INGENIO

INGENIO. Población (INE)

INGENIO. Pirámide

INGENIO. Bienes Inmuebles de Naturaleza Urbana y Uso Residencial 2014-2018 (Catastro)

INGENIO. Deuda

INGENIO. Paro


Son datos fríos, sin cocinar.

Información para la toma de decisiones.

Información para el conocimiento.


Ingenio es un municipio de 38,15 km2  del Sureste de la isla de Gran Canaria, ubicado en una pendiente de 1.200 metros de altitud sobre el nivel del mar en su punto más alto, en la Caldera de los Marteles hasta llegar a los 310 m de altura en la zona del casco de Ingenio.

Constituye una estrecha franja de tierra que se extiende desde la cumbre al mar siendo de forma triangular el espacio ocupado por dicho municipio. Sus límites lo forman el Barranco del Draguillo-Aguatona al N, que sirve de divisoria con el municipio de Telde, al S el Barranco de Guayadeque que establece los límites con el municipio de Agüimes, al O con Valsequillo y al E, al igual que todos los municipios de la comarca del SE con el mar.

La morfología del terreno está condicionada por la topografía del lugar, lo que la hace una de las más singulares de la isla de Gran Canaria. La presencia de 3 barrancos en el término municipal la ha afectado especialmente, estos son: el Barranco de Los Aromeros al N, el de Ingenio en el centro y el Barranco de Guayadeque al S. Particularmente, el Barranco de Ingenio al quedar integrado dentro de la zona urbana ha dado lugar a una serie de espacios sin edificar que hasta la fecha, se han dedicado mayoritariamente a la actividad agrícola.

El nombre del municipio de Ingenio procede de los antiguos ingenios azucareros, máquinas con las que se procesaba la caña de azúcar que se cultivaba en el municipio y que constituía su principal fuente de riqueza en el s XVIII. La suave rampa sobre la que se dispone el municipio hasta llegar al mar es aún más prominente en la zona del Barranco de Guayadeque. Esta rampa está formada por materiales basálticos a modo de coladas lávicas y mantos piroclásticos, que queda interrumpida por una amplia terraza aluvial pocos metros antes de llegar a la zona costera del municipio. La costa del municipio se extiende a lo largo de 3 km, en los que la ausencia de acantilados y de accidentes lineales es la nota predominante

Es importante destacar que el 56% del término municipal de Ingenio se halla catalogado como Espacio Natural Protegido por la Ley 12/1987 de 19 de junio de Espacios Naturales de Canarias. Este espacio está compuesto por los Monumentos Naturales del Barranco de Guayadeque y Barranco del Draguillo así como la reserva Natural Especial de los Marteles, destacando los restos arqueológicos prehispánicos y sus valiosos endemismos de flora y fauna siendo por tanto sus peculiares características geomorfológicas y biogeográficas las que han motivado sus inclusiones. Dicha zona además es muy importante a nivel arqueológico destacando el conjunto de cuevas viviendas, funerarias y graneros o silos que datan de la época prehispánica.

Asimismo, se encuentran núcleos en las medianías de la isla como el Barranco de Guayadeque o la Pasadilla que tienen un mayor carácter rural. Esta condición geográfica se acompaña de una dispersión poblacional que condiciona los costes de transportes y servicios públicos para los ciudadanos así como la disponibilidad y la utilización intensiva de tierras agrícolas. Hay que señalar que el 84% de la superficie municipal tiene carácter rústico y cuenta con protección ambiental, económica o territorial, según se deriva del Plan General de Ordenación municipal.

Asimismo, la geografía ha condicionado la separación de los 2 núcleos principales de población: Ingenio y Carrizal que implica en muchos casos la duplicidad de acciones similares en materia de infraestructuras y servicios públicos.

Según la información proporcionada por el municipio de Ingenio, éste se divide en 13 Entidades de Población, 15 núcleos de población y 58 barrios. El Burrero, Carrizal (Capellanía, Jurada, Barrio Nuevo, Ejido Carrizal, Plaza Carrizal, Vuelta Olivares, Toril, Cuatro Palos), Majoreras (Majoreras y Majoreras Industrial), Marfú (Marfú Bajo, Lomo Cardón y Lomo Ortega), Los Moriscos, Puntillas, Aguatona (Aguatona, Berlanga, Cercado Grande y Canela), Barranco de Guayadeque (Lereta, Montaña Las Tierras, Guayadeque y Surco), El Carrión, Ingenio (Leonas, Lomo Algodones, Valle, Cuarto, Pastrana, La Palmita, El Puente, Bagacera, Candelaria, Molinillos, Albercón, Carrizo, Montañeta, Llano de la Cruz, Ejido Ingenio, Longuera, Tarifa,, Lirón, Cercado de Matos, El Cristo, Lomo Juan, Cuesta Caballero y Santísimo), Las Mejías (Pastel, Hoyeta y Mejías, Sequero, Lomo Hospital, Mondragón y Pasadilla (Vijete, Lomo Caballo, Pasadilla y El Roque).

El municipio de Ingenio forma parte junto a Agüimes y Santa Lucía de Tirajana de la Mancomunidad Intermunicipal del Sureste de Gran Canaria, conocida popularmente como “Mancomunidad del Sureste”. Dicha entidad fue creada en 1990 debido a la necesidad de dar respuesta a la grave escasez de agua que sufría la comarca, siendo la gestión de los recursos hídricos uno de los pilares fundamentales del desarrollo sostenible, al igual que la promoción del uso de las energías renovables. Esta institución, en la actualidad contempla un ambicioso Plan de Desarrollo Sostenible que prioriza el uso y promoción de las energías renovables incluida su incorporación a los turismos, ahorra hídrico, energético y buena gestión en residuos.

Existe una franja de litoral del municipio de uso militar de aproximadamente 2,3 km que por tanto no es accesible para los ciudadanos. El resto del litoral del municipio (aproximadamente 1,7 km.) se puede subdividir en 3 zonas diferenciadas: Roque del Burrero, Vista Alegre y Costa Sur. En esta última parte del litoral se encuentran 2 playas principales con potencial turístico y de disfrute y ocio de la población local: la playa del Burrero (la playa principal) y la playa de San Agustín (menos frecuentada por los habitantes del municipio debido a su difícil acceso). Cabe destacar que ninguna de estas playas dispone de bandera azul. Además, dado a las características de la costa, con vientos predominantes componente noreste en la época estival, ambas playas son apropiadas para el uso de actividades deportivas (vela, windsurf, etc.).

La playa del Burrero, con una extensión aproximada de 500 m es la mayor del municipio y cuenta además con diversos servicios: un paseo peatonal y marítimo, puesto de socorrismo (época estival) y accesos para personas con movilidad reducida. El Ayuntamiento dispone de un proyecto para la puesta en valor de esta playa. Entre las diversas acciones contempladas en este proyectos caben resaltar: la creación de unas charcas en la playa del Burrero (a fecha de elaboración del presente informe, la ubicación de estas charcas se encuentra en proceso de consulta ciudadana), la mejora y la prolongación del paseo marítimo por la zona de la costa sur del litoral, la creación de diversos solariums y zonas de baño así como el establecimiento de un mirador por la zona de Morro del Burrero.

La morfología de Ingenio es el aspecto más singular del mismo al presentar una estructura prácticamente única en todo el ámbito insular. La presencia de los Barrancos ha dado lugar a una serie de vacíos en el interior de la trama urbana y son estos mismos barrancos los que han condicionado la forma del núcleo. En general, en el interior, presenta una estructura de núcleo más o menos compacta y con la presencia de algunos solares y vacíos urbanos, principalmente en los límites del suelo urbano. Existe una gran diversidad formal y siguiendo con la tónica ya observada en El Burrero y en Carrizal, no hay una homogeneización en las alturas de la edificación, disposición de huecos, elección de colores y materiales en fachada, lo que confiere al casco una imagen poco unita

INGENIO PGOU. Ordenación estructural

INGENIO.

