CASTELLDEFELS, según Catastro, a 1.1.2015 por tamaño y fecha.

tabla CASTELLDEFELS  2.121996e-314dad+tamaño edificacion.jpgtabla CASTELLDEFELS edad+tamaño edificacion.jpg

Estos gráficos representan el Parque Residencial de CASTELLDFELS, Barcelona.

Son los Bienes Inmuebles, de uso Vivienda, matriculados en el Catastro, clasificados por tamaño y fecha de inscripción.

Cada barra horizontal representa una década, siendo la más reciente la inferior (2010-2014) y la superior la más antigua (1940-1949).

Cada color es un tamaño, del más cálido (<60 m2) al más frío (>180 m2).

La barra inferior (DELVI) representa el cálculo hecho desde Otropunto para la obtención de la Demanda Latente de Viviendas (la demanda latente: la configuran los que no tienen vivienda y que por su perfil sociológico (edad) y socioeconómico (no están en desempleo), son potenciales compradores). Es una estimación del número máximo de viviendas que constituyen la demanda encubierta de una zona y que se basa en las personas con el perfil de los actuales compradores pero que todavía no han constituído un hogar.

CASTELLDEFELS DELVICASTELLDEFELS PIRAMIDE.jpgtabla CASTELLDEFELSCASTELLDEFELS CATASTRO 2014-2016.jpgCastelldefels INECASTELLDEFELS ALQUILER

Son datos fríos, sin cocinar.

Información para la toma de decisiones.

Información para el conocimiento.

Castelldefels GE1Castelldefels, es una ciudad y municipio de 12,81 km2 situado en la provincia de Barcelona. Es la última población en dirección sur de la comarca del Baix LLobregat, entre el delta de este río y el Massís del Garraf. Limita de este a oeste con la línea de la costa, con el mar Mediterráneo, y de norte a oeste con los primeros relieves del Garraf. Los límites administrativos coinciden al norte y al este con la población de Gavá, y al oeste con la de Sitges. Este municipio de la periferia de Barcelona, se comunica con esta gran ciudad por carretera mediante la comarcal C‐245, la C‐31 (Autovía de Castelldefels) y la C‐32 (autopista libre de peaje desde Barcelona hasta Castelldefels).

Los barrios que componen Casteldefels son los siguientes: Baixador, Bellamar, Camí Ral, Can Bou, Can Roca, Els Canyars, El Castell – Poble Vell, Centre, Granvia Mar, Lluminetes, Mar-i-sol, Montemar, Muntanyeta, La Pineda, El Poal, Vista Alegre y la Zona Universitaria. El barrio de Vista Alegre se creó en el año 1959, por el administrador de fincas Recaredo Gandol Pinsach, que utilizó una masía como despacho y reclamo que con las letras de casi un metro de altura, se podía leer desde la carretera que une Gavá con Castelldefels, la frase URBANIZACION VISTA ALEGRE.

El Parque del Garraf forma parte de la Red de Parques Naturales, promovidos y gestionados por la Diputación de Barcelona. La declaración de parque natural es un esfuerzo por recuperar la identidad de este macizo tan genuino como exótico. El interés paisajístico, biológico y cultural del macizo del Garraf justifica que se haya creado un espacio protegido. El parque natural es una plataforma para el fomento de un uso racional del territorio, que hace posible el aprovechamiento ordenado de los recursos. A veces, el parque natural garantizala demanda de equipamiento e instalaciones para el ocio y la actividad pedagógica en el medio natural.

Installacions_mapa_CAT_ENGEl Canal Olímpic de Catalunya fue construido por el Institut Català del Sòl con motivo de los Juegos Olímpicos de 1992, como sede de las competiciones de piragüismo. La instalación tiene 450.000 m2 de los cuales 150.000 m2 son de agua dulce procedente del nivel freático. El Canal tiene 1.200 m de largo, 130 m de ancho y 4 de profundidad. La carretera que rodea el Canal tiene una longitud de 2.700 m.

