PLASENCIA

PLASENCIA. Población (INE)

PLASENCIA Pirámide de Población (INE)

PLASENCIA Bienes Inmuebles e Uso VIVIENDA 2014-2017 (catastro)

PLASENCIA Deuda municipal

PLASENCIA Paro


Son datos fríos, sin cocinar.

Información para la toma de decisiones.

Información para el conocimiento.


“UT PLACEAT DEO ET HOMINIBUS”

(“para el placer de Dios y los hombres”)

Plasencia es una ciudad y municipio español de 217,94 km2 en la provincia de Cáceres, situada en el N de la comunidad autónoma de Extremadura. El municipio, que no forma mancomunidad con los pueblos que le rodean, limita con poblaciones de 6 mancomunidades: Valle del Jerte, La Vera, Riberos del Tajo, Rivera de Fresnedosa, Valle del Alagón y Trasierra-Tierras de Granadilla. Físicamente, la ciudad se halla en la puerta de entrada al valle del Jerte.

Plasencia se encuentra 83 km al norte de Cáceres, 150 km al N de Mérida y 70 km al E de la frontera con Portugal. El casco urbano limita al O con las sierras del Gordo y Berenguer, las cuales se encuentran dentro de los montes de Traslasierra. Al otro lado está delimitado por la sierra de Santa Bárbara, la cual es una prolongación de la sierra de San Bernabé, encuadrándose ambas en la sierra de Tormantos.Plasencia presenta una topografía accidentada que alterna las zonas llanas más occidentales del término, con las fuertes pendientes de la sierra de Traslasierra y Sierra de San Bernabé del Piornal. Estas sierras flanquean el estrecho valle del Jerte, estableciendo un fuerte gradiente altitudinal entre las cotas más altas del municipio (1.001 metros en el Pico Gordo, en Valcorchero) y los apenas 270 m en el punto en el que el Jerte abandona el término municipal por el O. De NE a SO se dispone una alineación de pequeñas sierras en continuidad con las anteriormente nombradas, como son la sierra del Merengue, que alcanza los 656 m o la sierra de Berenguer. Al O del núcleo urbano destaca la Sierra de Santa Bárbara con 657 m en su punto más alto.

El núcleo poblacional se emplaza a 352 m de altitud. Este punto geográfico como punto de confluencia de varios valles montañosos, y su distancia respecto de otros centros urbanos regionales de mayor o similar entidad contribuye a reforzar el carácter central de la ciudad respecto del territorio y municipios circundantes. Por la ciudad atraviesa la Vía Ruta de la Plata que constituye una de las vías de comunicación más importantes de la Península Ibérica que conecta de norte a sur todo el oeste peninsular. Destaca también la N-110 que comunica la ciudad de Plasencia con la provincia de Ávila Además del núcleo principal, pertenecen a Plasencia 2 núcleos poblacionales catalogados como entidades locales menores, Pradochano y San Gil.

Plasencia hoy se divide en 25 barrios, 23 de los cuales forman la capital municipal, teniendo cada uno su propia asociación de vecinos: Colonia Virgen de Guadalupe-La Amistad, Río Jerte, Cotillo de San Antón-Barrio del Pilar, Cerro San Miguel-La Unión, Urbanización La Esperanza, Sierra Santa Bárbara, Los Mártires, Vera-Elena, Los Alamitos, Miralvalle, Los Majuelos, Valle-Isla, Los Pinos, La Data, Rosal de Ayala, Cuatro Calzadas, Ribera del Valle, Rubén Darío – Gabriel y Galán, San Juan, Ciudad Jardín San Antón, Valcorchero, Los Monjes e Intramuros de Plasencia.

El paisaje del municipio fuera del núcleo urbano es eminentemente agrario, dividiendo su aprovechamiento entre los pastizales, con mayor o menor grado de cobertura arbórea y las áreas de cultivo de regadío y secano, sin olvidar las parcelas de olivar en Santa Bárbara.

El municipio de Plasencia cuenta con un espacio natural protegido, el “Paisaje Protegido de Valcorchero”, y asimismo se encuentra parcialmente incluido en los LICs de los ríos Alagón y Jerte. Arroyos Barbaón y Calzones y Siena de Gredos y Valle del Jerte que acotan las posibilidades de intervención dentro del término municipal. Existen además Hábitats de Importancia para la Biodiversidad y Vías Pecuarias.

El término de Plasencia en su conjunto, cuenta con un alto valor paisajístico, a su vez de alto valor ecológico, manteniendo valores, botánicos y faunísticos. La calidad ambiental del municipio se apoya en la conservación de un paisaje rural tradicional, eminentemente agrario y con una fuerte carga cultural, fruto de la actividad agrícola extensiva, que ha sabido adaptarse a las condiciones del medio para transformarse, a lo largo de los siglos, en un paisaje rural de alto valor ambiental en el que se alterna un paisaje de cultivos, con un arbolado natural adehesado, y una importante superficie de matorral mediterráneo.

En una primera aproximación al paisaje de Plasencia, el término municipal puede dividirse en 9 unidades de paisaje como se refleja en el esquema de unidades de paisaje. Estas unidades han sido definidas a partir de los componentes del paisaje (forma del terreno, vegetación, agua, elementos artificiales, etc), resultando las siguientes: Riberas del Jerte, Embalse, Dehesas y Pastizales, Bosque y Matorral mediterráneo, Cultivos de Regadío, Cultivos de secano, Olivares aterrazados, Paisaje construido, Zonas mineras. En la definición de las unidades se ha concedido una especial importancia a las características de la vegetación, las cuales, están directamente relacionadas con las condiciones de uso del territorio y por ende en las condiciones geomorfológicas, topografía, clima, etc…

“…En una fecha imprecisa de la primera mitad de 1186 Alfonso VIII de Castilla fundó la ciudad de Plasencia a orillas del río Ambroz, en un territorio situado en la zona más meridional de sus dominios. La conquista cristiana de este espacio, acaecida a fines del siglo XII, hay que insertarla en el complicado panorama político del momento, cuando una serie de poderes – castellano, leonés, portugués y almohade- pugnaban por el control de la región. El monarca castellano deseaba no sólo potenciar su presencia en esa zona y defender la frontera sur de su reino, amenazada por musulmanes leoneses y portugueses sino también potenciar su repoblación.

En efecto, aquel territorio pertenecía a la comunidad de Villa y Tierra de Avila, la más extensa de las comunidades de villa y tierra de la Extremadura castellana, cuyo concejo tenía serias dificultades para atender las necesidades de defensa y repoblación de aquel territorio marginal.

Todas estas consideraciones llevaron al monarca castellano a erigir una nueva villa cabeza de una Comunidad de Villa y Tierra para lo cual en la primavera de 1186, desde Toledo, se dirigió a aquella zona y sobre un cerro rodeado por el río Jerte fundó Plasencia. Allí se encontraba el citado monarca el 12.6.1186,” in diebus fundationis eiusdem urbis”.

La fundación de Plasencia originó, desde un principio, importantes cambios en el territorio ya que significó la llegada de pobladores a un lugar hasta entonces prácticamente vacío de población, hecho de capital importancia para comprender mejor el posterior proceso señorializador que sufrieron las tierras de su término. Pero aquéllos cambios en la estructura de poblamiento y en el paisaje del territorio hubieron de ser muy lentos y en bastantes ocasiones nos consta que el proceso repoblador experimentó ciertos retrocesos debido entre otras razones a la débil demografía del reino castellano. Por otra parte, el estudio de dicho proceso repoblador es muy difícil de seguir, puesto que apenas si hay noticias que nos informen sobre los primeros años de la vida de Plasencia que indudablemente fue muy dura -dada su proximidad a la frontera con los musulmanes- por lo que bien podía considerarse a fines del siglo XII como una marca fronteriza.

Y la peligrosidad de su situación se puso de manifiesto en 1196 cuando fue asaltada por los almohades en el curso de la expedición que ese año organizó el Miramamolín. Tras el ataque, Alfonso VIII acudió a recuperar la ciudad, entrando en la misma por el lado Sur el 15.8.1196.

Plasencia fue de nuevo repoblada y, para evitar un nuevo embate musulmán, se construyeron unas gruesas murallas, dentro de las cuales se organizó la ciudad que desde su época más antigua contó al menos con 5 collaciones, según establecía el fuero que Alfonso VIII le concedió en fecha no determinada, pero que se puede situar entre 1186 y 1208; aquéllas fueron la de San Pedro, San Martín, San Vicente, San Esteban y San Nicolás. Extramuros se situaron los conventos de San Marcos, San Juan, Santa Cruz y San Roque y una serie de ermitas. Dicho fuero y la serie de privilegios que los sucesores de Alfonso VIII otorgaron a Plasencia intentaron atraer pobladores al nuevo territorio puesto que uno y otros aseguraban a los potenciales vecinos amplias libertades y generosas franquicias que debían hacer más atractiva la vida en la población.

En esta época se organizó la vida de la nueva ciudad y de su territorio bajo el amparo de la tregua acordada después de la batalla de Las Navas de Tolosa (1212) y la protección que le ofrecía la Orden Militar que señoreaba Monfragüe y Albalá. Pero es muy difícil saber cómo se articuló aquélla ya que como acabo de señalar la documentación generada tras la fundación definitiva de Plasencia es escasa: la municipal se ha perdido prácticamente en su totalidad y en el Archivo del Obispado los documentos que se refieren a los siglos XII y XIII escasean. Por otra parte no existen para Extremadura Libros de Repartimiento que nos informen sobre la organización del territorio durante la etapa almohade. En definitiva, lo único que sabemos es que fue a comienzos del siglo XIII cuando se debió iniciar el proceso de organización territorial y de transformación del paisaje preexistente como consecuencia de la llegada de pobladores que pertenecían a una civilización diferente a la musulmana, con unos intereses sociales y económicos distintos, que quedaron reflejados en la organización espacial y en el paisaje.

Los algo más de 4.800 km2 que tenía el término placentino fueron dividido en 3 sexmerías. La más septentrional fue la del Valle y Trasierra. Sus tierras estaban recorridas por el río Jerte y esta fue la sexmería que más pronto se pobló. En ella estaba Plasencia y algunas villas de cierta consideración tales como las de Tornavacas, Navaconcejo, Jerte o Garganta la Olla. La sexmería de la Vera se ubicaba en el centro del término placentino; el Tiétar cruzaba este distrito rural que fue poblado entre finales del siglo XIII y comienzos del XIV. Las aldeas y lugares más notables fueron Jaraiz, Gargüera, Valverde de la Vera o Arroyomolinos. Por último estaba la sexmería del Campo de Arañuelo, un enorme territorio de 2.800 km2. que incluía las comarcas geográficas de Mirabel, Ibor y Almonte. Grimaldo, Monroy, Torrejón, Almaráz y Belvís fueron algunos de sus centros de población más notables. El estudio de los testimonios conservados y de la toponimia nos ofrece la imagen de un tremendo espacio prácticamente virgen, muy quebrado por montes y gargantas y cubierto por bosques de alcornocales, encinas y robles junto a matorrales entre los que se encontraban piornos, cañales, helechos y piñuelas…

Plasencia Medieval por L. Toro

“…La tierra de Plasencia se estructura como una de las 4 grandes comunidades de villa y tierra realengas de la Extremadura de finales de la Edad Media y comienzos de la Moderna, junto a los corregimientos de Trujillo, Cáceres y Badajoz (otras grandes comunidades de villa y tierra eran las de Zafra y Medellín (señorío), Alcántara y Magacela (Ordenes Militares). La más importante de la región por su extensión y el número de lugares que la componen, un total de 67, muestra en su interior la complejidad jurisdiccional que caracteriza a Extremadura; junto a los lugares del término de Plasencia, que en las Ordenanzas se entiende como el conjunto de los lugares de la tierra sometidos a la jurisdicción de la ciudad, la comunidad cuenta con varias localidades de señorío, con las que se mantendrán, unas peculiares relaciones.

A finales del siglo XV, cuando se redacta la mayor parte de las Ordenanzas, la comunidad de Plasencia tenía un total de 9.565 vecinos pecheros, de los cuales 5.920 dependían jurisdiccionalmente del concejo placentino y el resto, 3.645, estaban censados en los lugares de señorío.

Las ordenanzas de Plasencia, en su mayor parte redactadas en la décadas finales del siglo XV, se inscriben dentro de un proceso general de redacción y recopilación de nuevas normativas municipales. Esta realidad no es ajena a los cambios producidos desde la conquista cristiana y a la obligación de responder a las nuevas necesidades.

El contexto histórico de las ordenanzas placentinas se presenta con nitidez. El proceso de crecimiento demográfico y agrario que se desarrolla des- de las primeras décadas del siglo XV, y que se mantiene hasta muy avanzado el siglo XVI, se presenta como elemento básico. Por un lado, las limitaciones del término de la ciudad placentina, producto de esa dinámica, que está detrás de las normativas sobre las dehesas de Alvaro de Estúñiga. Por otro, se presentan realidades que no son sino consecuencia de este proceso. La problemática del medio natural (bosque, caza y pesca) encuentra un desarrollo importante aunque las zonas de montaña presenten un perfil específico caracterizado por una relativa abundancia. El desarrollo y explotación de los pinares que jalonan el Tiétar debe ser visto como un intento de preservación de las dehesas de quercíneas. El terrazgo agrario de la ciudad se organiza en hojas para permitir la derrota de mieses, que garantiza una fuente adicional de alimentación para el ganado estante. En definitiva, el crecimiento demográfico y agrario ha generado la necesidad de una mayor protección y una más adecuada explotación de los recursos.

Plasencia aparece, acorde con el modelo de ciudad predominante en Extremadura, con una modesta artesanía -en la que resulta predominante la presencia de los oficios relacionados con las necesidades básicas del vestido y la construcción- pero con una considerable importancia comercial. Todo nos hace pensar que la artesanía tendría funciones de abastecimiento comarcal, dentro de la tierra, que en cierta medida aparece subordinada a los intereses de la ciudad y sus habitantes. La propia estructura social placentina, con sectores rentistas de importante poder adquisitivo, la cuantía de su población, su situación geográfica y, finalmente y no menos importante, la amplitud y variedad de su término, convirtieron a la ciudad en un importante centro de intercambios, en el que primó, sobre cualquier otra consideración, la garantía del abastecimiento de sus habitantes.

Durante la Baja Edad Media la ciudad vivió un período floreciente en el que el concejo y los nobles laicos y religiosos promovieron diversas construcciones. Datan de esta época varios conventos, iglesias, hospitales, casas-fortaleza y la finalización de la catedral, después llamada “Catedral Vieja”. En 1442 el rey Juan II de Castilla dio la ciudad a la familia de los Estúñigas o Zúñigas, concediendo a Pedro de Zúñiga y Leiva el título de conde de Plasencia. Al pasar a señorío, Plasencia perdió el derecho de voto que tenía en las Cortes. El 27.4.1465, el rey Enrique IV de Castilla fue depuesto en Plasencia. Más tarde el I conde de Plasencia, Álvaro de Zúñiga y Guzmán, participó en la Farsa de Ávila, quitándole la espada, que simbolizaba la justicia, a la estatua de madera que representaba al rey castellano y proclamando rey en su lugar al infante Alfonso.

En 1475, después de la muerte de Enrique IV, el conde de Plasencia tomó partido a favor de Juana de Trastámara, la “Beltraneja” en la sucesión al trono de Castilla, contra la otra pretendiente, la media-hermana de Enrique, Isabel, que sería conocida como “la Católica”. Esta crisis de sucesión llevó a la Guerra de Sucesión de Castilla, en la cual también participaron Francia y Portugal. Juana se casó con su tío Alfonso V de Portugal en Plasencia, pero el casamiento no fue reconocido porque el papa no dio la autorización necesaria exigida por su grado de parentesco. Más tarde, al avanzar el conflicto, Álvaro de Zúñiga pasó a ser partidario de Isabel, quien lo recompensó en 1476 con el título de duque de Plasencia. Después de la victoria de los Reyes Católicos en 1479, el duque pasó a ser uno de los principales nobles del reino.

En 1488 la nobleza placentina se levantó en armas contra los Zúñiga y recuperó de este modo el poder que detentaban anteriormente sobre la ciudad y sobre las rentas de las tierras que dependían de la misma. Los sublevados fueron apoyados en este caso por los Reyes Católicos. La revuelta triunfó y el estatuto de realengo fue repuesto, siendo ratificado el 20.10.1488 en las puertas de la catedral, con la presencia de Fernando el Católico, que juró defender siempre los fueros y la libertad de Plasencia…

1768 Plasencia por F. Coello

Siglos XVII-XVIII

Durante esta etapa la ciudad entró en una decadencia acentuada, a semejanza de la mayor parte de España, pasando de 10.000 habitantes en el período más próspero a menos de 4.800 en el censo de 1786. La expulsión de los moriscos, decretada en 1609 por Felipe III de España, provocó la salida de Plasencia de mucha gente, que vivía sobre todo extramuros. El esfuerzo exigido a los placentinos para atender las necesidades del ejército, como alojamiento, formación de reclutas y animales de carga, alimentación para soldados y animales, entre otras, tuvo un efecto muy negativo en la escuálida economía local. Las crisis de abastecimientos y las epidemias también contribuyeron a la decadencia de la ciudad. La mortalidad era alta debido a las carencias alimentarias y a las dolencias. La participación de los ciudadanos en el gobierno municipal era prácticamente nula, estando el poder concentrado en la aristocracia local siendo el más significado el marqués de Mirabel. Al frente del gobierno local se encontraba un corregidor, que concentraba en sí las funciones políticas, económicas, judiciales y militares.

En esta centuria hubo algunas iniciativas para mejorar la situación y acabar con la penuria económica, aprovechando las reformas introducidas por la Casa de Borbón, pero los proyectos fueron poco ambiciosos. José González Laso, quien estuvo al frente de la diócesis desde 1766 hasta su muerte en 1803. Su obra fue vasta y abarcó varios campos. En beneficencia y salud, destacó la creación de un hospicio en el antiguo colegio de los jesuitas, así como la ampliación del Hospital de Santa María; en enseñanza, destacó la reforma de los Estudios de Humanidades. El aspecto más conocido de la obra de José González Laso, fue el empeño en la construcción, habiendo sido abiertos y reparados numerosos caminos y puentes, reformando el palacio episcopal y construyendo nuevas calles, para lo que fue necesario derribar parte del recinto amurallado.

En el ámbito político nos encontramos ante un municipio cerrado similar al de otras ciudades castellanas, en el que el poder se encuentra en manos de un selecto grupo de familias cuyos apellidos (Carvajal, Trejo, Collazos y otros) se repiten ocupando las regidurías, las mayordomías y otros importantes oficios del consistorio. Eso les proporciona poder económico y prestigio social, pero también es fuente de abusos y corruptelas. El corregidor, correa de transmisión de la monarquía, tiene la misión de mediar en el cerrado círculo de intereses oligárquicos de la ciudad, en el que, sin embargo, en ocasiones acabará integrándose pese a la existencia de conflictos puntuales.

La oligarquía política formaba, junto al clero, el grupo de los privilegiados en una sociedad caracterizada por la desigualdad. Frente a los numerosos privilegios de que disfrutaban, la mayor parte de la población, agrupada en diversos sectores productivos, con un peso importante del terciario -en la ciudad, no en la tierra, donde la mayor parte de los vecinos se dedicaba a actividades agropecuarias-, vivía de su trabajo y mantenía con su esfuerzo y sus impuestos esta estructura social, en la que los pobres, numerosos, eran el eslabón más débil, cuya subsistencia era posible gracias a los aprovechamientos comunitarios y a una relativa preocupación de las autoridades por su mantenimiento…”

Julián Clemente Ramos y Alfonso Rodríguez Grajera. Plasencia y su tierra en el tránsito de la Edad Media a la Moderna. Un estudio de sus ordenanzas (1469-1593)

Edad Contemporánea
Guerra de Independencia (1808-1812). Debido a su situación estratégica, Plasencia fue una plaza militar destacada durante la Guerra de Independencia Española. La ciudad sirvió como cuartel general y centro de aprovisionamiento de tropas, tanto francesas como patrióticas y aliadas anglo-portuguesas, mas ninguna batalla importante discurrió en sus inmediaciones.

En los 4 años que duró la guerra, la ciudad fue invadida y ocupada por los franceses doce veces, provocando graves daños económicos y damnificando seriamente muchos edificios públicos civiles y eclesiásticos.

Cuando las tropas francesas abandonaron la ciudad por última vez, hicieron grandes atropellos a la población, que fue obligada a entregar todos los bienes alimentarios. En la retirada, las tropas destruyeron las cosechas e impusieron una contribución de 90 mil reales, a la que se sumaron el dinero que extorsionaron y el robo de todo el ganado que consiguieron llevarse.

Formación de la provincia de Cáceres (1833). Plasencia intentó ser capital provincial, pero fue Cáceres en 1833 quién consiguió serlo. Progresivamente Plasencia fue despojada de muchos servicios públicos, que se trasladaron a la capital, contribuyendo al decaimiento del nivel social y económico de la ciudad. Desde 1834 es sede de partido judicial.

1899 Plasencia (detalle IGN)

Gaston Bertier Descaves (1859-1912). Fue un ingeniero francés que trabajó a finales del siglo XIX en el trazado de la vía férrea Plasencia-Astorga, realizando el calado del túnel de San Lázaro, los puentes y la central hidroeléctrica que está aguas abajo. Llegó a Plasencia con la Compañía de Ferrocarriles para hacerse cargo de la dirección de obra del túnel de San Lázaro. Se casó con una placentina, Dionisia Torres Fernández y residió en Plasencia aunque realizó numerosos viajes por cuestiones de trabajo y origen. Murió en Madrid a los 53 años de edad. Las obras que hizo en Plasencia fueron: “Proyecto de central electro-hidráulica en berrocalillo”, una presa de cemento y sillar, un canal de desviación de 500 m. (con 100 m. bajo tierra) de largo y doble turbina horizontal, “Calamiento del túnel de San Lázaro”, en Plasencia, con diploma de enhorabuena del personal de 22.12.1889 y “Construcción de vía férrea de Plasencia-Astorga incluyendo un puente sobre el río Jerte”

Una vez concluida la Guerra de la Independencia la vida política en Plasencia tendió a la monotonía, no obstante la modernización de la ciudad fue el gran reto al que se enfrentaron sus fuerzas vivas en lo referente a la vida social, economía, urbanismo, educación, cultura, etc. Plasencia tenía un casco histórico con un tortuoso trazado medieval, incapaz de acoger las nuevas funciones de una ciudad contemporánea. Aquí destaca el Higienismo como movimiento de amplio arraigo, que supo aportar vías de solución a la gran preocupación del momento, que era el saneamiento de la ciudad, porque la población vivía hacinada en viviendas insalubres y pequeñas, compartiendo espacios con los animales domésticos. Las calles eran verdaderas cloacas, donde se acumulaba la basura. En esas condiciones, la población fue fácil presa de enfermedades y epidemias.

1916. Plasencia

En la modernización de Plasencia intervinieron de forma activa lo arquitectos Vicente Paredes y José María Pellón, así como el maestro de obras Francisco Mirón. Ellos crearon nuevos espacios urbanos, ensancharon algunas calles, modernizaron las viviendas que había extramuros de la ciudad, construyeron la red de saneamiento, la traída del agua potable, la electrificación, etc. Vicente Paredes además construyó la plaza de toros y fue un historiador importante de temas placentinos y extremeños y Francisco Mirón construyó el teatro Alkázar y el parque de Los Pinos. Ambos fueron intelectuales y artistas destacados.

Vicente Paredes (1840-1916). Arquitecto provincial de Cáceres en 1868 con carácter interino. En 1870 se traslada a Plasencia donde ocupa los cargos de arquitecto municipal y diocesano. En 1879 cesa su actividad como arquitecto diocesano y continua trabajando para el Ayuntamiento para el cual realiza obras como el proyecto de alcantarillado de la Puerta del Sol o la de Talavera, la Plaza de Toros y el antiguo Mercado de Abastos. En 1894 abandona su cargo como arquitecto municipal para dedicarse con ahínco a la investigación. En Don Benito (Badajoz), es autor de 2 iglesias neohistoricistas con estilos medievales: Santa Memoria y San Juan Bautista.

Además destacó por su faceta como escritor, ensayista e historiador. Gran aficionado a la arqueología, epigrafía, numismática, la historia del arte o la heráldica, escribió numerosos artículos para revistas y periódicos y es autor de diversas publicaciones como “Origen y Nombre de Extremadura” (1886), “Los Zúñiga, señores de Plasencia” (1909) etc. Fue uno de los fundadores de la “Revista de Extremadura” a finales del siglo XIX.

Durante más de 30 años se dedicó al estudio de la Vía de la Plata lo cual ha quedado plasmado en dibujos, apuntes, planos etc

1925 Plasencia

El soporte tradicional de la economía placentina fue el sector agrario y ganadero, y un pequeño sector dedicado al comercio en general. De gran importancia eran las ferias de ganado que mensualmente se celebraban. Al comenzar el siglo XX la tierra era propiedad de unos pocos terratenientes, lo que generó un número cada vez mayor de jornaleros que se vieron obligados a emigrar.

No obstante durante esa etapa histórica y de la mano de pequeños empresarios emprendedores se fue tejiendo un entorno industrial a base de instalar molinos, fábricas de hilados y pimentón. En 1889 en el molino del Ángel se llevó a cabo la primera prueba de producción de electricidad, el alumbrado público se inauguró en 1904. A iniciativa de Máximo Sánchez Recio, se creó en 1909 en Plasencia la Agrupación Regional de Cultivadores del Pimiento, Industriales y Exportadores. La obra de mayor alcance socio-económico fue la llegada del ferrocarril, con las líneas Madrid-Lisboa y Plasencia-Astorga, que rompió el aislamiento histórico de la región aumentando el número de viajantes e intensificando el intercambio comercial y el transporte de mercancías y ganado.

En 1911 fue fundada la Caja de Ahorros de Plasencia, bajo el patrocinio del obispo, Francisco Jarrrín y Moro, una institución bancaria, con el objetivo de dinamizar la economía de la ciudad. Poco a poco se fueron abriendo en Plasencia sucursales bancarias de los principales bancos del país. Como empresario emprendedor placentino hay que citar entre otros a D Julián Serrano Herrero (1853-1937), impulsó varios negocios, industrias y construcción. Fue concejal y alcalde de Plasencia, en 1929 le concedieron la Medalla al Mérito en el Trabajo.

1917 Joaquín Sorolla. El Mercado

Cuando en abril de 1931 se proclamó la Segunda República, fueron asesinados 2 guardas nocturnos en la Plaza Mayor, pero no hay noticias de otros incidentes violentos hasta la Guerra Civil.
El primer alcalde de izquierdas que hubo el Plasencia fue el socialista Julio Durán, desde 1931 hasta 1934. Cuando se produjo el Golpe Militar en 1936 era concejal y fue fusilado el 16.8.1936 por los fascistas. Entre las obras del período republicano destacan el aprovechamiento de las aguas de los ríos Jerte, Alagón y Tiétar, así como la construcción de embalses y la creación del mercado de abastos y el Instituto Nacional de Bachillerato Gabriel y Galán. Las expectativas creadas sobre la reforma agraria para acabar con las injusticias en la posesión de tierras se quedaron en la nada por las divisiones internas de los políticos republicanos y la resistencia de la oligarquía local. Cuando se produjo el Golpe Militar que dio inicio a la Guerra Civil Española, el comandante José Puente fue nombrado alcalde en sustitución del alcalde democrático Miguel Cermeño, imponiéndose en la ciudad la ley marcial.

Inmediatamente los fascistas reprimieron en la zona a los miembros del Frente Popular, mediante asesinatos indiscriminados de cantidad aún no determinada al no registrarse la causa de la muerte en el registro civil. Según Sánchez-Marín Enciso constan 48 víctimas en 1936. También hubo sentencias de pena de muerte de tribunales militares de excepción, habiendo 101 asesinatos documentados, de entre los cuales se encontraban el cenetista Nicolás Benavente, los ex-alcaldes socialistas Pedro Rabazo y Joaquín Rosado, y una joven de 14 años, Teodora Velasco, que fue asesinada por llevar alimentos a un familiar preso. Aunque la ciudad no fue escenario de guerras, hubo 8 muertos en bombardeos y explosiones puntuales, y muchos placentinos murieron en los frentes. El hospital se convirtió en centro sanitario de retaguardia y varios edificios se convirtieron en hospitales provisionales, conocidos como “hospitales de sangre”. La falta de mano de obra y la exigencia de tributos militares provocaron un grave empobrecimiento de la economía.

Al acabar la guerra, el hambre y la penuria destacaron en la ciudad en los años 1940, imponiéndose el racionamiento de los productos básicos de alimentación e higiene. La actividad industrial más importante era la fabricación de harina en los molinos que había junto al río Jerte y de pan en las panaderías. También se fabricaban jabones y ladrillos. La construcción fue poco activa al no haberse destruido edificios durante la guerra. No obstante, mediante trabajos forzados, los presos republicanos rehabilitaron los palacios del marqués de la Constancia y del marqués de Mirabel y la plaza de toros, e igualmente construyeron el Parque de los Pinos. En 1941 se instaló en la ciudad un regimiento de infantería que rehabilitó un poco la economía por el elevado número de soldados forasteros que trajo, y que en 1969 se amplió con la llegada de un cuerpo de operaciones especiales.

“…El Instituto Nacional de Colonización

La actuación del INC en la comarca del Valle del Alagón. La construcción de nuevos pueblos. La delicada situación socioeconómica del medio rural español al finalizar la Guerra Civil resultaba especialmente crítica. La euforia de los primeros gobiernos del franquismo concibió como tabla de salvación, para superar los problemas, una reformulación de las iniciativas colonizadoras planteadas por los pensadores ilus­ trados, prestando atención a una nueva agricultura de regadío, mucho más productiva, diversificada y con plena capacidad de generar empleo y riqueza. Con la Ley de Bases de 26.12.1939 para la Colonización de Grandes Zonas, el jefe del Estado Francisco Franco marcó la nueva dirección de la reforma agraria. Esta Ley tenía como objetivo transformar en zonas de regadío amplios espacios, hasta entonces incultos, para aumentar la productividad general del país. Y como medio de consolidar las mejoras en el territorio, pretendía instalar de manera estable pe­queñas agrupaciones de campesinos que las rentabilizaran, gracias a la redistribu­ción de la propiedad.

El Instituto Nacional de Colonización (INC), dependiente del Ministerio de Agricultura, fue el organismo encargado de llevar a cabo la política de coloniza­ción del franquismo. Por un decreto de 23.6.1942 se autorizó al INC a comprar terrenos para crear los nuevos núcleos de colonización y estimular la ini­ciativa privada, pero el planteamiento fracasó. La mayor parte de las tierras adquiridas quedaban fuera de las grandes zonas regables; se confió demasiado en la ini­ciativa privada para la transformación de sus tierras en regadío y ni tan siquiera las obras secundarias subvencionadas fueron realizadas por los propietarios, por no considerarlas suficientemente beneficiosas y rentables para sus intereses. De modo que se buscó una nueva fórmula con la promulgación de la Ley de 27.4.1946, que concedía al INC la capacidad de expropiar forzosamente las fincas rús­ticas previa declaración de interés social y con indemnización inmediata a los propietarios. Para compensar a éstos se utilizó la fórmula de las «tierras en exceso», consistente en pagar con una parte del terreno el coste de la transformación en rega­dío de sus propiedades, siguiendo este planteamiento se publicó la Ley sobre Co­lonización y Distribución de la Propiedad de las zonas regables y otras, en abril de 1949, y esta vez sí se dio comienzo a la nueva etapa colonizadora. La labor comenzó con el denominado «Plan Badajoz» a partir de 1952, seguido un año más tarde por el «Plan Jaén», aunque éstos no sólo implicaron planes de regadío o de coloniza­ción, sino también proyectos industriales. La transcendencia del proceso colonizador afectó a todo el territorio nacional, pero con mayor incidencia a Andalucía, Aragón y Extremadura.

La actuación del INC en el Valle del Alagón, en el norte cacereño. Esta comarca se incluyó en el Plan General de Colonización de la Zona de Cáceres y afectó a 3 importantes áreas de regadío: rosarito, Borbollón y Gabriel y Galán. El Plan incluyó un total de 66.940 ha y dio lugar a la creación de 19 pueblos.

El Valle del Alagón fue dividido por el INC, a efectos de planificación y administración, en 2 subzonas: la regable del Borbollón sobre el río Arrago y la del embalse Gabriel y Galán dentro del sistema del río Alagón.

Zonas regables de los embalses del Borbollón y Gabriel y Galán (extraído de la revista de Obras Públicas).

La primera fue declarada de Interés Nacional con fecha de 4 de agosto de 1952, aprobándose el Plan General de Colonización por Decreto de 27.11.1953. El 11.1.1955 se ordenó la expropiación de las tierras en exceso de la zona regable del Borbollón y en total se pusieron en riego 11.940 ha, además de construirse 2 pueblos: Vegaviana y La Moheda. Por otro lado, la zona regable del Gabriel y Galán fue declarada de Alto Interés Nacional por Decreto de 5.2.1954; un año más tarde se aprueba el Plan de Colonización con la puesta en regadío de 43.500 ha y la creación de 10 asentamientos: Alagón del Cau­dillo, El Batán, Puebla de Argeme, Pajares de la rivera, Pradochano, Rincón del Obispo, San Gil, Valderrosas, Valdencín y Valrío.

La extensa zona del Alagón se vio entonces sometida a una transformación profunda, pasando del secano al regadío. Además de los 2 embalses, la roturación y nivelación de terrenos y el trazado de caminos, fue capital la ejecución de una amplia red de riegos, compuesta por canales, acequias, sifones, etc., que facilitó la reforma agraria. Finalmente, los pueblos serían habitados por los colonos y sus familias, procedentes mayoritariamente de municipios de la propia provincia.

