el sector, por eso se recomienda identificar y proteger los escasos lugares en los que ésta está presente y, con especial atención, a los bosques galería del Guadalquivir y de los tramos finales de algunos de sus afluentes antes de desembocar en él. En general es importante asumir una percepción conjunta de los bienes culturales y naturales en toda la demarcación. 
  • Hacer del agua el gran argumento que estructura y caracteriza esta alargada demarcación que tiene en el Guadalquivir eje vertebrador.
  • Controlar el desorden urbanístico que acompaña a buena parte de los municipios de esta demarcación. Es especialmente importante atajar los procesos de urbanización ilegal.
  • Revalorizar el patrimonio relacionado con las actividades agrarias, especialmente algunos poblados de colonización, silos e instalaciones menores, en su conjunto con un marcado carácter territorial y paisajístico.
  • Es urgente un plan de estrategias para reconocer, revalorizar y rescatar la ya muy alterada arquitectura popular de la demarcación. 
  • Es urgente recuperar el abandonado patrimonio relacionado con las industrias agroalimentarias que está presente a lo largo de toda la demarcación, especialmente el que surge entre los últimos decenios del siglo XIX y la mitad del siglo XX.

Clasificación suelo. Andújar PG

Previsiones de renovación en el conjunto Histórico Andújar. PGOU 2006

La declaración como Bien de Interés Cultural, con la categoría de Conjunto Histórico, del sector delimitado de la población de Andújar (Jaén) se ve justificada por la necesidad de conservación de los valores históricos, edificatorios, monumentales, etnográficos, paisajísticos y medioambientales que aún conserva (DECRETO 204/2007, de 10 de julio).

La Junta de Andalucía asume el Área Logística de Andújar como un centro de interés autonómico. El comienzo de la elaboración del Plan Funcional del Área Logística de Andújar que determina que es un centro de interés autonómico permitirá la intermodalidad entre la carretera, el ferrocarril y las conexiones marítimas, en Andújar.

5 millones de € de fondos FEDER para cofinanciar proyectos urbanos en Andújar (en 2ª convocatoria ‘Andújar en 3, 2, 1…’), permitirá entre otros, la consolidación de la administración electrónica, la renovación del alumbrado para hacerlo más eficiente, actuaciones en el Palacio del Ecijano y en el Antiguo Seminario, mejoras en el comercio y en la ribera del Guadalquivir y regeneraciones de espacios urbanos como el del Polígono Puerta de Madrid

Andújar tiene hoy una población de 37.975 habitantes y un parque residencial de 17.232 viviendas. Desde 2008, el Plan Concertado de Vivienda y Suelo 2008/2012 establece la conveniencia de que los Ayuntamientos redacten un Plan Municipal de Vivienda, como forma de implementar en el ámbito territorial sus distintos programas. 

El Plan Municipal de Protección de Vivienda tiene por objeto, como complemento y en coordinación con otros planes de carácter estatal o autonómico, fomentar la urbanización de suelo y construcción de edificios destinados a viviendas protegidas, rehabilitación, mejora de las dotaciones e infraestructuras, y facilitar el acceso a la vivienda usada, en el ámbito territorial del Municipio de Andújar…

Tomando como referencia la proyección de crecimiento poblacional para la fecha de horizonte del PGOU (año 2017) se estima un aumento de la población en 3.383 habitantes. Utilizando el tamaño familiar medio previsto en 2,4 personas/vivienda aplicado a las cifras globales de población se deduce que serían necesarias 1.409 viviendas (Fuente: Memoria del PGOU de Andújar)

Dispone de la información, y de los medios… pero con más transparencia, mejor (que se haga pública la EDUSI, el documento vivo …)

Y no podemos dejar de mencionar su minería de Uranio (FUA), inicialmente denominada Fábrica General Hernández Vidal,​ operativa desde 1959 hasta 1981, y que hoy sigue estando presente en el término municipal y en sus ciudadanos. Las irresponsabilidades del pasado…


Cada mercado es local.

Cada municipio tiene su singularidad.

Cada municipio se retrata en su parque residencial.


Seguiremos analizando en próximas entregas los 350 municipios mayores de España

IGUALADA

IGUALADA Población (INE)

IGUALADA. Pirámide de Población

IGUALADA Bienes Inmuebles de Uso Residencial 2014-2017 (Catastro)

IGUALADA. Paro

IGUALADA Deuda

Son datos fríos, sin cocinar.

Información para la toma de decisiones.

Información para el conocimiento.


Igualada es una ciudad y municipio de 8,11 km2 situada en la provincia de Barcelona, capital de la comarca de Anoiasituado a 60 km de Barcelona, en el interior de Cataluña. Su principal actividad es la industria (textil, papel, piel). El municipio, como el resto de ciudades medias, vive un momento de cambios influenciados tanto por la crisis económica como por el desarrollo de la comarca.Se sitúa en el centro de la cuenca de erosión que recibe el nombre de la Cuenca de Òdena. El municipio limita al O con Jorba, al N y al E con el término de Òdena, al SE con Vilanova del Camí, y al S, Anoia, sirve de linde con el término de Santa Margarida de Montbui. El relieve del término igualadí es poco accidentado, sólo roto por algunas alineaciones de colinas. Una buena parte de estos repisas corresponden a afloramientos de yesos, que han sido tradicionalmente aprovechados para la obtención de cal. En cuanto a las aguas del Anoia, a pesar de su caudal pobre e irregular, han sido aprovechadas exhaustivamente para regar una franja de huerta, para curtir pieles y como fuerza motriz para mover molinos y fábricas.

Barrios IGUALADA

Como consecuencia de las vicisitudes históricas que condicionaron el nacimiento de la población, constreñida por todos lados por los dominios feudales vecinos, el término municipal de Igualada quedó reducido a menos de 3 km de largo por unos 700 m de anchura. A mediados del siglo XIX, el progreso de la urbanización hacia la banda del norte de la ciudad ya restaba limitado por el umbral del término de Òdena, el cual coincidía prácticamente con el trazado del paseo de Verdaguer, explanado desde 1834. en 1859 se iniciaron gestiones para conseguir de ensanchar el término, pero no obtuvieron resultados positivos hasta el 1925, año en el que se agrega el término municipal de Igualada unas 600 hectáreas procedentes del término de Òdena. Al final del siglo XX, casi toda la superficie municipal correspondía a la trama urbana de Igualada y su ensanchamiento. Por otra parte, cabe resaltar que el núcleo es parte de una conurbación formada por los diferentes barrios que se han ido edificando a su alrededor, todos pertenecientes a los municipios vecinos de Santa Margarida de Montbui, Vilanova del Camí y Òdena.Igualada ha sido tradicionalmente un importante nudo de comunicaciones. La carretera N-II atravesaba el interior de la población de E a O. En 1956 fue inaugurada una variante explanada en la zona del plan de Sant Magí. La apertura del túnel del Bruc, en 1977, supuso la rotura de un factor físico que había condicionado negativamente sus comunicaciones con Barcelona. En 1991 se acabaron las obras de la autovía Igualada-Martorell (que conllevaron la apertura de un 2º túnel del Bruc) correspondientes al tramo de la variante de la N-II, ahora A-2, a su paso por Igualada. Enlazan con esta variante, ya fuera del término, la carretera local de Igualada a Prats de Rei, la C-37 de la ciudad en Òdena y Manresa (hacia el NE) y en Santa Coloma de Queralt y Montblanc (hacia el O- SO), la local de Igualada a Òdena y el antiguo tramo de carretera N-II, de servicio local. Igualada está unida también con Vilafranca del Penedès y Sitges por la C-244 por Capellades, carretera que se ha visto mejorada en la década de 1990 y es conocida ahora como C-15. La capital del Anoia tiene, además, una línea de los Ferrocarriles de la Generalitat que la enlazan con Martorell y Barcelona, ​​y un aeródromo, situado en tierras del término municipal de Òdena.Igualada y su área urbana extensa constituye dentro del ámbito de las Comarcas Centrales, junto a las áreas de Manresa y Vic, uno de los nodos fundamentales que deben garantizar que el desarrollo económico de Cataluña durante los próximos quinquenios, con los crecimientos demográficos que irán asociados, se produzca reforzando la vertebración del país, favoreciendo la cohesión social y evitando la segregación espacial en las áreas urbanas, en un entorno donde se mantenga la diversidad del territorio, protegiendo su los espacios naturales y preservando el paisaje. Esta información se ha desarrollado en el apartado de contexto general de las 6 ciudades.En el curso del período comprendido entre mediados del siglo XIV y principios del XVIII, la población de la ciudad de Igualada no sobrepasó el techo de 1.600 habitantes, y el perímetro urbano se mantuvo constante. Se trata del núcleo antiguamente amurallado conocido como casco antiguo, bastante identificado y estudiado. Su tipología era y es alargada, de E a O, y estaba formada por una trama viaria constituida por calles estrechas que sugieren que fueron el resultado, por una parte, de la prolongación del eje que se inicia en la puerta de Soldevila -formado por las calles de Carrió (actualmente del Rosario), de Santa María, la plaza Nueva (o del Trigo ) y el del Argent- y se termina en el de Capdevila, y, por otro, de la anexión, a ambos lados, de nuevas edificaciones que formaron calles más o menos paralelos respecto el eje principal. En medio de este entramado, había algunas plazas de pequeñas dimensiones y de trazado muy irregular.

Durante las épocas medieval y moderna, en este espacio se concentra una mano de obra especializada en el trabajo de las fibras textiles, el algodón, de la piel y del hierro. Un artesanado que, como todo el país, se agrupan en cofradías y en gremios, que dotaron la organización del proceso productivo de una estructura corporativista jerarquizada. En el caso de Igualada -como era habitual en todas las poblaciones manufactureras de la época preindustrial-, los oficios relacionados con las industrias textiles y de la piel registraron un desarrollo más acusado que los demás. Es lógico que fuera así, porque eran actividades orientadas a producir artículos que tenían una demanda per cápita más elevada por el hecho de satisfacer una necesidad humana elemental: la de cubrir el cuerpo. Por tanto, entre los gremios igualadins destacaron el de los paraires y el de los curtidores, pero había otros oficios agregados premiados (sombrereros, tejedores, sastres, veleros…) y uniones gremiales de oficios varios (carpinteros, herreros, cerrajeros, maestros de casas, courers, plateros, toneleros, silleros, alpargateros …).

Comarca d’Anoia

La Prehistoria y la antigüedad
El poblamiento primitivo del centro de la Conca d’Òdena ha sido documentado en varios lugares de las inmediaciones de Igualada. En 1935, Antoni Borràs y Cuadros realizó una primera prospección en la estación iberorromana del Vilar del Met, situada en el término de Vilanova del Camí, la antigüedad de la que se remonta al siglo III aC. En 1979, la sección de arqueología del CECI llevó a cabo la excavación de unos vestigios iberorromanos cerca de Montbui, que pusieron al descubierto los restos arquitectónicos de un hipocausto romano, del siglo II aC. El yacimiento más notable de los alrededores de Igualada es, sin embargo, la villa romana de época imperial situada en el lugar del Espelt, ya en el término de Òdena. Los 3 yacimientos tienen como características comunes su cronología, su localización en las mejores tierras de cultivo de los alrededores de Igualada, una misma especialización económica en la agricultura de ciclo mediterráneo -vino, cereales, aceitunas, probablemente servida por mano de obra esclava, y una precoz relación económica con el Campo de Tarragona, documentada por el hallazgo de monedas ibéricas Cossetània en dos de los yacimientos. En estas circunstancias no hay que descartar paso un poblamiento iberorromano -e incluso anterior- en el cruce de estos primitivos caminos, en alguna de las terrazas fluviales del Anoia, en el lugar en el que debía surgir posteriormente la ciudad de Igualada o sus alrededores. Todo este conjunto de descubrimientos arqueológicos coinciden en señalar un despoblamiento que se produjo a partir del siglo III. La falta de testimonios documentales sobre el territorio de Igualada se prolongó aún durante 7 siglos.

La Edad Media
Los inicios de la forestación de la llanura central de la Cuenca de Òdena, en el lugar donde posteriormente surgió Igualada, hay que situarlos en el transcurso de la segunda mitad del siglo X. La primera referencia al topónimo Aqualata es documentada en el año 978 entre los límites de los castillos de Montbui y de Tous. La mención parece aludir el curso del Anoia que hacía de dintel con el castillo del término de Òdena. El primer testimonio documental fidedigno sobre la existencia de un hábitat fijo data del año 1003, y se refiere a una capilla o iglesia dedicada a Santa María. La simple existencia de este lugar de culto permite suponer un poblamiento anterior, formado seguramente por masías dispersas, los habitantes de las cuales habrían sido atraídos por la fertilidad del lugar, por la proximidad de la Anoia y por la existencia en la zona de un cruce de caminos, la ruta de la conquista que procedente de los Pirineos adentraba hacia la Cataluña Nueva, y que servía de vía de comunicación entre los dominios feudales que rodeaban la Conca de Òdena y el antiguo camino romano que desde Barcelona llevaba hacia el interior de la Península. Junto a la iglesia hubo una rudimentaria fortificación -bastante o mota-, que debía cumplir la doble función de proteger los primeros pobladores de las incursiones sarracenas y de mantener un cierto control sobre el estratégico nudo de comunicaciones. Igualada debe su existencia jurídica independiente, en una buena parte, a las contradicciones del entorno feudal que la rodeaba.

Efectivamente, la primitiva iglesia románica y las construcciones que la rodeaban habían sido edificadas en los confines del dominio feudal de Òdena, en el punto de confluencia de éste con las señorías vecinas de Montbui y Claramunt. De ahí que el territorio de Igualada era causa de frecuentes disputas entre los varones de estos dominios, especialmente por razón de la utilización de las aguas de la Anoia y el control del estratégico cruce de caminos. Este conjunto de circunstancias llevaron, en 1185, a un acuerdo entre los varones de Òdena y Claramunt, a la que se sumó también Bernat de Montbui en 1205, por la que el territorio de Igualada sería cedido en franco alodio al abad y al monasterio de Sant Cugat del Vallès, a fin de garantizar permanentemente el libre acceso a la zona, y la toma y el aprovechamiento de las aguas del río, tanto para regar como para el servicio de los molinos de sus riberas. Un nuevo paso trascendental en el proceso de liberación de Igualada de la tutela feudal se produjo el año 1233, con la cesión por parte de la abadía de San Cugat de la mitad de sus derechos sobre la población al rey Jaume I, a fin de afianzar su independencia respecto de los dominios feudales vecinos, cesión que fue ratificada en 1240 por la renuncia perpetua de Ramon Guillem de Òdena cualquier jurisdicción sobre el territorio igualadí. A partir de esta acción, Igualada permanecía sometida a un régimen de condominio real y baronial, encarnado este último únicamente por el abad de Sant Cugat del Vallès.

IGUALADA mediados del s XIV

El primer escudo conocido de Igualada reflejaba precisamente esta situación de condominio, con la representación del báculo abacial de San Cugat y las barras catalanas de la casa condal de Barcelona. De todos modos, a pesar del carácter proindiviso de este condominio y la existencia de varios privilegios por los que la monarquía se comprometía a no separar nunca del dominio real la parte de jurisdicción que poseía sobre el territorio de Igualada, la población fue enajenada en 1364 a Enrique de Trastámara, y en 1373 a María de Portugal, y posteriormente fue la poderosa casa condal de Cardona, que ya se había adueñado anteriormente de las baronías de Òdena, Claramunt, Montbui y Castellolí, la que codicia de incorporar la ciudad de Igualada al conjunto de sus dominios.

Para oponerse a este peligro de absorción feudal los igualadins obtuvieron, el 30.8.1381, el privilegio del carreratge de Barcelona, ​​por el que la población permanecía bajo la tutela de la ciudad de Barcelona, ​​y sus habitantes equiparados en derechos, libertades y prerrogativas a los barceloneses. La obtención del privilegio de carreratge, además de significar la liberación definitiva del cinto del feudalismo comarcal, tuvo efectos beneficiosos sobre la economía de la ciudad, al restar vinculada más directamente al motor económico que representaba la capital del Principado, y comportó una cierta reforma en la organización municipal, que tendió a parecerse a la del Consejo de Ciento. Los cargos ejecutivos del municipio cambiaron su denominación de jurados por la de consejeros, vigente en la Ciudad Condal.

Este cambio de estatus jurídico también tuvo un reflejo puntual en el escudo de la ciudad, que desde ese momento adoptó la enseña barcelonesa, con la adición, como distintivo particular, de las aguas en la punta del escudo. El año 1293, Jaume II otorgó un privilegio para celebrar mercado el miércoles de cada semana. En 1330, Alfonso III el Benigno concedió un nuevo privilegio para celebrar una feria de seis días de duración a partir del 10 de agosto de cada año, y, en 1373, Pedro III el Ceremonioso modificó el privilegio anterior en el sentido de hacer coincidir la feria con el día de Reyes, con una duración de quince días a partir del 6 de enero, feria que aún se celebra en la actualidad. Esta funcionalidad comercial había condicionado fuertemente la fisonomía de la ciudad medieval, la que se había ido configurando en torno a la zona porticada de la plaza Vieja y de la plaza del Trigo, que con las calles adyacentes -de la Plata, del Born, pasaje de Galí, del Horno, etc. – formaban el auténtico mercadillo de la población.

La actividad mercadera se convirtió en un estímulo decisivo para la demografía igualadina. A partir de mediados XIV, pero, Igualada entró en una etapa de estancamiento económico y demográfico, y sufrió con dureza los efectos de la crisis bajomedieval, que golpeó con una especial gravedad toda la geografía catalana. Los 318 fuegos documentados en 1365 quedaron reducidos a 206 en 1381, y el 1465 constan sólo 70 casas habitadas en la población.

La edad moderna

Esta etapa depresiva, caracterizada por malas cosechas, hambre, miseria y epidemias diversas, entre las que sobresalían los sucesivos flagelos de la peste, se había visto agravada por las secuelas de la guerra civil del tiempo de Juan II.

A partir de finales del siglo XV la población igualadina experimentó una lenta recuperación. Sin embargo, esta tendencia más favorable se vio alterada por nuevos brotes epidémicos. Especialmente importante fue el contagio de peste bubónica convertido en 1589. Los primeros indicios de la enfermedad se dieron a finales de mayo, y el contagio no cesó definitivamente hasta principios de enero de 1590. Aunque era reciente la tensión emocional y el trastorno que había ocasionado a la población el azote de la peste, cuando se produjo el milagro del sudor de sangre del Santo Cristo de Igualada, convertido el 20.4.1590, día del Viernes Santo, y que constituyó un elemento capital en la religiosidad de la población. En 1900 el obispo de Vic, Josep Torras i Bages, con su carta pastoral El Esposo de Sangre fijó definitivamente el corpus doctrinal y teológico del milagro, de tal manera que el título de esta pastoral ha permanecido como una expresión sinónima para designar la imagen del Santo Cristo de Igualada.

Desde mediados del siglo XVII se pueden percibir claramente signos de recuperación económica en la población. Un primer indicio del nuevo clima económico lo constituye el inicio de la construcción del templo de Santa María, 1617. Otro signo indiscutible de vitalidad se produjo en 1622, cuando el municipio de Igualada compró la media jurisdicción que el abad y el monasterio de Sant Cugat del Vallès poseían sobre la población desde el año 1185. Con esta compra, Igualada liberaba definitivamente de la tutela señorial, y el municipio quedaba investido del derecho de elegir directamente el alcalde baronial de la población y de cobrar los derechos y censos que antes correspondían al monasterio de Sant Cugat del Vallès. De todas formas, el cambio más significativo, que se convirtió en un auténtico contrapunto respecto a la situación anterior, se produjo en el terreno industrial.

El desarrollo manufacturero y la formación del Ramal de la villa durante en s XVIII. En el curso de la segunda mitad del siglo XVIII, la manufactura textil y, en menor medida, la industria curtidora experimentaron un crecimiento muy notable. Mientras tanto, algunos paraires consiguieron fabricar paños finos de calidad, que eran comercializados en mercados de la España interior: Zaragoza, Madrid, Valladolid … La especialización de la industria de la lana igualadina en la producción de paños finos (de dieciseisavos a treinta y sextos) se había consolidado en los alrededores de 1760 y, además de Barcelona, ​​sólo 2 otras localidades catalanas. Terraza y Olot, tenían una producción de tejidos de lana de calidad comparable a la de Igualada. “La expansión del àrea de mercado (y de procedencia de la lana, la primera materia) comportó que un segmento de los paraires igualadins se diferenciara, cada vez más, del resto de miembros del gremio hasta convertirse en fabricantes sin fábricas”.

El desarrollo manufacturero determinó la aceleración del crecimiento demográfico. El censo de 1797 contabilizó una población activa de 2.274 personas y una población total de 6.128 habitantes. El número de payeses (propietarios y «jornaleros») se cifró en 738, equivalente, aunque, al 32,4% de del total de activos; el de los ocupados en actividades manufactureras, en 1.330, que equivalía al 58,4%; y el de los dedicados a actividades terciarias, en 206, es decir, el 9% restante (véase la Tabla 2). Entre las actividades secundarias destacaba la industria textil, que, conjuntamente con los oficios de la confección, empleaba a 857 personas -equivalentes al 37,6% de la población activa total-, aunque la hilatura de la lana y del algodón se efectuaba fuera de la ciudad, en los pueblos y masías de los alrededores.

En el transcurso del siglo XVIII, sin embargo, se puede percibir claramente una creciente diferenciación entre las actividades menestrales y las actividades industriales propiamente dichas, en las que se puede advertir un aumento considerable de la producción como consecuencia de su incorporación a un mercado de consumo amplio, que progresivamente abarcó el mercado peninsular y, incluso, en algunos casos, el mercado americano. Entre las industrias que experimentaron un crecimiento notable durante el siglo XVIII cabe mencionar los alpargateros y la industria sombrerera, con doce fábricas en 1779. Con todo, fueron la industria textil y la de curtido de pieles las que condicionaron decisivamente la especialización económica de la ciudad a partir de la decimoctava centuria.

El siglo XIX

A finales del siglo XVIII, el bloqueo inglés del comercio americano representó para Igualada una grave paralización industrial, que no había sido superada todavía al iniciarse la guerra de la Independencia. Es en esta situación de miseria colectiva que hay que inscribir los acontecimientos que se produjeron en 1808, y el clima revolucionario que se vivió en la población.

La primera batalla del Bruc se produjo el 6.6.1808, cuando una columna de 3 800 soldados del ejército del general Duhesme, comandada por el brigadier Schwartz, se dirigía a Manresa procedente de Barcelona.

La segunda batalla del Bruc se convirtió el 14 de junio, cuando el ejército francés organizó una operación de represalia en respuesta a la derrota del día 6. En las acciones del Bruc excelente el igualadino Antoni Franch y Estalella y el manresano Mauricio Carrió y Serracanta, comandantes de los somatenes respectivos. Las sucesivas victorias del Bruc enardecer los ánimos de los resistentes y en Igualada provocaron una fuerte crispación revolucionaria, que comportó la persecución de algunas de las personas más prominentes de la población y de los representantes del gobierno. Este fue el clima que presidió la constitución de la junta revolucionaria de Igualada, formada mayoritariamente por representantes de los gremios y de las capas populares, y que hasta julio de 1809 actuó como el auténtico gobierno de la población, sin reconocer nada ni algo de autoridad en el ayuntamiento.

Después de la guerra de la Independencia la reanudación industrial fue inmediata en el caso de la industria algodonera, que se convirtió en la principal actividad productiva. En aquella época Igualada había convertido uno de los principales centros fabriles de Cataluña, y la segunda concentración textil algodonera después de Barcelona. Impulsada por esta coyuntura favorable, la demografía igualadina registró un fuerte crecimiento.

La expansión demográfica implicó que la superficie urbanizada se extienda fuera del casco de la villa medieval amurallada. El catastro de 1765 contabilizó, en el exiguo término de Igualada, un total de 658 edificios y palizas, de los cuales sólo 313 eran dentro del recinto amurallado; los 345 restantes quedaban fuera del casco antiguo.  

En las décadas posteriores se consolidaron los arrabales de la ciudad. En la parte de tramontana del casco antiguo estaba la rambla de San Isidro y su continuación: la calle de San Pedro Mártir; la calle paralela y posterior a la Rambla (el del Clos); habían iniciado -siguiendo el curso, según todos los indicios, de viejos caminos- las calles perpendiculares a la Rambla: Sant Magí, Odena y San José. En la parte de poniente -frente al portal de Capdevila-, la plaza de la Cruz, las calles de San Simplicio, del Alba y el de San Antonio, que convergían en la plaza de San Juan, y se había iniciado la edificación de la calle de San Agustín y algunos viales adyacentes. En la de sol naciente -frente al portal de Soldevila-, la plaza del Ángel y los inicios de la calle de la Soledad y, tramontana de este vial, en paralelo a la calle del Vidrio y en sentido perpendicular, el inicio del de San Vicente. Mientras que en la parte baja del término -que después se convirtió en el primer barrio industrial de la ciudad-, junto al riego del molino de la Abadía había, en medio de los huertos, 11 curtidurías y 8 tintes, además de algunas casas de hortelanos. 

En el curso de las primeras décadas del siglo XIX se registró la crisis que llevó a la práctica desaparición de la industria de la lana. “La decadencia de esta actividad se vio compensada con creces por la rápida expansión de la manufactura del algodón. El paso de la lana al algodón comportó la transformación cualitativa en el proceso de organización fabril: la concentración de los factores productivos y el desarrollo de la fábrica, lo que determinó un cambio social profundo y la consolidación de la burguesía industrial (los fabricantes) y del proletariado (los jornaleros de las fabricas).

Una estadística de 1845 evidencia la existencia de un nutrido grupo de fábricas algodoneras -la gran mayoría constituidas a lo largo de la primera mitad del siglo XIX-, 8 de las cuales daban empleo a más de 100 trabajadores. Es cierto que a mediados de siglo, la industria algodonera igualadina había convertido en un reducto de la berguedana y del tejido manual, preludio de su posterior declive debido a la rápida mecanización de la industria algodonera en Barcelona y de las tres poblaciones fabriles del litoral y de la inicio del aprovechamiento de los recursos hidráulicos en algunas zonas del Llobregat y del Ter.

Sin embargo, el predominio de la manufactura no puede hacer olvidar el hecho del levantamiento de algunas grandes fábricas a vapor. El caso de la Cia. Fabril Igualadina (después Igualadina Algodonera), constituida en 1841, es paradigmático; al comienzo de la década de 1850 se levantó otra hilatura de vapor: la fábrica de Mas y Cia., conocida como el vapor de bajo; y unos cuantos años antes se construyó la gran fábrica a vapor de hilados y tejidos de algodón de la sociedad Vila, Subirà y Cia. -la parte conservada del edificio fue conocida como el vapor quemado- incendiada intencionadamente en marzo de 1848 cuando se estaba instalando la maquinaria y estaba a punto de entrar en funcionamento. Las expectativas generadas por el yacimiento de lignitos Calaf y sus alrededores -pronto desvanecidas en constatar la baja potencia calorífica y la mala calidad de este carbón- explican, en gran parte, la aparición de las iniciativas mencionadas.

1859 Villa de IGUALDA por E. M. Coll

La urbanización de la ciudad creció impulsada por esta euforia económica subsiguiente a la guerra de la Independencia. También data de esta época la traída de aguas desde los manantiales del Espelt y Can Masarnau en Igualada, proyectada en 1790 y en la que se trabajaba desde el 1807. La obra de la conducción, de proporciones gigantescas, consistía en un acueducto de más de 3 km de longitud, por medio del cual el agua bajaba desde los manantiales hasta los depósitos situados bajo la plaza del Enjub (nombre pronunciado vulgarmente Enxub). Para celebrar esta traída de aguas fue construida una fuente monumental dedicada al dios Neptuno, que fue inaugurada en 1832. De todos modos, esta euforia económica y demográfica de Igualada durante la primera mitad del siglo XIX encubría las graves deficiencias estructurales en que era sumergida la industria algodonera establecida en la población, ya que, mientras que en Cataluña se llevaba a cabo la mecanización de la producción, las fábricas de Igualada quedaban anquilosadas en la utilización de las antiguas berguedanas movidas a mano.

Debido a las duras condiciones de trabajo impuestas por la crisis, la ciudad se convirtió en un foco permanente de agitación social, agudizada por la gran concentración de obreros manuales, muchos de ellos en paro forzoso. Esta situación generaba menudo una fuerte hostilidad contra las nuevas máquinas, acusadas de fomentar los despidos, y en 1847 fue incendiada la fábrica Vila, Subirats y Compañía, conocida desde entonces como El Vapor Quemado. Entre los meses de abril y julio de 1855 las industrias algodoneras de la población quedaron cerradas debido a sucesivas huelgas y bloqueos, que tuvieron su culminación en la gran huelga de 1881.

1860 Caarretera de Igualada a Sitges

Crisis económica, agitación social y la imposibilidad de superar las adversas condiciones del medio geográfico que impedían acometer la renovación del utillaje industrial provocaron que varios empresarios igualadins emigraran de la ciudad y fueran a invertir sus capitales en otras poblaciones catalanas. El clima depresivo en el que vivía la ciudad se vio agravado por la incidencia de brotes epidémicos de cólera morbo y por las repercusiones de la III Guerra Carlista. El ataque de los carlistas contra Igualada se produjo el 17.7.1873. Fue en estas circunstancias adversas que Igualada obtuvo el título de ciudad, otorgado por el rey Alfonso XII el 25.11.1879.

La crisis de la segunda mitad del XIX abortó la plena consolidación de este barrio industrial igualadí. En la reanudación industrial de finales de siglo aún se instalaron en esta zona la fábrica de Cal Boyer (el vapor nuevo) y la central termoeléctrica de la sociedad Electra Igualadina. En los años posteriores, el barrio concentró la industria curtidora -en rápida expansión a partir de los años de la Gran Guerra europea-, mientras que las nuevas grandes fabricas algodoneras (Cal Boyer de Arriba, Cal Font, Cal Pascual Noguera, Cal ‘Ortínez, Cal Lladó, Cal Baliu) y también las primeras fábricas de género de punto optaron por ubicarse entre el paseo de la Albareda (actualmente de J. Verdaguer) y los límites de la edificación urbana en la parte de tramontana. Era la zona que se había previsto dedicar a la expansión de la superficie residencial en el Plan Cabot, y todo parece indicar que el atractivo de este espacio está relacionado con su proximidad y buena comunicación con el estación del Ferrocarril Central Catalán (puesto en explotación en 1893), en la cabecera de dicho Paseo.

“…Un caso interesante de analizar es el de la ciudad de Igualada y el FFCC. En 1893, llegó el ferrocarril de vía estrecha procedente de Martorell y Barcelona y finalizó la extensión de la línea. La ciudad era entonces mercado de referencia de toda la comarca, teniendo un gran potencial industrial textil y de la piel, y justificando por sí misma el nuevo trazado con la importancia de materia prima y exportación de productos manufacturados. De este modo la localidad se convirtió en punta de rieles y sin previsión de extender de nuevo la infraestructura. El trazado inicialmente construido rodea por el N la localidad, dejándola encauzada entre éste y los cauces fluviales del río Anoia y sus afluentes Espelt y Òdena. Dicho confinamiento y el hecho de ser punta de rieles, permitieron a la localidad, justo después del puente sobre la riera de Òdena. Dicha intervención permitió aprovechar el vacío dejado para la construcción del paseo de Jacinto Verdaguer en 1978, vial que aglutinaba múltiples relaciones sociales y de movilidad, además de comercios y oficinas. Sin embargo, lo más transcendente del caso es la posibilidad de extender hacia el N la trama urbana sin mayor impedimento, integrando totalmente los nuevos sectores y articulando a través del nuevo paseo la movilidad longitudinalmente. 

Es importante apuntar que, a pesar de la gran integración conseguida, sigue habiendo un punto negro en el trazado ferroviario de la localidad: un paso a nivel. El desplazamiento de la estación hacia el E liberó el Paseo Verdaguer pero siguió cortando el paso de la Avenida de Montserrat, vía que aglutina las salidas en dirección E. Por este motivo se siguen actualmente realizando estudios para desviar o soterrar la infraestructura…”

En febrero de 2012 GISA ha sacado a concurso el proyecto constructivo de integración del ferrocarril en Igualada y su vecina Vilanova del Camí…”

La infraestructura ferroviaria como condicionan del crecimiento de la trama urbana en ciudades medianas catalanas a principios del s XX. E. Alvarez Palau y M. Hernández Asensi. 2012

A mediados del siglo XIX, la exigencia de renovación del utillaje de la industria textil coincidió con el inicio de la era del ferrocarril, que debía representar una auténtica revolución en los sistemas de transporte. En Cataluña, el año 1848 fue inaugurada la línea de Barcelona a Mataró, y en 1852 los jefes igualadins Ramon y Francesc Castells y Comas y Celestino Mas y Abad proyectaron una red ferroviaria entre Igualada y Sant Sadurní d’Anoia que permitiera la posterior conexión con la línea litoral, que no llegó a realizarse. El mismo 1852 se produjo una dura competencia entre Manresa e Igualada para captar el ramal de la línea Barcelona-Zaragoza, que potentes intereses financieros decantaron finalmente hacia Manresa.

La unión ferroviaria con Martorell, única finalmente viable, no se produjo hasta el 29.7.1893. La normalización definitiva del uso del vapor coincidió prácticamente con el comienzo del ciclo energético de la electricidad. Efectivamente, en 1903 fue fundada la sociedad La Electra Igualadina, y en 1912 se inició la distribución de electricidad a la red del consumo domiciliario.

1900

Morfología urbana. Origen y formación de la ciudad

El origen del actual núcleo urbano hay que situarlo en el transcurso del siglo X. Las primeras edificaciones se aglomeran en torno a un núcleo originario formado por una iglesia y una rudimentaria fortificación, en un principio en dirección NS siguiendo la ruta Òdena-Montbui. A partir del siglo XIII, y a medida que el camino de Barcelona a Lleida ganaba importancia, las edificaciones tendieron a alinearse de acuerdo con este nuevo eje, en dirección a poniente. Esta atracción persistente de la edificación hacia el lado de poniente probablemente era determinada por la existencia de un primitivo mercado situado extramuros.

Desde finales del siglo XIII se configuró en este sector un arrabal a ambos lados del camino carretero, que debía ser el embrión de la calle de la Plata. En cambio, por el lado de levante el progreso de la edificación era dificultado por la existencia de la fuerza o mota, el primitivo recinto fortificado que durante mucho tiempo debió representar un papel fundamental en la defensa de la ciudad. Precisamente para preservar esta funcionalidad, el 1390 las casas edificadas extramuros de ese sector fueron derribadas por orden del rey Martín, porque estorbaban la defensa de la población y el control de la estratégica cruce de caminos. Siguiendo el eje de crecimiento hacia poniente, las murallas se expandieron en etapas sucesivas en esa dirección, hasta que 1367 todas las edificaciones poniente quedaron integradas dentro las fortificaciones, dejando únicamente extramuros, a levante ya poniente, construcciones dispersas que debían ser el embrión de los futuros arrabales de Soldevila y de Capdevila. A partir de este segundo recinto de murallas de la expansión urbana se realizó en todas direcciones, y dio lugar a varias calles nuevas, una de los cuales, la de arriba, precisamente ha quedado incorporada a la toponimia urbana con ese nombre.

Al E, el arrabal de Soldevila cohexiona su edificación, de tal manera que ya pudo ser incluido entero en el último recinto de murallas, erguido a partir del año 1438. En cambio, el nuevo arrabal de Capdevila quedó definitivamente extramuros , y esta indefensión fue la causa de su ruina durante la guerra civil del tiempo de Juan II. Este último recinto de murallas, formado por 36 torres y 7 portales, configuró el perímetro definitivo del núcleo antiguo de Igualada, y sus límites coincidían con el contorno de la plaza de la Cruz, la rambla de San Isidro, la calle de San Jorge, la plaza del Rey y el paseo de las Cabras. Los vestigios arquitectónicos más antiguos de Igualada se remontan a los últimos siglos medievales.

De las murallas se conservan 2 portales, correspondientes a las fortificaciones del siglo XV, el de Vives, o de Rovira, y el de la Font Major, o Virgen de Gracia. Los dos tienen características constructivas similares: un arco ojival en la parte de fuera y un arco de medio punto en el interior, en el lugar donde estaban las puertas. En 1952, el portal de la Font Major fue restaurado con un criterio estético muy discutible, que en buena parte desvirtuar su estructura original. Encima este portal hay una capilla dedicada a la Virgen de Gracia, que data probablemente del siglo XVII.

La expansión de la ciudad

Impulsada por el crecimiento económico y demográfico, la fisonomía urbana de Igualada cambió también sustancialmente a lo largo del siglo XVIII. El recinto de murallas hacía tiempo que había quedado obsoleto, pero no fue hasta 1760 que el muro quedó oficialmente suprimido, y se permitió utilizar las fortificaciones para edificar casas encima. De hecho, ya desde mucho tiempo antes, la edificación fuera de la muralla se había intensificado notablemente, y en el catastro del 1,765 se describe que aproximadamente la mitad de las casas de Igualada ya eran edificadas extramuros. Esta expansión urbana había dado lugar a nuevas calles de San Isidro, de San Pedro Mártir, de San Agustín y de la Soledad, que acentuaron la forma alargada característica del urbanismo igualadí, en alinearse las edificaciones a ambos lados del camino ral, que atravesaba la población de este a oeste. La rambla de San Isidro fue explanada y plantación de árboles en 1752, siguiendo el trazado exterior de la muralla por el lado del norte. A partir del siglo XIX, esta rambla se convirtió la calle más céntrica de la población, en convertirse en lugar de paso de la carretera general, y empezó a hacer desde entonces el papel aglutinador de la actividad ciudadana, papel que, anteriormente , había sido atribuido a la calle de la Plata, en el marco de la ciudad medieval. En el chaflán con la calle de Sant Magí hubo el hostal de Rovira. La calle de la Soledad, edificado siguiendo el antiguo camino real, tiene su origen en una capilla consagrada en 1665 en honor de la Virgen de la Soledad, y es uno de los más característicos del ensanche setcentista de Igualada. La construcción de los edificios fue hecha en una buena parte mediante contratos enfitéuticos, y algunas casas conservan todavía las primitivas características constructivas. En el extremo opuesto de la población también se había configurado definitivamente el barrio de San Agustín, resultado de la extensión hacia poniente de las edificaciones del antiguo arrabal de Capdevila siguiendo el trazado del antiguo camino real, hasta enlazar con el convento de los agustinos, edificado extramuros a finales del siglo XIV.

En el catastro del 1765 constan perfectamente delimitados en este sector las calles de San Simplicio, del Alba y de San Agustín. En la parte baja de la ciudad quedó consolidado definitivamente el barrio de los Curtidores, con su elemento más representativo, el Rec, una acequia de más de 3 km de longitud, que aún hoy se puede seguir en parte. El 1852 se realizó el alineamiento del paseo de las Cabras y de la calle de Santa Ana, surgidos del terraplenado del glacis de la antigua muralla del siglo XV. Los barrios del setecientos de la Soledad y de San Agustín densificar su edificación y se convirtieron en lugar preferente de residencia de la mano de obra ocupada en la industria algodonera.

Finalmente, la ciudad comenzó a expandirse hacia el N, más allá de la rambla de San Isidro, y esta zona se convirtió en el lugar de ubicación de muchos de los nuevos edificios fabriles que se crearon en la ciudad. En esta dirección el año 1834 fue explanado el paseo de la Alameda, desde 1922 bautizado con el nombre de paseo de Jacint Verdaguer, obra excepcional tanto por sus dimensiones -40 m de ancho y más de 1 km de largo- como por haber sido trazada en un auténtico campo abierto muy alejado del núcleo habitado. Este proyecto urbanístico fue realizado por el arquitecto Pere Serra y Bosch, y su explanación sirvió para dar trabajo a los obreros despedidos de las fábricas de la población a consecuencia de la crisis industrial provocada por la primera guerra Carlista.

La expansión urbana en dirección hacia el N recibió un impulso definitivo en 1847, con la elaboración de un plan de ordenación de todo el territorio existente hasta el límite con el término de Òdena, situado entonces poco más allá del paseo.

1834 Plano explanación Paseo Alameda IGUALADA por Pere Serra i Bosch.

Este plan, realizado por el arquitecto Sebastián Cabot, es comparable a otros proyectos coetáneos de ensanche de poblaciones catalanas; su trazado geométrico de la nueva zona urbanizable correspondía a las exigencias de racionalidad del modo de producción capitalista que se imponía en la ciudad.

Mientras tanto, el crecimiento urbanístico de la población se había efectuado de manera casi totalmente espontánea, básicamente a lo largo de: 1) la carretera (el antiguo camino real) que dio lugar a la Soledad, las Ramblas y a partir de comienzos del siglo XIX, en la rambla Nueva, en la parte occidental de la ciudad; 2) antiguos caminos en la parte de poniente, que conformaron el barrio de San Agustín; 3) viales que, desde el lado norte, se dirigían al casco antiguo: calles de Sant Magí, de Òdena, de San José … En 1847 se aprobó el plan elaborado por el arquitecto Sebastián Cabot, el cual significó el primer intento de planificar el crecimiento urbano. El plan de ensanche partió de la base de que la ciudad se extendería por el espacio sin edificar existente en el NE entre los límites de la rambla Nova, de la rambla de San Isidro (y tras la calle del Clos), la calle de San Pedro Mártir y la Soledad, y las calles perpendiculares a estos viales: Santa Catalina, San Magín, Odena, San José, San Vicente… El arquitecto diseñó una trama de islas rectangulares, con calles relativamente estrechas y 2 plazas: la popularmente conocida como la de los Cerdos (al oeste) y la de la Vida (en el centro del plan de ensanche), que, por cierto, no llegó a existir debido a que el terreno fue finalmente ocupado por una de las grandes fábricas levantadas en Igualada a comienzos del siglo XX.