Existen diversas posibilidades de uso de la instalación que se adaptan a las diferentes necesidades, tanto de utilización continuada mediante el abono familiar o individual, como de forma ocasional individual, o para grupos. La instalación se puede utilizar también con material deportivo propio. No se admiten embarcaciones a motor. Durante el último año un total de 306.412 personas participaron en las actividades del canal, de las cuales 43.690 lo hicieron dentro el programa para centros d´enseñanza. El campo de prácticas y el pitch and putt de golf fue utilizado por 48.221 personas, y de forma ocasional lo hicieron 86.592 personas.

tmp574576650860101632.jpg

Barrios de CASTELLDEFELS

Las primeras menciones de la ciudad se realizan con el nombre de Castrum Felix. De una forma romanizada, Castello de Feles, derivará el nombre actual de la población.

La ciudad de Castelldefels tiene su origen en la fundación de la colonia Barcino, entre los años 18 y 15 a.C., significó no sólo la presencia de un núcleo más para el refuerzo del entramado urbano romano, sino también un momento importante en la distribución de la tierra cultivable, ya que comportó la implantación del sistema de villas y la desaparición definitiva de los poblados ibéricos. En ese momento tiene lugar la fundación de la villa de la Colina del Castillo y el abandono definitivo del poblado ibérico precedente. La villa cambió su papel de lugar productivo por el de residencia permanente de propietarios y trabajadores, puesto de trabajo y vivienda al mismo tiempo. Las torres del siglo XVI junto con algunas de las masías que fortifican, son los edificios más antiguos de la población. El castillo de Castelldefels es una fortificación rectangular con una torre circular adosada. La villa moderna de Castelldefels está emplazada bajo el castillo. La parte central de la ciudad que se extiende entre el castillo y la línea de ferrocarril, es de formación reciente, ya que hasta principios del siglo XX era sólo el resto de pequeños agrupamientos de masías que habían sido fortificadas en el siglo XVI para defenderse de los piratas. En los años 40′ del siglo pasado existía un núcleo urbano edificado que se corresponde con el centro actual de la villa y un principio de expansión urbana hacia poniente y hacia la línea de mar, mientras todos los contrafuertes de las masas montañosas del Garraf se ocupan por cultivos de secano y pinares.

La moderna ciudad de Castelldefels (que tiene este título desde 1967) es emplazada bajo el castillo, en la plana (3 m. de altitud). La población, la parte central de la que se extiende entre el castillo y la línea de ferrocarril, es de formación reciente, ya que hasta principios de siglo era sólo el resto de pequeños agrupamientos de casas que habían sido fortificadas en el siglo XVI para defenderse de los piratas turcos. En este sentido, la cartografía de los años 40′ del siglo pasado muestra la existencia de un núcleo urbano edificado que se corresponde con el centro actual de la ciudad y un principio de expansión urbana hacia poniente y hacia mediodía, es decir en línea de mar, mientras todos los contrafuertes de las masas montañosas del Garraf ocupan por cultivos de secano y pinares, con la sola presencia del Castillo y alguna pequeña masía con un núcleo residencial. Castelldefels pues no tuvo una estructura urbana hasta bien entrado el siglo XX. Hasta ese momento contar con un pequeño núcleo en el Pueblo Viejo, del que quedaban muy alejadas las barracas de los pescadores de las Tiendas, situadas cerca de la actual autovía y la avenida de los Baños, y las casas del Llopart, donde hoy se localiza el barrio de Vista Alegre. Diseminadas por todo el término municipal había 88 masías de construcción sencilla, rodeadas de establos, campos de cultivo y algunos árboles frutales.