Antonia Esther Aujeta, Moisés Bazán y Miguel Centellas. 2013. Propuesta de Ruta Turístico-Cultural por los pueblos de colonización del Valle Alagón (Cáceres). NORBA, Revista de Arte, vol. XXXII-XXXIII (2012-2013) / 259-283

San Gil. Plasencia

Tras la guerra civil se produce una rectificación de la política agraria de la República. Sin embargo, hay una serie de constantes que se van a mantener en los proyectos colonizadores que son producto de una prolongación y ampliación de la política hidráulica y colonizadora de los años 20′ y 30′.

Durante la guerra, en el año 1938, se había creado el Servicio Nacional de Reforma Económica y Social de la Tierra sustituyendo al antiguo Instituto de Reforma Agraria, y como producto de una nueva política agraria basada en los programas falangistas. Con Angel Zorrilla a su cabeza, este organismo enterró la iniciativa república orientada a la redistribución general de la propiedad de la tierra, devolviendo a sus propietarios las fincas que les habían sido intervenidas. Por otro lado, su actividad se enfocaba a potenciar, casi exclusivamente, los componentes técnicos de la “reforma de la tierra”.

Ya finalizado el conflicto, el nuevo Estado va a fundamentar en la colonización toda su política agraria y buscará la legislación que le permita aplicar todos los principios que antes no había podido llevar a la práctica a plena satisfacción. Así, el 18.10.1939, se suprime el Servicio Nacional de Reforma Económica y Social de la Tierra, y es sustituido por el Instituto Nacional de Colonización, en vista, según reza en su Decreto de fundación, “de que los vastos planes que para la colonización de España se han venido estudiando, exigen para su realización dotar de unas características tan especiales al Organismo que ha de llevarlos a cabo, que incluso aconsejan la supresión del citado servicio, convertido posteriormente en Dirección General, creando, en cambio, un Instituto autónomo para sustituirle”. Desaparece aquí de la terminología oficial la expresión reforma agraria, “que volverá a surgir 34 años más tarde al cambiar la denominación del Instituto de Colonización por la de “Instituto de Reforma y Desarrollo Agrario”denominación que procura responder a las nuevas circunstancias, tan diferentes a las del 39.

El nuevo organismo va a tener también como primer Director General a Angel Zorrilla, Jefe del Servicio Nacional sustituido por el Instituto, marcando claramente la continuidad en la línea de acción.

De esta forma, el Instituto Nacional de Colonización va a ser el principal instrumento de la nueva política agraria, cuya misión consistirá en “la realización de amplios planes de colonización y en la transformación del medio agro-social”. Para ello, y siguiendo la línea ya apuntada en el Decreto de su fundación, se le dotará de personalidad jurídica propia y dispondrá de autonomía económica.

A partir de este momento, Emilio Gómez Ayau distingue una serie de períodos en el camino que seguirá la Reforma Agraria, “teniendo en cuenta las circunstancias políticas y económicas tanto de orden nacional como internacional, y las propias de la situación agraria que necesariamente influyen en el ritmo, modalidades y preferencias en la aplicación de las leyes que lo jalonan”:

Período 1940-46:

Se inicia con la creación del Instituto Nacional de Colonización y con la publicación de la Ley de Bases para la Colonización de Grandes Zonas, y la de Colonizaciones de Interés Local, complementaria de la anterior, junto con la Orden de 5 .6.1941 que crea los Grupos Sindicales de Colonización.

De la primera de estas leyes, la Ley de Bases para la Colonización de Grandes Zonas, debemos hacer algunos comentarios. Con ella se intentaba estimular a la iniciativa particular para que promoviera la transformación de la zonas consideradas de “alto interés nacional”, ofreciendo el apoyo y el asesoramiento del Instituto.

En dicha Ley aparece la figura de la “Sociedad de Colonización”, entidad que debía de ser constituida por los propietarios de los terrenos y por los interesados en el proceso colonizador. Este tipo de entidades debían dirigir y gestionar las operaciones asumiendo los derechos y los deberes que la legislación otorgaba a las Comunidades de Regantes. Para favorecer su formación se les concedía la facultad de expropiar las fincas de los propietarios de las zonas declaradas de interés nacional que no quisieran ingresar en ellas. Y en el caso de que los propietarios no fueran capaces o no quisieran constituir las citadas sociedades (como realmente iba a suceder) se preveía además la creación de unas “Asociaciones de Sustitución’ (sin embargo, tampoco se llegaría a reemplazar aquéllas por éstas últimas, pues se las creía animadas por el deseo de especular con las tierras).

Cabe destacar asimismo, dentro de las disposiciones legales que durante este primer periodo se promulgaron, el Decreto del 23.7.1942, mediante el que se puso nuevamente en vigor una disposición de la Dictadura de Primo de Rivera que había permitido llevar a cabo una serie de parcelaciones, y que había sido derogada por la República. Este Decreto autorizaba al Instituto Nacional de Colonización a adquirir las fincas que se le ofrecieran (voluntariamente) para destinarlas a colonización o parcelación.

Igualmente, se puso en vigor la Ley de 1907 que permitía obtener fincas procedentes de los municipios de forma gratuita.

Este primer período terminaría con el discurso que Franco pronuncia en Badajoz en diciembre de 1945 a donde acude para anunciar “que tras una labor de más de 5 años para preparar las Instituciones y los Organismos capaces de enfrentarse con los problemas que exige la redención social de las tierras extremeñas» labor que ahora empieza y que ha de realizarse en etapas» en quinquenios sucesivos (…) para hacer desaparecer el paro, las viejas injusticias y los abusos”, y con la inauguración también por el Jefe del Estado del nuevo pueblo de El Torno, en la finca de su nombre, enclavada en el término municipal de Jerez de la Frontera y en la zona regable del Guadalcacín, y primero de los construidos por el Instituto Nacional de Colonización, el 26.5.1946.

Período 1946-1952:

Se inicia con la aprobación de las Leyes de Expropiación de fincas rústicas por causa de utilidad social y con la de Colonización de Interés Local (ambas de 27.4.1946). Con ellas se permitía la expropiación, con la correspondiente indemnización, de las fincas que fuesen susceptibles de colonización, mostrando su preferencia hacia las zonas regables.

Se intensifica la compra de fincas por oferta voluntaria y por causa de interés social. Se prepara la Ley de 21.4.1949 sobre colonización y distribución de la propiedad de las zonas regables.

Termina a fines de 1951, cuando alcanzado de nuevo el nivel de producción agrícola de 1935, se logra una cierta estabilidad económica y comienza a romperse el cerco internacional, lo que permite al nuevo Gobierno, el 20 de julio de este año, en su declaración al país, afirmar “su propósito de propulsar en la agricultura las obras de colonización y de grandes y pequeños regadíos e incrementar por todos los medios la producción y los rendimientos”.

Período 1952-1958:

Periodo en el que por fin, se liquidó la economía de guerra que había persistido en los anteriores, poniéndose en marcha en gran escala la Ley de Colonización y Distribución de la Propiedad de las Zonas Regables, de 21.4.1949, que afectaba ya exclusivamente a las zonas regables y no a las “grandes zonas” como la del 39, y que merece ser objeto de comentario aparte.

En 1954, con anterioridad a la aprobación de la primera Ley del Suelo (1956), se formula el primer Plan General de Plasencia, uno de los planes pioneros en ciudades de este tamaño dentro del conjunto de España. En esta época la ciudad ha sufrido un crecimiento no controlado en sus barrios periféricos. El plan prevé ordenarlos y dotarlos de los equipamientos necesarios  (algunos de ellos no se llevarían a cabo hasta 20 años después).

Se pretendió ordenar estos barrios periféricos, dejando en el olvido el casco antiguo, provocando su abandono. En la zona de ensanche se plantearon viviendas en manzana cerrada, con patio interior. Es el actual barrio del Rosal de Ayala, que tiene unas densidades muy elevadas. En la zona N se plantea edificación de tipo mixto, con bloques abiertos. En la zona S y en los alrededores del ferrocarril se piensa en viviendas más modestas. La zona industrial se delimita entre la carretera de Cáceres-Salamanca y la estación de ferrocarril. En este sector, además de industria se permite el uso residencial. Se pretende mejorar las comunicaciones con el resto de la comarca, así como con Madrid. Se empieza a fraguar el crecimiento lineal, con ensanche al N y al S.

En esta Ley se abandona ya la idea de formar las Sociedades de Colonización, y es el Estado el que, en lugar de aquéllas, pasa a encargarse de la colonización total o integral de las nuevas zonas regables. Para ello, se establecía la distribución de una parte de la superficie puesta en riego para asentamiento de los colonos.

¿De qué forma?. El Instituto Nacional de Colonización podría expropiar esa parte de las tierras incluidas en la zona regable a las que denominaba tierras en exceso. Por otro lado, los propietarios podían conservar una parte de sus tierras en proporción al tamaño original de su propiedad y al número de sus descendientes, bajo la denominación de tierras en reserva. Había un último grupo, el de las tierras exceptuadas, que comprendía las tierras de secano a las que no afectase la transformación en regadío prevista en el plan, las tierras que estuvieran ya en regadío o las que estuviesen en proceso de transformación.

Otro aspecto básico contemplado en la Ley era el de la forma de llevar a cabo las obras necesarias para la puesta en riego de la zona e instalación de los colonos. Se distinguían 3 grupos:

a) Obras de interés general para la zona (subvencionadas en su totalidad por los Ministerios de Obras Públicas o de Agricultura).

b) Obras de interés común para los distintos sectores hidráulicos (subvencionadas con el 40% del coste total).

c) Obras de interés agrícola privado (subvencionadas con el 30% del coste total). Las de los dos primeros grupos debían ser ejecutadas por el INC o por los Servicios Hidráulicos del Ministerio de Obras Públicas, mientras que las del último debían ser ejecutadas por los particulares.

Para la parte no subvencionada, los distintos Decretos por los que se declaraba de“interés nacional” la transformación de la zona, fijaban la forma en que deberla ser reintegrada al Estado.

Por último, y como aspecto más interesante para nuestro estudio, la Ley definía las figuras de planeamiento que iban a servir de instrumento para llevar a la práctica las previsiones de la legislación. Hasta entonces había sido el Plan de Obras (Hidráulicas) el que determinaba casi completamente las actuaciones posteriores. a partir de este momento serán el Proyecto o Plan General de Colonización, el Plan Coordinado de Obras y el Proyecto de Parcelación los que definan la intervención en su totalidad, y a los que dedicaremos unos comentarios explicativos más adelante.

También en este último de los períodos distinguidos por Emilio Gómez Ayau, se pone en marcha la concentración parcelaria mediante la Ley de 20.12.1952, encargándola a un nuevo organismo que se crea a estos efectos, en vez de encargar su desarrollo al Instituto Nacional de Colonización, rompiendo el criterio de unidad en el organismo colonizador que inspiraba y servía de base a la nueva política establecida en 1939. Aunque la Ley del 39 sigue en pie, no se aplica, como ocurrió en su tiempo con 0PER, por lo que cabe hablar de una variación fundamental en la línea primitiva.

Además, otra diferencia esencial. Se reconoce la necesidad de reducir el número de agricultores con la afirmación de “menos agricultores, menos explotaciones y mejor agricultura”, frente al júbilo del periodo 46- 52, en el que se había vuelto al tradicional aumento de explotaciones y de hombres sobre la tierra.

El marco legal hasta aquí definido va a ser en el que se muevan las actuaciones que vamos a examinar y que tendrán como resultado final la creación de los poblados analizados. Dicho marco se mantendrá en vigor incluso hasta después del abandono de la política colonizadora concebida de modo integral que se producirá a mediados de los 60′) y hasta que en 1973 se apruebe la “Ley de Reforma y Desarrollo Agrario”, actualmente en vigor. En ese momento, desaparece como tal el Instituto Nacional de Colonización y se crea un nuevo Organismo, el Instituto de Reforma y Desarrollo Agrario, en el que se fusionan el mencionado INC, el Servicio de Concentración Parcelaria y Ordenación Rural, y el Servicio de Fincas Mejorables.

No debemos finalizar este capítulo sin algunas otras aportaciones de interés. Tal y como señala Naredo (J.M. NAREDO, J. M. SUMPSI. “Evolución y características de los modelos disciplinarios del trabajo agrario en las zonas de gran propiedad”, pag. 20), podíamos decir que la novedad más importante de la política de posguerra fue la de reconciliar con éxito la reordenación del espacio rural y la expropiación que comportaba la realización de una serie de asentamientos con los intereses de los propietarios afectados.

Estudios recientes como el de Nicolás Ortega señalan este carácter de subsidiaridad de la política colonizadora respecto de las intenciones e intereses de la gran propiedad.

Francisco Monclús por su parte, resume la actuación desarrollada durante la posguerra en los siguientes puntos :

– Se han “conquistado” (recuperando el mito de la colonización como conquista social de naturaleza productivista) y en general ocupando establemente ciertos territorios, obteniéndose unos aprovechamientos más intensos de los mismos.

– No obstante, los principales beneficiarios han sido los propietarios de unos terrenos a los que se les ha dotado de un capital fijo muy importante (infraestructuras hidráulicas y viarias principales) y de una mano de obra próxima a sus explotaciones.

– La incidencia de las expropiaciones y repartos de tierras de esos propietarios a los colonos no ha tenido la transcendencia deseable en cuanto a la transformación del medio agrosocial previsto.

Distingue asimismo Monclús tres fases durante este período, producidas por la resistencia inicial de los propietarios o al menos su falta de colaboración, así como por los sucesivos cambios de orientación en la política colonizadora. A saber:

– Una primera, durante los años 40, en la que no se actúa de forma significativa en zonas regables. Sólo se realizan algunas operaciones en fincas de secano no regable que el Instituto adquiría por oferta voluntaria, es decir, sin recurrir a la expropiación.

– La segunda, desde 1949 hasta mediados de los 60, en la que se aplican realmente las políticas de colonización integral que habían ido madurando en años anteriores.

– La tercera, a partir de esos momentos, y en la que se abandonan los planteamientos estrictamente colonizadores al producirse una fuerte reducción en las actuaciones de asentamientos de colonos. La política colonizadora quedaría desde entonces “reducida casi exclusivamente a las estrictas dimensiones de una política hidráulica de transformación de secano en regadío y de mejora de regadíos ya existentes’.

Por último, y en oposición a lo anteriormente expuesto, cabe destacar la opinión de José Tamés, Jefe del Servicio de Arquitectura del INC desde 1943 a 1975:

– Los principales beneficiarios del hecho colonizador no han sido otros que los colonos, que comenzaron de humildes obreros (en una posición similar a la del parado actual) y acabaron siendo pequeños propietarios.

Las actuaciones sobre zonas regables son relevantes desde los primeros a´os. Entre 1945 y 1950 se construyeron casi todos los pueblos de la Zona del Guadalcacin (Cádiz), además de la ampliación de Lachar (Granada).

El período de mayor actividad coincide con el que ocupa Rafael Cavestany como Ministro de Agricultura, titular del cargo desde julio del 51 a febrero del 57, aunque su sucesor Cirilo Cánovas, que lo fue del 57 al 65, siguió la misma línea. En lo referente a nuevos pueblos y núcleos rurales, se proyectaron y ejecutaron el 80% de los existentes.

Finalmente, la actividad en el período de 1965 a 1970 continúa al mismo ritmo, aunque ahora fundamentalmente en obras de consolidación y finalización de los poblados anteriormente iniciados.

Tesis Doctoral. 1988. “Evolución Urbanística de los Poblados ejecutados por el INC en Extremadura. La Zona de Montijo”. por Justo García Navarro, dirigida por el Profesor Doctor D. Juan Jesús Trapero Ballestero.

PGO Plasencia 1957

Planeamiento de 1969. (Plan Ferrater)En este momento Plasencia es cabecera de comarca, y teniendo en cuenta el auge de la agricultura favorecida por el regadío, se pretende conectar con Galisteo, a través de una vía semi-rápida, que es el foco principal de la comarca. Se prolongará la ciudad hacia el S mediante una zona industrial, que estaría conectada a través de un eje principal con el casco urbano. Se piensa en crear una nueva estación de ferrocarril en esta zona industrial para el uso de mercancías, y dejar la existente para uso exclusivo de viajeros. En cuanto a la planificación de las zonas residenciales, plantea un cierto grado de segregación social reservando la zona N para viviendas de clase media y alta, y la zona S para industria y viviendas obreras. Seguimos con la linealidad de la ciudad. En cuanto a equipamientos, crear un Hospital y una zona universitaria, todo en la zona N. Se aportan una serie de ordenanzas para los distintos usos de las zonas. Así, en el casco urbano, con edificación cerrada, la altura se vincula al ancho de calle, y nunca podrán superar las 7 plantas. Sin embargo, en las zonas de edificación abierta se permiten hasta 17 plantas. Así, hoy se observan edificios en la Avenida Juan Carlos I con 11 plantas, que rompen la línea de la ciudad desde cualquier punto de vista exterior a ésta. En la primera parte de la década de los 70′, la ciudad experimentará su mayor crecimiento demográfico, instalándose en el entorno de la carretera del Valle y de la carretera de Cáceres a Salamanca. Transcurridos un período después de su aprobación, el Tribunal Supremo anula el Plan de este año, por falta de informes en la Comisión Provincial de Servicios Técnicos.

Planeamiento de 1984. (Plan Pedro Pérez Blanco)Se basa en gran parte en el plan del 69 e intenta incorporar infraestructuras. Se incluyen los pueblos de colonización de Pradochano y San Gil, situados en la carretera EX-108, con dirección a Galisteo.

Problemas:

  • Aplaza la ejecución del diseño de determinadas áreas a planeamientos posteriores, lo que frenará la puesta de nuevo suelo en el mercado.
  • La ciudad va creciendo de forma discontinua y sin ningún criterio. Se crean zonas con altos índices de aprovechamiento, especialmente con las alturas, que distorsionan la imagen de la ciudad.
  • La Sierra de Santa Bárbara, gran ejemplo de indisciplina urbanística, se deja sin resolver.
  • El centro histórico sigue sin medidas de protección, y la demora en la realización del Plan de Protección del Recinto, ha causado la desprotección de parte del patrimonio de la ciudad.
  • Algo parecido ocurre con el medio natural. Se pretende actuar en suelos urbanizables de especial protección por sus características naturales.
  • El viario, sigue sin dar respuesta a los problemas de congestión interna. Aunque se ha planteado la variante de la Nacional 630, hay vías como Sor Valentina Mirón que no tienen dimensión suficiente para el flujo que han de absorber. La congestión interna se origina al plantear la zona industrial al sur y comercial, residencia y servicios al norte, con una única vía principal de comunicación.

Tipología de Suelos y Actuaciones: Se trata de un planeamiento claramente de gestión. Se crean 19 Unidades de Actuación en Suelo Urbano. En 1984 Plasencia cuenta aproximadamente con 37.000 habitantes y se está produciendo un envejecimiento de la población. En este momento el 23% de las viviendas existentes se encuentran vacías. La falta de organización urbanística y de comunicación interna genera un caos y una anarquía en el concepto de ciudad, provocando un retraso en el crecimiento y desarrollo de la misma.

El Plan Especial de Protección del Recinto Amurallado y su zona de contacto (PEPRI), fue aprobado por resolución de la Comisión de Urbanismo de Extremadura el 29.3.1994. En el año 2015 se comenzó a realizar el Plan Director de la Muralla de Plasencia, el Plan Director del Polígono Industrial de Plasencia que se realizó en el año 2009 e incluía una descripción de la situación, un estudio de la demanda de servicios, así como planes de acción, de la mejora y habilitación de nuevas infraestructuras, prestación de servicios avanzados y un plan de comunicación.

El anterior Plan General de Plasencia (PGOU-96) fue redactado por el equipo dirigido por el arquitecto D. Santiago Rodríguez-Jimeno, aprobándose definitivamente por la Comisión de Urbanismo y Ordenación del Territorio de Extremadura en su sesión de 27.3.1996. Entró en vigor tras su publicación en el DOE de fecha 18.3.1997 pocos días antes de que se promulgara la Sentencia del Tribunal Constitucional que derogó la mayor parte de los preceptos de la hasta entonces vigente Ley del Suelo (TRLS-92), en base a la cual había sido formulado.

Las principales propuestas del Plan General de 1996, se concretaban en:

  • Resolución de los problemas derivados de la configuración lineal de la ciudad y la falta o ausencia de conexión entre sus zonas. Intenta organizar la ciudad de forma global, no por adición de fragmentos, tal y como se había producido anteriormente.
  • Se revisa la calificación y clasificación de suelo de especial protección.
  • Desclasificación de suelo urbanizable entorno al pantano.
  • Solucionar la problemática de la Sierra de Santa Bárbara remitiendo a un Plan Especial.
  • Ordenar el salto de la ciudad al otro lado del río implantando determinadas actuaciones públicas singulares (Parque de los Cachones, Cáritas…)
  • La zona del antiguo matadero, en la carretera de Salamanca, de propiedad municipal, se genera el recinto ferial, espacio para el Palacio de Congresos y la posible ubicación de un futuro cementerio.
  • Se crea una red viaria con un sistema general estructurante que articula todo el borde noroccidental de la ciudad.

Nada mas producirse la aprobación del Plan General, entró en vigor la aprobación de la Ley del Suelo 6/1998, del 13 de abril, sobre régimen del suelo y valoraciones.

A lo largo de su período de vigencia ha sido objeto de diversas modificaciones. Con ellas se han ido adaptando sus determinaciones para afrontar algunos problemas concretos surgidos en su aplicación. De igual forma, se ha ido produciendo la aprobación de los instrumentos de desarrollo de determinados ámbitos, concertándose la ejecución efectiva de algunos de ellos.

La reciente aprobación del Plan General Municipal de Plasencia (aprobado en resolución de 15.5.2015, del Consejero de Fomento, Vivienda, Ordenación del Territorio y Turismo de la Junta de Extremadura (DOE nº146. Jueves, 30.7.2015) posibilita que Plasencia posea un instrumento de planificación urbanística a medio y largo plazo. La Comisión de Urbanismo y Ordenación del Territorio de Extremadura (CUOTEX) en sesión celebrada el 29.3.2015 ha resuelto informar favorablemente la Revisión del Plan General Municipal de Plasencia. De este modo el PGM completa su tramitación administrativa, iniciada en enero de 2009, con la aprobación del Avance, pero no ha sido hasta los años 2013-4-5 cuando ha recibido, por parte del Ayuntamiento y del resto de las administraciones implicadas el impulso decisivo y definitivo. Desde el 4.6.2012 en que se produjo la aprobación inicial, el ayuntamiento ha logrado dotar a su municipio de un nuevo instrumento de ordenación urbanística capaz de dar respuesta a las necesidades del municipio, así como dar cumplimiento al amplio espectro de normativas y legislaciones sectoriales concurrentes en materia territorial.

La ordenación del nuevo Plan General se despliega en un conjunto de propuestas sobre diversos campos sectoriales y territoriales, pudiéndose agrupar entorno a las siguientes:

  • Creación de nuevos referentes urbanos.
  • Reordenación de ámbitos de gestión del anterior PGOU.
  • Otras actuaciones puntuales en Suelo Urbano.
  • Tratamiento de suelos de propiedad municipal.
  • Recuperación del eje Ronda Norte.
  • El salto de la ciudad hacia el sur.
  • La expansión de la ciudad.
  • El espacio de la actividad económica y el empleo.
  • El centro histórico.
  • El trazado del AVE y la localización de la futura estación.
  • Grandes equipamientos.
  • Actuaciones de infraestructura viaria.
  • Propuestas en la pedanía de San Gil.
  • Propuestas en la pedanía de Pradochano.

Directrices de Ordenación. PGO Plasencia

El salto de la ciudad hacia el Sur. Una nueva centralizad urbana. Dada la gran dispersión lineal de la ciudad de Plasencia, se ha ido configurando un conjunto urbano con una centralidad muy acusada entorno al centro histórico y con una gradual disminución de la intensidad urbana hacia el norte y el sur, adicionándose nuevos desarrollos con un carácter más suburbial que urbano. Para contrarrestar este desequilibrio, el Plan General establece la directriz de propiciar la aparición de centralidades alternativas, generando espacios más densos y morfológicamente compactos, al objeto de crear identidades urbanas complementarias de la central.

Uno de los espacios donde de manera más significativa debe propiciarse esta transformación es al sur del río, tras los barrios de San Miguel y San Lázaro, donde la nueva accesibilidad a la ciudad desde la Carretera de Montehermoso tras la apertura de la A-66, genera una serie de oportunidades urbanísticas que interesa aprovechar.

Para ello, el Plan General plantea las siguientes propuestas:

  • Sector Urbanizable Residencial S-R2: Reordenación de las antiguas UE-7 y la UE-6.
  • Aprovechamiento de la localización de la estación para configurar en su entorno una pieza urbana de interés, ligada a la reconversión de la plataforma del ferrocarril para usos turísticos o de lanzadera de comunicación con la estación del AVE y las áreas de actividad situadas al sur de la ciudad.
  • Reconsideración de los aprovechamientos asignados a los actuales PP-1, PP-2 y PP-8, en orden a viabilizar su desarrollo y optimizar el rendimiento de esos suelos en términos de intensidad urbana y diversidad de usos. Ello permitirá también vincular de manera más eficaz al conjunto de la ciudad la actuación “Golf de Plasencia” atenuando su carácter aislado.
  • Introducción en la zona de grandes equipamientos de escala urbana, tales como el nuevo instituto recientemente inaugurado, unas nuevas piscinas municipales, etc.
  • La nueva fachada de la ciudad al Río.

El Plan general establece como directriz de ordenación  del salto de la ciudad al sur del Jerte, transformando de los actuales usos industriales situados en torno a la salida del Puente de Trujillo para configurar una nueva “fachada” de la ciudad al sur del río, a través de determinadas operaciones urbanísticas, entre las cuales se proponen:

  • AU.-10: Reordenación de la antigua UE-34 para garantizar su viabilidad.
  • AU-11: Transformación a usos residenciales de la parte de la UE-5 situada al Este de la antigua Carretera de Malpartida, en el entorno del cementerio.
  • Solución a los problemas de presencia visual de las plantas sótano en la parte posterior de los bloques del primer tramo de la calle Martín Palomino. La ordenación de manzanas residenciales de las unidades AU-10 y AU-11 facilitaran la ocultación de esta imagen.
  • AA-18 y AA-26 a 29: Consolidación de la transformación a residencial del conjunto de naves obsoletas situadas a continuación de los bloques recientemente construidos en Martín Palomino.
  • Sustitución de los usos obsoletos de algunas naves industriales existentes, vinculando esta transformación con alteraciones de las alineaciones, en orden a conseguir un viario con un dimensionado más acorde con el nuevo carácter residencial.
  • Transformación de subestación eléctrica existente en la antigua Carretera de Malpartida a una de tipo compactado, compatible con un entorno urbano, ya que con sus actuales características condiciona negativamente las potencialidades de la ciudad en la zona.

El presente Plan General establece un Area de Tanteo y Retracto sobre los terrenos delimitados como Parque Fluvial del Jerte en los Planos de Ordenación. El objetivo es habilitar la progresiva adquisición de terrenos en la zona incorporándolos al patrimonio municipal de suelo, de forma que a futuro pueda actuarse sobre ella para poner en valor sus singulares características ambientales y su situación estratégica en la fachada fluvial de la ciudad.

Plasencia PGO. Clasificación del Suelo (detalle)

La expansión de la ciudad. En correspondencia con el dimensionado de necesidades de nuevo suelo para viviendas, el Plan General propone una serie de Sectores Urbanizables Residenciales, ocupando piezas territoriales que por su posición, características o relación con el tejido urbano existente, presentan condiciones idóneas para albergar estos desarrollos. Conforme a estos criterios, estos sectores se agrupan entorno a los siguientes conjuntos:

  • Ensanche Norte: Aunque la mayor parte del suelo urbanizable del antiguo PP6 pasa a ser Suelo No Urbanizable, la parte de aquel sector no afectada por la protección de Valcorchero permanece como Suelo Urbanizable Residencial, integrando los sectores SR-11.1 y SR-11.2.
    • Con la clasificación del sector PP-6, el Plan General de 1997 afectaba al Monte de Valcorchero, una de las piezas territoriales más emblemáticas del municipio tanto por su valor ambiental y paisajístico como por su significación para el conjunto de ciudadanía, ya que representa un elemento destacado entre las señas de identidad local.
    • Mediante el Decreto 82/2005, de 12 de abril, el gobierno autonómico declaró este ámbito como Espacio Natural Protegido con categoría de Paisaje Protegido, denominándolo “Paisaje Protegido Monte de Valcorchero” e identificando su ámbito con el del Monte de Utilidad Pública no 111 de la provincia de Cáceres.
    • Posteriormente, mediante resolución de 20.8.2010 de la Dirección General de Medio Ambiente, se eliminó la catalogación de utilidad pública sobre la parte del MUP CC-111 incluida en el sector PP-6 del PGOU-97. Dicha resolución no determinaba automáticamente la desprotección como Espacio Natural Protegido de la parte descatalogada, ya que ello hubiera requerido la posterior o simultánea modificación del Decreto 82/2005 en lo relativo a la descripción del límite y la superficie del ámbito del Paisaje Protegido.
    • En consecuencia, siendo el Decreto 82/2005 de declaración de Paisaje Protegido una norma de rango prevalente sobre la resolución relativa a la utilidad pública del monte que incluye, ha de entenderse que el ámbito de dicho espacio sigue comprendiendo tanto la parte catalogada de utilidad pública como la que se descatalogó en virtud de la resolución de la DGMA de 20.8.2010. En consecuencia, el nuevo Plan General establece la directriz de proteger estos suelos, sustituyendo su clasificación de suelo urbanizable (PP-6) por la de Suelo No Urbanizable de Especial Protección.
    • No obstante, la parte del antiguo PP-6 que no estaba incluida en el Monte de Valcorchero, que pertenecía a la Dehesa de Navalonguilla, permanece como Suelo Urbanizable integrando dos sectores, SR-11.1 y SR-11.2.
  • Ensanche Oeste, apoyado en el nuevo acceso a la ciudad desde la A-66 y en la antigua N-630: Sectores R-2, R-3, R-5 a R-9 y R-10.
    • La entrada en funcionamiento de la Autovía de la Plata A-66, y el nuevo acceso desde ella a través de la Carretera de Montehermoso, ha generado la aparición de una nueva “puerta” de la ciudad en su fachada oeste. Respondiendo a esta circunstancia, el Plan General establece la directriz de poner en valor los suelos situados en ese entorno, con un tratamiento urbanístico centrado en las siguientes determinaciones:
      1. Planteamiento del nuevo sector de Suelo Urbanizable Residencial S-R1, sobre terrenos de titularidad municipal (finca Capote).
      2. Incremento del aprovechamiento urbanístico de los sectores urbanizables del anterior Plan General PP-1, PP-2 y PP-8, optimizando el uso del territorio, al objeto de generar un tejido urbanístico alejado del modelo de los conjuntos aislados de baja densidad y permitiendo una producción de ciudad realmente integrada, diversificada y compacta.
      3. En consecuencia se crean los nuevos sectores S-R5 a S-R9. La mayor fragmentación en ámbitos de ordenación más reducidos contribuye a viabilizar su gestión.
      4. Mantenimiento de las condiciones establecidas por el PIR del PP-3, a través del Sector Urbanizable Residencial S-R3.
      5. Planteamiento del Ensanche de San Miguel, Sector Urbanizable Residencial S-R2, como pieza fundamental para la creación de una nueva centralidad urbana al sur de la ciudad, en relación con la estación, ocupando los terrenos de la antigua UE-6 y UE-7.
      6. Asunción del sector Golf Plasencia (S-R10) como condicionante obligado del planeamiento anteriormente vigente.
  • Ensanche Sur, integrando los suelos que la nueva Ronda Sur pone en valor: Sector R- 4 (PIR de la Carretera de Malpartida) y sectores R-12 a R-16. 
    • El “Salto del río” hacia el Sur. Las condiciones físicas del terreno, el esquema de las infraestructuras existentes y la presencia de procesos urbanísticos inconexos que interesa canalizar de forma global, obligan al nuevo Plan General a ordenar el “Salto del Río” de la ciudad hacia el sur del Jerte. Esta directriz se desarrolla en el Plan General a través de varias propuestas:
      1. Integración del asentamiento de 660 viviendas del PIR “Carretera de Malpartida” (S- R4), procurando evitar su configuración como “ghetto” aislado. Para ello se propone:
        1. El tratamiento del corredor de la antigua Carretera de Malpartida, entre el puente de Trujillo y la nueva glorieta como una vía urbana que conecte el nuevo barrio con el continuo de la ciudad.
        2. Reconversión a usos residenciales de los terrenos industriales del entorno (UE- 5bis, entorno del cementerio, etc.).
        3. Establecimiento de 3 nuevos sectores urbanizables residenciales a lo largo de la Ronda Sur, para que junto con el PIR determinen la aparición de un conjunto urbano de más entidad y autonomía, en orden a permitir la aparición de una “masa crítica” urbana que viabilice las inversiones en dotaciones públicas y permita cierto grado de autonomía y centralidad.
    • Sectores de Suelo Urbanizable Residencial S-R12, a S.-R16, en gran parte coincidentes con el PAU-1 del PGOU-97. Se trata de los suelos de la parte baja de la Sierra de Santa Bárbara, ocupando un paraje muy delicado tanto por la calidad del entorno paisajístico como por constituir la fachada que responde en la margen opuesta del Jerte a la cornisa oriental de la ciudad. Su tratamiento urbanístico deberá tener en cuenta una serie de variables:
        1. Necesidad de minimizar el impacto paisajístico de los movimientos de tierra precisos dada la topografía del paraje.
        2. Necesidad de integrar en la ordenación el nuevo desdoblamiento de la variante.
        3. Pensar en una ordenación compatible con las preexistencias más significativas, en orden a facilitar su viabilidad. Será preciso considerar tanto la parcelación y las construcciones existentes como la estructura de caminos rurales en que actualmente se apoyan.
        4. Necesidad de integrar en la ordenación la singularidad del Barrio de los Mártires, en el extremo oriental del Puente Nuevo, así como el edificio de Cáritas, al sur del conjunto.