La crisis industrial provocó el hundimiento demográfico de la villa a lo largo de la segunda mitad del Ochocientos y esto implicó que dicho plan no se desarrollara plenamente hasta las primeras décadas del siglo XX. Sin embargo, gran parte del espacio no fue ocupado por viviendas -como se había previsto-, sino, por algunas de las grandes fábricas algodoneras levantadas en la ciudad durante este periodo. Dicha actuación no se complementó con la realización de otras mejoras de infraestructura urbana, como la construcción de la red de alcantarillas, lo que significó la subsistencia de las cámaras sépticas para eliminar las aguas fecales. Ni tampoco se construyeron aceras ni se empedraron las calles de los arrabales.

El crecimiento demográfico durante el siglo XIX supuso un constante progreso de la edificación hacia la zona del N de la ciudad. De todas formas, aunque durante varios años el paseo de Verdaguer se mantuvo como una auténtica barrera a la edificación, fenómeno que se atribuyó a la existencia de la vía del ferrocarril, que iba paralela al paseo, la fuerte pendiente de la costa del Poble Sec, que dificultaba la edificación, y especialmente a que hasta 1925 el límite septentrional del término de Igualada coincidió prácticamente con el trazado del paseo.

1930 IGUALADA

La población de la zona del Poble Sec no empezó a afianzarse hasta los años 20′, con un hábitat característico de casas bajas rodeadas de huerto o de jardín, construidas al amparo del relativo bienestar económico de la época. También durante estos años se puede advertir un crecimiento de la urbanización en el sentido longitudinal de la carretera general, con la prolongación de la calle de la Soledad hasta entroncar con la carretera de Vilanova, y, en el extremo opuesto, con la extensión de los edificios más allá del convento de San Agustín, en dirección al molino Nuevo; también se empezó a edificar en el espacio comprendido entre la parte izquierda de la carretera de Manresa y la carretera general, que se convirtió en zona preferente de equipamientos colectivos con la construcción de los edificios del Matadero (1905), la cuartel de la Guardia Civil (1928), el Asilo del Santo Cristo (1931) y el Instituto Garcia Fossas (1933).

1949 IGUALADA

Datan de los años 50′ la creación de barrios obreros de fuerte concentración migratoria: el barrio de Fátima, de formación espontánea borde del torrente del Espelt, que lo separa del núcleo de Igualada, el barrio de Montserrat, promovido por la Obra Sindical del Hogar en 1958 en la zona de Can Riba y el barrio del Santo Cristo, edificado entre la carretera de Vilanova y la vía del ferrocarril.

A partir de los años 60′ el crecimiento de la urbanización igualadina adoptó un carácter fuertemente selectivo. Por un lado, se aceleró el proceso de edificación de la zona del Poble Sec y del barrio de los Siete Caminos, tomando como eje central la avenida de Barcelona hasta la travesía exterior de la antigua carretera N-II, y por otro, los elevados costes del suelo edificable impedía las sucesivas oleadas migratorias a fijar su residencia en los municipios cercanos, donde se formaron barrios junto a la ciudad.

Desde los años 80′ Igualada ha sufrido varias transformaciones y un crecimiento que se ha evidenciado de forma más clara desde la década de 1990. El cambio de situación de la estación de los Ferrocarriles de la Generalitat comportó la eliminación del paso del tren por el centro urbano y el ensanchamiento de uno de los grandes ejes viarios, el paseo Verdaguer. También el decenio de 1980 se iniciaron los trámites para dotar a la ciudad de un polígono industrial, el de las Comes, en la zona N, sector que con los años se ha convertido también zona residencial, con equipamientos comerciales y deportivos. Al O del municipio cabe mencionar la zona residencial de Santiago Sesoliveres, con un fuerte crecimiento en los años 90′, que se ha conectado con el espacio urbanizado del plan de la Masa, y con el nuevo del Plan de la Roselc, ya muy cerca del núcleo de Igualada.

1967 IGUALADA

 

La Generalitat de Catalunya ha aprobado el Plan Director Urbanístico del Parque de Innovación en Piel y Marroquinería Igualada-Jorba, que ha elaborado el Ayuntamiento de Igualada con el gremio local de curtidores.  El Gobierno catalán, a través de Incasòl, ha puesto a disposición de la ciudad unos terrenos de 34 ha para la construcción de las nuevas naves. El proyecto se enmarca en el programa Capital Europea de la Piel de Calidad y tiene como objetivo que una treintena de empresas locales del sector se trasladen. El nuevo parque industrial se ubicará al norte de Igualada, cerca de las instalaciones del campus universitario. La Generalitat de Catalunya quiere convertir a los municipios de Igualada, Jorba y Òdena en la capital europea de la piel, el cuero y la marroquinería de calidad

El Parque de Innovación del Cuero y la Marroquinería, situado al sur de la A-2, acogerá las industrias curtidoras ubicadas ahora en el barrio del Rec de Igualada y usos terciarios complementarios, con dos zonas de sistemas públicos. Una en el ámbito de la Espelt, en el municipio de Òdena y al N de la A-2, y el otro en el ámbito de Fátima Norte, en continuidad a la trama urbana de Igualada. 

1969 IGUALADA

1949-1978 El fuerte crecimiento de la primera mitad del siglo XX consolida Igualada como el principal centro productor de piel curtida de España, especialmente en lo que se refiere a la producción de suelas de zapato. Ante esta situación la asociación de industriales curtidores de Igualada, el Gremi de Blanquers, impulsa en 1949 la creación de una escuela donde las nuevas generaciones aprendan y perfeccionen los procesos productivos. La Escuela Superior de Tenería de Igualada nace en 1958 con la realización de los estudios de técnico diplomado en curtición a los que, a partir de 1970, se le añaden los estudios universitarios, adscritos a la Universitat Politècnica de Catalunya, de ingeniería técnica en química industrial, una temática estrechamente vinculada a la curtición. La existencia de la Escuela Superior de Tenería se convierte en un elemento clave de la dinamización del sector. En efecto, a partir de los años 40 y 50 salen al mercado nuevos materiales para fabricar suelas de zapato, como el caucho, lo que supone un gran riesgo para la industria de Igualada. El conocimiento difundido por la Escuela  permite a los curtidores diversificar su producción en base a la marroquinería, peletería, tapicería, empeine de zapato… y superar la situación de crisis. Por otra parte en 1950 el Centre d’Estudis Comarcals d’Igualada (CECI) propuso la creación de un museo de la piel para divulgar la cultural de la curtición, que recibió el apoyo del Gremi de Blanquers. El Museu de la Pell nace en 1954 con la creación de 4 secciones: la piel y su procedencia, la curtición de la piel, herramientas y maquinaria antigua y las aplicaciones de la piel. A partir de los años 60′ el museo sufre una grave crisis económica a causa del nulo apoyo que recibe del Ayuntamiento y la Diputación de Barcelona, si bien las aportaciones de industriales, firmas comerciales químicas y particulares permiten su supervivencia aunque de manera precaria.”

1979-1997 Coincidiendo con la aparición de los primeros ayuntamientos democráticos se inicia un acercamiento entre el sector del curtido y la ciudad de Igualada, que se manifiesta en la eclosión de proyectos de dinamización y valorización que ven en la piel no solo un sector productivo importante sino también un factor de identidad de la ciudad. De este modo se consolida la vinculación entre el sector del curtido de la piel y el proyecto de ciudad de Igualada. Una de las primeras actuaciones del nuevo Ayuntamiento fue liderar y dinamizar, conjuntamente con el CECI, el Museu de la Pell buscando una nueva ubicación en el centro del Barri del Rec.

En 1983 y 1984 compra, con la ayuda de otras instituciones y el Gremi de Blanquers, la antigua fábrica textil algodonera de Cal Boyer (siglo XIX) y la antigua fábrica de curtidos de Cal Granotes (siglo XVIII) para la ubicación del nuevo Museu de la Pell. En 1990 se inaugura el espacio de Cal Granotes, donde se explica el proceso de curtición de la piel utilizado antes de la mecanización, y en 1995 Cal Boyer, con dos ámbitos temáticos: la piel en la historia (sobre la producción, utilidad y significación cultural de la piel) y un universo de piel (sobre la diversidad de usos y utilidades de esta materia). La apuesta por concentrar el museo en el Barri del Rec se convierte en el primer paso para el descubrimiento del patrimonio industrial existente en aquella parte de la ciudad, si bien el intento de compatibilizar su preservación con el desarrollo industrial muestra sus contradicciones.

Mientras tanto el Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) aprobado en 1986, después de plantearse la posibilidad de convertir el Barri del Rec en zona urbana, optó por mantener su calificación industrial. En 1983 el CECI crea un taller de arte con el objetivo de trabajar aspectos vinculados a la realidad industrial de Igualada. Así impulsa un curso de artesanía en piel, subvencionado por el Gremi de Blanquers, para la confección de productos artesanales en piel (bolsos, tapices, esculturas…) aprovechando la existencia de la industria de la curtición en la ciudad y, por tanto, también de un conocimiento importante sobre la materia primera. En 1989 pasa a convertirse en escuela municipal, con el nombre d’Escola Municipal d’Arts i Oficis Gaspar Camps, y en 1993 recibe el reconocimiento por parte de la Generalitat, de tal manera que el curso de artesanía en piel se convierte en una titulación de Formación Profesional (FP). Paralelamente, y des del ámbito privado, en 1989 la Escola de Disseny i Moda Genny, que había nacido en el año 1978 vinculada al textil, impulsa la creación de una moda propia de Igualada, combinando el género de punto y la piel. En 1993 esta escuela recibe también el reconocimiento para realizar estudios de FP en diseño de moda donde se incluye la piel y la peletería, y a partir de 1995 realiza cursos de formación ocupacional en marroquinería, con el apoyo del Gremi. Durante estos años la Escuela de Tenería vive una etapa de consolidación y expansión, gracias al crecimiento de la demanda de estudios universitarios y al aumento de alumnos procedentes de otras zonas curtidoras (básicamente de Murcia, Valencia y Sudamérica). Los estudios de ingeniería técnica en química industrial pasan de los 100 estudiantes a principios de los 80 a los 300 a mediados de los 90. Posteriormente en el año 1993 se dio a conocer que Igualada sería la nueva sede del laboratorio de investigación de la piel del Estado, AIICA (Asociación para la investigación de las industrias de curtición y anexas), creada por iniciativa del Consejo Español de Curtidores (CEC) y hasta aquel momento ubicada en Barcelona. El Gremi de Blanquers impulsó el nuevo centro que fue financiado por el CEC y la Generalitat mientras que el Ayuntamiento cedió gratuitamente el local donde se ubicó. El centro se inauguró en 1995 con el objetivo de dar cobertura tecnológica a las empresas del sector a través de la realización de proyectos de investigación aplicada y la oferta de servicios de asistencia técnica, analítica y de gestión medioambiental a la industria.

1998-2006 A partir de 1998, coincidiendo con la aceleración de la crisis del sector, se combinan diversos factores que provocan la necesidad de replantear la relación entre el proyecto de ciudad y el sector de la piel. A nivel urbanístico se hace evidente que el deterioro del Barri del Rec y la proximidad a zonas urbanas impide a la industria desarrollarse con normalidad y genera fuertes contradicciones. Se suceden episodios como los conflictos para la instalación de diversos equipamientos ambientales que generan molestias a los vecinos (1998-2000), las críticas de los sindicatos por las malas condiciones higiénicas y de seguridad de las empresas (1999) o el debate sobre la necesidad de conservar un edificio industrial, la Igualadina Cotonera, por su interés arquitectónico o mantener su uso industrial (1994-2001).

Finalmente en 2002 la Generalitat de Catalunya presentó un estudio en el que reclamaba la reconversión del Barri del Rec en residencial y la reubicación de las industrias en un polígono conjunto, propuesta que fue aceptada por el Ayuntamiento de Igualada y el Gremi de Blanquers. Además se produce un punto de inflexión negativo en los estudios de confección de piel. El Gremi de Blanquers deja de subvencionar el curso de artesanía en piel de la Escola Municipal d’Arts i Oficis Gaspar Camps, y como consecuencia pierde cada vez más alumnos y de ser un curso de cuatro años pasa a ser un ciclo de grado medio de dos cursos vinculado a un grado superior de estilismo e indumentaria.

Más grave fue el caso de la Escola de Disseny i Moda Genny que en 1998 abandonó sus actividades después del hundimiento del edificio, que causó 2 muertos. También sufre una crisis la Escuela de Tenería a causa de la creación de diversas escuelas de curtición en Sudamérica y Murcia y el descenso de alumnos de los estudios de química industrial, a causa del retroceso demográfico.

Para hacer frente a esta situación en 2001 se crea un consorcio (formado por el Ayuntamiento de Igualada, la UPC y la Generalitat de Catalunya) que impulsa la diversificación de la escuela a partir de los conocimientos existentes. En los años posteriores se añade una intensificación en artes gráficos y papel en los estudios de química industrial, nacen los postgrados en gestión ambiental y en factores de competitividad de las PYMES y se crea un master en ingeniería técnica. En este mismo sentido AIICA inició una diversificación de sus actividades ofreciendo sus servicios no sólo a la industria de la curtición sino también a otros sectores como la química o el papel, aprovechando su especialización en temas medioambientales. Finalmente el Museu de la Pell, después de la expansión de las décadas de los 80 y 90, inicia un descenso del número de visitantes. Además, después de inaugurar en 1999 una nueva sala dedicada a la mecanización de la industria curtidora, no dispone de ningún nuevo proyecto a corto plazo.

“EL PROYECTO DE CIUDAD EN LA VALORIZACIÓN DE SISTEMAS PRODUCTIVOS TRADICIONALES. El caso de la industria del curtido de la piel en Igualada (Cataluña). Moisès Jordi Pinatella Departament de Geografia, Història i Història de l’Art – Universitat de Girona

La planificación urbanística de la ciudad de Igualada se lleva a cabo mediante el planeamiento urbanístico general, que está integrado por el Plan Territorial Parcial de las Comarcas Centrales, el Plan Director Urbanístico de la Conca d’Òdena, el Plan de Ordenación Urbanística Municipal y las normas de planeamiento urbanístico.

El Plan Director Urbanístico de la Cuenca de Ódena. Aprobado definitivamente en fecha de 19.12.2008, este Plan de carácter supramunicipal reconoce el potencial del “frente urbano igualadino de las tenerías viejas”, y en el apartado 7 del artículo 117 de la Normativa establece:

“7. La transformación del frente del Anoia, como sector de reforma interior de Igualada deberá realizarse integrada en el sector delimitado mediante instrumentos de planeamiento y gestión adecuados, y en el respeto de los niveles de protección del patrimonio arquitectónico establecidos por el Plan Especial de Protección y Conservación del Patrimonio Arquitectónico de Igualada, aprobado en 11/2004.”

“8. Dentro del área se propone cambiar el uso de las actuales tenerías por un uso mixto (terciario, comercio, vivienda y equipamientos) que, además de transformar un área deteriorada y mejorar la fachada urbana en el nuevo parque fluvial, permitiría dar respuesta a parte de la demanda de suelo residencial sin urbanizar nuevos sectores de crecimiento.”

Hay que remarcar que el Plan Director reconoce la vocación del entorno del Rec y el frente del Anoia como espacio de transformación y mejora de la ciudad a base de nuevos usos, pero siempre desde el respeto a los elementos incluidos en el Catálogo y en el Plan Especial de protección del patrimonio.

Ordenación de los asentamientos urbanos. PLAN DIRECTOR URBANISTICO de la CONCA D’ODENA. Escala 1.25000

Plan Territorial Parcial de las Comarcas Centrales 2008

Asimismo, el planeamiento urbanístico general se desarrolla mediante el planeamiento urbanístico derivado que es el integrado por los planes especiales urbanísticos, por los planes de mejora urbana, los planes parciales urbanísticos y los planes parciales urbanísticos de delimitación.

Con fecha de 16.9.2008, el Gobierno de Cataluña ha aprobado definitivamente el Plan Territorial Parcial de las Comarcas Centrales. El acuerdo de Gobierno y la normativa del plan han sido publicados en el Diari Oficial de la Generalitat de Catalunya n.º 5241, de 22.10.2008, a efectos de su ejecución inmediata.

Imagen Estrategia POUM Igualada

El vigente Plan General de Ordenación fue aprobado por la Comisión Territorial de Urbanismo de Barcelona, en 1986. Las modificaciones puntuales efectuadas con posterioridad fueron recogidas en el texto refundido del Plan General de Ordenación, aprobado por la Comisión Territorial de Urbanismo de Barcelona el día 15.6.2005. No incorpora las modificaciones posteriores.

El barrio del Rec se sitúa al S de la ciudad de Igualada, capital de la comarca del Anoia, que actualmente cuenta con 33.049 habitantes, y ocupa las terrazas que, desde el casco antiguo, descendían hacia el río Anoia. Se ha ido formando al amparo de un canal de agua, el Rec [la Acequia], documentado ya en el siglo XII, que la llevaba desde una presa cerca del molino Nuevo, a poniente, hasta el molino de la Abadía, a levante, a lo largo de unos 3 km.

1914 el Rec. Igualada

Es una construcción de obra con una anchura que oscila entre 90 y 140 cm según los tramos, y con una altura entre los 80 cm y los 3 m. A partir de 1967 y hasta finales del siglo XX, se cubrieron varios tramos y, actualmente, quedan unos 350 m al descubierto, parte de los cuales se han restaurado hace unos años con la formación del nuevo vial, o ronda del Rec, que transcurre paralelamente al curso del río. Originalmente la acequia se utilizaba, además de para llevar el agua al molino, para regar las tierras, y parece que, a partir del siglo XIV, se empezaron a instalar las primeras industrias de piel, que se irán consolidando en el siglo XVIII, cuando los curtidores abandonan el recinto de la parte sur de las murallas del pueblo y empiezan a construir sus tenerías muy cerca del Rec para recoger el agua que necesitaban para adobar la piel. En el siglo XIX se instalaron también tintes y fábricas textiles, que hicieron de Igualada una ciudad próspera y reconocida en todas partes y que ha perdurado hasta nuestros días (véase Figura 8). Este barrio es, sin duda, uno de los lugares más peculiares de Igualada, estrechamente vinculado a su historia, y con un singular paisaje urbano formado por varios tipos y estilos arquitectónicos, que lo hace merecedor de un especial tratamiento urbanístico.

Transformación Urbana Barrio del Rec. IGUALADA (scot)

“… el Rec se vuelve obsoleto en cuanto a los usos industriales más modernos, ya que los edificios más antiguos no están bien conservados y la estructura de sus calles dificulta el acceso de los transportistas…”

A partir de los años 80′, el Ayuntamiento de Igualada aplicó una serie de políticas públicas de transformación del riego. El Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) de 1986 intentó revalorizar la fachada de río por medio de un Plan Especial para el Barrio del Rec. Así, en 1989 se aprobó el Plan Especial de Vialidad de las Curtidurías, con el objetivo de mejorar la accesibilidad y la vialidad interna del barrio y al mismo tiempo preservar su fachada urbana. Una de las acciones más destacadas del plan, que se fue desarrollando a lo largo de los años 90′, fue la apertura de la ronda del Rec, con un trazo ancho, perimetral en el barrio y en paralelo al río ya la acequia, así como otras operaciones de ensanchamiento o prolongación de calles, como el de Joan Godó o la bajada de San Nicolás. La nueva ronda pretendía dar respuesta a las necesidades de transporte en camión y el tráfico en general.

En este contexto, también se enterró buena parte del riego -también para minimizar la pérdida de agua- y es urbanizó la plaza Joan Mercader.

Elementos Protegidos. Plan Especial de Protección y Conservación Arquitectónica y Catálogo del Termino Municipal de Igualada. 2014

Desde el punto de vista de los valores patrimoniales, más adelante ya en el año 2005, se aprobó definitivamente el Plan Especial de Protección y Conservación del Patrimonio Arquitectónico y Catálogo, en el término municipal de Igualada, para conservar los elementos singulares destacados, una veintena de los cuales correspondientes al Rec.

El 17.12.2005, la Comisión Territorial de Urbanismo de Barcelona aprobó definitivamente el “Plan Especial de Protección y Conservación del Patrimonio Arquitectónico y Catálogo de Igualada”, que consiste en un conjunto de fichas de elementos singulares con una normativa. Dentro del ámbito del barrio constan el Conjunto del Molino de la Abadía, el Rec y la Resclosa, así como algunos edificios industriales, como la antigua fábrica textil de La Igualadina Cotonera, 3 tenerías en la calle de la Creueta (Colom, ANCASFRABO y Albareda), la chimenea de “Cal Sistaré”, la tenería Pelfort, la Tenería Balcells, la fachada de la Baixada de Sant Nicolau, La Electra Igualadina, Cal Granotes, la curtiduría de Cal Sabater y Cal Boyer o Vapor Nou. También, se incluyen la bodega y molino de aceite del Sindicato de Vinateros y varios edificios residenciales como las casas Sala y Barral, en la calle Concepció, o la casa Palmés, en la calle Sant Antoni de Baix. Sin embargo, el Plan Especial no establece un tratamiento de conjunto y coherente del patrimonio industrial en el entorno del Rec, y si bien en la normativa establece que las actuaciones próximas o contiguas colindantes a bienes catalogados deberán armonizar con el ambiente del conjunto, cabe decir que las nuevas edificaciones no se han ajustado a esta prescripción, posiblemente por falta de regulación. 

Se podría decir que este instrumento, aunque ha supuesto un significativo paso adelante hacia la protección del patrimonio arquitectónico del municipio, ha sido insuficiente para mantener los valores que pueden dar significado al barrio desde el punto de vista arquitectónico y ambiental, por el hecho de no contemplar diversos elementos singulares de interés y de no establecer un tratamiento de conjunto que regule y fomente la rehabilitación y que pueda garantizar una correcta integración de las nuevas edificaciones en el paisaje urbano.

Sin embargo, en 2006 se aprobó inicialmente el Plan Director Urbanístico (PDU) de la Cuenca de Odena, que inicialmente proponía el traslado de las fábricas del barrio curtidor a unos terrenos del municipio de Vilanova del Camí, en la orilla derecha del río, en un nuevo polígono industrial donde se podría seguir utilizando la depuradora de los curtidores construida en 2005. Sin embargo, las resistencias de la concejalía de Medio Ambiente de Vilanova del Camí acoger estas industrias, así como la voluntad del la Ayuntamiento de no ocupar aquellos terrenos de valor agrícola hicieron que finalmente se descartara la propuesta. A cambio, el PDU, en su aprobación definitiva en 2008, incorporaba un nuevo sector de crecimiento de uso mixto entre Santa Margarida de Montbui y Igualada, pero ya no necesariamente orientado a acoger las industrias salientes del Rec.

El PDU también recogía la necesidad de transformación de la fachada del río Anoia, que implicaría la reconversión de 16 ha de usos industriales en residenciales y terciarios, protegiendo una veintena de edificaciones históricas.

A principios de 2010 el equipo de gobierno retira el POUM de Igualada como consecuencia de la oposición generalizada que demuestran la mayoría de los grupos municipales de la oposición y de diversas entidades que cuestionan diversos aspectos como las propuestas de transformación que se promueven el barrio del Rec y el polígono industrial de Les Comes.

Igualada, capital del Anoia con 38.918 habitantes, se encuentra en la Depresión Central Catalana, entre la Cordillera Prelitoral y las mesetas Segarra, justo en la cuenca hidrográfica de Odena, donde se concentra el 60% de la población de la comarca. Igualada representa la ciudad central de una conurbación cercana a los 68.000 habitantes.

Para este ámbito, en 2008 se aprobaron unas herramientas de planeamiento supramunicipal que determinan las directrices de coordinación del crecimiento urbano, el Plan Director Urbanístico (PDU) de la Cuenca de Òdena, y el Plan Territorial Parcial de las Comarcas Centrales (PTPCC).

Igualada ha sido una de las ciudades intermedias del centro de Cataluña, con un destacado perfil industrial, con predominio del textil, el género de punto y de la curtiduría. La localización de la ciudad se explica por el cruce de los caminos de Manresa y Barcelona con el río. A partir de 1960 se produjo un importante crecimiento demográfico derivado de las migraciones interregionales españolas que se acercaron al territorio para cubrir las necesidades de mano de obra de las industrias igualadinas. El crecimiento se registró tanto en Igualada como en los alrededores (Montbui, Vilanova, Odena, etc.). Posteriormente, en un segundo momento, se amplió el crecimiento industrial hacia el resto de los municipios, en un proceso que fue integrando territorialmente la cuenca en una conurbación.

Igualada dispone de un territorio pequeño de 8,2 km2 actualmente ocupados en un 85%. Por el S, el límite del término es el río Anoia y por el N las colinas de las yeseras. Los límites E y O lo marcan 2 arroyos, y así se forma un territorio cerrado y pequeño.

En cuanto a la estructura urbana, cerca del río se establecieron las industrias curtidoras que necesitaban agua, y esto dio pie a un barrio singular conocido como el barrio Curtidor o del Rec. Más al norte está el barrio antiguo, de origen medieval y con forma de huevo por el efecto lineal del camino de Barcelona. Más al N, se fueron produciendo crecimientos en ensanche, tanto residencial como industrial textil, a medida que el camino de Barcelona migraba hacia el N. Finalmente, a partir del último cuarto del siglo XX, entre las yeseras y la carretera N-II se desarrolló el Polígono Industrial de las Comes. Hacia los años 90′, el espacio libre que quedaba al E del polígono se urbanizó con casas adosadas y en esa misma época, la urbanización de baja densidad del Plan de la Masa terminó de consumir el limitado terreno igualadí.

El declive de las industrias curtidoras del último cuarto del siglo XX se ha ido traduciendo en una degradación y un abandono del barrio curtidor, y en la desaparición y traslado de las industrias textiles hacia otros polígonos de la conurbación.

El actual Plan General de Ordenación Urbana (PGOU), con una capacidad teórica para 66.000 habitantes, está vigente desde 1986, con un plegado de modificaciones puntuales que llevaron, en 2005, a la aprobación de un texto refundido que las recogía.

2007 IGUALADA

La propuesta del nuevo POUM

En 2006 se inició la elaboración de un nuevo POUM, cuya redacción se adjudicó al equipo de Ricard Pié y Ninot. La voluntad era adaptar el planeamiento a los cambios del contexto social y económico y, al mismo tiempo, dar cumplimiento al rol que los planeamientos territoriales otorgaban a la ciudad.

Se pretendía capacitar Igualada como ciudad nodal dentro del sistema de ciudades intermedias de la Cataluña Central y reforzar el papel de capitalidad en el sistema urbano comarcal, a partir de la ganancia de peso demográfico, del paso de una ciudad manufacturera hacia una ciudad mixta de servicios avanzados e industrias más tecnológicas y del incremento de su capacidad para proporcionar servicios a una población máxima teórica de 90.000 habitantes, pero sirviendo, también, los municipios del entorno. Los redactores partir de las propuestas del PTPCC, que preveía que la zona delimitada por el PDU podría tener un crecimiento de 24.000 nuevas viviendas. El POUM, pues, planteaba una Igualada de 50.000 habitantes de derecho y apostaba por proyectos de grandes equipamientos comarcales.

IGUALADA Trama Urbana Consolidada

La estructura de la ciudad propuesta
Dadas las limitaciones para crecimientos, se planteaba ordenar la ciudad a partir de la mejora y densificación interna, y de la transformación de usos en los tejidos industriales obsoletos. Entre los aspectos que se querían resolver, destaca:

  • Transformación de la avenida de Cataluña: la antigua N-II se convertirá en un nuevo eje urbano que acogerá equipamientos supramunicipales, como el World Trade Center, la Feria, el hospital comarcal y la futura estación del FERROCARRIL TRANSVERSAL DE CATALUÑA. También, para la fachada sur, se propone generar un nuevo frente de avenida con edificios singulares.
  • Transformación de usos industriales en el polígono Les Comes, lo que permitiría que las actividades manufactureras de menor valor añadido -que podrían ubicarse de nuevo en los nuevos polígonos previstos en el PDU- den paso a las de carácter tecnológico. Se prevén actuaciones en la av. de Europa con España y Latinoamérica, donde también se introduce el uso residencial para convertir la zona en un nuevo frente de entrada a la ciudad. En la zona cercana a la A-2, se intensificarían los usos comerciales, a modo de puerta comercial. Una actuación similar se propone en la calle Alemania, para reforzar y complementar la transformación de la antigua N-II.
  • Transformación del Rec, para generar un nuevo barrio de actividades productivas avanzadas y terciarias, introduciendo la residencia a partir del reconocimiento del valor de la trama y de los edificios industriales de valor como elementos identitarios que hay que conservar. Se incluye una reestructuración vial en sentido norte-sur y este-oeste, que prolonga, amplía o corrige trazas, para resolver la movilidad de los nuevos habitantes. Destacan tanto actuaciones en sentido perpendicular al río, como la prolongación y penetración de la avenida Balmes en el Rec, como en sentido este-oeste, con la apertura de una nueva calle como eje estructurador. Con todo, se traslada al Rec la lógica ortogonal -rectángulos alargados paralelos en los caminos de Barcelona- presente en toda la ciudad. También se propone localizar nuevos equipamientos aprovechando los edificios catalogados como contenedores para asegurar su preservación. Las zonas verdes se acumulan alrededor de la calle del Rec, paralelo al río, creando un parque lineal fluvial.
  • Zona industrial del ensanche – calle Industria. En este barrio industrial de los años sesenta y al oeste de la ciudad, donde se localiza la fábrica de Punto Blanco, se propone la transformación de usos y dibujar un nuevo trazo de algunas calles.
  • Ordenación y articulación de los crecimientos en el Pla de la Masa. Se trata de una zona de baja densidad donde se proponen nuevos crecimientos que la enlazan con el resto de la ciudad y que la doten de nuevas centralidades. En el límite con Jorba, se crean nuevos usos terciarios para dar continuidad a su parque tecnológico. Por el sur se propone transformar la carretera de Tous en un eje estructurante, dotándola de fachada con un crecimiento en densidad. En el NE, un crecimiento une la Masa con los barrios de Fátima y su ARE, que el POUM la recoge como nuevo crecimiento. 

En cuanto a las grandes infraestructuras, éstas se localizan en otros municipios, dado el pequeño tamaño del término de Igualada. Sin embargo, se recoge la futura estación del FTC y se propone la redacción de un plan especial para resolver la situación de la actual estación de FGC, que incluye un polémico paso elevado, si bien no se incorpora la reconversión de esta línea en tren tramo ni su desarrollo por Igualada. En cuanto a las infraestructuras viarias, se destaca la prolongación de la ronda del Rec por el E hasta la N-II a modo de circunvalación.Avance de plano y aprobación inicial

El 22.7.2008, el pleno dio el visto bueno al programa de participación ciudadana y al avance del plan, con los votos a favor del grupo municipal de la Entesa por Igualada (PSC-Iniciativa per Catalunya-Verds (ICV) ) y el Partido Popular (PP) y con la abstención de Convergencia y Unió (CiU) y Esquerra Republicana de Cataluña (ERC). De esta manera se abrió un periodo de participación hasta septiembre del mismo año durante el cual se recogieron 65 propuestas sobre la ordenación, el medio ambiente, la vivienda y la movilidad. Una de las propuestas, acompañada de 137 firmas, fue presentada por un grupo de ciudadanos que posteriormente se convirtió en la asociación Amigos del Rec. Se pedía que el barrio fuera declarado como bien cultural de interés nacional (BCIN), que todas las futuras construcciones mantuvieran y respetaran la morfología y la estética preexistente del núcleo y que fuera un barrio con vocación sociocultural y recreativa. 

Después de este período y antes de la aprobación inicial, algunos agentes territoriales pusieron la vista en el Rec y en sus posibles reconversiones de usos. Así, algunas firmas de moda textil emprendieron la iniciativa REC.0, en la que durante unos días antiguos espacios curtidores se transformaron en boutiques de diseño. 

La iniciativa se acompañó de actos culturales de calle, conciertos y proyecciones. Justo antes de la aprobación inicial del POUM, y una vez se hubieron filtrado los documentos, Amigos del Rec redactó un manifiesto en el que expresaban que, aunque y reconocer la necesidad de un nuevo plan, era necesario que este conservara los edificios, callejones y pasajes del barrio en conjunto, y se contraponían a la propuesta de ensanchamiento de calles elaborada bajo un concepto de ensanche que priorizaba el tráfico rodado sobre la conversión en zona peatonal, al considerarlo contrario a la esencia del Rec. Sin embargo, se consideraba el Rec como un elemento distintivo de Igualada, símbolo de su pasado industrial y con capacidad de generar nuevas oportunidades, al estilo REC.0.

Finalmente, el pleno municipal del día 30.12.2009, con los votos favorables de la Entesa y el PP y con la abstención del resto de partidos, se aprobó inicialmente el POUM, y poco después se inició, un periodo de exposición publica de 45 días, que duró hasta el 9.3.2010.

Reacciones contrarias. Poco después, diferentes agentes territoriales manifestaron su desacuerdo con algunas de las propuestas.

La Unión Empresarial del Anoia (UEA) era contraria a la transformación de los usos industriales para las afectaciones que generarían sobre las empresas. También, según Francesc Sabaté y Saumell, presidente del Gremio de Constructores y Promotores de Obras de la Anoia, las propuestas no eran económicamente viables, dado el exceso de zonas verdes y de equipamientos previstos y porque se habían elaborado pensando en precios del año 2006, superiores a los actuales. Así, el Gremio, FAGEPI (Federación anoienca del Género de Punto de Igualada) y la misma UEA pidió alargar el plazo de alegaciones hasta 60 días.

Sobre el Rec, Amigos del Rec mantuvo sus demandas, y, paralelamente, curtidores y propietarios de la zona crearon una asociación de afectados que canalizara sus alegaciones. Para los curtidores, la rehabilitación del barrio debería plantearse preservando los valores patrimoniales, y se mostraban preocupados por la viabilidad económica de las ejecuciones posteriores de los planes de mejora urbana (PMU).

En cuanto a las valoraciones políticas, el grupo municipal de CiU le preocupaba que el plan significara el fin de la Igualada industrial, y que la transformara en ciudad dormitorio. Además, consideraba poco realista la voluntad de pasar de un perfil industrial a los servicios avanzados. También creían que los crecimientos previstos en el Plan de la Masa ponían en peligro el paisaje propio de ciudad jardín y consideraban excesiva la propuesta de espacios verdes y para equipamientos.

En cuanto al grupo del PP, a principios de febrero manifestó la necesidad de dejar sin efecto la aprobación inicial del Plan, dado que la ejecución de los PMU y los planes de actuación urbanística del mismo plan no eran económicamente viables para propietarios, lo que hacía que el plan fuera del todo inoperativo.

ERC se mostraba crítica por la falta de consenso al tiempo partidaria de otra solución para el Rec. ERC proponía unas modificaciones al POUM para poder mantener su abstención en los plenos, pero sin impedir de proseguir el proceso, ya que CiU también era partidaria de retirarlo. Para ERC, había que respetar el patrimonio histórico y arquitectónico del Rec, garantizar la viabilidad económica del traslado de las curtidurías y buscar una zona en Igualada donde localizar de nuevo las industrias. También pedía que se alargara el periodo de alegaciones.

POUM retirado

Con todo, a mediados de febrero el PP presentó una moción para debatir en el pleno la posibilidad de dejar sin efecto la aprobación inicial del POUM. La propuesta recibió el apoyo del Gremio de Constructores y de una cuarentena de industrias de las Comes. El pleno fue convocado por el alcalde, Jordi Aymamí y Roca (PSC), para el día 24 de febrero y, dado que la Entesa no llegó a un acuerdo con ERC, el POUM fue retirado por 11 votos a 10 .

Según el concejal de Urbanismo Antoni Pàmies y Gombau (PSC), la retirada ponía fin al proceso de presentación de alegaciones, y frenaba la participación ciudadana y la posibilidad de incorporar cambios. También consideraba que el nuevo POUM era lo suficientemente bueno para la ciudad, que resolvía algunas de sus problemáticas, como las zonas industriales obsoletas, y que proponía reformas interiores y de articulación de barrios. Según Pàmies, en la retirada habría pesado la proximidad de las elecciones y la influencia de algunos propietarios. También negó que las figuras de planeamiento derivado fueran económicamente inviables, comparándolas con el desarrollo residencial de baja densidad del Plan de la Masa y sobre la viabilidad del que nadie había dudado. Finalmente, aseguró que las propuestas planteadas en las Comes eran a largo plazo y que, en todo caso, los propietarios las podrían ir ejecutando y trasladarse en función de sus posibilidades.

Para Amigos del Rec, la retirada suponía una oportunidad ya la vez un riesgo, ya que las licencias que permitían el derribo de algunos edificios volvían a estar vigentes. A pesar de la retirada, presentaron sus alegaciones acompañadas de 1.214 firmas.

Dado que la Ley de urbanismo no permite volver a poner en marcha la elaboración de un nuevo POUM hasta después de 3 años (Artículo 72.2 del Decreto Legislativo 1/2005, de 26 de julio), no se prevé recuperar el proceso hasta la próxima legislatura. Mientras tanto, Amigos del Rec instará al Ayuntamiento a pedir a la Generalitat la catalogación del barrio curtidor como BCIN.

Y después de la retirada? A pesar de que la tensión política en relación con el Rec decreció una vez pasado el episodio del POUM, Amigos del Rec y los organizadores del Rec.0 siguieron sus actividades de promoción del barrio. En cuanto a las “pop up stores”, se organizaron cuatro más entre junio de 2010 y noviembre de 2011 a lo largo de las cuales crecieron los espacios con boutique así como también la afluencia de compradores. Por su parte, el gobierno municipal impulsó la creación del Consejo Asesor Urbanístico Municipal, constituido por los grupos políticos con presencia en el Ayuntamiento, sindicatos y asociaciones locales empresariales y culturales, donde debatir los proyectos más importantes de la ciudad y especialmente el caso del Rec. Su creación se aprobó por unanimidad en el pleno municipal de febrero de 2011.

En marzo de 2011, una vez se hubieron definido los partidos políticos que se presentaban a las elecciones locales de 2011, Amigos del Rec envió una carta a todos los partidos en la que pedía que en su programa concretaran el proyecto específico para el Rec, y 6 días antes de las elecciones organizaron un debate en una de las curtidurías, para tratar en exclusividad las propuestas sobre el Rec con los candidatos de los partidos que participaban en las elecciones municipales.

En cuanto al proyecto del PSC respecto del Rec, Aymamí anunció que había que compaginar modernidad y capacidad para crecer en población pero con respeto por el patrimonio y vigilando la generación de suficientes plusvalías para asegurar el traslado de los curtidores. Según CiU, el Rec debía acoger una nueva zona comercial y empresarial. ERC-Reagrupament.cat apostaba por un urbanismo industrial que generara un eje cultural y museístico singular y una nueva fachada urbana, a fin de crear un marco urbano único que pueda meter profesionales del diseño, creadores artísticos y nuevos usos comerciales. ICV apostaba por la urbanización de un nuevo paseo en el Rec y para reordenar el barrio de manera que se convirtiera en un importante nodo cultural. Por su parte, el PP prefería que fuera el Consejo Asesor Urbanístico quien defina el futuro del Rec pero con el Plan especial de protección del patrimonio de Igualada como herramienta jurídica destacada.

Los resultados electorales llevaron a la alcaldía el candidato de CiU, Marc Castells, coalición que consiguió 10 concejales. El PSC sacó 5, 2 ERC-RCat, 2 el PP, 1 ICV y 1 la Plataforma por Cataluña (PxC). Durante la segunda mitad de 2011 continuó la constitución del Consejo Asesor Urbanístico, de tal manera que no se debatió sobre el futuro del POUM de Igualada y las propuestas de transformación para el Rec. 

El 16 de diciembre los propietarios de una de las curtidurías del barrio del Rec, Cal Badia, derribaron el inmueble alegando el peligro de derrumbe. La asociación Amigos del Rec lamentó la pérdida al considerar que constituía un ejemplo único de arquitectura industrial del siglo XX y que estaba situado en un espacio estratégico para la composición del barrio, frente al río Anoia. La entidad recordaba que habían reclamado al Ayuntamiento la preservación de este edificio sin éxito. Asimismo proponían la realización de un plan que regulara la ordenación urbanística, la protección de los elementos patrimoniales y los nuevos usos y que garantizara la dinamización del barrio.

Transformación urbana del Barrio del Rec (Igualada) y POUM IGUALADA,  Alfons Recio 31.12.2011

Igualada POUM

Plan de Ordenación Urbanística Municipal de Igualada 2009distinguido con el VII Premio Cataluña de Urbanismo en 2011, concedido por la Societat Catalana d’Ordenació del Territori. (Dirección: Ricard Pie, Josep Maria Vilanova. Coordinación: Purificación Díaz. Equipo: Marianela Motkoski, Anna Majoral, Teresa Pazos. Medio y paisaje: (az) estudis i projectes de medi ambient i de paisatge, sl. Infraestructuras y movilidad: Enginyeria i Gestió d’Infraestructures, SL (EGI). Evaluación Económica:Joan Güell, Mercedes Rotllan. Asesoria jurídica: Isable Miró. Equipamientos y Comercio: D’Aleph. Demografía: Santi Eizaguirre. Textos: Sergi Obon, Clara Gilibets).

Una ciudad con un peso poblacional importante.

Una capital equipada para servir al conjunto.

Una ciudad equilibrada residencial, industrial y comercialmente

Los criterios, objetivos y soluciones generales que se proponen en el nuevo POUM responden a la pregunta sobre qué quiere ser la ciudad de Igualada en los próximos años. La respuesta se puede resumir en una frase: prever una ciudad para 50.000 habitantes de derecho, capaz de liderar el desarrollo de la comarca y del continuo urbano que constituye el ámbito ordenado por el Plan director urbanístico (PDU) de Òdena.

Tener este tamaño quiere decir subir un escalón en el ranking de ciudades catalanas, lo que obliga a asumir derechos y deberes, equipamientos y servicios para cubrir las necesidades de una población grande y un entorno residencial amplio. Esta posición implica reivindicar la situación central de la ciudad en el sistema urbano comarcal, las responsabilidades y cargas de la capitalidad, y la capacidad y adecuación de la trama urbana actual para acoger una población de derecho de aquel tamaño. Esto supone ordenar el municipio para una capacidad teórica de 90.000 habitantes y adelantarse a las proposiciones del Plan territorial parcial y el PDU. Igualada tiene un término municipal limitado, que se encuentra ocupado en su mayor parte. Por este motivo se propone que el crecimiento es produzca en el interior de los tejidos existentes. Las líneas básicas de desarrollo del POUM son:

  • Estudiar el tejido actual para afrontar su compleción y densificación, manteniendo los rasgos básicos de su identidad.
  • Recalificar y reestructurar los sistemas urbanos para cubrir las demandas de una ciudad de 50.000 habitantes.
  • Facilitar la transformación de las áreas obsoletas con una política de vivienda en la que se contemple la vivienda asequible.