El núcleo de Ingenio se sitúa al O del Carrizal y por su situación geográfica presenta una considerable pendiente en todo su ámbito situándose éste entre la cota +180 hasta aproximadamente la cota +400. Su morfología es probablemente una de las más singulares de la isla al haberse ido generando claramente condicionada por la topografía del lugar, afectada de manera particular, por la presencia de los tres barrancos que encontramos en el término municipal; el Barranco de Los Aromeros al N, el de Ingenio en el centro y el Barranco de Guayadeque al S. Precisamente el Barranco de Ingenio al quedar integrado dentro de la trama urbana ha dado lugar a una serie de vacíos que en su mayoría han seguido manteniendo actividad agrícola.

El núcleo está dividido en los siguientes barrios: Cuatro Palos, el Santísimo, Cuesta Caballero, La Montañeta, Barrio del Cristo, El Ejido, La Pastrana, El Cuarto, El Sequero, Ingenio Casco, El Puente, Los Molinollos, La Candelaria, La Bagacera, La Tarifa, El Lirón y El Carrión.

Cuatro Palos: Probablemente el barrio de menores dimensiones de Ingenio. Consta de unas pocas edificaciones situadas linealmente al lo largo de la Avenida de los Artesanos en su gran mayoría al norte de la misma. Debido a su escasa entidad carece prácticamente de equipamientos, únicamente señalar la presencia de un pequeño espacio libre y la reserva de suelo para otro entre las edificaciones. Por su morfología, una estrecha franja sin posibilidad de extensión debido a la presencia de dos barranquillos que actúan a modo de límites físicos laterales, no existe espacio para localizar nuevos equipamientos, de ahí la importancia de las actuaciones cercanas que se vayan a llevar a cabo en el Toril y Cuesta Caballero, cuyas dotaciones puedan satisfacer en gran medida las necesidades del mismo. Por otra parte el crecimiento del barrio hacia el oeste se verá también, bastante limitado, al verse afectado por el trazado de la nueva circunvalación Carrizal-Ingenio-Agüimes, cuyo encuentro con la Avenida de los Artesanos se resuelve mediante un enlace de grandes dimensiones que ocupa parte del suelo.

El Santísimo: Situado a al sur de la Avenida de los Artesanos, se conforma como un pequeño núcleo aislado cuya estructura se genera a lo largo de la Av. de los Geranios, perpendicular a la Av. de los Artesanos. El resto de las calles surgen ortogonalmente a ésta conformando una trama de manzanas bastante regular. La tipología edificatoria se caracteriza por la presencia en gran medida de viviendas unifamiliares entre medianeras de dos plantas y con uso fundamentalmente residencial. Los equipamientos son notablemente escasos, (dos espacios libres previstos y un local social existente), pero al igual que sucede con el núcleo de Cuatro Palos, esta carencia podrá verse satisfecha por las dotaciones que generen el desarrollo de los suelos urbanizables adyacentes que propone el PGO.

Cuesta Caballero. Se constituye como el barrio con mayor número de equipamientos de Ingenio,- Instituto FP, Instituto de ESO, Local de Usos Múltiples, Centro de Salud, Cancha deportiva, etc-, además de la previsión de ejecución de dos grandes parques. El resto del núcleo se complementa con edificación de carácter residencial, destacando al norte del mismo, la presencia de unos bloques lineales de 3 plantas de resiente construcción y de arquitectura singular La estructura viaria se mantiene ortogonal a la Avenida de los Artesanos, encontrándose al norte del mismo la vía Dr. Negrín, que actúa, como eje organizador del resto de la trama.

La Montañeta. A continuación de Cuesta Caballero y limitado al N y al S por 2 barranquillos, se encuentra el barrio de La Montañeta. En él se concentra gran parte de la actividad comercial de Ingenio Casco. Su nivel de equipamientos es bastante aceptable. Destaca en especial la diversidad de espacios libres, jardines y plazas. Al sur del mismo se sitúa el Cementerio de Ingenio, el Tanatorio Municipal y el Campo de Fútbol Cristóbal Herrera y en su parte más occidental se localiza el Colegio P. Millares Carló. La estructura viaria es bastante regular atendiendo al terreno donde se sitúa. En general se ordena ortogonalmente a la Avenida de los Artesanos a excepción de la zona norte donde la presencia de una de las barranqueras del Barranco de los Aromeros que atraviesa el casco condiciona la disposición de las edificaciones. La tipología edificatoria predominante es la de vivienda unifamiliar adosada de 2 plantas y edificios entre medianeras 3 plantas y señalar la presencia de algunos bloques lineales de 3 plantas rematando un par de manzanas en contacto con la Av. de los Artesanos.

Barrio del Cristo. Esta situado entre el Barrio del Ejido, la barranquera mencionada anteriormente y como límite norte encontramos el Barranco de Los Aromeros. Presenta muy poca consolidación, probablemente por su lejanía con respecto a la vía principal, José A. Primo de Rivera, que da acceso al centro del casco. La trama urbana sigue estando condicionada por la topografía del terreno, adaptándose y buscando las zonas más llanas que han quedado entre ambos barrancos. Existe un vial, Paseo de Madrid, ejecutado en los últimos años, que atraviesa el barrio de un extremo a otro y a partir de él se organizan, perpendicularmente al mismo, el resto de las calles. La tipología edificatoria es bastante variada, alternándose las viviendas unifamiliares aisladas, unifamiliares adosadas de una y dos plantas y algún que otro bloque de vivienda de tres plantas. El nivel de equipamientos es bastante bajo, únicamente destacar entre las calles Océano Atlántico y Av. de Gran Canaria, la piscina municipal y la cancha de deportes El Cristo y hacia el norte ,el conjunto formado por el salón parroquial, la Iglesia del Cristo y la plaza del mismo nombre.

El Ejido. Barrio de marcado carácter comercial, localizándose gran parte de los comercios minoristas del casco. Siendo las calles León y Castillo y General Primo de Rivera donde se desarrolla gran parte de la actividad. La trama urbana se organiza entre la Av. de las Américas y la calle G. Primo de Rivera. De ellas surgen una serie de vías transversales que dan lugar a un conjunto de manzanas de forma más o menos regular. La tipología edificatoria predominante es la de vivienda unifamiliar entre medianeras, “ salón y vivienda”. En cuanto a los equipamientos, apuntar que son prácticamente inexistentes, únicamente señalar la presencia 2 pequeños parques situados en el borde N de la Av. de las Américas.

La Pastrana. De reducidas dimensiones, se localiza entre El Cuarto y el Barrio del Cristo y al norte del Ejido. Destaca la reserva de suelo destinada a dotaciones, que el PGO mantiene: dos parques, un local social y un equipamiento deportivo y equipamientos existentes, el Colegio Público José Sánchez Sánchez y la escuela de Artes la Pastrana. No presenta una trama urbana muy consolidada, existiendo numerosos vacíos que hacen necesario la delimitación de una Unidades de Actuación que ayuden a gestionar esos suelos.