La sierra de Santa Bárbara. Se trata de un paraje en ladera de un singular valor paisajístico y ecológico, en el que buena parte de los terrenos se encuentran cultivados mediante el abancamiento de las laderas con muros de mampostería. En estos cultivos predomina el olivar, intercalado con cerezos, nogales e higueras. Hoy día estos cultivos se encuentran en retroceso siendo paulatinamente ocupados por usos periurbanos, sin ningún tipo de ordenación urbanística.

La ocupación espontánea de este espacio está produciendo una alteración del entorno, lo que obliga a la búsqueda de soluciones que pongan remedio a una situación de marginalidad urbanística e incidencia ambiental sobre un territorio tan delicado. La ausencia de capacidad municipal para controlar estos procesos y la contemplación de la impunidad con que las distintas actuaciones clandestinas se han ido produciendo en el pasado, generaron una inercia por la cual estas actuaciones eran cada vez más numerosas en cantidad, más impactantes por su tamaño y más audaces en cuanto a su localización, cada vez más elevada en la ladera de la sierra.

Una de las características de estos suelos es la existencia de una topografía accidentada en comparación con el resto del término municipal, situándose como un hito receptor y emisor de vistas. La necesidad de conservar este valor ecológico y paisajístico, unido a su singularidad geomorfológica, se presenta como el principal argumento para dotarlo de protección frente a su progresivo deterioro por el uso urbanístico desregulado.

No obstante, la necesaria compatibilización entre los usos urbanos y la conservación de los valores naturales, paisajísticos y culturales de esta zona, hace conveniente un tratamiento específico para este ámbito, de forma que pueda recogerse simultáneamente tanto la protección de los valores naturales como la necesidad de regular determinadas situaciones consolidadas; o incluso tolerar algún tipo de nueva implantación.

En todo caso, conviene tener presente que el problema de la Sierra de Santa Bárbara no es un problema de planeamiento urbanístico. Muy al contrario, se trata de un problema de incumplimiento de todos los planes urbanísticos que hasta la fecha ha tenido Plasencia; una total ausencia de disciplina y control que ha generado una situación “de facto” al margen de la ordenación urbanística vigente.

Frente a esta problemática, el nuevo Plan General lo único que puede hacer es establecer determinaciones que regularicen aquellas situaciones no reversibles, de la forma menos gravosa posible para el interés público y el medio ambiente; introducir ciertas tolerancias en el entorno inmediato de estas últimas para evitar situaciones de agravio comparativo; y, por último, intentar establecer un régimen normativo para que “el cáncer de la edificación clandestina incontrolada” no siga extendiéndose por un paraje de tan singular valor.

Pero todas estas previsiones del Plan General no servirán para nada si no son acompañadas de una disciplina urbanística rigurosa, para lo cual las administraciones implicadas deberán aportar los medios oportunos.

Enclaves residenciales aislados. El Plan General evita el planteamiento de nuevos enclaves residenciales desconectados del continuo urbano de la ciudad, pero debe recoger algunas actuaciones preexistentes y ámbitos con planeamiento consolidado en el PGOU-97. Se trata de:

  • Sector SR-10: Golf Plasencia. Con Plan Parcial y Programa de Ejecución aprobado.
  • Sector SR-16: Urbanización Valle del Jerte. Ya clasificado como urbanizable desde el PGOU-84 (UP-8) y en el PGOU-97.

Propuestas en la Pedanía de San Gil. El Plan General recoge, en términos similares, las propuestas de la modificación puntual del Plan General promovida por la Junta Vecinal de San Gil, con el siguiente alcance:

  • Ensanche de suelo urbano hacia el norte de la carretera.
  • Reconversión a residencial de la zona industrial prevista al este.
  • Reordenación del ensanche sur, adaptando la zona verde a la canalización de la acequia de San Gil.
  • Extensión del suelo urbano con una zona verde en la parte sur, para mantener la relación entre edificabilidad y dotaciones públicas en el conjunto del núcleo.
  • Regularización del núcleo espontáneo surgido al norte de la EX-108. Se enfoca como una actuación de obras ordinarias de urbanización, a costear por los propios propietarios. El grado de consolidación del ámbito y la reducida entidad de la obra del vial a realizar, han aconsejado enfocar esta actuación de esta forma, huyendo de la complejidad de una actuación urbanizadora integrada.

Propuestas en la Pedanía de Pradochano.El Plan General recoge las peticiones transmitidas por la Junta Vecinal de esta localidad, concretadas en las siguientes propuestas:

  1. Dos ensanches del suelo urbano, al oeste y al norte, que se recogen como una única Unidad de Actuación discontinua, dividida en los dos ámbitos.
  2. Ajustes de suelo urbano en el borde sur del núcleo.
  3. Incorporación al suelo urbano, como equipamiento, de la parcela de la piscina.
  4. Ajustes puntuales de calificación sobre alguna manzana y sobre las alineaciones.
  5. Eliminación del antiguo PAU-4.

Plasencia Centro y su entorno

Otras actuaciones singulares. El Parque de la Coronación

Durante el último cuarto del siglo XX, el crecimiento de la ciudad se ha ido produciendo fundamentalmente hacia el norte con los ensanches del Coto y la Data, y por consiguiente su centro geométrico se ha ido trasladando también en la misma dirección. De manera simultánea los puntos emblemáticos de referencia para la población han ido desplazándose también en el mismo sentido, enriqueciéndose con los nuevos edificios y espacios públicos surgidos en este crecimiento, y reforzando los elementos de identidad de la ciudad.

Dentro de este proceso, el Parque de la Coronación es la pieza urbana que más ha transformado su carácter. Procedente del ensanchamiento de la Cañada Real de San Polo para configurar un descansadero a las puertas de la ciudad, pasó a convertirse primero en un parque periférico y luego en una gran pieza central en la que coexisten los elementos naturales con equipamientos y dotaciones de todo tipo.

En definitiva, el Parque de la Coronación se ha convertido en la nueva Plaza Mayor de Plasencia tanto por su posición central en la nueva geometría de la ciudad resultante tras los ensanches del Coto y la Data, como por el emblemático carácter de su espacio urbano y de los edificios que lo conforman.

Apoyando la definición de este nuevo carácter, el Plan General plantea las siguientes propuestas sobre este espacio:

  • Bajo el actual aparcamiento en superficie, se propone la creación de un aparcamiento subterráneo, contribuyendo a paliar el déficit de aparcamientos en la zona.
  • Reordenación del tráfico en el perímetro del parque, dirigiendo el tráfico de paso a través de la Avenida de la Hispanidad, de forma que se atempere el efecto barrera entre el parque y la ciudad que ahora genera el tráfico de la Avenida Virgen del Puerto. De forma complementaria, se propone una glorieta en el entronque entre Alfonso VIII y la Hispanidad, para resolver correctamente todos los movimientos.

Nuevo Recinto Ferial. La reciente construcción del nuevo recinto ferial en el Berrocal, en terrenos del antiguo matadero, ha venido a solucionar una necesidad histórica de Plasencia, cuyo papel de capital comarcal pasa por la necesidad de disponer de una instalación de este tipo.

No obstante, la nueva ubicación no fue elegida atendiendo a criterios de idoneidad del emplazamiento sino a la disponibilidad de suelo público en el Berrocal, donde los condicionantes topográficos que impiden posteriores ampliaciones, los conflictos de usos que genera en el espacio residencial circundante, así como su compleja accesibilidad, aconsejan pensar en un traslado a otra ubicación en el medio-largo plazo.

En este sentido, el PGM plantea una nueva ubicación para esta instalación en la Dehesa de los Caballos, ocupando las reservas de suelo dotacional previstas en desarrollo de las Unidades de Actuación Urbanizadora delimitadas en la zona. Se trata de una pieza de unas 10 ha, atravesada por el Arroyo Niebla, situada entre la Avenida de Martín Palomino y la Ronda, al sur de la Carretera de Trujillo.

La accesibilidad al nuevo emplazamiento propuesto es óptima, dada la situación de la rotonda del cruce de la Ronda Sur con la Carretera de Trujillo. Así mismo, los itinerarios peatonales de reciente construcción dentro del proyecto de adecuación del cauce del Arroyo Niebla, permitirán acceder a los viandantes desde el centro de la ciudad.

Ronda y accesos Plasencia

Siendo en su mayoría en la actualidad terrenos de titularidad privada, se ha de prever su obtención en desarrollo de los programas de ejecución de las UAs 15.1 a 15.3, o pactarse con los propietarios convenios de cesión anticipada. Una vez trasladado el ferial a este nuevo emplazamiento, los terrenos que actualmente ocupa podrían ser recalificados para uso residencial, pudiéndose obtener de ello los recursos necesarios para la operación. El PGM habilita este planteamiento mediante la unidad de actuación AU-8.1.

Puente de la Isla. El Plan General propone un nuevo puente sobre el Jerte para conectar la Ronda Sur con la Avenida del Valle, mejorando así la accesibilidad desde la nueva infraestructura viaria al centro de la ciudad. Partiría de la Ronda Sur desde una nueva glorieta, que habría que construir, en las proximidades del Puente Nuevo; y desembarcando en el cruce de la Avenida del Valle con Santa Elena. No obstante, este puente deberá plantearse no como un elemento convencional de ingeniería civil, sino como un hito monumental que dote de singularidad emblemática a esta nueva “puerta de la ciudad”. El puente deberá resolverse preferentemente mediante un sistema estructural colgante, para garantizar la continuidad del Parque de la Isla bajo su tablero, de forma similar a los modelos reproducidos en las siguientes imágenes.

Puente del Berrocal. Ya planteado en el vigente PGOU-97, se mantiene la previsión de este puente para dar continuidad hacia el sur a la ronda interior, conectando la zona de El Berrocal y el Ferial con el ámbito del PP-3 y la Carretera de Montehermoso, hacia el enlace con la N-630 y el nuevo acceso de la A-66.

Travesía industrial Martín Palomino. El Plan General propone una actuación de reurbanización del corredor de la travesía industrial de la antigua entrada a la ciudad, que pasa necesariamente por la disposición de unas vías de servicio que vayan recogiendo los accesos a las naves, mientras que la calzada central se reserva para el tráfico de paso. Tal planteamiento se complementa con la creación de una separación ajardinada entre estos elementos, creación de plazas de aparcamiento, accesos a las calzadas laterales y glorietas en los cruces principales.

Rehabilitación integral del Polígono SEPES. El deteriorado estado actual del antiguo polígono industrial de SEPES, hace necesario un urgente plan de choque para frenar su deterioro y rehabilitar sus infraestructuras. Urgen actuaciones de rehabilitación de firmes, acerados, canalización de tendidos aéreos, alumbrado público, tratamiento de zonas ajardinadas, etc.

Plasencia crece contigo fue el lema de la EDUSI presentada.

Plasencia quedaría encuadrada en la siguiente tipología:

  • Desde un punto de vista jerárquico, Plasencia, quedaría catalogada como una ciudad pequeña (pues no alcanza los 50.000 habitantes) las cuales se caracterizan por tener un área de influencia comarcal, ser importantes nodos de transporte y presentar actividades especializadas relacionadas con el sector primario. Las funciones de estos núcleos, que no se identifican por ser excesivamente especializados, se centran en la prestación de servicios administrativos y comerciales.
  • Por su ubicación territorial se superpone a la clasificación anterior su carácter de ciudad mesetaria, es decir, aquellas que están situadas en áreas no montañosas de las 2 mesetas.
  • Además, se caracterizan por poseer un rico patrimonio cultural, suelen estar conectadas al ámbito rural y ubicadas a distancias medias de otras ciudades.

Atendiendo a la clasificación funcional de las ciudades, Plasencia cuenta con características de las siguientes categorías:

  • Ciudad multiservicios: por su perfil de ciudad comercial y de servicios, lo que le otorga una multifuncionalidad que posibilita sacar rédito al concepto de “Smart Cities”.
  • Ciudad turística por su perfil de destino turístico de interior marcado por la estacionalidad, que incrementa el consumo energético y de agua en temporada alta, y carecen de la suficiente diversificación de actividades en temporada baja.
  • Ciudad centro agrario por ser el núcleo de referencia de un amplio territorio rural definido por su baja densidad de población con un elevado peso específico del sector primario, y por contar con una elevada calidad medioambiental. 

El parque edificatorio de Plasencia (con datos del 2011) se componía de 22.420 viviendas, de las cuales el 69,89% estaban destinadas a primera residencia, mientras que el 8,21% eran secundarias, frente al 24,92% provincial y el 18,23% regional. La superficie media era inferior a la de los ámbitos provincial y regional, ya que en estos se contabilizaba la vivienda de carácter rural, tradicionalmente más amplia a la urbana, aunque en particular, Plasencia cuenta con la menor superficie media de los núcleos urbanos de Extremadura. El porcentaje de viviendas con calefacción era notablemente superior al que presentaban los otros ámbitos geográficos de estudio, y el de las viviendas con acceso a internet presentaba valores semejantes a la media regional. El 76,5% de la vivienda se encuentraba en buen estado, el porcentaje de aquellas que contaban con alguna deficiencia (1,5% ruinoso, y 6,8%  malo y 15,2% deficiente), además era un parque de una edad media elevada, ya que un porcentaje superior al 70% tiene más de 25 años y, en particular, el 50% contaba con más de 35 años. 

Salvo que se introduzcan factores correctores, la tendencia de pérdida de población iniciada al comienzo de la década se mantendrá constante durante los próximos años. Además, continuará el proceso de envejecimiento de la población, que afectará entre otras cuestiones al número de nacimientos que caerá en la próxima década en torno al 15%.

Plasencia callejero

Análisis del contexto territorialPlasencia se sitúa en la zona norte de Extremadura, siendo la zona urbana más poblada del norte de la provincia de Cáceres. El entorno que la rodea, 7 valles con una población de más de 200.000 personas, hacen de la ciudad el centro neurálgico de la zona norte, ofreciendo a la población diferentes servicios. Por ello, y teniendo en cuenta las características de Extremadura, podemos llegar a la conclusión de que el Norte de Extremadura y Plasencia tienen una relación tan importante que la zona no puede ser entendida separada de Plasencia, ni Plasencia separada del norte.

Plasencia ha formado una asociación con las Mancomunidades Valle del Jerte, la Vera, Hurdes, Trasierra-Tierras de Granadilla, Valle del Ambroz, Sierra de Gata, Riberos del Tajo, Valle del Alagón y Campo Arañuelo, “Asociación Norte de Extremadura”, constituida el 18.10.2013, con el objeto de establecer una plataforma estable de cooperación entre sus socios, para la realización de actividades dentro de su ámbito competencial, mediante la realización de acciones comunes de interés general y en particular, en los siguientes ámbitos: a)  Desarrollo local y rural, b)  Promoción del turismo, c)  Patrimonio cultural, d)  Protección de recursos naturales y medioambientales, e)  Ordenación del territorio y urbanismo,.f) Energía y sostenibilidad, g) Formación, investigación e innovación, h) Promoción del empleo, i) Fomento del tejido empresarial, j) Agricultura, economía forestal y de montaña y k) Transporte y vías de comunicación.

Plasencia como parte de una provincia en frontera con Portugal, forma parte de la Agrupación Europea de Interés Económico TRIURBIR A.E.I.E (Triángulo Urbano Ibérico–Rayano) desde el año 1997. Los socios son Cáceres, Castelo Branco y Plasencia, que comenzaron trabajando la cooperación activa en los ámbitos cultural, social y económico, potenciando el turismo, favoreciendo la implantación de empresas, y fomentando el conocimiento entre las ciudades. Y 10 años después, en 2007, se unió Portalegre. El mayor éxito de la Agrupación ha sido cumplir los objetivos marcados, favoreciendo el progreso de la zona gracias al trabajo en común realizado, con el apoyo de la política interregional europea. Los proyectos han sido: 2001-2005: TRIURBIR POLIS I (Reordenamiento urbano y del medio ambiente de las ciudades TRIURBIR 10.923.773€), TRIURBIR RETIS (Actuaciones de promoción de la actividad económica, intercambio entre las 3 ciudades y apertura de nuevos mercados transfronterizos 1.515.228,00€). En el período 2004-2006: TRIURBIR PERIPLO (Mejora de los equipamientos colectivos y promoción de la rehabilitación urbana y patrimonial de espacios públicos de las ciudades TRIURBIR 4.733.333,33€), TRIURBIR POLIS II (Reordenación urbana y medioambiental de las ciudades TRIURBIR  6.400.000,00 €), y en el período 2007-2013: NETUR (Desarrollar sistemas de promoción del patrimonio, medioambiente y la cultura, ligados a la gestión conjunta del turismo 2.240.000,00€), RIET: (Puesta en marcha y consolidación de una red de entidades transfronterizas, creada en 2009, que vincula a todos los organismos de la frontera hispano-lusa 770.177,82€), RED NOVA SOSTENIBLE: (Promoción de la actividad económica, articulación de los sectores socioeconómicos más importantes y fomentar el desarrollo de las TICs. 1.717.999,99€).

Además ha elaborado recientemente el Plan de Movilidad de Plasencia, o el Plan de peatonalización de la zona centro, mejorando la movilidad de la zona monumental y potenciando las zonas de carga y descarga, o el Plan de Acción de Energía Sostenible (PAES), y el Plan Director Lumínico Singular de la ciudad.

Red de Ciudades <5.000 habitantes y Ejes estructurales del territorio extremeño (DOTEX)

Además Plasencia es la cabecera de un Area Comercial que gravita directamente sobre ella que abarca una población global de 124.635 habitantes, de los cuales el 67,30% pertenece a localidades del área de influencia de Plasencia. 

“…Desde finales de los años 90 del siglo XX, el Ministerio de Fomento, en el marco del Programa Interreg IIimpulsa la definición de un Sistema Urbano Intermedio, articulado por la Red de Ciudades Medias ciudades mayores a 50.000 habitantes y capitales de provinciaCáceres y Mérida son definidas como ciudades medias de carácter terciario de interior con especialización turística y Badajoz como ciudad terciaria administrativa. El papel que juegan estas ciudades en el territorio nacional ocupa un escalón funcional intermedio entre las metrópolis internacionales y el sistema urbano básico de primer nivel, desempeñando funciones regionales y provinciales. En el estudio se señala cómo el que el sistema de ciudades de Extremadura cuente con una situación geográfica transfronteriza puede ser un factor definitivo de desarrollo con el incremento de las relaciones ExtremaduraPortugal. Al analizar el sistema urbano de Extremadura y el grado de articulación de estas ciudades, este estudio determin a cinco ejes como base de la estructuración del territorio: Corredor NorteCoria,Plasencia, Navalmoral de la Mata, Eje de Cáceres, Corredor de las Vegas del GuadianaBadajoz, Mérida, Don Benito y Villanueva de la Serena, Ruta de la Plata SurAlmendralejo, Zafra– y Corredor SurJerez de los Caballeros y Fregenal de la Sierra…

Directrices de Ordenación Territorial de Extremadura  (DOTEX)

Un estudio de 2014, sugiere dividir la región en 5 macrocomarcas y suprimir las 2 provincias. En total la región se dividiría en 14 comarcas dotadas de los servicios necesarios para que sus vecinos no tuvieran que desplazarse a otras zonas. La actual configuración, implantada en el siglo XIX, ha quedado obsoleta para la Extremadura del siglo XXI, según la investigación de la UEx. Cada comarca, según este nuevo concepto, «se encargaría, a través de sus cabeceras, de combatir los desequilibrios al proveer de equipamientos y servicios a los núcleos urbanos y semiurbanos, como ya se está haciendo en la práctica actualmente», explicó Julián Mora. Así, la región estaría dividida de la siguiente forma: al norte, la macro-comarca de Plasencia, que agruparía las comarcas de Coria, Plasencia y Navalmoral, con 180.000 habitantes en total…

Plasencia tiene hoy una población de 40.663 habitantes y un parque residencial edificado de 21.704 viviendas, pero los retos territoriales tienen muy presentes el “cáncer de las viviendas irregulares”, y las instrucciones de causas judiciales afectan a los responsables técnicos municipales, y por ende, a toda la gobernanza municipal. No se puede hacer “la vista gorda”, ni “el avestruz”. Las personas “se censan” (y se mueven), los coches también (y se mueven), pero, porqué no se censan las viviendas (que no se mueven) correctamente, para que no se pueda malpensar que la inacción del control territorial “permite” edificaciones en lugares no autorizados, no permitidos, imposibles?…“El cáncer de la edificación clandestina incontrolada en la Sierra de Santa Bárbara” no se puede permitir. Los jueces tendrán la responsabilidad de aplicar la ley, pero los ciudadanos han de someterse el imperio de la ley y sus normas; al final el territorio es el gran perjudicado.

¿Porqué nunca fueron derribadas decenas de viviendas ilegales sobre las que pesaban órdenes firmes de demolición?, ¿porqué se edificaron ilegalmente viviendas en el territorio administrado de Plasencia?, ¿cómo se administran las competencias de urbanismo en Plasencia?… muchas preguntas. Son presuntos delitos de prevaricación por omisión y de omisión del deber de perseguir delitos. Hasta cuándo¡

“…plagada de construcciones en suelo rústico y “si un día iniciamos nuestras viviendas fue, porque en ningún momento se actuó contra ninguna de las construcciones de la zona, nunca se pararon las obras, nunca recibimos una denuncia y todos los indicios llevaban a que estas construcciones se iban a reordenar con el nuevo Plan General”…”

Se pueden hacer tantos instrumentos de planeamiento y urbanismo territorial como se quieran, incluso estrategias, directrices,… pero el nivel de gobernanza territorial va a pedir explicaciones y la ciudadanía debe aprender.

Sonroja que existan casos tan flagrantes y evidentes de dudosa gobernanza… y que se persone el Ayuntamiento como damnificado… (por el interés general del territorio, claro).


Cada mercado es local.

Cada municipio tiene su singularidad.

Cada municipio se retrata en su parque residencial.


Seguiremos analizando en próximas entregas los 350 municipios mayores de España

MANACOR

MANACOR. Población (INE)

MANACOR. Pirámide de Población

MANACOR. Bienes Inmuebles de Naturaleza Urbana de USO Residencial 2014-2017

MANACOR. Paro

MANACOR. Deuda


Son datos fríos, sin cocinar.

Información para la toma de decisiones.

Información para el conocimiento.

Manacor es una ciudad y un municipio español de 260 km2 en la isla de Mallorca, en la comunidad autónoma de las Islas Baleares, situada al E de la isla, es la capital de la Comarca de Levante, formada por Capdepera, San Llorenç, Son Servera y Manacor. Situado en la parte E de la isla, limita con las demarcaciones de Felanitx, Vilafranca de Bonany, Petra y Servera. y la cabeza del partido judicial homónimo. Por su población, Manacor es el 3º municipio de la isla y el 2º en cuanto a superficie.

La población se distribuye en diferentes núcleos, concentrándose el 71 % en la ciudad de Manacor, el 19 % en Porto Cristo donde se ha producido un incremento muy notable en los últimos años, y el resto se reparte entre S’Illot, Cales de Mallorca, Son Macià, Cala Murada, Cala Anguila y Cala Mandia.

La isla de Mallorca está formada por 3 grandes unidades estructurales llamadas sierras de Tramuntana, la Plana de Mallorca y Sierras de Levante. En esta última gran unidad estructural se ubica el municipio de Manacor. 

El municipio se ve cruzado por las estribaciones de la sierra de Levante en dirección N-S.

Estas estribaciones estructuran el territorio en 3 comarcas naturales: la plana interior, la propia sierra y la llanura costera (sa Marina). Cada una de ellas con características bien diferenciadas. El propio término de Manacor se podría dividir en 3 unidades de relieve bien diferenciadas; la Plana, las Sierras de Levante y el Migjorn.

La unidad de relieve estructural de la Plana interior afecta a la parte occidental y noroccidental del municipio y pertenece a la cuenca Manacor-Felanitx, zona claramente de subsidencia con materiales sedimentarios, muchos de ellos impermeables. se caracteriza por las formas planas, que drenan hacia el este, hacia el torrente de na Borges.

MANACOR Fisiografía

En la parte septentrional del término destacan los barrancos encajados en rocas calizas debido a la continua erosión realizada por el agua que circula de forma discontinua por los torrentes. Toda la potencia de la plataforma de las marinas de esta zona norte se ve afectada por el cauce encajado del torrente de na Borges y en algunos puntos de su recorrido pueden aparecer fuentes y colmillos.

MANACOR Capacidad agrologica

La segunda área corresponde al sector de las Sierras de Levante, con relieves muy suaves. Estas están orientadas de NE a SO con una sucesión discontinua de montañas de relieve suave, todas con una cota inferior a 500 m. El paisaje alto de un cerro caracteriza esta zona, donde se pueden observar valles anchos donde se alteran hondonadas cultivadas con cumbres ocupados por cultivos escalonados o por ullastrars. Esta área se puede dividir a su vez en 3 sectores: al norte el macizo de Calicant, al sur la Mola des Fangar y la loma de Llodrà y entre ambas una meseta intermedia. El primer bloque contiene entre otros los siguientes montes, monte de en Algodón (359 m), monte de Arnau (359 m) y Calicant (473 m), que es la montaña más alta del término. La meseta intermedio se extiende entre el macizo montañoso mencionado y la loma de Llodrà. El aserrado de Llodrà contiene entre otros los siguientes montes: se Corazón de Jesús (325 m), la montaña de Llodrà (307 m), la montaña de sa Vall (350 m) y el de su Bandera (334 m). La otra sierra de esta zona se extiende entre la peña de se Cuervo (248 m) hasta des Fangar (319 m), y entre medio encontramos Sa Bandera (298 m) y Se Picot (309 m), entre otros. entre los dos aserrados anteriores se encuentra el valle de Son Macià.

MANACOR Hidrología

En último término, la llanura costera se extiende desde la costa hasta aproximadamente los 100 metros de altura. El litoral del término de Manacor, tiene una longitud de unos 33 Km, es acantilado y poco articulado. Esta franja litoral se caracteriza por la planeidad del terreno de una plataforma de unos 4 Km de ancho, inclinada hacia al mar.

Las puntas más destacables del litoral son las del Obispo, de Ses Penyes Altes, de Levante, en Barrufau, Reina, Zanja y Moreia y Morro de sa Calabaza. Los entrantes más destcables del litoral son: el Port de Manacor, s’Estany d’en Mas y las Calas, Domingos, Antena, Bota, Virgili, Magraner, Varques, Falcó, Anguila, Murta, Petita, Morlanda y Moreia.

Manacor. Torrentes

Manacor. Espacios naturales

En las islas de Mallorca y Menorca los primeros asentamientos se produjeron en torno al año 2000 aC. Aquellos pobladores del período llamado pretalayótico habían llegado en oleadas sucesivas procedentes de la zona de Almería, de tal manera que en las islas se empezó a desarrollar una cultura de tipo argárica. Las comunidades iniciaron la construcción de navetas, monumentos de piedra con forma de nave invertida, aisladas o agrupadas en poblados, que fueron utilizadas como viviendas -es el caso de Sa Marineta, s’Hospitalet Viejo, etc.- y la construcción de cuevas artificiales -la cueva de s’Homonet Viejo, el Medio de ses Beies, etc.- como lugar de enterramiento.

Entre el año 1200 y 650 aC, con la evolución de la población pretalaiótica o tal vez por influencia de poblaciones originarias del Mediterráneo oriental llegadas en la isla, se produjo la época talayótica, periodo que quedará fuertemente definido gracias a los cambios arquitecturales que marcará en el entorno paisajístico, los talayots. Se han conservado numerosos poblados talayóticos en el municipio de Manacor hasta la actualidad, los más destacados son el de s’Hospitalet Viejo, el des Boc y el de Bellver, y también otras construcciones como Son Bendrís, Son Sureda y Son Gruta.

Hacia el año 654 a 653 aC, la presencia occidental y la fundación de Ebusus por los púnicos marcó nuevos cambios para la población talayótica. Posteriormente, el 123 aC Mallorca fue conquistada por los romanos, en una expedición militar dirigida por el cónsul romano Quintus Caecilius Metellus, y a partir de ese momento estuvo inmersa en un proceso irreversible de romanización. En Manacor, se han encontrado en las profundidades de las aguas de Porto Cristo numerosos restos romanos. Sin embargo, la mayor parte del legado que disfrutamos en Manacor corresponde al Bajo Imperio. Las basílicas de Son Peretó y sano Carroja ponen en evidencia la existencia de comunidades cristianas bien consolidadas.

El archipiélago balear fue atacado por los vándalos en 426 y quedó dentro del reino vándalo hasta la conquista de los bizantinos del año 533. Más tarde, en 903, sería conquistado por el Emirato de Córdoba. El origen de la ciudad de Manacor probablemente se remonte a las épocas anteriores a la dominación islámica, como lo demuestran los restos encontrados en los alrededores de la actual iglesia parroquial. Las diferentes etapas islámicas se prolongaron hasta 1229 con la conquista catalana de Jaime I “el Conquistador”. La conquista supuso la desaparición de numerosos molinos y también de cultivos de algodón y arroz, mientras que se potenció el cultivo de vid. El mundo islámico sólo dejó como restos de materiales fragmentos de cerámica de las alquerías y cobertizos de las comunidades campesinas del momento. También se conservan topónimos que podrían tener un origen árabe o bereber.

Ya en el año 1300 Jaume II concedió a Manacor el estatuto de ciudad. De la actividad constructiva se conserva la torre del Palau y la fortificación de algunas casas rurales (torre de ses Puntes y torre de los Enagistes). De la época medieval hay que recordar la relevancia de Manacor en los conflictos sociales, con el protagonismo de un personaje destacado: Simó Tort.

A nivel de evolución urbana y social, en 1576 la orden de predicadores fundó el convento de San Vicente Ferrer e inició la construcción de la iglesia barroca, y a principios del siglo siguiente se empezó el claustro. También se perfiló la barriada de Fartàritx, donde se concentraban los molinos harineros de viento, que definieron la fisonomía de una parte de la ciudad.

1760 MANACOR

Con la desamortización de 1835 los bienes de la orden pasaron a manos del Estado, las dependencias del claustro se destinaron a servicios municipales y el juzgado.

Hasta el siglo XIX la actividad económica existente se debía a la agricultura de viña y cereales y la ganadería, pero también tenían cierta importancia el sector textil y de la alimentación, y las alfarerías. La caracterización de la actual ciudad de Manacor a nivel industrial y económico ya se empezaba a perfilar el siglo XIX. En aquellos momentos empezaron a aumentar las actividades industriales, dedicadas a la transformación de los productos agrícolas. En la segunda mitad del siglo se iniciaron las actividades de construcción de muebles y la posterior instalalación de fábricas. También continuaron en marcha las alfarerías y la producción de vinos y aguardientes.

1784 MANACOR

En 1875 se creó la Compañía de Ferrocarriles de Mallorca y 4 años después se inauguró la línea de ferrocarril Inca-Manacor. En 1902 se fundó la primera fábrica de perlas de imitación. De este modo Manacor se convirtió en el centro industrial y comercial de Levante y desde 1912 Manacor posee el título de ciudad. Con este desarrollo económico, junto con la llegada del turismo a partir de los años 1960, la población de Manacor sufrió un cambio en sus costumbres pero también en la actividad urbanística. A finales del siglo pasado se construyó la iglesia parroquial de Nuestra Señora de los Dolores; el campanario es el elemento más emblemático. También se edificaron algunos de los centros de las calles Nou, Mayor, Pío XII, Bosch, etc.

1932 Manacor

Al mismo tiempo se expandieron y consolidaron las barriadas de Fartàritx y se Barracar y se crearon nuevas urbanizaciones alrededor de la estación del ferrocarril y de na Camella. Actualmente el crecimiento urbanístico más destacado ha sido la construcción de la urbanización de Son Talent, la ampliación de las carreteras de acceso al núcleo de Manacor por el NE, las rondas que delimitan este mismo núcleo, y las carreteras que unen s’Illot- Porto Cristo-Cala Anguila.

Recordar que en 1966, Calas de Mallorca, destinará 350 ha para desarrollar 8.700 plazas hoteleras, según el decreto de 4.4.1966 de Centros de Interés Turístico Nacional, en el epígrafe de Zonas turísticas litorales consolidadas. 

“Junto a la necesidad de establecer planes directores que dirigiesen las nuevas implantaciones turísticas se vuelve a plantear la peculiaridad urbanística del turismo, y la necesidad de una normativa ex profeso que atendiese a sus particularidades y facilitase la intervención pública para la creación de infraestructuras básicas (PDES 1964-67). La respuesta legislativa fue la Ley de Zonas y Centros de Interés Turístico Nacional, que creaba un sistema de planificación territorial propio y diferenciado. 

La ley retoma el interesante concepto de Zona de Interés Turístico Nacional (ZITN) (que ya se manejaba desde un Anteproyecto de 1955), entendida como un espacio geográfico amplio y adecuado para su promoción turística, bien dotado, y que dejado a la acción espontánea de la iniciativa privada bien pudiera frustrarse en su desarrollo (Memoria MIT, 1962). Desgraciadamente la ZITN nunca fue un concepto técnicamente bien definido, mezclándose y confundiéndose con frecuencia la promoción entendida como publicidad con la verdadera creación de productos y su integración territorial. Es posible que este deficiente desarrollo teórico de la Zona frente al más simple concepto de Centro de Interés Turístico Nacional (CITN), producto urbano-turístico individualizado con más de 500 plazas y 10 ha de superficie, supusiese la preeminencia de éstos frente a aquéllas.