18.5.2016 El Ayuntamiento de Igualada ha presentado este miércoles los detalles del proceso participativo que pondrá en marcha a partir de este verano para definir cómo tiene que ser el futuro del barrio del Rec. Se trata de una Consulta de Proyectos donde podrán participar arquitectos y urbanistas de todo el mundo y en que se tendrá en cuenta la opinión de las entidades, asociaciones y ciudadanía en general. La iniciativa tendrá un coste por las arcas municipales de 60.000 € y durará un año. En total se convocarán tres concursos simultáneos –1 sobre el urbanismo y la conectividad entre la ciudad y el río; 2, relacionado con la transformación de los edificios; y 3, sobre el espacio público- y se seleccionarán cuatro equipos multidisciplinares para cada uno de ellos.

Quien dice el “futuro de Rec” en Igualada dice el 80% del “POUM de Igualada”…

“…Igualada cree, desde 2015, que el POUM es una oportunidad inmejorable para repensar la ciudad. Considera necesaria la actualización del plan vigente desde 1986, pero que esta renovación se concrete en un proceso participativo, democrático y transparente. La herramienta de planificación más importante que tienen los municipios será decidida desde el principio por la ciudadanía, ratificada en un referéndum y se podrár hacer el seguimiento en todo momento…”

Y es que seguimos sin Plan… El acuerdo por elaborar el nuevo POUM es total.

Pero lo más importante es que la semilla Rec.0 ha cuajado (la participación ciudadana). Y ya en su día, la Diputación de Barcelona desarrolló una Estrategia de Ciudades Sostenibles (EDUSI 2015-2020) en el entorno de su territorio (provincia de Barcelona), incluyendo Igualada.

Igualada tiene hoy una población de 38.987 habitantes y un parque de 16.877 viviendas, y baste recordar en 2012 la cifra de 2.500 pisos vacíos, además de los 300 que estaban próximos a  acabarse. La crisis económica frenó en seco, por otro lado, la adquisición o el alquiler de locales, por lo que en el mismo centro de la ciudad proliferaban cada vez más. Las cifras en 2009 indicaban que en el corazón de Igualada un 15% de los locales comerciales estaban vacíos; ahora, el porcentaje podría ser incluso superior. Esta es una de las condiciones por las que el Ajuntament d’Igualada desestimó definitivamente la construcción de un área residencial estratégica (ARE) en el barrio de Fátima. Desde 2014 hasta octubre 2017, se han matriculado escasamente 150 nuevas viviendas (menos de 40 vivienda/año). Un dato más para censar el parque de viviendas, la oferta y la demanda, y ajustar el modelo de ciudad para los ciudadanos.

Estamos a punto…


Cada mercado es local.

Cada municipio tiene su singularidad.

Cada municipio se retrata en su parque residencial.


Seguiremos analizando en próximas entregas los 350 municipios mayores de España

PLASENCIA

PLASENCIA. Población (INE)

PLASENCIA Pirámide de Población (INE)

PLASENCIA Bienes Inmuebles e Uso VIVIENDA 2014-2017 (catastro)

PLASENCIA Deuda municipal

PLASENCIA Paro


Son datos fríos, sin cocinar.

Información para la toma de decisiones.

Información para el conocimiento.


“UT PLACEAT DEO ET HOMINIBUS”

(“para el placer de Dios y los hombres”)

Plasencia es una ciudad y municipio español de 217,94 km2 en la provincia de Cáceres, situada en el N de la comunidad autónoma de Extremadura. El municipio, que no forma mancomunidad con los pueblos que le rodean, limita con poblaciones de 6 mancomunidades: Valle del Jerte, La Vera, Riberos del Tajo, Rivera de Fresnedosa, Valle del Alagón y Trasierra-Tierras de Granadilla. Físicamente, la ciudad se halla en la puerta de entrada al valle del Jerte.

Plasencia se encuentra 83 km al norte de Cáceres, 150 km al N de Mérida y 70 km al E de la frontera con Portugal. El casco urbano limita al O con las sierras del Gordo y Berenguer, las cuales se encuentran dentro de los montes de Traslasierra. Al otro lado está delimitado por la sierra de Santa Bárbara, la cual es una prolongación de la sierra de San Bernabé, encuadrándose ambas en la sierra de Tormantos.Plasencia presenta una topografía accidentada que alterna las zonas llanas más occidentales del término, con las fuertes pendientes de la sierra de Traslasierra y Sierra de San Bernabé del Piornal. Estas sierras flanquean el estrecho valle del Jerte, estableciendo un fuerte gradiente altitudinal entre las cotas más altas del municipio (1.001 metros en el Pico Gordo, en Valcorchero) y los apenas 270 m en el punto en el que el Jerte abandona el término municipal por el O. De NE a SO se dispone una alineación de pequeñas sierras en continuidad con las anteriormente nombradas, como son la sierra del Merengue, que alcanza los 656 m o la sierra de Berenguer. Al O del núcleo urbano destaca la Sierra de Santa Bárbara con 657 m en su punto más alto.

El núcleo poblacional se emplaza a 352 m de altitud. Este punto geográfico como punto de confluencia de varios valles montañosos, y su distancia respecto de otros centros urbanos regionales de mayor o similar entidad contribuye a reforzar el carácter central de la ciudad respecto del territorio y municipios circundantes. Por la ciudad atraviesa la Vía Ruta de la Plata que constituye una de las vías de comunicación más importantes de la Península Ibérica que conecta de norte a sur todo el oeste peninsular. Destaca también la N-110 que comunica la ciudad de Plasencia con la provincia de Ávila Además del núcleo principal, pertenecen a Plasencia 2 núcleos poblacionales catalogados como entidades locales menores, Pradochano y San Gil.

Plasencia hoy se divide en 25 barrios, 23 de los cuales forman la capital municipal, teniendo cada uno su propia asociación de vecinos: Colonia Virgen de Guadalupe-La Amistad, Río Jerte, Cotillo de San Antón-Barrio del Pilar, Cerro San Miguel-La Unión, Urbanización La Esperanza, Sierra Santa Bárbara, Los Mártires, Vera-Elena, Los Alamitos, Miralvalle, Los Majuelos, Valle-Isla, Los Pinos, La Data, Rosal de Ayala, Cuatro Calzadas, Ribera del Valle, Rubén Darío – Gabriel y Galán, San Juan, Ciudad Jardín San Antón, Valcorchero, Los Monjes e Intramuros de Plasencia.

El paisaje del municipio fuera del núcleo urbano es eminentemente agrario, dividiendo su aprovechamiento entre los pastizales, con mayor o menor grado de cobertura arbórea y las áreas de cultivo de regadío y secano, sin olvidar las parcelas de olivar en Santa Bárbara.

El municipio de Plasencia cuenta con un espacio natural protegido, el “Paisaje Protegido de Valcorchero”, y asimismo se encuentra parcialmente incluido en los LICs de los ríos Alagón y Jerte. Arroyos Barbaón y Calzones y Siena de Gredos y Valle del Jerte que acotan las posibilidades de intervención dentro del término municipal. Existen además Hábitats de Importancia para la Biodiversidad y Vías Pecuarias.

El término de Plasencia en su conjunto, cuenta con un alto valor paisajístico, a su vez de alto valor ecológico, manteniendo valores, botánicos y faunísticos. La calidad ambiental del municipio se apoya en la conservación de un paisaje rural tradicional, eminentemente agrario y con una fuerte carga cultural, fruto de la actividad agrícola extensiva, que ha sabido adaptarse a las condiciones del medio para transformarse, a lo largo de los siglos, en un paisaje rural de alto valor ambiental en el que se alterna un paisaje de cultivos, con un arbolado natural adehesado, y una importante superficie de matorral mediterráneo.

En una primera aproximación al paisaje de Plasencia, el término municipal puede dividirse en 9 unidades de paisaje como se refleja en el esquema de unidades de paisaje. Estas unidades han sido definidas a partir de los componentes del paisaje (forma del terreno, vegetación, agua, elementos artificiales, etc), resultando las siguientes: Riberas del Jerte, Embalse, Dehesas y Pastizales, Bosque y Matorral mediterráneo, Cultivos de Regadío, Cultivos de secano, Olivares aterrazados, Paisaje construido, Zonas mineras. En la definición de las unidades se ha concedido una especial importancia a las características de la vegetación, las cuales, están directamente relacionadas con las condiciones de uso del territorio y por ende en las condiciones geomorfológicas, topografía, clima, etc…

“…En una fecha imprecisa de la primera mitad de 1186 Alfonso VIII de Castilla fundó la ciudad de Plasencia a orillas del río Ambroz, en un territorio situado en la zona más meridional de sus dominios. La conquista cristiana de este espacio, acaecida a fines del siglo XII, hay que insertarla en el complicado panorama político del momento, cuando una serie de poderes – castellano, leonés, portugués y almohade- pugnaban por el control de la región. El monarca castellano deseaba no sólo potenciar su presencia en esa zona y defender la frontera sur de su reino, amenazada por musulmanes leoneses y portugueses sino también potenciar su repoblación.

En efecto, aquel territorio pertenecía a la comunidad de Villa y Tierra de Avila, la más extensa de las comunidades de villa y tierra de la Extremadura castellana, cuyo concejo tenía serias dificultades para atender las necesidades de defensa y repoblación de aquel territorio marginal.

Todas estas consideraciones llevaron al monarca castellano a erigir una nueva villa cabeza de una Comunidad de Villa y Tierra para lo cual en la primavera de 1186, desde Toledo, se dirigió a aquella zona y sobre un cerro rodeado por el río Jerte fundó Plasencia. Allí se encontraba el citado monarca el 12.6.1186,” in diebus fundationis eiusdem urbis”.

La fundación de Plasencia originó, desde un principio, importantes cambios en el territorio ya que significó la llegada de pobladores a un lugar hasta entonces prácticamente vacío de población, hecho de capital importancia para comprender mejor el posterior proceso señorializador que sufrieron las tierras de su término. Pero aquéllos cambios en la estructura de poblamiento y en el paisaje del territorio hubieron de ser muy lentos y en bastantes ocasiones nos consta que el proceso repoblador experimentó ciertos retrocesos debido entre otras razones a la débil demografía del reino castellano. Por otra parte, el estudio de dicho proceso repoblador es muy difícil de seguir, puesto que apenas si hay noticias que nos informen sobre los primeros años de la vida de Plasencia que indudablemente fue muy dura -dada su proximidad a la frontera con los musulmanes- por lo que bien podía considerarse a fines del siglo XII como una marca fronteriza.

Y la peligrosidad de su situación se puso de manifiesto en 1196 cuando fue asaltada por los almohades en el curso de la expedición que ese año organizó el Miramamolín. Tras el ataque, Alfonso VIII acudió a recuperar la ciudad, entrando en la misma por el lado Sur el 15.8.1196.

Plasencia fue de nuevo repoblada y, para evitar un nuevo embate musulmán, se construyeron unas gruesas murallas, dentro de las cuales se organizó la ciudad que desde su época más antigua contó al menos con 5 collaciones, según establecía el fuero que Alfonso VIII le concedió en fecha no determinada, pero que se puede situar entre 1186 y 1208; aquéllas fueron la de San Pedro, San Martín, San Vicente, San Esteban y San Nicolás. Extramuros se situaron los conventos de San Marcos, San Juan, Santa Cruz y San Roque y una serie de ermitas. Dicho fuero y la serie de privilegios que los sucesores de Alfonso VIII otorgaron a Plasencia intentaron atraer pobladores al nuevo territorio puesto que uno y otros aseguraban a los potenciales vecinos amplias libertades y generosas franquicias que debían hacer más atractiva la vida en la población.

En esta época se organizó la vida de la nueva ciudad y de su territorio bajo el amparo de la tregua acordada después de la batalla de Las Navas de Tolosa (1212) y la protección que le ofrecía la Orden Militar que señoreaba Monfragüe y Albalá. Pero es muy difícil saber cómo se articuló aquélla ya que como acabo de señalar la documentación generada tras la fundación definitiva de Plasencia es escasa: la municipal se ha perdido prácticamente en su totalidad y en el Archivo del Obispado los documentos que se refieren a los siglos XII y XIII escasean. Por otra parte no existen para Extremadura Libros de Repartimiento que nos informen sobre la organización del territorio durante la etapa almohade. En definitiva, lo único que sabemos es que fue a comienzos del siglo XIII cuando se debió iniciar el proceso de organización territorial y de transformación del paisaje preexistente como consecuencia de la llegada de pobladores que pertenecían a una civilización diferente a la musulmana, con unos intereses sociales y económicos distintos, que quedaron reflejados en la organización espacial y en el paisaje.

Los algo más de 4.800 km2 que tenía el término placentino fueron dividido en 3 sexmerías. La más septentrional fue la del Valle y Trasierra. Sus tierras estaban recorridas por el río Jerte y esta fue la sexmería que más pronto se pobló. En ella estaba Plasencia y algunas villas de cierta consideración tales como las de Tornavacas, Navaconcejo, Jerte o Garganta la Olla. La sexmería de la Vera se ubicaba en el centro del término placentino; el Tiétar cruzaba este distrito rural que fue poblado entre finales del siglo XIII y comienzos del XIV. Las aldeas y lugares más notables fueron Jaraiz, Gargüera, Valverde de la Vera o Arroyomolinos. Por último estaba la sexmería del Campo de Arañuelo, un enorme territorio de 2.800 km2. que incluía las comarcas geográficas de Mirabel, Ibor y Almonte. Grimaldo, Monroy, Torrejón, Almaráz y Belvís fueron algunos de sus centros de población más notables. El estudio de los testimonios conservados y de la toponimia nos ofrece la imagen de un tremendo espacio prácticamente virgen, muy quebrado por montes y gargantas y cubierto por bosques de alcornocales, encinas y robles junto a matorrales entre los que se encontraban piornos, cañales, helechos y piñuelas…

Plasencia Medieval por L. Toro

“…La tierra de Plasencia se estructura como una de las 4 grandes comunidades de villa y tierra realengas de la Extremadura de finales de la Edad Media y comienzos de la Moderna, junto a los corregimientos de Trujillo, Cáceres y Badajoz (otras grandes comunidades de villa y tierra eran las de Zafra y Medellín (señorío), Alcántara y Magacela (Ordenes Militares). La más importante de la región por su extensión y el número de lugares que la componen, un total de 67, muestra en su interior la complejidad jurisdiccional que caracteriza a Extremadura; junto a los lugares del término de Plasencia, que en las Ordenanzas se entiende como el conjunto de los lugares de la tierra sometidos a la jurisdicción de la ciudad, la comunidad cuenta con varias localidades de señorío, con las que se mantendrán, unas peculiares relaciones.

A finales del siglo XV, cuando se redacta la mayor parte de las Ordenanzas, la comunidad de Plasencia tenía un total de 9.565 vecinos pecheros, de los cuales 5.920 dependían jurisdiccionalmente del concejo placentino y el resto, 3.645, estaban censados en los lugares de señorío.

Las ordenanzas de Plasencia, en su mayor parte redactadas en la décadas finales del siglo XV, se inscriben dentro de un proceso general de redacción y recopilación de nuevas normativas municipales. Esta realidad no es ajena a los cambios producidos desde la conquista cristiana y a la obligación de responder a las nuevas necesidades.

El contexto histórico de las ordenanzas placentinas se presenta con nitidez. El proceso de crecimiento demográfico y agrario que se desarrolla des- de las primeras décadas del siglo XV, y que se mantiene hasta muy avanzado el siglo XVI, se presenta como elemento básico. Por un lado, las limitaciones del término de la ciudad placentina, producto de esa dinámica, que está detrás de las normativas sobre las dehesas de Alvaro de Estúñiga. Por otro, se presentan realidades que no son sino consecuencia de este proceso. La problemática del medio natural (bosque, caza y pesca) encuentra un desarrollo importante aunque las zonas de montaña presenten un perfil específico caracterizado por una relativa abundancia. El desarrollo y explotación de los pinares que jalonan el Tiétar debe ser visto como un intento de preservación de las dehesas de quercíneas. El terrazgo agrario de la ciudad se organiza en hojas para permitir la derrota de mieses, que garantiza una fuente adicional de alimentación para el ganado estante. En definitiva, el crecimiento demográfico y agrario ha generado la necesidad de una mayor protección y una más adecuada explotación de los recursos.

Plasencia aparece, acorde con el modelo de ciudad predominante en Extremadura, con una modesta artesanía -en la que resulta predominante la presencia de los oficios relacionados con las necesidades básicas del vestido y la construcción- pero con una considerable importancia comercial. Todo nos hace pensar que la artesanía tendría funciones de abastecimiento comarcal, dentro de la tierra, que en cierta medida aparece subordinada a los intereses de la ciudad y sus habitantes. La propia estructura social placentina, con sectores rentistas de importante poder adquisitivo, la cuantía de su población, su situación geográfica y, finalmente y no menos importante, la amplitud y variedad de su término, convirtieron a la ciudad en un importante centro de intercambios, en el que primó, sobre cualquier otra consideración, la garantía del abastecimiento de sus habitantes.

Durante la Baja Edad Media la ciudad vivió un período floreciente en el que el concejo y los nobles laicos y religiosos promovieron diversas construcciones. Datan de esta época varios conventos, iglesias, hospitales, casas-fortaleza y la finalización de la catedral, después llamada “Catedral Vieja”. En 1442 el rey Juan II de Castilla dio la ciudad a la familia de los Estúñigas o Zúñigas, concediendo a Pedro de Zúñiga y Leiva el título de conde de Plasencia. Al pasar a señorío, Plasencia perdió el derecho de voto que tenía en las Cortes. El 27.4.1465, el rey Enrique IV de Castilla fue depuesto en Plasencia. Más tarde el I conde de Plasencia, Álvaro de Zúñiga y Guzmán, participó en la Farsa de Ávila, quitándole la espada, que simbolizaba la justicia, a la estatua de madera que representaba al rey castellano y proclamando rey en su lugar al infante Alfonso.

En 1475, después de la muerte de Enrique IV, el conde de Plasencia tomó partido a favor de Juana de Trastámara, la “Beltraneja” en la sucesión al trono de Castilla, contra la otra pretendiente, la media-hermana de Enrique, Isabel, que sería conocida como “la Católica”. Esta crisis de sucesión llevó a la Guerra de Sucesión de Castilla, en la cual también participaron Francia y Portugal. Juana se casó con su tío Alfonso V de Portugal en Plasencia, pero el casamiento no fue reconocido porque el papa no dio la autorización necesaria exigida por su grado de parentesco. Más tarde, al avanzar el conflicto, Álvaro de Zúñiga pasó a ser partidario de Isabel, quien lo recompensó en 1476 con el título de duque de Plasencia. Después de la victoria de los Reyes Católicos en 1479, el duque pasó a ser uno de los principales nobles del reino.

En 1488 la nobleza placentina se levantó en armas contra los Zúñiga y recuperó de este modo el poder que detentaban anteriormente sobre la ciudad y sobre las rentas de las tierras que dependían de la misma. Los sublevados fueron apoyados en este caso por los Reyes Católicos. La revuelta triunfó y el estatuto de realengo fue repuesto, siendo ratificado el 20.10.1488 en las puertas de la catedral, con la presencia de Fernando el Católico, que juró defender siempre los fueros y la libertad de Plasencia…

1768 Plasencia por F. Coello

Siglos XVII-XVIII

Durante esta etapa la ciudad entró en una decadencia acentuada, a semejanza de la mayor parte de España, pasando de 10.000 habitantes en el período más próspero a menos de 4.800 en el censo de 1786. La expulsión de los moriscos, decretada en 1609 por Felipe III de España, provocó la salida de Plasencia de mucha gente, que vivía sobre todo extramuros. El esfuerzo exigido a los placentinos para atender las necesidades del ejército, como alojamiento, formación de reclutas y animales de carga, alimentación para soldados y animales, entre otras, tuvo un efecto muy negativo en la escuálida economía local. Las crisis de abastecimientos y las epidemias también contribuyeron a la decadencia de la ciudad. La mortalidad era alta debido a las carencias alimentarias y a las dolencias. La participación de los ciudadanos en el gobierno municipal era prácticamente nula, estando el poder concentrado en la aristocracia local siendo el más significado el marqués de Mirabel. Al frente del gobierno local se encontraba un corregidor, que concentraba en sí las funciones políticas, económicas, judiciales y militares.

En esta centuria hubo algunas iniciativas para mejorar la situación y acabar con la penuria económica, aprovechando las reformas introducidas por la Casa de Borbón, pero los proyectos fueron poco ambiciosos. José González Laso, quien estuvo al frente de la diócesis desde 1766 hasta su muerte en 1803. Su obra fue vasta y abarcó varios campos. En beneficencia y salud, destacó la creación de un hospicio en el antiguo colegio de los jesuitas, así como la ampliación del Hospital de Santa María; en enseñanza, destacó la reforma de los Estudios de Humanidades. El aspecto más conocido de la obra de José González Laso, fue el empeño en la construcción, habiendo sido abiertos y reparados numerosos caminos y puentes, reformando el palacio episcopal y construyendo nuevas calles, para lo que fue necesario derribar parte del recinto amurallado.

En el ámbito político nos encontramos ante un municipio cerrado similar al de otras ciudades castellanas, en el que el poder se encuentra en manos de un selecto grupo de familias cuyos apellidos (Carvajal, Trejo, Collazos y otros) se repiten ocupando las regidurías, las mayordomías y otros importantes oficios del consistorio. Eso les proporciona poder económico y prestigio social, pero también es fuente de abusos y corruptelas. El corregidor, correa de transmisión de la monarquía, tiene la misión de mediar en el cerrado círculo de intereses oligárquicos de la ciudad, en el que, sin embargo, en ocasiones acabará integrándose pese a la existencia de conflictos puntuales.

La oligarquía política formaba, junto al clero, el grupo de los privilegiados en una sociedad caracterizada por la desigualdad. Frente a los numerosos privilegios de que disfrutaban, la mayor parte de la población, agrupada en diversos sectores productivos, con un peso importante del terciario -en la ciudad, no en la tierra, donde la mayor parte de los vecinos se dedicaba a actividades agropecuarias-, vivía de su trabajo y mantenía con su esfuerzo y sus impuestos esta estructura social, en la que los pobres, numerosos, eran el eslabón más débil, cuya subsistencia era posible gracias a los aprovechamientos comunitarios y a una relativa preocupación de las autoridades por su mantenimiento…”

Julián Clemente Ramos y Alfonso Rodríguez Grajera. Plasencia y su tierra en el tránsito de la Edad Media a la Moderna. Un estudio de sus ordenanzas (1469-1593)

Edad Contemporánea
Guerra de Independencia (1808-1812). Debido a su situación estratégica, Plasencia fue una plaza militar destacada durante la Guerra de Independencia Española. La ciudad sirvió como cuartel general y centro de aprovisionamiento de tropas, tanto francesas como patrióticas y aliadas anglo-portuguesas, mas ninguna batalla importante discurrió en sus inmediaciones.

En los 4 años que duró la guerra, la ciudad fue invadida y ocupada por los franceses doce veces, provocando graves daños económicos y damnificando seriamente muchos edificios públicos civiles y eclesiásticos.

Cuando las tropas francesas abandonaron la ciudad por última vez, hicieron grandes atropellos a la población, que fue obligada a entregar todos los bienes alimentarios. En la retirada, las tropas destruyeron las cosechas e impusieron una contribución de 90 mil reales, a la que se sumaron el dinero que extorsionaron y el robo de todo el ganado que consiguieron llevarse.

Formación de la provincia de Cáceres (1833). Plasencia intentó ser capital provincial, pero fue Cáceres en 1833 quién consiguió serlo. Progresivamente Plasencia fue despojada de muchos servicios públicos, que se trasladaron a la capital, contribuyendo al decaimiento del nivel social y económico de la ciudad. Desde 1834 es sede de partido judicial.

1899 Plasencia (detalle IGN)

Gaston Bertier Descaves (1859-1912). Fue un ingeniero francés que trabajó a finales del siglo XIX en el trazado de la vía férrea Plasencia-Astorga, realizando el calado del túnel de San Lázaro, los puentes y la central hidroeléctrica que está aguas abajo. Llegó a Plasencia con la Compañía de Ferrocarriles para hacerse cargo de la dirección de obra del túnel de San Lázaro. Se casó con una placentina, Dionisia Torres Fernández y residió en Plasencia aunque realizó numerosos viajes por cuestiones de trabajo y origen. Murió en Madrid a los 53 años de edad. Las obras que hizo en Plasencia fueron: “Proyecto de central electro-hidráulica en berrocalillo”, una presa de cemento y sillar, un canal de desviación de 500 m. (con 100 m. bajo tierra) de largo y doble turbina horizontal, “Calamiento del túnel de San Lázaro”, en Plasencia, con diploma de enhorabuena del personal de 22.12.1889 y “Construcción de vía férrea de Plasencia-Astorga incluyendo un puente sobre el río Jerte”

Una vez concluida la Guerra de la Independencia la vida política en Plasencia tendió a la monotonía, no obstante la modernización de la ciudad fue el gran reto al que se enfrentaron sus fuerzas vivas en lo referente a la vida social, economía, urbanismo, educación, cultura, etc. Plasencia tenía un casco histórico con un tortuoso trazado medieval, incapaz de acoger las nuevas funciones de una ciudad contemporánea. Aquí destaca el Higienismo como movimiento de amplio arraigo, que supo aportar vías de solución a la gran preocupación del momento, que era el saneamiento de la ciudad, porque la población vivía hacinada en viviendas insalubres y pequeñas, compartiendo espacios con los animales domésticos. Las calles eran verdaderas cloacas, donde se acumulaba la basura. En esas condiciones, la población fue fácil presa de enfermedades y epidemias.

1916. Plasencia

En la modernización de Plasencia intervinieron de forma activa lo arquitectos Vicente Paredes y José María Pellón, así como el maestro de obras Francisco Mirón. Ellos crearon nuevos espacios urbanos, ensancharon algunas calles, modernizaron las viviendas que había extramuros de la ciudad, construyeron la red de saneamiento, la traída del agua potable, la electrificación, etc. Vicente Paredes además construyó la plaza de toros y fue un historiador importante de temas placentinos y extremeños y Francisco Mirón construyó el teatro Alkázar y el parque de Los Pinos. Ambos fueron intelectuales y artistas destacados.

Vicente Paredes (1840-1916). Arquitecto provincial de Cáceres en 1868 con carácter interino. En 1870 se traslada a Plasencia donde ocupa los cargos de arquitecto municipal y diocesano. En 1879 cesa su actividad como arquitecto diocesano y continua trabajando para el Ayuntamiento para el cual realiza obras como el proyecto de alcantarillado de la Puerta del Sol o la de Talavera, la Plaza de Toros y el antiguo Mercado de Abastos. En 1894 abandona su cargo como arquitecto municipal para dedicarse con ahínco a la investigación. En Don Benito (Badajoz), es autor de 2 iglesias neohistoricistas con estilos medievales: Santa Memoria y San Juan Bautista.

Además destacó por su faceta como escritor, ensayista e historiador. Gran aficionado a la arqueología, epigrafía, numismática, la historia del arte o la heráldica, escribió numerosos artículos para revistas y periódicos y es autor de diversas publicaciones como “Origen y Nombre de Extremadura” (1886), “Los Zúñiga, señores de Plasencia” (1909) etc. Fue uno de los fundadores de la “Revista de Extremadura” a finales del siglo XIX.

Durante más de 30 años se dedicó al estudio de la Vía de la Plata lo cual ha quedado plasmado en dibujos, apuntes, planos etc

1925 Plasencia

El soporte tradicional de la economía placentina fue el sector agrario y ganadero, y un pequeño sector dedicado al comercio en general. De gran importancia eran las ferias de ganado que mensualmente se celebraban. Al comenzar el siglo XX la tierra era propiedad de unos pocos terratenientes, lo que generó un número cada vez mayor de jornaleros que se vieron obligados a emigrar.

No obstante durante esa etapa histórica y de la mano de pequeños empresarios emprendedores se fue tejiendo un entorno industrial a base de instalar molinos, fábricas de hilados y pimentón. En 1889 en el molino del Ángel se llevó a cabo la primera prueba de producción de electricidad, el alumbrado público se inauguró en 1904. A iniciativa de Máximo Sánchez Recio, se creó en 1909 en Plasencia la Agrupación Regional de Cultivadores del Pimiento, Industriales y Exportadores. La obra de mayor alcance socio-económico fue la llegada del ferrocarril, con las líneas Madrid-Lisboa y Plasencia-Astorga, que rompió el aislamiento histórico de la región aumentando el número de viajantes e intensificando el intercambio comercial y el transporte de mercancías y ganado.

En 1911 fue fundada la Caja de Ahorros de Plasencia, bajo el patrocinio del obispo, Francisco Jarrrín y Moro, una institución bancaria, con el objetivo de dinamizar la economía de la ciudad. Poco a poco se fueron abriendo en Plasencia sucursales bancarias de los principales bancos del país. Como empresario emprendedor placentino hay que citar entre otros a D Julián Serrano Herrero (1853-1937), impulsó varios negocios, industrias y construcción. Fue concejal y alcalde de Plasencia, en 1929 le concedieron la Medalla al Mérito en el Trabajo.

1917 Joaquín Sorolla. El Mercado

Cuando en abril de 1931 se proclamó la Segunda República, fueron asesinados 2 guardas nocturnos en la Plaza Mayor, pero no hay noticias de otros incidentes violentos hasta la Guerra Civil.
El primer alcalde de izquierdas que hubo el Plasencia fue el socialista Julio Durán, desde 1931 hasta 1934. Cuando se produjo el Golpe Militar en 1936 era concejal y fue fusilado el 16.8.1936 por los fascistas. Entre las obras del período republicano destacan el aprovechamiento de las aguas de los ríos Jerte, Alagón y Tiétar, así como la construcción de embalses y la creación del mercado de abastos y el Instituto Nacional de Bachillerato Gabriel y Galán. Las expectativas creadas sobre la reforma agraria para acabar con las injusticias en la posesión de tierras se quedaron en la nada por las divisiones internas de los políticos republicanos y la resistencia de la oligarquía local. Cuando se produjo el Golpe Militar que dio inicio a la Guerra Civil Española, el comandante José Puente fue nombrado alcalde en sustitución del alcalde democrático Miguel Cermeño, imponiéndose en la ciudad la ley marcial.

Inmediatamente los fascistas reprimieron en la zona a los miembros del Frente Popular, mediante asesinatos indiscriminados de cantidad aún no determinada al no registrarse la causa de la muerte en el registro civil. Según Sánchez-Marín Enciso constan 48 víctimas en 1936. También hubo sentencias de pena de muerte de tribunales militares de excepción, habiendo 101 asesinatos documentados, de entre los cuales se encontraban el cenetista Nicolás Benavente, los ex-alcaldes socialistas Pedro Rabazo y Joaquín Rosado, y una joven de 14 años, Teodora Velasco, que fue asesinada por llevar alimentos a un familiar preso. Aunque la ciudad no fue escenario de guerras, hubo 8 muertos en bombardeos y explosiones puntuales, y muchos placentinos murieron en los frentes. El hospital se convirtió en centro sanitario de retaguardia y varios edificios se convirtieron en hospitales provisionales, conocidos como “hospitales de sangre”. La falta de mano de obra y la exigencia de tributos militares provocaron un grave empobrecimiento de la economía.

Al acabar la guerra, el hambre y la penuria destacaron en la ciudad en los años 1940, imponiéndose el racionamiento de los productos básicos de alimentación e higiene. La actividad industrial más importante era la fabricación de harina en los molinos que había junto al río Jerte y de pan en las panaderías. También se fabricaban jabones y ladrillos. La construcción fue poco activa al no haberse destruido edificios durante la guerra. No obstante, mediante trabajos forzados, los presos republicanos rehabilitaron los palacios del marqués de la Constancia y del marqués de Mirabel y la plaza de toros, e igualmente construyeron el Parque de los Pinos. En 1941 se instaló en la ciudad un regimiento de infantería que rehabilitó un poco la economía por el elevado número de soldados forasteros que trajo, y que en 1969 se amplió con la llegada de un cuerpo de operaciones especiales.

“…El Instituto Nacional de Colonización

La actuación del INC en la comarca del Valle del Alagón. La construcción de nuevos pueblos. La delicada situación socioeconómica del medio rural español al finalizar la Guerra Civil resultaba especialmente crítica. La euforia de los primeros gobiernos del franquismo concibió como tabla de salvación, para superar los problemas, una reformulación de las iniciativas colonizadoras planteadas por los pensadores ilus­ trados, prestando atención a una nueva agricultura de regadío, mucho más productiva, diversificada y con plena capacidad de generar empleo y riqueza. Con la Ley de Bases de 26.12.1939 para la Colonización de Grandes Zonas, el jefe del Estado Francisco Franco marcó la nueva dirección de la reforma agraria. Esta Ley tenía como objetivo transformar en zonas de regadío amplios espacios, hasta entonces incultos, para aumentar la productividad general del país. Y como medio de consolidar las mejoras en el territorio, pretendía instalar de manera estable pe­queñas agrupaciones de campesinos que las rentabilizaran, gracias a la redistribu­ción de la propiedad.

El Instituto Nacional de Colonización (INC), dependiente del Ministerio de Agricultura, fue el organismo encargado de llevar a cabo la política de coloniza­ción del franquismo. Por un decreto de 23.6.1942 se autorizó al INC a comprar terrenos para crear los nuevos núcleos de colonización y estimular la ini­ciativa privada, pero el planteamiento fracasó. La mayor parte de las tierras adquiridas quedaban fuera de las grandes zonas regables; se confió demasiado en la ini­ciativa privada para la transformación de sus tierras en regadío y ni tan siquiera las obras secundarias subvencionadas fueron realizadas por los propietarios, por no considerarlas suficientemente beneficiosas y rentables para sus intereses. De modo que se buscó una nueva fórmula con la promulgación de la Ley de 27.4.1946, que concedía al INC la capacidad de expropiar forzosamente las fincas rús­ticas previa declaración de interés social y con indemnización inmediata a los propietarios. Para compensar a éstos se utilizó la fórmula de las «tierras en exceso», consistente en pagar con una parte del terreno el coste de la transformación en rega­dío de sus propiedades, siguiendo este planteamiento se publicó la Ley sobre Co­lonización y Distribución de la Propiedad de las zonas regables y otras, en abril de 1949, y esta vez sí se dio comienzo a la nueva etapa colonizadora. La labor comenzó con el denominado «Plan Badajoz» a partir de 1952, seguido un año más tarde por el «Plan Jaén», aunque éstos no sólo implicaron planes de regadío o de coloniza­ción, sino también proyectos industriales. La transcendencia del proceso colonizador afectó a todo el territorio nacional, pero con mayor incidencia a Andalucía, Aragón y Extremadura.

La actuación del INC en el Valle del Alagón, en el norte cacereño. Esta comarca se incluyó en el Plan General de Colonización de la Zona de Cáceres y afectó a 3 importantes áreas de regadío: rosarito, Borbollón y Gabriel y Galán. El Plan incluyó un total de 66.940 ha y dio lugar a la creación de 19 pueblos.

El Valle del Alagón fue dividido por el INC, a efectos de planificación y administración, en 2 subzonas: la regable del Borbollón sobre el río Arrago y la del embalse Gabriel y Galán dentro del sistema del río Alagón.

Zonas regables de los embalses del Borbollón y Gabriel y Galán (extraído de la revista de Obras Públicas).

La primera fue declarada de Interés Nacional con fecha de 4 de agosto de 1952, aprobándose el Plan General de Colonización por Decreto de 27.11.1953. El 11.1.1955 se ordenó la expropiación de las tierras en exceso de la zona regable del Borbollón y en total se pusieron en riego 11.940 ha, además de construirse 2 pueblos: Vegaviana y La Moheda. Por otro lado, la zona regable del Gabriel y Galán fue declarada de Alto Interés Nacional por Decreto de 5.2.1954; un año más tarde se aprueba el Plan de Colonización con la puesta en regadío de 43.500 ha y la creación de 10 asentamientos: Alagón del Cau­dillo, El Batán, Puebla de Argeme, Pajares de la rivera, Pradochano, Rincón del Obispo, San Gil, Valderrosas, Valdencín y Valrío.

La extensa zona del Alagón se vio entonces sometida a una transformación profunda, pasando del secano al regadío. Además de los 2 embalses, la roturación y nivelación de terrenos y el trazado de caminos, fue capital la ejecución de una amplia red de riegos, compuesta por canales, acequias, sifones, etc., que facilitó la reforma agraria. Finalmente, los pueblos serían habitados por los colonos y sus familias, procedentes mayoritariamente de municipios de la propia provincia.

Antonia Esther Aujeta, Moisés Bazán y Miguel Centellas. 2013. Propuesta de Ruta Turístico-Cultural por los pueblos de colonización del Valle Alagón (Cáceres). NORBA, Revista de Arte, vol. XXXII-XXXIII (2012-2013) / 259-283

San Gil. Plasencia

Tras la guerra civil se produce una rectificación de la política agraria de la República. Sin embargo, hay una serie de constantes que se van a mantener en los proyectos colonizadores que son producto de una prolongación y ampliación de la política hidráulica y colonizadora de los años 20′ y 30′.

Durante la guerra, en el año 1938, se había creado el Servicio Nacional de Reforma Económica y Social de la Tierra sustituyendo al antiguo Instituto de Reforma Agraria, y como producto de una nueva política agraria basada en los programas falangistas. Con Angel Zorrilla a su cabeza, este organismo enterró la iniciativa república orientada a la redistribución general de la propiedad de la tierra, devolviendo a sus propietarios las fincas que les habían sido intervenidas. Por otro lado, su actividad se enfocaba a potenciar, casi exclusivamente, los componentes técnicos de la “reforma de la tierra”.

Ya finalizado el conflicto, el nuevo Estado va a fundamentar en la colonización toda su política agraria y buscará la legislación que le permita aplicar todos los principios que antes no había podido llevar a la práctica a plena satisfacción. Así, el 18.10.1939, se suprime el Servicio Nacional de Reforma Económica y Social de la Tierra, y es sustituido por el Instituto Nacional de Colonización, en vista, según reza en su Decreto de fundación, “de que los vastos planes que para la colonización de España se han venido estudiando, exigen para su realización dotar de unas características tan especiales al Organismo que ha de llevarlos a cabo, que incluso aconsejan la supresión del citado servicio, convertido posteriormente en Dirección General, creando, en cambio, un Instituto autónomo para sustituirle”. Desaparece aquí de la terminología oficial la expresión reforma agraria, “que volverá a surgir 34 años más tarde al cambiar la denominación del Instituto de Colonización por la de “Instituto de Reforma y Desarrollo Agrario”denominación que procura responder a las nuevas circunstancias, tan diferentes a las del 39.

El nuevo organismo va a tener también como primer Director General a Angel Zorrilla, Jefe del Servicio Nacional sustituido por el Instituto, marcando claramente la continuidad en la línea de acción.

De esta forma, el Instituto Nacional de Colonización va a ser el principal instrumento de la nueva política agraria, cuya misión consistirá en “la realización de amplios planes de colonización y en la transformación del medio agro-social”. Para ello, y siguiendo la línea ya apuntada en el Decreto de su fundación, se le dotará de personalidad jurídica propia y dispondrá de autonomía económica.

A partir de este momento, Emilio Gómez Ayau distingue una serie de períodos en el camino que seguirá la Reforma Agraria, “teniendo en cuenta las circunstancias políticas y económicas tanto de orden nacional como internacional, y las propias de la situación agraria que necesariamente influyen en el ritmo, modalidades y preferencias en la aplicación de las leyes que lo jalonan”:

Período 1940-46:

Se inicia con la creación del Instituto Nacional de Colonización y con la publicación de la Ley de Bases para la Colonización de Grandes Zonas, y la de Colonizaciones de Interés Local, complementaria de la anterior, junto con la Orden de 5 .6.1941 que crea los Grupos Sindicales de Colonización.

De la primera de estas leyes, la Ley de Bases para la Colonización de Grandes Zonas, debemos hacer algunos comentarios. Con ella se intentaba estimular a la iniciativa particular para que promoviera la transformación de la zonas consideradas de “alto interés nacional”, ofreciendo el apoyo y el asesoramiento del Instituto.

En dicha Ley aparece la figura de la “Sociedad de Colonización”, entidad que debía de ser constituida por los propietarios de los terrenos y por los interesados en el proceso colonizador. Este tipo de entidades debían dirigir y gestionar las operaciones asumiendo los derechos y los deberes que la legislación otorgaba a las Comunidades de Regantes. Para favorecer su formación se les concedía la facultad de expropiar las fincas de los propietarios de las zonas declaradas de interés nacional que no quisieran ingresar en ellas. Y en el caso de que los propietarios no fueran capaces o no quisieran constituir las citadas sociedades (como realmente iba a suceder) se preveía además la creación de unas “Asociaciones de Sustitución’ (sin embargo, tampoco se llegaría a reemplazar aquéllas por éstas últimas, pues se las creía animadas por el deseo de especular con las tierras).

Cabe destacar asimismo, dentro de las disposiciones legales que durante este primer periodo se promulgaron, el Decreto del 23.7.1942, mediante el que se puso nuevamente en vigor una disposición de la Dictadura de Primo de Rivera que había permitido llevar a cabo una serie de parcelaciones, y que había sido derogada por la República. Este Decreto autorizaba al Instituto Nacional de Colonización a adquirir las fincas que se le ofrecieran (voluntariamente) para destinarlas a colonización o parcelación.

Igualmente, se puso en vigor la Ley de 1907 que permitía obtener fincas procedentes de los municipios de forma gratuita.