Castelldefels GE2.jpgAl final del período 1950-75 se construyen dos nuevas infraestructuras: la autovía de Castelldefels y la A-2. Estas nuevas vías de comunicación atraen el interés para la localización industrial, a pesar de las insuficientes comunicaciones por carretera y el casi inexistente transporte público, ocupando en algunos casos zonas inundables. Este hecho tiene como consecuencia el inicio de la degradación de la reserva acuífera y de los conflictos ambientales, la incompatibilidad en ciertos casos entre los usos de industria y vivienda y el empleo intensiva de espacios de alto valor natural, como son la vertiente costera del parque del Garraf o la llanura de los Pins, en el límite costero del municipio. Desde los años 50′ del siglo XX hasta ahora, se han consolidado nuevos barrios en torno al núcleo central histórico de Castelldefels y hasta la playa (Vista Alegre, Lluminetes, Pinar de la Marina, las Tiendas, entre otros), por lo que una gran parte del término se encuentra actualmente urbanizado. Este fenómeno de ocupación intensiva del territorio producido en los últimos años se ha agudizado debido al crecimiento demográfico causado por la evacuación de la población residente de Barcelona. Muchos de estos barrios se han convertido así en núcleos urbanos de primera residencia, aunque las tipologías edificatorias fueron proyectadas para otro uso.

2 1 Sistema urba PlanejamentCasteldefels fue en principio una población formada por una serie de masías dispersas. Hasta el siglo XX no tuvo una auténtica estructura urbana. Con el desarrollo económico de la ciudad de Barcelona y la popularización del automóvil, Casteldefels se convirtió en lugar de veraneo de muchos barceloneses a mediados de los años 1950. En 1957 había más de 40 urbanizaciones en construcción.

Entre 1950 y 1975 Castelldefels pasó de poco más de 2.000 habitantes empadronados a exceder 20.000. Este incremento exponencial tuvo como resultado la tasa de crecimiento más alta de los municipios de la zona. A la cifra de personas empadronadas había que sumar en épocas de verano las numerosas familias que ocupaban casas de segunda residencia y también aquellas que iban a la playa a pasar el fin de semana. La mayor parte de la población recién llegada provenía del sur de España, principalmente de Andalucía, Extremadura y Murcia, y una minoría del resto de Cataluña, además de cantidades inferiores de personas de otras regiones y de países europeos. Todos ellos pero eran atraídos por la playa y la proximidad al aeropuerto. En la década de los 70′ y principios del 80′ del siglo XX este crecimiento de la población hizo incrementar la demanda y, como respuesta, la producción de viviendas, especialmente en tipologías de viviendas plurifamiliares. En esta coyuntura los barrios que más crecieron fueron los periféricos, donde se construir también apartamentos de veraneo que poco a poco fueron ocupados por residentes permanentes.

Casstelldefels ha sido, hasta los años 60′, un caso aparte en el conjunto de los municipios del delta del Llobregat. Su situación junto al macizo de Garraf, los 18 km que lo separan de Barcelona y la insalubridad del sector hasta fechas muy recientes, le habían mantenido apartado de la evolución general. Dos hechos influyen decisivamente en su posterior desarrollo. El primero de ellos se produce a principios de siglo y consiste en la fijación de las dunas con pinos, realizado por la Mancornunitat de Cataluña, y la desecación los terrenos pantanosos. Esta realización, junto con la posterior planificación de todo el sector de la costa como una “ciudad de reposo y de vacaciones”, promovida por el GATTCPAC en 1931, adjudicará a Castelldefels, de forma definitiva, el carácter turístico que ha mantenido hasta ahora. La evidencia de este carácter despertara las envidias de la burguesía y motivará el primero de los grandes cambios que se han producido en Castelldefels. Se sobre todo después de la guerra civil que supone el triunfo total de la burguesía, cuando se crean los nuevos barrios residenciales y de veraneo de “La Pineda” y “Monternar”, que cambian la fisonomía del municipio.