El resultado fue un escaso protagonismo de las Zonas frente a los Centros; no se llegó a aprobar finalmente ninguna, a pesar de que se avanzó notablemente en las de la Costa del Sol y la Costa Brava. Por el contrario, hasta 1975 se aprobaron 78 CITN. Estas iniciativas se beneficiaban de ciertos incentivos fiscales y de la posibilidad de transformar el suelo rústico en urbanizable a través de la redacción de un Plan de Ordenación Urbana; la contrapartida exigida a los promotores era garantizar una calidad del producto final muy por encima de lo habitual en aquellos años.

Esta figura contó con detractores desde su promulgación, interpretándola como una ley que bordeaba el sistema de planificación territorial habitual para facilitar los procesos de desarrollo turístico (Fernández, 1965; Serrano, 1966; Terán, 1982). Realmente fue algo más que eso. Fue un intento de crear un modelo propio, diferente de la Ley del Suelo, con sus propios presupuestos conceptuales y técnicos. El esquema de partida era el siguiente: un Plan de Ordenación Territorial y Urbana cumpliría las funciones de plan director para un conjunto comarcal más o menos amplio (las ZITN) definiendo además los CITN; con posterioridad el Plan de Ordenación Urbana de los CITN aseguraría la correcta dotación de infraestructuras y servicios de cada uno de los polos de desarrollo elegidos. Se creaba, por tanto, un tipo de plan de escala intermedia (plan de ordenación territorial y urbana) que conectaba la planificación turística y la territorial…

“CALAS DE MALLORCA” fue declarada CITN durante 1966, mediante Decreto 779/1966 de 24 de marzo, en plena expansión turística:

FICHA TECNICA (1987):

  • Sup. total: 3.612.000 m2
  • nº de hab.: 21.672
  • densidad: 60 hab/Ha
  • Viviendas unifamiliares:  272. (1.087 hab)
  • Apartamentos: 6.381 (12.763 hab)
  • Habitaciones hoteles: 4.014 (8.035 hab)

Según un Informe remitido por la Consejería de Turismo en el Parlamento de las Islas Baleares, (B.O.P.I.B. n.36, 1985, Pigs. 634-663) ésta era la situación de “Calas de Mallorca “(Manacor).

  • Se aprecia inobservancia de los plazos, ya que han transcurrido las tres etapas previstas, y la zona urbana edificada justo representa un tercio aproximado del total.
  • No procede la revisión de los Planes, ya que día 26.6.1970, se autoriza por parte del Ministerio de información y Turismo la revisión del Plan original de ordenación Urbana, día 30.12.1972, los promotores presentaron el nuevo Plan de ordenación Urbana revisado a dicho Ministerio, sin que haya recaído posterior Resolución por parte del Administración  Central.
  • No se aprecia la circunstancia excepcional de quiebra del promotor que sigue siendo el original, “Calas de Mallorca, SA” conjuntamente con “Cala Antena SA” y los Bancos “Exterior de España” e “Hispano Americano”.

En cuanto a la cuarta petición sobre “La circunstancia excepcional de grave contradicción entre lo actuado total o parcialmente a los Centros, el planeamiento aprobado y la necesaria protección de los reconocidos valores ecológicos y paisajísticos”. El Gobierno responde que no considera que esta contradicción se dé en “Calas de Mallorca”.

En la Revisión del Plan de Centro de Interés Turístico Nacional de “Calas de Mallorca”, 1987, expone que la península se ha desarrollado, constituyendo un suelo urbano consolidado. La revisión presenta los proyectos de la 2ª, 3ª y 4ª península en que se divide la superficie del Centro.

La situación actual en que se encuentra el Centro, es conflictiva, por una parte tiene aprobada la Revisión del Plan de Oferta Turística, por parte de la Consejería de Turismo (1987), y con la misma fecha e1 Ayuntamiento de Manacor informa favorablemente los extremos y objetivos de la citada Revisión, pero la Corporación municipal a la redacción de su Plan General de ordenación urbana, 1990, (aprobación inicial) ignora totalmente la declaración de CITN, basándose en la competencia municipal que otorga la Ley del suelo de 1976 ordenando la totalidad del término municipal. Clasifica la parte no consolidada como Suelo No Urbanizable.

Este hecho hace que se plantee la problemática de las indemnizaciones a los promotores por parte de el Ayuntamiento. La Corporación Local a partir de un informe jurídico oficial, emitido por el abogado Bartomeu Colom (1989) expone suficientes argumentos sobre porqué no hay derecho a la indemnización.

La Ley de Centros y Zonas de Interés Turístico se ha convertido en obsoleta, derogada en todo lo que concierne al dominio público marítimo-terrestre.

“Artículo único: Queda derogada en el ámbito territorial de las Islas Baleares la “Ley 197/163, de 28 de diciembre, de Centros y Zonas de Interés Turistico Nacional”.  La Proposición de Ley fue rechazada. (BOPIB 85, 1990).

Meliá ha firmado un acuerdo para la venta del complejo Calas de Mallorca, de 875 habitaciones, ubicado en la isla balear, por un montante de 23,6 millones € y la plusvalía generada por la operación es de aproximadamente 4 millones €, informó la cadena a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). Tras la venta, el complejo seguirá siendo explotado por Meliá, que no ha desvelado el comprador, en régimen de alquiler con renta variable. El complejo está ubicado en una zona de acantilados, entre las playas de Cala Domingos y Cala Antena y compuesto por 5 edificios (Mastines, Chihuaguas, Balmoral y 2 bloques de habitaciones familiares en los jardines Balmoral).

Las infraestructuras de Manacor han condicionado el crecimiento urbanísticoEl núcleo urbano de Manacor fue creciendo a través de anillos hasta mediados del siglo XX. Desde entonces el crecimiento se ha producido hacia el S y hacia el O. La construcción de la ronda de Felanitx y la consolidación de los barrios de Fartàritx y Son Fangos han provocado que la iniciativa privada se trasladase hacia estas zonas del núcleo urbano.

Plan Director Sectorial de la Oferta Turística (POOT) – DEROGADO por la Ley 8/2012, de 19 de julio, del turismo de las Islas BalearesEl Plan de Ordenación de la Oferta Turística (POOT), es uno de los Planes Directores Sectoriales previstos en la Ley 8/87 de Ordenación Territorial de las Islas Baleares, sustituida por la Ley 14/2000 del mismo título. Aprobado por Decreto 54/95 de 6 de abril, BOIB 22.06.1995. Modificación nº1. Decreto 98/98 de 6 de noviembre, BOIB 11.17.1998. Modificación n º 2. Decreto 14/2000 de 4 de febrero, BOIB 21/02/2000.

La finalidad esencial del POOT era la ordenación de las actividades que tuvieran incidencia en la oferta turística, entendidos como tal, la actividad básica del alojamiento y la que, relacionada con las infraestructuras, servicios y equipamientos de carácter urbano, conformaban el entorno en qué se desarrollaba ésta. Esta ordenación se efectuaba desde el reconocimiento de la necesidad de preservación del medio ambiente y de la planificación integral del territorio como elementos determinantes para la consecución de una oferta turística calificada y diversificada. No eran objeto de ordenación las actividades que, bajo la denominación común de oferta complementaria, estaban reguladas por la normativa y los planes sectoriales específicos.

art. 1 Carácter del POOT.

El Plan de Ordenación de la Oferta Turística, en adelante, POOT, constituyó un plan director sectorial de los previstos en el capítulo 5 de la Ley 8/1987, de 1 de abril, de Ordenación Territorial de las Islas Baleares, y desarrolla los criterios generales aprobados por el Parlamento de las Islas Baleares en sesión de 23.2.1989.

art 2. Vinculación del planeamiento municipal.

1. De acuerdo con lo establecido en el artículo 23.3 de la Ley 8/1987, de 1 de abril, de Ordenación Territorial de las islas Baleares, las determinaciones del POOT serán vinculantes para los instrumentos de planeamiento generales municipales: planes generales y normas subsidiarias y complementarias de planeamiento, en las condiciones concretas:

2. Las determinaciones del POOT serán de aplicación a la totalidad de los suelos ordenados, excepto las características de la edificación que se establecen en el apartado 2 del artículo 9 y en los apartados 1.b, 2.a, 2 .cy 2.d del artículo 18, que sólo serán de obligado cumplimiento para las actuaciones que se realicen en:

a- Los terrenos que, clasificados en la fecha de aprobación definitiva del POOT como suelo urbanizable o apto para urbanizar, no dispongan de plan parcial definitivamente aprobado. (Modificado por D99 / 1998, de 6 de noviembre)

b- Los terrenos que, clasificados en la fecha de aprobación definitiva del POOT como suelo urbanizable no programado, no dispongan de programa de actuación urbanística y plan parcial definitivamente aprobados.

c- Los terrenos en los que, tras la instrucción del expediente adecuado, se haya declarado formalmente la pérdida del derecho a urbanizar.

3. Las determinaciones a que se refiere el apartado anterior tendrán el carácter orientativo en el resto de los casos y las adaptaciones del planeamiento general al POOT podrán establecer, de manera justificada, otras características diferentes de la edificación.

Art. 3 Finalidad del Plan.

1.  La finalidad esencial del POOT es la ordenación de las actividades que tengan incidencia en la oferta turística, entendidas como tal, la actividad básica del alojamiento y la que, relacionada con las infraestructuras, servicios y equipamientos de carácter urbano , conforman el entorno en que se desarrolla esta.

2. Esta ordenación se efectúa desde el reconocimiento de la necesidad de preservación del medio ambiente y de la planificación integral del territorio como elementos determinantes para la consecución de una oferta turística cualificada y diversificada.

3. No son objeto de ordenación las actividades que, bajo la denominación común de oferta complementaria, están reguladas por la normativa y los planes sectoriales específicos.

…Art. 6 Zonas turísticas.

1.  A los efectos de este Plan se consideran zonas turísticas las siguientes:

24 MANACOR.   PORTOCRISTO.

ÁREAS INCLUIDAS: Porto Cristo, con la zona costera que comprende: n’Agulles, ses Tenasses, punta Pagel, playa de Porto Cristo, morro de sa Calabaza, hasta Cala Murta.

EXTREMOS COSTEROS: Los 2 Ojos-Ses Salines. Límite Cala Murta.

ÁMBITO DE LA ZONA: Constituyen la zona, los terrenos de las áreas incluidas que están clasificados por el planeamiento general vigente como suelo urbano y urbanizable o apto para urbanizar. Este ámbito y las determinaciones básicas del planeamiento referidas a los terrenos que se incluyen, se recogen de forma indicativa en el plano núm. 24 de la documentación gráfica del Plan. Asimismo, integran la zona los terrenos incluidos en las áreas de protección posterior y zonas limítrofes de protección costera definidas en las determinaciones particulares y los que resulten incluidos en las zonas de reserva y dotacional definidas por estas determinaciones o que resulten así calificadas en aplicación del dispuesto en las normas generales del Plan. A efectos de la definición de las áreas a que se refiere el apartado anterior, se entenderá por línea de límite de la zona, la línea perimétrica coincidente con el límite del suelo urbano y urbanizable o apto para urbanizar definido por el planeamiento.

  • CALIFICACIÓN DE LA SUBZONA
    • Nivel asignado D2
    • Ratio turística 60 m2 / plaza
  • DEFINICIÓN TURÍSTICA
    • escasa oferta de establecimientos hoteleros y extrahoteleros.
    • Zona preferentemente residencial.
    • El tipo de turismo es mayoritariamente familiar.
    • Frecuentade preferentemente por franceses y amglesos
    • Zona de visita turística.
  • RECURSOS TURÍSTICOS
    • Existencia de puerto deportivo.
    • Facilidades para la práctica de deportes náuticos.
    • Proximidad núcleo urbano.
    • Acuario de Mallorca.
    • Cuevas del Drac.
    • Cuevas dels Hams.
  • OBJETIVOS
    • Consolidar el turismo en la temporada tradicional.
    • Por su situación geográfica, mejorar el turismo no estacional

Plano zona 24 Portocristo (POOT)

25 MANACOR.   CALA ESTANY, PORTOCRISTO NOVO, PLATJA ROMANTICA, CALA     ANGUILA, CALA MENDIA Y CALA MAGRANA

ÁREAS QUE INCLUYE: Urbanizaciones Cala Magrana, Cala Anguila, Portocristo Novo, Cala Mendia, Cala Estany y Playa Romántica, con zona costera que comprende: na Granada, Cala Anguila, Cala Mendia, Punta Reina y Cala Estany.

EXTREMOS COSTEROS: Límite de Cala Magrana, límite se Fronton des Molar

ÁMBITO DE LA ZONA: Constituyen la zona, los terrenos de las áreas que incluye que están clasificados por el planeamiento general vigente como suelo urbano y urbanizable o apto para urbanizar. Este ámbito y las determinaciones básicas del planeamiento referidas los terrenos que se incluyen se recogen de manera indicativa en el plano núm. 25 de la documentación gráfica del Plan. Integran, asimismo, la zona, los terrenos incluidos en las áreas de protección posterior y zonas limítrofes de protección costera definidas en las determinaciones particulares y los que resultan incluidos en las zonas de reserva y dotacionales definidas por estas determinaciones o que resulten así calificados en aplicación de lo dispuesto en las Normas Generales del Plan.

A efectos de la definición de las áreas a que se refiere el apartado anterior, se deberá entender por línea de límite de la zona, la línea perimétrica coincidente con el límite del suelo urbano y urbanizable o apto para urbanizar definido por el planeamiento.

  • CALIFICACIÓN DE LA ZONA
    • Nivel asignado C
    • Ratio turística: 70 m2 / plaza
  • DEFINICIÓN TURÍSTICA
    • Predominio de la oferta extrahotelera.
    • Zona de turismo de vacaciones.
    • El tipo de turismo mayoritario es el familiar.
    • Zona turística eminentemente estacional.
    • Zona frecuentada preferentemente por alemanes, ingleses e italianos.
  • RECURSOS TURÍSTICOS
    • Zona marítima con playas.
    • Facilidades para la práctica de deportes náuticos.
    • Recursos deportivos.
    • Proximidad al núcleo urbano.
  • OBJETIVOS
    • Consolidar el turismo en la temporada tradicional.

Plano 25 POOT. Cala Estany-Porto Cristo Novo-Estany d’en Mas-Cala Anguila-Cala Mendia)

 26 MANACOR.    CALES DE MALLORCA, ES DOMINGOS Y CALA MURADA

ÁREAS QUE INCLUYE: urbanizaciones Calas de Mallorca, Cala Domingos y Cala Murada, con zona costera que comprende: cala Antena, na Dos Vientos, sa Romaguera, se Domingos Grans, se Domingos Petits, la Punta de sa Fresca, Cala Murada y Ses Penyes Muertas.

EXTREMOS COSTEROS: Límite de Cala Antena. Ses Partions

ÁMBITO DE LA ZONA: Constituyen la zona, los terrenos de las áreas que incluye que están clasificados por el planeamiento general vigente como suelo urbano y urbanizable o apto para urbanizar. Este ámbito y las determinaciones básicas del planeamiento referidas a los
terrenos que se incluyen se recogen de manera indicativa en el plano núm. 26 de la documentación gráfica del Plan. Integran, asimismo, la zona, los terrenos incluidos en las áreas de protección posterior y zonas limítrofes de protección costera definidas en las
determinaciones particulares y los que resulten incluidos en las zonas de reserva y dotacionales definidas por estas determinaciones o que resulten así calificados en aplicación de lo dispuesto en las Normas Generales del Plan. A efectos de la definición de las áreas a que se refiere el apartado anterior, deberá entender por línea de límite de la zona, la línea perimétrica coincidente con el límite del suelo urbano y urbanizable o apto para urbanizar definido por planeamiento.

  • CALIFICACIÓN DE LA ZONA
    • Nivel asignado C
    • Ratio turística: 70 m2 / plaza
  • DEFINICIÓN TURÍSTICA
    • Zona básicamente de vacaciones.
    • Numerosa oferta hotelera y extrahotelera.
    • El tipo de turismo mayoritario es el familiar.
    • Zona turística eminentemente estacional.
    • La zona de Calas de Mallorca es frecuentada preferentemente por ingleses y alemanes.
    • La zona de Cala Murada alberga turismo alemán.
  • RECURSOS TURÍSTICOS
    • Existencia de playas.
    • Facilidades para la práctica de deportes náuticos.
    • Reúne condiciones para la realización de otros deportes.
    • Puerto deportivo.
  • OBJETIVOS
    • Consolidar el turismo en la temporada tradicional.

Plano 26 POOT Cales de Mallorca, Es Domingos y Cala Murada.

La construcción o rehabilitación de infraestructuras es quien vertebra el crecimiento del núcleo urbano de Manacor.

Diversidad de núcleos urbanosSegún el nomenclátor de núcleos urbanos de Baleares, en Manacor hay inventariados 11 núcleos de población, de los cuales 3 son tradicionales. El núcleo de Manacor actúa como centro histórico vertebrador del término municipal y el resto de núcleos urbanos son, en su gran mayoría, núcleos de residencias secundarias o turísticos.

Manacor como centro estructurador supracomarcal a nivel funcional. El sistema urbano de Levante, se estructura a partir del núcleo de Manacor pero su influencia es supracomarcal, ya que la comarca del Migjorn, con la que limita Manacor en su parte sur se estructura funcionalmente en muchos aspectos a partir del núcleo de Manacor. Aunque aún no existe ninguna mancomunidad está en proyecto una que abarca todos los municipios de Levante y algunos del Migjorn como Felanitx y Santanyí.

Las NNSS de planeamiento vigentes han sido modificadas en numerosas ocasiones. Las Normas Subsidiarias de Planeamiento de Manacor vigentes fueron aprobadas definitivamente en 1976. Estas han sido modificadas puntualmente en numerosas ocasiones a la espera de un Plan General que se prevé que se apruebe en el plazo de un año. En últimos 5 años se han modificado sustancialmente en 4 ocasiones, lo que constata la necesidad de un Plan General o de cualquier otro instrumento de planificación adaptado a las necesidades reales del municipio.

Desarrollo urbanístico acelerado en los años 90. Durante la década de los ’90 se han desarrollado numerosos proyectos urbanísticos, sobre todo a partir de 1998, pero no sólo desde la iniciativa privada sino que desde el Ayuntamiento se ha llevado a cabo numerosas actuaciones de construcción, mejora y acondicionamiento de infraestructuras y equipamientos que han favorecido este crecimiento urbanístico.

Patrimonio histórico rico y catalogado. En 1998 se aprobó definitivamente el Catálogo de centros de interés cultural de Manacor y actualmente se hace una gestión efectiva de estos bienes, ya que a pesar de la falta de recursos se realizan proyectos de rehabilitación y mejora de edificios y espacios. De entre todos los bienes patrimoniales destacan la basílica paleocristiana de Son paredes, el claustro de San Vicente Ferrer y el Musas de Historia de Manacor.

La gestión del verde urbano se hace mediante un inventario obsoleto. La información de los espacios verdes urbanos y el arbolado viario de Manacor se ha extraído del inventario realizado en el pliego de condiciones técnicas de la empresa que tiene contratado su mantenimiento y gestión. Este inventario es de hace más de 5 años aunque actualmente se está llevando a cabo una revisión de este desde el Área de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Manacor.

Recientemente ha empezado a controlar desde el Ayuntamiento la gestión que se hace del verde urbano por parte de la empresa contratista pero hasta entonces no había existido un control efectivo de este servicio. Este hecho originaba numerosos problemas ya que las quejas ciudadanas se dirigían directamente al Ayuntamiento y la facturación extra por parte de la empresa contratista era muy elevada.

Caminos y camadas de uso público inventariados y cartografiados. En el término municipal de Manacor existen un total de 92 caminos y 571 camadas de uso público inventariadas. Este inventario recoge una información muy valiosa de esta red de caminos rurales que puede servir para evaluar la conectividad entre espacios naturales en todo el término municipal.

Salvaguardar la gran cantidad de matorrales de acebuche. Poca zona de encinar. Hay una gran franja litoral que está ocupada por este tipo de chaparral de acebuche. Otro hábitat idóneo para el acebuchal es la plataforma del extremo noroccidental del término, donde los matorrales que se inician en el término de Manacor conectan con las formaciones que caracterizan la Marineta de Petra.

En general se puede decir que las marinas de acebuche son la vegetación predominante de las áreas de relieves más abruptos, aunque a menudo acaban presentando una cubierta de pino blanco, como se aprecia en el Fangar, en el monte de s’Heretge o al corazón de Jesús.

El encinar se encuentra muy limitado en Manacor. Los pocos reductos existentes arraigan especialmente en lugares con litologías margosas y con una mayor pluviometría, en este sentido es destacable el encinar de Son bereber, los de Can Queremany y los situados a los pies del monte de en Algodón. Casi por todo el término, es posible encontrar ejemplares aislados o pequeños redondeles de encina, incluso a localizaciones meridionales como s’Espinagar, s’Espitalet o Son Mola.

Gran cantidad de torrentes en todo el término de Manacor. El término se divide en 2 grandes vertientes, a partir de cursos que tienen su cabecera en las sierras de Levante. A continuación se presenta una relación de los torrentes existentes en el término y el lugar donde desembocan.

  • Hay que decir que el torrente de na Borges se ve alimentado por 4 cursos torrenciales: Son Caules, Son Cifre, torrente de Manacor y torrente de Conies.
  • El torrente de ses Talaiola está conformado por la confluencia de dos ramas principales: por el norte el torrente de Son Crespí y por el sur el torrente de So na Moixa. Antes de desembocar se añade el torrente de na Llebrona.

La gran mayoría del cultivo en Manacor es de secano. Poca aportación del regadío. El labrantío comprende el 74% de la superficie. Los cultivos de secano (70,5%) son representados por el almendro, los cereales, la higuera, el algarrobo y la viña. El primero comprende el 32% del secano y aparece en la marina, al plan y al raiguer los montes hasta aproximadamente los 200 metros de altura. Los cereales (29%) son característicos del plan manacorí, a menudo asociados al almendro y la higuera, que tiene una distribución irregular. El algarrobo, cultivado a vaguadas de los collados meridionales y del macizo de Calicant, es poco frecuente. La viña, que en el siglo XIX ocupaba gran parte del plan interior, ha quedado reducida prácticamente al extremo de llebeig del término, y enlaza con el área vitícola felanitxera. Destacan las viñas de Son Perot, Son Caules, Son Moix, Son Fangos, Son Joan Jaume, Albocàsser y Son Banús.

En cuanto al regadío representa el 3,57% del total cultivado. Se localiza en el valle de la Nou, a lo largo de la cual se dan suelos aluviales potentes, las fuentes de Albassalba desde Géminis y de sa Memoria y la red de canalizaciones del torrente de Na Borges, que ha posibilitado la expansión de la superficie. Otras áreas son Son Crespí, Santa Cirga y los alrededores de la ciudad.

Las Áreas Naturales de Especial Interés de Manacor están repartidas por todo el término municipal. Las 5 ANEIs tienen una distribución irregular a lo largo y ancho de Manacor: 2 se encuentran en la parte septentrional del término y el resto (3) se encuentran prácticamente en la parte meridional.

Gran cantidad de cuevas están catalogadas como LICs. Un total de 7 cuevas de Manacor están catalogadas como Lugar de Interés Comunitario. Estas son las siguiente: cueva de Gemelo, de Can Bordils, del Dinero, del Demonio, de sa Gleda desde Pirata y desde Puerto. Aparte de estas cuevas, hay inventariadas un total de 47 cavidades naturales, donde básicamente dos: las cuevas del Drach y las del Hams.

Riesgo de inundación en diferentes tramos del núcleo de Manacor. La ciudad de Manacor es atravesada por el torrente de Sa Cabana, que pasa prácticamente por el corazón del área urbana, así como también por cárcava de sa Moladora, que coincide con la actual ronda del Ferrocarril. Desde el siglo XIX, se han ido sucediendo inundaciones con destrucciones graves asociadas. Destacan 3 episodios muy graves: el 15.8.1850, el 5.10.1932 y el 6.9.1989, además de otro avenidas menores (31.10.1960 y 1.11.1960, 31.8.1989, 28.9.1994, etc.). Las áreas más afectadas son la plaza del Mercado, la avenida del Torrent, la parte baja del arrabal de Fartàritx y el barrio de S’Antigor.

Bajo riesgo geomorfológico y de erosión de suelos. No se han dado casos de deslizamientos o ruptura de bloques de roca fuertemente. La parte del término situada más al noreste, está constituida por una formación de plataforma de origen Escullos similar a la marina de Levante, que en este sector se sitúa adosada a las Sierras de Levante y baja en suave declive hacia la bahía de Alcúdia.

Alto número de incendios así como elevadas hectáreas quemadas en los últimos 30 años. Entre 1970 y 2001, se produjeron 177 incendios en Manacor, que quemaron un total de 2.306,5 Ha, es decir el 0,8% del total de la superficie del término municipal de Manacor. Poco más del 50% de los incendios han sido por causa desconocida, el 25% por razones de negligencia, más de un 1% por causas naturales (rayo) y un 18% de forma intencionada.

Buen sistema de prevención de algunos riesgos que puedan surgir en Manacor. Manacor dispone de un parque de bomberos, catalogado como principal. Hay un Plan de actuación de los bomberos. Este plan de actuación, no es municipal o zonal, sino que todas las estaciones o unidades colaboran entre sí. Pero es obvio que la estación de bomberos de Manacor, es la más empleada y la primera unidad que llega cuando se declara un incendio o una emergencia de gran magnitud (accidente, inundación, etc.).

Hay que recordar que, tanto en el N como en el S de Manacor (Artà y Felanitx), hay 2 estaciones o parques auxiliares (también abiertos todo el año). Estos se convierten con unidades de ayuda según la tipología de catástrofe. Además tienen a su disponibilidad gran número de material y utensilios para prevenir y / o extinguir cualquier riesgo que surja.

Las Normas Subsidiarias y Complementarias de planeamiento del término municipal de Manacor (NNSS), resultaron aprobadas, con prescripciones, por la Comisión Insular de Urbanismo de Baleares a las sesiones de día 24.7.1979 y de 14.5.1980. Las NNSS mantienen las previsiones de desarrollo urbanístico del Plan Olesa de 1945 aprobado por el Ayuntamiento de Manacor. Estas NNSS han sido modificadas puntualmente en numerosas ocasiones a la espera de la aprobación del Plan General de Ordenación Urbana.

Algunas determinaciones de las NS han sido alteradas mediante procedimientos tramitados por el Consejo de Mallorca por aplicación del art 51 del TRLS en los siguientes aspectos:

    • Desclasificación del polígono 04:21 cala Pequeña mediante NNSS definitivamente aprobadas en fecha 24.7.1997.
    • Desclasificación de los polígonos 9-1, 6-22, 6-23, 6-27, 6-28, 6-3, 10-3-2 2ª fase (extensivas de Cala Anguila y Cala Murada) y 3-5, 3 -6, 3-8, 4-18 (extensivas de cala Moreia y cala Magrana), mediante NS definitivamente aprobadas en fecha 15.10.1999.
    • 􏰀Las determinaciones sobre la ordenación del suelo rústico del término se vieron afectadas por la LEN, que calificó como áreas de especial protección las áreas de Calas Vírgenes de Manacor, Na Borges, Calicant, se Fangar, la Punta y S’Algar .
    • Las determinaciones de las NS han sido afectadas por diversos PDS vigentes y resultaron directamente modificadas por las determinaciones de las DOT que, además de la incorporación de las distintas categorías de suelo rústico definidas y posteriormente concretadas por el Plan Territorial de Mallorca, supusieron una afectación de las áreas de desarrollo urbano previstas ya que provocaron la desclasificación de los sectores del suelo urbanizable incluidos en los supuestos de desclasificación directa que las DOT establecían.

Características básicas de las normas subsidiarias y complementarias. La estructura territorial del término viene concretada con carácter general por los siguientes aspectos:

MANACOR: Evolución urbana

La definición de los distintos ámbitos de desarrollo urbano correspondientes a cada uno de los núcleos: Manacor, Son Talent y Son Macià en el interior, y desarrollos costeros de Cala Anguila, Cala Mendia, s’Estany d’en Mas, cala Magrana, Cala Murada, Calas de Mallorca, cala Domingos y s’Illot en la costa.

  • Las distintas calificaciones de suelo rústico definidas por las NNSS: agrícola y ganadera, excedente y forestal a las que se superponen las definidas por la LEN y las DOT.
  • La previsión de las infraestructuras viarias con la incorporación de grandes actuaciones: desdoblamiento de la C-715, variantes norte y oeste de Manacor, variante de Porto Cristo, etc.
  • La previsión del resto de infraestructuras territoriales: abastecimiento, saneamiento, energía eléctrica, FC, instala ?? instalaciones portuarias, etc.
  • La previsión del resto de sistemas generales de equipamientos y zonas verdes.

Las NS preveían inicialmente un total de 880,07 ha de suelo destinado a desarrollo urbano y clasificado como suelo urbano o urbanizable, con una densidad media de 174,57 hab./ha y una capacidad potencial total, de acuerdo con las densidades globales fijadas para cada polígono, de 153.636 habitantes. Actualmente este techo poblacional se ha reducido a 112.251 habitantes por medio de una modificación puntual de las normas subsidiarias y complementarias de Manacor 1/2007 (BOIB núm. 22 de 10-02-2007).

Para la ordenación del suelo urbano y urbanizable y con la excepción del CITN de Calas de Mallorca, las NS dividen los ámbitos de desarrollo urbano en polígonos distintos, con definición de su superficie global y asignación de densidad global y calificación. La distribución por núcleos es la siguiente:

  • Manacor: en suelo urbano 18 polígonos identificados del 1.1 hasta el 1:18, todos de uso residencial con excepción de 2 polígonos de servicios (1.15 y 01:17) y 1 polígono asistencial (01:16). En suelo urbanizable 3 polígonos residenciales (01:22, 01:29 y Son Talent) y 5 de servicios (uno y veintiséis, 1:27, 1:28, polígono industrial y su ampliación).
  • Porto Cristo: en suelo urbano 15 polígonos con usos residenciales (4.1 hasta 4.8; 10.4 hasta 04.12; 14.04 hasta 4.17), 1 de servicios (4.9 y polígono A). En suelo urbanizable 1 polígono de servicios (polígono A), otro de equipamiento docente (polígono B) y los 2 polígonos correspondientes a la zona de las cuevas (04/19 y 20/04).
  • Son Macià: un polígono residencial (2.1).
  • Cala Anguila, Cala Mendia, s’Estany d’en Mas y cala Granada: en suelo urbano 22 sectores de uso residencial o turístico (5.1 hasta 5.4; 6.1 y 6.2; 6.4 hasta 6.19). En suelo urbanizable 4 sectores (06:20 hasta 06:23).
  • Cala Murada y cala Domingos: en suelo urbano 2 polígonos de uso residencial y turístico (10.1, 10.3) y 1 polígono de servicios (10.2). En suelo urbanizable 4 polígonos (7.1 hasta 7.4) correspondientes al sector de cala Domingos.
  • Calas de Mallorca: se respetaba la ordenación establecida para el CITN. S’Illot: en suelo urbano 4 polígonos de usos residencial o turístico (3.1 hasta 3.4) y 1 polígono de
    servicios (3.9).

Las NS definen para cada polígono su calificación específica, con la siguiente distribución según los núcleos:

  • Manacor: en suelo urbano se definen 6 calificaciones por tipologías de edificación continua (singular antigua, general antigua, isla singular, intensiva A1, intensiva A2, intensiva B1), una calificación de tipología aislada (extensiva E), además de la tipología de la zona de Fartàritx (protección molinos), la de la zona de las 12 islas (intensiva en manzana abierta, que luego fue desarrollada mediante un estudio de detalle), la calificación de los servicios y la asistencia sanitaria. En suelo urbanizable, una calificación para tipología aislada (extensiva baja), además de las de servicios y uso deportivo y las definidas por cada plan parcial.
  • Porto Cristo: en suelo urbano se definen 2 calificaciones para tipologías de edificación continua (intensiva C, intensiva D2), 3 para tipologías aisladas (extensiva F1, extensiva G1 y extensiva G2), además de la calificación para servicios de uso deportivo. En suelo urbanizable, la calificación correspondiente a la zona de las cuevas (especial cuevas) y las de los polígonos A y B.
  • En Son Macià una única calificación para tipología de edificación continua (intensiva B2).
  • Cala Anguila, Cala Mendia, s’Estany d’en Mas y cala Granada: en suelo urbano, se definen 6 calificaciones, todas ellas para tipologías de edificación aislada (extensiva F1, extensiva Y, extensiva F2, extensiva G1, extensiva G2, extensiva hotelera I). En suelo urbanizable una única calificación (extensiva para tipología de edificación aislada).
  • Cala Murada y cala Domingos: en suelo urbano 2 calificaciones para uso residencial y turístico (Extensiva y extensiva H) y 1 calificación para usos de servicios ZS, todas ellas para tipología de edificación aislada. En suelo urbanizable una única calificación G1) asimismo para tipología de edificación aislada.
  • Calas de Mallorca: se respetaba la ordenación establecida por CITN, con un total de 7 zonas, en la primera península, única que mantiene la clasificación: I. Residencial con parcelas ?? la gran, III. Residencial de conjuntos o agrupaciones, IV. Residencial de apartamento, V. Hotelera, VIII. Comerciales, IX. Zonas residenciales recreativas y X. Edificios públicos.
  • S’Illot: en suelo urbano 4 calificaciones, todas ellas para tipología de edificación continua (intensiva B2, intensiva C, intensiva D1 y intensiva D2). En suelo urbanizable 1 calificación correspondiente a la zona de servicios.
  • En carácter general, las calificaciones correspondientes a tipologías de edificación continua se regulan mediante definición de la ocupación máxima y de la altura edificable, que generalmente va en función de la anchura de la calle. En el caso del núcleo de Manacor, la regulación de empleos y alturas permitidas fue objeto de interpretación unitaria mediante la elaboración de un Plan de Profundidades y Alturas Edificables en que se definieron los parámetros mencionados para cada una de las islas definidas. En el resto de núcleos, las reglas de aprovechamiento aplican caso por caso.