Este primer período terminaría con el discurso que Franco pronuncia en Badajoz en diciembre de 1945 a donde acude para anunciar “que tras una labor de más de 5 años para preparar las Instituciones y los Organismos capaces de enfrentarse con los problemas que exige la redención social de las tierras extremeñas» labor que ahora empieza y que ha de realizarse en etapas» en quinquenios sucesivos (…) para hacer desaparecer el paro, las viejas injusticias y los abusos”, y con la inauguración también por el Jefe del Estado del nuevo pueblo de El Torno, en la finca de su nombre, enclavada en el término municipal de Jerez de la Frontera y en la zona regable del Guadalcacín, y primero de los construidos por el Instituto Nacional de Colonización, el 26.5.1946.

Período 1946-1952:

Se inicia con la aprobación de las Leyes de Expropiación de fincas rústicas por causa de utilidad social y con la de Colonización de Interés Local (ambas de 27.4.1946). Con ellas se permitía la expropiación, con la correspondiente indemnización, de las fincas que fuesen susceptibles de colonización, mostrando su preferencia hacia las zonas regables.

Se intensifica la compra de fincas por oferta voluntaria y por causa de interés social. Se prepara la Ley de 21.4.1949 sobre colonización y distribución de la propiedad de las zonas regables.

Termina a fines de 1951, cuando alcanzado de nuevo el nivel de producción agrícola de 1935, se logra una cierta estabilidad económica y comienza a romperse el cerco internacional, lo que permite al nuevo Gobierno, el 20 de julio de este año, en su declaración al país, afirmar “su propósito de propulsar en la agricultura las obras de colonización y de grandes y pequeños regadíos e incrementar por todos los medios la producción y los rendimientos”.

Período 1952-1958:

Periodo en el que por fin, se liquidó la economía de guerra que había persistido en los anteriores, poniéndose en marcha en gran escala la Ley de Colonización y Distribución de la Propiedad de las Zonas Regables, de 21.4.1949, que afectaba ya exclusivamente a las zonas regables y no a las “grandes zonas” como la del 39, y que merece ser objeto de comentario aparte.

En 1954, con anterioridad a la aprobación de la primera Ley del Suelo (1956), se formula el primer Plan General de Plasencia, uno de los planes pioneros en ciudades de este tamaño dentro del conjunto de España. En esta época la ciudad ha sufrido un crecimiento no controlado en sus barrios periféricos. El plan prevé ordenarlos y dotarlos de los equipamientos necesarios  (algunos de ellos no se llevarían a cabo hasta 20 años después).

Se pretendió ordenar estos barrios periféricos, dejando en el olvido el casco antiguo, provocando su abandono. En la zona de ensanche se plantearon viviendas en manzana cerrada, con patio interior. Es el actual barrio del Rosal de Ayala, que tiene unas densidades muy elevadas. En la zona N se plantea edificación de tipo mixto, con bloques abiertos. En la zona S y en los alrededores del ferrocarril se piensa en viviendas más modestas. La zona industrial se delimita entre la carretera de Cáceres-Salamanca y la estación de ferrocarril. En este sector, además de industria se permite el uso residencial. Se pretende mejorar las comunicaciones con el resto de la comarca, así como con Madrid. Se empieza a fraguar el crecimiento lineal, con ensanche al N y al S.

En esta Ley se abandona ya la idea de formar las Sociedades de Colonización, y es el Estado el que, en lugar de aquéllas, pasa a encargarse de la colonización total o integral de las nuevas zonas regables. Para ello, se establecía la distribución de una parte de la superficie puesta en riego para asentamiento de los colonos.

¿De qué forma?. El Instituto Nacional de Colonización podría expropiar esa parte de las tierras incluidas en la zona regable a las que denominaba tierras en exceso. Por otro lado, los propietarios podían conservar una parte de sus tierras en proporción al tamaño original de su propiedad y al número de sus descendientes, bajo la denominación de tierras en reserva. Había un último grupo, el de las tierras exceptuadas, que comprendía las tierras de secano a las que no afectase la transformación en regadío prevista en el plan, las tierras que estuvieran ya en regadío o las que estuviesen en proceso de transformación.

Otro aspecto básico contemplado en la Ley era el de la forma de llevar a cabo las obras necesarias para la puesta en riego de la zona e instalación de los colonos. Se distinguían 3 grupos:

a) Obras de interés general para la zona (subvencionadas en su totalidad por los Ministerios de Obras Públicas o de Agricultura).

b) Obras de interés común para los distintos sectores hidráulicos (subvencionadas con el 40% del coste total).

c) Obras de interés agrícola privado (subvencionadas con el 30% del coste total). Las de los dos primeros grupos debían ser ejecutadas por el INC o por los Servicios Hidráulicos del Ministerio de Obras Públicas, mientras que las del último debían ser ejecutadas por los particulares.

Para la parte no subvencionada, los distintos Decretos por los que se declaraba de“interés nacional” la transformación de la zona, fijaban la forma en que deberla ser reintegrada al Estado.

Por último, y como aspecto más interesante para nuestro estudio, la Ley definía las figuras de planeamiento que iban a servir de instrumento para llevar a la práctica las previsiones de la legislación. Hasta entonces había sido el Plan de Obras (Hidráulicas) el que determinaba casi completamente las actuaciones posteriores. a partir de este momento serán el Proyecto o Plan General de Colonización, el Plan Coordinado de Obras y el Proyecto de Parcelación los que definan la intervención en su totalidad, y a los que dedicaremos unos comentarios explicativos más adelante.

También en este último de los períodos distinguidos por Emilio Gómez Ayau, se pone en marcha la concentración parcelaria mediante la Ley de 20.12.1952, encargándola a un nuevo organismo que se crea a estos efectos, en vez de encargar su desarrollo al Instituto Nacional de Colonización, rompiendo el criterio de unidad en el organismo colonizador que inspiraba y servía de base a la nueva política establecida en 1939. Aunque la Ley del 39 sigue en pie, no se aplica, como ocurrió en su tiempo con 0PER, por lo que cabe hablar de una variación fundamental en la línea primitiva.

Además, otra diferencia esencial. Se reconoce la necesidad de reducir el número de agricultores con la afirmación de “menos agricultores, menos explotaciones y mejor agricultura”, frente al júbilo del periodo 46- 52, en el que se había vuelto al tradicional aumento de explotaciones y de hombres sobre la tierra.

El marco legal hasta aquí definido va a ser en el que se muevan las actuaciones que vamos a examinar y que tendrán como resultado final la creación de los poblados analizados. Dicho marco se mantendrá en vigor incluso hasta después del abandono de la política colonizadora concebida de modo integral que se producirá a mediados de los 60′) y hasta que en 1973 se apruebe la “Ley de Reforma y Desarrollo Agrario”, actualmente en vigor. En ese momento, desaparece como tal el Instituto Nacional de Colonización y se crea un nuevo Organismo, el Instituto de Reforma y Desarrollo Agrario, en el que se fusionan el mencionado INC, el Servicio de Concentración Parcelaria y Ordenación Rural, y el Servicio de Fincas Mejorables.

No debemos finalizar este capítulo sin algunas otras aportaciones de interés. Tal y como señala Naredo (J.M. NAREDO, J. M. SUMPSI. “Evolución y características de los modelos disciplinarios del trabajo agrario en las zonas de gran propiedad”, pag. 20), podíamos decir que la novedad más importante de la política de posguerra fue la de reconciliar con éxito la reordenación del espacio rural y la expropiación que comportaba la realización de una serie de asentamientos con los intereses de los propietarios afectados.

Estudios recientes como el de Nicolás Ortega señalan este carácter de subsidiaridad de la política colonizadora respecto de las intenciones e intereses de la gran propiedad.

Francisco Monclús por su parte, resume la actuación desarrollada durante la posguerra en los siguientes puntos :

– Se han “conquistado” (recuperando el mito de la colonización como conquista social de naturaleza productivista) y en general ocupando establemente ciertos territorios, obteniéndose unos aprovechamientos más intensos de los mismos.

– No obstante, los principales beneficiarios han sido los propietarios de unos terrenos a los que se les ha dotado de un capital fijo muy importante (infraestructuras hidráulicas y viarias principales) y de una mano de obra próxima a sus explotaciones.

– La incidencia de las expropiaciones y repartos de tierras de esos propietarios a los colonos no ha tenido la transcendencia deseable en cuanto a la transformación del medio agrosocial previsto.

Distingue asimismo Monclús tres fases durante este período, producidas por la resistencia inicial de los propietarios o al menos su falta de colaboración, así como por los sucesivos cambios de orientación en la política colonizadora. A saber:

– Una primera, durante los años 40, en la que no se actúa de forma significativa en zonas regables. Sólo se realizan algunas operaciones en fincas de secano no regable que el Instituto adquiría por oferta voluntaria, es decir, sin recurrir a la expropiación.

– La segunda, desde 1949 hasta mediados de los 60, en la que se aplican realmente las políticas de colonización integral que habían ido madurando en años anteriores.

– La tercera, a partir de esos momentos, y en la que se abandonan los planteamientos estrictamente colonizadores al producirse una fuerte reducción en las actuaciones de asentamientos de colonos. La política colonizadora quedaría desde entonces “reducida casi exclusivamente a las estrictas dimensiones de una política hidráulica de transformación de secano en regadío y de mejora de regadíos ya existentes’.

Por último, y en oposición a lo anteriormente expuesto, cabe destacar la opinión de José Tamés, Jefe del Servicio de Arquitectura del INC desde 1943 a 1975:

– Los principales beneficiarios del hecho colonizador no han sido otros que los colonos, que comenzaron de humildes obreros (en una posición similar a la del parado actual) y acabaron siendo pequeños propietarios.

Las actuaciones sobre zonas regables son relevantes desde los primeros a´os. Entre 1945 y 1950 se construyeron casi todos los pueblos de la Zona del Guadalcacin (Cádiz), además de la ampliación de Lachar (Granada).

El período de mayor actividad coincide con el que ocupa Rafael Cavestany como Ministro de Agricultura, titular del cargo desde julio del 51 a febrero del 57, aunque su sucesor Cirilo Cánovas, que lo fue del 57 al 65, siguió la misma línea. En lo referente a nuevos pueblos y núcleos rurales, se proyectaron y ejecutaron el 80% de los existentes.

Finalmente, la actividad en el período de 1965 a 1970 continúa al mismo ritmo, aunque ahora fundamentalmente en obras de consolidación y finalización de los poblados anteriormente iniciados.

Tesis Doctoral. 1988. “Evolución Urbanística de los Poblados ejecutados por el INC en Extremadura. La Zona de Montijo”. por Justo García Navarro, dirigida por el Profesor Doctor D. Juan Jesús Trapero Ballestero.

PGO Plasencia 1957

Planeamiento de 1969. (Plan Ferrater)En este momento Plasencia es cabecera de comarca, y teniendo en cuenta el auge de la agricultura favorecida por el regadío, se pretende conectar con Galisteo, a través de una vía semi-rápida, que es el foco principal de la comarca. Se prolongará la ciudad hacia el S mediante una zona industrial, que estaría conectada a través de un eje principal con el casco urbano. Se piensa en crear una nueva estación de ferrocarril en esta zona industrial para el uso de mercancías, y dejar la existente para uso exclusivo de viajeros. En cuanto a la planificación de las zonas residenciales, plantea un cierto grado de segregación social reservando la zona N para viviendas de clase media y alta, y la zona S para industria y viviendas obreras. Seguimos con la linealidad de la ciudad. En cuanto a equipamientos, crear un Hospital y una zona universitaria, todo en la zona N. Se aportan una serie de ordenanzas para los distintos usos de las zonas. Así, en el casco urbano, con edificación cerrada, la altura se vincula al ancho de calle, y nunca podrán superar las 7 plantas. Sin embargo, en las zonas de edificación abierta se permiten hasta 17 plantas. Así, hoy se observan edificios en la Avenida Juan Carlos I con 11 plantas, que rompen la línea de la ciudad desde cualquier punto de vista exterior a ésta. En la primera parte de la década de los 70′, la ciudad experimentará su mayor crecimiento demográfico, instalándose en el entorno de la carretera del Valle y de la carretera de Cáceres a Salamanca. Transcurridos un período después de su aprobación, el Tribunal Supremo anula el Plan de este año, por falta de informes en la Comisión Provincial de Servicios Técnicos.

Planeamiento de 1984. (Plan Pedro Pérez Blanco)Se basa en gran parte en el plan del 69 e intenta incorporar infraestructuras. Se incluyen los pueblos de colonización de Pradochano y San Gil, situados en la carretera EX-108, con dirección a Galisteo.

Problemas:

  • Aplaza la ejecución del diseño de determinadas áreas a planeamientos posteriores, lo que frenará la puesta de nuevo suelo en el mercado.
  • La ciudad va creciendo de forma discontinua y sin ningún criterio. Se crean zonas con altos índices de aprovechamiento, especialmente con las alturas, que distorsionan la imagen de la ciudad.
  • La Sierra de Santa Bárbara, gran ejemplo de indisciplina urbanística, se deja sin resolver.
  • El centro histórico sigue sin medidas de protección, y la demora en la realización del Plan de Protección del Recinto, ha causado la desprotección de parte del patrimonio de la ciudad.
  • Algo parecido ocurre con el medio natural. Se pretende actuar en suelos urbanizables de especial protección por sus características naturales.
  • El viario, sigue sin dar respuesta a los problemas de congestión interna. Aunque se ha planteado la variante de la Nacional 630, hay vías como Sor Valentina Mirón que no tienen dimensión suficiente para el flujo que han de absorber. La congestión interna se origina al plantear la zona industrial al sur y comercial, residencia y servicios al norte, con una única vía principal de comunicación.

Tipología de Suelos y Actuaciones: Se trata de un planeamiento claramente de gestión. Se crean 19 Unidades de Actuación en Suelo Urbano. En 1984 Plasencia cuenta aproximadamente con 37.000 habitantes y se está produciendo un envejecimiento de la población. En este momento el 23% de las viviendas existentes se encuentran vacías. La falta de organización urbanística y de comunicación interna genera un caos y una anarquía en el concepto de ciudad, provocando un retraso en el crecimiento y desarrollo de la misma.

El Plan Especial de Protección del Recinto Amurallado y su zona de contacto (PEPRI), fue aprobado por resolución de la Comisión de Urbanismo de Extremadura el 29.3.1994. En el año 2015 se comenzó a realizar el Plan Director de la Muralla de Plasencia, el Plan Director del Polígono Industrial de Plasencia que se realizó en el año 2009 e incluía una descripción de la situación, un estudio de la demanda de servicios, así como planes de acción, de la mejora y habilitación de nuevas infraestructuras, prestación de servicios avanzados y un plan de comunicación.

El anterior Plan General de Plasencia (PGOU-96) fue redactado por el equipo dirigido por el arquitecto D. Santiago Rodríguez-Jimeno, aprobándose definitivamente por la Comisión de Urbanismo y Ordenación del Territorio de Extremadura en su sesión de 27.3.1996. Entró en vigor tras su publicación en el DOE de fecha 18.3.1997 pocos días antes de que se promulgara la Sentencia del Tribunal Constitucional que derogó la mayor parte de los preceptos de la hasta entonces vigente Ley del Suelo (TRLS-92), en base a la cual había sido formulado.

Las principales propuestas del Plan General de 1996, se concretaban en:

  • Resolución de los problemas derivados de la configuración lineal de la ciudad y la falta o ausencia de conexión entre sus zonas. Intenta organizar la ciudad de forma global, no por adición de fragmentos, tal y como se había producido anteriormente.
  • Se revisa la calificación y clasificación de suelo de especial protección.
  • Desclasificación de suelo urbanizable entorno al pantano.
  • Solucionar la problemática de la Sierra de Santa Bárbara remitiendo a un Plan Especial.
  • Ordenar el salto de la ciudad al otro lado del río implantando determinadas actuaciones públicas singulares (Parque de los Cachones, Cáritas…)
  • La zona del antiguo matadero, en la carretera de Salamanca, de propiedad municipal, se genera el recinto ferial, espacio para el Palacio de Congresos y la posible ubicación de un futuro cementerio.
  • Se crea una red viaria con un sistema general estructurante que articula todo el borde noroccidental de la ciudad.

Nada mas producirse la aprobación del Plan General, entró en vigor la aprobación de la Ley del Suelo 6/1998, del 13 de abril, sobre régimen del suelo y valoraciones.

A lo largo de su período de vigencia ha sido objeto de diversas modificaciones. Con ellas se han ido adaptando sus determinaciones para afrontar algunos problemas concretos surgidos en su aplicación. De igual forma, se ha ido produciendo la aprobación de los instrumentos de desarrollo de determinados ámbitos, concertándose la ejecución efectiva de algunos de ellos.

La reciente aprobación del Plan General Municipal de Plasencia (aprobado en resolución de 15.5.2015, del Consejero de Fomento, Vivienda, Ordenación del Territorio y Turismo de la Junta de Extremadura (DOE nº146. Jueves, 30.7.2015) posibilita que Plasencia posea un instrumento de planificación urbanística a medio y largo plazo. La Comisión de Urbanismo y Ordenación del Territorio de Extremadura (CUOTEX) en sesión celebrada el 29.3.2015 ha resuelto informar favorablemente la Revisión del Plan General Municipal de Plasencia. De este modo el PGM completa su tramitación administrativa, iniciada en enero de 2009, con la aprobación del Avance, pero no ha sido hasta los años 2013-4-5 cuando ha recibido, por parte del Ayuntamiento y del resto de las administraciones implicadas el impulso decisivo y definitivo. Desde el 4.6.2012 en que se produjo la aprobación inicial, el ayuntamiento ha logrado dotar a su municipio de un nuevo instrumento de ordenación urbanística capaz de dar respuesta a las necesidades del municipio, así como dar cumplimiento al amplio espectro de normativas y legislaciones sectoriales concurrentes en materia territorial.

La ordenación del nuevo Plan General se despliega en un conjunto de propuestas sobre diversos campos sectoriales y territoriales, pudiéndose agrupar entorno a las siguientes:

  • Creación de nuevos referentes urbanos.
  • Reordenación de ámbitos de gestión del anterior PGOU.
  • Otras actuaciones puntuales en Suelo Urbano.
  • Tratamiento de suelos de propiedad municipal.
  • Recuperación del eje Ronda Norte.
  • El salto de la ciudad hacia el sur.
  • La expansión de la ciudad.
  • El espacio de la actividad económica y el empleo.
  • El centro histórico.
  • El trazado del AVE y la localización de la futura estación.
  • Grandes equipamientos.
  • Actuaciones de infraestructura viaria.
  • Propuestas en la pedanía de San Gil.
  • Propuestas en la pedanía de Pradochano.

Directrices de Ordenación. PGO Plasencia

El salto de la ciudad hacia el Sur. Una nueva centralizad urbana. Dada la gran dispersión lineal de la ciudad de Plasencia, se ha ido configurando un conjunto urbano con una centralidad muy acusada entorno al centro histórico y con una gradual disminución de la intensidad urbana hacia el norte y el sur, adicionándose nuevos desarrollos con un carácter más suburbial que urbano. Para contrarrestar este desequilibrio, el Plan General establece la directriz de propiciar la aparición de centralidades alternativas, generando espacios más densos y morfológicamente compactos, al objeto de crear identidades urbanas complementarias de la central.

Uno de los espacios donde de manera más significativa debe propiciarse esta transformación es al sur del río, tras los barrios de San Miguel y San Lázaro, donde la nueva accesibilidad a la ciudad desde la Carretera de Montehermoso tras la apertura de la A-66, genera una serie de oportunidades urbanísticas que interesa aprovechar.

Para ello, el Plan General plantea las siguientes propuestas:

  • Sector Urbanizable Residencial S-R2: Reordenación de las antiguas UE-7 y la UE-6.
  • Aprovechamiento de la localización de la estación para configurar en su entorno una pieza urbana de interés, ligada a la reconversión de la plataforma del ferrocarril para usos turísticos o de lanzadera de comunicación con la estación del AVE y las áreas de actividad situadas al sur de la ciudad.
  • Reconsideración de los aprovechamientos asignados a los actuales PP-1, PP-2 y PP-8, en orden a viabilizar su desarrollo y optimizar el rendimiento de esos suelos en términos de intensidad urbana y diversidad de usos. Ello permitirá también vincular de manera más eficaz al conjunto de la ciudad la actuación “Golf de Plasencia” atenuando su carácter aislado.
  • Introducción en la zona de grandes equipamientos de escala urbana, tales como el nuevo instituto recientemente inaugurado, unas nuevas piscinas municipales, etc.
  • La nueva fachada de la ciudad al Río.

El Plan general establece como directriz de ordenación  del salto de la ciudad al sur del Jerte, transformando de los actuales usos industriales situados en torno a la salida del Puente de Trujillo para configurar una nueva “fachada” de la ciudad al sur del río, a través de determinadas operaciones urbanísticas, entre las cuales se proponen:

  • AU.-10: Reordenación de la antigua UE-34 para garantizar su viabilidad.
  • AU-11: Transformación a usos residenciales de la parte de la UE-5 situada al Este de la antigua Carretera de Malpartida, en el entorno del cementerio.
  • Solución a los problemas de presencia visual de las plantas sótano en la parte posterior de los bloques del primer tramo de la calle Martín Palomino. La ordenación de manzanas residenciales de las unidades AU-10 y AU-11 facilitaran la ocultación de esta imagen.
  • AA-18 y AA-26 a 29: Consolidación de la transformación a residencial del conjunto de naves obsoletas situadas a continuación de los bloques recientemente construidos en Martín Palomino.
  • Sustitución de los usos obsoletos de algunas naves industriales existentes, vinculando esta transformación con alteraciones de las alineaciones, en orden a conseguir un viario con un dimensionado más acorde con el nuevo carácter residencial.
  • Transformación de subestación eléctrica existente en la antigua Carretera de Malpartida a una de tipo compactado, compatible con un entorno urbano, ya que con sus actuales características condiciona negativamente las potencialidades de la ciudad en la zona.

El presente Plan General establece un Area de Tanteo y Retracto sobre los terrenos delimitados como Parque Fluvial del Jerte en los Planos de Ordenación. El objetivo es habilitar la progresiva adquisición de terrenos en la zona incorporándolos al patrimonio municipal de suelo, de forma que a futuro pueda actuarse sobre ella para poner en valor sus singulares características ambientales y su situación estratégica en la fachada fluvial de la ciudad.

Plasencia PGO. Clasificación del Suelo (detalle)

La expansión de la ciudad. En correspondencia con el dimensionado de necesidades de nuevo suelo para viviendas, el Plan General propone una serie de Sectores Urbanizables Residenciales, ocupando piezas territoriales que por su posición, características o relación con el tejido urbano existente, presentan condiciones idóneas para albergar estos desarrollos. Conforme a estos criterios, estos sectores se agrupan entorno a los siguientes conjuntos:

  • Ensanche Norte: Aunque la mayor parte del suelo urbanizable del antiguo PP6 pasa a ser Suelo No Urbanizable, la parte de aquel sector no afectada por la protección de Valcorchero permanece como Suelo Urbanizable Residencial, integrando los sectores SR-11.1 y SR-11.2.
    • Con la clasificación del sector PP-6, el Plan General de 1997 afectaba al Monte de Valcorchero, una de las piezas territoriales más emblemáticas del municipio tanto por su valor ambiental y paisajístico como por su significación para el conjunto de ciudadanía, ya que representa un elemento destacado entre las señas de identidad local.
    • Mediante el Decreto 82/2005, de 12 de abril, el gobierno autonómico declaró este ámbito como Espacio Natural Protegido con categoría de Paisaje Protegido, denominándolo “Paisaje Protegido Monte de Valcorchero” e identificando su ámbito con el del Monte de Utilidad Pública no 111 de la provincia de Cáceres.
    • Posteriormente, mediante resolución de 20.8.2010 de la Dirección General de Medio Ambiente, se eliminó la catalogación de utilidad pública sobre la parte del MUP CC-111 incluida en el sector PP-6 del PGOU-97. Dicha resolución no determinaba automáticamente la desprotección como Espacio Natural Protegido de la parte descatalogada, ya que ello hubiera requerido la posterior o simultánea modificación del Decreto 82/2005 en lo relativo a la descripción del límite y la superficie del ámbito del Paisaje Protegido.
    • En consecuencia, siendo el Decreto 82/2005 de declaración de Paisaje Protegido una norma de rango prevalente sobre la resolución relativa a la utilidad pública del monte que incluye, ha de entenderse que el ámbito de dicho espacio sigue comprendiendo tanto la parte catalogada de utilidad pública como la que se descatalogó en virtud de la resolución de la DGMA de 20.8.2010. En consecuencia, el nuevo Plan General establece la directriz de proteger estos suelos, sustituyendo su clasificación de suelo urbanizable (PP-6) por la de Suelo No Urbanizable de Especial Protección.
    • No obstante, la parte del antiguo PP-6 que no estaba incluida en el Monte de Valcorchero, que pertenecía a la Dehesa de Navalonguilla, permanece como Suelo Urbanizable integrando dos sectores, SR-11.1 y SR-11.2.
  • Ensanche Oeste, apoyado en el nuevo acceso a la ciudad desde la A-66 y en la antigua N-630: Sectores R-2, R-3, R-5 a R-9 y R-10.
    • La entrada en funcionamiento de la Autovía de la Plata A-66, y el nuevo acceso desde ella a través de la Carretera de Montehermoso, ha generado la aparición de una nueva “puerta” de la ciudad en su fachada oeste. Respondiendo a esta circunstancia, el Plan General establece la directriz de poner en valor los suelos situados en ese entorno, con un tratamiento urbanístico centrado en las siguientes determinaciones:
      1. Planteamiento del nuevo sector de Suelo Urbanizable Residencial S-R1, sobre terrenos de titularidad municipal (finca Capote).
      2. Incremento del aprovechamiento urbanístico de los sectores urbanizables del anterior Plan General PP-1, PP-2 y PP-8, optimizando el uso del territorio, al objeto de generar un tejido urbanístico alejado del modelo de los conjuntos aislados de baja densidad y permitiendo una producción de ciudad realmente integrada, diversificada y compacta.
      3. En consecuencia se crean los nuevos sectores S-R5 a S-R9. La mayor fragmentación en ámbitos de ordenación más reducidos contribuye a viabilizar su gestión.
      4. Mantenimiento de las condiciones establecidas por el PIR del PP-3, a través del Sector Urbanizable Residencial S-R3.
      5. Planteamiento del Ensanche de San Miguel, Sector Urbanizable Residencial S-R2, como pieza fundamental para la creación de una nueva centralidad urbana al sur de la ciudad, en relación con la estación, ocupando los terrenos de la antigua UE-6 y UE-7.
      6. Asunción del sector Golf Plasencia (S-R10) como condicionante obligado del planeamiento anteriormente vigente.
  • Ensanche Sur, integrando los suelos que la nueva Ronda Sur pone en valor: Sector R- 4 (PIR de la Carretera de Malpartida) y sectores R-12 a R-16. 
    • El “Salto del río” hacia el Sur. Las condiciones físicas del terreno, el esquema de las infraestructuras existentes y la presencia de procesos urbanísticos inconexos que interesa canalizar de forma global, obligan al nuevo Plan General a ordenar el “Salto del Río” de la ciudad hacia el sur del Jerte. Esta directriz se desarrolla en el Plan General a través de varias propuestas:
      1. Integración del asentamiento de 660 viviendas del PIR “Carretera de Malpartida” (S- R4), procurando evitar su configuración como “ghetto” aislado. Para ello se propone:
        1. El tratamiento del corredor de la antigua Carretera de Malpartida, entre el puente de Trujillo y la nueva glorieta como una vía urbana que conecte el nuevo barrio con el continuo de la ciudad.
        2. Reconversión a usos residenciales de los terrenos industriales del entorno (UE- 5bis, entorno del cementerio, etc.).
        3. Establecimiento de 3 nuevos sectores urbanizables residenciales a lo largo de la Ronda Sur, para que junto con el PIR determinen la aparición de un conjunto urbano de más entidad y autonomía, en orden a permitir la aparición de una “masa crítica” urbana que viabilice las inversiones en dotaciones públicas y permita cierto grado de autonomía y centralidad.
    • Sectores de Suelo Urbanizable Residencial S-R12, a S.-R16, en gran parte coincidentes con el PAU-1 del PGOU-97. Se trata de los suelos de la parte baja de la Sierra de Santa Bárbara, ocupando un paraje muy delicado tanto por la calidad del entorno paisajístico como por constituir la fachada que responde en la margen opuesta del Jerte a la cornisa oriental de la ciudad. Su tratamiento urbanístico deberá tener en cuenta una serie de variables:
        1. Necesidad de minimizar el impacto paisajístico de los movimientos de tierra precisos dada la topografía del paraje.
        2. Necesidad de integrar en la ordenación el nuevo desdoblamiento de la variante.
        3. Pensar en una ordenación compatible con las preexistencias más significativas, en orden a facilitar su viabilidad. Será preciso considerar tanto la parcelación y las construcciones existentes como la estructura de caminos rurales en que actualmente se apoyan.
        4. Necesidad de integrar en la ordenación la singularidad del Barrio de los Mártires, en el extremo oriental del Puente Nuevo, así como el edificio de Cáritas, al sur del conjunto.

La sierra de Santa Bárbara. Se trata de un paraje en ladera de un singular valor paisajístico y ecológico, en el que buena parte de los terrenos se encuentran cultivados mediante el abancamiento de las laderas con muros de mampostería. En estos cultivos predomina el olivar, intercalado con cerezos, nogales e higueras. Hoy día estos cultivos se encuentran en retroceso siendo paulatinamente ocupados por usos periurbanos, sin ningún tipo de ordenación urbanística.

La ocupación espontánea de este espacio está produciendo una alteración del entorno, lo que obliga a la búsqueda de soluciones que pongan remedio a una situación de marginalidad urbanística e incidencia ambiental sobre un territorio tan delicado. La ausencia de capacidad municipal para controlar estos procesos y la contemplación de la impunidad con que las distintas actuaciones clandestinas se han ido produciendo en el pasado, generaron una inercia por la cual estas actuaciones eran cada vez más numerosas en cantidad, más impactantes por su tamaño y más audaces en cuanto a su localización, cada vez más elevada en la ladera de la sierra.

Una de las características de estos suelos es la existencia de una topografía accidentada en comparación con el resto del término municipal, situándose como un hito receptor y emisor de vistas. La necesidad de conservar este valor ecológico y paisajístico, unido a su singularidad geomorfológica, se presenta como el principal argumento para dotarlo de protección frente a su progresivo deterioro por el uso urbanístico desregulado.

No obstante, la necesaria compatibilización entre los usos urbanos y la conservación de los valores naturales, paisajísticos y culturales de esta zona, hace conveniente un tratamiento específico para este ámbito, de forma que pueda recogerse simultáneamente tanto la protección de los valores naturales como la necesidad de regular determinadas situaciones consolidadas; o incluso tolerar algún tipo de nueva implantación.

En todo caso, conviene tener presente que el problema de la Sierra de Santa Bárbara no es un problema de planeamiento urbanístico. Muy al contrario, se trata de un problema de incumplimiento de todos los planes urbanísticos que hasta la fecha ha tenido Plasencia; una total ausencia de disciplina y control que ha generado una situación “de facto” al margen de la ordenación urbanística vigente.

Frente a esta problemática, el nuevo Plan General lo único que puede hacer es establecer determinaciones que regularicen aquellas situaciones no reversibles, de la forma menos gravosa posible para el interés público y el medio ambiente; introducir ciertas tolerancias en el entorno inmediato de estas últimas para evitar situaciones de agravio comparativo; y, por último, intentar establecer un régimen normativo para que “el cáncer de la edificación clandestina incontrolada” no siga extendiéndose por un paraje de tan singular valor.

Pero todas estas previsiones del Plan General no servirán para nada si no son acompañadas de una disciplina urbanística rigurosa, para lo cual las administraciones implicadas deberán aportar los medios oportunos.

Enclaves residenciales aislados. El Plan General evita el planteamiento de nuevos enclaves residenciales desconectados del continuo urbano de la ciudad, pero debe recoger algunas actuaciones preexistentes y ámbitos con planeamiento consolidado en el PGOU-97. Se trata de:

  • Sector SR-10: Golf Plasencia. Con Plan Parcial y Programa de Ejecución aprobado.
  • Sector SR-16: Urbanización Valle del Jerte. Ya clasificado como urbanizable desde el PGOU-84 (UP-8) y en el PGOU-97.

Propuestas en la Pedanía de San Gil. El Plan General recoge, en términos similares, las propuestas de la modificación puntual del Plan General promovida por la Junta Vecinal de San Gil, con el siguiente alcance:

  • Ensanche de suelo urbano hacia el norte de la carretera.
  • Reconversión a residencial de la zona industrial prevista al este.
  • Reordenación del ensanche sur, adaptando la zona verde a la canalización de la acequia de San Gil.
  • Extensión del suelo urbano con una zona verde en la parte sur, para mantener la relación entre edificabilidad y dotaciones públicas en el conjunto del núcleo.
  • Regularización del núcleo espontáneo surgido al norte de la EX-108. Se enfoca como una actuación de obras ordinarias de urbanización, a costear por los propios propietarios. El grado de consolidación del ámbito y la reducida entidad de la obra del vial a realizar, han aconsejado enfocar esta actuación de esta forma, huyendo de la complejidad de una actuación urbanizadora integrada.

Propuestas en la Pedanía de Pradochano.El Plan General recoge las peticiones transmitidas por la Junta Vecinal de esta localidad, concretadas en las siguientes propuestas:

  1. Dos ensanches del suelo urbano, al oeste y al norte, que se recogen como una única Unidad de Actuación discontinua, dividida en los dos ámbitos.
  2. Ajustes de suelo urbano en el borde sur del núcleo.
  3. Incorporación al suelo urbano, como equipamiento, de la parcela de la piscina.
  4. Ajustes puntuales de calificación sobre alguna manzana y sobre las alineaciones.
  5. Eliminación del antiguo PAU-4.

Plasencia Centro y su entorno

Otras actuaciones singulares. El Parque de la Coronación

Durante el último cuarto del siglo XX, el crecimiento de la ciudad se ha ido produciendo fundamentalmente hacia el norte con los ensanches del Coto y la Data, y por consiguiente su centro geométrico se ha ido trasladando también en la misma dirección. De manera simultánea los puntos emblemáticos de referencia para la población han ido desplazándose también en el mismo sentido, enriqueciéndose con los nuevos edificios y espacios públicos surgidos en este crecimiento, y reforzando los elementos de identidad de la ciudad.

Dentro de este proceso, el Parque de la Coronación es la pieza urbana que más ha transformado su carácter. Procedente del ensanchamiento de la Cañada Real de San Polo para configurar un descansadero a las puertas de la ciudad, pasó a convertirse primero en un parque periférico y luego en una gran pieza central en la que coexisten los elementos naturales con equipamientos y dotaciones de todo tipo.

En definitiva, el Parque de la Coronación se ha convertido en la nueva Plaza Mayor de Plasencia tanto por su posición central en la nueva geometría de la ciudad resultante tras los ensanches del Coto y la Data, como por el emblemático carácter de su espacio urbano y de los edificios que lo conforman.

Apoyando la definición de este nuevo carácter, el Plan General plantea las siguientes propuestas sobre este espacio:

  • Bajo el actual aparcamiento en superficie, se propone la creación de un aparcamiento subterráneo, contribuyendo a paliar el déficit de aparcamientos en la zona.
  • Reordenación del tráfico en el perímetro del parque, dirigiendo el tráfico de paso a través de la Avenida de la Hispanidad, de forma que se atempere el efecto barrera entre el parque y la ciudad que ahora genera el tráfico de la Avenida Virgen del Puerto. De forma complementaria, se propone una glorieta en el entronque entre Alfonso VIII y la Hispanidad, para resolver correctamente todos los movimientos.

Nuevo Recinto Ferial. La reciente construcción del nuevo recinto ferial en el Berrocal, en terrenos del antiguo matadero, ha venido a solucionar una necesidad histórica de Plasencia, cuyo papel de capital comarcal pasa por la necesidad de disponer de una instalación de este tipo.

No obstante, la nueva ubicación no fue elegida atendiendo a criterios de idoneidad del emplazamiento sino a la disponibilidad de suelo público en el Berrocal, donde los condicionantes topográficos que impiden posteriores ampliaciones, los conflictos de usos que genera en el espacio residencial circundante, así como su compleja accesibilidad, aconsejan pensar en un traslado a otra ubicación en el medio-largo plazo.

En este sentido, el PGM plantea una nueva ubicación para esta instalación en la Dehesa de los Caballos, ocupando las reservas de suelo dotacional previstas en desarrollo de las Unidades de Actuación Urbanizadora delimitadas en la zona. Se trata de una pieza de unas 10 ha, atravesada por el Arroyo Niebla, situada entre la Avenida de Martín Palomino y la Ronda, al sur de la Carretera de Trujillo.

La accesibilidad al nuevo emplazamiento propuesto es óptima, dada la situación de la rotonda del cruce de la Ronda Sur con la Carretera de Trujillo. Así mismo, los itinerarios peatonales de reciente construcción dentro del proyecto de adecuación del cauce del Arroyo Niebla, permitirán acceder a los viandantes desde el centro de la ciudad.

Ronda y accesos Plasencia

Siendo en su mayoría en la actualidad terrenos de titularidad privada, se ha de prever su obtención en desarrollo de los programas de ejecución de las UAs 15.1 a 15.3, o pactarse con los propietarios convenios de cesión anticipada. Una vez trasladado el ferial a este nuevo emplazamiento, los terrenos que actualmente ocupa podrían ser recalificados para uso residencial, pudiéndose obtener de ello los recursos necesarios para la operación. El PGM habilita este planteamiento mediante la unidad de actuación AU-8.1.

Puente de la Isla. El Plan General propone un nuevo puente sobre el Jerte para conectar la Ronda Sur con la Avenida del Valle, mejorando así la accesibilidad desde la nueva infraestructura viaria al centro de la ciudad. Partiría de la Ronda Sur desde una nueva glorieta, que habría que construir, en las proximidades del Puente Nuevo; y desembarcando en el cruce de la Avenida del Valle con Santa Elena. No obstante, este puente deberá plantearse no como un elemento convencional de ingeniería civil, sino como un hito monumental que dote de singularidad emblemática a esta nueva “puerta de la ciudad”. El puente deberá resolverse preferentemente mediante un sistema estructural colgante, para garantizar la continuidad del Parque de la Isla bajo su tablero, de forma similar a los modelos reproducidos en las siguientes imágenes.

Puente del Berrocal. Ya planteado en el vigente PGOU-97, se mantiene la previsión de este puente para dar continuidad hacia el sur a la ronda interior, conectando la zona de El Berrocal y el Ferial con el ámbito del PP-3 y la Carretera de Montehermoso, hacia el enlace con la N-630 y el nuevo acceso de la A-66.

Travesía industrial Martín Palomino. El Plan General propone una actuación de reurbanización del corredor de la travesía industrial de la antigua entrada a la ciudad, que pasa necesariamente por la disposición de unas vías de servicio que vayan recogiendo los accesos a las naves, mientras que la calzada central se reserva para el tráfico de paso. Tal planteamiento se complementa con la creación de una separación ajardinada entre estos elementos, creación de plazas de aparcamiento, accesos a las calzadas laterales y glorietas en los cruces principales.

Rehabilitación integral del Polígono SEPES. El deteriorado estado actual del antiguo polígono industrial de SEPES, hace necesario un urgente plan de choque para frenar su deterioro y rehabilitar sus infraestructuras. Urgen actuaciones de rehabilitación de firmes, acerados, canalización de tendidos aéreos, alumbrado público, tratamiento de zonas ajardinadas, etc.

Plasencia crece contigo fue el lema de la EDUSI presentada.

Plasencia quedaría encuadrada en la siguiente tipología:

  • Desde un punto de vista jerárquico, Plasencia, quedaría catalogada como una ciudad pequeña (pues no alcanza los 50.000 habitantes) las cuales se caracterizan por tener un área de influencia comarcal, ser importantes nodos de transporte y presentar actividades especializadas relacionadas con el sector primario. Las funciones de estos núcleos, que no se identifican por ser excesivamente especializados, se centran en la prestación de servicios administrativos y comerciales.
  • Por su ubicación territorial se superpone a la clasificación anterior su carácter de ciudad mesetaria, es decir, aquellas que están situadas en áreas no montañosas de las 2 mesetas.
  • Además, se caracterizan por poseer un rico patrimonio cultural, suelen estar conectadas al ámbito rural y ubicadas a distancias medias de otras ciudades.

Atendiendo a la clasificación funcional de las ciudades, Plasencia cuenta con características de las siguientes categorías:

  • Ciudad multiservicios: por su perfil de ciudad comercial y de servicios, lo que le otorga una multifuncionalidad que posibilita sacar rédito al concepto de “Smart Cities”.
  • Ciudad turística por su perfil de destino turístico de interior marcado por la estacionalidad, que incrementa el consumo energético y de agua en temporada alta, y carecen de la suficiente diversificación de actividades en temporada baja.
  • Ciudad centro agrario por ser el núcleo de referencia de un amplio territorio rural definido por su baja densidad de población con un elevado peso específico del sector primario, y por contar con una elevada calidad medioambiental. 

El parque edificatorio de Plasencia (con datos del 2011) se componía de 22.420 viviendas, de las cuales el 69,89% estaban destinadas a primera residencia, mientras que el 8,21% eran secundarias, frente al 24,92% provincial y el 18,23% regional. La superficie media era inferior a la de los ámbitos provincial y regional, ya que en estos se contabilizaba la vivienda de carácter rural, tradicionalmente más amplia a la urbana, aunque en particular, Plasencia cuenta con la menor superficie media de los núcleos urbanos de Extremadura. El porcentaje de viviendas con calefacción era notablemente superior al que presentaban los otros ámbitos geográficos de estudio, y el de las viviendas con acceso a internet presentaba valores semejantes a la media regional. El 76,5% de la vivienda se encuentraba en buen estado, el porcentaje de aquellas que contaban con alguna deficiencia (1,5% ruinoso, y 6,8%  malo y 15,2% deficiente), además era un parque de una edad media elevada, ya que un porcentaje superior al 70% tiene más de 25 años y, en particular, el 50% contaba con más de 35 años. 