La Bagacera. Situado a continuación del Ejido, presenta una estructura más ordenada que los anteriores barrios descritos, estando su organización claramente afectada por la presencia lineal de la Av. de las Américas y la calle Dr. Espino Sánchez paralela a la anterior, que organizan el resto de la trama con una serie de vías con un cierto grado de inclinación respecto a estas. Sólo en el extremo norte la trama se vuelve algo más irregular por la presencia de parte del barranco de Ingenio que ha quedado integrado en la trama urbana. El tipo de edificación no varía mucho del resto de los barrios colindantes. Vivienda unifamiliar entre medianeras de una o dos plantas, y en particular señalar la presencia de una serie de bloques lineales de VPO de tres plantas de altura. En cuanto a los equipamientos, aunque su número no es muy abundante, son en principio suficientes para la población que atienden: el Colegio público La Bagacera, y la previsión de un parque y un local social en la calle Párroco José Pérez Ramírez adyacentes al centro de la Tercera Edad que se encuentra actualmente en ejecución. Como elemento singular destacamos la plaza de la Constitución, situada en medio de la calle Dr. Espino Sánchez, girada con respecto al eje de la vía, convirtiéndose en polo singular dentro de la trama.

El Cuarto. Situado en el lado N del vacío dejado en la trama por el paso del Barranco de Ingenio y entre la Pastrana y el Sequero. El suelo se encuentra dividido, situándose aproximadamente la mitad dentro del límite del Casco Antiguo de Ingenio por lo que la trama urbana presenta dos diferencias bastante claras: dentro del Casco Antiguo con la morfología propia de este tipo de suelo, y el resto se encuentra poco consolidado con una tipología edificatoria de vivienda unifamiliar aislada o entre medianeras, de una o dos plantas. Actualmente no existe ningún equipamiento ejecutado, pero está previsto la ejecución de una zona verde de unos 4.000 m2. En el límite con el Casco Antiguo.

El Sequero. Es el barrio situado más al N del casco. Gran parte de su suelo se encuentra dentro de los límites del Casco Antiguo, donde la trama urbana se ha situado adaptándose a la topografía. Las calles han sido trazadas apoyándose en antiguos caminos, existiendo por ello, en algunos casos vías con gran pendiente y de difícil acceso para los vehículos. Las viviendas en su gran mayoría mantienen sus características tradicionales presentando gran valor ambiental y tipológicos. El resto del suelo urbano del barrio, presenta una estructura más clara, conformando una trama más ortogonal, con una tipología edificatoria más variada de viviendas unifamiliares aislada o entre medianeras, de una o dos plantas y bloques lineales de tres plantas. Existe, en el centro de la trama, un gran parque, acompañado de un equipamiento social y un centro educativo de pequeñas dimensiones.

El Puente. Situado en pleno centro del Casco Antiguo, está formado por una trama ya consolidada con una amplia red de viales interiores y/o callejones, viviendas tradicionales y un amplio número de equipamientos con relación a su tamaño: equipamiento deportivo El Puente y espacio libre del mismo nombre, además de varios locales sociales y pequeños comercios.

Los Molinillos. Barrio más occidental y de mayor cota de todo Ingenio. La trama de viales se organiza a modo de abanico convergiendo en el punto más elevado. La edificación, al igual que en el Sequero, alterna edificaciones tradicionales en el área interior al Casco Antiguo y tipología de viviendas unifamiliares adosadas de una y dos plantas. Existen aún numerosos solares por lo que la trama dista bastante de estar colmatada. Entre los equipamientos encontramos: La Plazoleta de San Juan, Parque, Polideportivo, Local social y el Colegio Público.

La Candelaria. Al S de Los Molinillos, presenta parte de su ámbito dentro del límite del Casco Antiguo, donde se encuentra la Iglesia Parroquial de la Candelaria, la plaza del mismo nombre y en el mismo entorno se localizan las Oficinas Municipales del Ayuntamiento. Ya fuera de los límites encontramos la Biblioteca Pública, el parque Ramón y Cajal y el Colegio P. Doctor Espino. La trama urbana es bastante regular en prácticamente todo el ámbito, a excepción de la zona dentro del Casco Antiguo, que, tal y como sucede en los barrios colindantes, mantiene las trazas propias de una estructura tradicional.

La Tarifa. Se localiza al sur de la Av. de América y entre el Lirón y la vía por la que se accede actualmente al casco de Agüimes. La trama urbana mantiene las mismas trazas que la Bagacera hasta la calle Tarifa que surge como eje potente, cuyo trazado tiene su origen en un camino existente. El resto de la trama se vuelve algo más irregular y bastante menos consolidado hacia el sur, hasta la calle Roque Nublo que señala el límite con el Lirón. La tipología edificatoria va en consonancia con el área donde se localiza: de la calle Tarifa hacia la Av. de América el tipo predominante es la vivienda unifamiliar entre medianeras de dos plantas de altura y de la misma calle hacia el sur, viviendas unifamiliares aisladas de una o dos plantas o terreras entre medianeras. El núcleo consta de dos equipamientos ejecutados, el Club de la Tercera Edad y el Centro Comercial la Cantonera, y sin ejecutar ,pero manteniendo por parte del PGO la reserva del mismo, el Parque urbano de la Cantonera.

El Lirón – El Carrión. La descripción de estos núcleos se realiza en conjunto por lo singular de su estructura y ordenación. Se ha generado apoyándose en el límite de la ladera norte del Barranco de Guayadeque por lo que ha ido adquiriendo una forma particular, separándose del resto de la trama urbana. La zona en contacto con el barrio de La Tarifa mantiene en cierta manera la estructura de la misma, pero encontrándose bastante menos consolidada. El resto de la trama presenta una ordenación bastante en consonancia con su crecimiento, existiendo un eje más o menos central como es la calle Bravo Murillo y su prolongación Marín y Cubas, el resto de las vías surgen perpendicularmente al mismo conformándose a modo de espina de pez. La falta de dotaciones y la existencia de numerosos vacíos urbanos obliga a la delimitación de Unidades de Actuación de manera que se pueda obtener suelo para la ubicación de equipamientos ya previstos en las NNSS y que el PGO mantiene por su necesidad: equipamiento educativo, parque y local social, en el Lirón, y un deportivo, parque y social, en el Carrión.


 

BURRERO.

Núcleo formado por una trama regular de calles de 10 m de ancho por 200 m de largo en el sentido perpendicular a la costa. Se accede a él desde el barrio de La Jurada del Carrizal a través de una carretera que enlaza con la calle principal del Burrero denominada Alcalde José Ramírez Bethencourt. Esta vía se ha acondicionado recientemente con alcorques laterales, ampliando su sección pavimentada para jerarquizar su carácter principal dentro de la trama urbana como eje distribuidor de circulaciones. El Burrero cuenta con los siguientes equipamientos y espacios libres construidos y/o en construcción: Local Social (en construcción) en la c/ paralela a la Avda. Ramírez Bethencourt, Club Náutico en la prolongación de la calle José F. de la Torre, Espacio Libre en la calle Juan del Río Ayala y Paseo Marítimo en su frente litoral. Las Reservas de suelo públicas para dotaciones y espacios libres existentes en el Burrero y que aún no han sido desarrolladas son: Centro cultural / educativo y zona deportiva en la paralela a la Avda. Ramírez Bethencourt. Es importante citar que en la actualidad se están tramitando 3 proyectos singulares para el Burrero: un Club Naútico de próxima construcción, la ampliación del paseo marítimo hacia el N y hacia el S y la reconversión de su playa (sustitución de la arena por grava y sustitución del muelle actual). La trama residencial de este barrio se apoya en la viaria conformado manzanas regulares de 50 mts de largo por 25 m de fondo. La tipología dominante es la vivienda unifamiliar entre medianeras con presencia puntual de viviendas colectivas. Las alturas varían entre las dos y tres plantas con algunas viviendas terreras. Reseñar por último que originariamente el núcleo se constituía en lugar de segunda residencia para los habitantes del Municipio, observándose actualmente una tendencia en constituirse como lugar de residencia permanente.