CASTELLDEFELS

Castelldefels no tuvo una estructura urbana hasta bien entrado el siglo XX. Hasta aquel momento contaba con un pequeño núcleo en el Pueblo Viejo, del cual quedaban alejadas las barracas de los pescadores, situadas cerca de la actual autovía y la avenida de los Baños, y las casas del Llopart, donde hoy se localiza el barrio de Vista Alegre. Diseminadas por todo el término municipal había 88 masías de construcción sencilla, rodeadas de establos, campos de cultivo y algunos árboles frutales. Al final del periodo 1950‐75 se construyen dos nuevas infraestructuras: la autovía de Castelldefels y la A‐2. Estas nuevas vías de comunicación atraen el interés para la localización industrial, a pesar de las insuficientes comunicaciones por carretera y el casi inexistente transporte público, ocupando en algunos casos zonas inundables. Este hecho tiene como consecuencia el inicio de la degradación de la reserva acuífera y de los conflictos ambientales, la incompatibilidad en ciertos casos entre los usos de industria y vivienda y la ocupación intensiva de espacios de alto valor natural, como son la vertiente costera del parque del Garraf o la llanura de los Pins, en el límite costero del municipio. Desde los años cincuenta del siglo XX hasta ahora, se han consolidado nuevos barrios en torno al núcleo central histórico de Castelldefels y hasta la playa (Vista Alegre, Lluminetes, el Pinar de la Marina, las Tiendas, entre otros), de manera que una gran parte del término municipal se encuentra actualmente urbanizado. Este fenómeno de ocupación intensiva del territorio producido en los últimos años se ha agudizado atendido el crecimiento demográfico causado por la llegada de la población de Barcelona. Muchos de estos barrios se han convertido así en núcleos urbanos de primera residencia, aunque las tipologías edificatorias fueron proyectadas para otro uso.

A la cifra de personas empadronadas (que se multiplico por 10 entre los años 1950 y 1975) había que sumar en épocas de verano las numerosas familias que ocupaban casas de segunda residencia y también aquéllas que iban a la playa a pasar el fin de semana. La mayor parte de la población recién llegada provenía del sur de España, principalmente de Andalucía, Extremadura y Murcia, y una minoría del resto de Cataluña, además de otras regiones y de países europeos. En la década de los 70′ y principios del 80′ del siglo XX este crecimiento de la población hizo incrementar la demanda y, como respuesta, la construcción de viviendas, especialmente en tipologías de viviendas plurifamiliares. En esta coyuntura los barrios que más crecieron fueron los periféricos, donde se construyeron también apartamentos de veraneo que poco a poco fueron ocupados por residentes permanentes.

Castelldefels GE4.jpg

Vista Alegre, al igual que otras urbanizaciones marginales de la periferia metropolitana producto de un primer proceso de crecimiento ilegal, aparece coincidiendo con la primera oleada de flujo migratorio más intenso, en un momento en el que la demanda de residencia era primordial. Con la justificación de proporcionar viviendas a precios asequibles se dio una ocupación del territorio indiscriminada, que tuvo como resultado la provisión de un techo precario a precio moderado a costa de ofrecer una reducida superficie con falta de equipamiento y dentro de un conjunto de muy deficiente urbanización. Con el agotamiento los terrenos edificables y la calificación urbanística de los disponibles se ve bloqueado el crecimiento natural del barrio, a la vez que se hace imposible la localización de nuevos equipamientos y dotaciones. Vista Alegre manifiesta pues las deficiencias de un barrio que nació como núcleo de segunda residencia para familias de bajos ingresos y que, con el transcurso del tiempo, se ha convertido en barrio de residencia permanente, con una elevada proporción de viviendas que responden a un tipo de edificación poco cuidadoso, con medidas de aislamiento y de accesibilidad muy deficientes. De esta manera no es raro encontrar viviendas con escaleras exteriores (de hecho esta es una tipología recurrente en el barrio), de 38 m2 útiles sin ascensor, distribuidos de manera que la sala-comedor se convierte en un recibidor en el que, además de la puerta de entrada, dan la cocina, el baño y los dos dormitorios (es el caso del edificio de la calle de Agustina de Aragón núm. 73 por ejemplo) o también formas de viviendas unifamiliares de 37 m2 (como por ejemplo el edificio de la calle de Magallanes núm. 6).