Salvo que se introduzcan factores correctores, la tendencia de pérdida de población iniciada al comienzo de la década se mantendrá constante durante los próximos años. Además, continuará el proceso de envejecimiento de la población, que afectará entre otras cuestiones al número de nacimientos que caerá en la próxima década en torno al 15%.

Plasencia callejero

Análisis del contexto territorialPlasencia se sitúa en la zona norte de Extremadura, siendo la zona urbana más poblada del norte de la provincia de Cáceres. El entorno que la rodea, 7 valles con una población de más de 200.000 personas, hacen de la ciudad el centro neurálgico de la zona norte, ofreciendo a la población diferentes servicios. Por ello, y teniendo en cuenta las características de Extremadura, podemos llegar a la conclusión de que el Norte de Extremadura y Plasencia tienen una relación tan importante que la zona no puede ser entendida separada de Plasencia, ni Plasencia separada del norte.

Plasencia ha formado una asociación con las Mancomunidades Valle del Jerte, la Vera, Hurdes, Trasierra-Tierras de Granadilla, Valle del Ambroz, Sierra de Gata, Riberos del Tajo, Valle del Alagón y Campo Arañuelo, “Asociación Norte de Extremadura”, constituida el 18.10.2013, con el objeto de establecer una plataforma estable de cooperación entre sus socios, para la realización de actividades dentro de su ámbito competencial, mediante la realización de acciones comunes de interés general y en particular, en los siguientes ámbitos: a)  Desarrollo local y rural, b)  Promoción del turismo, c)  Patrimonio cultural, d)  Protección de recursos naturales y medioambientales, e)  Ordenación del territorio y urbanismo,.f) Energía y sostenibilidad, g) Formación, investigación e innovación, h) Promoción del empleo, i) Fomento del tejido empresarial, j) Agricultura, economía forestal y de montaña y k) Transporte y vías de comunicación.

Plasencia como parte de una provincia en frontera con Portugal, forma parte de la Agrupación Europea de Interés Económico TRIURBIR A.E.I.E (Triángulo Urbano Ibérico–Rayano) desde el año 1997. Los socios son Cáceres, Castelo Branco y Plasencia, que comenzaron trabajando la cooperación activa en los ámbitos cultural, social y económico, potenciando el turismo, favoreciendo la implantación de empresas, y fomentando el conocimiento entre las ciudades. Y 10 años después, en 2007, se unió Portalegre. El mayor éxito de la Agrupación ha sido cumplir los objetivos marcados, favoreciendo el progreso de la zona gracias al trabajo en común realizado, con el apoyo de la política interregional europea. Los proyectos han sido: 2001-2005: TRIURBIR POLIS I (Reordenamiento urbano y del medio ambiente de las ciudades TRIURBIR 10.923.773€), TRIURBIR RETIS (Actuaciones de promoción de la actividad económica, intercambio entre las 3 ciudades y apertura de nuevos mercados transfronterizos 1.515.228,00€). En el período 2004-2006: TRIURBIR PERIPLO (Mejora de los equipamientos colectivos y promoción de la rehabilitación urbana y patrimonial de espacios públicos de las ciudades TRIURBIR 4.733.333,33€), TRIURBIR POLIS II (Reordenación urbana y medioambiental de las ciudades TRIURBIR  6.400.000,00 €), y en el período 2007-2013: NETUR (Desarrollar sistemas de promoción del patrimonio, medioambiente y la cultura, ligados a la gestión conjunta del turismo 2.240.000,00€), RIET: (Puesta en marcha y consolidación de una red de entidades transfronterizas, creada en 2009, que vincula a todos los organismos de la frontera hispano-lusa 770.177,82€), RED NOVA SOSTENIBLE: (Promoción de la actividad económica, articulación de los sectores socioeconómicos más importantes y fomentar el desarrollo de las TICs. 1.717.999,99€).

Además ha elaborado recientemente el Plan de Movilidad de Plasencia, o el Plan de peatonalización de la zona centro, mejorando la movilidad de la zona monumental y potenciando las zonas de carga y descarga, o el Plan de Acción de Energía Sostenible (PAES), y el Plan Director Lumínico Singular de la ciudad.

Red de Ciudades <5.000 habitantes y Ejes estructurales del territorio extremeño (DOTEX)

Además Plasencia es la cabecera de un Area Comercial que gravita directamente sobre ella que abarca una población global de 124.635 habitantes, de los cuales el 67,30% pertenece a localidades del área de influencia de Plasencia. 

“…Desde finales de los años 90 del siglo XX, el Ministerio de Fomento, en el marco del Programa Interreg IIimpulsa la definición de un Sistema Urbano Intermedio, articulado por la Red de Ciudades Medias ciudades mayores a 50.000 habitantes y capitales de provinciaCáceres y Mérida son definidas como ciudades medias de carácter terciario de interior con especialización turística y Badajoz como ciudad terciaria administrativa. El papel que juegan estas ciudades en el territorio nacional ocupa un escalón funcional intermedio entre las metrópolis internacionales y el sistema urbano básico de primer nivel, desempeñando funciones regionales y provinciales. En el estudio se señala cómo el que el sistema de ciudades de Extremadura cuente con una situación geográfica transfronteriza puede ser un factor definitivo de desarrollo con el incremento de las relaciones ExtremaduraPortugal. Al analizar el sistema urbano de Extremadura y el grado de articulación de estas ciudades, este estudio determin a cinco ejes como base de la estructuración del territorio: Corredor NorteCoria,Plasencia, Navalmoral de la Mata, Eje de Cáceres, Corredor de las Vegas del GuadianaBadajoz, Mérida, Don Benito y Villanueva de la Serena, Ruta de la Plata SurAlmendralejo, Zafra– y Corredor SurJerez de los Caballeros y Fregenal de la Sierra…

Directrices de Ordenación Territorial de Extremadura  (DOTEX)

Un estudio de 2014, sugiere dividir la región en 5 macrocomarcas y suprimir las 2 provincias. En total la región se dividiría en 14 comarcas dotadas de los servicios necesarios para que sus vecinos no tuvieran que desplazarse a otras zonas. La actual configuración, implantada en el siglo XIX, ha quedado obsoleta para la Extremadura del siglo XXI, según la investigación de la UEx. Cada comarca, según este nuevo concepto, «se encargaría, a través de sus cabeceras, de combatir los desequilibrios al proveer de equipamientos y servicios a los núcleos urbanos y semiurbanos, como ya se está haciendo en la práctica actualmente», explicó Julián Mora. Así, la región estaría dividida de la siguiente forma: al norte, la macro-comarca de Plasencia, que agruparía las comarcas de Coria, Plasencia y Navalmoral, con 180.000 habitantes en total…

Plasencia tiene hoy una población de 40.663 habitantes y un parque residencial edificado de 21.704 viviendas, pero los retos territoriales tienen muy presentes el “cáncer de las viviendas irregulares”, y las instrucciones de causas judiciales afectan a los responsables técnicos municipales, y por ende, a toda la gobernanza municipal. No se puede hacer “la vista gorda”, ni “el avestruz”. Las personas “se censan” (y se mueven), los coches también (y se mueven), pero, porqué no se censan las viviendas (que no se mueven) correctamente, para que no se pueda malpensar que la inacción del control territorial “permite” edificaciones en lugares no autorizados, no permitidos, imposibles?…“El cáncer de la edificación clandestina incontrolada en la Sierra de Santa Bárbara” no se puede permitir. Los jueces tendrán la responsabilidad de aplicar la ley, pero los ciudadanos han de someterse el imperio de la ley y sus normas; al final el territorio es el gran perjudicado.

¿Porqué nunca fueron derribadas decenas de viviendas ilegales sobre las que pesaban órdenes firmes de demolición?, ¿porqué se edificaron ilegalmente viviendas en el territorio administrado de Plasencia?, ¿cómo se administran las competencias de urbanismo en Plasencia?… muchas preguntas. Son presuntos delitos de prevaricación por omisión y de omisión del deber de perseguir delitos. Hasta cuándo¡

“…plagada de construcciones en suelo rústico y “si un día iniciamos nuestras viviendas fue, porque en ningún momento se actuó contra ninguna de las construcciones de la zona, nunca se pararon las obras, nunca recibimos una denuncia y todos los indicios llevaban a que estas construcciones se iban a reordenar con el nuevo Plan General”…”

Se pueden hacer tantos instrumentos de planeamiento y urbanismo territorial como se quieran, incluso estrategias, directrices,… pero el nivel de gobernanza territorial va a pedir explicaciones y la ciudadanía debe aprender.

Sonroja que existan casos tan flagrantes y evidentes de dudosa gobernanza… y que se persone el Ayuntamiento como damnificado… (por el interés general del territorio, claro).


Cada mercado es local.

Cada municipio tiene su singularidad.

Cada municipio se retrata en su parque residencial.


Seguiremos analizando en próximas entregas los 350 municipios mayores de España

MANACOR

MANACOR. Población (INE)

MANACOR. Pirámide de Población

MANACOR. Bienes Inmuebles de Naturaleza Urbana de USO Residencial 2014-2017

MANACOR. Paro

MANACOR. Deuda


Son datos fríos, sin cocinar.

Información para la toma de decisiones.

Información para el conocimiento.

Manacor es una ciudad y un municipio español de 260 km2 en la isla de Mallorca, en la comunidad autónoma de las Islas Baleares, situada al E de la isla, es la capital de la Comarca de Levante, formada por Capdepera, San Llorenç, Son Servera y Manacor. Situado en la parte E de la isla, limita con las demarcaciones de Felanitx, Vilafranca de Bonany, Petra y Servera. y la cabeza del partido judicial homónimo. Por su población, Manacor es el 3º municipio de la isla y el 2º en cuanto a superficie.

La población se distribuye en diferentes núcleos, concentrándose el 71 % en la ciudad de Manacor, el 19 % en Porto Cristo donde se ha producido un incremento muy notable en los últimos años, y el resto se reparte entre S’Illot, Cales de Mallorca, Son Macià, Cala Murada, Cala Anguila y Cala Mandia.

La isla de Mallorca está formada por 3 grandes unidades estructurales llamadas sierras de Tramuntana, la Plana de Mallorca y Sierras de Levante. En esta última gran unidad estructural se ubica el municipio de Manacor. 

El municipio se ve cruzado por las estribaciones de la sierra de Levante en dirección N-S.

Estas estribaciones estructuran el territorio en 3 comarcas naturales: la plana interior, la propia sierra y la llanura costera (sa Marina). Cada una de ellas con características bien diferenciadas. El propio término de Manacor se podría dividir en 3 unidades de relieve bien diferenciadas; la Plana, las Sierras de Levante y el Migjorn.

La unidad de relieve estructural de la Plana interior afecta a la parte occidental y noroccidental del municipio y pertenece a la cuenca Manacor-Felanitx, zona claramente de subsidencia con materiales sedimentarios, muchos de ellos impermeables. se caracteriza por las formas planas, que drenan hacia el este, hacia el torrente de na Borges.

MANACOR Fisiografía

En la parte septentrional del término destacan los barrancos encajados en rocas calizas debido a la continua erosión realizada por el agua que circula de forma discontinua por los torrentes. Toda la potencia de la plataforma de las marinas de esta zona norte se ve afectada por el cauce encajado del torrente de na Borges y en algunos puntos de su recorrido pueden aparecer fuentes y colmillos.

MANACOR Capacidad agrologica

La segunda área corresponde al sector de las Sierras de Levante, con relieves muy suaves. Estas están orientadas de NE a SO con una sucesión discontinua de montañas de relieve suave, todas con una cota inferior a 500 m. El paisaje alto de un cerro caracteriza esta zona, donde se pueden observar valles anchos donde se alteran hondonadas cultivadas con cumbres ocupados por cultivos escalonados o por ullastrars. Esta área se puede dividir a su vez en 3 sectores: al norte el macizo de Calicant, al sur la Mola des Fangar y la loma de Llodrà y entre ambas una meseta intermedia. El primer bloque contiene entre otros los siguientes montes, monte de en Algodón (359 m), monte de Arnau (359 m) y Calicant (473 m), que es la montaña más alta del término. La meseta intermedio se extiende entre el macizo montañoso mencionado y la loma de Llodrà. El aserrado de Llodrà contiene entre otros los siguientes montes: se Corazón de Jesús (325 m), la montaña de Llodrà (307 m), la montaña de sa Vall (350 m) y el de su Bandera (334 m). La otra sierra de esta zona se extiende entre la peña de se Cuervo (248 m) hasta des Fangar (319 m), y entre medio encontramos Sa Bandera (298 m) y Se Picot (309 m), entre otros. entre los dos aserrados anteriores se encuentra el valle de Son Macià.

MANACOR Hidrología

En último término, la llanura costera se extiende desde la costa hasta aproximadamente los 100 metros de altura. El litoral del término de Manacor, tiene una longitud de unos 33 Km, es acantilado y poco articulado. Esta franja litoral se caracteriza por la planeidad del terreno de una plataforma de unos 4 Km de ancho, inclinada hacia al mar.

Las puntas más destacables del litoral son las del Obispo, de Ses Penyes Altes, de Levante, en Barrufau, Reina, Zanja y Moreia y Morro de sa Calabaza. Los entrantes más destcables del litoral son: el Port de Manacor, s’Estany d’en Mas y las Calas, Domingos, Antena, Bota, Virgili, Magraner, Varques, Falcó, Anguila, Murta, Petita, Morlanda y Moreia.

Manacor. Torrentes

Manacor. Espacios naturales

En las islas de Mallorca y Menorca los primeros asentamientos se produjeron en torno al año 2000 aC. Aquellos pobladores del período llamado pretalayótico habían llegado en oleadas sucesivas procedentes de la zona de Almería, de tal manera que en las islas se empezó a desarrollar una cultura de tipo argárica. Las comunidades iniciaron la construcción de navetas, monumentos de piedra con forma de nave invertida, aisladas o agrupadas en poblados, que fueron utilizadas como viviendas -es el caso de Sa Marineta, s’Hospitalet Viejo, etc.- y la construcción de cuevas artificiales -la cueva de s’Homonet Viejo, el Medio de ses Beies, etc.- como lugar de enterramiento.

Entre el año 1200 y 650 aC, con la evolución de la población pretalaiótica o tal vez por influencia de poblaciones originarias del Mediterráneo oriental llegadas en la isla, se produjo la época talayótica, periodo que quedará fuertemente definido gracias a los cambios arquitecturales que marcará en el entorno paisajístico, los talayots. Se han conservado numerosos poblados talayóticos en el municipio de Manacor hasta la actualidad, los más destacados son el de s’Hospitalet Viejo, el des Boc y el de Bellver, y también otras construcciones como Son Bendrís, Son Sureda y Son Gruta.

Hacia el año 654 a 653 aC, la presencia occidental y la fundación de Ebusus por los púnicos marcó nuevos cambios para la población talayótica. Posteriormente, el 123 aC Mallorca fue conquistada por los romanos, en una expedición militar dirigida por el cónsul romano Quintus Caecilius Metellus, y a partir de ese momento estuvo inmersa en un proceso irreversible de romanización. En Manacor, se han encontrado en las profundidades de las aguas de Porto Cristo numerosos restos romanos. Sin embargo, la mayor parte del legado que disfrutamos en Manacor corresponde al Bajo Imperio. Las basílicas de Son Peretó y sano Carroja ponen en evidencia la existencia de comunidades cristianas bien consolidadas.

El archipiélago balear fue atacado por los vándalos en 426 y quedó dentro del reino vándalo hasta la conquista de los bizantinos del año 533. Más tarde, en 903, sería conquistado por el Emirato de Córdoba. El origen de la ciudad de Manacor probablemente se remonte a las épocas anteriores a la dominación islámica, como lo demuestran los restos encontrados en los alrededores de la actual iglesia parroquial. Las diferentes etapas islámicas se prolongaron hasta 1229 con la conquista catalana de Jaime I “el Conquistador”. La conquista supuso la desaparición de numerosos molinos y también de cultivos de algodón y arroz, mientras que se potenció el cultivo de vid. El mundo islámico sólo dejó como restos de materiales fragmentos de cerámica de las alquerías y cobertizos de las comunidades campesinas del momento. También se conservan topónimos que podrían tener un origen árabe o bereber.

Ya en el año 1300 Jaume II concedió a Manacor el estatuto de ciudad. De la actividad constructiva se conserva la torre del Palau y la fortificación de algunas casas rurales (torre de ses Puntes y torre de los Enagistes). De la época medieval hay que recordar la relevancia de Manacor en los conflictos sociales, con el protagonismo de un personaje destacado: Simó Tort.

A nivel de evolución urbana y social, en 1576 la orden de predicadores fundó el convento de San Vicente Ferrer e inició la construcción de la iglesia barroca, y a principios del siglo siguiente se empezó el claustro. También se perfiló la barriada de Fartàritx, donde se concentraban los molinos harineros de viento, que definieron la fisonomía de una parte de la ciudad.

1760 MANACOR

Con la desamortización de 1835 los bienes de la orden pasaron a manos del Estado, las dependencias del claustro se destinaron a servicios municipales y el juzgado.

Hasta el siglo XIX la actividad económica existente se debía a la agricultura de viña y cereales y la ganadería, pero también tenían cierta importancia el sector textil y de la alimentación, y las alfarerías. La caracterización de la actual ciudad de Manacor a nivel industrial y económico ya se empezaba a perfilar el siglo XIX. En aquellos momentos empezaron a aumentar las actividades industriales, dedicadas a la transformación de los productos agrícolas. En la segunda mitad del siglo se iniciaron las actividades de construcción de muebles y la posterior instalalación de fábricas. También continuaron en marcha las alfarerías y la producción de vinos y aguardientes.

1784 MANACOR

En 1875 se creó la Compañía de Ferrocarriles de Mallorca y 4 años después se inauguró la línea de ferrocarril Inca-Manacor. En 1902 se fundó la primera fábrica de perlas de imitación. De este modo Manacor se convirtió en el centro industrial y comercial de Levante y desde 1912 Manacor posee el título de ciudad. Con este desarrollo económico, junto con la llegada del turismo a partir de los años 1960, la población de Manacor sufrió un cambio en sus costumbres pero también en la actividad urbanística. A finales del siglo pasado se construyó la iglesia parroquial de Nuestra Señora de los Dolores; el campanario es el elemento más emblemático. También se edificaron algunos de los centros de las calles Nou, Mayor, Pío XII, Bosch, etc.

1932 Manacor

Al mismo tiempo se expandieron y consolidaron las barriadas de Fartàritx y se Barracar y se crearon nuevas urbanizaciones alrededor de la estación del ferrocarril y de na Camella. Actualmente el crecimiento urbanístico más destacado ha sido la construcción de la urbanización de Son Talent, la ampliación de las carreteras de acceso al núcleo de Manacor por el NE, las rondas que delimitan este mismo núcleo, y las carreteras que unen s’Illot- Porto Cristo-Cala Anguila.

Recordar que en 1966, Calas de Mallorca, destinará 350 ha para desarrollar 8.700 plazas hoteleras, según el decreto de 4.4.1966 de Centros de Interés Turístico Nacional, en el epígrafe de Zonas turísticas litorales consolidadas. 

“Junto a la necesidad de establecer planes directores que dirigiesen las nuevas implantaciones turísticas se vuelve a plantear la peculiaridad urbanística del turismo, y la necesidad de una normativa ex profeso que atendiese a sus particularidades y facilitase la intervención pública para la creación de infraestructuras básicas (PDES 1964-67). La respuesta legislativa fue la Ley de Zonas y Centros de Interés Turístico Nacional, que creaba un sistema de planificación territorial propio y diferenciado. 

La ley retoma el interesante concepto de Zona de Interés Turístico Nacional (ZITN) (que ya se manejaba desde un Anteproyecto de 1955), entendida como un espacio geográfico amplio y adecuado para su promoción turística, bien dotado, y que dejado a la acción espontánea de la iniciativa privada bien pudiera frustrarse en su desarrollo (Memoria MIT, 1962). Desgraciadamente la ZITN nunca fue un concepto técnicamente bien definido, mezclándose y confundiéndose con frecuencia la promoción entendida como publicidad con la verdadera creación de productos y su integración territorial. Es posible que este deficiente desarrollo teórico de la Zona frente al más simple concepto de Centro de Interés Turístico Nacional (CITN), producto urbano-turístico individualizado con más de 500 plazas y 10 ha de superficie, supusiese la preeminencia de éstos frente a aquéllas.

El resultado fue un escaso protagonismo de las Zonas frente a los Centros; no se llegó a aprobar finalmente ninguna, a pesar de que se avanzó notablemente en las de la Costa del Sol y la Costa Brava. Por el contrario, hasta 1975 se aprobaron 78 CITN. Estas iniciativas se beneficiaban de ciertos incentivos fiscales y de la posibilidad de transformar el suelo rústico en urbanizable a través de la redacción de un Plan de Ordenación Urbana; la contrapartida exigida a los promotores era garantizar una calidad del producto final muy por encima de lo habitual en aquellos años.

Esta figura contó con detractores desde su promulgación, interpretándola como una ley que bordeaba el sistema de planificación territorial habitual para facilitar los procesos de desarrollo turístico (Fernández, 1965; Serrano, 1966; Terán, 1982). Realmente fue algo más que eso. Fue un intento de crear un modelo propio, diferente de la Ley del Suelo, con sus propios presupuestos conceptuales y técnicos. El esquema de partida era el siguiente: un Plan de Ordenación Territorial y Urbana cumpliría las funciones de plan director para un conjunto comarcal más o menos amplio (las ZITN) definiendo además los CITN; con posterioridad el Plan de Ordenación Urbana de los CITN aseguraría la correcta dotación de infraestructuras y servicios de cada uno de los polos de desarrollo elegidos. Se creaba, por tanto, un tipo de plan de escala intermedia (plan de ordenación territorial y urbana) que conectaba la planificación turística y la territorial…

“CALAS DE MALLORCA” fue declarada CITN durante 1966, mediante Decreto 779/1966 de 24 de marzo, en plena expansión turística:

FICHA TECNICA (1987):

  • Sup. total: 3.612.000 m2
  • nº de hab.: 21.672
  • densidad: 60 hab/Ha
  • Viviendas unifamiliares:  272. (1.087 hab)
  • Apartamentos: 6.381 (12.763 hab)
  • Habitaciones hoteles: 4.014 (8.035 hab)

Según un Informe remitido por la Consejería de Turismo en el Parlamento de las Islas Baleares, (B.O.P.I.B. n.36, 1985, Pigs. 634-663) ésta era la situación de “Calas de Mallorca “(Manacor).

  • Se aprecia inobservancia de los plazos, ya que han transcurrido las tres etapas previstas, y la zona urbana edificada justo representa un tercio aproximado del total.
  • No procede la revisión de los Planes, ya que día 26.6.1970, se autoriza por parte del Ministerio de información y Turismo la revisión del Plan original de ordenación Urbana, día 30.12.1972, los promotores presentaron el nuevo Plan de ordenación Urbana revisado a dicho Ministerio, sin que haya recaído posterior Resolución por parte del Administración  Central.
  • No se aprecia la circunstancia excepcional de quiebra del promotor que sigue siendo el original, “Calas de Mallorca, SA” conjuntamente con “Cala Antena SA” y los Bancos “Exterior de España” e “Hispano Americano”.

En cuanto a la cuarta petición sobre “La circunstancia excepcional de grave contradicción entre lo actuado total o parcialmente a los Centros, el planeamiento aprobado y la necesaria protección de los reconocidos valores ecológicos y paisajísticos”. El Gobierno responde que no considera que esta contradicción se dé en “Calas de Mallorca”.

En la Revisión del Plan de Centro de Interés Turístico Nacional de “Calas de Mallorca”, 1987, expone que la península se ha desarrollado, constituyendo un suelo urbano consolidado. La revisión presenta los proyectos de la 2ª, 3ª y 4ª península en que se divide la superficie del Centro.

La situación actual en que se encuentra el Centro, es conflictiva, por una parte tiene aprobada la Revisión del Plan de Oferta Turística, por parte de la Consejería de Turismo (1987), y con la misma fecha e1 Ayuntamiento de Manacor informa favorablemente los extremos y objetivos de la citada Revisión, pero la Corporación municipal a la redacción de su Plan General de ordenación urbana, 1990, (aprobación inicial) ignora totalmente la declaración de CITN, basándose en la competencia municipal que otorga la Ley del suelo de 1976 ordenando la totalidad del término municipal. Clasifica la parte no consolidada como Suelo No Urbanizable.

Este hecho hace que se plantee la problemática de las indemnizaciones a los promotores por parte de el Ayuntamiento. La Corporación Local a partir de un informe jurídico oficial, emitido por el abogado Bartomeu Colom (1989) expone suficientes argumentos sobre porqué no hay derecho a la indemnización.

La Ley de Centros y Zonas de Interés Turístico se ha convertido en obsoleta, derogada en todo lo que concierne al dominio público marítimo-terrestre.

“Artículo único: Queda derogada en el ámbito territorial de las Islas Baleares la “Ley 197/163, de 28 de diciembre, de Centros y Zonas de Interés Turistico Nacional”.  La Proposición de Ley fue rechazada. (BOPIB 85, 1990).

Meliá ha firmado un acuerdo para la venta del complejo Calas de Mallorca, de 875 habitaciones, ubicado en la isla balear, por un montante de 23,6 millones € y la plusvalía generada por la operación es de aproximadamente 4 millones €, informó la cadena a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). Tras la venta, el complejo seguirá siendo explotado por Meliá, que no ha desvelado el comprador, en régimen de alquiler con renta variable. El complejo está ubicado en una zona de acantilados, entre las playas de Cala Domingos y Cala Antena y compuesto por 5 edificios (Mastines, Chihuaguas, Balmoral y 2 bloques de habitaciones familiares en los jardines Balmoral).

Las infraestructuras de Manacor han condicionado el crecimiento urbanísticoEl núcleo urbano de Manacor fue creciendo a través de anillos hasta mediados del siglo XX. Desde entonces el crecimiento se ha producido hacia el S y hacia el O. La construcción de la ronda de Felanitx y la consolidación de los barrios de Fartàritx y Son Fangos han provocado que la iniciativa privada se trasladase hacia estas zonas del núcleo urbano.

Plan Director Sectorial de la Oferta Turística (POOT) – DEROGADO por la Ley 8/2012, de 19 de julio, del turismo de las Islas BalearesEl Plan de Ordenación de la Oferta Turística (POOT), es uno de los Planes Directores Sectoriales previstos en la Ley 8/87 de Ordenación Territorial de las Islas Baleares, sustituida por la Ley 14/2000 del mismo título. Aprobado por Decreto 54/95 de 6 de abril, BOIB 22.06.1995. Modificación nº1. Decreto 98/98 de 6 de noviembre, BOIB 11.17.1998. Modificación n º 2. Decreto 14/2000 de 4 de febrero, BOIB 21/02/2000.

La finalidad esencial del POOT era la ordenación de las actividades que tuvieran incidencia en la oferta turística, entendidos como tal, la actividad básica del alojamiento y la que, relacionada con las infraestructuras, servicios y equipamientos de carácter urbano, conformaban el entorno en qué se desarrollaba ésta. Esta ordenación se efectuaba desde el reconocimiento de la necesidad de preservación del medio ambiente y de la planificación integral del territorio como elementos determinantes para la consecución de una oferta turística calificada y diversificada. No eran objeto de ordenación las actividades que, bajo la denominación común de oferta complementaria, estaban reguladas por la normativa y los planes sectoriales específicos.

art. 1 Carácter del POOT.

El Plan de Ordenación de la Oferta Turística, en adelante, POOT, constituyó un plan director sectorial de los previstos en el capítulo 5 de la Ley 8/1987, de 1 de abril, de Ordenación Territorial de las Islas Baleares, y desarrolla los criterios generales aprobados por el Parlamento de las Islas Baleares en sesión de 23.2.1989.

art 2. Vinculación del planeamiento municipal.

1. De acuerdo con lo establecido en el artículo 23.3 de la Ley 8/1987, de 1 de abril, de Ordenación Territorial de las islas Baleares, las determinaciones del POOT serán vinculantes para los instrumentos de planeamiento generales municipales: planes generales y normas subsidiarias y complementarias de planeamiento, en las condiciones concretas:

2. Las determinaciones del POOT serán de aplicación a la totalidad de los suelos ordenados, excepto las características de la edificación que se establecen en el apartado 2 del artículo 9 y en los apartados 1.b, 2.a, 2 .cy 2.d del artículo 18, que sólo serán de obligado cumplimiento para las actuaciones que se realicen en:

a- Los terrenos que, clasificados en la fecha de aprobación definitiva del POOT como suelo urbanizable o apto para urbanizar, no dispongan de plan parcial definitivamente aprobado. (Modificado por D99 / 1998, de 6 de noviembre)

b- Los terrenos que, clasificados en la fecha de aprobación definitiva del POOT como suelo urbanizable no programado, no dispongan de programa de actuación urbanística y plan parcial definitivamente aprobados.

c- Los terrenos en los que, tras la instrucción del expediente adecuado, se haya declarado formalmente la pérdida del derecho a urbanizar.

3. Las determinaciones a que se refiere el apartado anterior tendrán el carácter orientativo en el resto de los casos y las adaptaciones del planeamiento general al POOT podrán establecer, de manera justificada, otras características diferentes de la edificación.

Art. 3 Finalidad del Plan.

1.  La finalidad esencial del POOT es la ordenación de las actividades que tengan incidencia en la oferta turística, entendidas como tal, la actividad básica del alojamiento y la que, relacionada con las infraestructuras, servicios y equipamientos de carácter urbano , conforman el entorno en que se desarrolla esta.

2. Esta ordenación se efectúa desde el reconocimiento de la necesidad de preservación del medio ambiente y de la planificación integral del territorio como elementos determinantes para la consecución de una oferta turística cualificada y diversificada.

3. No son objeto de ordenación las actividades que, bajo la denominación común de oferta complementaria, están reguladas por la normativa y los planes sectoriales específicos.

…Art. 6 Zonas turísticas.

1.  A los efectos de este Plan se consideran zonas turísticas las siguientes:

24 MANACOR.   PORTOCRISTO.

ÁREAS INCLUIDAS: Porto Cristo, con la zona costera que comprende: n’Agulles, ses Tenasses, punta Pagel, playa de Porto Cristo, morro de sa Calabaza, hasta Cala Murta.

EXTREMOS COSTEROS: Los 2 Ojos-Ses Salines. Límite Cala Murta.

ÁMBITO DE LA ZONA: Constituyen la zona, los terrenos de las áreas incluidas que están clasificados por el planeamiento general vigente como suelo urbano y urbanizable o apto para urbanizar. Este ámbito y las determinaciones básicas del planeamiento referidas a los terrenos que se incluyen, se recogen de forma indicativa en el plano núm. 24 de la documentación gráfica del Plan. Asimismo, integran la zona los terrenos incluidos en las áreas de protección posterior y zonas limítrofes de protección costera definidas en las determinaciones particulares y los que resulten incluidos en las zonas de reserva y dotacional definidas por estas determinaciones o que resulten así calificadas en aplicación del dispuesto en las normas generales del Plan. A efectos de la definición de las áreas a que se refiere el apartado anterior, se entenderá por línea de límite de la zona, la línea perimétrica coincidente con el límite del suelo urbano y urbanizable o apto para urbanizar definido por el planeamiento.

  • CALIFICACIÓN DE LA SUBZONA
    • Nivel asignado D2
    • Ratio turística 60 m2 / plaza
  • DEFINICIÓN TURÍSTICA
    • escasa oferta de establecimientos hoteleros y extrahoteleros.
    • Zona preferentemente residencial.
    • El tipo de turismo es mayoritariamente familiar.
    • Frecuentade preferentemente por franceses y amglesos
    • Zona de visita turística.
  • RECURSOS TURÍSTICOS
    • Existencia de puerto deportivo.
    • Facilidades para la práctica de deportes náuticos.
    • Proximidad núcleo urbano.
    • Acuario de Mallorca.
    • Cuevas del Drac.
    • Cuevas dels Hams.
  • OBJETIVOS
    • Consolidar el turismo en la temporada tradicional.
    • Por su situación geográfica, mejorar el turismo no estacional

Plano zona 24 Portocristo (POOT)

25 MANACOR.   CALA ESTANY, PORTOCRISTO NOVO, PLATJA ROMANTICA, CALA     ANGUILA, CALA MENDIA Y CALA MAGRANA

ÁREAS QUE INCLUYE: Urbanizaciones Cala Magrana, Cala Anguila, Portocristo Novo, Cala Mendia, Cala Estany y Playa Romántica, con zona costera que comprende: na Granada, Cala Anguila, Cala Mendia, Punta Reina y Cala Estany.

EXTREMOS COSTEROS: Límite de Cala Magrana, límite se Fronton des Molar

ÁMBITO DE LA ZONA: Constituyen la zona, los terrenos de las áreas que incluye que están clasificados por el planeamiento general vigente como suelo urbano y urbanizable o apto para urbanizar. Este ámbito y las determinaciones básicas del planeamiento referidas los terrenos que se incluyen se recogen de manera indicativa en el plano núm. 25 de la documentación gráfica del Plan. Integran, asimismo, la zona, los terrenos incluidos en las áreas de protección posterior y zonas limítrofes de protección costera definidas en las determinaciones particulares y los que resultan incluidos en las zonas de reserva y dotacionales definidas por estas determinaciones o que resulten así calificados en aplicación de lo dispuesto en las Normas Generales del Plan.

A efectos de la definición de las áreas a que se refiere el apartado anterior, se deberá entender por línea de límite de la zona, la línea perimétrica coincidente con el límite del suelo urbano y urbanizable o apto para urbanizar definido por el planeamiento.

  • CALIFICACIÓN DE LA ZONA
    • Nivel asignado C
    • Ratio turística: 70 m2 / plaza
  • DEFINICIÓN TURÍSTICA
    • Predominio de la oferta extrahotelera.
    • Zona de turismo de vacaciones.
    • El tipo de turismo mayoritario es el familiar.
    • Zona turística eminentemente estacional.
    • Zona frecuentada preferentemente por alemanes, ingleses e italianos.
  • RECURSOS TURÍSTICOS
    • Zona marítima con playas.
    • Facilidades para la práctica de deportes náuticos.
    • Recursos deportivos.
    • Proximidad al núcleo urbano.
  • OBJETIVOS
    • Consolidar el turismo en la temporada tradicional.

Plano 25 POOT. Cala Estany-Porto Cristo Novo-Estany d’en Mas-Cala Anguila-Cala Mendia)

 26 MANACOR.    CALES DE MALLORCA, ES DOMINGOS Y CALA MURADA

ÁREAS QUE INCLUYE: urbanizaciones Calas de Mallorca, Cala Domingos y Cala Murada, con zona costera que comprende: cala Antena, na Dos Vientos, sa Romaguera, se Domingos Grans, se Domingos Petits, la Punta de sa Fresca, Cala Murada y Ses Penyes Muertas.

EXTREMOS COSTEROS: Límite de Cala Antena. Ses Partions

ÁMBITO DE LA ZONA: Constituyen la zona, los terrenos de las áreas que incluye que están clasificados por el planeamiento general vigente como suelo urbano y urbanizable o apto para urbanizar. Este ámbito y las determinaciones básicas del planeamiento referidas a los
terrenos que se incluyen se recogen de manera indicativa en el plano núm. 26 de la documentación gráfica del Plan. Integran, asimismo, la zona, los terrenos incluidos en las áreas de protección posterior y zonas limítrofes de protección costera definidas en las
determinaciones particulares y los que resulten incluidos en las zonas de reserva y dotacionales definidas por estas determinaciones o que resulten así calificados en aplicación de lo dispuesto en las Normas Generales del Plan. A efectos de la definición de las áreas a que se refiere el apartado anterior, deberá entender por línea de límite de la zona, la línea perimétrica coincidente con el límite del suelo urbano y urbanizable o apto para urbanizar definido por planeamiento.

  • CALIFICACIÓN DE LA ZONA
    • Nivel asignado C
    • Ratio turística: 70 m2 / plaza
  • DEFINICIÓN TURÍSTICA
    • Zona básicamente de vacaciones.
    • Numerosa oferta hotelera y extrahotelera.
    • El tipo de turismo mayoritario es el familiar.
    • Zona turística eminentemente estacional.
    • La zona de Calas de Mallorca es frecuentada preferentemente por ingleses y alemanes.
    • La zona de Cala Murada alberga turismo alemán.
  • RECURSOS TURÍSTICOS
    • Existencia de playas.
    • Facilidades para la práctica de deportes náuticos.
    • Reúne condiciones para la realización de otros deportes.
    • Puerto deportivo.
  • OBJETIVOS
    • Consolidar el turismo en la temporada tradicional.

Plano 26 POOT Cales de Mallorca, Es Domingos y Cala Murada.

La construcción o rehabilitación de infraestructuras es quien vertebra el crecimiento del núcleo urbano de Manacor.

Diversidad de núcleos urbanosSegún el nomenclátor de núcleos urbanos de Baleares, en Manacor hay inventariados 11 núcleos de población, de los cuales 3 son tradicionales. El núcleo de Manacor actúa como centro histórico vertebrador del término municipal y el resto de núcleos urbanos son, en su gran mayoría, núcleos de residencias secundarias o turísticos.

Manacor como centro estructurador supracomarcal a nivel funcional. El sistema urbano de Levante, se estructura a partir del núcleo de Manacor pero su influencia es supracomarcal, ya que la comarca del Migjorn, con la que limita Manacor en su parte sur se estructura funcionalmente en muchos aspectos a partir del núcleo de Manacor. Aunque aún no existe ninguna mancomunidad está en proyecto una que abarca todos los municipios de Levante y algunos del Migjorn como Felanitx y Santanyí.

Las NNSS de planeamiento vigentes han sido modificadas en numerosas ocasiones. Las Normas Subsidiarias de Planeamiento de Manacor vigentes fueron aprobadas definitivamente en 1976. Estas han sido modificadas puntualmente en numerosas ocasiones a la espera de un Plan General que se prevé que se apruebe en el plazo de un año. En últimos 5 años se han modificado sustancialmente en 4 ocasiones, lo que constata la necesidad de un Plan General o de cualquier otro instrumento de planificación adaptado a las necesidades reales del municipio.

Desarrollo urbanístico acelerado en los años 90. Durante la década de los ’90 se han desarrollado numerosos proyectos urbanísticos, sobre todo a partir de 1998, pero no sólo desde la iniciativa privada sino que desde el Ayuntamiento se ha llevado a cabo numerosas actuaciones de construcción, mejora y acondicionamiento de infraestructuras y equipamientos que han favorecido este crecimiento urbanístico.

Patrimonio histórico rico y catalogado. En 1998 se aprobó definitivamente el Catálogo de centros de interés cultural de Manacor y actualmente se hace una gestión efectiva de estos bienes, ya que a pesar de la falta de recursos se realizan proyectos de rehabilitación y mejora de edificios y espacios. De entre todos los bienes patrimoniales destacan la basílica paleocristiana de Son paredes, el claustro de San Vicente Ferrer y el Musas de Historia de Manacor.

La gestión del verde urbano se hace mediante un inventario obsoleto. La información de los espacios verdes urbanos y el arbolado viario de Manacor se ha extraído del inventario realizado en el pliego de condiciones técnicas de la empresa que tiene contratado su mantenimiento y gestión. Este inventario es de hace más de 5 años aunque actualmente se está llevando a cabo una revisión de este desde el Área de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Manacor.

Recientemente ha empezado a controlar desde el Ayuntamiento la gestión que se hace del verde urbano por parte de la empresa contratista pero hasta entonces no había existido un control efectivo de este servicio. Este hecho originaba numerosos problemas ya que las quejas ciudadanas se dirigían directamente al Ayuntamiento y la facturación extra por parte de la empresa contratista era muy elevada.

Caminos y camadas de uso público inventariados y cartografiados. En el término municipal de Manacor existen un total de 92 caminos y 571 camadas de uso público inventariadas. Este inventario recoge una información muy valiosa de esta red de caminos rurales que puede servir para evaluar la conectividad entre espacios naturales en todo el término municipal.

Salvaguardar la gran cantidad de matorrales de acebuche. Poca zona de encinar. Hay una gran franja litoral que está ocupada por este tipo de chaparral de acebuche. Otro hábitat idóneo para el acebuchal es la plataforma del extremo noroccidental del término, donde los matorrales que se inician en el término de Manacor conectan con las formaciones que caracterizan la Marineta de Petra.

En general se puede decir que las marinas de acebuche son la vegetación predominante de las áreas de relieves más abruptos, aunque a menudo acaban presentando una cubierta de pino blanco, como se aprecia en el Fangar, en el monte de s’Heretge o al corazón de Jesús.

El encinar se encuentra muy limitado en Manacor. Los pocos reductos existentes arraigan especialmente en lugares con litologías margosas y con una mayor pluviometría, en este sentido es destacable el encinar de Son bereber, los de Can Queremany y los situados a los pies del monte de en Algodón. Casi por todo el término, es posible encontrar ejemplares aislados o pequeños redondeles de encina, incluso a localizaciones meridionales como s’Espinagar, s’Espitalet o Son Mola.

Gran cantidad de torrentes en todo el término de Manacor. El término se divide en 2 grandes vertientes, a partir de cursos que tienen su cabecera en las sierras de Levante. A continuación se presenta una relación de los torrentes existentes en el término y el lugar donde desembocan.

  • Hay que decir que el torrente de na Borges se ve alimentado por 4 cursos torrenciales: Son Caules, Son Cifre, torrente de Manacor y torrente de Conies.
  • El torrente de ses Talaiola está conformado por la confluencia de dos ramas principales: por el norte el torrente de Son Crespí y por el sur el torrente de So na Moixa. Antes de desembocar se añade el torrente de na Llebrona.