Se incorpora al Plan General como suelo urbano el suelo apto para urbanizar del Burrero Norte definido en las Normas Subsidiarias y suelo urbanizable en la Aprobación Inicial del PGO, al haberse tramitado el Plan Parcial y el Proyecto de Urbanización, con ejecución de las obras contempladas en el mismo.

El Burrero presenta una ordenación urbanística clara, un alto grado de consolidación edificatoria y un nivel correcto de equipamientos. Reseñar tan solo la enorme variedad formal en las construcciones existentes tales como alturas diferentes para el mismo número de plantas, vuelos a distintos niveles dentro de una misma calle, ancho de vuelos dispares, diversidad de acabados, aspectos todos ellos que otorgan a este núcleo una falta de orden morfológico.

VISTA ALEGRE 

Con fecha 28.2.1968 fue aprobado definitivamente por la Comisión Provincial de Urbanismo el “Proyecto de Ordenación Turística Vista Alegre” (BOP 1.4.1968) tramitado de acuerdo con la Ley de 12.5.1956 sobre Régimen de Suelo y Ordenación Urbana. Con fecha 4.7.1968, se inician las obras de urbanización de la 1ª fase. El 29.1.1974, la urbanización fue incluida en el catastro de Urbana por la Delegación de Hacienda de Las Palmas. El 5.12.1974, se aprueba por el Ministerio del Aire el expediente titulado “Expropiación de terrenos para el establecimiento de la segunda pista del Aeropuerto de Las Palmas”, según las Normas del procedimiento de urgencia, incidiendo sobre una parte esencial de los terrenos que forman parte de la Urbanización Vista Alegre. Con fecha 10.1.1975, la Dirección General de Infraestructuras del Ministerio del Aire, formaliza el acta de ocupación definitiva de los terrenos expropiados. La urbanización contaba originalmente con 293.713 m2, expropiándose aproximadamente la mitad de su superficie. La superficie actual de suelo actual de la Urbanización Vista Alegre es de 137.057 m2 aproximadamente. El Justiprecio expropiatorio elaborado por las partes fue resuelto con fecha 12.7.1976 por el Jurado Provincial de Expropiación, siendo recurrido ante la Sala de lo Contencioso Administrativo de la Audiencia Territorial de Las Palmas de Gran Canaria (sentencia nº 29 de 15.3.1978) y ante el Tribunal Supremo (sentencia 20.6.1979).

Una vez examinado el expediente jurídico-administrativo de la Urbanización Vista Alegre, el equipo redactor del Plan General quiere señalar que esta Urbanización, no sólo se ha visto afectada por un largo proceso de expropiación sino que existe aún sin resolver el tema de las servidumbres aeronáuticas y cómo afectan éstas a la urbanización, especialmente a sus condiciones de edificabilidad. Este hecho queda de manifiesto en diversos escritos municipales de los que se citan los siguientes: escrito de fecha de 19.5.1989 de la Alcaldía del Ayto. de Ingenio, reiterado con fecha 8.10.1990 la no constancia de documentación sobre las servidumbres aeronáuticas de la 2ª pista de vuelo del Aeropuerto y su incidencia sobre Vista Alegre.

La urbanización Vista Alegre, esta formada en la actualidad por una serie de viales abiertos encontrándose consolidada en la siguiente proporción:

  • 70% de las calles se encuentran ejecutadas con bordillo, alcantarillado y asfaltado estando el 30% restante dotado de bordillo y con la explanación realizada.
  • Existen algunas farolas de alumbrado público colocadas y la Obra Civil de la depuradora se encuentra ejecutada a falta del montaje de la maquinaria.
  • Existe un muro de contención que separa la zona de aparcamientos de la Playa y escalera de acceso a dicha Playa.

La Urbanización cuenta en la actualidad con la totalidad de los viales previstos en la ordenación no expropiada abiertos. Un vial en forma de tridente estructura el asentamiento pudiendo señalarse que: 3 manzanas se orientan hacia la costa, otras 3 se distribuyen en torno a la Montaña y 2 completan el naciente de la Urbanización.

Los equipamientos previstos en la urbanización no expropiada son: espacios libres, equipamiento sociales y equipamientos comerciales.

Existe tan solo una construcción de tres plantas y con 54 viviendas prácticamente finalizadas en la Urbanización (parcelas números 69, 70 y 71) con licencia de 15.12.1972. Reseñar al respecto que el promotor solicitó con fechas 5 y 24.3.1993 autorización al Ministerio de Defensa para terminar la construcción e iniciarlas en las parcelas nº 79, 80, 81, 87, 88 y 89 existiendo autorización expresa y favorable de 22.6.1993 por parte de la Dirección General de Infraestructuras a tal respecto.

NUCLEO DE LOMO CARDÓN

El núcleo se encuentra al N del municipio, en la zona denominada los Llanos de Malfú, a una altitud aproximada de 90 m sobre el nivel del mar, asentándose al borde de la Cañada de Malfú. Al E del mismo se sitúa el polígono industrial denominado Majoreras Industrial que está fomentando el desarrollo industrial de la zona.

El entorno del núcleo de Lomo Cardón fue en un principio característicamente agrícola, sin embargo ha ido perdiendo poco a poco esta condición.

No existe actualmente ningún acceso directo o claramente diferenciado. El acceso principal se realiza desde la C-812 por la glorieta ubicada al oeste del Nudo de las Puntillas, tomando luego una antigua vía conocida como Camino de la Madera, que atraviesa el polígono de Majoreras Industrial y enlaza con el eje principal del núcleo (calle Benthoey) con un ancho aproximado de 8.00 m.

Existe también otro acceso menos transitado ya que se trata de un camino sin asfaltar y en bastante mal estado. Éste se sitúa más al sur y se accede al mismo a través de Majoreras residencial.

La mayoría de las edificaciones se sitúan a lo largo de la calle Benthoey a ambos lados de la misma, aunque de manera prioritaria por su borde sur. La estructura general del núcleo es lineal, convirtiéndose el viario en el elemento estructurante del mismo, pues apenas existen bifurcaciones ni siquiera como accesos individuales a las edificaciones, cuyos retranqueos respecto a la calzada son prácticamente inexistentes.

El núcleo carece prácticamente de equipamientos, a excepción de un pequeño parque con juegos de niños al oeste. Asimismo, y respecto a las infraestructuras, todas las viviendas cuentan con abasto público de agua, luz, teléfono y alcantarillado. Posee red de alumbrado público, algunos tramos de aceras están en mal estado y no existe área de aparcamiento o cualquier otro tipo de infraestructura.

Malfú se conforma con una serie de edificaciones, en su mayoría viviendas. Los usos distintos de los residenciales se reducen a unos chamizos empleados como cuarto de aperos, unas antiguas naves de empaquetado y algún garaje para vehículos o para almacenaje.

La tipología predominante es la de vivienda unifamiliar de una o dos plantas, con cubierta plana y transitable.

El estado general de las edificaciones es bastante bueno, con unas cuantas viviendas de nueva construcción. Algunas presentan cierto grado de deterioro que podría solventarse, al menos en parte, con el tratamiento adecuado de los paramentos.

MAJORERAS INDUSTRIAL.

Majoreras Industrial surge a raíz de una Modificación Puntual de las Normas Subsidiarias que clasifican un área de 300.000 m2 como suelo apto para urbanizar. Elaborado y aprobado el correspondiente Plan Parcial, se iniciaron las obras de urbanización, concluyendo estas recientemente. La clasificación urbanística de este sector de suelo es la de Suelo urbano consolidado.