Estructura general y características tipológicas del tejido urbano MANACOR.

En cuanto a las tipologías de edificación aislada, las condiciones de aprovechamiento están definidas mediante la fijación del índice de edificabilidad (entre 3 y 1 m3 / m2), ocupación máxima (en torno al 30% – 40%, con algunas excepciones del 20% y 60%) y altura máxima permitida (entre 2 y 4 plantas, con alguna excepción de 5 plantas en parcelas de uso hotelero, y libertad en cuanto al número de plantas en la zona hotelera del CITN de Calas de Mallorca).

Inundabilidad. Zona MANACOR

Núcleo de Manacor: Previsión de una infraestructura viaria perimetral que define las grandes piezas del tejido urbano, constituidas por la carretera de Palma, el eje paseo de la Estación-paseo del Ferrocarril – avenida del Parque, la ronda del Puerto y la ronda de Felanitx.

  • Previsión de los sistemas generales de equipamiento y de los espacios libres públicos más importantes que cuentan con el apoyo de los ejes viarios anteriores.
  • Ordenación mayoritaria del tejido urbano mediante tipologías de edificación continua de 3 y 4 plantas de altura, con previsión de franjas de mayor altura en las fachadas los ejes más importantes, constituidos, además de los citados, por la calle de Jordi Sureda, las avenidas de Mossèn Alcover, Salvador Juan y Fray Junípero Serra, el paseo de Antonio Maura, la avenida de baja desde Coso, la vía de Portugal, la avenida del Torrent, la rambla del Rei En Jaume, etc.
  • Previsión de una amplia zona de servicios al norte de la carretera de Palma y de 2 zonas residenciales de tipología extensiva en el exterior de la avenida del Parque y de la ronda del Puerto.
  • Previsión de una ordenación adecuada según la protección otorgada a la zona de Fartàritx y de una ordenación específica para la zona de las 12 islas.
  • Previsión del desarrollo de la zona industrial y de servicios en el límite oeste del núcleo, reforzada en la C-715.

Núcleo de Son Macià:

  • Previsión de una pieza de suelo urbanizable, actualmente desclasificada, que dotaba de cohesión el suelo clasificado como urbano.
  • Previsión de los equipamientos en el extremo sureste del núcleo.
  • Ordenación de la totalidad del núcleo mediante tipología de edificación continua.

S’Illot inundabilidad MANACOR

Núcleo de S’Illot:

  • Previsión de un desarrollo urbanístico compacto en base a tipologías de edificación continua de altura variable entre 2 y 5 plantas en función de la anchura de la calle.
  • Poca previsión de zonas de equipamiento y de espacios libres públicos coincidentes su mayoría
    con la franja litoral.

Núcleo de Porto Cristo:

  • Previsión de la ronda del Oeste, en el límite norte del casco, que conecta la carretera de Manacor con la de Son Carrió y la de Son Servera.
  • Emplazamiento en el entorno de las carreteras en Son Carrió y Son Servera de las grandes piezas de equipamiento, con previsión de espacios libres públicos de carácter lineal en torno al frente litoral.
  • Previsión de consolidación urbana mediante tipologías de edificación continua a los 2 lados de los ejes de penetración hasta el mar constituidos por la calle del Puerto y las avenidas de los Pinos, de Joan Amer y de su Fonera; con previsión de una ordenación especial para la primera línea frente al mar, a lo largo de los espacios libres contiguos con la zona portuaria.
  • Complemento de las zonas anteriores mediante desarrollos extensivos de tipología aislada a ambos lados del límite S de la avenida de sa Fonera y en la zona entre la ribera S del Puerto y cala Murta.

Núcleo de Cala Anguila, Cala Mendia, s’Estany d’en Mas y cala Granada:

  • Previsión de desarrollos costeros de carácter extensivo y tipología de edificación aislada a lo largo de la franja litoral y apoyados en las penetraciones desde la carretera de Porto Cristo a Portocolom, fruto de desarrollos urbanísticos parciales poco cohesionados.
  • Previsión de zonas de equipamiento apoyadas al viario interior paralelo a la costa, con previsión de espacios libres públicos en la franja litoral.

Cala Antena, Cala Domingos y Cala Murada – MANACOR. Riesgo inundabilidad

Núcleos de Calas de Mallorca y Cala Murada:

  • Previsión de desarrollos urbanísticos de carácter extensivo en base a tipologías de edificación aislada que se expanden hacia el interior a partir de la franja litoral y a lo largo de las penetraciones desde la carretera de Porto Cristo a Portocolom, fruto de desarrollos urbanísticos parciales, con escaso grado de homogeneidad, entre ellos el CITN de Calas de Mallorca desarrollado al margen de la normativa urbanística en base a su normativa específica.
  • Escasa previsión de zonas de equipamiento con grandes superficies de espacios libres públicos coincidentes en su mayoría con cauces y torrentes.
  • Referente al sistema general de espacios libres públicos, las NS prevén una superficie total de terrenos así calificados de 190 ha; de las cuales 48,9 en el núcleo de Manacor; 17,6 ha (13.1) a Porto Cristo; 3,6 ha (4.2) en Son Macià; 18.1 ha (21.3) en el núcleo de Cala Anguila, Cala Mendia, s’Estany d’en Mas y cala Granada; 100,8 ha en Cala Murada (83.4) y Calas de Mallorca (15.9); y 4,1 ha (04:35) a S’Illot. De la globalidad de superficie de espacios libres prevista resultaría un ratio de 12,36 m2/hab. respecto de la capacidad potencial del planeamiento, con ratios parciales para núcleos entre los 4 m2 / hab. de s’Illot y los 53,4 m2 / hab. de la zona de Cala Murada y Calas de Mallorca.

MANACOR PGOU-2011 Estructura General

El Plan General de Ordenación Urbana
En el marco definido por el Plan Territorial de Mallorca y de conformidad con la legislación vigente, el Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) actualmente se encuentra en tramitación. Este Plan constituirá el instrumento de ordenación integral del territorio del término municipal para que definirá los elementos básicos de la estructura general y orgánica del territorio; clasificará el suelo mediante el establecimiento de los regímenes jurídicos correspondientes a cada una de sus clases y categorías; y delimitará, de manera directa o por medio de sus instrumentos de desarrollo, las facultades urbanísticas del derecho de propiedad del suelo, especificará los deberes que condicionan la efectividad y el ejercicio legítimo de estas facultades.

El desarrollo y ejecución del PGOU es competencia del Ayuntamiento, sin perjuicio de la participación de particulares, de acuerdo con la actual legislación y con los documentos de carácter vinculante que se integran en el PGOU. En el ámbito de sus respectivas atribuciones y competencias corresponderá al resto de organismos y de administraciones públicas el desarrollo de las infraestructuras, servicios y equipamientos, así como la cooperación con el Ayuntamiento para conseguir la mayor eficacia en la ejecución del planeamiento urbanístico. El PGOU se desarrollará, según cada clase de suelo y teniendo en cuenta la legislación vigente, mediante planes parciales, planes especiales, estudios de detalle, polígonos o unidades de actuación y actuaciones aisladas, en su caso, se llevarán a efecto en través de los correspondientes proyectos de urbanización, proyectos de dotación de servicios o proyectos de obra ordinarios.

El Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) del municipio de Manacor ha sido modificado por la Ley 6/1998, sobre régimen del suelo y valoraciones, la legislación supletoria contenida en el Real Decreto 1346/1976, de 9 de abril , por el que se aprueba el texto refundido de la Ley sobre régimen del suelo y ordenación urbana, y demás legislación y normativa urbanística aplicable. El Pleno del Ayuntamiento, en fecha de 30 de marzo de 2007, en sesión extraordinaria, acordó la aprobación inicial del PGOU y fue publicada en el BOIB núm. 66 de 3.5.2007. A partir de esta fecha las administraciones públicas (Ayuntamiento de Manacor y Consejo de Mallorca) tenían dos años para aprobar definitivamente el PGOU. Durante estos 2 años de tramitación se cumplió con la normativa establecida por el Plan General.

El PGOU estuvo en exposición pública en el claustro San Vicente Ferrer (Manacor) desde día 3.5.2007 hasta el 31.8.2007. Además, tal y como prevé la legislación vigente (la Ley de evaluaciones ambientales estratégicas, la Ley del suelo de 1976, etc.), el Ayuntamiento de Manacor ha pedido informe a 30 organismos públicos (de Medio Ambiente, Consejería de Ordenación del Territorio, Consejería de Turismo, Consejo de Mallorca, etc.) para que comprueben si el PGOU se adapta a la normativa competente (Plan Territorial de Mallorca, Plan de Ordenación de la Oferta Turística, sector energético, etc.). Actualmente, algunas de estas entidades todavía no han tramitado su informe al Ayuntamiento de Manacor. El Ayuntamiento de Manacor ha recibido mediante registro de entrada 276 a las alegaciones procedentes de entidades diversas, y las ha analizado para saber cuáles han de desestimar (siguiendo las directrices legislativas) y cuáles se deben aceptar y consiguientemente aplicar las modificaciones en los puntos en el que el PGOU se ve afectado. Si las modificaciones del PGOU no son sustanciales, se llevará de nuevo al Pleno del Ayuntamiento para su aprobación provisional y posteriormente se remitirá al Consejo de Mallorca para su aprobación definitiva.

MANACOR Usos del Suelo

Mientras tanto, el Ayuntamiento de Manacor como administración municipal responsable del planeamiento ha de incorporar las determinaciones pertinentes en cuanto a los usos admisibles en zonas inundables, establecidos fundamentalmente en función de la peligrosidad (extensión y características de velocidad y altura de agua para distintos niveles de probabilidad), redactando, “Estudio Hidráulico y Delimitación de zonas inundarles que afectan a los núcleos urbanos del término municipal de Manacor”. 

Mapa de zonas de riesgo por inundabilidad en MANACOR

De acuerdo con el Atlas de delimitación geomorfológica de redes de drenaje y llanuras de inundación de las Islas Baleares elaborado por la Dirección General de Recursos Hídricos en el año 2001, en el término municipal de Manacor tenemos varias zonas inundables que afectan núcleos urbanos: • Manacor. • S’Illot. • Porto Cristo. • Cala Anguila. • Cala Mendia. • Estany d’en Mas. • Cala Antena. • Cala Domingos. • Cala Murada.

PLA TERRITORIAL DE MALLORCA. Manacor

En 2004 se aprueba el Plan Territorial de Mallorca (aprobado po el Pleno de 13.12.2004, BOIB 188 ext de 31.12.2004), y hoy, 13 años después, el Consell se prepara para darlo por finalizado, la consellera de Territori de la institución, Mercedes Garrido, acaba de firmar la orden para que los funcionarios de la institución inicien la revisión del texto bajo los criterios de «sostenibilidad» y «protección del paisaje». 

El plan aprobado en 2004 acaba su vigencia con una eficacia como mínimo dudosa. En estos momentos solo lo cumplen seis municipios: Costitx. Sant Joan, Artà, Son Servera, Inca, Calvià y Alcúdia, aunque la consellera de Territorio asegura que al menos ha servido para contener el crecimiento desaforado de los años previos a su aprobación. La norma es muy compleja y esa es una de las razones que explican por qué los ayuntamientos no cumplen, pero Mercedes Garrido explica que, además, se ha producido otro fenómeno para entender el bajo nivel de adaptación: muchos ayuntamientos han iniciado los trabajos pero se han enredado después en el cumplimiento de normativas diversas –techo de población, zonas verdes o planes de equipamientos– que han complicando la adaptación.

Las Bases del Modelo Territorial de Mallorca pretenden servir de esquema general de referencia y de orientación así como de punto de partida para la realización de actuaciones concretas en el territorio que permitan reducir y mitigar los problemas detectados en la isla. El modelo territorial propuesto pretende ser una imagen global de la isla y de su organización territorial, y el marco en el que se deben coordinar con la mayor eficacia y coherencia las actuaciones sectoriales.

  • PILAR 1.- Una distribución coherente del crecimiento que reequilibre el desmesurado proceso urbanizador de los últimos años, que se ha concentrado prioritariamente en los municipios turísticos de la costa.
  • PILAR 2.- Un territorio protegido; hay que pensar en Mallorca como un territorio único y continuo en donde cada pieza tiene su papel y donde los espacios tanto urbanos como rurales y naturales se relacionan armónicamente
  • PILAR 3.- Reenfocando el desarrollo. Nuevos parámetros para asentarse sobre el territorio, que pongan fin a la degradación urbanística de la isla y que suponga el inicio de una recuperación de la misma. En este contexto son de vital importancia los Planes de Reconversión Territorial y Proyectos de Mejora Territorial que conlleven una mejora de los espacios degradados desde un punto de vista urbanístico y medio ambiental respectivamente.
  • PILAR 4.- Las comunicaciones entre todos los puntos de la isla, que resuelva los déficits de infraestructura, especialmente comunicaciones, que actualmente tiene Mallorca, dentro del obligado respeto al medio natural. Las infraestructuras deben implantarse pacíficamente en el territorio, sin que sean elementos degradadores del mismo.
  • PILAR 5.- Hacia una nueva economía. Nuevos focos de actividad que den valor a las potencialidades de desarrollo económico que tiene la isla.

Centros urbanos degradados. Se contempla asimismo una nueva figura de protección y/o recuperación de los centros urbanos de poblaciones que han sufrido una fuerte presión renovadora en el s. XX, con la consecuente pérdida de su identidad original y degradación de sus núcleos históricos, como es el caso de Inca y de Manacor. En ambos casos se han definido unas áreas de reconversión territorial (ART 12) para poder desarrollar las operaciones necesarias de mejora del paisaje urbano. Los planeamientos generales de cada municipio deberán prever los planes concretos para dichos centros, como Planes Especiales de Protección y Reforma Interior (PEPRI), o bien a través de una normativa específica para dicha zona incluida en el mismo planeamiento general

Operaciones estratégicas de rehabilitación y de mejora de los accesos y de la calidad urbana de los 3 nodos territoriales de la isla: Palma, Inca y Manacor.

ART 11.2.- Fachada de Manacor. Sus objetivos son:

  • Mejora de la imagen de la ciudad.
  • Mejora de los accesos a la ciudad, mediante la creación de nuevos accesos desde la futura ronda norte de circunvalación.
  • Creación de una nueva área para usos dotacionales.
  • Creación de un área de servicios ligada al Hospital de Manacor

Justificación de las ART 12, Centros Históricos DegradadosEstas áreas de reconversión son actuaciones previstas para mejorar los centros urbanos degradados de los 3 centros principales de Mallorca, es decir, los cascos antiguos de Palma, Inca y Manacor, no se individualizan porque los objetivos son válidos para los 3. Sus objetivos son:

  • Actualización o realización del estudio de la edificación y tipologías existentes.
  • Actualización del catálogo de edificios a proteger.
  • Demolición de elementos arquitectónicos inadecuados
  • Adecuación de las ordenanzas de edificación a las tipologías edificatorias tradicionales.
  • Creación de mecanismos para el fomento de las operaciones de rehabilitación de edificios protegidos.
  • Definición de ámbitos urbanos a proteger.
  • Mejora de accesibilidad peatonal y rodada.
  • Recuperación de espacios públicos de interés.
  • Propuesta de usos y equipamientos dinamizadores de la recuperación del casco antiguo… 

PIAT. Usos del Suelo

El PIAT (Plan de Intervención en ámbitos turísticos de la Isla de Mallorca), quedó aprobado por  Acuerdo del Pleno del Consejo de Mallorca de día 28.7.2017, relativo al trámite de audiencia y exposición pública del avance del «Plan de intervención en ámbitos turísticos de Mallorca (PIAT)» como plan director sectorial.

El PIAT, es un Plan que debe contribuir a ordenar la actividad turística de la Isla de Mallorca. Según la Ley 8/2012, se trata de un Plan director sectorial, cuyo objeto debe ser regular el planeamiento, la ejecución y la gestión de los sistemas generales de infraestructuras, los equipamientos, los servicios y las actividades de explotación en el ámbito turístico.

Según esta Ley, el PIAT puede delimitar zonas y ámbitos en la isla de Mallorca, y establecer para cada una de ellas parámetros mínimos de superficie, volumetría, edificabilidad y equipamientos, así como establecer una densidad global máxima. Por ello de manera general, algunos de los objetivos fundamentales del PIAT deberían ser los siguientes:

  • Definir el Modelo Turístico para la isla de Mallorca. El PIAT es una oportunidad para reconsiderar el modelo turístico territorial de la isla.
    • La isla de Mallorca ha sido uno de los destinos turísticos principales del Mediterráneo, desde mediados del siglo XX. Como consecuencia del proceso de turistización, de más de medio siglo, se han ido superponiendo diferentes modelos turístico-espaciales que han ido configurado el modelo territorial actual: desde las zonas turísticas fordistas ejecutadas en los “primeros boom turísticos” y hasta la década de 1990, que constituyen las zonas turísticas tradicionales, hasta el modelo postfordista dominado por procesos de difusión del turismo residencial de las últimas décadas. Así, en la actualidad la isla se ha convertido en un gran espacio turístico. El POOT de 1995 ordenaba básicamente las zonas turísticas tradicionales, pero ahora el marco ha cambiado y toda la isla de Mallorca debería considerarse como un gran espacio turístico.
    • A lo largo de la costa se distribuyen los centros turísticos. A grandes rasgos, se puede decir que en la bahía de Palma, se disponen los espacios producidos durante el primer boom turístico (1956-1973), Playa de Palma y Palmanova, apéndices de la ciudad, que aún concentraban en espacios relativamente congestionados, 72.995 plazas, en 2010, el 25% del total de la isla. Al Levante (86.458 plazas entre Cala Rajada y Cala Llomards al 2010) y bahías del norte (60.308 plazas en 2010), hay centros turísticos originados al primer boom pero que se consolidaron en el segundo (1973- 1990).
    • A lo anterior hay que añadir, que en las 2 últimas décadas se han ido consolidando los procesos de turismo residencial que hoy afectan a todo el territorio insular.
  • Delimitación de zonas turísticas maduras y ámbitos de intervención para la ordenación de la actividad turística. Una de las principales tareas del PIAT debería ser el establecimiento de zonas y ámbitos que se regulen y ordenen de manera específica, en función de las características territoriales, paisajísticas, de las tipologías del destino turístico, infraestructuras y equipamientos disponibles, etc, con el fin de mejorar o mantener su calidad.
  • El PIAT deberá ordenar la actividad turística en la isla de Mallorca, lo que significa que podrá establecer la ordenación tanto del alojamiento (establecimientos turísticos tradicionales y comercialización de estancias turísticas en viviendas), como de los recursos turísticos, como de otros factores, que a pesar de ser externos puedan incidir en la actividad turística o se puedan ver afectados por esta.

Considerando el conjunto de Mallorca, el PIAT subdivide la isla en una serie de sistemas turísticos territoriales, es decir, unidades funcionales, atendiendo a cuestiones como la relación entre núcleos y su entorno, las dinámicas socioeconómicas, los principales elementos que estructuran el territorio, rasgos de identidad y otros aspectos que hacen que tenga un comportamiento diferenciado respecto de los otros, priorizando por supuesto, su relación con la actividad turística.

Esta primera aproximación territorial por sistemas, ante la definición de ámbitos concretos, es fundamental para hacer frente a la complejidad de la actividad turística en la isla, entendiendo que siempre hay presentes 3 variables principales como son el alojamiento, el recurso turístico y la movilidad, la relación, difícilmente se puede circunscribir dentro de un ámbito preciso. Además, en términos generales, los efectos de las dinámicas turísticas y otras factor externos superan el entorno eminentemente turístico, incidiendo sobre una franja del territorio mucho más amplia a su alrededor. Por ejemplo, las nuevas formas turísticas emergentes, como la vivienda objeto de estancias turísticas, el agroturismo o los hoteles de ciudad o de interior, combinados con la mejora de las infraestructuras de movilidad, han supuesto la dispersión de la actividad turística en todo el territorio insular. En este sentido, la división de la isla por sistemas turísticos territoriales, nos permitirá identificar la situación y la incidencia de estas dinámicas turísticas a partir de las diferentes realidades territoriales de la isla, teniendo en cuenta sus singularidades, potencialidades, puntos críticos y/o carencias específicas permitiendo establecer objetivos concretos para los diferentes casos, además de los que se puedan establecer genéricamente por el conjunto de la isla.

Se define por tanto, un sistema turístico territorial para cada una de las conurbaciones turísticas, integrante, toda la franja territorial y el medio rural de segunda línea, con las infraestructuras y el principal núcleos de interior de referencia. A estas zonas, se podrían considerar subsistemas del Sistema turístico territorial al que pertenecen. En el mismo orden, darían lugar a los siguientes 6 sistemas turísticos territoriales:

1. STT Bahías del Norte
2. STT Península de Levante
3. STT Costa de Levante Sur
4. STT Migjorn
5. STT Playa de Palma
6. STT Litoral de Poniente

Por su singularidad territorial, se ha definido otro sistema correspondiente al entorno Metropolitano. Este sistema concentra la mayor parte de la población residente de Mallorca y las principales infraestructuras insulares. La incidencia de la actividad turística es particular y muy relevante respecto al resto de la isla en cuanto al fenómeno de viviendas turísticas, la afluencia de cruceros y, en términos generales, por la intensidad creciente del turismo urbano, concentrado principalmente en el centro histórico, pero que empieza a extenderse de manera significativa hacia otros barrios como el Molinar y Ciudad Jardín.

En cuanto a la Sierra de Tramuntana, con una entidad suficientemente consolidada, se ha considerado como un sistema turístico territorial independiente, desvinculando aquellas zonas turísticas que tienen una relación funcional y territorial más directa con los sistemas turísticos territoriales contiguos como es el caso de Cala San Vicente y la Península de Formentor, más relacionados con el STT Bahías del Norte; o de San Telmo, más vinculado al STT Litoral de Poniente.

En cuanto al territorio del interior de la isla, donde no hay zonas turísticas como tal, se han considerado el Raiguer y el Plan como sistemas turísticos territoriales independientes, tanto por las diferencias en las relaciones territoriales y funcionales de cada una de ellas, condicionadas en gran medida por la presencia de la autopista Palma-Inca, como por las particularidades en su configuración paisajística.

Por lo tanto, quedarían definidos 4 sistemas turísticos territoriales más:

  7. STT Área Metropolitana
  8. STT Sierra Tramontana
  9. STT Raiguer
10. STT Es Pla

SISTEMA TERRITORIAL: PENÍNSULA DE LEVANTE

El Sistema Territorial de la Península de Llevant se articula sobre el eje septentrional de las Sierras de Levante. Desde el cabo Ferrutx y hasta la altura aproximadamente del núcleo de Manacor en el sur. En este sistema territorial se incluyen las zonas urbanas litorales de: Cala Mesquida, Cala Rajada, Canyamel, Costa de los Pinos, Cala Bona, Cala Millor, Sa Coma, S’Illot, Porto Cristo, Cala Anguila, Cala Mendia y se estanque de Mas. Hacia el interior el sistema se completa incluyendo las cabeceras de los principales municipios afectados (Artà, Capdepera, Son Servera, Sant Llorenç y Manacor) conectados a través de la carretera MA- 15. Se extiende hacia el interior hasta na Borges. Así el sistema está integrado por los siguientes municipios total o parcial: Artà, Capdepera, Son Servera, Sant Llorenç y Manacor. Y puntualmente Petra.

ALOJAMIENTO TURÍSTICO. OFERTA DE ALOJAMIENTO. Evolución de las plazas turísticasAl sistema territorial los momentos de mayor producción de plazas turísticas coincidieron con la segunda mitad de los años 60′ y la primera mitad de los años90′. Se ha dado un incremento constante de las plazas desde mediados del 60′ hasta finales de los 90′, a partir de entonces tanto las plazas como los establecimientos se estanca. Al 2016 el stock de plazas es de 62.561, lo que representa el 21,69% del total insular. 

El grupo de hoteles representa el 87,29% del alojamiento del sistema territorial, y los apartamentos sólo representan el 11,72%. En cuanto a categorías, los hoteles de 3 o más estrellas representan el 79,16% del alojamiento. Las plazas en apartamentos tienen una categoría media de 2,25 llaves y las plazas en hoteles de 3,53 estrellas. 

Hay 2 grandes centros turísticos que concentran la mayor parte de las plazas del sistema, se trata de una parte del área urbana formada por Cala Literas-Cala Rajada-sa Pedruscada-Font de sa Cala de la Playa con 13.583 plazas, y por otra área urbana formada entorno a Cala Millor, Cala Bona-Cala Millor-Port Verd-s’Illot-Sa Coma-Son Moro, con 36.442 plazas.

En cuanto a la categoría de los establecimientos, destacar que hay algunos núcleos con categorías medias de los hoteles por debajo de las 3 estrellas: Cala Rajada, Canayamel, Son Moll, Cala Bona, Cala Millor, s’Illot y Lago de Mas. Las 2 principales zonas con respecto al número de plazas sa Coma y Son Moro, tienen en cambio categorías medias superiores a 3 estrellas. En cuanto a la categoría media de los apartamentos, Cala Rajada, Canayamel, Font de sa Cala, S’Illot, Cala Millor, tienen categorías medias por debajo de las 2 llaves. Operaciones de reforma y ampliación (2012-2016)

Los datos sobre renovación de establecimientos entre 2012 y 2016, dejan patente que el municipio de Sant Llorenç es donde más establecimientos se han renovado, logrando un porcentaje del 54,35%. Por otra parte, en el extremo contrario encontramos Manacor con un porcentaje del 15,38% de los establecimientos renovados, si bien hay que decir que en este caso que hay muchos establecimientos en suelo rústico que pueden distorsionar el resultado. El resto de municipios presentan datos similares que oscilan entre el 27% y 35%. 

Oferta reglada. Según datos disponibles del Registro de establecimientos turísticos (Consejería de turismo 03/29/2016), al sistema territorial de la Península de Levante había 810 viviendas que se comercializan para estancias turísticas, con una capacidad de 5.262 plazas. Estas plazas representan el 8,41% del total de plazas del sistema. Según datos estadísticos de la Consejería de Turismo, a junio de 2016, en los municipios que forman parte del sistema territorial (Artà, Capdepera, Son Servera, San Lorenzo, Manacor; aquí se incluyen íntegramente 2 municipios que sólo están parcialmente al sistema: Artà y Manacor) había 1.675 viviendas que o bien están registrados o están tramitando el alta en el Registro, lo que representaba 10.463 plazas, y el 13% del total de plazas existentes en estos municipios.

Oferta reglada y no reglada. Sin embargo, según estudios realizados podrían existir en el sistema territorial turístico 2.457 viviendas que se comercializan y unas 15.961 plazas. El porcentaje aproximado de plazas en viviendas al sistema territorial turístico estaría alrededor del 20,33% sobre el total de alojamiento. 

Oferta no reglada. Por las investigaciones realizadas, el porcentaje de viviendas no reglados comercializados podría suponer cerca de un 41,4%, y se situarían principalmente a los centros turísticos del litoral. Para este cálculo se han tenido en cuenta tanto las viviendas que están registrados como aquellos que estarían en proceso de regularización, y por tanto, se ha tenido que hacer una extrapolación de los valores dentro del sistema territorial a partir de los valores municipales.

Distribución espacial. Una parte importante de las viviendas turísticas del sistema están en suelo rústico, podrían representar un 42%. El resto de viviendas se encuentran especialmente en todas las zonas turísticas y los núcleo de Artà o Capdepera.

Viviendas. Capacidad de alojamiento estado y antigüedad. En el sistema territorial hay 41.465 viviendas, de las cuales un 14% son secundarios y un 17% se encuentran vacíos. Si observamos los datos por tipología de vivienda según el censo del 2011, el 68% de las viviendas de todo el sistema territorial son de uso principal. En el municipio de San Lorenzo es el que tiene el mayor porcentaje de viviendas secundarias, mientras que en Capdepera y Son Servera el porcentaje de de viviendas vacías llega al 20%. En cuanto a los núcleos, se puede observar como los del litoral el porcentaje de viviendas vacías y secundarios es muy elevado, llegando en algunos casos a superar el 50% del total de viviendas (S’Illot-Cala Morlanda, Provensals, Fuente de sa Cala, se Cargador, Canyamel). Salvo los asientos de Cala Rajada, Cala Mesquida o Cala Gat, todos los litorales tienen porcentajes de viviendas secundarias y vacías superiores al 30%.

Usos del suelo. STT Península de Levante

Conclusiones. Este sistema está definido por el eje septentrional de las Sierras de Levante (Macizo de Artà y Sierra de Calicant). Se extiende desde la cabeza Ferrutx el N y hasta la altura del núcleo de Manacor en el S. Se trata de un sistema configurado principalmente entorno a calas más pequeñas. El litoral N de Cala Rajada, hasta el Cap Farrutx presenta un mejor estado de conservación coincidiendo con el Parque de Levante. Desde Cala Rajada hasta s’Estany d’en Mas, en el litoral, se suceden las urbanizaciones turísticas o turístico-residenciales, dejando pocos espacios naturales entre ellas. Los dos centros turísticos principales, sobre los que pivota el resto de litoral, son Cala Rajada y Cala Millor-sa Coma.

Hacia el interior el sistema se ha completarse con la inclusión de las cabeceras de los principales municipios afectados (Artà, Capdepera, Son Servera, Sant Llorenç y Manacor) conectados a través de la carretera Ma-15.

A continuación se detallan las principales conclusiones por el sistema territorial:

Alojamiento

  • Uno de los sistemas con un mayor número de plazas en establecimientos convencionales (62.561 personas). Hay 2 grandes centros turísticos que concentran la mayor parte de las plazas del sistema, se trata de una parte del área urbana formada por Cala Literas-Cala Rajada-sa Pedruscada-Font de sa Cala de la Playa con 13.583 plazas, y por otra área urbana formada entorno a Cala Millor, Cala Bona-Cala Millor-Port Verd-s’Illot-Sa Coma-Son Moro, con 36.442 plazas.
  • Cala Rajada, es dentro de este sistema el ámbito que tiene una media de edad del parque hotelero superior a 40 años y una categoría media de los establecimientos hoteleros relativamente más baja de 2,39. S’Illot y Cala Millor son otras zonas con edad media alta y categoría media inferior.
  • El peso del turismo en viviendas de alquiler es inferior al de otras zonas, representa un 20% del total del alojamiento. La oferta no reglada puede suponer el 41% de esta oferta.
  • La estacionalidad de la oferta turística es alta, y mayor en Capdepera que en el resto del Levante.

Recursos

  • Aparte del producto turístico de sol y playa, el sistema territorial dispone de una buena base de recursos naturales, patrimoniales, paisajísticos, senderismo (la vía verde podría ser un valor a considerar) en todos los casos siempre inferior a la oferta que puede haber en las Bahías del Norte por ejemplo … en cambio, por su posición dentro de la isla, tal vez no es un sistema tanto óptimo para el cicloturismo. En resumen se podría decir que actualmente este es un sistema con 2 productos turísticos principales: sol y playa y ocio, y en menor medida turismo deportivo, lo que queda demostrada con una estacionalidad alta.
  • Existe una importante dotación de Campos de Golf en la zona entre Cala Rajada y Canyamel.
  • La zona también destaca por tener las 3 principales cuevas turísticas de la isla: Cuevas del Drach, de Hams y de Artà, que tienen el acceso regulado. Se trata de una de las atracciones más visitadas de la isla, especialmente las Cuevas del Drach, que sólo quedarían por detrás de la Catedral de Palma.
  • Se trata de un sistema configurado principalmente entorno a calas, y por tanto la superficie de playas es inferior que en otros lugares. De ahí que las playas del ámbito pueden estar más saturadas, considerando que el número de plazas, en cambio, es elevado. Las playas de Cala Millor, Playa de Sa Coma, Cala Agulla, Cala Mesquida, Cala Torta, Son Moll, Canyamel, Font de sa Cala, Cal Gat, Porto Cristo, Cala sa Nau, presentan un grado de ocupación elevado.

Factores externos.

  • Los consumos de agua per cápita a los municipios de Capdepera, Sant Llorenç y Son Servera, son los más elevados de la isla de Mallorca.
  • En los dos últimos años (2013-2015) ha habido incrementos de las intensidades medias diarias de tráfico superiores al 15%, en las carreteras de Capdepera en Son Servera y Capdepera en Artà.
  • Los asentamientos del litoral el porcentaje de viviendas vacías y secundarios es muy elevado, llegando en algunos casos a superar el 50% del total de viviendas (S’Illot-Cala Morlanda, Provensals, Font de sa Cala, se Cargador, Canyamel ).
  • Los precios de las viviendas más elevados se dan núcleos litorales con un alto porcentaje de residencias secundarias como Costa de los Pinos y Canyamel.

Evolución Alojamientos. STT Península de Levante

A finales de 2011, se decía, “… La redacción del ansiado Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) de Manacor podría quedar aparcado a causa de la crisis económica que dificulta al Ayuntamiento a hacer frente a las expropiaciones por zonas verdes o de servicios que se prevén en el nuevo planeamiento…”

La Comisión Insular de Ordenación del Territorio y Urbanismo, en sesión celebrada el 27.7.2012 adoptó el acuerdo de la Comisión Insular de Ordenación del Territorio y Urbanismo relativo al texto consolidado de las Normas Subsidiarias y Complementarias de Planeamiento del municipio de Manacor.