La gran mayoría del cultivo en Manacor es de secano. Poca aportación del regadío. El labrantío comprende el 74% de la superficie. Los cultivos de secano (70,5%) son representados por el almendro, los cereales, la higuera, el algarrobo y la viña. El primero comprende el 32% del secano y aparece en la marina, al plan y al raiguer los montes hasta aproximadamente los 200 metros de altura. Los cereales (29%) son característicos del plan manacorí, a menudo asociados al almendro y la higuera, que tiene una distribución irregular. El algarrobo, cultivado a vaguadas de los collados meridionales y del macizo de Calicant, es poco frecuente. La viña, que en el siglo XIX ocupaba gran parte del plan interior, ha quedado reducida prácticamente al extremo de llebeig del término, y enlaza con el área vitícola felanitxera. Destacan las viñas de Son Perot, Son Caules, Son Moix, Son Fangos, Son Joan Jaume, Albocàsser y Son Banús.

En cuanto al regadío representa el 3,57% del total cultivado. Se localiza en el valle de la Nou, a lo largo de la cual se dan suelos aluviales potentes, las fuentes de Albassalba desde Géminis y de sa Memoria y la red de canalizaciones del torrente de Na Borges, que ha posibilitado la expansión de la superficie. Otras áreas son Son Crespí, Santa Cirga y los alrededores de la ciudad.

Las Áreas Naturales de Especial Interés de Manacor están repartidas por todo el término municipal. Las 5 ANEIs tienen una distribución irregular a lo largo y ancho de Manacor: 2 se encuentran en la parte septentrional del término y el resto (3) se encuentran prácticamente en la parte meridional.

Gran cantidad de cuevas están catalogadas como LICs. Un total de 7 cuevas de Manacor están catalogadas como Lugar de Interés Comunitario. Estas son las siguiente: cueva de Gemelo, de Can Bordils, del Dinero, del Demonio, de sa Gleda desde Pirata y desde Puerto. Aparte de estas cuevas, hay inventariadas un total de 47 cavidades naturales, donde básicamente dos: las cuevas del Drach y las del Hams.

Riesgo de inundación en diferentes tramos del núcleo de Manacor. La ciudad de Manacor es atravesada por el torrente de Sa Cabana, que pasa prácticamente por el corazón del área urbana, así como también por cárcava de sa Moladora, que coincide con la actual ronda del Ferrocarril. Desde el siglo XIX, se han ido sucediendo inundaciones con destrucciones graves asociadas. Destacan 3 episodios muy graves: el 15.8.1850, el 5.10.1932 y el 6.9.1989, además de otro avenidas menores (31.10.1960 y 1.11.1960, 31.8.1989, 28.9.1994, etc.). Las áreas más afectadas son la plaza del Mercado, la avenida del Torrent, la parte baja del arrabal de Fartàritx y el barrio de S’Antigor.

Bajo riesgo geomorfológico y de erosión de suelos. No se han dado casos de deslizamientos o ruptura de bloques de roca fuertemente. La parte del término situada más al noreste, está constituida por una formación de plataforma de origen Escullos similar a la marina de Levante, que en este sector se sitúa adosada a las Sierras de Levante y baja en suave declive hacia la bahía de Alcúdia.

Alto número de incendios así como elevadas hectáreas quemadas en los últimos 30 años. Entre 1970 y 2001, se produjeron 177 incendios en Manacor, que quemaron un total de 2.306,5 Ha, es decir el 0,8% del total de la superficie del término municipal de Manacor. Poco más del 50% de los incendios han sido por causa desconocida, el 25% por razones de negligencia, más de un 1% por causas naturales (rayo) y un 18% de forma intencionada.

Buen sistema de prevención de algunos riesgos que puedan surgir en Manacor. Manacor dispone de un parque de bomberos, catalogado como principal. Hay un Plan de actuación de los bomberos. Este plan de actuación, no es municipal o zonal, sino que todas las estaciones o unidades colaboran entre sí. Pero es obvio que la estación de bomberos de Manacor, es la más empleada y la primera unidad que llega cuando se declara un incendio o una emergencia de gran magnitud (accidente, inundación, etc.).

Hay que recordar que, tanto en el N como en el S de Manacor (Artà y Felanitx), hay 2 estaciones o parques auxiliares (también abiertos todo el año). Estos se convierten con unidades de ayuda según la tipología de catástrofe. Además tienen a su disponibilidad gran número de material y utensilios para prevenir y / o extinguir cualquier riesgo que surja.

Las Normas Subsidiarias y Complementarias de planeamiento del término municipal de Manacor (NNSS), resultaron aprobadas, con prescripciones, por la Comisión Insular de Urbanismo de Baleares a las sesiones de día 24.7.1979 y de 14.5.1980. Las NNSS mantienen las previsiones de desarrollo urbanístico del Plan Olesa de 1945 aprobado por el Ayuntamiento de Manacor. Estas NNSS han sido modificadas puntualmente en numerosas ocasiones a la espera de la aprobación del Plan General de Ordenación Urbana.

Algunas determinaciones de las NS han sido alteradas mediante procedimientos tramitados por el Consejo de Mallorca por aplicación del art 51 del TRLS en los siguientes aspectos:

    • Desclasificación del polígono 04:21 cala Pequeña mediante NNSS definitivamente aprobadas en fecha 24.7.1997.
    • Desclasificación de los polígonos 9-1, 6-22, 6-23, 6-27, 6-28, 6-3, 10-3-2 2ª fase (extensivas de Cala Anguila y Cala Murada) y 3-5, 3 -6, 3-8, 4-18 (extensivas de cala Moreia y cala Magrana), mediante NS definitivamente aprobadas en fecha 15.10.1999.
    • 􏰀Las determinaciones sobre la ordenación del suelo rústico del término se vieron afectadas por la LEN, que calificó como áreas de especial protección las áreas de Calas Vírgenes de Manacor, Na Borges, Calicant, se Fangar, la Punta y S’Algar .
    • Las determinaciones de las NS han sido afectadas por diversos PDS vigentes y resultaron directamente modificadas por las determinaciones de las DOT que, además de la incorporación de las distintas categorías de suelo rústico definidas y posteriormente concretadas por el Plan Territorial de Mallorca, supusieron una afectación de las áreas de desarrollo urbano previstas ya que provocaron la desclasificación de los sectores del suelo urbanizable incluidos en los supuestos de desclasificación directa que las DOT establecían.

Características básicas de las normas subsidiarias y complementarias. La estructura territorial del término viene concretada con carácter general por los siguientes aspectos:

MANACOR: Evolución urbana

La definición de los distintos ámbitos de desarrollo urbano correspondientes a cada uno de los núcleos: Manacor, Son Talent y Son Macià en el interior, y desarrollos costeros de Cala Anguila, Cala Mendia, s’Estany d’en Mas, cala Magrana, Cala Murada, Calas de Mallorca, cala Domingos y s’Illot en la costa.

  • Las distintas calificaciones de suelo rústico definidas por las NNSS: agrícola y ganadera, excedente y forestal a las que se superponen las definidas por la LEN y las DOT.
  • La previsión de las infraestructuras viarias con la incorporación de grandes actuaciones: desdoblamiento de la C-715, variantes norte y oeste de Manacor, variante de Porto Cristo, etc.
  • La previsión del resto de infraestructuras territoriales: abastecimiento, saneamiento, energía eléctrica, FC, instala ?? instalaciones portuarias, etc.
  • La previsión del resto de sistemas generales de equipamientos y zonas verdes.

Las NS preveían inicialmente un total de 880,07 ha de suelo destinado a desarrollo urbano y clasificado como suelo urbano o urbanizable, con una densidad media de 174,57 hab./ha y una capacidad potencial total, de acuerdo con las densidades globales fijadas para cada polígono, de 153.636 habitantes. Actualmente este techo poblacional se ha reducido a 112.251 habitantes por medio de una modificación puntual de las normas subsidiarias y complementarias de Manacor 1/2007 (BOIB núm. 22 de 10-02-2007).

Para la ordenación del suelo urbano y urbanizable y con la excepción del CITN de Calas de Mallorca, las NS dividen los ámbitos de desarrollo urbano en polígonos distintos, con definición de su superficie global y asignación de densidad global y calificación. La distribución por núcleos es la siguiente:

  • Manacor: en suelo urbano 18 polígonos identificados del 1.1 hasta el 1:18, todos de uso residencial con excepción de 2 polígonos de servicios (1.15 y 01:17) y 1 polígono asistencial (01:16). En suelo urbanizable 3 polígonos residenciales (01:22, 01:29 y Son Talent) y 5 de servicios (uno y veintiséis, 1:27, 1:28, polígono industrial y su ampliación).
  • Porto Cristo: en suelo urbano 15 polígonos con usos residenciales (4.1 hasta 4.8; 10.4 hasta 04.12; 14.04 hasta 4.17), 1 de servicios (4.9 y polígono A). En suelo urbanizable 1 polígono de servicios (polígono A), otro de equipamiento docente (polígono B) y los 2 polígonos correspondientes a la zona de las cuevas (04/19 y 20/04).
  • Son Macià: un polígono residencial (2.1).
  • Cala Anguila, Cala Mendia, s’Estany d’en Mas y cala Granada: en suelo urbano 22 sectores de uso residencial o turístico (5.1 hasta 5.4; 6.1 y 6.2; 6.4 hasta 6.19). En suelo urbanizable 4 sectores (06:20 hasta 06:23).
  • Cala Murada y cala Domingos: en suelo urbano 2 polígonos de uso residencial y turístico (10.1, 10.3) y 1 polígono de servicios (10.2). En suelo urbanizable 4 polígonos (7.1 hasta 7.4) correspondientes al sector de cala Domingos.
  • Calas de Mallorca: se respetaba la ordenación establecida para el CITN. S’Illot: en suelo urbano 4 polígonos de usos residencial o turístico (3.1 hasta 3.4) y 1 polígono de
    servicios (3.9).

Las NS definen para cada polígono su calificación específica, con la siguiente distribución según los núcleos:

  • Manacor: en suelo urbano se definen 6 calificaciones por tipologías de edificación continua (singular antigua, general antigua, isla singular, intensiva A1, intensiva A2, intensiva B1), una calificación de tipología aislada (extensiva E), además de la tipología de la zona de Fartàritx (protección molinos), la de la zona de las 12 islas (intensiva en manzana abierta, que luego fue desarrollada mediante un estudio de detalle), la calificación de los servicios y la asistencia sanitaria. En suelo urbanizable, una calificación para tipología aislada (extensiva baja), además de las de servicios y uso deportivo y las definidas por cada plan parcial.
  • Porto Cristo: en suelo urbano se definen 2 calificaciones para tipologías de edificación continua (intensiva C, intensiva D2), 3 para tipologías aisladas (extensiva F1, extensiva G1 y extensiva G2), además de la calificación para servicios de uso deportivo. En suelo urbanizable, la calificación correspondiente a la zona de las cuevas (especial cuevas) y las de los polígonos A y B.
  • En Son Macià una única calificación para tipología de edificación continua (intensiva B2).
  • Cala Anguila, Cala Mendia, s’Estany d’en Mas y cala Granada: en suelo urbano, se definen 6 calificaciones, todas ellas para tipologías de edificación aislada (extensiva F1, extensiva Y, extensiva F2, extensiva G1, extensiva G2, extensiva hotelera I). En suelo urbanizable una única calificación (extensiva para tipología de edificación aislada).
  • Cala Murada y cala Domingos: en suelo urbano 2 calificaciones para uso residencial y turístico (Extensiva y extensiva H) y 1 calificación para usos de servicios ZS, todas ellas para tipología de edificación aislada. En suelo urbanizable una única calificación G1) asimismo para tipología de edificación aislada.
  • Calas de Mallorca: se respetaba la ordenación establecida por CITN, con un total de 7 zonas, en la primera península, única que mantiene la clasificación: I. Residencial con parcelas ?? la gran, III. Residencial de conjuntos o agrupaciones, IV. Residencial de apartamento, V. Hotelera, VIII. Comerciales, IX. Zonas residenciales recreativas y X. Edificios públicos.
  • S’Illot: en suelo urbano 4 calificaciones, todas ellas para tipología de edificación continua (intensiva B2, intensiva C, intensiva D1 y intensiva D2). En suelo urbanizable 1 calificación correspondiente a la zona de servicios.
  • En carácter general, las calificaciones correspondientes a tipologías de edificación continua se regulan mediante definición de la ocupación máxima y de la altura edificable, que generalmente va en función de la anchura de la calle. En el caso del núcleo de Manacor, la regulación de empleos y alturas permitidas fue objeto de interpretación unitaria mediante la elaboración de un Plan de Profundidades y Alturas Edificables en que se definieron los parámetros mencionados para cada una de las islas definidas. En el resto de núcleos, las reglas de aprovechamiento aplican caso por caso.

Estructura general y características tipológicas del tejido urbano MANACOR.

En cuanto a las tipologías de edificación aislada, las condiciones de aprovechamiento están definidas mediante la fijación del índice de edificabilidad (entre 3 y 1 m3 / m2), ocupación máxima (en torno al 30% – 40%, con algunas excepciones del 20% y 60%) y altura máxima permitida (entre 2 y 4 plantas, con alguna excepción de 5 plantas en parcelas de uso hotelero, y libertad en cuanto al número de plantas en la zona hotelera del CITN de Calas de Mallorca).

Inundabilidad. Zona MANACOR

Núcleo de Manacor: Previsión de una infraestructura viaria perimetral que define las grandes piezas del tejido urbano, constituidas por la carretera de Palma, el eje paseo de la Estación-paseo del Ferrocarril – avenida del Parque, la ronda del Puerto y la ronda de Felanitx.

  • Previsión de los sistemas generales de equipamiento y de los espacios libres públicos más importantes que cuentan con el apoyo de los ejes viarios anteriores.
  • Ordenación mayoritaria del tejido urbano mediante tipologías de edificación continua de 3 y 4 plantas de altura, con previsión de franjas de mayor altura en las fachadas los ejes más importantes, constituidos, además de los citados, por la calle de Jordi Sureda, las avenidas de Mossèn Alcover, Salvador Juan y Fray Junípero Serra, el paseo de Antonio Maura, la avenida de baja desde Coso, la vía de Portugal, la avenida del Torrent, la rambla del Rei En Jaume, etc.
  • Previsión de una amplia zona de servicios al norte de la carretera de Palma y de 2 zonas residenciales de tipología extensiva en el exterior de la avenida del Parque y de la ronda del Puerto.
  • Previsión de una ordenación adecuada según la protección otorgada a la zona de Fartàritx y de una ordenación específica para la zona de las 12 islas.
  • Previsión del desarrollo de la zona industrial y de servicios en el límite oeste del núcleo, reforzada en la C-715.

Núcleo de Son Macià:

  • Previsión de una pieza de suelo urbanizable, actualmente desclasificada, que dotaba de cohesión el suelo clasificado como urbano.
  • Previsión de los equipamientos en el extremo sureste del núcleo.
  • Ordenación de la totalidad del núcleo mediante tipología de edificación continua.

S’Illot inundabilidad MANACOR

Núcleo de S’Illot:

  • Previsión de un desarrollo urbanístico compacto en base a tipologías de edificación continua de altura variable entre 2 y 5 plantas en función de la anchura de la calle.
  • Poca previsión de zonas de equipamiento y de espacios libres públicos coincidentes su mayoría
    con la franja litoral.

Núcleo de Porto Cristo:

  • Previsión de la ronda del Oeste, en el límite norte del casco, que conecta la carretera de Manacor con la de Son Carrió y la de Son Servera.
  • Emplazamiento en el entorno de las carreteras en Son Carrió y Son Servera de las grandes piezas de equipamiento, con previsión de espacios libres públicos de carácter lineal en torno al frente litoral.
  • Previsión de consolidación urbana mediante tipologías de edificación continua a los 2 lados de los ejes de penetración hasta el mar constituidos por la calle del Puerto y las avenidas de los Pinos, de Joan Amer y de su Fonera; con previsión de una ordenación especial para la primera línea frente al mar, a lo largo de los espacios libres contiguos con la zona portuaria.
  • Complemento de las zonas anteriores mediante desarrollos extensivos de tipología aislada a ambos lados del límite S de la avenida de sa Fonera y en la zona entre la ribera S del Puerto y cala Murta.

Núcleo de Cala Anguila, Cala Mendia, s’Estany d’en Mas y cala Granada:

  • Previsión de desarrollos costeros de carácter extensivo y tipología de edificación aislada a lo largo de la franja litoral y apoyados en las penetraciones desde la carretera de Porto Cristo a Portocolom, fruto de desarrollos urbanísticos parciales poco cohesionados.
  • Previsión de zonas de equipamiento apoyadas al viario interior paralelo a la costa, con previsión de espacios libres públicos en la franja litoral.

Cala Antena, Cala Domingos y Cala Murada – MANACOR. Riesgo inundabilidad

Núcleos de Calas de Mallorca y Cala Murada:

  • Previsión de desarrollos urbanísticos de carácter extensivo en base a tipologías de edificación aislada que se expanden hacia el interior a partir de la franja litoral y a lo largo de las penetraciones desde la carretera de Porto Cristo a Portocolom, fruto de desarrollos urbanísticos parciales, con escaso grado de homogeneidad, entre ellos el CITN de Calas de Mallorca desarrollado al margen de la normativa urbanística en base a su normativa específica.
  • Escasa previsión de zonas de equipamiento con grandes superficies de espacios libres públicos coincidentes en su mayoría con cauces y torrentes.
  • Referente al sistema general de espacios libres públicos, las NS prevén una superficie total de terrenos así calificados de 190 ha; de las cuales 48,9 en el núcleo de Manacor; 17,6 ha (13.1) a Porto Cristo; 3,6 ha (4.2) en Son Macià; 18.1 ha (21.3) en el núcleo de Cala Anguila, Cala Mendia, s’Estany d’en Mas y cala Granada; 100,8 ha en Cala Murada (83.4) y Calas de Mallorca (15.9); y 4,1 ha (04:35) a S’Illot. De la globalidad de superficie de espacios libres prevista resultaría un ratio de 12,36 m2/hab. respecto de la capacidad potencial del planeamiento, con ratios parciales para núcleos entre los 4 m2 / hab. de s’Illot y los 53,4 m2 / hab. de la zona de Cala Murada y Calas de Mallorca.

MANACOR PGOU-2011 Estructura General

El Plan General de Ordenación Urbana
En el marco definido por el Plan Territorial de Mallorca y de conformidad con la legislación vigente, el Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) actualmente se encuentra en tramitación. Este Plan constituirá el instrumento de ordenación integral del territorio del término municipal para que definirá los elementos básicos de la estructura general y orgánica del territorio; clasificará el suelo mediante el establecimiento de los regímenes jurídicos correspondientes a cada una de sus clases y categorías; y delimitará, de manera directa o por medio de sus instrumentos de desarrollo, las facultades urbanísticas del derecho de propiedad del suelo, especificará los deberes que condicionan la efectividad y el ejercicio legítimo de estas facultades.

El desarrollo y ejecución del PGOU es competencia del Ayuntamiento, sin perjuicio de la participación de particulares, de acuerdo con la actual legislación y con los documentos de carácter vinculante que se integran en el PGOU. En el ámbito de sus respectivas atribuciones y competencias corresponderá al resto de organismos y de administraciones públicas el desarrollo de las infraestructuras, servicios y equipamientos, así como la cooperación con el Ayuntamiento para conseguir la mayor eficacia en la ejecución del planeamiento urbanístico. El PGOU se desarrollará, según cada clase de suelo y teniendo en cuenta la legislación vigente, mediante planes parciales, planes especiales, estudios de detalle, polígonos o unidades de actuación y actuaciones aisladas, en su caso, se llevarán a efecto en través de los correspondientes proyectos de urbanización, proyectos de dotación de servicios o proyectos de obra ordinarios.

El Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) del municipio de Manacor ha sido modificado por la Ley 6/1998, sobre régimen del suelo y valoraciones, la legislación supletoria contenida en el Real Decreto 1346/1976, de 9 de abril , por el que se aprueba el texto refundido de la Ley sobre régimen del suelo y ordenación urbana, y demás legislación y normativa urbanística aplicable. El Pleno del Ayuntamiento, en fecha de 30 de marzo de 2007, en sesión extraordinaria, acordó la aprobación inicial del PGOU y fue publicada en el BOIB núm. 66 de 3.5.2007. A partir de esta fecha las administraciones públicas (Ayuntamiento de Manacor y Consejo de Mallorca) tenían dos años para aprobar definitivamente el PGOU. Durante estos 2 años de tramitación se cumplió con la normativa establecida por el Plan General.

El PGOU estuvo en exposición pública en el claustro San Vicente Ferrer (Manacor) desde día 3.5.2007 hasta el 31.8.2007. Además, tal y como prevé la legislación vigente (la Ley de evaluaciones ambientales estratégicas, la Ley del suelo de 1976, etc.), el Ayuntamiento de Manacor ha pedido informe a 30 organismos públicos (de Medio Ambiente, Consejería de Ordenación del Territorio, Consejería de Turismo, Consejo de Mallorca, etc.) para que comprueben si el PGOU se adapta a la normativa competente (Plan Territorial de Mallorca, Plan de Ordenación de la Oferta Turística, sector energético, etc.). Actualmente, algunas de estas entidades todavía no han tramitado su informe al Ayuntamiento de Manacor. El Ayuntamiento de Manacor ha recibido mediante registro de entrada 276 a las alegaciones procedentes de entidades diversas, y las ha analizado para saber cuáles han de desestimar (siguiendo las directrices legislativas) y cuáles se deben aceptar y consiguientemente aplicar las modificaciones en los puntos en el que el PGOU se ve afectado. Si las modificaciones del PGOU no son sustanciales, se llevará de nuevo al Pleno del Ayuntamiento para su aprobación provisional y posteriormente se remitirá al Consejo de Mallorca para su aprobación definitiva.

MANACOR Usos del Suelo

Mientras tanto, el Ayuntamiento de Manacor como administración municipal responsable del planeamiento ha de incorporar las determinaciones pertinentes en cuanto a los usos admisibles en zonas inundables, establecidos fundamentalmente en función de la peligrosidad (extensión y características de velocidad y altura de agua para distintos niveles de probabilidad), redactando, “Estudio Hidráulico y Delimitación de zonas inundarles que afectan a los núcleos urbanos del término municipal de Manacor”. 

Mapa de zonas de riesgo por inundabilidad en MANACOR

De acuerdo con el Atlas de delimitación geomorfológica de redes de drenaje y llanuras de inundación de las Islas Baleares elaborado por la Dirección General de Recursos Hídricos en el año 2001, en el término municipal de Manacor tenemos varias zonas inundables que afectan núcleos urbanos: • Manacor. • S’Illot. • Porto Cristo. • Cala Anguila. • Cala Mendia. • Estany d’en Mas. • Cala Antena. • Cala Domingos. • Cala Murada.

PLA TERRITORIAL DE MALLORCA. Manacor

En 2004 se aprueba el Plan Territorial de Mallorca (aprobado po el Pleno de 13.12.2004, BOIB 188 ext de 31.12.2004), y hoy, 13 años después, el Consell se prepara para darlo por finalizado, la consellera de Territori de la institución, Mercedes Garrido, acaba de firmar la orden para que los funcionarios de la institución inicien la revisión del texto bajo los criterios de «sostenibilidad» y «protección del paisaje». 

El plan aprobado en 2004 acaba su vigencia con una eficacia como mínimo dudosa. En estos momentos solo lo cumplen seis municipios: Costitx. Sant Joan, Artà, Son Servera, Inca, Calvià y Alcúdia, aunque la consellera de Territorio asegura que al menos ha servido para contener el crecimiento desaforado de los años previos a su aprobación. La norma es muy compleja y esa es una de las razones que explican por qué los ayuntamientos no cumplen, pero Mercedes Garrido explica que, además, se ha producido otro fenómeno para entender el bajo nivel de adaptación: muchos ayuntamientos han iniciado los trabajos pero se han enredado después en el cumplimiento de normativas diversas –techo de población, zonas verdes o planes de equipamientos– que han complicando la adaptación.

Las Bases del Modelo Territorial de Mallorca pretenden servir de esquema general de referencia y de orientación así como de punto de partida para la realización de actuaciones concretas en el territorio que permitan reducir y mitigar los problemas detectados en la isla. El modelo territorial propuesto pretende ser una imagen global de la isla y de su organización territorial, y el marco en el que se deben coordinar con la mayor eficacia y coherencia las actuaciones sectoriales.

  • PILAR 1.- Una distribución coherente del crecimiento que reequilibre el desmesurado proceso urbanizador de los últimos años, que se ha concentrado prioritariamente en los municipios turísticos de la costa.
  • PILAR 2.- Un territorio protegido; hay que pensar en Mallorca como un territorio único y continuo en donde cada pieza tiene su papel y donde los espacios tanto urbanos como rurales y naturales se relacionan armónicamente
  • PILAR 3.- Reenfocando el desarrollo. Nuevos parámetros para asentarse sobre el territorio, que pongan fin a la degradación urbanística de la isla y que suponga el inicio de una recuperación de la misma. En este contexto son de vital importancia los Planes de Reconversión Territorial y Proyectos de Mejora Territorial que conlleven una mejora de los espacios degradados desde un punto de vista urbanístico y medio ambiental respectivamente.
  • PILAR 4.- Las comunicaciones entre todos los puntos de la isla, que resuelva los déficits de infraestructura, especialmente comunicaciones, que actualmente tiene Mallorca, dentro del obligado respeto al medio natural. Las infraestructuras deben implantarse pacíficamente en el territorio, sin que sean elementos degradadores del mismo.
  • PILAR 5.- Hacia una nueva economía. Nuevos focos de actividad que den valor a las potencialidades de desarrollo económico que tiene la isla.

Centros urbanos degradados. Se contempla asimismo una nueva figura de protección y/o recuperación de los centros urbanos de poblaciones que han sufrido una fuerte presión renovadora en el s. XX, con la consecuente pérdida de su identidad original y degradación de sus núcleos históricos, como es el caso de Inca y de Manacor. En ambos casos se han definido unas áreas de reconversión territorial (ART 12) para poder desarrollar las operaciones necesarias de mejora del paisaje urbano. Los planeamientos generales de cada municipio deberán prever los planes concretos para dichos centros, como Planes Especiales de Protección y Reforma Interior (PEPRI), o bien a través de una normativa específica para dicha zona incluida en el mismo planeamiento general

Operaciones estratégicas de rehabilitación y de mejora de los accesos y de la calidad urbana de los 3 nodos territoriales de la isla: Palma, Inca y Manacor.

ART 11.2.- Fachada de Manacor. Sus objetivos son:

  • Mejora de la imagen de la ciudad.
  • Mejora de los accesos a la ciudad, mediante la creación de nuevos accesos desde la futura ronda norte de circunvalación.
  • Creación de una nueva área para usos dotacionales.
  • Creación de un área de servicios ligada al Hospital de Manacor

Justificación de las ART 12, Centros Históricos DegradadosEstas áreas de reconversión son actuaciones previstas para mejorar los centros urbanos degradados de los 3 centros principales de Mallorca, es decir, los cascos antiguos de Palma, Inca y Manacor, no se individualizan porque los objetivos son válidos para los 3. Sus objetivos son:

  • Actualización o realización del estudio de la edificación y tipologías existentes.
  • Actualización del catálogo de edificios a proteger.
  • Demolición de elementos arquitectónicos inadecuados
  • Adecuación de las ordenanzas de edificación a las tipologías edificatorias tradicionales.
  • Creación de mecanismos para el fomento de las operaciones de rehabilitación de edificios protegidos.
  • Definición de ámbitos urbanos a proteger.
  • Mejora de accesibilidad peatonal y rodada.
  • Recuperación de espacios públicos de interés.
  • Propuesta de usos y equipamientos dinamizadores de la recuperación del casco antiguo… 

PIAT. Usos del Suelo

El PIAT (Plan de Intervención en ámbitos turísticos de la Isla de Mallorca), quedó aprobado por  Acuerdo del Pleno del Consejo de Mallorca de día 28.7.2017, relativo al trámite de audiencia y exposición pública del avance del «Plan de intervención en ámbitos turísticos de Mallorca (PIAT)» como plan director sectorial.

El PIAT, es un Plan que debe contribuir a ordenar la actividad turística de la Isla de Mallorca. Según la Ley 8/2012, se trata de un Plan director sectorial, cuyo objeto debe ser regular el planeamiento, la ejecución y la gestión de los sistemas generales de infraestructuras, los equipamientos, los servicios y las actividades de explotación en el ámbito turístico.

Según esta Ley, el PIAT puede delimitar zonas y ámbitos en la isla de Mallorca, y establecer para cada una de ellas parámetros mínimos de superficie, volumetría, edificabilidad y equipamientos, así como establecer una densidad global máxima. Por ello de manera general, algunos de los objetivos fundamentales del PIAT deberían ser los siguientes:

  • Definir el Modelo Turístico para la isla de Mallorca. El PIAT es una oportunidad para reconsiderar el modelo turístico territorial de la isla.
    • La isla de Mallorca ha sido uno de los destinos turísticos principales del Mediterráneo, desde mediados del siglo XX. Como consecuencia del proceso de turistización, de más de medio siglo, se han ido superponiendo diferentes modelos turístico-espaciales que han ido configurado el modelo territorial actual: desde las zonas turísticas fordistas ejecutadas en los “primeros boom turísticos” y hasta la década de 1990, que constituyen las zonas turísticas tradicionales, hasta el modelo postfordista dominado por procesos de difusión del turismo residencial de las últimas décadas. Así, en la actualidad la isla se ha convertido en un gran espacio turístico. El POOT de 1995 ordenaba básicamente las zonas turísticas tradicionales, pero ahora el marco ha cambiado y toda la isla de Mallorca debería considerarse como un gran espacio turístico.
    • A lo largo de la costa se distribuyen los centros turísticos. A grandes rasgos, se puede decir que en la bahía de Palma, se disponen los espacios producidos durante el primer boom turístico (1956-1973), Playa de Palma y Palmanova, apéndices de la ciudad, que aún concentraban en espacios relativamente congestionados, 72.995 plazas, en 2010, el 25% del total de la isla. Al Levante (86.458 plazas entre Cala Rajada y Cala Llomards al 2010) y bahías del norte (60.308 plazas en 2010), hay centros turísticos originados al primer boom pero que se consolidaron en el segundo (1973- 1990).
    • A lo anterior hay que añadir, que en las 2 últimas décadas se han ido consolidando los procesos de turismo residencial que hoy afectan a todo el territorio insular.
  • Delimitación de zonas turísticas maduras y ámbitos de intervención para la ordenación de la actividad turística. Una de las principales tareas del PIAT debería ser el establecimiento de zonas y ámbitos que se regulen y ordenen de manera específica, en función de las características territoriales, paisajísticas, de las tipologías del destino turístico, infraestructuras y equipamientos disponibles, etc, con el fin de mejorar o mantener su calidad.
  • El PIAT deberá ordenar la actividad turística en la isla de Mallorca, lo que significa que podrá establecer la ordenación tanto del alojamiento (establecimientos turísticos tradicionales y comercialización de estancias turísticas en viviendas), como de los recursos turísticos, como de otros factores, que a pesar de ser externos puedan incidir en la actividad turística o se puedan ver afectados por esta.

Considerando el conjunto de Mallorca, el PIAT subdivide la isla en una serie de sistemas turísticos territoriales, es decir, unidades funcionales, atendiendo a cuestiones como la relación entre núcleos y su entorno, las dinámicas socioeconómicas, los principales elementos que estructuran el territorio, rasgos de identidad y otros aspectos que hacen que tenga un comportamiento diferenciado respecto de los otros, priorizando por supuesto, su relación con la actividad turística.

Esta primera aproximación territorial por sistemas, ante la definición de ámbitos concretos, es fundamental para hacer frente a la complejidad de la actividad turística en la isla, entendiendo que siempre hay presentes 3 variables principales como son el alojamiento, el recurso turístico y la movilidad, la relación, difícilmente se puede circunscribir dentro de un ámbito preciso. Además, en términos generales, los efectos de las dinámicas turísticas y otras factor externos superan el entorno eminentemente turístico, incidiendo sobre una franja del territorio mucho más amplia a su alrededor. Por ejemplo, las nuevas formas turísticas emergentes, como la vivienda objeto de estancias turísticas, el agroturismo o los hoteles de ciudad o de interior, combinados con la mejora de las infraestructuras de movilidad, han supuesto la dispersión de la actividad turística en todo el territorio insular. En este sentido, la división de la isla por sistemas turísticos territoriales, nos permitirá identificar la situación y la incidencia de estas dinámicas turísticas a partir de las diferentes realidades territoriales de la isla, teniendo en cuenta sus singularidades, potencialidades, puntos críticos y/o carencias específicas permitiendo establecer objetivos concretos para los diferentes casos, además de los que se puedan establecer genéricamente por el conjunto de la isla.

Se define por tanto, un sistema turístico territorial para cada una de las conurbaciones turísticas, integrante, toda la franja territorial y el medio rural de segunda línea, con las infraestructuras y el principal núcleos de interior de referencia. A estas zonas, se podrían considerar subsistemas del Sistema turístico territorial al que pertenecen. En el mismo orden, darían lugar a los siguientes 6 sistemas turísticos territoriales:

1. STT Bahías del Norte
2. STT Península de Levante
3. STT Costa de Levante Sur
4. STT Migjorn
5. STT Playa de Palma
6. STT Litoral de Poniente

Por su singularidad territorial, se ha definido otro sistema correspondiente al entorno Metropolitano. Este sistema concentra la mayor parte de la población residente de Mallorca y las principales infraestructuras insulares. La incidencia de la actividad turística es particular y muy relevante respecto al resto de la isla en cuanto al fenómeno de viviendas turísticas, la afluencia de cruceros y, en términos generales, por la intensidad creciente del turismo urbano, concentrado principalmente en el centro histórico, pero que empieza a extenderse de manera significativa hacia otros barrios como el Molinar y Ciudad Jardín.

En cuanto a la Sierra de Tramuntana, con una entidad suficientemente consolidada, se ha considerado como un sistema turístico territorial independiente, desvinculando aquellas zonas turísticas que tienen una relación funcional y territorial más directa con los sistemas turísticos territoriales contiguos como es el caso de Cala San Vicente y la Península de Formentor, más relacionados con el STT Bahías del Norte; o de San Telmo, más vinculado al STT Litoral de Poniente.

En cuanto al territorio del interior de la isla, donde no hay zonas turísticas como tal, se han considerado el Raiguer y el Plan como sistemas turísticos territoriales independientes, tanto por las diferencias en las relaciones territoriales y funcionales de cada una de ellas, condicionadas en gran medida por la presencia de la autopista Palma-Inca, como por las particularidades en su configuración paisajística.

Por lo tanto, quedarían definidos 4 sistemas turísticos territoriales más:

  7. STT Área Metropolitana
  8. STT Sierra Tramontana
  9. STT Raiguer
10. STT Es Pla

SISTEMA TERRITORIAL: PENÍNSULA DE LEVANTE

El Sistema Territorial de la Península de Llevant se articula sobre el eje septentrional de las Sierras de Levante. Desde el cabo Ferrutx y hasta la altura aproximadamente del núcleo de Manacor en el sur. En este sistema territorial se incluyen las zonas urbanas litorales de: Cala Mesquida, Cala Rajada, Canyamel, Costa de los Pinos, Cala Bona, Cala Millor, Sa Coma, S’Illot, Porto Cristo, Cala Anguila, Cala Mendia y se estanque de Mas. Hacia el interior el sistema se completa incluyendo las cabeceras de los principales municipios afectados (Artà, Capdepera, Son Servera, Sant Llorenç y Manacor) conectados a través de la carretera MA- 15. Se extiende hacia el interior hasta na Borges. Así el sistema está integrado por los siguientes municipios total o parcial: Artà, Capdepera, Son Servera, Sant Llorenç y Manacor. Y puntualmente Petra.

ALOJAMIENTO TURÍSTICO. OFERTA DE ALOJAMIENTO. Evolución de las plazas turísticasAl sistema territorial los momentos de mayor producción de plazas turísticas coincidieron con la segunda mitad de los años 60′ y la primera mitad de los años90′. Se ha dado un incremento constante de las plazas desde mediados del 60′ hasta finales de los 90′, a partir de entonces tanto las plazas como los establecimientos se estanca. Al 2016 el stock de plazas es de 62.561, lo que representa el 21,69% del total insular. 

El grupo de hoteles representa el 87,29% del alojamiento del sistema territorial, y los apartamentos sólo representan el 11,72%. En cuanto a categorías, los hoteles de 3 o más estrellas representan el 79,16% del alojamiento. Las plazas en apartamentos tienen una categoría media de 2,25 llaves y las plazas en hoteles de 3,53 estrellas. 

Hay 2 grandes centros turísticos que concentran la mayor parte de las plazas del sistema, se trata de una parte del área urbana formada por Cala Literas-Cala Rajada-sa Pedruscada-Font de sa Cala de la Playa con 13.583 plazas, y por otra área urbana formada entorno a Cala Millor, Cala Bona-Cala Millor-Port Verd-s’Illot-Sa Coma-Son Moro, con 36.442 plazas.

En cuanto a la categoría de los establecimientos, destacar que hay algunos núcleos con categorías medias de los hoteles por debajo de las 3 estrellas: Cala Rajada, Canayamel, Son Moll, Cala Bona, Cala Millor, s’Illot y Lago de Mas. Las 2 principales zonas con respecto al número de plazas sa Coma y Son Moro, tienen en cambio categorías medias superiores a 3 estrellas. En cuanto a la categoría media de los apartamentos, Cala Rajada, Canayamel, Font de sa Cala, S’Illot, Cala Millor, tienen categorías medias por debajo de las 2 llaves. Operaciones de reforma y ampliación (2012-2016)

Los datos sobre renovación de establecimientos entre 2012 y 2016, dejan patente que el municipio de Sant Llorenç es donde más establecimientos se han renovado, logrando un porcentaje del 54,35%. Por otra parte, en el extremo contrario encontramos Manacor con un porcentaje del 15,38% de los establecimientos renovados, si bien hay que decir que en este caso que hay muchos establecimientos en suelo rústico que pueden distorsionar el resultado. El resto de municipios presentan datos similares que oscilan entre el 27% y 35%. 

Oferta reglada. Según datos disponibles del Registro de establecimientos turísticos (Consejería de turismo 03/29/2016), al sistema territorial de la Península de Levante había 810 viviendas que se comercializan para estancias turísticas, con una capacidad de 5.262 plazas. Estas plazas representan el 8,41% del total de plazas del sistema. Según datos estadísticos de la Consejería de Turismo, a junio de 2016, en los municipios que forman parte del sistema territorial (Artà, Capdepera, Son Servera, San Lorenzo, Manacor; aquí se incluyen íntegramente 2 municipios que sólo están parcialmente al sistema: Artà y Manacor) había 1.675 viviendas que o bien están registrados o están tramitando el alta en el Registro, lo que representaba 10.463 plazas, y el 13% del total de plazas existentes en estos municipios.

Oferta reglada y no reglada. Sin embargo, según estudios realizados podrían existir en el sistema territorial turístico 2.457 viviendas que se comercializan y unas 15.961 plazas. El porcentaje aproximado de plazas en viviendas al sistema territorial turístico estaría alrededor del 20,33% sobre el total de alojamiento. 

Oferta no reglada. Por las investigaciones realizadas, el porcentaje de viviendas no reglados comercializados podría suponer cerca de un 41,4%, y se situarían principalmente a los centros turísticos del litoral. Para este cálculo se han tenido en cuenta tanto las viviendas que están registrados como aquellos que estarían en proceso de regularización, y por tanto, se ha tenido que hacer una extrapolación de los valores dentro del sistema territorial a partir de los valores municipales.

Distribución espacial. Una parte importante de las viviendas turísticas del sistema están en suelo rústico, podrían representar un 42%. El resto de viviendas se encuentran especialmente en todas las zonas turísticas y los núcleo de Artà o Capdepera.

Viviendas. Capacidad de alojamiento estado y antigüedad. En el sistema territorial hay 41.465 viviendas, de las cuales un 14% son secundarios y un 17% se encuentran vacíos. Si observamos los datos por tipología de vivienda según el censo del 2011, el 68% de las viviendas de todo el sistema territorial son de uso principal. En el municipio de San Lorenzo es el que tiene el mayor porcentaje de viviendas secundarias, mientras que en Capdepera y Son Servera el porcentaje de de viviendas vacías llega al 20%. En cuanto a los núcleos, se puede observar como los del litoral el porcentaje de viviendas vacías y secundarios es muy elevado, llegando en algunos casos a superar el 50% del total de viviendas (S’Illot-Cala Morlanda, Provensals, Fuente de sa Cala, se Cargador, Canyamel). Salvo los asientos de Cala Rajada, Cala Mesquida o Cala Gat, todos los litorales tienen porcentajes de viviendas secundarias y vacías superiores al 30%.

Usos del suelo. STT Península de Levante

Conclusiones. Este sistema está definido por el eje septentrional de las Sierras de Levante (Macizo de Artà y Sierra de Calicant). Se extiende desde la cabeza Ferrutx el N y hasta la altura del núcleo de Manacor en el S. Se trata de un sistema configurado principalmente entorno a calas más pequeñas. El litoral N de Cala Rajada, hasta el Cap Farrutx presenta un mejor estado de conservación coincidiendo con el Parque de Levante. Desde Cala Rajada hasta s’Estany d’en Mas, en el litoral, se suceden las urbanizaciones turísticas o turístico-residenciales, dejando pocos espacios naturales entre ellas. Los dos centros turísticos principales, sobre los que pivota el resto de litoral, son Cala Rajada y Cala Millor-sa Coma.

Hacia el interior el sistema se ha completarse con la inclusión de las cabeceras de los principales municipios afectados (Artà, Capdepera, Son Servera, Sant Llorenç y Manacor) conectados a través de la carretera Ma-15.

A continuación se detallan las principales conclusiones por el sistema territorial:

Alojamiento

  • Uno de los sistemas con un mayor número de plazas en establecimientos convencionales (62.561 personas). Hay 2 grandes centros turísticos que concentran la mayor parte de las plazas del sistema, se trata de una parte del área urbana formada por Cala Literas-Cala Rajada-sa Pedruscada-Font de sa Cala de la Playa con 13.583 plazas, y por otra área urbana formada entorno a Cala Millor, Cala Bona-Cala Millor-Port Verd-s’Illot-Sa Coma-Son Moro, con 36.442 plazas.
  • Cala Rajada, es dentro de este sistema el ámbito que tiene una media de edad del parque hotelero superior a 40 años y una categoría media de los establecimientos hoteleros relativamente más baja de 2,39. S’Illot y Cala Millor son otras zonas con edad media alta y categoría media inferior.
  • El peso del turismo en viviendas de alquiler es inferior al de otras zonas, representa un 20% del total del alojamiento. La oferta no reglada puede suponer el 41% de esta oferta.
  • La estacionalidad de la oferta turística es alta, y mayor en Capdepera que en el resto del Levante.