El acceso a la urbanización se realiza actualmente a través del “Camino de la Madera”, que discurre entre Majoreras y Ojos de Garza, en paralelo a la autopista GC-1. La estructura viaria de esta urbanización está formada por dos grandes calles centrales que recorren longitudinalmente este sector de suelo. Una serie de calles transversales conectan entre sí estas dos grandes avenidas. Los equipamientos se ubican en la crujía central de la urbanización, reseñándose los siguientes: espacios libres, comercial y social en la entrada, deportivo en el centro y espacios libres en el remate extremo. Una corredor verde delimita el área en su borde naciente a modo de frontera entre la zona Industrial y la futura variante de la GC-1. La estructura parcelaria esta formada por dos grandes grupos: parcelas de 500 m2 y de 1.000 m2. Las tipologías edificatorias son dos: la nave industrial entre medianeras con retranqueo frontal de 5 m y la nave industrial aislada, con retranqueos en todo su contorno.

LAS PUNTILLAS.

El barrio de las Puntillas surge como consecuencia de las expropiaciones de suelo realizadas por las instalaciones del Aeropuerto de Gran Canaria. Según el Plan Director del Aeropuerto de Gran Canaria en tramitación, este núcleo se encuentra ubicado fuera del límite del Sistema General Aeroportuario, pero dentro del área de cautela (Plano nº 9.4.1999 – Máximo desarrollo posible: SGA y Area de cautela aeroportuaria). El acceso al núcleo se realiza desde el Nudo de las Puntillas a través de la calle Kant. El barrio, de reducidas dimensiones, posee una estructura viaria formada por dos calles paralelas entre sí (calle Kant y Nicolás Estévanez) sin comunicación entre ellas y sin salida al final de las mismas. Los equipamientos existentes son dos espacios libres de 1.900 m2 y 600 m2 respectivamente y un local social de 900 m2. La mayoría de las viviendas son casas terreras de 1 planta.


 

 

CARRIZAL. 

Carrizal es el núcleo de población, junto a Ingenio Casco, más importante del Municipio. Está formado por 5 barrios que son: La Jurada, La Capellanía, Buen Suceso, Hoya del Carrizal, Barrio Nuevo y El Toril.

La Jurada: Barrio situado al naciente de Carrizal entre la travesía de la C-812 o Avenida Carlos V y terrenos anexos a la GC-1. Está formado por una trama ortogonal de calles. Las calles paralelas a la C-812 tienen diversos anchos entre fachada y fachada que oscilan entre los 6 y 10 m. En sentido perpendicular, la sección de calle varía entre los 10 y 12 m. Destaca, aproximadamente hacia el centro de la trama, una plaza prácticamente circular de 85 m de diámetro. Esta plaza se apoya en la Avenida de Canarias, único acceso en la actualidad al núcleo del Burrero. Los tipos de vivienda existentes en el barrio son la vivienda terrera, el salón y vivienda y bloques de tres plantas en manzana cerrada.

La Capellanía: Barrio colindante a la Jurada, que ocupa los terrenos, en su mayoría, al poniente de la Avenida Carlos V. Si la malla de ensanche es el elemento organizador de la Jurada, en la Capellanía es un tejido totalmente diferente compuesto por pequeñas manzanas de forma irregular apoyado en un viario sin una jerarquía clara donde se intercalan los callejones y calles de diferente ancho. Se destaca dentro de este barrio la presencia de un importante nivel de equipamientos que supera sus necesidades propias (Biblioteca, Instituto, Colegio, Guardería, Campo de Fútbol, Polideportivo,…).

Al otro lado de la Av. de Carlos V encontramos un vacío urbano el cual se resolverá mediante un Unidad de Actuación. En el borde de la misma se localiza el Centro Cultural de Ingenio de reciente ejecución.

Buen Suceso: Barrio situado en la prolongación hacia poniente de La Capellanía de Carrizal en lo alto de una serie de bancales que dan frente al barranco del Guiniguada formando uno de los barrios más antiguos del Municipio: el casco viejo de Carrizal donde existen las mismas trazas y características de un casco antiguo. Calles con trazado apoyados en antiguos caminos que sirven de apoyo a una red de viales interiores y/o callejones, viviendas tradicionales con valor ambiental y tipológico, equipamientos singulares del Municipio como la Iglesia del Buen Suceso y su local parroquial y la reciente e integrada actuación del parque del mismo nombre.

El Toril: Remate del barrio del Buen suceso, se ubica en la zona de aguas vertientes entre el barranco de Guayadeque y de los Aromeros, mantiene trazas y características del casco antiguo en transición con tejidos actuales. A nivel de equipamientos reseñar la presencia del parque El Toril, el campo de fútbol del mismo nombre y el Colegio público Claudio de la Torre. Dentro del tejido residencial de este barrio, señalar la presencia de un grupo de antiguas viviendas sociales organizadas a modo de tres bloques lineales.

La Hoya del Carrizal: Área de Carrizal colindante al Sur con el Barrio del Buen Suceso y al Naciente con la Capellanía, se trata de un área singular en la trama del Carrizal al ser un importante espacio vacío con uso agrícola en el que aún existen vestigios de esta actividad. Su frente Norte linda con la calle de subida a Ingenio-casco República Argentina, donde se concentran actividades comerciales y residenciales. Hay que destacar el parque Vuelta Olivares, más conocido como “Camelot” y la Escuela de Música La Hoya.

Barrio Nuevo: Situado entre Las Juradas y El Toril, al N del casco, presenta una trama muy similar a las Juradas en la franja más próxima a la Avenida de Carlos V, pero a medida que se introduce en el núcleo, desde la calle Alemania hacia el Barranco de los Aromeros esta trama se vuelve algo más irregular con alternancia de áreas de nueva creación y otras de mayor antigüedad en las que la tipología predominante es la conocida como “salón y vivienda”. Barrio Nuevo junto con la Hoya del Carrizal y el Toril son los barrios donde se engloba prácticamente toda la actividad comercial del Carrizal. En cuanto a equipamientos se refiere, actualmente existen dos parques: el de San José Obrero y el de Santo Domingo. En las Normas Subsidiarias existía una reserva para un equipamiento deportivo que el PGO de Ingenio no mantiene, en su lugar se llevará a cabo una actuación residencial con un área central de espacio libre y un equipamiento social y otro comercial.

El Carrizal presenta una estructura de núcleo bastante compacta con algunos solares y vacíos urbanos que, con el actual ritmo de crecimiento y de desarrollo, en breve serán ocupados, siendo por ello necesario completar la trama urbana con pequeñas ampliaciones de suelo y la creación de nuevos suelos urbanizables que satisfagan la demanda de suelo que se lleva experimentando desde hace tiempo. Esto a su vez contribuirá a un aumento de las dotaciones puesto que, aunque el nivel de equipamientos existentes satisface las exigencias de la población actual, con el importante aumento de población prevista para los próximos años será necesario dotar al municipio de nuevos servicios.

En general, las construcciones existentes presentan una gran diversidad formal siendo bastante significativo la variedad de alturas en una misma calle y al igual que sucede en El Burrero, no existe un orden morfológico en lo que a vuelos, disposición de huecos y colores se refiere.

En cuanto a la trama viaria, conforma una organización bastante clara y con una estructura cartesiana en toda la zona correspondiente a los barrios de La Jurada, Barrio Nuevo y parte de la Capellanía, con viales cuya sección oscila entre los 8 y 10 m, pero a medida que nos introducimos en el núcleo, en dirección O, concretamente los barrios de El Toril, Hoya del Carrizal y Cuatro Palos, esta trama se vuelve más irregular, no solo en los recorridos sino también en los anchos de las calles, pudiéndose encontrar viales de entre 5 y 10 m de ancho.