En 2014, de nuevo, “…La gestión del urbanismo volverá a marcar todo el 2014 en Manacor. Doce meses en los que el Ajuntament prevé haber concluido una revisión de todo el planeamiento, una iniciativa que cogerá el relevo del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) que se aprobó inicialmente en 2007…” Las indemnizaciones puestas en la mesa por sentencias judiciales, tanto daño han hecho que era más una necesidad económica de supervivencia municipal.

En mayo del 2017, todo se complica: “…La aprobación del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) de Manacor, la gran asignatura pendiente del municipio y que se arrastra desde hace más de 2 décadas, suma un nuevo episodio en el capítulo de contratiempos. Ahora, y tras 2 meses en el cargo, el asesor de planificación y gestión urbanística del Ajuntament, Josep Antoni Aguiló, ha presentado su dimisión alegando motivos personales…”

En junio de 2017, “…El Ajuntament de Manacor ya ha sacado a concurso público la redacción final del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU). Tal y como ya se anunció hace unas semanas, el equipo de gobierno PI-PP-AIPC busca una empresa que se encargue de la tramitación del futuro planeamiento y que esté al margen de los imprevistos constantes del departamento de Urbanismo. El presupuesto previsto es de 181.653 €… Como era de esperar, el PGOU continúa en el aire…”

MANACOR. Núcleo urbano

Y en estas nos encontramos también en junio 2017, con un Anteproyecto de la Ley de Urbanismo de las Islas Baleares, para dar «máxima seguridad jurídica»,  una aprobación del Plan de Intervención en ámbitos turísticos de la Isla de Mallorca y Manacor con el PGOU en el aire (aún rigen las Normas Subsidiarias y Complementarias); y todo en junio de 2017. (Disposición transitoria primera?)

Estos últimos meses han debido ser muy tensos en Manacor. Muchos frentes abiertos, la costa, el Centro histórico, las legalizaciones, las expropiaciones, y la legalidad…

Y ahora qué? Coordinación a toda prisa. El último pierde. 


Cada mercado es local.

Cada municipio tiene su singularidad.

Cada municipio se retrata en su parque residencial.


Seguiremos analizando en próximas entregas los 350 municipios mayores de España

RINCON DE LA VICTORIA

RINCON DE LA VICTORIA. Población (INE)

RINCON DE LA VICTORIA Pirámide de Población

RINCON DE LA VICTORIA. Bienes Inmuebles de naturaleza urbana y uso RESIDENCIAL 2014-2017 (catastro)

RINCON DE LA VICTORIA. Deuda

RINCON DE LA VICTORIA. Paro

Son datos fríos, sin cocinar.

Información para la toma de decisiones.

Información para el conocimiento.

Rincón de la Victoria es un municipio andaluz en la provincia de Málaga, de 27,5 km2 situado en la comarca de La Axarquía e integrado en el área metropolitana de Málaga,​ el partido judicial homónimo​ y la Mancomunidad de Municipios de la Costa del Sol-Axarquía.​ Se extienden por el litoral mediterráneo y las estribaciones meridionales de los Montes de Málaga, es el 9º municipio más poblado de la provincia y el 2º de la comarca tras Vélez-Málaga. La población se concentra en 4 núcleos urbanos, 3 costeros y uno interior. 

El municipio se extiende por las laderas meridionales del Parque Natural de los Montes de Málaga, que en esta zona caen al Mar de Alborán (en el Mar Mediterráneo) en forma de acantilados de poca altura, donde se alternan con calas y llanuras a lo largo del litoral. Cuando se abandona la bahía de Málaga y se pasa la barriada de El Palo, se encuentran unos promontorios calcáreos de época Jurásica cuyo pie está relleno por playas fósiles Cuaternarias; encontrándose en esta zona casi dos centenares de cuevas y abrigos. 

En relación a los 4 núcleos de población, cabe señalar que La Cala del Moral, Rincón de la Victoria y Torre de Benagalbón, son núcleos costeros; mientras que Benagalbón, es el único núcleo interior. Los núcleos costeros inicialmente eran asentamientos de pescadores y con el tiempo se han unido formando una única zona urbana litoral.

RINCON DE LA VICTORIA. Distribución territorial de los núcleos de población.

Conocido antiguamente como Bezmiliana y más recientemente como Benagalbón, los orígenes del municipio se remontan a la Prehistoria, como demuestran los yacimientos arqueológicos encontrados. En la actualidad, Rincón de la Victoria es un centro turístico de la Costa del Sol, conocido por sus grutas marinas y sus playas. Debido a su proximidad a la ciudad de Málaga se ha convertido en ciudad dormitorio, aunque aún conserva parte de su carácter marinero.

Se trata, por tanto, de un relieve abrupto en general, si bien, solo algo más del 16 % de la superficie total del término municipal se sitúa por encima de los 200 metros sobre el nivel del mar (el punto más alto está a 521 m). En el interior se distingue el valle de Benagalbón, entorno formado por el arroyo homónimo y ocupado por huertas y frutales subtropicales e invernaderos.

Los límites naturales del municipio están marcados por:

  • Norte: De este a oeste, abandona la divisoria de aguas occidental del Arroyo Santillán, para ocupar el cauce de la cuenca del Arroyo de Benagalbón. Posteriormente, ocupa el Camino de las Tapias, tomando los Cauces de los Arroyos de Granadillas y Albenda, para discurrir en su último tramo norte por la divisoria de aguas oriental del Arroyo de Totalán.
  • Este: El límite oriental del municipio discurre a través del cauce el Arroyo del Santillán hasta el paraje del Largartillo, donde el límite abandona el cauce para discurrir por la divisoria de aguas occidental de dicho arroyo.
  • Sur: La totalidad del límite sur del municipio discurre por la costa del Mar Mediterráneo, desde la desembocadura del Arroyo del Santillán al este, hasta la del Arroyo de Totalán, al Oeste.
  • Oeste: El límite occidental del municipio ocupa en su totalidad el cauce del Arroyo de Totalán, hasta su desembocadura.

Son 7,8 km de costa de los que el total del suelo urbano, construido o no, suponen 1.080 ha en una línea envolvente que engloba Cala del Moral, Rincón, Torre de Benagalbón, Añoreta Golf, Cortijo Blanco, Benagalbón y Parque Victoria que equivale a 1,2 km de ancho construido (con grandes fincas medio urbanizadas entre todos ellos sin construir). El núcleo más poblado es el de Rincón de la Victoria, que en 2015 recoge casi el 39% del total poblacional, seguido por la Cala del Moral que cuenta con casi el 31%. Entre ambos concentran el 70% del total de la población del municipio. El restante 30% se haya concentrada entre Torre de Benagalbón (20%) y Benagalbón (9%). Por otro lado, dentro de cada núcleo urbano se localiza una parte de diseminados. En líneas generales, estos han ido aumentando de forma leve en los últimos años, detectándose un estancamiento desde 2012.

Rincón de la Victoria cuenta con 9 km de litoral en el que destacan, por un lado, los acantilados que, situados entre la Cala del Moral y el Rincón de la Victoria, se pueden pasear por tierra a través de los túneles que en otros tiempos sirvieron para que transitara el tren, pero también por mar, admirando las vistas de los mismos, de las casas suspendidas, de las cuevas que se forman, y de los peces y fondos marinos.

Playas litoral Rincón de la Victoria

En su litoral se distinguen 4 playas. La más occidental, situada junto al límite con el municipio de Málaga es la playa de la Cala del Moral, 1,3 km de longitud (grava y arena oscura, con oleaje moderado, paseo marítimo y un grado de ocupación alto, delimitada por espigones y el promontorio del Cantal, que la separa de la playa de Rincón de la Victoria, extensa playa de 3,6 km de longitud, en la zona central del núcleo urbano accesible desde un paseo marítimo; arena oscura y un grado de ocupación alto), y, hacia el este, se extiende sobre unos 700 m la playa de Torre de Benagalbón (semiurbana de arena oscura y con un grado de ocupación medio). Por último, la playa más oriental es la playa de Los Rubios (de 1,1 km y arena oscura, grado de ocupación medio, oleaje moderado y semiurbana).

La red de drenaje, de marcada dirección N-S, está formada por un conjunto de cuencas torrenciales que se pueden agrupar en 2 tipos. Por un lado, las que se pueden definir por cuencas mayores, que sobrepasan el término municipal y presentan régimen y morfología claramente de rambla (Totalán, Granadilla, Benagalbón y Santillán); y por otro lado las cuencas menores, que se corresponden con torrentes cuyas divisorias de agua en cabecera coinciden generalmente con el límite municipal. Estas cuencas (Piletas, Gallegos, Pilones, Cementerio, Estanco, Pajaritos, Cuevas o Serrezuela) presentan fuertes cambios de pendiente entre los tramos alto, medio y bajo, y son la causa determinante del riesgo de inundación desde el punto de vista físico.

por Yenny Jiménez Vallenilla. Tesis Doctoral 2012 dirigida por Francisco Entrena Durán y Antonio Robles Eges. “Los cambios globales y su incidencia en los riesgos socionaturales. El caso del municipio Rincón de la Victoria, Area Metropolitana de Málaga” Univ. de Granada. Facultad CCPP y Sociología

La funcionalidad y características físicas de los arroyos en su transcurso urbano, en general bastante ajustadas y limitadas artificialmente, fueron establecidas ya en los años 60′ y 70′ bajo un clima de escasa consideración de los riesgos de inundación y de fuerte ocupación urbanística del litoral. Desde entonces apenas se han realizado operaciones de reforma o mejora de las secciones críticas y puntos negros de la red de drenaje. Pese a esta situación, en los últimos años sólo se han sufrido 2 inundaciones en 2001 y 2004, si bien la peligrosidad, exposición y vulnerabilidad han ido aumentando exponencialmente en los últimos años.

En el interior de las cuencas encontramos 2 importantes ejes viales, que interrumpen transversalmente la estructura hidráulica de ambas cuencas: la autovía A-7, paralela a la costa, por el centro de las cuencas, y la nacional N-340, muy próxima al litoral. Otras infraestructuras son 2 líneas de alta tensión que cruzan también paralelas a la costa, por el centro y norte de las cuencas.

Rincón de la Victoria crece en torno a las ruinas de la antigua Bezmiliana. A lo largo de los años, el factor humano ha transformado profundamente el paisaje del municipio. Y es que gran parte del suelo estuvo en su día destinado al cultivo (aguacate, mango, cítricos y huertas son los que perduran), mientras que hoy en día, sin embargo, este uso ha decaído en beneficio del desarrollo urbanístico y de determinados sectores productivos más rentables.

Rincón de la Victoria presenta una estructura muy similar a la de la mayor parte de los municipios costeros de la comarca de la Axarquía. La proximidad de la ciudad de Málaga, la importante mejora de las comunicaciones y la situación costera son 3 factores que están convirtiendo al municipio en un gran espacio urbano que ya se extiende prácticamente por toda la mitad S del mismo. Este fenómeno hace que el desarrollo urbano esté continuamente ganando terreno al natural y rural y se extienda al interior, saltando por encima de obstáculos orográficos e hidrográficos.

1874 Rincón de la Victoria (IGN)

Rincón de la Victoria es colindante a Málaga capital, un centro regional de gran importancia, y se sitúa a tan solo 12 Km. de su centro histórico. Este hecho ha condicionado su evolución poblacional, pero también su dotación de servicios y comunicaciones, y el desarrollo económico general del municipio, al ejercer en gran medida hoy día como ciudad dormitorio de la capital. Aunque es indiscutible la capitalidad de la ciudad de Málaga como centro aglutinador de la actividad económica del entorno, la localidad de Rincón de la Victoria actúa como un centro secundario, de menor entidad a Málaga, sobre municipios limítrofes, como pueden ser Totalán, El Borge, Macharaviaya o Moclinejo. En este sentido, Rincón de la Victoria, dentro del espacio metropolitano compuesto por un total de 16 municipios, es un municipio de escala media, no tanto por su superficie (es el duodécimo), como por el número de habitantes que acoge (es el 6º) y el crecimiento que ha experimentado en la última década.

Así mismo, Rincón de la Victoria pertenece a la comarca de la Axarquía, compuesta por 31 municipios, con una extensión total de 1.023,7 km2, de los que Rincón ocupa el 2,78% de su superficie. Cuenta con una población total de 211.447 habitantes, de los que Rincón aporta el 20,4%, siendo, por tanto, el segundo municipio en tamaño después de Vélez (78.166 habitantes) y seguido de lejos por Nerja, que cuenta con la mitad de población que Rincón (21.811 habitantes).

Es la comarca más oriental de la provincia y cuenta con municipios litorales (que conforman la Costa del Sol Oriental) y de interior. Su capital es Vélez Málaga, y tiene con una riqueza natural única, destacando el Parque Natural de las Sierras de Tejeda, Almijara y Alhama y el paraje natural de los Acantilados de Maro-Cerro Gordo. Su economía se basa en la producción y comercialización de productos agrícolas, especialmente subtropicales, y en el turismo.

Se han hallado pinturas rupestres y restos arqueológicos del Paleolí­tico en la cueva del Tesoro (que comunica con la del Higuerón) y en la cueva de La Victoria, próxima a éstas, también se han encontrado piezas pertenecientes a la Edad del Bronce. 

Se conservan restos de una muralla que data de conservan restos de una muralla que data de aproximadamente el año 1000 aC que pudo contener un poblado ibero.

Hacia el año 500 a.C. los hispanopúnicos se asentaron en una loma cercana al litoral y más adelante los romanos, en su conquista, construyeron una población fortificada. También se ha especulado con la posible existencia de una colonia griega (por su proximidad a Mainake), sin que ningún hallazgo pruebe esta teoría.

Los fenicios, ya en el siglo V antes de Cristo, establecieron en este tramo del litoral mediterráneo prósperas colonias.

Pero es del perí­odo romano del que se encuentran mayores vestigios; así­ el geógrafo Rufo Festo Avieno, en el siglo IV, describe la zona como el lugar donde se encontraba el templo de la diosa Noctiluca, o templo de la Luna. De esta época son las ruinas de una villa romana que se localizan en Torre de Benagalbón. En Rincón de la Victoria, en el cerro del Castillón, los romanos construirían una fortaleza para proteger la población de Bezmiliana.

La Bezmiliana romana (que algunas fuentes llaman Mismiliana) floreció al albor de sus frutos y factorías de salazones y garum. Pero es durante la época andalusí cuando adquiere más notoriedad, pues Al Idrisi en el siglo XI habla de sus 2 mezquitas y sus almadrabas.

Sigue expandiéndose en el Reino Nazarí de Granada, entrando en declive en su final, la conquista por los Reyes Católicos, su “repartimiento” entre cristianos y moriscos y la casi desaparición hasta el siglo XVIII.

Durante este tiempo el núcleo de Benagalbón se convierte en el centro del municipio mientras que la zona costera queda casi deshabitada y abandonada, con la excepción de algunas defensas y ventas situadas a lo largo del camino de Almería.

Al correr de los siglos, esta fortificación serí­a reutilizada por los musulmanes y el lugar alcanzarí­a un perí­odo de esplendor, basado en las explotaciones agrí­colas, la pesca de almadraba y el comercio de estos productos, hasta la dominación del territorio por los Reyes Católicos.

La huida de los antiguos pobladores moriscos, su definitiva expulsión en 1570, y el miedo a los frecuentes ataques de los piratas berberiscos, determinarán que esta franja litoral se vea prácticamente despoblada durante el siglo XVI. Los pocos habitantes que permanecen se agruparán en la antigua alquerí­a de Benagalbón (del árabe Bena Galb-un, la tribu de Galb-un), y darí­an lugar al municipio, siendo éste el núcleo poblacional más importante hasta finales del siglo XIX.

El pueblo de Rincón de la Victoria está asentado sobre lo que en el s XII fue Bezmiliana. Con el inicio de la conquista de los Reyes Católicos, y tal y como ocurrió prácticamente en toda la zona, se despobló de musulmanes, circunstancia que se mantuvo hasta 1492, año en el que se acordó traer al pueblo a los vecinos de otros lugares a los que, en compensación, se les otorgó carta de propiedad sobre las casas, tierras y heredades.

A mediados del s XVI la costa malagueña estaba en decadencia demográfica, por lo que Bezmiliana también queda despoblada de nuevo, entre otros motivos por la despreocupación del alcalde en cuanto a la defensa del poblado, que ya se había extinguido totalmente antes de la sublevación morisca de 1569. 

En tiempos de Carlos III, se construyó el camino real de Málaga a Vélez y junto a éste, se reconstruyen las antiguas torres almenaras, y una fortificación -la Casa Fuerte de Bezmiliana-, como punto de defensa costera ante el temor de posibles ataques de las tropas inglesas emplazadas en Gibraltar y Menorca. Con los planes de los ministros ilustrados (Floridablanca, Aranda) se restaura el antiguo camino real. Al amparo de la guarnición militar, se instala en primer lugar la Venta de Bezmiliana y poco a poco la población empieza a crecer, se mejoraron los caminos consolidando a Benagalbón como un núcleo urbano que el presbítero García de la Leña lo relaciono entre los catorce más importantes de la Axarquía en aquella fecha (1789).

En esta época la economía de Benagalbón se basaba en el cultivo de la vid para la producción de pasa y vino a todo el mundo, pero a finales del siglo XIX la situación cambiaría radicalmente debido a la plaga de la filoxera, cuyos primeros brotes aparecieron en España en Benagalbón, por unas cepas americanas importadas y que arrasó por completo los campos de viñas, provocando la emigración del campesinado.

En la costa, por otro lado, la mejora de las vías de comunicación y el incremento de población de la ciudad de Málaga en el S. XIX, propiciaron las actividades pesqueras, creándose nuevos asentamientos de  pescadores. Fue durante estos años cuando surge el núcleo del actual Rincón de la Victoria a las faldas de la antigua Bezmiliana, situándose entre los promontorios de El Cantal y Las Pedrizas, alrededor de la nueva estación del ferrocarril Málaga-Vélez Málaga– Ventas de Zafarraya.

Es en el s XIX cuando, de nuevo, se empiezan a crear pequeñas fincas y ventas en la zona que será citada bajo el común nombre de Bezmiliana. A principios de esta centuria existe ya poblado y un nuevo nombre, Rincón de la Victoria, que al parecer procede del monasterio de la Victoria que tenía tierras y casas en el lugar.

La construcción del ferrocarril de Málaga a Vélez-Málaga en 1906 con estaciones en La Cala, Rincón de la Victoria y Torre de Benagalbón, desplaza la actividad comercial hacia el segundo hasta que en el año 1949, después de agrias polémicas y de varios intentos de unificar ambos topónimos, se reúne el pleno municipal y, ante la evidencia, decide trasladar la capitalidad municipal y cambiar el nombre de la misma por el de Rincón de la Victoria. hecho que se produce el 17.2.1950. El cambio de nombre de Venta de Bezmiliana a Rincón de la Victoria, se realiza en los primeros años del siglo XX y procede de la Orden de los Mí­nimos del Convento de la Victoria de Málaga.

El tramo entre Málaga y Vélez-Málaga se inauguró el 23.1.1908. La línea discurría junto al mar, incluso sobre la playa. En esa época se había proyectado la unión de esta línea con otra que partiría desde Torre del Mar a Zurgena (Almería) pero ese proyecto nunca se materializó. La línea de Málaga a pero ese proyecto nunca se materializó. La línea de Málaga a Vélez-Málaga fue la última en cerrar, el 22.4.1968. Aunque su trazado fue desmantelado, aún quedan los edificios de las antiguas estaciones, carreteras y paseos marítimos construidos sobre él. En 2010 se decidió reabrir el antiguo túnel del tren en el Puerto de Málaga para utilizarlo como paso peatonal en el acceso al Muelle Uno. El segundo tramo hacia Vélez-Málaga a Ventas de Zafarraya fue construido como prolongación de la línea. En 1921 alcanzaba Periana y al año ssiguiente se inauguró el tramo hasta Ventas de Zafarraya. Este último tramo fue el de más difícil construcción debido a la pendiente de la orografía por lo que fue necesario la instalación de tres tramos de vía con cremallera. No es muy frecuente encontrar sistemas de cremallera aunque aún se conservan, p.e. en Monserrat. Estaba previsto que esta línea se extendiera hasta Granada por Alhama, pero las obras nunca se extendieron más allá de los 31 km. hasta que fue clausurada el 12.5.1960. (Estaciones: Málaga-El Palo-La Cala-Rincón de la Victoria-Benagalbón-Chilches-Benajarafe- Valle Niza-Almayate-Torre del Mar-Vélez Málaga-Trapiche-La Viñuela-Los Romanes-La Matanza-Periana (desde 11.6.1914)-Ventas de Zafarraya (desde 28.8.1922).

La proximidad a Málaga capital sitúa a este municipio a medio camino entre la urbe y el apacible interior axárquico, lo que posibilita el poder ofertar tipos de turismo alternativos al de sol y playa. La esencia de pueblo del interior axarqueño la mantienen en Benagalbón, núcleo del interior del Rincón de la Victoria. Pero hay otros dos núcleos poblacionales más: La Torre de Benagalbón y La Cala del Moral, ambos ya junto al litoral. Es, por tanto, la costa la que ofrece más posibilidades para el desarrollo económico del municipio: hoteles, urbanizaciones, nuevas construcciones, campo de golf, y el turismo, su mayor fuente de riqueza. Además, es este municipio la puerta de entrada a la Axarquía por la autovía A 92 desde Málaga lo que supone que es el inicio de diversas y variadas rutas turísticas.

Por otro lado también se apuesta por una interesante oferta cultural, como así lo demuestra el mantener museos como el de Artes Populares de Benagalbón o la Cueva del Tesoro, con su medio kilómetro de salas y galerías. Todo ello sin olvidar las típicas tradiciones populares como la procesión de la Virgen del Carmen, la concentración de coches de época o el certamen de verdiales. Como monumento más importante del municipio tenemos la Casa-Fuerte de Bezmiliana, del siglo dieciocho que, restaurada, se ha convertido en referente cultural para la celebración de muchísimas actividades que se desarrollan ya no sólo en el municipio sino también en la provincia.

La riqueza local proviene, como antes decíamos, fundamentalmente del turismo. Pero también la construcción y la industria (cerámica, vidrio y cemento) tienen un gran peso cuantitativo. La agricultura se mantienen esencialmente en Benagalbón donde se están fomentando los cultivos de subtropicales, aunque sigue habiendo olivos, almendros y vides. Y en la zona costera, la pesca, como no podía ser menos en un pueblo tan malagueño y mediterráneo que no olvida sus raíces.

Clasificación y Categorización del suelo. PG adaptado a la LOUA. Rincón de la Victoria

El PGOU-1992 vigente en el municipio, aprobado definitivamente el 30.10.1991, ratificado el 28.4.1992 y publicado en el BOP, el día 18.5.1992, y la Adaptación Parcial a la LOUA del PGOU, aprobada mediante acuerdo del Ayuntamiento Pleno, en su sesión de 31.7.2008 y publicada en el BOP Número 71, del 15.4.2009.

“…En cuanto al planeamiento local previo al actual PGOU, de su Memoria podemos extraer la evolución histórica en materia de planeamiento integral del municipio, así textualmente se dice: “El día 9.2.1989, El Ayuntamiento Pleno, en virtud de escrito de la Consejería de Obras Públicas y Transportes de la Junta de Andalucía. Delegación de Málaga, por el que se incluía a este municipio en el programa de Inversiones en materia de planeamiento del cuatrienio 1989-1992, aprobó solicitar la subvención para redactar el plan General de Ordenación Urbana. Junto a esta consideración de cooperación autonómica, se producen otras consideraciones de fondo, entre las que caben destacar, en primer lugar, el hecho que el municipio de Rincón de la Victoria, a pesar de estar encuadrado territorialmente en el entorno metropolitano de la capital de la provincia y de poseer cuantitativamente un importante desarrollo urbanístico, hasta época reciente no ha tenido un urbanismo planificado, cosa que se produce con la Aprobación definitiva de las Normas Subsidiarias de Planeamiento el verano 1988. 

Dicho instrumento de planeamiento; conjugado con las continuas demandas reales de viviendas residenciales y de disfrute de ocio en la zona, a la que se corresponde una oferta contrastada y en firme de cubrir las demandas; así como el proyecto, hoy llevado a la realidad, de realizar la carretera de circunvalación, que conforma una nueva realidad física y que es prioritario engarzarla con el entramado urbano; queda insuficiente por, entre otras cosas ,la falta de intervención pública y sobre todo la ausencia de una programación de actuación urbanística que delimite unas estrategias y unas directrices urbanísticas a desarrollar con visión de futuro; la prevención en cuanto a la realización de los sistemas generales; la estructuración de dos etapas cuatrienales en que ha de desarrollarse el Suelo Urbanizable Programado; la fijación de cuál es el Suelo que el modelo urbanístico previsto estima que puede desarrollarse en un futuro, con la fijación de Suelo Urbanizable No Programado; y la señalización de plazos en que ha de ejecutarse el suelo urbano, sobre todo a partir de la relevancia que la Ley de Reforma del Régimen Urbanístico y Valoraciones del Suelo le concede al cumplimiento de los plazos.

Todo ello, demanda la necesidad de la formalización de un Plan General de Ordenación Urbana para Rincón de la Victoria. 

Resulta paradójico que un municipio como Rincón de la Victoria, encuadrado físicamente en el entorno metropolitano de Málaga, con gran proyección turística y acentuado dinamismo turístico, hasta el verano de 1988 no haya tenido un urbanismo planificado. Hay que apuntar que hasta dicha fecha y desde aproximadamente el año 1975 ha habido al menos, dos intentos de instrumentalizar un planeamiento para este municipio; intentos que por distintas circunstancias no llegaron a prosperar.

En el año 1986 se acomete la realización de unas Normas Subsidiarias de Planeamiento de Rincón de la Victoria que tras más de 2 años de trabajo, y con una amplia participación ciudadana, resultan aprobadas definitivamente por la Comisión Provincial de Urbanismo de Málaga, el 22.7.1988.

Nada más producida dicha aprobación el intenso desarrollo urbanístico que se produce en el municipio, concita los expedientes de modificación de las Normas Subsidiarias de planeamiento, que son aprobados por la Comisión Provincial de Urbanismo de Málaga en el año 1990. El Pleno municipal de Rincón de la Victoria de 3.10.1990, acordó la aprobación inicial del PGOU; dándose cumplimiento al trámite de exposición pública del mismo previsto en el art 129 del Reglamento de Planeamiento, de forma amplia, desde el día 12 de Octubre hasta el día 30 de Noviembre de 1990, presentándose 175 alegaciones que han sido estudiadas y resueltas, incluso las que se habían presentado fuera de plazo.”

Con la intención de poder ofrecer desde la Administración un servicio urbanístico adecuado a las tecnologías actuales, el Ayuntamiento, en colaboración con la Sociedad de Planificación de Diputación Provincial (SOPDE), inicia en el año 2.000 un proyecto que tenía como finalidad incorporar un Sistema de Información Geográfica (GIS), volcando en éste el planeamiento, cartografía, infraestructuras públicas, información catastral e información administrativa relacionada con planeamiento, licencias, etc. 

El primer paso fue la realización de una cartografía digital bajo la base de coordenadas UTM sobre la que se volcó el PGOU/92, así como todas aquellas Modificaciones de Elementos del mismo aprobadas definitivamente y todas las subsanaciones de errores que culminaron su proceso de aprobación antes del cierre de los trabajos de dicho documento para su trámite. Este documento que se denominó Texto Refundido de PGOU obtuvo la aprobación por el Pleno Municipal del Ayuntamiento el 22.6.2001, remitiéndose posteriormente a la Comisión Provincial de Ordenación del Territorio y Urbanismo de la Junta de Andalucía (CPOTU), que procedió, en su sesión 4/02 de 15.5.2002, a acordar la de toma de conocimiento del documento, publicándose en el BOP nº 68 de fecha 9.4.2003.

“…En 2003 el Pleno Municipal aprobó un Avance de PGOU y en 2005 presentó un nuevo PGOU, que recibió una avalancha de alegaciones y fue rechazado en 2006 por la Junta de Andalucía como consecuencia del incumplimiento de los límites de crecimiento que fijaba el Plan de Ordenación del Territorio de Andalucía(POTA) , publicado ese mismo año, y que desarrollaba la Ley de Ordenación Urbanística de Andalucía (LOUA) publicada en 2002 (y revisada en 2012).

En 2009 se publicó el Plan de Ordenación del Territorio de la Aglomeración Urbana de Málaga (POTAUM),que incluye a Rincón de la Victoria.

A pesar de las noticias periodísticas de 2011 sobre la inminente aprobación del PGOU, no se ha presentado a Pleno para aprobación inicial, y el PGOU que se puede consultar en la web municipal, es el de 1992 con las modificaciones resultantes de su revisión en 2009 para adecuarla a las exigencias de la LOUA.

Desde junio de 2015 gobierna Rincón de la Victoria una coalición de 4 partidos, 2 de ellos han gobernado con anterioridad (PSOE y PA), y otros 2 nunca lo habían hecho (IU y Ahora Rincón), pero el PGOU colgado en la web municipal no se corresponde con la realidad del municipio, pues no está actualizado con las numerosas Modificaciones de Elementos1 que se han ido realizando a lo largo de los diferentes mandatos de diversos partidos políticos.

En octubre de 2015 la prensa volvió a anunciar la pronta aprobación de un PGOU y la siguiente noticia fueron las declaraciones de Antonio Sánchez, Concejal de Urbanismo a la prensa local, en febrero de 2016, de garantizar la participación ciudadana para redactar un nuevo PGOU.

El martes día 7.6.2016 la Concejalía de Urbanismo convocó una Jornada de Urbanismo sobre Formación Ciudadana en Clasificación del Suelo que culminaba en una mesa redonda sobre el modelo de ciudad.

La ponencia inicial sobre suelo no urbanizable introdujo el sorprendente concepto de que hay que distinguir entre el suelo de alto valor ecológico (el recogido en la Red Natura, lo demás no tiene ningún valor) y el suelo no urbanizable común, que no se pone en carga porque debe ser suelo de reserva, y para el que el ponente proponía una ocupación intermedia de calidad para quienes pudiesen pagar más.

Claro que también proponía otras posibles vías para quienes tienen viviendas “no reguladas”, que el Ayuntamiento podría regularizar definiéndolas de interés público -naturalmente, pagando la compensación- aunque no todo el coste tendría que recaer sobre los vecinos implicados, puesto que la Administración (el total de los vecinos) tendría que pagar parte por no haber arbitrado medios para evitar construcciones fuera de ordenación. En esa línea, su exposición incluía varios ejemplos de actuaciones fuera de ordenación que la Junta ha aprobado como “de interés público”.

La segunda ponencia realizó un emotivo recorrido por el enorme trabajo realizado en la redacción del PGOU de Rincón de la Victoria, que se inició en 2003 y que ha tenido que sortear las continuas legislaciones de la Junta de Andalucía, especialmente en materia ambiental, que dificultan el planeamiento de “nuestro” modelo de ciudad turística con “intervenciones de calado” como puerto deportivo, más hoteles….

Afirmó que el PGOU de 2005 no fue aprobado porque en 2006 se publicó el POTA que desautorizaba varios proyectos (como la urbanización Juvigolf, compartida con Vélez Málaga) y el PGOU actualmente vigente es el de 1992 con una adecuación parcial a la LOUA en 2009 (que, por ejemplo, asimiló como Fuera de Ordenación el hotel de Hermandades del Trabajo) y desde entonces llevan discutiendo con la Junta, que pretende que se siga bajando la ocupación. En 2013 se presentó una propuesta que cuenta con “cierto aval” de la Junta que tendrá que ir acompañado de una Addenda de estrategia ambiental y de adecuación al cambio climático.

En este punto, varios vecinos interrumpieron su disertación para pedirle que dejase de justificar lo que se hizo, y que explicara lo que hay previsto en relación a las viviendas construidas en terrenos no urbanizables.

La respuesta volvió a referirse a la lucha que “llevan años” manteniendo con con la Junta y los promotores para dar respuesta a esas y otras cuestiones, y que no hay preparado un PGOU porque ha habido un cambio de sensibilidades en materia ambiental (Directivas europeas y legislación estatal y autonómica); en cuanto a los vecinos, que exigen participación, y por parte de los políticos y su compromiso de transparencia.

“…El día 28.3.2004 se produjeron unas graves inundaciones en Rincón de la Victoria, provocadas por unas intensas lluvias torrenciales que llegaron a acumular 225 l/m2 en 12 horas. Este municipio ya había sido afectado por otras lluvias intensas el 28.9.2001; sin embargo, volvieron a desbordarse los numerosos arroyos que atraviesan el casco urbano, arroyos que se generan en la vertiente sur de la cordillera y desaguan en las playas malagueñas.

Afortunadamente, el episodio de inundación de 2004 no produjo ninguna víctima mortal, pero los daños materiales fueron cuantiosos. Entre las causas que contribuyeron a aumentar los daños del desastre se encuentran el inapropiado diseño de construcción del paseo marítimo, la escasa limpieza y deficiente drenaje de los cauces de estos arroyos, el abovedamiento de los tramos fluviales urbanos y la usurpación urbanística de terrenos de Dominio Público. De acuerdo al documento oficial, los cálculos de valoración de pérdidas (calculada por el Ayuntamiento) por daños temporales ascendió a 23.303.976,29€ sin incluir 3.873.138,41€ que fueron subvencionados por la Dirección General de Protección Civil.