Recursos

  • Aparte del producto turístico de sol y playa, el sistema territorial dispone de una buena base de recursos naturales, patrimoniales, paisajísticos, senderismo (la vía verde podría ser un valor a considerar) en todos los casos siempre inferior a la oferta que puede haber en las Bahías del Norte por ejemplo … en cambio, por su posición dentro de la isla, tal vez no es un sistema tanto óptimo para el cicloturismo. En resumen se podría decir que actualmente este es un sistema con 2 productos turísticos principales: sol y playa y ocio, y en menor medida turismo deportivo, lo que queda demostrada con una estacionalidad alta.
  • Existe una importante dotación de Campos de Golf en la zona entre Cala Rajada y Canyamel.
  • La zona también destaca por tener las 3 principales cuevas turísticas de la isla: Cuevas del Drach, de Hams y de Artà, que tienen el acceso regulado. Se trata de una de las atracciones más visitadas de la isla, especialmente las Cuevas del Drach, que sólo quedarían por detrás de la Catedral de Palma.
  • Se trata de un sistema configurado principalmente entorno a calas, y por tanto la superficie de playas es inferior que en otros lugares. De ahí que las playas del ámbito pueden estar más saturadas, considerando que el número de plazas, en cambio, es elevado. Las playas de Cala Millor, Playa de Sa Coma, Cala Agulla, Cala Mesquida, Cala Torta, Son Moll, Canyamel, Font de sa Cala, Cal Gat, Porto Cristo, Cala sa Nau, presentan un grado de ocupación elevado.

Factores externos.

  • Los consumos de agua per cápita a los municipios de Capdepera, Sant Llorenç y Son Servera, son los más elevados de la isla de Mallorca.
  • En los dos últimos años (2013-2015) ha habido incrementos de las intensidades medias diarias de tráfico superiores al 15%, en las carreteras de Capdepera en Son Servera y Capdepera en Artà.
  • Los asentamientos del litoral el porcentaje de viviendas vacías y secundarios es muy elevado, llegando en algunos casos a superar el 50% del total de viviendas (S’Illot-Cala Morlanda, Provensals, Font de sa Cala, se Cargador, Canyamel ).
  • Los precios de las viviendas más elevados se dan núcleos litorales con un alto porcentaje de residencias secundarias como Costa de los Pinos y Canyamel.

Evolución Alojamientos. STT Península de Levante

A finales de 2011, se decía, “… La redacción del ansiado Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) de Manacor podría quedar aparcado a causa de la crisis económica que dificulta al Ayuntamiento a hacer frente a las expropiaciones por zonas verdes o de servicios que se prevén en el nuevo planeamiento…”

La Comisión Insular de Ordenación del Territorio y Urbanismo, en sesión celebrada el 27.7.2012 adoptó el acuerdo de la Comisión Insular de Ordenación del Territorio y Urbanismo relativo al texto consolidado de las Normas Subsidiarias y Complementarias de Planeamiento del municipio de Manacor.

En 2014, de nuevo, “…La gestión del urbanismo volverá a marcar todo el 2014 en Manacor. Doce meses en los que el Ajuntament prevé haber concluido una revisión de todo el planeamiento, una iniciativa que cogerá el relevo del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) que se aprobó inicialmente en 2007…” Las indemnizaciones puestas en la mesa por sentencias judiciales, tanto daño han hecho que era más una necesidad económica de supervivencia municipal.

En mayo del 2017, todo se complica: “…La aprobación del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) de Manacor, la gran asignatura pendiente del municipio y que se arrastra desde hace más de 2 décadas, suma un nuevo episodio en el capítulo de contratiempos. Ahora, y tras 2 meses en el cargo, el asesor de planificación y gestión urbanística del Ajuntament, Josep Antoni Aguiló, ha presentado su dimisión alegando motivos personales…”

En junio de 2017, “…El Ajuntament de Manacor ya ha sacado a concurso público la redacción final del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU). Tal y como ya se anunció hace unas semanas, el equipo de gobierno PI-PP-AIPC busca una empresa que se encargue de la tramitación del futuro planeamiento y que esté al margen de los imprevistos constantes del departamento de Urbanismo. El presupuesto previsto es de 181.653 €… Como era de esperar, el PGOU continúa en el aire…”

MANACOR. Núcleo urbano

Y en estas nos encontramos también en junio 2017, con un Anteproyecto de la Ley de Urbanismo de las Islas Baleares, para dar «máxima seguridad jurídica»,  una aprobación del Plan de Intervención en ámbitos turísticos de la Isla de Mallorca y Manacor con el PGOU en el aire (aún rigen las Normas Subsidiarias y Complementarias); y todo en junio de 2017. (Disposición transitoria primera?)

Estos últimos meses han debido ser muy tensos en Manacor. Muchos frentes abiertos, la costa, el Centro histórico, las legalizaciones, las expropiaciones, y la legalidad…

Y ahora qué? Coordinación a toda prisa. El último pierde. 


Cada mercado es local.

Cada municipio tiene su singularidad.

Cada municipio se retrata en su parque residencial.


Seguiremos analizando en próximas entregas los 350 municipios mayores de España

RINCON DE LA VICTORIA

RINCON DE LA VICTORIA. Población (INE)

RINCON DE LA VICTORIA Pirámide de Población

RINCON DE LA VICTORIA. Bienes Inmuebles de naturaleza urbana y uso RESIDENCIAL 2014-2017 (catastro)

RINCON DE LA VICTORIA. Deuda

RINCON DE LA VICTORIA. Paro

Son datos fríos, sin cocinar.

Información para la toma de decisiones.

Información para el conocimiento.

Rincón de la Victoria es un municipio andaluz en la provincia de Málaga, de 27,5 km2 situado en la comarca de La Axarquía e integrado en el área metropolitana de Málaga,​ el partido judicial homónimo​ y la Mancomunidad de Municipios de la Costa del Sol-Axarquía.​ Se extienden por el litoral mediterráneo y las estribaciones meridionales de los Montes de Málaga, es el 9º municipio más poblado de la provincia y el 2º de la comarca tras Vélez-Málaga. La población se concentra en 4 núcleos urbanos, 3 costeros y uno interior. 

El municipio se extiende por las laderas meridionales del Parque Natural de los Montes de Málaga, que en esta zona caen al Mar de Alborán (en el Mar Mediterráneo) en forma de acantilados de poca altura, donde se alternan con calas y llanuras a lo largo del litoral. Cuando se abandona la bahía de Málaga y se pasa la barriada de El Palo, se encuentran unos promontorios calcáreos de época Jurásica cuyo pie está relleno por playas fósiles Cuaternarias; encontrándose en esta zona casi dos centenares de cuevas y abrigos. 

En relación a los 4 núcleos de población, cabe señalar que La Cala del Moral, Rincón de la Victoria y Torre de Benagalbón, son núcleos costeros; mientras que Benagalbón, es el único núcleo interior. Los núcleos costeros inicialmente eran asentamientos de pescadores y con el tiempo se han unido formando una única zona urbana litoral.

RINCON DE LA VICTORIA. Distribución territorial de los núcleos de población.

Conocido antiguamente como Bezmiliana y más recientemente como Benagalbón, los orígenes del municipio se remontan a la Prehistoria, como demuestran los yacimientos arqueológicos encontrados. En la actualidad, Rincón de la Victoria es un centro turístico de la Costa del Sol, conocido por sus grutas marinas y sus playas. Debido a su proximidad a la ciudad de Málaga se ha convertido en ciudad dormitorio, aunque aún conserva parte de su carácter marinero.

Se trata, por tanto, de un relieve abrupto en general, si bien, solo algo más del 16 % de la superficie total del término municipal se sitúa por encima de los 200 metros sobre el nivel del mar (el punto más alto está a 521 m). En el interior se distingue el valle de Benagalbón, entorno formado por el arroyo homónimo y ocupado por huertas y frutales subtropicales e invernaderos.

Los límites naturales del municipio están marcados por:

  • Norte: De este a oeste, abandona la divisoria de aguas occidental del Arroyo Santillán, para ocupar el cauce de la cuenca del Arroyo de Benagalbón. Posteriormente, ocupa el Camino de las Tapias, tomando los Cauces de los Arroyos de Granadillas y Albenda, para discurrir en su último tramo norte por la divisoria de aguas oriental del Arroyo de Totalán.
  • Este: El límite oriental del municipio discurre a través del cauce el Arroyo del Santillán hasta el paraje del Largartillo, donde el límite abandona el cauce para discurrir por la divisoria de aguas occidental de dicho arroyo.
  • Sur: La totalidad del límite sur del municipio discurre por la costa del Mar Mediterráneo, desde la desembocadura del Arroyo del Santillán al este, hasta la del Arroyo de Totalán, al Oeste.
  • Oeste: El límite occidental del municipio ocupa en su totalidad el cauce del Arroyo de Totalán, hasta su desembocadura.

Son 7,8 km de costa de los que el total del suelo urbano, construido o no, suponen 1.080 ha en una línea envolvente que engloba Cala del Moral, Rincón, Torre de Benagalbón, Añoreta Golf, Cortijo Blanco, Benagalbón y Parque Victoria que equivale a 1,2 km de ancho construido (con grandes fincas medio urbanizadas entre todos ellos sin construir). El núcleo más poblado es el de Rincón de la Victoria, que en 2015 recoge casi el 39% del total poblacional, seguido por la Cala del Moral que cuenta con casi el 31%. Entre ambos concentran el 70% del total de la población del municipio. El restante 30% se haya concentrada entre Torre de Benagalbón (20%) y Benagalbón (9%). Por otro lado, dentro de cada núcleo urbano se localiza una parte de diseminados. En líneas generales, estos han ido aumentando de forma leve en los últimos años, detectándose un estancamiento desde 2012.

Rincón de la Victoria cuenta con 9 km de litoral en el que destacan, por un lado, los acantilados que, situados entre la Cala del Moral y el Rincón de la Victoria, se pueden pasear por tierra a través de los túneles que en otros tiempos sirvieron para que transitara el tren, pero también por mar, admirando las vistas de los mismos, de las casas suspendidas, de las cuevas que se forman, y de los peces y fondos marinos.

Playas litoral Rincón de la Victoria

En su litoral se distinguen 4 playas. La más occidental, situada junto al límite con el municipio de Málaga es la playa de la Cala del Moral, 1,3 km de longitud (grava y arena oscura, con oleaje moderado, paseo marítimo y un grado de ocupación alto, delimitada por espigones y el promontorio del Cantal, que la separa de la playa de Rincón de la Victoria, extensa playa de 3,6 km de longitud, en la zona central del núcleo urbano accesible desde un paseo marítimo; arena oscura y un grado de ocupación alto), y, hacia el este, se extiende sobre unos 700 m la playa de Torre de Benagalbón (semiurbana de arena oscura y con un grado de ocupación medio). Por último, la playa más oriental es la playa de Los Rubios (de 1,1 km y arena oscura, grado de ocupación medio, oleaje moderado y semiurbana).

La red de drenaje, de marcada dirección N-S, está formada por un conjunto de cuencas torrenciales que se pueden agrupar en 2 tipos. Por un lado, las que se pueden definir por cuencas mayores, que sobrepasan el término municipal y presentan régimen y morfología claramente de rambla (Totalán, Granadilla, Benagalbón y Santillán); y por otro lado las cuencas menores, que se corresponden con torrentes cuyas divisorias de agua en cabecera coinciden generalmente con el límite municipal. Estas cuencas (Piletas, Gallegos, Pilones, Cementerio, Estanco, Pajaritos, Cuevas o Serrezuela) presentan fuertes cambios de pendiente entre los tramos alto, medio y bajo, y son la causa determinante del riesgo de inundación desde el punto de vista físico.

por Yenny Jiménez Vallenilla. Tesis Doctoral 2012 dirigida por Francisco Entrena Durán y Antonio Robles Eges. “Los cambios globales y su incidencia en los riesgos socionaturales. El caso del municipio Rincón de la Victoria, Area Metropolitana de Málaga” Univ. de Granada. Facultad CCPP y Sociología

La funcionalidad y características físicas de los arroyos en su transcurso urbano, en general bastante ajustadas y limitadas artificialmente, fueron establecidas ya en los años 60′ y 70′ bajo un clima de escasa consideración de los riesgos de inundación y de fuerte ocupación urbanística del litoral. Desde entonces apenas se han realizado operaciones de reforma o mejora de las secciones críticas y puntos negros de la red de drenaje. Pese a esta situación, en los últimos años sólo se han sufrido 2 inundaciones en 2001 y 2004, si bien la peligrosidad, exposición y vulnerabilidad han ido aumentando exponencialmente en los últimos años.

En el interior de las cuencas encontramos 2 importantes ejes viales, que interrumpen transversalmente la estructura hidráulica de ambas cuencas: la autovía A-7, paralela a la costa, por el centro de las cuencas, y la nacional N-340, muy próxima al litoral. Otras infraestructuras son 2 líneas de alta tensión que cruzan también paralelas a la costa, por el centro y norte de las cuencas.

Rincón de la Victoria crece en torno a las ruinas de la antigua Bezmiliana. A lo largo de los años, el factor humano ha transformado profundamente el paisaje del municipio. Y es que gran parte del suelo estuvo en su día destinado al cultivo (aguacate, mango, cítricos y huertas son los que perduran), mientras que hoy en día, sin embargo, este uso ha decaído en beneficio del desarrollo urbanístico y de determinados sectores productivos más rentables.

Rincón de la Victoria presenta una estructura muy similar a la de la mayor parte de los municipios costeros de la comarca de la Axarquía. La proximidad de la ciudad de Málaga, la importante mejora de las comunicaciones y la situación costera son 3 factores que están convirtiendo al municipio en un gran espacio urbano que ya se extiende prácticamente por toda la mitad S del mismo. Este fenómeno hace que el desarrollo urbano esté continuamente ganando terreno al natural y rural y se extienda al interior, saltando por encima de obstáculos orográficos e hidrográficos.

1874 Rincón de la Victoria (IGN)

Rincón de la Victoria es colindante a Málaga capital, un centro regional de gran importancia, y se sitúa a tan solo 12 Km. de su centro histórico. Este hecho ha condicionado su evolución poblacional, pero también su dotación de servicios y comunicaciones, y el desarrollo económico general del municipio, al ejercer en gran medida hoy día como ciudad dormitorio de la capital. Aunque es indiscutible la capitalidad de la ciudad de Málaga como centro aglutinador de la actividad económica del entorno, la localidad de Rincón de la Victoria actúa como un centro secundario, de menor entidad a Málaga, sobre municipios limítrofes, como pueden ser Totalán, El Borge, Macharaviaya o Moclinejo. En este sentido, Rincón de la Victoria, dentro del espacio metropolitano compuesto por un total de 16 municipios, es un municipio de escala media, no tanto por su superficie (es el duodécimo), como por el número de habitantes que acoge (es el 6º) y el crecimiento que ha experimentado en la última década.

Así mismo, Rincón de la Victoria pertenece a la comarca de la Axarquía, compuesta por 31 municipios, con una extensión total de 1.023,7 km2, de los que Rincón ocupa el 2,78% de su superficie. Cuenta con una población total de 211.447 habitantes, de los que Rincón aporta el 20,4%, siendo, por tanto, el segundo municipio en tamaño después de Vélez (78.166 habitantes) y seguido de lejos por Nerja, que cuenta con la mitad de población que Rincón (21.811 habitantes).

Es la comarca más oriental de la provincia y cuenta con municipios litorales (que conforman la Costa del Sol Oriental) y de interior. Su capital es Vélez Málaga, y tiene con una riqueza natural única, destacando el Parque Natural de las Sierras de Tejeda, Almijara y Alhama y el paraje natural de los Acantilados de Maro-Cerro Gordo. Su economía se basa en la producción y comercialización de productos agrícolas, especialmente subtropicales, y en el turismo.

Se han hallado pinturas rupestres y restos arqueológicos del Paleolí­tico en la cueva del Tesoro (que comunica con la del Higuerón) y en la cueva de La Victoria, próxima a éstas, también se han encontrado piezas pertenecientes a la Edad del Bronce. 

Se conservan restos de una muralla que data de conservan restos de una muralla que data de aproximadamente el año 1000 aC que pudo contener un poblado ibero.

Hacia el año 500 a.C. los hispanopúnicos se asentaron en una loma cercana al litoral y más adelante los romanos, en su conquista, construyeron una población fortificada. También se ha especulado con la posible existencia de una colonia griega (por su proximidad a Mainake), sin que ningún hallazgo pruebe esta teoría.

Los fenicios, ya en el siglo V antes de Cristo, establecieron en este tramo del litoral mediterráneo prósperas colonias.

Pero es del perí­odo romano del que se encuentran mayores vestigios; así­ el geógrafo Rufo Festo Avieno, en el siglo IV, describe la zona como el lugar donde se encontraba el templo de la diosa Noctiluca, o templo de la Luna. De esta época son las ruinas de una villa romana que se localizan en Torre de Benagalbón. En Rincón de la Victoria, en el cerro del Castillón, los romanos construirían una fortaleza para proteger la población de Bezmiliana.

La Bezmiliana romana (que algunas fuentes llaman Mismiliana) floreció al albor de sus frutos y factorías de salazones y garum. Pero es durante la época andalusí cuando adquiere más notoriedad, pues Al Idrisi en el siglo XI habla de sus 2 mezquitas y sus almadrabas.

Sigue expandiéndose en el Reino Nazarí de Granada, entrando en declive en su final, la conquista por los Reyes Católicos, su “repartimiento” entre cristianos y moriscos y la casi desaparición hasta el siglo XVIII.

Durante este tiempo el núcleo de Benagalbón se convierte en el centro del municipio mientras que la zona costera queda casi deshabitada y abandonada, con la excepción de algunas defensas y ventas situadas a lo largo del camino de Almería.

Al correr de los siglos, esta fortificación serí­a reutilizada por los musulmanes y el lugar alcanzarí­a un perí­odo de esplendor, basado en las explotaciones agrí­colas, la pesca de almadraba y el comercio de estos productos, hasta la dominación del territorio por los Reyes Católicos.

La huida de los antiguos pobladores moriscos, su definitiva expulsión en 1570, y el miedo a los frecuentes ataques de los piratas berberiscos, determinarán que esta franja litoral se vea prácticamente despoblada durante el siglo XVI. Los pocos habitantes que permanecen se agruparán en la antigua alquerí­a de Benagalbón (del árabe Bena Galb-un, la tribu de Galb-un), y darí­an lugar al municipio, siendo éste el núcleo poblacional más importante hasta finales del siglo XIX.

El pueblo de Rincón de la Victoria está asentado sobre lo que en el s XII fue Bezmiliana. Con el inicio de la conquista de los Reyes Católicos, y tal y como ocurrió prácticamente en toda la zona, se despobló de musulmanes, circunstancia que se mantuvo hasta 1492, año en el que se acordó traer al pueblo a los vecinos de otros lugares a los que, en compensación, se les otorgó carta de propiedad sobre las casas, tierras y heredades.

A mediados del s XVI la costa malagueña estaba en decadencia demográfica, por lo que Bezmiliana también queda despoblada de nuevo, entre otros motivos por la despreocupación del alcalde en cuanto a la defensa del poblado, que ya se había extinguido totalmente antes de la sublevación morisca de 1569. 

En tiempos de Carlos III, se construyó el camino real de Málaga a Vélez y junto a éste, se reconstruyen las antiguas torres almenaras, y una fortificación -la Casa Fuerte de Bezmiliana-, como punto de defensa costera ante el temor de posibles ataques de las tropas inglesas emplazadas en Gibraltar y Menorca. Con los planes de los ministros ilustrados (Floridablanca, Aranda) se restaura el antiguo camino real. Al amparo de la guarnición militar, se instala en primer lugar la Venta de Bezmiliana y poco a poco la población empieza a crecer, se mejoraron los caminos consolidando a Benagalbón como un núcleo urbano que el presbítero García de la Leña lo relaciono entre los catorce más importantes de la Axarquía en aquella fecha (1789).

En esta época la economía de Benagalbón se basaba en el cultivo de la vid para la producción de pasa y vino a todo el mundo, pero a finales del siglo XIX la situación cambiaría radicalmente debido a la plaga de la filoxera, cuyos primeros brotes aparecieron en España en Benagalbón, por unas cepas americanas importadas y que arrasó por completo los campos de viñas, provocando la emigración del campesinado.

En la costa, por otro lado, la mejora de las vías de comunicación y el incremento de población de la ciudad de Málaga en el S. XIX, propiciaron las actividades pesqueras, creándose nuevos asentamientos de  pescadores. Fue durante estos años cuando surge el núcleo del actual Rincón de la Victoria a las faldas de la antigua Bezmiliana, situándose entre los promontorios de El Cantal y Las Pedrizas, alrededor de la nueva estación del ferrocarril Málaga-Vélez Málaga– Ventas de Zafarraya.

Es en el s XIX cuando, de nuevo, se empiezan a crear pequeñas fincas y ventas en la zona que será citada bajo el común nombre de Bezmiliana. A principios de esta centuria existe ya poblado y un nuevo nombre, Rincón de la Victoria, que al parecer procede del monasterio de la Victoria que tenía tierras y casas en el lugar.

La construcción del ferrocarril de Málaga a Vélez-Málaga en 1906 con estaciones en La Cala, Rincón de la Victoria y Torre de Benagalbón, desplaza la actividad comercial hacia el segundo hasta que en el año 1949, después de agrias polémicas y de varios intentos de unificar ambos topónimos, se reúne el pleno municipal y, ante la evidencia, decide trasladar la capitalidad municipal y cambiar el nombre de la misma por el de Rincón de la Victoria. hecho que se produce el 17.2.1950. El cambio de nombre de Venta de Bezmiliana a Rincón de la Victoria, se realiza en los primeros años del siglo XX y procede de la Orden de los Mí­nimos del Convento de la Victoria de Málaga.

El tramo entre Málaga y Vélez-Málaga se inauguró el 23.1.1908. La línea discurría junto al mar, incluso sobre la playa. En esa época se había proyectado la unión de esta línea con otra que partiría desde Torre del Mar a Zurgena (Almería) pero ese proyecto nunca se materializó. La línea de Málaga a pero ese proyecto nunca se materializó. La línea de Málaga a Vélez-Málaga fue la última en cerrar, el 22.4.1968. Aunque su trazado fue desmantelado, aún quedan los edificios de las antiguas estaciones, carreteras y paseos marítimos construidos sobre él. En 2010 se decidió reabrir el antiguo túnel del tren en el Puerto de Málaga para utilizarlo como paso peatonal en el acceso al Muelle Uno. El segundo tramo hacia Vélez-Málaga a Ventas de Zafarraya fue construido como prolongación de la línea. En 1921 alcanzaba Periana y al año ssiguiente se inauguró el tramo hasta Ventas de Zafarraya. Este último tramo fue el de más difícil construcción debido a la pendiente de la orografía por lo que fue necesario la instalación de tres tramos de vía con cremallera. No es muy frecuente encontrar sistemas de cremallera aunque aún se conservan, p.e. en Monserrat. Estaba previsto que esta línea se extendiera hasta Granada por Alhama, pero las obras nunca se extendieron más allá de los 31 km. hasta que fue clausurada el 12.5.1960. (Estaciones: Málaga-El Palo-La Cala-Rincón de la Victoria-Benagalbón-Chilches-Benajarafe- Valle Niza-Almayate-Torre del Mar-Vélez Málaga-Trapiche-La Viñuela-Los Romanes-La Matanza-Periana (desde 11.6.1914)-Ventas de Zafarraya (desde 28.8.1922).

La proximidad a Málaga capital sitúa a este municipio a medio camino entre la urbe y el apacible interior axárquico, lo que posibilita el poder ofertar tipos de turismo alternativos al de sol y playa. La esencia de pueblo del interior axarqueño la mantienen en Benagalbón, núcleo del interior del Rincón de la Victoria. Pero hay otros dos núcleos poblacionales más: La Torre de Benagalbón y La Cala del Moral, ambos ya junto al litoral. Es, por tanto, la costa la que ofrece más posibilidades para el desarrollo económico del municipio: hoteles, urbanizaciones, nuevas construcciones, campo de golf, y el turismo, su mayor fuente de riqueza. Además, es este municipio la puerta de entrada a la Axarquía por la autovía A 92 desde Málaga lo que supone que es el inicio de diversas y variadas rutas turísticas.

Por otro lado también se apuesta por una interesante oferta cultural, como así lo demuestra el mantener museos como el de Artes Populares de Benagalbón o la Cueva del Tesoro, con su medio kilómetro de salas y galerías. Todo ello sin olvidar las típicas tradiciones populares como la procesión de la Virgen del Carmen, la concentración de coches de época o el certamen de verdiales. Como monumento más importante del municipio tenemos la Casa-Fuerte de Bezmiliana, del siglo dieciocho que, restaurada, se ha convertido en referente cultural para la celebración de muchísimas actividades que se desarrollan ya no sólo en el municipio sino también en la provincia.

La riqueza local proviene, como antes decíamos, fundamentalmente del turismo. Pero también la construcción y la industria (cerámica, vidrio y cemento) tienen un gran peso cuantitativo. La agricultura se mantienen esencialmente en Benagalbón donde se están fomentando los cultivos de subtropicales, aunque sigue habiendo olivos, almendros y vides. Y en la zona costera, la pesca, como no podía ser menos en un pueblo tan malagueño y mediterráneo que no olvida sus raíces.

Clasificación y Categorización del suelo. PG adaptado a la LOUA. Rincón de la Victoria

El PGOU-1992 vigente en el municipio, aprobado definitivamente el 30.10.1991, ratificado el 28.4.1992 y publicado en el BOP, el día 18.5.1992, y la Adaptación Parcial a la LOUA del PGOU, aprobada mediante acuerdo del Ayuntamiento Pleno, en su sesión de 31.7.2008 y publicada en el BOP Número 71, del 15.4.2009.

“…En cuanto al planeamiento local previo al actual PGOU, de su Memoria podemos extraer la evolución histórica en materia de planeamiento integral del municipio, así textualmente se dice: “El día 9.2.1989, El Ayuntamiento Pleno, en virtud de escrito de la Consejería de Obras Públicas y Transportes de la Junta de Andalucía. Delegación de Málaga, por el que se incluía a este municipio en el programa de Inversiones en materia de planeamiento del cuatrienio 1989-1992, aprobó solicitar la subvención para redactar el plan General de Ordenación Urbana. Junto a esta consideración de cooperación autonómica, se producen otras consideraciones de fondo, entre las que caben destacar, en primer lugar, el hecho que el municipio de Rincón de la Victoria, a pesar de estar encuadrado territorialmente en el entorno metropolitano de la capital de la provincia y de poseer cuantitativamente un importante desarrollo urbanístico, hasta época reciente no ha tenido un urbanismo planificado, cosa que se produce con la Aprobación definitiva de las Normas Subsidiarias de Planeamiento el verano 1988. 

Dicho instrumento de planeamiento; conjugado con las continuas demandas reales de viviendas residenciales y de disfrute de ocio en la zona, a la que se corresponde una oferta contrastada y en firme de cubrir las demandas; así como el proyecto, hoy llevado a la realidad, de realizar la carretera de circunvalación, que conforma una nueva realidad física y que es prioritario engarzarla con el entramado urbano; queda insuficiente por, entre otras cosas ,la falta de intervención pública y sobre todo la ausencia de una programación de actuación urbanística que delimite unas estrategias y unas directrices urbanísticas a desarrollar con visión de futuro; la prevención en cuanto a la realización de los sistemas generales; la estructuración de dos etapas cuatrienales en que ha de desarrollarse el Suelo Urbanizable Programado; la fijación de cuál es el Suelo que el modelo urbanístico previsto estima que puede desarrollarse en un futuro, con la fijación de Suelo Urbanizable No Programado; y la señalización de plazos en que ha de ejecutarse el suelo urbano, sobre todo a partir de la relevancia que la Ley de Reforma del Régimen Urbanístico y Valoraciones del Suelo le concede al cumplimiento de los plazos.

Todo ello, demanda la necesidad de la formalización de un Plan General de Ordenación Urbana para Rincón de la Victoria. 

Resulta paradójico que un municipio como Rincón de la Victoria, encuadrado físicamente en el entorno metropolitano de Málaga, con gran proyección turística y acentuado dinamismo turístico, hasta el verano de 1988 no haya tenido un urbanismo planificado. Hay que apuntar que hasta dicha fecha y desde aproximadamente el año 1975 ha habido al menos, dos intentos de instrumentalizar un planeamiento para este municipio; intentos que por distintas circunstancias no llegaron a prosperar.

En el año 1986 se acomete la realización de unas Normas Subsidiarias de Planeamiento de Rincón de la Victoria que tras más de 2 años de trabajo, y con una amplia participación ciudadana, resultan aprobadas definitivamente por la Comisión Provincial de Urbanismo de Málaga, el 22.7.1988.

Nada más producida dicha aprobación el intenso desarrollo urbanístico que se produce en el municipio, concita los expedientes de modificación de las Normas Subsidiarias de planeamiento, que son aprobados por la Comisión Provincial de Urbanismo de Málaga en el año 1990. El Pleno municipal de Rincón de la Victoria de 3.10.1990, acordó la aprobación inicial del PGOU; dándose cumplimiento al trámite de exposición pública del mismo previsto en el art 129 del Reglamento de Planeamiento, de forma amplia, desde el día 12 de Octubre hasta el día 30 de Noviembre de 1990, presentándose 175 alegaciones que han sido estudiadas y resueltas, incluso las que se habían presentado fuera de plazo.”

Con la intención de poder ofrecer desde la Administración un servicio urbanístico adecuado a las tecnologías actuales, el Ayuntamiento, en colaboración con la Sociedad de Planificación de Diputación Provincial (SOPDE), inicia en el año 2.000 un proyecto que tenía como finalidad incorporar un Sistema de Información Geográfica (GIS), volcando en éste el planeamiento, cartografía, infraestructuras públicas, información catastral e información administrativa relacionada con planeamiento, licencias, etc. 

El primer paso fue la realización de una cartografía digital bajo la base de coordenadas UTM sobre la que se volcó el PGOU/92, así como todas aquellas Modificaciones de Elementos del mismo aprobadas definitivamente y todas las subsanaciones de errores que culminaron su proceso de aprobación antes del cierre de los trabajos de dicho documento para su trámite. Este documento que se denominó Texto Refundido de PGOU obtuvo la aprobación por el Pleno Municipal del Ayuntamiento el 22.6.2001, remitiéndose posteriormente a la Comisión Provincial de Ordenación del Territorio y Urbanismo de la Junta de Andalucía (CPOTU), que procedió, en su sesión 4/02 de 15.5.2002, a acordar la de toma de conocimiento del documento, publicándose en el BOP nº 68 de fecha 9.4.2003.

“…En 2003 el Pleno Municipal aprobó un Avance de PGOU y en 2005 presentó un nuevo PGOU, que recibió una avalancha de alegaciones y fue rechazado en 2006 por la Junta de Andalucía como consecuencia del incumplimiento de los límites de crecimiento que fijaba el Plan de Ordenación del Territorio de Andalucía(POTA) , publicado ese mismo año, y que desarrollaba la Ley de Ordenación Urbanística de Andalucía (LOUA) publicada en 2002 (y revisada en 2012).

En 2009 se publicó el Plan de Ordenación del Territorio de la Aglomeración Urbana de Málaga (POTAUM),que incluye a Rincón de la Victoria.

A pesar de las noticias periodísticas de 2011 sobre la inminente aprobación del PGOU, no se ha presentado a Pleno para aprobación inicial, y el PGOU que se puede consultar en la web municipal, es el de 1992 con las modificaciones resultantes de su revisión en 2009 para adecuarla a las exigencias de la LOUA.

Desde junio de 2015 gobierna Rincón de la Victoria una coalición de 4 partidos, 2 de ellos han gobernado con anterioridad (PSOE y PA), y otros 2 nunca lo habían hecho (IU y Ahora Rincón), pero el PGOU colgado en la web municipal no se corresponde con la realidad del municipio, pues no está actualizado con las numerosas Modificaciones de Elementos1 que se han ido realizando a lo largo de los diferentes mandatos de diversos partidos políticos.

En octubre de 2015 la prensa volvió a anunciar la pronta aprobación de un PGOU y la siguiente noticia fueron las declaraciones de Antonio Sánchez, Concejal de Urbanismo a la prensa local, en febrero de 2016, de garantizar la participación ciudadana para redactar un nuevo PGOU.

El martes día 7.6.2016 la Concejalía de Urbanismo convocó una Jornada de Urbanismo sobre Formación Ciudadana en Clasificación del Suelo que culminaba en una mesa redonda sobre el modelo de ciudad.

La ponencia inicial sobre suelo no urbanizable introdujo el sorprendente concepto de que hay que distinguir entre el suelo de alto valor ecológico (el recogido en la Red Natura, lo demás no tiene ningún valor) y el suelo no urbanizable común, que no se pone en carga porque debe ser suelo de reserva, y para el que el ponente proponía una ocupación intermedia de calidad para quienes pudiesen pagar más.

Claro que también proponía otras posibles vías para quienes tienen viviendas “no reguladas”, que el Ayuntamiento podría regularizar definiéndolas de interés público -naturalmente, pagando la compensación- aunque no todo el coste tendría que recaer sobre los vecinos implicados, puesto que la Administración (el total de los vecinos) tendría que pagar parte por no haber arbitrado medios para evitar construcciones fuera de ordenación. En esa línea, su exposición incluía varios ejemplos de actuaciones fuera de ordenación que la Junta ha aprobado como “de interés público”.

La segunda ponencia realizó un emotivo recorrido por el enorme trabajo realizado en la redacción del PGOU de Rincón de la Victoria, que se inició en 2003 y que ha tenido que sortear las continuas legislaciones de la Junta de Andalucía, especialmente en materia ambiental, que dificultan el planeamiento de “nuestro” modelo de ciudad turística con “intervenciones de calado” como puerto deportivo, más hoteles….

Afirmó que el PGOU de 2005 no fue aprobado porque en 2006 se publicó el POTA que desautorizaba varios proyectos (como la urbanización Juvigolf, compartida con Vélez Málaga) y el PGOU actualmente vigente es el de 1992 con una adecuación parcial a la LOUA en 2009 (que, por ejemplo, asimiló como Fuera de Ordenación el hotel de Hermandades del Trabajo) y desde entonces llevan discutiendo con la Junta, que pretende que se siga bajando la ocupación. En 2013 se presentó una propuesta que cuenta con “cierto aval” de la Junta que tendrá que ir acompañado de una Addenda de estrategia ambiental y de adecuación al cambio climático.

En este punto, varios vecinos interrumpieron su disertación para pedirle que dejase de justificar lo que se hizo, y que explicara lo que hay previsto en relación a las viviendas construidas en terrenos no urbanizables.

La respuesta volvió a referirse a la lucha que “llevan años” manteniendo con con la Junta y los promotores para dar respuesta a esas y otras cuestiones, y que no hay preparado un PGOU porque ha habido un cambio de sensibilidades en materia ambiental (Directivas europeas y legislación estatal y autonómica); en cuanto a los vecinos, que exigen participación, y por parte de los políticos y su compromiso de transparencia.

“…El día 28.3.2004 se produjeron unas graves inundaciones en Rincón de la Victoria, provocadas por unas intensas lluvias torrenciales que llegaron a acumular 225 l/m2 en 12 horas. Este municipio ya había sido afectado por otras lluvias intensas el 28.9.2001; sin embargo, volvieron a desbordarse los numerosos arroyos que atraviesan el casco urbano, arroyos que se generan en la vertiente sur de la cordillera y desaguan en las playas malagueñas.

Afortunadamente, el episodio de inundación de 2004 no produjo ninguna víctima mortal, pero los daños materiales fueron cuantiosos. Entre las causas que contribuyeron a aumentar los daños del desastre se encuentran el inapropiado diseño de construcción del paseo marítimo, la escasa limpieza y deficiente drenaje de los cauces de estos arroyos, el abovedamiento de los tramos fluviales urbanos y la usurpación urbanística de terrenos de Dominio Público. De acuerdo al documento oficial, los cálculos de valoración de pérdidas (calculada por el Ayuntamiento) por daños temporales ascendió a 23.303.976,29€ sin incluir 3.873.138,41€ que fueron subvencionados por la Dirección General de Protección Civil.

...si bien es cierto que incidieron diversos factores físicos en la ocurrencia de las inundaciones torrenciales de estos dos años (2001 y 2004), los más importantes fueron los siguientes:

  • El desajuste entre los ritmos del crecimiento urbano y las actuaciones sobre la red de drenaje. Es decir, las relaciones entre los cauces y la ciudad se establecieron en los años 60′ y 70′, no habiéndose acometido desde entonces acciones de regeneración o mejora del tránsito de los arroyos por la ciudad, de forma que la mayor parte del desarrollo urbanístico del municipio se ha basado sobre unos sistemas de drenaje que apenas han adaptado su capacidad y funcionalidad a las nuevas condiciones.
  • También durante el proceso de transformación del medio rural en suelo urbanizado dotado de sistemas de evacuación de pluviales, se ha generado una situación de alto riesgo, ya que no se cuenta con la protección natural (vegetación e infiltraciones) ni con la artificial que debe sustituirla. Por tanto, resulta necesario que los estudios físico-naturales previos a la actuación avalen su sostenibilidad territorial, la localización y dotación superficial de los diferentes usos (con especial énfasis en los espacios verdes), así como las medidas protectoras necesarias para compensar el desequilibrio producido sobre la red fluvial.

Rincón de la Victoria tenía en 2012 suelo aprobado para una edificabilidad residencial total de 783.181 m2 (para 6.488 viviendas), quedando pendiente de desarrollo 652.473 m2, para 5.474 viviendas; destacando el SECTOR TB-11 “Alique”, de 615.323 m2 de suelo para 269.186 m2 de edificabilidad, previsto para 2.000 viviendas.

Sector TB-11 “Alique”. Rincón de la Victoria

Rincón cuenta con una población total de 45.338 habitantes, (22.229 hombres (49%) y 23.109 mujeres (51%)), según el último dato del Padrón Municipal a 17.1.2017. La distribución de esta población por edades ofrece una pirámide de población, donde los primeros tramos aún siguen siendo mayores que los últimos, por lo que es un municipio de población relativamente joven edad media 37 años) y aún no demasiado envejecida.

Al tratarse de un municipio con carácter turístico y, sobre todo, considerado municipio dormitorio de la capital, es importante hacer también un análisis de la población vinculada al mismo, no solo de la oficialmente censada. Los datos del último censo de población y vivienda 2011 hacían una estimación en este sentido y se podía observar que Rincón tendría una población vinculada de 56.134 personas, lo que supondría un incremento del 36,88% sobre la cifra de población residente considerada (o tasa de vinculación). Esta población está vinculada fundamentalmente por motivos turísticos, más que laborales o por estudios, ya que pasan más de 14 noches al año en el municipio, pero no residen en él. Destacar de esta cifra, los residentes (41.011). 

por Yenny Jiménez Vallenilla. Tesis Doctoral 2012 dirigida por Francisco Entrena Durán y Antonio Robles Eges. “Los cambios globales y su incidencia en los riesgos socionaturales. El caso del municipio Rincón de la Victoria, Area Metropolitana de Málaga” Univ. de Granada. Facultad CCPP y Sociología

Cabe mencionar que Rincón es el municipio costero de la Axarquía que menos proporción de población extranjera acoge (el número de extranjeros supone el 6,38%, situándose en torno a los 2.754 habitantes en diciembre de 2016). En los últimos 15 años la población extranjera en Rincón se ha duplicado, no obstante desde 2010 que alcanzara su máximo auge, sobrepasando el 9%, se observa una tendencia a la baja que sigue los mismos parámetros que el resto de la provincia (15,22%) y que los datos regionales (7,57%) y nacionales (10%), más del 42% de los extranjeros residen en el núcleo de Rincón, mientras que un 25% lo hace en La Cala, un 22% en Torre de Benagalbón, y solamente el 10% en el núcleo urbano de Benagalbón. En 2015, los datos del INE indican que más del 67% de su población censada actualmente no son autóctonos del municipio, sucediendo lo mismo con los municipios limítrofes de Macharaviaya, Moclinejo y Totalán.

Rincón de la Victoria en cuanto a su parque edificatorio de viviendas puede estructurarse de la siguiente manera:

Núcleos Tradicionales: Los antiguos núcleos de Rincón de la Victoria y de Cala del Moral, así como algunos diseminados convertidos en barriadas, tales como Los Claros o Los Rubios, cuentan con las viviendas unifamiliares del tipo conocido como “casamata”, en su origen de una planta y próximas a la línea de costa o situadas en terrenos ligeramente elevados no muy apartados del mar. La relación de este tipo de hábitat con las actividades de la pesca y de la agricultura justificaba esta ubicación.

Con el progresivo y espectacular crecimiento urbanístico del municipio en las últimas décadas han ido desapareciendo o han sido transformados para adaptarse a nuevos usos, más ligados al residencial de tipo turístico o incluso a servicios relacionados con la hostelería. Así, la casa de planta baja ha pasado a 2 plantas y a veces a 3, las cubiertas de teja árabe se han convertido a menudo en terrazas. No obstante, en zonas como la primera línea de playa, su presencia es notoria y en cierto modo deseable como freno a las barreras arquitectónicas que generan las alineaciones de viviendas. Este tipo de vivienda aún se mantiene en el paseo marítimo de la Cala del Moral (sector occidental) y peor conservado en el tramo del paseo marítimo del Rincón de la Victoria que va desde el comienzo de la cuesta de El Cantal hasta la antigua estación del Ferrocarril.