AGUATONA.

Núcleo de origen rural situado junto al Barranco de Aguatona en su ladera N con grado de colmatación urbana media y con alguna edificación en actual construcción, organizándose según una dirección principal E-O que se conecta a la C-816. La tipología edificatoria predominante es la vivienda unifamiliar entre medianeras de 1 planta, con alguna excepción de 2 alturas según el tipo viviendasalón. Las dotaciones a destacar son un equipamiento deportivo en la entrada del núcleo y un local social con pequeño espacio libre. En general, la calidad ambiental del núcleo es de grado bajo-medio en cuanto al aspecto de la edificación, debido a la parcelación irregular y su terminación, y en lo que respecta a viales y aceras, se aprecian deficiencias en su mantenimiento.

CERCADO GRANDE.

Núcleo de origen rural situado en el Lomo de Pernocta junto al Barranco de Aguatona, con grado de colmatación urbana alta según la actual urbanización y con alguna edificación de nueva construcción, organizándose según una trama regular de eje longitudinal N-S que se conecta a la C-816, junto a la que existen algunas viviendas de borde que quedan descolgadas del núcleo. La tipología edificatoria es la vivienda unifamiliar entre medianeras de 1 planta conformándose en manzanas de doble crujía, con alguna excepción de 2 alturas. Se destacan como dotaciones un colegio público y un espacio libre deportivo, a la fecha, en construcción. En general, la calidad ambiental del núcleo tiene un grado medio en cuanto al aspecto de la edificación y su terminación, y en lo que respecta a viales y aceras.

CERCADO DE D. DOMINGO-LAS MEJÍAS.

Núcleo lineal apoyado en las calles Juan de la Cierva y Sevilla, en dirección E-O. La trama urbana se encuentra poco colmatada en cuanto a edificaciones se refiere y el viario se halla sin urbanizar, lo que, a pesar de haber nuevas construcciones, confiere al núcleo un aspecto poco acabado y mal conservado. La tipología edificatoria es la vivienda unifamiliar de 1 ó 2 plantas de altura, con alguna del tipo “salón–vivienda”. Las dotaciones son inexistentes y en general la calidad ambiental es medio-baja.

LA HOYETA.

Núcleo con fachada hacia la C-816 con doble crujía y una vertiente sur que se apoya en la C/ La Hoyeta y limitada por el Barranco de Catalina Ruano. La ausencia de equipamientos locales se subsanará con el desarrollo de una Unidad de Actuación.

LAS MEJIAS.

Núcleo de origen rural apoyado la C-816 (hoy GC-100) y formado por 2 subagrupaciones de edificación que, en su alzado a la mencionada vía, cuentan con edificaciones de reciente construcción, pero que hacia sus traseras se encuentran en contacto directo con parcelas agrícolas en uso. Esto hace de este núcleo que se encuentre con urbanización de calles sin terminar y solares sin colmatar. El aspecto general es de nivel medio-bajo en cuanto al ambiente urbano.

LOMO JUAN.

Núcleo de origen rural situado en el Lomo de Juan, con un grado de colmatación urbana medio-alto según la actual urbanización, con edificaciones de nueva construcción en las parcelas junto a la C-816, con la que se relaciona por medio de un ramal principal de acceso al barrio, desde el que se organiza la trama del mismo. La tipología edificatoria de las manzanas situadas junto a este acceso se diferencian según sus fachadas: vivienda colectiva entre medianeras de 3 alturas hacia la C-816 y unifamiliar de 1 ó 2 plantas entre medianeras hacia el barrio, en el que se repite esta tipología con 1 planta, exceptuando puntualmente alguna edificación de 2 plantas. Las dotaciones se limitan a un social y plaza en el extremo Oeste del barrio, acentuándose así las carencias dotacionales en el resto del núcleo. En general, éste presenta una calidad ambiental de grado medio en cuanto al aspecto de la edificación y su acabado, y en lo que atañe a viales y aceras.

EL VALLE

Núcleo formado por una malla regular de calles apoyada en el acceso que viene de Las Mejías. A pesar de que cuenta con residencia de nueva construcción de 1-2 plantas de altura, la urbanización de calles está inacabada lo que le confiere un valor ambiental urbano de calidad media, que el Plan propone mejorar a través de la culminación de los trabajos de urbanización. Una Unidad de Actuación de ampliación de suelo residencial facilita la obtención de un dotacional que complementa el actual, en construcción.

LOMO ALGODONES.

Núcleo que se desarrolla en los márgenes de la calle Presbítero Juan Arocha, que une El Valle con Ingenio a través de la calle Poeta Juan Nuez. Es un núcleo residencial, con edificaciones de una y 2 plantas de altura, ligado a las zonas agrícolas próximas.

Aeropuerto de Gran Canaria

El aeropuerto de Gran Canaria está situado en la costa oriental de la isla de Gran Canaria, concretamente en la bahía de Gando, ocupando territorio perteneciente a los términos municipales de Telde e Ingenio, municipio objeto de este diagnóstico.

Sus buenas condiciones meteorológicas han hecho que el aeropuerto tenga unas excelentes condiciones operativas y preste sus servicios todos los días del año, 24 horas, siendo esta circunstancia una garantía para las compañías aéreas que han provocado que el aeropuerto se haya convertido en un importante centro de negocios y turismo con importantes expectativas de crecimiento en el futuro.

En la actualidad, según datos oficiales publicados por el Ministerio de Fomento del Gobierno de España, es el aeropuerto con mayor tráfico de pasajeros y carga entre los aeropuertos de Canarias y el 5º en España. Esta circunstancia ha hecho que se haya ampliado la terminal de pasajeros con el objetivo de mejorar la calidad del servicio de los mismos y compañías aéreas contando, por tanto, con 2 pistas y 2 terminales. La primera de estas opera vuelos de España y la Unión Europea y la segunda vuelos entre las islas y vuelos fuera de la Unión Europea. Existe en proyecto la construcción de una 3ª pista que, en el caso de materializarse, produciría cambios en el alcance de las servidumbres aeronáuticas actuales.

La división del municipio de Ingenio es compleja, según los datos recogidos, no existe una única división del territorio que corresponda a núcleos poblacionales y/o barrios del municipio.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 


 

 

 

 

 

 


El Planeamiento de Ingenio, nace en las NNSS de 1989, aprobadas por el Pleno en sesión de 22.7.1988, donde ya detectó la proliferación de núcleos dispersos, junto con la escasa entidad de población que albergan estos núcleos impidiendo la adecuada dotación de equipamientos, toda vez que determinados servicios funcionan con niveles de población mínimos para hacer rentable su establecimiento, optando por la colectación de los núcleos existentes, y áreas para el establecimiento de nuevos asentamientos en continuidad con los núcleos de mayor entidad o propiciando la soldadura de otros de menor entidad. Fue actualizado el 18.1.2011 como TEXTO REFUNDIDO de las NORMAS SUBSIDIARIAS de INGENIO y Adpatado a PGOU de la Villa de Ingenio, el 14.9.2016, después de un tortuoso y administrativo camino, de acuerdos y publicaciones, que no se han manifestado hasta la rectificación del sector SUSNO-T2, La Jurada, reflejando una nueva Zona de Reserva de la variante aeroportuaria.

“…OBJETIVOS AMBIENTALES Y CRITERIOS GENERALES DE PROTECCIÓN Y MEJORA DE LAS CONDICIONES MEDIOAMBIENTALES DEL MUNICIPIO DE INGENIO.