...si bien es cierto que incidieron diversos factores físicos en la ocurrencia de las inundaciones torrenciales de estos dos años (2001 y 2004), los más importantes fueron los siguientes:

  • El desajuste entre los ritmos del crecimiento urbano y las actuaciones sobre la red de drenaje. Es decir, las relaciones entre los cauces y la ciudad se establecieron en los años 60′ y 70′, no habiéndose acometido desde entonces acciones de regeneración o mejora del tránsito de los arroyos por la ciudad, de forma que la mayor parte del desarrollo urbanístico del municipio se ha basado sobre unos sistemas de drenaje que apenas han adaptado su capacidad y funcionalidad a las nuevas condiciones.
  • También durante el proceso de transformación del medio rural en suelo urbanizado dotado de sistemas de evacuación de pluviales, se ha generado una situación de alto riesgo, ya que no se cuenta con la protección natural (vegetación e infiltraciones) ni con la artificial que debe sustituirla. Por tanto, resulta necesario que los estudios físico-naturales previos a la actuación avalen su sostenibilidad territorial, la localización y dotación superficial de los diferentes usos (con especial énfasis en los espacios verdes), así como las medidas protectoras necesarias para compensar el desequilibrio producido sobre la red fluvial.

Rincón de la Victoria tenía en 2012 suelo aprobado para una edificabilidad residencial total de 783.181 m2 (para 6.488 viviendas), quedando pendiente de desarrollo 652.473 m2, para 5.474 viviendas; destacando el SECTOR TB-11 “Alique”, de 615.323 m2 de suelo para 269.186 m2 de edificabilidad, previsto para 2.000 viviendas.

Sector TB-11 “Alique”. Rincón de la Victoria

Rincón cuenta con una población total de 45.338 habitantes, (22.229 hombres (49%) y 23.109 mujeres (51%)), según el último dato del Padrón Municipal a 17.1.2017. La distribución de esta población por edades ofrece una pirámide de población, donde los primeros tramos aún siguen siendo mayores que los últimos, por lo que es un municipio de población relativamente joven edad media 37 años) y aún no demasiado envejecida.

Al tratarse de un municipio con carácter turístico y, sobre todo, considerado municipio dormitorio de la capital, es importante hacer también un análisis de la población vinculada al mismo, no solo de la oficialmente censada. Los datos del último censo de población y vivienda 2011 hacían una estimación en este sentido y se podía observar que Rincón tendría una población vinculada de 56.134 personas, lo que supondría un incremento del 36,88% sobre la cifra de población residente considerada (o tasa de vinculación). Esta población está vinculada fundamentalmente por motivos turísticos, más que laborales o por estudios, ya que pasan más de 14 noches al año en el municipio, pero no residen en él. Destacar de esta cifra, los residentes (41.011). 

por Yenny Jiménez Vallenilla. Tesis Doctoral 2012 dirigida por Francisco Entrena Durán y Antonio Robles Eges. “Los cambios globales y su incidencia en los riesgos socionaturales. El caso del municipio Rincón de la Victoria, Area Metropolitana de Málaga” Univ. de Granada. Facultad CCPP y Sociología

Cabe mencionar que Rincón es el municipio costero de la Axarquía que menos proporción de población extranjera acoge (el número de extranjeros supone el 6,38%, situándose en torno a los 2.754 habitantes en diciembre de 2016). En los últimos 15 años la población extranjera en Rincón se ha duplicado, no obstante desde 2010 que alcanzara su máximo auge, sobrepasando el 9%, se observa una tendencia a la baja que sigue los mismos parámetros que el resto de la provincia (15,22%) y que los datos regionales (7,57%) y nacionales (10%), más del 42% de los extranjeros residen en el núcleo de Rincón, mientras que un 25% lo hace en La Cala, un 22% en Torre de Benagalbón, y solamente el 10% en el núcleo urbano de Benagalbón. En 2015, los datos del INE indican que más del 67% de su población censada actualmente no son autóctonos del municipio, sucediendo lo mismo con los municipios limítrofes de Macharaviaya, Moclinejo y Totalán.

Rincón de la Victoria en cuanto a su parque edificatorio de viviendas puede estructurarse de la siguiente manera:

Núcleos Tradicionales: Los antiguos núcleos de Rincón de la Victoria y de Cala del Moral, así como algunos diseminados convertidos en barriadas, tales como Los Claros o Los Rubios, cuentan con las viviendas unifamiliares del tipo conocido como “casamata”, en su origen de una planta y próximas a la línea de costa o situadas en terrenos ligeramente elevados no muy apartados del mar. La relación de este tipo de hábitat con las actividades de la pesca y de la agricultura justificaba esta ubicación.

Con el progresivo y espectacular crecimiento urbanístico del municipio en las últimas décadas han ido desapareciendo o han sido transformados para adaptarse a nuevos usos, más ligados al residencial de tipo turístico o incluso a servicios relacionados con la hostelería. Así, la casa de planta baja ha pasado a 2 plantas y a veces a 3, las cubiertas de teja árabe se han convertido a menudo en terrazas. No obstante, en zonas como la primera línea de playa, su presencia es notoria y en cierto modo deseable como freno a las barreras arquitectónicas que generan las alineaciones de viviendas. Este tipo de vivienda aún se mantiene en el paseo marítimo de la Cala del Moral (sector occidental) y peor conservado en el tramo del paseo marítimo del Rincón de la Victoria que va desde el comienzo de la cuesta de El Cantal hasta la antigua estación del Ferrocarril.

Viviendas unifamiliares aisladas: Pese a la importante progresión de las viviendas plurifamiliares en bloque dentro de las llanuras litorales, las unifamiliares aisladas tienen presencia muy notable en estos espacios, así como en los aluviales de los últimos tramos de los arroyos. Aunque en un primer momento este tipo de paisaje empezó formándose en las proximidades de los núcleos tradicionales a modo de ensanche de los mismos, pronto se extendió en desarrollos aislados por toda la zona costera, alternando con espacios agrícolas, que hasta hace poco han permanecido. Con la puesta en marcha de las primeras promociones importantes, tales como “Don Miguel”, “Serramar”, “Cotomar”, y “Lo Cea”, se consolida la ocupación de los llanos y semillanos litorales y con ella la transformación del paisaje agrícola tradicional en un paisaje urbano prácticamente generalizado. Es en su mayoría vivienda de carácter turístico-residencial, que en líneas generales aporta una notable calidad gracias a la escasa altura de las edificaciones y sobre todo a la aparición de vegetación ornamental en los jardines privados y en el arbolado de las nuevas calles.

Viviendas Unifamiliares Adosadas. El aumento de la demanda de viviendas unifamiliares, no solo de uso temporal, sino también como primera vivienda, la escasez de suelo urbanizable y, sobre todo, la posibilidad de adecuar los costes a la capacidad adquisitiva de clientes sin excesivos recursos, hizo que, en Rincón de la Victoria, al igual que en la práctica totalidad de las zonas turísticas, se extendiera la moda de los “chalets adosados”. De este modo, se va a seguir manteniendo la horizontalidad, pero va a ir perdiendo calidad, ya que la mayor densidad del espacio construido significará la reducción de espacios ajardinados y, además, las agrupaciones de casas en serie, aunque a veces son de cuidado diseño arquitectónico, terminan aportando al nuevo paisaje de la ciudad una monotonía mayor que la que podían aportar las viviendas unifamiliares aisladas.

Viviendas Plurifamiliares. Se forma básicamente a partir de los años en los que la demanda de viviendas de segunda residencia se funde con la de las viviendas de primera residencia ligadas al fenómeno de la configuración de Rincón de la Victoria como ciudad “dormitorio”, para muchas de las personas que trabajaban en la ciudad de Málaga o en otras zonas de la costa de la Axarquía.

Tiene sus desarrollos más importantes en las siguientes zonas:

a) Mitad occidental de la Cala del Moral: a ambos lados de la carretera N-340 y en la margen izquierda del Arroyo de Totalán (Bloques de Serramar).

b) Franja costera del Rincón de la Victoria, desde la cuesta del Cantal hasta la desembocadura del Arroyo de las Granadillas: A pesar de que aún quedan algunas viviendas unifamiliares, su presencia es puramente residual y la dinámica de la zona apunta a su desaparición.

c) Llanos situados entre la carretera N-340 (Avda. de Andalucía) y el Cerro del Castillón: es donde se produce la mayor concentración de edificios de viviendas plurifamiliares en bloque, no obstante, la existencia de espacios abiertos como el que actualmente se utiliza como aparcamiento público o la Plaza del Ayuntamiento (Plaza Al Andalus) hacen que el conjunto se perciba desde el interior como un paisaje más permeable que contemplado desde el exterior (Urbanización Montesol).

Diseminados: A pesar de que la mayor parte del diseminado se localiza al norte de la autovía del Mediterráneo, también hay algunas zonas situadas al sur de este vial en las que están presentes. Así, se pueden distinguir en el municipio los siguientes diseminados:

a) Diseminados aislados al sur de la autovía. La mayor parte se encuentran en el tercio oriental del municipio, que es donde, con la excepción de la zona de Añoreta, menor es la transformación tradicional. Es precisamente el avance de la urbanización en ese otro territorio el que ha hecho que la mayor parte del antiguo diseminado allí existente haya terminado siendo absorbido por el paisaje urbano reciente. En el tercio oriental, al sur de la autovía, el paisaje de diseminado se localiza fundamentalmente entre el Arroyo de las Cuevas y el Arroyo de Benagalbón.

Allí se encuentran: – Cortijo de los Jarales. – Cortijo del Arroyo Cuevas. – Cortijo Los Palmas. – Cortijo Los Catalanes. – Cortijo Los Cabreras. – Barriada Los Fernández.

b) Diseminados agrupados al norte de la autovía. En su mayor parte se localizan entorno a la Carretera de Benagalbón y a los caminos que conectan con ella. Es un paisaje que se aproxima más a la agrupación de núcleos de población que a la idea que normalmente se tiene de “diseminado”. El intenso proceso constructivo que se ha producido en las dos últimas décadas entorno a los antiguos diseminados de la zona, ha dado como resultado un paisaje pseudourbano en el que la característica más común es la desorganización del espacio. Un espacio en el que conviven antiguas viviendas de campo (las menos) con otras ligadas parcialmente a la actividad agroganadera (generalmente más recientes que las anteriores) y con viviendas de segunda residencia al más puro estilo de cualquier urbanización moderna. Posiblemente, el único elemento que todas estas edificaciones tienen en común es su carácter de viviendas unifamiliares, generalmente aisladas o formando pequeños conjuntos. El espacio residencial aparece entre los cultivos de secano (vid, olivo, almendro, higuera, etc.), mezclado a veces con naves industriales y restaurantes de carretera.

Entre otros están: Los Caños, Los Baenas, Carril de los Toros, Los Morenos, y Los Morenos Altos, Los Martínez, Las Casillas, y Las Torrecillas.

c) Diseminados aislados al norte de la autovía. En su mayor parte son viviendas unifamiliares relacionadas con la agricultura en mayor o menor medida, con alguna presencia importante del clásico chalet con piscina incluida y gran parcela ajardinada. Se extiende por la margen izquierda del Arroyo Totalán, a lo largo de las carreteras que unen Totalán con la autovía, así como al norte del núcleo de Benagalbón, entre las carreteras de Macharaviaya y el paraje de Aguirre; y en las proximidades de la carretera de Benagalbón a Moclinejo.

por Yenny Jiménez Vallenilla. Tesis Doctoral 2012 dirigida por Francisco Entrena Durán y Antonio Robles Eges. “Los cambios globales y su incidencia en los riesgos socionaturales. El caso del municipio Rincón de la Victoria, Area Metropolitana de Málaga” Univ. de Granada. Facultad CCPP y Sociología

Según datos de 2011, el 83,43% de las viviendas del Rincón de la Victoria se han edificado a partir de 1971, década en la que Rincón da el primer paso de municipio eminentemente pesquero a albergar un incipiente turismo de veraneo familiar proveniente, sobre todo, de la capital de la provincia y de otras zonas de Andalucía. En 30 años, Rincón de la Victoria ha pasado de ser un municipio pesquero y residencial, donde predominaba la 2ª vivienda (veraneos) a ser una ciudad con más 1ª vivienda (ciudad dormitorio) que cualquier otro tipo. Así, mientras que al inicio de la década de los 80, el porcentaje de 1ª vivienda solo era del 26,3% frente al 61% de 2ª vivienda, en el año 2011 este porcentaje se ha intercambiado: 59,09% es 1ª vivienda y 25,02% es 2ª. Por su parte, las viviendas vacías han pasado del 12,66% al 15,88%. 

En Rincón, a partir de 2011, prácticamente se paralizan las viviendas terminadas, ralentizándose más que la media provincial y metropolitana, si bien, a partir de 2015 se aprecia una ligera mejoría, que aún no se ha apreciado en esos otros ámbitos. En 2015, se terminaron en el municipio 61 viviendas plurifamiliares, es decir, el 9,13% de las edificadas en el área metropolitana y el 5,38% de las creadas a nivel provincial. Todas ellas fueron viviendas libres, ya que con la excepción de 10 viviendas en 2010 y 72 en 2011, no se crea vivienda de VPO en Rincón en los últimos años.

Hoy son 25.780 las viviendas (Bienes Inmuebles de Uso Vivienda de carácter urbano en Rincón de la Victoria) matriculadas en el catastro.

La urbanización Parque Victoria, el debate sobre la recepciónLa urbanización Parque Victoria, situada al N de la Autovía del Mediterráneo A-7, a la altura de La Cala del Moral, constituye una de las grandes zonas de expansión urbanística de Rincón de la Victoria, con suelos urbanizables para ejecutar todavía 1.900 viviendas, que se sumarían a las 1.200 ya ejecutadas en la última década. Sin embargo, los alrededor de 2.000 vecinos que residen en este entorno se quejan de que pagan «los mismos impuestos, pero somos tratados como ciudadanos de segunda categoría, sin los mismos servicios que el resto del pueblo». El Ayuntamiento admite que los servicios que se prestan en este entorno de calles laberínticas con grandes pendientes «son los mínimos imprescindibles», porque se trata de una urbanización «sin recepcionar formalmente», que está inmersa en un procedimiento judicial desde hace dos años. En 2010 el Consistorio, gobernado entonces por la que hoy es también la alcaldesa rinconera, la socialista Encarnación Anaya, firmó un acta de recepción de los viales «provisional, y supeditada a la ejecución de una serie de obras pendientes, que no se han llevado a cabo, por valor de más de 3 millones de euros», según han establecido los técnicos municipales del Área de Urbanismo.”11.9.2017 Rincón de la Victoria pone en marcha la revisión del PGOU. La Diputación suscribe un acuerdo con el Ayuntamiento rinconero para actualizar el planeamiento de su término municipal, «para adecuar el desarrollo de los municipios», y, en el caso de Rincón de la Victoria, la revisión del PGOU permitirá su adaptación al Plan de Ordenación del Territorio de Andalucía (POTA). El consistorio ha adjudicado a la empresa pública de la Diputación Provincial de Málaga, Turismo y Planificación Costa del Sol SLU la redacción del nuevo PGOU, por un importe de 155.905,06 € (29.7.2017), pero la empresa descartada y que había obtenido mejor puntuación, Código Arquitectura, ha presentado un recurso al Ayuntamiento…

Y en la búsqueda de un modelo de ciudad, emprende “Rincón, horizonte al futuro 2025”, CIEDES, publica en mayo de 2017 el Pre-diagnóstico con el objetivo de detectar los activos y problemas (momento actual); seguirá el Diagnóstico: a partir del prediagnóstico donde se conocerán los retos de futuro que plantea la evolución del municipio; y finalmente el Marco Estratégico: diseñar la ciudad que los ciudadanos desean.

Pretende ser la base de una estrategia de desarrollo sostenible, inteligente e integradora que atraiga financiación europea: Fondos Feder, a través de la denominada EDUSI, convocatoria que permitirá avanzar en el crecimiento de Rincón de la Victoria.

Nunca es tarde, pero la Iª y la IIª convocatoria han pasado ya y no se presentaron; siempre queda la IIIª convocatoria (de gracia), y hay prisa, desde el 17.6.2017 está publicada “la concesión directa de subvenciones a proyectos singulares que faciliten el paso a una economía baja en carbono en el ámbito de las Entidades locales españolas, con cargo a los fondos FEDER incluidos en el Eje 4 de Economía Baja en Carbono del Programa Operativo plurirregional de Crecimiento Sostenible (POCS) para el periodo 2014-2020”

“…Esperan llegar a la convocatoria de los Fondos Edusi, porque aunque el valor mayor es la generación de conocimiento que es de valor incalculable, si pudieran acceder a 5 millones para financiar una intervención en Rincón de la Victoria sería muy positivo…”

Y la participación ciudadana... 

Pero más preocupante es la realidad expuesta en el Estudio sobre la problemática por el riesgo de inundaciones en la provincia de Málaga”  realizado por la Fundación MADECA, 

“…La revisión crítica de los PGOU en materia de inundaciones de los municipios objeto de estudio muestra una situación bastante desfavorable en relación a la incorporación de la legislación vigente en materia de inundaciones, pues solo el municipio de Fuengirola incorpora en su PGOU toda la normativa. 

Un aspecto clave, y que no se recoge o de forma somera en los PGOU analizados, es la declaración de zona inundable (según el Sistema Nacional de Cartografía de Zonas Inundables‐SNCZI), de determinados ámbitos del municipio, que puede implicar que ciertos suelos pasen a ser no urbanizables, con la consecuente pérdida de valor que ello supone. El no ocupar con suelo urbano la zona inundable es un tema de ordenación del territorio, por lo que es importante que se incorporen las líneas de inundación al planeamiento urbanístico para delimitar los terrenos y las viviendas concretas que se verán afectadas por las inundaciones.

Especialmente preocupante son los casos de Mijas, Rincón de la Victoria y Vélez‐Málaga, que pese a ya tener aprobada la revisión de sus PGOU conforme a la Ley 7/2002, de 17 diciembre, de Ordenación Urbanística de Andalucía (LOUA), no han incorporado ni lo dispuesto en el Decreto 189/2002 de 2 de julio por el que se aprueba el Plan de Prevención de Avenidas e Inundaciones en Cauces Urbanos.

Rincón de la Victoria cuenta con un PGOU en vigor del año 1991 que en 2008 fue adaptado a la LOUA. En materia de inundaciones solo contempla lo establecido en la sección VIII de Regulación de márgenes y sus cauces, que indica que para cualquier actuación en las zonas contiguas a los cauces, en un ancho de 20 m a partir del deslinde correspondiente se tendrán en cuenta las prescripciones de la Ley de Aguas y Reglamento del Dominio Público vigente, y demás legislación aplicable, a fin de preservar la seguridad y estabilidad de los cauces y de las márgenes ante riadas extraordinarias con período de recurrencia de 500 años.

Por tanto, el PGOU del Rincón de la Victoria contiene información y referencia normativa en materia de gestión y prevención de inundaciones muy limitada y, en su adaptación de 2008 no incorporó las disposiciones sobre inundaciones de la legislación vigente; las zonas inundables no están consideradas como no urbanizables, siguiendo la Ley 7/2002 de Ordenación Urbanística de Andalucía, y no recoge lo dispuesto en el Decreto 189/2002 de 2 de julio por el que se aprueba el Plan de Prevención de Avenidas e Inundaciones en Cauces Urbanos Andaluces…”

Norma  Contenido desarrollado

Ley 7/1985, de 2 de abril, Reguladora de las Bases del Régimen Local.

 Competencias de las entidades locales

Real Decreto Legislativo 1/2001, de 20 de julio de 2001por el que se aprueba el texto refundido de la Ley de Aguas

  • Los instrumentos de ordenación urbanística del territorio deberán respetar lo previsto en relación a zonas inundables en los planes hidrológicos de cuenca
  • Los terrenos que puedan resultar inundados durante las crecidas no ordinarias de los lagos, lagunas, embalses, ríos o arroyos, conservarán la calificación jurídica y la titularidad dominical que tuvieren

Decreto 189/2002, de 2 de julio de 2002 por el que se aprueba el Plan de Prevención de avenidas e inundaciones en cauces urbanos andaluces

  • Corresponde a los municipios la recogida de residuos sólidos en cauces públicos urbanos
  • Establece las limitaciones en relación a edificación en zonas inundables a recoger en PGOU
  • Previa adopción del PGOU se deberá recabar información y datos del organismo de cuenca correspondiente para delimitar las zonas inundables
  • Los nuevos crecimientos urbanísticos se deberán situar en zonas no inundables
  • Para obtención de licencia de obras de edificaciones admitidas en zonas inundables, el interesado deberá suscribir seguro de responsabilidad civil

Ley 2/2002 de, 11.11.2002, de Gestión de Emergencias en Andalucía

Las AAPP en el marco de sus competencias promoverán actuaciones orientadas a la reducción de riesgos y a la prevención de catástrofes, con especial atención a la capacitación de los servicios operativos y a la formación y colaboración de la población para hacer frente a tales situaciones

Ley 7/2002, de 17 de diciembre de 2002, de Ordenación Urbanística de Andalucía

Tendrán consideración de no urbanizable en los PGOU aquellos terrenos que presenten riesgos ciertos de inundaciones

Ley 7/2007, de 9 de julio de 2007, de Gestión Integrada de la Calidad Ambiental

Establece la obligatoriedad de realizar una evaluación ambiental estratégica para las revisiones totales o parciales de los planteamientos generales urbanísticos

Ley 5/2010, de 11.6.2010, de autonomía local de Andalucía

Es competencia de las corporaciones locales la elaboración, aprobación, implantación y ejecución del Plan de Emergencia Municipal, así como la adopción de medidas urgencia en caso de catástrofe

Ley 9/2010, de 30.7.2010, de Aguas de Andalucía

Tras la aprobación inicial de PGOU, se solicitará a la Consejería competente en materia de aguas un informe de carácter vinculante en el que se evalúe el reflejo de los estudios de los organismos de cuenca, a los que se refiere el Decreto 189/2002, en la delimitación de las zonas inundables del PGOU

Acuerdo del Consejo de Gobierno por el que se aprueba Plan Territorial de Emergencia de Andalucía de 22 .11.2011

Establece criterios y directrices para la elaboración de los Planes de Emergencia Municipales

Los plazos han empezado a correr, CIEDES para el Plan Estratégico que conduzca a obtener fondos europeos para co-financiar sus proyectos, y Turismo y Planificación Costa del Sol SLU, (12 meses) para redactar la revisión del PGOU, que además de actualizar el modelo de ciudad ha de hacer especial hincapié en la gestión de riesgos, a dimensionar el esfuerzo “municipal” sobre el territorio y dotar, por ende” de los servicios y equipamiento en cantidad y calidad que los ciudadanos han confiado a sus gestores-gobernantes. Y no vale ya el descontrol diagnosticado…

Estaremos atentos.


Cada mercado es local.

Cada municipio tiene su singularidad.

Cada municipio se retrata en su parque residencial.


ANTEQUERA

ANTEQUERA. Población (INE)

ANTEQUERA. Pirámide de Población

ANTEQUERA. Bienes Inmuebles de Uso VIVIENDA 2014-2017 (Catastro)

ANTEQUERA. Deuda Municipal

ANTEQUERA. Evolución del PARO

ANTEQUERA. Parque de Viviendas en ALQUILER según año de construcción


Son datos fríos, sin cocinar.

Información para la toma de decisiones.

Información para el conocimiento.


“A mis pies, en la ladera del cerro, se extendía la vieja ciudad guerrera, tan a menudo mencionada en crónicas y romances. (…) Detrás se extendía la vega, cubierta de jardines, huertos y tierras de pan llevar y de prados esmaltados. Solo la superaba la tan famosa vega de Granada. A la derecha el escarpado promontorio de la Peña de los Enamorados, se internaba por la llanura. Desde aquella altura, seguidos de cerca por sus perseguidores, se despeñaron, desesperados, la hija del alcalde moro y su enamorado” (Washington IRVING, Cuentos de la Alambra –1832–).

Antequera es una ciudad y un municipio de la provincia de Málaga, de 749,34 km² en la comunidad autónoma de Andalucía, situada en el N de la provincia y a una altitud media de 575 msnm, es el centro de la comarca que lleva su nombre y la cabeza del partido judicial homónimo.​

Por su población, Antequera es el 1º municipio del interior de la provincia y el mayor en cuanto a superficie, siendo además el 24º más grande de España.​ Antequera se encuentra en un enclave geográfico estratégico, por estar situado en el centro de Andalucía, donde confluyen las principales vías que comunican Málaga con Córdoba y Granada con Sevilla, las 4 mayores ciudades de la comunidad autónoma. La ciudad se encuentra a 45 km de Málaga y a 115 de Córdoba, ciudades con las que está comunicada por tren de alta velocidad y la autovía A-45, y a 160 km de Sevilla y 102 km de Granada, con las que está comunicada mediante la autovía A-92 y, en un futuro próximo, también por alta velocidad, una vez esté terminado el Eje Ferroviario Transversal, que se hace esperar ya varios años.

Por su situación estratégica de comunicaciones, con 4 aeropuertos situados a 1 hora aproximada de distancia y en la vía ferroviaria del Puerto de Algeciras, Antequera se perfila como un importante centro de infraestructura logística, con varios parques empresariales y el nuevo Centro Logístico de Andalucía.

Sus límites naturales son: al N y NO las campiñas cordobesa y sevillana, al S los Montes de Málaga y el Valle del Guadalhorce, conectando al O-SO con las estribaciones de la Serranía de Ronda, y al E con las tierras de Loja. Se encuentra dominada fundamentalmente por la Depresión de Antequera situada en el extremo occidental del llamado Surco Intrabético.

ANTEQUERA por J. Seguí

Además, la Vega de Antequera, regada por el río Guadalhorce, es una zona agrícola fértil que proporciona cereales, aceite de oliva y hortalizas en abundancia. El núcleo principal del municipio lo constituye la ciudad de Antequera, la cual posee un centro histórico bien conservado y numerosos monumentos. Su emplazamiento se debe a su origen romano y musulmán, elegido probablemente por tratarse de un paraje elevado desde donde se domina la vega.

Los restantes núcleos son de pequeño tamaño y presentan características comunes, como su carácter rural y tipologías edificatorias que corresponden a la agrupación de viviendas unifamiliares de poca altura, además de ser todos de reciente creación, surgidos con vista a la explotación agropecuaria de la zona o alrededor de las infraestructuras ferroviarias. La mayoría se localizan en la vega para aprovechar su fertilidad agrícola: Cartaojal, Los Llanos de Antequera, Bobadilla, Bobadilla-Estación, Colonia de Santa Ana y Cañadas de Pareja. Los demás se ubican en la vertiente S de la cordillera: Villanueva de Cauche, La Joya, Los Nogales y La Higuera.

Comarca de Antequera

La Comarca de Antequera coincide con la Zona Rural Leader de Antequera en la provincia de Málaga que abarca los municipios de Alameda, Antequera, Casabermeja, Fuente de Piedra, Humilladero, Mollina y Villanueva de la Concepción, y se extiende sobre una superficie de 1.148, 95 Kmal norte de la provincia de Málaga, con una población, a 1.1.2015, de 64.181 habitantes.

Mapa turístico comarca Antequera

Durante las décadas posteriores a la conquista castellana (1410) la población de Antequera no alcanzaba los 3.000 habitantes, A partir del siglo siguiente, y hasta la segunda mitad del siglo XVIII, la ciudad experimenta una continua expansión, hasta alcanzar los 23.000 habitantes. A mediados del siglo XVIII los cultivos de la Vega están presididos por la tríada mediterránea de los panes, los olivos y las vides, pero donde también abunda la huerta y el arbolado, junto con el cáñamo, el lino y el zumaque. La población se agrupa en la ciudad y en sus aldeas, pero también en las caserías dispuestas por el ruedo y en los cortijos del secano. Los rebaños de ovejas proporcionan lana abundante, que se exporta hacia el exterior pero es también la base de una importante industria de tejidos y curtidos. La red de cauces fluviales de la Vega permite el aprovechamiento de la energía hidráulica, con una proliferación de batanes y molinos en los que se apoya la mencionada industria artesanal. Algunos de estos artificios serán transformados a partir de la 2ª mitad del siglo XIX en fábricas de tejidos, que constituyen la base de un resurgimiento industrial de la ciudad. Durante el siglo XIX la estratégica posición de la ciudad, como clave de las comunicaciones del puerto de Málaga hacia el interior, la hace participar tempranamente en el desarrollo de la red ferroviaria como cruce de 2 importantes líneas que unen Málaga con Córdoba y Granada. En las últimas décadas la ciudad se ha expandido a E y O. En la primera de esas direcciones se han implantado los nuevos espacios industriales, mientras que la segunda acoge los nuevos desarrollos residenciales.

Su nombre tiene origen en Anticaria, la antigua denominación romana, luego Antaquira en árabe, aunque varios yacimientos repartidos por el término municipal atestiguan que la zona estuvo habitada desde hace más de 6.000 años. De su pasado conserva un extenso patrimonio arqueológico y arquitectónico, destacando el conjunto de dólmenes de Menga, Viera y El Romeral,​ así como numerosas iglesias, conventos y palacetes de distintas épocas y estilos. De su entorno físico destaca el Paraje Natural de El Torcal, famoso por las caprichosas formas de sus rocas calizas, que conforman uno de los paisajes kársticos más importantes de Europa.​

Este espacio natural, junto con los dólmenes Menga, Viera, El Romeral y la Peña de los Enamorados, conforman el llamado Sitio de los Dólmenes de Antequera, declarado en julio de 2016 Patrimonio Mundial de la UNESCO.Análisis de la evolución histórica de Antequera. La ciudad que hoy conocemos, tuvo su embrión originario en el actual Cerro del Castillo, y en concreto en su vertiente sur que mira al río de la Villa, datándose, por los restos arqueológicos encontrados, de la Edad del Bronce Final. No obstante, con anterioridad a éste parece ser que existió un enclave en el denominado Cerro del Mari Macho, que cronológicamente podría corresponder al período inicial del Cobre Pleno, y que se especula constituyó el primer hábitat al aire libre en el entorno de la ciudad que hoy conocemos, cuya proximidad al conjunto funerario megalítico de Menga y Viera le supone relacionado con el mismo, sin que tampoco exista confirmación al respecto. Con posterioridad, y en el mismo lugar del Cerro del Castillo, se produce un asentamiento ibérico que probablemente permanece hasta la llegada de la época romana, y que con ésta última cultura se consolida, el cual puede identificarse, cada día con más certeza a juzgar por la abundancia de restos arqueológicos encontrados, con la ciudad romana de Antikaria. Esta debió tener sin duda una fuerte importancia, en función primordialmente de su enclave geográfico.

El dolmen de Menga es el máximo representante de la arquitectura megalítica en España y seguramente también en Europa. Data del periodo del Calcolítico Antiguo (3700 aC),y está considerado por sus características constructivas como sepulcro de galería (cámara y pasillo de acceso diferenciados), aunque también podría incluirse como sepulcro de corredor (cámara y corredor unidos en una misma planta). Se trata de una gran construcción con cubierta adintelada formada por grandes megalitos, de plano irregular, donde no hay una clara separación entre el pasillo y la cámara, que parece un ensanchamiento del primero aunque con soportes centrales o pilares de sección cuadrada. Esta construcción está cubierta por un túmulo artificial de varios metros de diámetro, el cual ha perdido parte de la potencia de su volumen original. Su forma es algo elíptica y está constituido por una deposición de diferentes capas de tierra y algunas piedras entremezcladas, alternándose con otras capas de lajas de piedra dispuestas con la misma inclinación que el túmulo y colocadas con mayor precisión y acoplamiento en los laterales de éste que en la propia coronación, donde están más sueltas. Estas piedras tienen una longitud de 30 a 40 cm. y un espesor de 5 a 8 cm. El eje longitudinal del sepulcro se alinea con la dirección SO-NE. Y su acceso está orientado hacia el NE.

El dolmen está constituido por un total de 32 megalitos, de los cuales 3 son pilares, 5 losas de cubierta y 24 ortostatos. Conforman un corredor de 25 m de largo, con una anchura máxima de 5,8 m y otra mínima de 2,2. La planta está dividida en 3 tramos que coinciden con los cambios de dirección que presentan sus paredes laterales:

1. El primer tramo sería la entrada o atrio, con forma trapezoidal. Se mantiene parcialmente con restos de 3 ortostatos, 2 a la izquierda y 1 a la derecha. Estuvo constituido, según se deduce de los estudios arqueológicos, por un total de 6 ortostatos. Su longitud primitiva era de 6 m, la parte ancha y cercana al exterior mediría 4,5 m y la estrecha 2,5. La altura aproximada sería de 2 m.

2. El segundo tramo tiene una planta rectangular, con los lados bastantes rectilíneos y paralelos. Está formado por 6 ortostatos, 3 en cada lado, y 1 losa de cubierta. Su longitud es de 5 m, la anchura aproximada es de 3 m y la altura va de 2 a 3 metros de forma creciente conforme se avanza.

3. El tercer tramo, con planta ovalada, tiene 15 ortostatos, 7 a cada lado y 1 frontal o de cabecera, 4 losas de cubierta y 3 pilares centrales ubicados en planta. En el inicio de este tramo se aprecia cómo la primera losa de cada una de las paredes sobresale respecto al plano del último ortostato del segundo tramo. Su longitud es de 16,10 m, su anchura inicial es de 2,20, 5,60 en el tercio posterior y 4,70 en el fondo. La altura varía desde 2,70 m en su comienzo, llegando a 3,30 m.

La descripción geológica sitúa al dolmen de Menga en el borde sur de la Depresión de Antequera, en el curso intrabético. El sustrato sobre el que se asienta el conjunto de ortostatos del dolmen de Menga se compone de materiales sedimentarios pertenecientes al Tortoniense Superior, con abundancia de arenas poco o nadas cementadas, y gravas poligenéticas y heterométricas, principalmente. Este terreno es el característico de un ambiente sedimentario tipo delta o aluvial.