Viviendas unifamiliares aisladas: Pese a la importante progresión de las viviendas plurifamiliares en bloque dentro de las llanuras litorales, las unifamiliares aisladas tienen presencia muy notable en estos espacios, así como en los aluviales de los últimos tramos de los arroyos. Aunque en un primer momento este tipo de paisaje empezó formándose en las proximidades de los núcleos tradicionales a modo de ensanche de los mismos, pronto se extendió en desarrollos aislados por toda la zona costera, alternando con espacios agrícolas, que hasta hace poco han permanecido. Con la puesta en marcha de las primeras promociones importantes, tales como “Don Miguel”, “Serramar”, “Cotomar”, y “Lo Cea”, se consolida la ocupación de los llanos y semillanos litorales y con ella la transformación del paisaje agrícola tradicional en un paisaje urbano prácticamente generalizado. Es en su mayoría vivienda de carácter turístico-residencial, que en líneas generales aporta una notable calidad gracias a la escasa altura de las edificaciones y sobre todo a la aparición de vegetación ornamental en los jardines privados y en el arbolado de las nuevas calles.

Viviendas Unifamiliares Adosadas. El aumento de la demanda de viviendas unifamiliares, no solo de uso temporal, sino también como primera vivienda, la escasez de suelo urbanizable y, sobre todo, la posibilidad de adecuar los costes a la capacidad adquisitiva de clientes sin excesivos recursos, hizo que, en Rincón de la Victoria, al igual que en la práctica totalidad de las zonas turísticas, se extendiera la moda de los “chalets adosados”. De este modo, se va a seguir manteniendo la horizontalidad, pero va a ir perdiendo calidad, ya que la mayor densidad del espacio construido significará la reducción de espacios ajardinados y, además, las agrupaciones de casas en serie, aunque a veces son de cuidado diseño arquitectónico, terminan aportando al nuevo paisaje de la ciudad una monotonía mayor que la que podían aportar las viviendas unifamiliares aisladas.

Viviendas Plurifamiliares. Se forma básicamente a partir de los años en los que la demanda de viviendas de segunda residencia se funde con la de las viviendas de primera residencia ligadas al fenómeno de la configuración de Rincón de la Victoria como ciudad “dormitorio”, para muchas de las personas que trabajaban en la ciudad de Málaga o en otras zonas de la costa de la Axarquía.

Tiene sus desarrollos más importantes en las siguientes zonas:

a) Mitad occidental de la Cala del Moral: a ambos lados de la carretera N-340 y en la margen izquierda del Arroyo de Totalán (Bloques de Serramar).

b) Franja costera del Rincón de la Victoria, desde la cuesta del Cantal hasta la desembocadura del Arroyo de las Granadillas: A pesar de que aún quedan algunas viviendas unifamiliares, su presencia es puramente residual y la dinámica de la zona apunta a su desaparición.

c) Llanos situados entre la carretera N-340 (Avda. de Andalucía) y el Cerro del Castillón: es donde se produce la mayor concentración de edificios de viviendas plurifamiliares en bloque, no obstante, la existencia de espacios abiertos como el que actualmente se utiliza como aparcamiento público o la Plaza del Ayuntamiento (Plaza Al Andalus) hacen que el conjunto se perciba desde el interior como un paisaje más permeable que contemplado desde el exterior (Urbanización Montesol).

Diseminados: A pesar de que la mayor parte del diseminado se localiza al norte de la autovía del Mediterráneo, también hay algunas zonas situadas al sur de este vial en las que están presentes. Así, se pueden distinguir en el municipio los siguientes diseminados:

a) Diseminados aislados al sur de la autovía. La mayor parte se encuentran en el tercio oriental del municipio, que es donde, con la excepción de la zona de Añoreta, menor es la transformación tradicional. Es precisamente el avance de la urbanización en ese otro territorio el que ha hecho que la mayor parte del antiguo diseminado allí existente haya terminado siendo absorbido por el paisaje urbano reciente. En el tercio oriental, al sur de la autovía, el paisaje de diseminado se localiza fundamentalmente entre el Arroyo de las Cuevas y el Arroyo de Benagalbón.

Allí se encuentran: – Cortijo de los Jarales. – Cortijo del Arroyo Cuevas. – Cortijo Los Palmas. – Cortijo Los Catalanes. – Cortijo Los Cabreras. – Barriada Los Fernández.

b) Diseminados agrupados al norte de la autovía. En su mayor parte se localizan entorno a la Carretera de Benagalbón y a los caminos que conectan con ella. Es un paisaje que se aproxima más a la agrupación de núcleos de población que a la idea que normalmente se tiene de “diseminado”. El intenso proceso constructivo que se ha producido en las dos últimas décadas entorno a los antiguos diseminados de la zona, ha dado como resultado un paisaje pseudourbano en el que la característica más común es la desorganización del espacio. Un espacio en el que conviven antiguas viviendas de campo (las menos) con otras ligadas parcialmente a la actividad agroganadera (generalmente más recientes que las anteriores) y con viviendas de segunda residencia al más puro estilo de cualquier urbanización moderna. Posiblemente, el único elemento que todas estas edificaciones tienen en común es su carácter de viviendas unifamiliares, generalmente aisladas o formando pequeños conjuntos. El espacio residencial aparece entre los cultivos de secano (vid, olivo, almendro, higuera, etc.), mezclado a veces con naves industriales y restaurantes de carretera.

Entre otros están: Los Caños, Los Baenas, Carril de los Toros, Los Morenos, y Los Morenos Altos, Los Martínez, Las Casillas, y Las Torrecillas.

c) Diseminados aislados al norte de la autovía. En su mayor parte son viviendas unifamiliares relacionadas con la agricultura en mayor o menor medida, con alguna presencia importante del clásico chalet con piscina incluida y gran parcela ajardinada. Se extiende por la margen izquierda del Arroyo Totalán, a lo largo de las carreteras que unen Totalán con la autovía, así como al norte del núcleo de Benagalbón, entre las carreteras de Macharaviaya y el paraje de Aguirre; y en las proximidades de la carretera de Benagalbón a Moclinejo.

por Yenny Jiménez Vallenilla. Tesis Doctoral 2012 dirigida por Francisco Entrena Durán y Antonio Robles Eges. “Los cambios globales y su incidencia en los riesgos socionaturales. El caso del municipio Rincón de la Victoria, Area Metropolitana de Málaga” Univ. de Granada. Facultad CCPP y Sociología

Según datos de 2011, el 83,43% de las viviendas del Rincón de la Victoria se han edificado a partir de 1971, década en la que Rincón da el primer paso de municipio eminentemente pesquero a albergar un incipiente turismo de veraneo familiar proveniente, sobre todo, de la capital de la provincia y de otras zonas de Andalucía. En 30 años, Rincón de la Victoria ha pasado de ser un municipio pesquero y residencial, donde predominaba la 2ª vivienda (veraneos) a ser una ciudad con más 1ª vivienda (ciudad dormitorio) que cualquier otro tipo. Así, mientras que al inicio de la década de los 80, el porcentaje de 1ª vivienda solo era del 26,3% frente al 61% de 2ª vivienda, en el año 2011 este porcentaje se ha intercambiado: 59,09% es 1ª vivienda y 25,02% es 2ª. Por su parte, las viviendas vacías han pasado del 12,66% al 15,88%. 

En Rincón, a partir de 2011, prácticamente se paralizan las viviendas terminadas, ralentizándose más que la media provincial y metropolitana, si bien, a partir de 2015 se aprecia una ligera mejoría, que aún no se ha apreciado en esos otros ámbitos. En 2015, se terminaron en el municipio 61 viviendas plurifamiliares, es decir, el 9,13% de las edificadas en el área metropolitana y el 5,38% de las creadas a nivel provincial. Todas ellas fueron viviendas libres, ya que con la excepción de 10 viviendas en 2010 y 72 en 2011, no se crea vivienda de VPO en Rincón en los últimos años.

Hoy son 25.780 las viviendas (Bienes Inmuebles de Uso Vivienda de carácter urbano en Rincón de la Victoria) matriculadas en el catastro.

La urbanización Parque Victoria, el debate sobre la recepciónLa urbanización Parque Victoria, situada al N de la Autovía del Mediterráneo A-7, a la altura de La Cala del Moral, constituye una de las grandes zonas de expansión urbanística de Rincón de la Victoria, con suelos urbanizables para ejecutar todavía 1.900 viviendas, que se sumarían a las 1.200 ya ejecutadas en la última década. Sin embargo, los alrededor de 2.000 vecinos que residen en este entorno se quejan de que pagan «los mismos impuestos, pero somos tratados como ciudadanos de segunda categoría, sin los mismos servicios que el resto del pueblo». El Ayuntamiento admite que los servicios que se prestan en este entorno de calles laberínticas con grandes pendientes «son los mínimos imprescindibles», porque se trata de una urbanización «sin recepcionar formalmente», que está inmersa en un procedimiento judicial desde hace dos años. En 2010 el Consistorio, gobernado entonces por la que hoy es también la alcaldesa rinconera, la socialista Encarnación Anaya, firmó un acta de recepción de los viales «provisional, y supeditada a la ejecución de una serie de obras pendientes, que no se han llevado a cabo, por valor de más de 3 millones de euros», según han establecido los técnicos municipales del Área de Urbanismo.”11.9.2017 Rincón de la Victoria pone en marcha la revisión del PGOU. La Diputación suscribe un acuerdo con el Ayuntamiento rinconero para actualizar el planeamiento de su término municipal, «para adecuar el desarrollo de los municipios», y, en el caso de Rincón de la Victoria, la revisión del PGOU permitirá su adaptación al Plan de Ordenación del Territorio de Andalucía (POTA). El consistorio ha adjudicado a la empresa pública de la Diputación Provincial de Málaga, Turismo y Planificación Costa del Sol SLU la redacción del nuevo PGOU, por un importe de 155.905,06 € (29.7.2017), pero la empresa descartada y que había obtenido mejor puntuación, Código Arquitectura, ha presentado un recurso al Ayuntamiento…

Y en la búsqueda de un modelo de ciudad, emprende “Rincón, horizonte al futuro 2025”, CIEDES, publica en mayo de 2017 el Pre-diagnóstico con el objetivo de detectar los activos y problemas (momento actual); seguirá el Diagnóstico: a partir del prediagnóstico donde se conocerán los retos de futuro que plantea la evolución del municipio; y finalmente el Marco Estratégico: diseñar la ciudad que los ciudadanos desean.

Pretende ser la base de una estrategia de desarrollo sostenible, inteligente e integradora que atraiga financiación europea: Fondos Feder, a través de la denominada EDUSI, convocatoria que permitirá avanzar en el crecimiento de Rincón de la Victoria.

Nunca es tarde, pero la Iª y la IIª convocatoria han pasado ya y no se presentaron; siempre queda la IIIª convocatoria (de gracia), y hay prisa, desde el 17.6.2017 está publicada “la concesión directa de subvenciones a proyectos singulares que faciliten el paso a una economía baja en carbono en el ámbito de las Entidades locales españolas, con cargo a los fondos FEDER incluidos en el Eje 4 de Economía Baja en Carbono del Programa Operativo plurirregional de Crecimiento Sostenible (POCS) para el periodo 2014-2020”

“…Esperan llegar a la convocatoria de los Fondos Edusi, porque aunque el valor mayor es la generación de conocimiento que es de valor incalculable, si pudieran acceder a 5 millones para financiar una intervención en Rincón de la Victoria sería muy positivo…”

Y la participación ciudadana... 

Pero más preocupante es la realidad expuesta en el Estudio sobre la problemática por el riesgo de inundaciones en la provincia de Málaga”  realizado por la Fundación MADECA, 

“…La revisión crítica de los PGOU en materia de inundaciones de los municipios objeto de estudio muestra una situación bastante desfavorable en relación a la incorporación de la legislación vigente en materia de inundaciones, pues solo el municipio de Fuengirola incorpora en su PGOU toda la normativa. 

Un aspecto clave, y que no se recoge o de forma somera en los PGOU analizados, es la declaración de zona inundable (según el Sistema Nacional de Cartografía de Zonas Inundables‐SNCZI), de determinados ámbitos del municipio, que puede implicar que ciertos suelos pasen a ser no urbanizables, con la consecuente pérdida de valor que ello supone. El no ocupar con suelo urbano la zona inundable es un tema de ordenación del territorio, por lo que es importante que se incorporen las líneas de inundación al planeamiento urbanístico para delimitar los terrenos y las viviendas concretas que se verán afectadas por las inundaciones.

Especialmente preocupante son los casos de Mijas, Rincón de la Victoria y Vélez‐Málaga, que pese a ya tener aprobada la revisión de sus PGOU conforme a la Ley 7/2002, de 17 diciembre, de Ordenación Urbanística de Andalucía (LOUA), no han incorporado ni lo dispuesto en el Decreto 189/2002 de 2 de julio por el que se aprueba el Plan de Prevención de Avenidas e Inundaciones en Cauces Urbanos.

Rincón de la Victoria cuenta con un PGOU en vigor del año 1991 que en 2008 fue adaptado a la LOUA. En materia de inundaciones solo contempla lo establecido en la sección VIII de Regulación de márgenes y sus cauces, que indica que para cualquier actuación en las zonas contiguas a los cauces, en un ancho de 20 m a partir del deslinde correspondiente se tendrán en cuenta las prescripciones de la Ley de Aguas y Reglamento del Dominio Público vigente, y demás legislación aplicable, a fin de preservar la seguridad y estabilidad de los cauces y de las márgenes ante riadas extraordinarias con período de recurrencia de 500 años.

Por tanto, el PGOU del Rincón de la Victoria contiene información y referencia normativa en materia de gestión y prevención de inundaciones muy limitada y, en su adaptación de 2008 no incorporó las disposiciones sobre inundaciones de la legislación vigente; las zonas inundables no están consideradas como no urbanizables, siguiendo la Ley 7/2002 de Ordenación Urbanística de Andalucía, y no recoge lo dispuesto en el Decreto 189/2002 de 2 de julio por el que se aprueba el Plan de Prevención de Avenidas e Inundaciones en Cauces Urbanos Andaluces…”

Norma  Contenido desarrollado

Ley 7/1985, de 2 de abril, Reguladora de las Bases del Régimen Local.

 Competencias de las entidades locales

Real Decreto Legislativo 1/2001, de 20 de julio de 2001por el que se aprueba el texto refundido de la Ley de Aguas

  • Los instrumentos de ordenación urbanística del territorio deberán respetar lo previsto en relación a zonas inundables en los planes hidrológicos de cuenca
  • Los terrenos que puedan resultar inundados durante las crecidas no ordinarias de los lagos, lagunas, embalses, ríos o arroyos, conservarán la calificación jurídica y la titularidad dominical que tuvieren

Decreto 189/2002, de 2 de julio de 2002 por el que se aprueba el Plan de Prevención de avenidas e inundaciones en cauces urbanos andaluces

  • Corresponde a los municipios la recogida de residuos sólidos en cauces públicos urbanos
  • Establece las limitaciones en relación a edificación en zonas inundables a recoger en PGOU
  • Previa adopción del PGOU se deberá recabar información y datos del organismo de cuenca correspondiente para delimitar las zonas inundables
  • Los nuevos crecimientos urbanísticos se deberán situar en zonas no inundables
  • Para obtención de licencia de obras de edificaciones admitidas en zonas inundables, el interesado deberá suscribir seguro de responsabilidad civil

Ley 2/2002 de, 11.11.2002, de Gestión de Emergencias en Andalucía

Las AAPP en el marco de sus competencias promoverán actuaciones orientadas a la reducción de riesgos y a la prevención de catástrofes, con especial atención a la capacitación de los servicios operativos y a la formación y colaboración de la población para hacer frente a tales situaciones

Ley 7/2002, de 17 de diciembre de 2002, de Ordenación Urbanística de Andalucía

Tendrán consideración de no urbanizable en los PGOU aquellos terrenos que presenten riesgos ciertos de inundaciones

Ley 7/2007, de 9 de julio de 2007, de Gestión Integrada de la Calidad Ambiental

Establece la obligatoriedad de realizar una evaluación ambiental estratégica para las revisiones totales o parciales de los planteamientos generales urbanísticos

Ley 5/2010, de 11.6.2010, de autonomía local de Andalucía

Es competencia de las corporaciones locales la elaboración, aprobación, implantación y ejecución del Plan de Emergencia Municipal, así como la adopción de medidas urgencia en caso de catástrofe

Ley 9/2010, de 30.7.2010, de Aguas de Andalucía

Tras la aprobación inicial de PGOU, se solicitará a la Consejería competente en materia de aguas un informe de carácter vinculante en el que se evalúe el reflejo de los estudios de los organismos de cuenca, a los que se refiere el Decreto 189/2002, en la delimitación de las zonas inundables del PGOU

Acuerdo del Consejo de Gobierno por el que se aprueba Plan Territorial de Emergencia de Andalucía de 22 .11.2011

Establece criterios y directrices para la elaboración de los Planes de Emergencia Municipales

Los plazos han empezado a correr, CIEDES para el Plan Estratégico que conduzca a obtener fondos europeos para co-financiar sus proyectos, y Turismo y Planificación Costa del Sol SLU, (12 meses) para redactar la revisión del PGOU, que además de actualizar el modelo de ciudad ha de hacer especial hincapié en la gestión de riesgos, a dimensionar el esfuerzo “municipal” sobre el territorio y dotar, por ende” de los servicios y equipamiento en cantidad y calidad que los ciudadanos han confiado a sus gestores-gobernantes. Y no vale ya el descontrol diagnosticado…

Estaremos atentos.


Cada mercado es local.

Cada municipio tiene su singularidad.

Cada municipio se retrata en su parque residencial.


ANTEQUERA

ANTEQUERA. Población (INE)

ANTEQUERA. Pirámide de Población

ANTEQUERA. Bienes Inmuebles de Uso VIVIENDA 2014-2017 (Catastro)

ANTEQUERA. Deuda Municipal

ANTEQUERA. Evolución del PARO

ANTEQUERA. Parque de Viviendas en ALQUILER según año de construcción


Son datos fríos, sin cocinar.

Información para la toma de decisiones.

Información para el conocimiento.


“A mis pies, en la ladera del cerro, se extendía la vieja ciudad guerrera, tan a menudo mencionada en crónicas y romances. (…) Detrás se extendía la vega, cubierta de jardines, huertos y tierras de pan llevar y de prados esmaltados. Solo la superaba la tan famosa vega de Granada. A la derecha el escarpado promontorio de la Peña de los Enamorados, se internaba por la llanura. Desde aquella altura, seguidos de cerca por sus perseguidores, se despeñaron, desesperados, la hija del alcalde moro y su enamorado” (Washington IRVING, Cuentos de la Alambra –1832–).

Antequera es una ciudad y un municipio de la provincia de Málaga, de 749,34 km² en la comunidad autónoma de Andalucía, situada en el N de la provincia y a una altitud media de 575 msnm, es el centro de la comarca que lleva su nombre y la cabeza del partido judicial homónimo.​

Por su población, Antequera es el 1º municipio del interior de la provincia y el mayor en cuanto a superficie, siendo además el 24º más grande de España.​ Antequera se encuentra en un enclave geográfico estratégico, por estar situado en el centro de Andalucía, donde confluyen las principales vías que comunican Málaga con Córdoba y Granada con Sevilla, las 4 mayores ciudades de la comunidad autónoma. La ciudad se encuentra a 45 km de Málaga y a 115 de Córdoba, ciudades con las que está comunicada por tren de alta velocidad y la autovía A-45, y a 160 km de Sevilla y 102 km de Granada, con las que está comunicada mediante la autovía A-92 y, en un futuro próximo, también por alta velocidad, una vez esté terminado el Eje Ferroviario Transversal, que se hace esperar ya varios años.

Por su situación estratégica de comunicaciones, con 4 aeropuertos situados a 1 hora aproximada de distancia y en la vía ferroviaria del Puerto de Algeciras, Antequera se perfila como un importante centro de infraestructura logística, con varios parques empresariales y el nuevo Centro Logístico de Andalucía.

Sus límites naturales son: al N y NO las campiñas cordobesa y sevillana, al S los Montes de Málaga y el Valle del Guadalhorce, conectando al O-SO con las estribaciones de la Serranía de Ronda, y al E con las tierras de Loja. Se encuentra dominada fundamentalmente por la Depresión de Antequera situada en el extremo occidental del llamado Surco Intrabético.

ANTEQUERA por J. Seguí

Además, la Vega de Antequera, regada por el río Guadalhorce, es una zona agrícola fértil que proporciona cereales, aceite de oliva y hortalizas en abundancia. El núcleo principal del municipio lo constituye la ciudad de Antequera, la cual posee un centro histórico bien conservado y numerosos monumentos. Su emplazamiento se debe a su origen romano y musulmán, elegido probablemente por tratarse de un paraje elevado desde donde se domina la vega.

Los restantes núcleos son de pequeño tamaño y presentan características comunes, como su carácter rural y tipologías edificatorias que corresponden a la agrupación de viviendas unifamiliares de poca altura, además de ser todos de reciente creación, surgidos con vista a la explotación agropecuaria de la zona o alrededor de las infraestructuras ferroviarias. La mayoría se localizan en la vega para aprovechar su fertilidad agrícola: Cartaojal, Los Llanos de Antequera, Bobadilla, Bobadilla-Estación, Colonia de Santa Ana y Cañadas de Pareja. Los demás se ubican en la vertiente S de la cordillera: Villanueva de Cauche, La Joya, Los Nogales y La Higuera.

Comarca de Antequera

La Comarca de Antequera coincide con la Zona Rural Leader de Antequera en la provincia de Málaga que abarca los municipios de Alameda, Antequera, Casabermeja, Fuente de Piedra, Humilladero, Mollina y Villanueva de la Concepción, y se extiende sobre una superficie de 1.148, 95 Kmal norte de la provincia de Málaga, con una población, a 1.1.2015, de 64.181 habitantes.

Mapa turístico comarca Antequera

Durante las décadas posteriores a la conquista castellana (1410) la población de Antequera no alcanzaba los 3.000 habitantes, A partir del siglo siguiente, y hasta la segunda mitad del siglo XVIII, la ciudad experimenta una continua expansión, hasta alcanzar los 23.000 habitantes. A mediados del siglo XVIII los cultivos de la Vega están presididos por la tríada mediterránea de los panes, los olivos y las vides, pero donde también abunda la huerta y el arbolado, junto con el cáñamo, el lino y el zumaque. La población se agrupa en la ciudad y en sus aldeas, pero también en las caserías dispuestas por el ruedo y en los cortijos del secano. Los rebaños de ovejas proporcionan lana abundante, que se exporta hacia el exterior pero es también la base de una importante industria de tejidos y curtidos. La red de cauces fluviales de la Vega permite el aprovechamiento de la energía hidráulica, con una proliferación de batanes y molinos en los que se apoya la mencionada industria artesanal. Algunos de estos artificios serán transformados a partir de la 2ª mitad del siglo XIX en fábricas de tejidos, que constituyen la base de un resurgimiento industrial de la ciudad. Durante el siglo XIX la estratégica posición de la ciudad, como clave de las comunicaciones del puerto de Málaga hacia el interior, la hace participar tempranamente en el desarrollo de la red ferroviaria como cruce de 2 importantes líneas que unen Málaga con Córdoba y Granada. En las últimas décadas la ciudad se ha expandido a E y O. En la primera de esas direcciones se han implantado los nuevos espacios industriales, mientras que la segunda acoge los nuevos desarrollos residenciales.

Su nombre tiene origen en Anticaria, la antigua denominación romana, luego Antaquira en árabe, aunque varios yacimientos repartidos por el término municipal atestiguan que la zona estuvo habitada desde hace más de 6.000 años. De su pasado conserva un extenso patrimonio arqueológico y arquitectónico, destacando el conjunto de dólmenes de Menga, Viera y El Romeral,​ así como numerosas iglesias, conventos y palacetes de distintas épocas y estilos. De su entorno físico destaca el Paraje Natural de El Torcal, famoso por las caprichosas formas de sus rocas calizas, que conforman uno de los paisajes kársticos más importantes de Europa.​

Este espacio natural, junto con los dólmenes Menga, Viera, El Romeral y la Peña de los Enamorados, conforman el llamado Sitio de los Dólmenes de Antequera, declarado en julio de 2016 Patrimonio Mundial de la UNESCO.Análisis de la evolución histórica de Antequera. La ciudad que hoy conocemos, tuvo su embrión originario en el actual Cerro del Castillo, y en concreto en su vertiente sur que mira al río de la Villa, datándose, por los restos arqueológicos encontrados, de la Edad del Bronce Final. No obstante, con anterioridad a éste parece ser que existió un enclave en el denominado Cerro del Mari Macho, que cronológicamente podría corresponder al período inicial del Cobre Pleno, y que se especula constituyó el primer hábitat al aire libre en el entorno de la ciudad que hoy conocemos, cuya proximidad al conjunto funerario megalítico de Menga y Viera le supone relacionado con el mismo, sin que tampoco exista confirmación al respecto. Con posterioridad, y en el mismo lugar del Cerro del Castillo, se produce un asentamiento ibérico que probablemente permanece hasta la llegada de la época romana, y que con ésta última cultura se consolida, el cual puede identificarse, cada día con más certeza a juzgar por la abundancia de restos arqueológicos encontrados, con la ciudad romana de Antikaria. Esta debió tener sin duda una fuerte importancia, en función primordialmente de su enclave geográfico.

El dolmen de Menga es el máximo representante de la arquitectura megalítica en España y seguramente también en Europa. Data del periodo del Calcolítico Antiguo (3700 aC),y está considerado por sus características constructivas como sepulcro de galería (cámara y pasillo de acceso diferenciados), aunque también podría incluirse como sepulcro de corredor (cámara y corredor unidos en una misma planta). Se trata de una gran construcción con cubierta adintelada formada por grandes megalitos, de plano irregular, donde no hay una clara separación entre el pasillo y la cámara, que parece un ensanchamiento del primero aunque con soportes centrales o pilares de sección cuadrada. Esta construcción está cubierta por un túmulo artificial de varios metros de diámetro, el cual ha perdido parte de la potencia de su volumen original. Su forma es algo elíptica y está constituido por una deposición de diferentes capas de tierra y algunas piedras entremezcladas, alternándose con otras capas de lajas de piedra dispuestas con la misma inclinación que el túmulo y colocadas con mayor precisión y acoplamiento en los laterales de éste que en la propia coronación, donde están más sueltas. Estas piedras tienen una longitud de 30 a 40 cm. y un espesor de 5 a 8 cm. El eje longitudinal del sepulcro se alinea con la dirección SO-NE. Y su acceso está orientado hacia el NE.

El dolmen está constituido por un total de 32 megalitos, de los cuales 3 son pilares, 5 losas de cubierta y 24 ortostatos. Conforman un corredor de 25 m de largo, con una anchura máxima de 5,8 m y otra mínima de 2,2. La planta está dividida en 3 tramos que coinciden con los cambios de dirección que presentan sus paredes laterales:

1. El primer tramo sería la entrada o atrio, con forma trapezoidal. Se mantiene parcialmente con restos de 3 ortostatos, 2 a la izquierda y 1 a la derecha. Estuvo constituido, según se deduce de los estudios arqueológicos, por un total de 6 ortostatos. Su longitud primitiva era de 6 m, la parte ancha y cercana al exterior mediría 4,5 m y la estrecha 2,5. La altura aproximada sería de 2 m.

2. El segundo tramo tiene una planta rectangular, con los lados bastantes rectilíneos y paralelos. Está formado por 6 ortostatos, 3 en cada lado, y 1 losa de cubierta. Su longitud es de 5 m, la anchura aproximada es de 3 m y la altura va de 2 a 3 metros de forma creciente conforme se avanza.

3. El tercer tramo, con planta ovalada, tiene 15 ortostatos, 7 a cada lado y 1 frontal o de cabecera, 4 losas de cubierta y 3 pilares centrales ubicados en planta. En el inicio de este tramo se aprecia cómo la primera losa de cada una de las paredes sobresale respecto al plano del último ortostato del segundo tramo. Su longitud es de 16,10 m, su anchura inicial es de 2,20, 5,60 en el tercio posterior y 4,70 en el fondo. La altura varía desde 2,70 m en su comienzo, llegando a 3,30 m.

La descripción geológica sitúa al dolmen de Menga en el borde sur de la Depresión de Antequera, en el curso intrabético. El sustrato sobre el que se asienta el conjunto de ortostatos del dolmen de Menga se compone de materiales sedimentarios pertenecientes al Tortoniense Superior, con abundancia de arenas poco o nadas cementadas, y gravas poligenéticas y heterométricas, principalmente. Este terreno es el característico de un ambiente sedimentario tipo delta o aluvial.

ANTEQUERA. Dolmen de Viera. Planimetría. Proyecto de Consolidación (2001)  Villalón Conejo, A. y Trujillo Cebrián, J. J.

El dolmen de Viera es una construcción megalítica perteneciente al periodo Calcolítico y con una antigüedad de más de 5.000 años. Está considerado como un sepulcro de galería, donde se pueden diferenciar 3 tramos separados por 2 puertas. Su longitud total es de 21,50 m. Cabe destacar el labrado regular de los ortostatos con lados rectilíneos, que permiten un ajuste casi perfecto entre ellos.

1. El primer tramo es de planta rectangular con unas dimensiones aproximadas de 3 metros de longitud por 1,50 de anchura y altura. Lo conforman 2 ortostatos en el lateral derecho y 1 ortostato en el lateral izquierdo. Hay una primera puerta que separa el primero y segundo tramo. Se trata de una losa rectangular perforada, colocada perpendicularmente a los ortostatos laterales y de la que sólo queda la parte inferior. Las dimensiones del hueco que permite el acceso son, aproximadamente, de 98 cm de altura y 76 de anchura.

2. El segundo tramo es de planta rectangular, con unas dimensiones aproximadas de 15,80 m de longitud, 1,50 de anchura y 2 de altura. El lateral derecho está conformado actualmente por 12 ortostatos y el lateral izquierdo por 10 ortostatos, ambos incompletos. La segunda puerta perforada está completa y es similar a la primera.

3. El tercer tramo, al que se accede por la segunda puerta, conduce a la cámara sepulcral de planta cuadrada, con 1,75 m de lado y 2,08 de altura. La compone 3 ortostatos situados uno a cada lado y otro de cabecera, y sobre ellos una losa de cubierta.

Respecto a las losas de cubierta se conservan actualmente 5 completas, una que cubre la cámara y las 4 restantes lo hacen con el último tercio del segundo tramo. Hay otros 2 fragmentos de losas de cubierta correspondientes cada uno a losas distintas y situados, en la primera puerta uno y otro en el comienzo del segundo tramo. El pavimento original estaría constituido por un enlosado a base de lajas de tamaño medio, que reposarían sobre una fina capa de tierra depositada a su vez sobre las margas del propio terreno. El túmulo, a diferencia del dolmen de Menga, está formado por una capa de piedras que descansan sobre las losas de cubierta directamente, y con un grosor medio de 1 m. Su función sería la de hacer de sistema de drenaje. El resto del túmulo lo forman capas irregulares de distintos tipos de tierra.

El Tholos de El Romeral,  es un sepulcro que corresponde a la tipología del tholos. Esta constituido por 2 cámaras cubiertas con falsa cúpula y precedidas de un corredor. La cámara mayor tiene un diámetro de 5,40 y 4 m de alto, y el diámetro de la pequeña de 2,30 m y su altura de 2,40. La longitud de la galería es de 23,50 m, la anchura de 1,70 y la altura de 2,40. Descubierto por los hermanos Viera en 1903, se le denomina en un principio “Cueva del Cerillo Blanco”. 

En la construcción del monumento se utilizan lajas pequeñas de caliza, excepto en las jambas y dinteles de ambas cámaras, construidos con bloques de piedra, y las cubiertas de la galería y el cierre de las 2 cúpulas, donde se colocan grandes monolitos también de piedra. De las 13 losas de cubierta que cubren el corredor sólo 10 son originales. Contando desde la entrada, la primera, la cuarta y la quinta se colocaron en la restauración de 1941.

La cámara del fondo tiene una desviación de 0,50 m hacia la izquierda del eje central del resto del dolmen, y se encuentra elevada 0,70 m sobre el pavimento de losas de la cámara que le precede. Encajada en este espacio interior, hay una gran losa horizontal a modo de mesa.

Por ello la Antikaria romana, al situarse en una encrucijada de la red de comunicaciones, constituyó un punto de vital importancia en el trazado de la vía Augusta, que unía las ciudades de Cádiz, Sevilla, Ecija y Córdoba. De esta manera se sabe que existía un ramal que desde Sevilla unía con Córdoba, pasando por Singilia Barba y Antikaria y un segundo que desde Antikaria unía con Málaga a través de Aratispi (Villanueva de Cauche). El tercer ramal unía Antikaria con la vega de Granada (Ilíberis) a través de Archidona, existiendo con bastante probabilidad un último ramal que desde Antikaria también unía con Málaga a través de Nescania (Valle de Abdalajís). Es esta circunstancia, unida a su riqueza y gran potencial agrícola, lo que convierte a Antikaria en una ciudad de notable importancia, alcanzando en la civilización romana hispánica la categoría de Municipium. 

Delimitación sitios Dólmenes de Antequera

Este asentamiento romano, como queda dicho se efectúa sobre el anterior ibérico y el primitivo de la etapa del Bronce final (Calcolítico), pero extendiéndose por la ladera norte del Cerro del Castillo en dirección hacia la parte llana de la ciudad, datándose del siglo I d.C. Posteriormente durante el Bajo Imperio, se produce una cierta descentralización de la ciudad, en beneficio de las villas romanas que se extienden por la vega antequerana, consecuencia del desarrollo agrícola de la misma.

En el año 713 los musulmanes pasan a ocupar la ciudad, estableciéndose y aprovechando las ruinas de fortificaciones romanas de la ciudad de Antikaria. Existió una primera época en que la ciudad pierde todo papel relevante, ello sin duda originado por la cercana Archidona, que a la sazón se hallaba convertida en la capital de la Kora Rayya. En esta época, como se ha dicho se produce un vacío histórico, aún no explicado del todo a pesar de las razones apuntadas, teniéndose noticias a mediados del siglo XII de que la ciudad se hallaba en una recesión casi total.

Para una comprensión exhaustiva aconsejo la lectura de la tesis doctoral de José Juan Cobos Rodríguez, dirigida por Dª Carmen Trillo San José,  “De la Antiqìra Nazarí a la Antequera Castellana a finales de la Edad Media”, de la Universidad de Granada, Departamento de Historia Medieval y Ciencias y Técnicas Historiográficas dentro del programa “Ciudades y Culturas en el Mediterráneo Antiguo y Medieval”, de 2015

Será ya en los siglos XIII y XIV cuando la ciudad musulmana adquirirá su máximo esplendor.

“…Desde mediados del siglo XIII, una vez conquistadas Sevilla y Jaén, es cuando Antaqira comenzó a tener importancia como fortaleza militar fronteriza. Los monarcas castellanos comprendieron su condición de llave del reino de Granada y como tal intentaron conquistarla en distintos momentos.

La intervención militar del Infante Don Fernando en 1410 supondrá que Antequera sufra una radical transformación pasando de una administración islamista a depender de la corona de Castilla. La recién conquistada villa va a convertirse en un estratégico enclave en el proceso de la guerra granadina, lo que le dará a partir de ahora un papel fundamental en los acontecimientos que en su entorno geográfico se irán produciendo a lo largo del siglo XV. En un primer momento y hasta casi el primer cuarto de este siglo XV, la villa tendrá una evidente estructura militar, y se asentará una población claramente dedicada a la lucha fronteriza y a la defensa de este importante espacio.

La toma de Antequera y su control por la corona castellana será determinante en las distintas fases finales de la guerra contra el reino granadino.

La repoblación de la ciudad a base de elementos militares, como hemos apuntado anteriormente, fue el primer acto administrativo que se produce. Este inicial repartimiento lo realizará su primer alcaide de la fortaleza y alcalde y justicia mayor de la villa, Rodrigo de Narváez, que con el nombramiento de dos jueces, uno por cada collación, serán la base del sistema político que controlará la nueva villa. Junto a ellos se nombrará por la Corona una serie de cargos. En principio tendremos a seis cargos de regidores, que recaerán por primera vez en Pedro González de Ocón, caballero de la banda dorada, Lope Sánchez de Valenzuela, Fernán Martín de Valdetapia, Antonio López Lobato, Alonso González Estote y Fernán Albases de Jerez: También se nombraran cuatro jurados, dos por parroquia o barrio Pedro Rodríguez Escudero, Juan Méndez de Valdés, Juan Ruiz de Robledo y Alonso Martín.

Otros cargos del concejo, era el alguacil mayor, el personero y el escribano, todos ellos como los anteriores de designación real. Además existían otros cargos de nombramiento en este caso concejil, que eran el procurador, el mayordomo, los alcaldes ordinarios y el alcalde del agua, el físico, el campanero, el abogado del concejo, el relojero, entre otros.

El concejo se reunía semanalmente, en principio los viernes, y posteriormente también los martes. El lugar establecido para ello, era la torre del homenaje de la alcazaba, aunque de manera esporádica aparece también como espacio para el cabildo las iglesias parroquiales de San Salvador y de Santa María. La Edad Moderna será un periodo crucial para Antequera. A lo largo del siglo XV, la ciudad jugará un papel fundamental en la guerra con el reino de Granada en todas sus fases. Esta circunstancia convertirá a las tierras de Antequera en un espacio de frontera, donde en la primera mitad de este siglo XV, la obligará a vivir encorsetada entre sus muros y militarizada. Como consecuencia de su apoyo a la corona castellana, y sus constantes intervenciones bélicas en la frontera, se le otorgaran numerosos privilegios, como el de ciudad en 1441. 

Defensas medievales de Antequera

Este privilegio fue la respuesta real a la complicada situación que en torno a estos años estaba sufriendo Antequera, con constantes e interminables enfrentamientos fronterizos que tan solo son frenados por las esporádicas treguas que se firman con el reino granadino. El hundimiento de la frontera, agravará la crisis, y la corona en un intento de buena voluntad, beneficiará a Antequera, otorgándole nuevos privilegios, entre ellos este al que nos referimos y unos años después en 1448 el de homicianos.

Este tipo de privilegio fue otorgado de manera un tanto frecuente, ya que fue un medio utilizado por la corona para defender la frontera, hecho fundamental para mantener los territorios conquistados y a la vez intentar repoblarla. Con esta medida se obtenía un doble resultado: por un lado, se conseguía que las nuevas tierras gozaran de una población más o menos estable dentro de lo que cabe y que explotara las riquezas agropecuarias de la zona; por otra parte, se dotaba de un cuerpo de gente “aguerrida”, que en un determinado momento pudiera luchar y hacer frente al enemigo, ya que se trataba de individuos que nada tenían que perder y sí, mucho que ganar. 

En el caso de Antequera los objetivos no se cumplen del todo, ya que el número de vecinos no aumenta considerablemente, lo que nos habla de la difícil situación de constante conflicto bélico que se vive en esta zona de frontera. El alcaide don Fernando de Narváez logró, además, la concesión del título de “noble ciudad de Antequera”, que le otorga el rey don Enrique II en 19.12.1466. Está merced está justificada por el recio aguante de las gentes de Antequera y su incondicional apoyo en la cruenta campaña contra de Archidona que finaliza en 1462, con la incorporación de esta localidad a la corona castellana, y que además benefició a la ciudad al quedar más resguardada en la línea de los castillos que defendían la frontera. Esto permitirá un respiro a la complicada situación que sufre la ya ciudad. Aunque la clave del cambio vendrá de la mano primero de la incorporación de Málaga a Castilla en 1487, que alejará definitivamente la frontera y dará pie a un primer momento de expansión territorial y al desarrollo de sus incipientes arrabales.

Administrativamente se constituirá el concejo. Hasta entonces la ciudad estaba gobernada por el alcaide de la fortaleza y los alcaides de justicia, uno por collación a los que habría que sumar el alférez mayor y unos regidores designados por la corona. No será hasta 1487 cuando tengamos la total certeza del funcionamiento del cabildo como tal. La documentación conservada, muy escasa, se reduce a los documentos supramunicipales, concediendo derechos y privilegios a la ciudad, y a los constantes requerimientos recordando la obligación de residir en la ciudad los cargos públicos…”

José Escalante Jiménez. Málaga 2015. Los escribanos en Antequera. Un Análisis global (1475-1869)

Comarca Antequera

Con la conquista de Antequera por las huestes cristianas en el año 1410, pasa a convertirse por su nueva situación de ciudad fronteriza en estratégica base militar preparatoria del final de la guerra granadina, reconstruyéndose parte de sus muros y torres de la Alcazaba. La conquista de Archidona en el último tercio del siglo XV y, consecuentemente, el avance de la frontera hacia el Este, produce una relajación en el Ánimo bélico de la ciudad, que tímidamente comienza a extenderse fuera de las murallas del antiguo recinto musulmán.

Sin embargo es la última década del siglo XV y primer tercio del siglo XVI, la que supone una etapa de vital importancia en la configuración del casco urbano actual, al quedar la guerra finalizada, y comenzar a consolidarse en la periferia de sus murallas la nueva ciudad. 

1564 ANTEQUERA

De esta forma, los antiguos arrabales del Albaicín y de San Juan pasan a convertirse en barrios, produciéndose la unión entre ellos a través de Santa María de Jesús en el Portichuelo. Es decir, la ciudad experimenta un primer ensanche hacia el sur, colindante con esa ladera del castillo, y limítrofe con el río de la Villa y zonas de pendientes más pronunciadas junto al antiguo camino de Málaga. También se inicia su extensión hacia el norte, junto a los caminos de Sevilla y Córdoba, siendo la Iglesia de San Sebastián y su plaza elementos determinantes en este desarrollo urbano que se realiza a lo largo de todo el siglo XVI, existiendo ya para entonces el arrabal de San Pedro, junto al monasterio de San Zoilo. De esta manera para el año 1.518 ya se habían erigido, aparte de la nombrada iglesia de San Sebastián, la iglesia de San Juan, amén de tres monasterios y cuatro hospitales, configurándose también las plazas de San Sebastián y del Portichuelo, que constituyen igualmente, junto al trazado de las redes viarias principales, puntos nodales de este ensanche urbano.