En el documento de Avance de este Plan General de Ordenación de Ingenio quedó estructurado el esquema básico de las características medioambientales de un territorio municipal en el que se desenvolverían el modelo de ordenación y el planeamiento urbanístico programado.

Dicho esquema derivó como resultado del Diagnóstico Ambiental en el que se evaluó la problemática y/o la situación medioambiental preexistente de cada porción de Ingenio, delimitada ésta en función de sus características específicas, para corresponderlo con su capacidad de carga respecto a aquellos usos y actividades que se previesen susceptibles de adecuar y mejorar el desarrollo socioeconómico del municipio, de los cuales surgieron las actuaciones y el planeamiento que se detallan en esta Aprobación Inicial.

Dicha circunstancia, amén de considerarse de obligatorio cumplimiento con vistas a una adecuada ordenación del territorio, surge de la base planteada por el Decreto 35/1995, sobre Contenido ambiental de los instrumentos de planeamiento, en el que se expresa que “toda figura de planeamiento territorial o general deberá definir, para el ámbito que ordena, el modelo de utilización del territorio que garantice una mayor calidad ambiental, por lo que sus determinaciones habrán de ser analizadas en función de sus características y valores del territorio, y de su capacidad de acogida para los usos pretendidos” (art.5.1).

A modo de resumen, las características ambientales de partida del municipio vienen definida por una serie de situaciones territoriales generales, las cuales se detallaron en el documento de Avance. Dichos comportamientos resultan de interés para entender con posterioridad el desarrollo de los objetivos generales. La primera situación general tiene que ver con la diversidad de características naturales y patrimoniales que ha tenido como consecuencia la diferenciación de un destacable conjunto de áreas paisajísticas, las cuales asumen, por término medio, una moderada calidad para su conservación.

Sin embargo, ésta es mayor en el tramo medio y cumbrero del municipio, donde se desarrolla la mayor parte de la superficie protegida (Guayadeque, Los Marteles, El Draguillo), por sus valores medioambientales y culturales, incluyendo de las rampas de Ingenio, como Área Insular Protegida por el P.I.O.T.. Estos valores insertos en el espacio rústico exigen el planteamiento de un aparato normativo y regulador que posibilite, por un lado, su conservación en las condiciones ambientales que les son propias por su desarrollo natural y tradicional durante siglos y, por el otro, la concepción de estas zonas como una primera franja en el disfrute de las características del territorio para fines científicos, didácticos y de ocio y esparcimiento de la población local, insular y turística en su recorrido entre la ciudad y las zonas cumbreras de la Isla.

Este planteamiento sugiere el agotamiento del concepto de estas zonas como “islas territoriales” donde no se puede hacer nada, propio de los primeros estadios conservacionistas de las décadas anteriores, a favor de la definición de un sistema espacial complejo, de ámbito, incluso, supramunicipal, que requiere relaciones integradas y equilibradas o sostenibles entre el medio natural y la actividad humana, sin que uno sea soporte del otro.

La segunda problemática general se refiere a la intensificación de los conflictos entre el crecimiento del espacio urbano consolidado, es decir, la ciudad propiamente dicha, y la ocupación del suelo rústico inmediato, en primera instancia, y el periurbano, en el caso de los grandes núcleos de población repartidos en el resto del municipio, sobre todo en el tramo de Ingenio a Aguatona y en la plataforma de Malfú.

En décadas anteriores, el planeamiento no había logrado evitar la transformación irreversible de los valores implícitos en el suelo rústico, especialmente las laderas de barranco, suelos agrícolas y frentes costeros; quizás motivado por el predominio del concepto de dicho espacio como reserva para superficies urbanas, sin atender a un adecuado encauzamiento de la lógica expansión de la ciudad, y sus implicaciones en la discrecionalidad política y técnica implicada en el planeamiento.

El Plan General ha intentado anticiparse a la repetición de ese problema, concibiendo el medio rural como parte fundamental el desarrollo futuro del municipio y de la calidad ambiental del territorio, desde un análisis detallado de los diferentes componentes de su funcionamiento (características naturales y paisajísticas, usos del suelo, asentamientos, etc.), planteando un marcado enfoque integrador en la habilitación del suelo para las operaciones estratégicas, dotaciones y nuevos crecimientos residenciales, y coincidiendo estos con las áreas de menor calidad medioambiental y con unas características urbanísticas con un impacto menor al de experiencias anteriores.

Otra situación general en el suelo rústico observado durante el desarrollo del contenido ambiental tiene que ver con el excesivo y espontáneo crecimiento de los llamados asentamientos rurales y las edificaciones dispersas en el espacio agrícola y de alto valor paisajístico del municipio.

Esta circunstancia ha motivado la marginalidad y discordancia del uso residencial en estas áreas, cada vez más desvirtuado del carácter tradicional que mantuvo hasta hace pocas décadas, y con unas características arquitectónicas, de localización y de organización que nada tiene que ver con su integración en el paisaje agrícola que hubo caracterizado estas áreas.

Y no sólo eso, sino que la falta de estructuración en su crecimiento y de unas dotaciones mínimas, los ha convertido en bolsas edificadas en suelo rústico exentas de unas condiciones mínimas que garantice la calidad de vida de esta población, asumiendo su necesidad de ocupar estos espacios por la carestía del espacio urbano y las limitaciones económicas de estos estratos sociales, al igual que el desorden del crecimiento derivado de su utilización para residencia secundaria o para el disfrute cotidiano de la naturaleza.

El Plan General de Ordenación intenta interceder en esta problemática medioambiental planteando una planificación de estos crecimientos, de modo que se permita su estructuración, su regularización en aquellos casos compatibles con las características paisajísticas del entorno y la garantía de una calidad de vida mínima.

Teniendo en cuenta dichos planteamientos, la ordenación medioambiental del municipio ve condicionado el desarrollo de su aparato normativo y propositivo por una serie de directrices generales ya previstas en el Avance, que faciliten el cumplimiento de las anteriores problemáticas, insertos en la regulación del suelo, en su gestión y en el correspondiente apartado normativo. Dichas directrices, a añadir a los objetivos de carácter ambiental, para todo el territorio municipal son las que siguen:

1. Concebir el suelo rústico como un territorio muy dinámico, con unos valores ambientales y culturales que entran en confrontación con un desarrollo edificatorio y de actividades económicas, los cuales precisan de un adecuado tratamiento de control e integración con los primeros, más allá de la filosofía tradicional en planeamiento de considerarlo como una reserva de suelo para la ciudad.

2. Priorizar aquellas actividades científicas tendentes a suplir las lagunas informativas sobre las características y comportamientos de los ecosistemas, del relieve y del patrimonio arqueológico-histórico, mediante unas normas permisivas en ese sentido, con vistas a encontrar una más adecuada planificación y gestión del complejo espacio rural.

3. Introducir en el planeamiento y la gestión del suelo un marco adecuado para el mantenimiento, la recuperación o el relanzamiento de las actividades que les son propias al suelo rústico, en especial la agricultura, la ganadería, las infraestructuras hidráulicas, etc.

4. Diseñar un contexto territorial tendente a habilitar el suelo rústico para el disfrute sostenido de sus valores naturales, culturales y paisajísticos, para el ocio y el esparcimiento medioambiental de la población local, e integrarlo en la oferta de recursos turísticos del espacio capitalino, a partir de la adecuación de espacios diversos y adaptados a la capacidad de carga de cada área.