Barrio Vista Alegre

Barrio Vulnerable – VISTA ALEGRE – Castelldefels

En cuanto estrictamente en el barrio de Vista Alegre, no es hasta la segunda mitad de los años 50′ que se inicia un primer proceso de ocupación dispersa o constitución propiamente dicha del barrio. Este ocupa la vertiente de mediodía de una pequeña colina, bastante separado inicialmente del núcleo urbano existente. El primer asentamiento se producir sobre un par de fincas rústicas ocupadas en principio para las granjas que las atendían. el crecimiento inicial se produce con una distribución relativamente homogénea del suelo parcelado, con una empleo escasa y dispersa. Las primeras parcelaciones para construcción de viviendas se sitúan Junto a las primitivas parcelas rústicas. El proceso de división parcelaria y de empleo se hizo siguiendo el camino de acceso hasta la cota superior de la finca originaria (que corresponde con el actuales calles de Andalucía y de la Giralda), ya que este es el trazado que dispone de las condiciones topográficas más favorables. En el periodo de 1961 a 1965 se produce una compactación del sector anteriormente ocupado de manera dispersa, al tiempo que se parcelan y ocupan porciones de suelo contiguas que corresponden a los que ahora son las calles de Mansión y de Agustina de Aragón. Todo ello supone un incremento notable de la edificación, que en un corto período de cuatro años conlleva la parcelación, venta y construcción de una buena cantidad de los nuevas viviendas.

A lo largo del periodo 1965-1969, aunque Vista Alegre había llegado ya a un grado de ocupación muy elevado, se da una mayor densificación del barrio. La gran mayoría de las nuevas edificaciones se producen sobre parcelas que por su mayor dificultad de empleo (esquinas, terrenos con pendientes excesivas, etc.) habían quedado vacías hasta el momento. También se producen los primeros fenómenos de densificación del interior de parcelas ya ocupadas mediante el levantamiento de un piso más (“levante” o “remonte”) o por la venta y/o alquiler de porciones de viviendas o parcelas. En esta fase de crecimiento se define con mayor claridad el dominio privado delante en el espacio público, con el establecimiento de un sistema de acceso segregado para cada propiedad. A la vez que se produce este proceso de densificación del barrio, los intereses inmobiliarios y de propietarios del suelo promueven el Plan Parcial “El Castillo” (junio de 1965), que incorpora como suelo urbano el área intermedia situada entre Vista Alegre y el núcleo de Castelldefels. Los primeros años de la década de los 70′ marcan el fin de los procesos de autoconstrucción que habían dado origen al barrio y dan paso a las primeras intervenciones inmobiliarias de promociones de vivienda para la su venta. Asimismo se inician los primeros trabajos de urbanización y de construcción de equipamientos, con la pavimentación de calles y la construcción de la correspondiente red de alcantarillado y las primeras dotaciones escolares.

Este modelo, bastante extendido en el litoral del área metropolitana de Barcelona, encuentra a lo largo de los años sesenta del siglo XX y en el ámbito de Vista Alegre un espacio idóneo para desarrollar esta tipología de suburbanización. Situado en la periferia del casco urbano consolidado de Castelldefels, al inicio del macizo del Garraf, la zona gozaba de una vertebración mínima respecto al centro de la población. A caballo de una pequeña red capilar que la articulaba con la red viaria más general, sin embargo quedaba al margen del resto de estructuras y servicios urbanos. Con una topografía abrupta , grandes desniveles y terrenos de difícil acceso para la conducción de redes de servicios, ofrecía en consecuencia los precios económicos más adecuados para garantizar el negocio de la promoción residencial de más bajo nivel.