5. Gestionar y controlar el crecimiento de aquellas entidades o núcleos, en cuanto a sus características, promoviendo el uso de los elementos y tipologías edificatorias compatibles con el medio rural en el que se localizan, e impedir la aparición de nuevas edificaciones dispersas en el territorio, en especial, en lo que se refiere a las formas constructivas y a su localización en lomos, laderas y otras áreas donde provoquen un impacto paisajístico

Atendiendo a estas directrices generales, la ordenación medioambiental del municipio de Ingenio que se propone en este Plan General de Ordenación se desarrolla mediante dos documentos principales que conducen los usos y actividades territoriales en dirección a su cumplimiento.

Uno de ellos se encuentra representado por las Normas Urbanísticas, donde el diagnóstico ambiental y la normativa supramunicipal vinculante organizan o distribuyen el territorio municipal en distintas clases, calificaciones y categorías en función de su capacidad de carga y la definición de la propia situación preexistente, dentro del marco normativo derivado del Decreto Legislativo 1/2000, de 8 de mayo, por el que se aprueba el Texto Refundido de las Leyes de Ordenación del Territorio de Canarias y de Espacios Naturales de Canarias.

El otro viene determinado por el planeamiento de desarrollo al que se remiten determinadas zonas susceptibles de albergar usos y actividades de interés estratégico para la mejora de las condiciones socioeconómicas del municipio y la adecuación de nuevos estímulos para su desarrollo futuro. Incluso, dentro de la conclusión general de admitir dichas funcionalidades, se plantean determinaciones o medidas específicas de protección y corrección a recoger obligatoriamente por los planes de desarrollo.

El resultado de ambos bloques de tratamiento urbanístico del territorio municipal se agrupan en varios grupos de medidas fácilmente apreciables en uno u otro, a los que remitimos para su consulta. Dichos grupos son:

1. Normas y medidas destinadas a la protección incondicional de los valores naturales y paisajísticos en zonas de elevadas calidad medioambiental o a la mejora de las condiciones preexistentes de deterioro, impacto, etc., en su caso, compatibles con la promoción de dichos valores y la adecuación de usos y actividades didáctico-recreativas garantizando con su integridad. En gran parte de este tipo de zonas, se desarrolla una protección transitoria en tanto se definen y aprueben las “Normas de Conservación de los Monumentos Naturales de Guayadeque” y “Barranco del Draguillo” y el “Plan Director de la Reserva Natural Especial de Los Marteles”, los cuales definirán la ordenación detallada de sus ámbitos respectivos en virtud del Decreto 1/2000.

2. Normas y medidas destinadas a la protección incondicional de los valores culturales vinculados al patrimonio arquitectónico, arqueológico y etnográfico, así como la rehabilitación de los casos deteriorados, teniendo como elementos centrales el “Catálogo de Patrimonio Arquitectónico, Arqueológico y Etnográfico” para los bienes en espacios rurales y periurbanos, y el Catálogo de Patrimonio Arquitectónico vinculados al “Plan Especial de Protección y Reforma Interior de los Cascos Históricos de Ingenio y Carrizal” al que se remite el Plan General para la ordenación de sus ámbitos.

3. Normas y medidas destinadas al desarrollo de instalaciones de interés general y vinculadas al turismo rural, atendiendo en este caso a lo dispuesto en el Decreto 18/1998, de 5 de marzo, de regulación y ordenación de los establecimientos de alojamiento de turismo rural.

4. Normas y medidas destinadas a los procesos de regeneración de las condiciones medioambientales degradadas de los ecosistemas y conjuntos naturales no incluidos en el punto anterior.

5. Normas y medidas destinadas a la integración paisajístico-arquitectónica de las edificaciones recientes en entornos de interés medioambiental, teniendo como herramienta central el Catálogo de Edificaciones No Amparadas por Licencia y sus determinaciones concretas complementario al Plan General

6. Normas y medidas destinadas a la regulación y ordenación del crecimiento y la integración paisajístico-arquitectónica del conjunto edificado en los núcleos de población y del propio espacio urbano desarrollado en el municipio, especialmente las áreas de borde y los conjuntos anexos a zonas de interés paisajístico o patrimonial, teniendo como mecanismos básicos las Unidades de Actuación y sus determinaciones ambientales.

7. Normas y medidas dirigidas a facilitar y regular la regeneración del paisaje agrícola, compatibilizando el desarrollo productivo y de la infraestructura asociada con la habilitación localizada de usos recreativos y de interpretación etnográfica.

8. Normas y medidas destinadas a la regeneración ambiental y paisajística de zonas degradadas, compatible con usos estratégicos de interés general en ámbitos periurbanos.

Dicho esquema de tratamiento medioambiental para Ingenio viene condicionado por una serie de determinaciones emanadas por la legislación y el planeamiento territorial de ámbito supramunicipal, a los que indudablemente se adapta el conjunto del Plan General de Ordenación.

De un lado, el mencionado Decreto Legislativo 1/2000 delimita el esquema básico de la clasificación, calificación y categorías de suelo rústico, así como del régimen de usos específico, así como la supeditación o, en este caso, transitoriedad del planeamiento en tanto se apruebe definitivamente el Plan Director de la Reserva Natural Especial de Los Marteles, las Normas de Conservación del Barranco de Guayadeque y las Normas de Conservación del Barranco del Draguillo, delimitados por la Ley 12/1994 de Espacios Naturales de Canarias.

Dicha transitoriedad debe resolverse, según el propio Decreto, mediante la regulación de los ámbitos respectivos como Suelo Rústico de Protección Natural.

En la misma línea de preservación medioambiental quedan condicionada la ordenación del frente costero o litoral, atendiendo a la “servidumbre de protección” referida por la vigente Ley 22/1998, de 28 de julio, de Costas, y el desarrollo de los usos y actividades que afecten a elementos de valores cultural, que deben adaptarse a las disposiciones de la Ley 4/1999, de 15 de marzo, de Patrimonio Histórico de Canarias.

De indudable relevancia y condicionamiento presenta el planeamiento territorial de ámbito insular representado en el Plan Insular de Ordenación de Gran Canaria, aprobado inicialmente en enero de 1998. Entre sus aspectos más relevantes desde el punto de vista medioambiental habría que destacar la delimitación de las Áreas Insulares Protegidas de las Rampas de Ingenio y de Montaña de Malfú, ambas con su correspondiente régimen de usos al que se adapta el Plan General; así como al régimen de usos derivado de la zonificación derivada del Plan de Ordenación de los Recursos Naturales de Gran Canaria, anexo al referido Plan Insular.

Como planeamiento de desarrollo de dicho nivel, la existencia de un Plan Territorial Especial del Parque Aeroportuario de Gran Canaria establece la necesidad de compatibilizar ambos niveles de planeamiento, sobre todo en lo que se refiere a la ordenación medioambiental de los usos y actividades a desarrollarse en dicho ámbito.

Del mismo modo, el diseño y desarrollo del nuevo esquema viario por parte de la Dirección General de Obras Públicas del Gobierno de Canarias en Ingenio sugiere la adaptación del régimen de usos y la clasificación y calificación del suelo, proponiéndose mecanismos de adaptación medioambiental.


Compleja dispersión, complejidad topográfica extrema, y el mayor aeropuerto de Canarias imponiendo sus necesidades, servidumbres, y lo que haga falta. Qué difícil es hacer urbanismo así, supeditado a las Infraestructuras de rango nacional.

Ingenio, son hoy algo más de 30.500 habitantes y un parque de 12.028 viviendas. Objetivos ambientales versus objetivos ciudadanos.


Cada mercado es local.

Cada municipio tiene su singularidad.

Cada municipio se retrata en su parque residencial.


Seguiremos analizando en próximas entregas los 350 municipios mayores de España.