En este sentido se puede decir que el barrio de Vista Alegre fue el resultado de una ocupación aislada de unos terrenos con vocación de parque regional, construido sobre un territorio fuertemente desnivelado (el barrio se desarrolla entre la cota 19,24 y la cota 60,57, con un desnivel de norte a sur de 41,33 m.) y desarrollado siguiendo una lógica predominante de inversor/promotor pequeño, cuando no de autoconstrucción. En este contexto los espacios verdes son prácticamente inexistentes, las calles son empinadas e incluso algunos de ellos con escaleras. En resumen, Vista Alegre mantiene unos claros déficits arquitectónicos, urbanísticos y de equipamientos, que generan una percepción de una cierta marginalidad entre sus vecinos, diagnóstico compartido por los agentes sociales del barrio. La dinámica de cambio profundo y rápido de la realidad, junto con los nuevos retos de la interculturalidad, han contribuido a un proceso que, en caso de que no se intervenga activamente y en corto plazo, puede abocar a una situación de difícil solución, con la huida precipitada de parte de la población y las actividades económicas del barrio, la creación de círculos de marginación social y el alejamiento y segregación de Vista Alegre con respecto al resto del municipio de Castelldefels. Por esta razón, el presente Proyecto de Intervención Integral se quiere constituir como una herramienta básica para regenerar el barrio, favoreciendo su conexión, en el sentido amplio e integrador del término, con el conjunto del municipio. Asimismo pretende reforzar la identidad del barrio y el sentido de pertenencia entre sus vecinos y vecinas, a la vez que mejorar la imagen de Vista Alegre fuera de sus límites.

Castell-Poble Vell.jpg

Barrio Castell/Poble Vell – CASTELLDEFELS

Entre 1950 y 1975 Castelldefels pasó de más de 2.000 habitantes empadronados a exceder de los 20.000. Una cifra a la que hay que sumar las personas que ocupaban segundas residencias y las que iban a la playa el fin de semana. La mayoría de esta población provenía de Andalucía, de Extremadura, Murcia y el resto de Cataluña, además de cantidades inferiores de personas de otras regiones de España y de países europeos y latinoamericanos. Este crecimiento de la población provocó un aumento en la construcción de viviendas, especialmente de bloques de pisos en la década de los 70′. A finales de los 70′, el mapa de Castelldefels ya está dividido en 5 distritos que engloban un conjunto de barrios que presentan tipologías diferentes: el Centro, Vista Alegre, Can Roca, Montemar, las urbanizaciones de Bellamar y Poal, Can Bou, la Playa y el Castell‐Poble Vell.

El barrio del Castell-Poble Vell se situa a las faldas de la colina donde se sitúa el castillo y se organiza en torno a una serie de vías de gran tamaño: avenida Manuel Girona, calle de Antonio Machado, la calle Obispo Urquinaona, calle doctor Marañón y la calle de Arcadio Balaguer. El barrio está formado, en general, por bloques de viviendas de los años 70′ de 5 plantas más bajo comercial. El tejido residencial se situa sobre una trama ortogonal y forma patios de carácter privado en su interior a modo de manzana cerrada.

La accesibilidad al barrio no presenta ninguna problemática representativa. El viario tanto para tráfico rodado como para peatones es amplio y tiene buenas comunicaciones con el resto del núcleo urbano. El único factor que podría ser más problemático es la existencia de la colina donde se encuentra el castillo que tiene un efecto pantalla, pero que a su vez está rodeado por viario. Existen proyectos en marcha para la mejora de los colectores, soterramiento de cubos de basura y enterrado de cableado eléctrico. La edificación es antigua (mediados de los años setenta la mayoría de las viviendas). Existen zonas donde la falta de mantenimiento es patente: desconchones en las fachadas, accesos dificultosos, cableado exterior al edificio poco protegido… Algunas de las manzanas tienen en su interior instalaciones deportivas y piscina, ya que en origen fueron construidas para segunda vivienda de veraneo y se han ido convirtiendo en primera residencia en los últimos años.

Hay ausencia de espacios libres de tamaño considerable: plazas, parques… Sin embargo, el espacio libre privado del interior de las manzanas es de grandes dimensiones. El viario es, sin embargo, amplio tanto la calzada como la acera y existen plazas de aparcamiento de vehículos privados que se encuentran, en general, colmatadas

Barrio Lluminettes-Baixadors

Barrio LLUMINETES/BAIXADORS – Castelldefels

El barrio tiene su origen antes de los años 40′, pues en la cartografía de la época ya comienza a verse la expansión del núcleo urbano hacia la playa y hacia poniente.

El primer intento de orientar la ciudad hacia la actividad turística fue entre 1931 y 1933, cuando el Grupo de Arquitectos y Técnicos Catalanes por el Progreso de la Arquitectura Contemporánea (GATCPAC) elaboró un plan urbanístico para la ciudad de Barcelona que contemplaba la creación de un gran complejo en parte de los municipios de Castelldefels, Gavà y Viladecans: “La Ciudad de Reposo y de Vacaciones”, destinada a cubrir las necesidades de tiempo libre de la población, especialmente de las clases populares. La ciudad pretendía atraer tanto a los bañistas de fin de semana como a los que quisieran pasar el periodo de vacaciones. El proyecto, sin embargo, fracasó por la paralización de las expropiaciones necesarias y por el inicio de la Guerra Civil. Entre 1950 y 1975 Castelldefels incrementó su tasa de crecimiento. Un incremento al que había que sumar las personas que ocupaban segundas residencias y las que iban a la playa el fin de semana. Este crecimiento de la población provocó obviamente un aumento en la construcción de viviendas y la consolidación deste barrio.

El área se encuentra al sur del núcleo urbano y limita con la costa mediterránea al sur y la autopista de Pau Casals al norte. Al oeste acaba con el límite del término municipal y al este en la calle Número 11. Se trata de un área de tipología mixta destinada en origen a segunda vivienda y turismo. Encontramos desde pequeñas viviendas unifamiliares hasta grandes hoteles de lujo. La antigüedad de la edificación es variable, las viviendas más antiguas son las de menor coste. El área destaca por la ausencia de espacios públicos libres excepto el viario; invadido por el tráfico motorizado. El viario está en buenas condiciones, tanto calzada como aceras y se acompañan de vegetación. Apenas encontramos muestras de mobiliario urbano en las calles. Sin embargo, el espacio libre privado del interior de las manzanas es de grandes dimensiones. El único espacio libre público de tamaño considerable es la playa.

TUC

Trama Urbana Consolidada 2011 – CASTELLDEFELS

Hoy Castelldefels, vence en los juzgados en la lucha contra la permisividad municipal anterior por los ruidos de los chiringuitos-discotecas de la primera línea de costa, abogando por la conviviencia entre vecinos, administración y chiringuitos. Por la mejora del espacio público y el bienestar de sus ciudadanos, y por el territorio del Parque del Garraf. Pero tambien reclama la participación ciudadana en la toma de decisiones del municipio y transparencia. Información y responsabilidad para una sociedad madura que aún exije responsabilidades por lo sucedido en la estación de Castelldefels-Playa la noche de San Juan de 2010, 12 jóvenes fallecidos y muchos heridos en el recién inaugurado apeadero (que esa noche se vió saturado de viajeros y superado su capacidad de carga… y sucedió lo que sucedió), que reclama gestión sostenible y eficaz ante las necesidades y responsabilidades de los administradores de su territorio.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Al límite geográfico del Area Metropolitano de Barcelona, el Ayuntamiento, la Diputación de Barcelona, el Consell del Baix Llobregat, se ve inmerso en problemas locales y soluciones generales más allá de su autonomía municipal. Es la lucha entre el gran Area Metropolitana y al barrio.  El Plan provisional de Movilidad Urbana Sostenible de Castelldefels está en marcha. Y el nuevo Instituto… y llega el verano y las playas tiene que estar a punto…

Castelldefels GE5.jpgHoy Castelldefels tiene una población de 63.891 habitantes, y no para de crecer, y un parque residencial edificado de 26.844 viviendas, de las cuales el 13,24% (3.553) son unifamiliares. Su ritmo de construcción comenzó en los 60′ con 6.251 viviendas, reventó en los felices 70′ con 8.101 viviendas, cayó con la crisis de los 90′ a 2.670 viviendas y desde entonces, ha sostenido un ritmo anual de 420 viv/año.


Cada mercado es local.

Cada municipio tiene su singularidad.

Cada municipio se retrata en su parque residencial.


…seguiremos analizando en próximas entregas los 250 municipios mayores de España.