ANTEQUERA. Dolmen de Viera. Planimetría. Proyecto de Consolidación (2001)  Villalón Conejo, A. y Trujillo Cebrián, J. J.

El dolmen de Viera es una construcción megalítica perteneciente al periodo Calcolítico y con una antigüedad de más de 5.000 años. Está considerado como un sepulcro de galería, donde se pueden diferenciar 3 tramos separados por 2 puertas. Su longitud total es de 21,50 m. Cabe destacar el labrado regular de los ortostatos con lados rectilíneos, que permiten un ajuste casi perfecto entre ellos.

1. El primer tramo es de planta rectangular con unas dimensiones aproximadas de 3 metros de longitud por 1,50 de anchura y altura. Lo conforman 2 ortostatos en el lateral derecho y 1 ortostato en el lateral izquierdo. Hay una primera puerta que separa el primero y segundo tramo. Se trata de una losa rectangular perforada, colocada perpendicularmente a los ortostatos laterales y de la que sólo queda la parte inferior. Las dimensiones del hueco que permite el acceso son, aproximadamente, de 98 cm de altura y 76 de anchura.

2. El segundo tramo es de planta rectangular, con unas dimensiones aproximadas de 15,80 m de longitud, 1,50 de anchura y 2 de altura. El lateral derecho está conformado actualmente por 12 ortostatos y el lateral izquierdo por 10 ortostatos, ambos incompletos. La segunda puerta perforada está completa y es similar a la primera.

3. El tercer tramo, al que se accede por la segunda puerta, conduce a la cámara sepulcral de planta cuadrada, con 1,75 m de lado y 2,08 de altura. La compone 3 ortostatos situados uno a cada lado y otro de cabecera, y sobre ellos una losa de cubierta.

Respecto a las losas de cubierta se conservan actualmente 5 completas, una que cubre la cámara y las 4 restantes lo hacen con el último tercio del segundo tramo. Hay otros 2 fragmentos de losas de cubierta correspondientes cada uno a losas distintas y situados, en la primera puerta uno y otro en el comienzo del segundo tramo. El pavimento original estaría constituido por un enlosado a base de lajas de tamaño medio, que reposarían sobre una fina capa de tierra depositada a su vez sobre las margas del propio terreno. El túmulo, a diferencia del dolmen de Menga, está formado por una capa de piedras que descansan sobre las losas de cubierta directamente, y con un grosor medio de 1 m. Su función sería la de hacer de sistema de drenaje. El resto del túmulo lo forman capas irregulares de distintos tipos de tierra.

El Tholos de El Romeral,  es un sepulcro que corresponde a la tipología del tholos. Esta constituido por 2 cámaras cubiertas con falsa cúpula y precedidas de un corredor. La cámara mayor tiene un diámetro de 5,40 y 4 m de alto, y el diámetro de la pequeña de 2,30 m y su altura de 2,40. La longitud de la galería es de 23,50 m, la anchura de 1,70 y la altura de 2,40. Descubierto por los hermanos Viera en 1903, se le denomina en un principio “Cueva del Cerillo Blanco”. 

En la construcción del monumento se utilizan lajas pequeñas de caliza, excepto en las jambas y dinteles de ambas cámaras, construidos con bloques de piedra, y las cubiertas de la galería y el cierre de las 2 cúpulas, donde se colocan grandes monolitos también de piedra. De las 13 losas de cubierta que cubren el corredor sólo 10 son originales. Contando desde la entrada, la primera, la cuarta y la quinta se colocaron en la restauración de 1941.

La cámara del fondo tiene una desviación de 0,50 m hacia la izquierda del eje central del resto del dolmen, y se encuentra elevada 0,70 m sobre el pavimento de losas de la cámara que le precede. Encajada en este espacio interior, hay una gran losa horizontal a modo de mesa.

Por ello la Antikaria romana, al situarse en una encrucijada de la red de comunicaciones, constituyó un punto de vital importancia en el trazado de la vía Augusta, que unía las ciudades de Cádiz, Sevilla, Ecija y Córdoba. De esta manera se sabe que existía un ramal que desde Sevilla unía con Córdoba, pasando por Singilia Barba y Antikaria y un segundo que desde Antikaria unía con Málaga a través de Aratispi (Villanueva de Cauche). El tercer ramal unía Antikaria con la vega de Granada (Ilíberis) a través de Archidona, existiendo con bastante probabilidad un último ramal que desde Antikaria también unía con Málaga a través de Nescania (Valle de Abdalajís). Es esta circunstancia, unida a su riqueza y gran potencial agrícola, lo que convierte a Antikaria en una ciudad de notable importancia, alcanzando en la civilización romana hispánica la categoría de Municipium. 

Delimitación sitios Dólmenes de Antequera

Este asentamiento romano, como queda dicho se efectúa sobre el anterior ibérico y el primitivo de la etapa del Bronce final (Calcolítico), pero extendiéndose por la ladera norte del Cerro del Castillo en dirección hacia la parte llana de la ciudad, datándose del siglo I d.C. Posteriormente durante el Bajo Imperio, se produce una cierta descentralización de la ciudad, en beneficio de las villas romanas que se extienden por la vega antequerana, consecuencia del desarrollo agrícola de la misma.

En el año 713 los musulmanes pasan a ocupar la ciudad, estableciéndose y aprovechando las ruinas de fortificaciones romanas de la ciudad de Antikaria. Existió una primera época en que la ciudad pierde todo papel relevante, ello sin duda originado por la cercana Archidona, que a la sazón se hallaba convertida en la capital de la Kora Rayya. En esta época, como se ha dicho se produce un vacío histórico, aún no explicado del todo a pesar de las razones apuntadas, teniéndose noticias a mediados del siglo XII de que la ciudad se hallaba en una recesión casi total.

Para una comprensión exhaustiva aconsejo la lectura de la tesis doctoral de José Juan Cobos Rodríguez, dirigida por Dª Carmen Trillo San José,  “De la Antiqìra Nazarí a la Antequera Castellana a finales de la Edad Media”, de la Universidad de Granada, Departamento de Historia Medieval y Ciencias y Técnicas Historiográficas dentro del programa “Ciudades y Culturas en el Mediterráneo Antiguo y Medieval”, de 2015

Será ya en los siglos XIII y XIV cuando la ciudad musulmana adquirirá su máximo esplendor.

“…Desde mediados del siglo XIII, una vez conquistadas Sevilla y Jaén, es cuando Antaqira comenzó a tener importancia como fortaleza militar fronteriza. Los monarcas castellanos comprendieron su condición de llave del reino de Granada y como tal intentaron conquistarla en distintos momentos.

La intervención militar del Infante Don Fernando en 1410 supondrá que Antequera sufra una radical transformación pasando de una administración islamista a depender de la corona de Castilla. La recién conquistada villa va a convertirse en un estratégico enclave en el proceso de la guerra granadina, lo que le dará a partir de ahora un papel fundamental en los acontecimientos que en su entorno geográfico se irán produciendo a lo largo del siglo XV. En un primer momento y hasta casi el primer cuarto de este siglo XV, la villa tendrá una evidente estructura militar, y se asentará una población claramente dedicada a la lucha fronteriza y a la defensa de este importante espacio.

La toma de Antequera y su control por la corona castellana será determinante en las distintas fases finales de la guerra contra el reino granadino.

La repoblación de la ciudad a base de elementos militares, como hemos apuntado anteriormente, fue el primer acto administrativo que se produce. Este inicial repartimiento lo realizará su primer alcaide de la fortaleza y alcalde y justicia mayor de la villa, Rodrigo de Narváez, que con el nombramiento de dos jueces, uno por cada collación, serán la base del sistema político que controlará la nueva villa. Junto a ellos se nombrará por la Corona una serie de cargos. En principio tendremos a seis cargos de regidores, que recaerán por primera vez en Pedro González de Ocón, caballero de la banda dorada, Lope Sánchez de Valenzuela, Fernán Martín de Valdetapia, Antonio López Lobato, Alonso González Estote y Fernán Albases de Jerez: También se nombraran cuatro jurados, dos por parroquia o barrio Pedro Rodríguez Escudero, Juan Méndez de Valdés, Juan Ruiz de Robledo y Alonso Martín.

Otros cargos del concejo, era el alguacil mayor, el personero y el escribano, todos ellos como los anteriores de designación real. Además existían otros cargos de nombramiento en este caso concejil, que eran el procurador, el mayordomo, los alcaldes ordinarios y el alcalde del agua, el físico, el campanero, el abogado del concejo, el relojero, entre otros.

El concejo se reunía semanalmente, en principio los viernes, y posteriormente también los martes. El lugar establecido para ello, era la torre del homenaje de la alcazaba, aunque de manera esporádica aparece también como espacio para el cabildo las iglesias parroquiales de San Salvador y de Santa María. La Edad Moderna será un periodo crucial para Antequera. A lo largo del siglo XV, la ciudad jugará un papel fundamental en la guerra con el reino de Granada en todas sus fases. Esta circunstancia convertirá a las tierras de Antequera en un espacio de frontera, donde en la primera mitad de este siglo XV, la obligará a vivir encorsetada entre sus muros y militarizada. Como consecuencia de su apoyo a la corona castellana, y sus constantes intervenciones bélicas en la frontera, se le otorgaran numerosos privilegios, como el de ciudad en 1441. 

Defensas medievales de Antequera

Este privilegio fue la respuesta real a la complicada situación que en torno a estos años estaba sufriendo Antequera, con constantes e interminables enfrentamientos fronterizos que tan solo son frenados por las esporádicas treguas que se firman con el reino granadino. El hundimiento de la frontera, agravará la crisis, y la corona en un intento de buena voluntad, beneficiará a Antequera, otorgándole nuevos privilegios, entre ellos este al que nos referimos y unos años después en 1448 el de homicianos.

Este tipo de privilegio fue otorgado de manera un tanto frecuente, ya que fue un medio utilizado por la corona para defender la frontera, hecho fundamental para mantener los territorios conquistados y a la vez intentar repoblarla. Con esta medida se obtenía un doble resultado: por un lado, se conseguía que las nuevas tierras gozaran de una población más o menos estable dentro de lo que cabe y que explotara las riquezas agropecuarias de la zona; por otra parte, se dotaba de un cuerpo de gente “aguerrida”, que en un determinado momento pudiera luchar y hacer frente al enemigo, ya que se trataba de individuos que nada tenían que perder y sí, mucho que ganar. 

En el caso de Antequera los objetivos no se cumplen del todo, ya que el número de vecinos no aumenta considerablemente, lo que nos habla de la difícil situación de constante conflicto bélico que se vive en esta zona de frontera. El alcaide don Fernando de Narváez logró, además, la concesión del título de “noble ciudad de Antequera”, que le otorga el rey don Enrique II en 19.12.1466. Está merced está justificada por el recio aguante de las gentes de Antequera y su incondicional apoyo en la cruenta campaña contra de Archidona que finaliza en 1462, con la incorporación de esta localidad a la corona castellana, y que además benefició a la ciudad al quedar más resguardada en la línea de los castillos que defendían la frontera. Esto permitirá un respiro a la complicada situación que sufre la ya ciudad. Aunque la clave del cambio vendrá de la mano primero de la incorporación de Málaga a Castilla en 1487, que alejará definitivamente la frontera y dará pie a un primer momento de expansión territorial y al desarrollo de sus incipientes arrabales.

Administrativamente se constituirá el concejo. Hasta entonces la ciudad estaba gobernada por el alcaide de la fortaleza y los alcaides de justicia, uno por collación a los que habría que sumar el alférez mayor y unos regidores designados por la corona. No será hasta 1487 cuando tengamos la total certeza del funcionamiento del cabildo como tal. La documentación conservada, muy escasa, se reduce a los documentos supramunicipales, concediendo derechos y privilegios a la ciudad, y a los constantes requerimientos recordando la obligación de residir en la ciudad los cargos públicos…”

José Escalante Jiménez. Málaga 2015. Los escribanos en Antequera. Un Análisis global (1475-1869)

Comarca Antequera

Con la conquista de Antequera por las huestes cristianas en el año 1410, pasa a convertirse por su nueva situación de ciudad fronteriza en estratégica base militar preparatoria del final de la guerra granadina, reconstruyéndose parte de sus muros y torres de la Alcazaba. La conquista de Archidona en el último tercio del siglo XV y, consecuentemente, el avance de la frontera hacia el Este, produce una relajación en el Ánimo bélico de la ciudad, que tímidamente comienza a extenderse fuera de las murallas del antiguo recinto musulmán.

Sin embargo es la última década del siglo XV y primer tercio del siglo XVI, la que supone una etapa de vital importancia en la configuración del casco urbano actual, al quedar la guerra finalizada, y comenzar a consolidarse en la periferia de sus murallas la nueva ciudad. 

1564 ANTEQUERA

De esta forma, los antiguos arrabales del Albaicín y de San Juan pasan a convertirse en barrios, produciéndose la unión entre ellos a través de Santa María de Jesús en el Portichuelo. Es decir, la ciudad experimenta un primer ensanche hacia el sur, colindante con esa ladera del castillo, y limítrofe con el río de la Villa y zonas de pendientes más pronunciadas junto al antiguo camino de Málaga. También se inicia su extensión hacia el norte, junto a los caminos de Sevilla y Córdoba, siendo la Iglesia de San Sebastián y su plaza elementos determinantes en este desarrollo urbano que se realiza a lo largo de todo el siglo XVI, existiendo ya para entonces el arrabal de San Pedro, junto al monasterio de San Zoilo. De esta manera para el año 1.518 ya se habían erigido, aparte de la nombrada iglesia de San Sebastián, la iglesia de San Juan, amén de tres monasterios y cuatro hospitales, configurándose también las plazas de San Sebastián y del Portichuelo, que constituyen igualmente, junto al trazado de las redes viarias principales, puntos nodales de este ensanche urbano.

1567 ANTEQUERA

Hay que decir que paralelamente a este proceso se produce en este siglo el paulatino abandono del recinto amurallado, a la vez que sufre importantes modificaciones en su estructura urbana, al ensancharse determinadas vías y demolerse parte de sus edificaciones, como acontece en el entorno de la Iglesia de Santa María, liberando espacio para la creación de plazas públicas. Durante los siglos XVII Y XVIII, la ciudad sigue su curso de ensanche hacia el norte, de manera que la ciudad resultante en su entramado urbano, se corresponde con el casco histórico que hoy conocemos. De esta manera, desde Calle Higueruelos, Plaza San Sebastián y Plaza de las Descalzas, la ciudad se extiende hasta las actuales calles de Belén, San Pedro y Porterías.

1715 ANTEQUERA

En estos siglos, se produce un desarrollo urbano de la ciudad con connotaciones muy diferentes al del siglo XVI. En el siglo XVI, el desarrollo de ciudad se realiza hasta bajar la ladera norte, en un intento de conectar la parte alta, con la parte más llana situada a sus pies, y por tanto con una serie de ejes viales longitudinales adaptados a la topografía del terreno, como la calle Herradores, Rastro, Río, etc. y otros en disposición radial, con pronunciada pendiente y en dirección a los caminos de Sevilla, Córdoba y Granada.

1891 ANTEQUERA (IGN)

El ensanche de los siglos XVII y XVIII, al extenderse por la parte más llana de la ciudad, produce un viario de mayor anchura, manzanas de mayores proporciones, mayor altura de edificación y con una arquitectura más preciada, que está en función de la clase social dominante asentada en esta zona.

El centro de la ciudad queda desplazado entre Calle Estepa y calle Cantareros, en detrimento de la parte alta de la ciudad, instalándose en ella el comercio, los oficios artesanos y demás servicios de la ciudad. En el siglo XIX el único crecimiento de importancia que se produce es el del barrio de la Cruz, que conecta con el norte del barrio de San Pedro. En este siglo, no obstante, comienza un importante proceso renovador del tejido urbano, teniendo como posible origen la búsqueda del mayor aprovechamiento urbanístico de los inmuebles, al permitirse en parte de él, o séase en el ensanche histórico más reciente, un mínimo de 3 plantas de altura.

Por otro lado es notorio el desarrollo industrial textil que las fábricas de hilaturas instaladas en la ribera del río de la Villa van a imprimirle a la ciudad, auge industrial que desgraciadamente va a sucumbir antes de la segunda mitad del presente siglo.

“…El núcleo fabril Hermanos Moreno se encuentra situado en la ribera de río de la Villa, a 3 km al Sur del núcleo urbano de Antequera, junto a la carretera Málaga-Córdoba A-7075. El conjunto ocupa una parcela delimitada por la madrevieja del río de la Villa al Oeste, la Fábrica de Mantas al Sur y la calle Rivera al Norte.

Esta fábrica constituye, junto a otras 13 fábricas de hilados, el conjunto patrimonial más importante de la industrialización antequerana. Este conjunto lo componen las siguientes fábricas: Juanona-Cañada, Hilados Ramos Granados, Fábrica de Mantas, Hermanos Moreno, La Cruz, La Chafarina, La Maquinita, Manufactura Rojas Castilla, León Checa Palma, Daniel Cuadra, Argüelles, Laz, Hilados y tejidos de lana del antiguo molino de papel y la Fábrica de hilados y tejidos de lana de la calle Higueruelos.

El núcleo fabril Hermanos Moreno se compone de dos instalaciones diferentes: la fábrica de lanas y la fábrica de algodón.

Fábrica de hilados y tejidos de lana Moreno Hermanos dedicada al preparado, hilado, tinte, tisaje y acabado de la lana está compuesta de las siguientes edificaciones: el edificio de la fábrica, el antiguo molino y la nave-almacén.

El edificio de la fábrica está situado de manera paralela a la madrevieja del río junto al acueducto que hacía llegar agua al antiguo molino. Este edificio es de planta rectangular, de dimensiones aproximadas 34×12,40 metros, de dos plantas de altura y cubierta a dos aguas de estructura de metálica con placas de fibrocemento y está construido con fábrica mixta de mampostería ordinaria y ladrillo. Al exterior la fachada cuenta con vanos de pequeñas dimensiones situados en la planta superior.  Al Norte de la fábrica se sitúa el antiguo molino. Este edificio es de planta rectangular de dimensiones 6,60×14,20 m, de 2 plantas de altura y cubierta a dos aguas.  Al Oeste de la fábrica y de forma perpendicular a ésta se sitúa la nave-almacén. Esta nave es de planta rectangular de dimensiones aproximadas 8,50 x 21 m, con una única planta y cubierta a dos aguas.  No se conserva la rueda hidráulica que generaba la energía necesaria para poner en funcionamiento la fábrica y se desconoce la altura del salto y la potencia generada.

Fábrica de algodón de José Moreno BurgosEl edificio de la fábrica de algodón se sitúa formando 45º con respecto a la fábrica de lana, de manera perpendicular al acueducto. El edificio responde a la tipología de fábrica de pisos, con dos crujías por planta, tres plantas de altura, sótano y cubierta a dos aguas. Está construida con fábrica mixta de mampostería y ladrillo y cubierta de estructura de madera de par y nudillo con teja cerámica plana. Al exterior, siete vanos por planta enmarcados en dinteles de arco rebajado se distribuyen simétricamente. En la primera planta, sobre el vano central se sitúa un azulejo cerámico que representa la Inmaculada.

Adosada a la fábrica, situada en prolongación a ésta y separado en planta por un pasillo hacia el patio trasero, se encuentra la ampliación del edificio fabril de dos plantas de altura que sigue el mismo esquema estructural y compositivo anterior.

Junto al acceso principal de la fábrica se encuentra adosada una pequeña casetilla dedicada a administración de una única planta y cubierta a un agua.

Datos Históricos.

La tradición textil en Antequera está documentada desde finales del siglo XV. La lana, la seda y el lino fueron a lo largo de los siglos XVI y XVII las actividades fundamentales de la industrial textil antequerana. Sin embargo, será en el siglo XVIII cuando la industria lanera antequerana se vea favorecida por medida de protección al sector que culminará con la concesión como Real Fábrica de Lanas, Paños y Bayetas en 1765.

Hasta finales del siglo XVII, la fábrica era un lugar de reunión para los fabricantes y las diferentes fases productivas estaban dispersas: los lavaderos, batanes y tintas se encontraban en la ribera del Río de la Villa, las perchas en la plaza Alta y los talleres artesanos en los barrios de San Juan y Santa María.

En 1755 había en Antequera 87 fabricantes textiles que disponían de 147 telares.

SXIX: El final del Antiguo Régimen da paso a una experiencia original de la burguesía antequerana: la transformación de las manufacturas de lana que ya funcionaban de modo preindustrial desde 1750, en una industria textil lanera desde 1830 hasta fin de siglo.

PERIODOS DE LA INDUSTRIA TEXTIL ANTEQUERANA

El siglo XIX se puede dividir en tres períodos para la industria textil antequerana: reconstrucción y crecimiento moderado (1833-1850), expansión (1850-1875) y crisis (1875-1900).

1833-1850: Reconstrucción y crecimiento moderado: En 1833 los hermanos Moreno Burgos adquieren los molinos de la Roja y Pietro y construyen la fábrica de hilados y tejidos de lana y comercio Hermanos Moreno.

1850-1875: Expansión:

– Principios SXIX: Fábrica de hilados Argüelles
– 1833: Fábrica de hilados y tejidos de lana Moreno Hnos.
– 1837: Núcleo fabril Manufacturas Rojas Castilla; Núcleo fabril Daniel Cuadra
– 1840: Fábrica de mantas Laz de Bernardo Laude Álvarez
– 1845: Fábrica de hilados y tejidos de lana, Molino de papel
– Mediados SXIX: Fábrica de hilados y tejidos de lanas Hijos de J Ramos y Granados; Fábrica de hilados La Chafarina; Fábrica de mantas; Fábrica de hilados La Maquinilla; Núcleo fabril León Checa Palma
– 1851: Fábrica de hilados La Cruz
– 1853: Fábrica de algodón de José Moreno Burgos
– 1856: Núcleo fabril Juanona-Cañada
– 1869: Fábrica de hilados y tejidos de lana Calle Higueruelos

En 1870 se observan los primeros síntomas de una seria recesión industrial

1875-1900: Crisis: Cuando la energía hidráulica del río de la Villa se hizo insuficiente y no se realizaron las inversiones necesarias para suplirla.

1907-1914: Nuevo periodo de esplendor: Cuando una empresa exportadora alemana introdujo la producción en Marruecos, Argelia, Japón y distintos países de América del Sur. Con la I Guerra Mundial se mantuvo la producción para el mercado interior situación que no perduraría más allá de la década de 1920.

1915:1933: Las nuevas fábricas

La fábrica de los hermanos Auroux situada frente a El Carmen que quedó destruida en un incendio en 1926.

1937 A la fábrica Moreno le seguirá la de Vicente Romero que acondicionará el molino del Henchidero, en el barrio de San Juan, para fábrica textil.

1934-1948: Hymasa: En 1934 se crea Hilaturas y Mantas Antequeranas SA (Hymasa) que agrupaba:

” Manufacturas Rojas Castilla
” Hijos de Daniel Cuadra o fábrica del Henchidero
” León Checa Palma
” Laz de Bernardo Laude Álvarez

Tras la Guerra Civil y la consecuente depresión económica, la sociedad fue liquidada en 1948.
Actualmente algunas fábricas han sido rehabilitadas para servicios públicos, la mayoría has desaparecido y algunas en estado de ruina, permanecen junto al río.

Fuente de energía: El río de la villaEl agua será la única fuente de energía utilizada hasta el siglo XX en las fábricas antequeranas, por lo que éstas se situarán a lo largo del cauce del río de la Villa, lugar donde se había ubicado tradicionalmente la producción artesanal de paños. El curso irregular del río causará graves carencias de funcionamiento en las fábricas.

En el siglo XX, y hasta su primera mitad, se produce un crecimiento de la ciudad en su borde O, comprendido entre el barrio Albaicín y la antigua carretera de Málaga, hoy del Torcal, así como en el cerro de San Joaquín. En la 2ª mitad de este siglo y arrancando desde 1.940, se completa todo este desarrollo unifamiliar en la cara sur del anteriormente citado Cerro de San Joaquín. Este ensanche está originado por la gran demanda de vivienda de una clase social trabajadora que cuenta con pocos medios económicos.

Ya en las últimas décadas, y hasta 1.980, se construyen los barrios de Girón, San José, La Paz y García Prieto en la zona oeste, Los Dólmenes y Los Remedios en el borde este junto a la carretera de Granada, y San Isidro, San Carlos y Miraflores en la zona norte, junto a la carretera de Córdoba. La mayor parte de este ensanche obedece a una tipología de vivienda plurifamiliar, siendo a partir de 1.980, cuando se construyen o se empiezan a construir los últimos desarrollos urbanos de vivienda unifamiliares aisladas o adosadas, auspiciados por planeamiento anterior al Plan General vigente, y que se desarrollan en la zona O de la ciudad de mayor aptitud urbanística para ello. 

Por último, y como hecho relevante de las 3 últimas décadas, hay que hacer constar la gran renovación urbana producida en el propio casco histórico de la ciudad, que ha supuesto la transformación del uso predominante de vivienda unifamiliar, en vivienda plurifamiliar, aumentando de manera considerable la densidad de población en el mismo.

El Casco Histórico de Antequera, como conjunto monumental y como obra viva y siempre inacabada, supone un reto difícil para la ordenación urbanística. Sin embargo ello es posible partiendo de la existencia del Plan Especial de Protección y Reforma Interior y Catálogo vigentes que ordena pormenorizadamente este ámbito a partir de un exhaustivo reconocimiento tanto de la problemática urbanística y social como de la patrimonial, deteniéndose especialmente en el análisis de los valores visuales y de imagen urbana. Por ello desde el Plan General solamente se adoptarán aquellas medidas que, en relación con dicho ámbito, contribuyan a resolver su problemática desde la escala general de la ciudad y respetando, obviamente, las determinaciones del PEPRI.

En el Casco Histórico de Antequera, consolidado urbanísticamente desde el final del siglo XVIII, se centran todo tipo de usos y actividades, hallándose en general muy entremezclados, con mayor o menor equilibrio en función de las distintas zonas o barrios que lo componen. Así en el centro del mismo, y en toda la zona que abarca calle Infante D. Fernando, Merecillas y calle Calzada, junto al uso predominante residencial, se halla implantado el uso industrial (talleres artesanales, pequeñas industrias, almacenes, etc), el uso terciario (oficinas, despachos y bancos), el comercial, así como el institucional o de servicios públicos y el de equipamientos, tanto de carácter docente, sanitario, cultural, y por supuesto el religioso. Este Área que coincide con el Centro Histórico de la Ciudad, es la que como consecuencia de lo anteriormente dicho concentra la mayor actividad de la misma, siendo por tanto su centro neurálgico. 

En las restantes Áreas o barrios del Casco Histórico, el uso residencial se da con carácter casi exclusivo, mezclándose en todo caso de forma detallada o pormenorizada sobre todo con el uso industrial o bien comercial. De esta forma queda establecida una clara dependencia de estos barrios o Áreas envolventes con respecto al Área central anteriormente descrita.

El Casco Histórico de Antequera no ha sufrido el fenómeno acontecido en otras ciudades de despoblamiento del mismo, manteniendo su población autóctona y siendo objeto de una gran actividad edificatoria, de obra nueva y de rehabilitación, proceso que se inició hace más de dos décadas y que continúa en la actualidad. Ello ha dado lugar, como consecuencia de la transformación de los usos de vivienda unifamiliar en plurifamiliar, más rentables, en un aumento considerable de la densidad de población, lo que ha significado una mayor consolidación e impulso de la fuerte actividad que se genera en este Casco Histórico. Por todo ello, paralelo a este fenómeno se han acentuado los problemas existentes, o bien se han originado otros nuevos. 

Asimismo es necesario fomentar la actividad turística y para ello es preciso continuar la conservación y mejora de los edificios catalogados, que permita su reutilización, así como la de los espacios singulares. Además de la conservación y acondicionamiento de la trama del Casco Histórico, estudiando el sistema viario, accesibilidad, tráfico y aparcamientos, al objeto de crear zonas o recintos con itinerario peatonal y más zonas de aparcamiento como la recientemente inaugurada en la Plaza de Castilla.

La solución a la problemática que se plantea en el Casco Histórico se puede resumir en los puntos siguientes:

  • Conservación de Conjunto Histórico Artístico.
  • Mantener el carácter de la Ciudad.
  • Proteger el Patrimonio Histórico Artístico.
  • Resolución de piezas de borde, en particular la zona del Río de la Villa.
  • Fomentar la Rehabilitación de los inmuebles
  • Mantener la actividad en el Centro de la Ciudad, como existe en la actualidad, impidiendo su transformación.
  • Mejorar la oferta hotelera.
  • Aumentar los espacios para equipamiento.
  • Mejora y ordenación de los espacios públicos
  • Utilizar edificios catalogados para ubicar en ellos los equipamientos que se necesitan.
  • Organización de la circulación y creación de más zonas para el aparcamiento.
  • Mejora de la infraestructura viaria
  • Facilitar los tráficos peatonales y rodados entre el casco histórico y el área del hospital.

Las construcciones y edificaciones en Antequera hasta el comienzo de los años 70′ se regían por las Ordenanzas Municipales de Policía de construcciones redactadas en el año 1.909 y aprobadas el 18.11.1.914.

En Noviembre del año 1.972 se aprobó definitivamente el primer Plan General de Ordenación de Antequera, con ello quedaron reglamentados, por aquellas fechas, los aspectos residenciales, industriales y agrícolas, a la vez que se ordenaba el crecimiento y ensanche del Casco Urbano de Antequera. El referido Plan General de 1972 origina una serie de conflictos en la ciudad, que vienen ocasionados por las siguientes circunstancias:

  • La no definición de alturas edificables en diversas zonas de la Ciudad.
  • El deterioro del Casco Histórico Artístico originado por la excesiva altura de las edificaciones permitidas en su Ámbito, no contando con la correspondiente Ordenanza de edificación adecuada al mismo.
  • El no estar contemplados ninguno de los núcleos secundarios existentes en el Término Municipal.
  • La falta acuciante de suelo industrial en el que se pudieran ubicar fuera del Casco antiguo las naves de almacenamiento que existían, con los consiguientes problemas que ello suponía para la circulación urbana.
  • El hecho de que toda la actividad edificatoria estuviera exclusivamente centrada en el Casco Histórico Artístico, donde entre los años 1973 al 1978 se construyeron 1.096 viviendas. Estas fueron las principales causas que originaron a necesidad de iniciar la redacción, en el año 1978, de la Revisión del PGOU de 1972.

Los trabajos de Revisión del Planeamiento fueron lentos, ya que hasta el 19.7.1985 no se somete el Plan General a la aprobación Inicial. Esta demora acrecienta aún más los problemas que indujeron a la Corporación Municipal a realizar el encargo de la Revisión del Planeamiento, ya que durante el transcurso de estos 7 años aumenta considerablemente la dinámica edificatoria, pues se construyen 1.732 Viviendas en dicho periodo, de las cuales 1.323 viviendas se edificaron en el Casco Histórico Artístico, con el consiguiente deterioro de sus condiciones estéticas y consecuente perdida de muchos de sus inmuebles de gran valor arquitectónico.

El PGOU del 1.985 proponía para el Centro de la Ciudad la realización de un Plan Especial de Protección y Reforma Interior para el mantenimiento del Patrimonio Histórico heredado, y hasta su realización, efectuaba un Precatálogo, unas Normas de Protección de Edificios y unas Ordenanzas Estéticas. Por otra parte mantiene la poli funcionalidad del Casco, favoreciendo para ello, el uso comercial del centro al permitir mayores densidades que lo puedan rentabilizar; también favorece el uso de la pequeña industria o los talleres artesanales, proyectando desplazar fuera del Casco a los grandes almacenes e industrias, los cuales estaban provocando serias dificultades de tráfico en el centro de la ciudad. El Plan marca el objetivo de mantener la estructura de los barrios populares, y establece en ellos como uso predominante el residencial y en su pormenorización, el alojamiento de propiedad vertical (edificio unifamiliar).

Por aquella época el Polígono Industrial se encontraba muy poco consolidado y por ello el PGOU proyectó mantener el uso industrial dentro del Casco Urbano, en los sitios donde se venía produciendo dicha actividad, e incluso al suelo que existía para la ampliación del Polígono Industrial le dio la Calificación de Suelo Urbanizable No Programado. El PGOU del año 1.985 proyectaba el crecimiento de Antequera, en los 4 puntos cardinales, de la forma siguiente:

  • Al Norte del Cerro de la Cruz, en los Sectores Estación y La Quinta, hasta la vía férrea, barrera física y psicológica de salvaguarda de la Vega de Antequera.
  • Al Oeste, en donde el crecimiento residencial se apoya en el eje de la Carretera de Sevilla.
  • Al Sur, punto donde existían expectativas de crecimiento con el anterior PG del año 72.
  • Y al Este, la ampliación del Polígono Industrial que ya existía por aquellas fechas.

A raíz de la aprobación del PGOU de 1985 se detiene la degradación que venía sufriendo el Casco Histórico Artístico y la zona de Casco Tradicional de Antequera; a la vez que se le da solución a los problemas de planeamiento que padecía todo el Término Municipal, no afectando al ritmo edificatorio en la Ciudad, el cual continuó con la misma intensidad, de manera que en los 7 años transcurridos hasta que se inició la redacción del PGOU vigente, se construyeron 1.365 Viviendas.

Por otra parte debido a la falta de suelo en el Casco Tradicional que pueda absorber la creciente necesidad de construcción de viviendas que demanda la población, se desarrolla la mayor parte del Suelo Urbano No Consolidado y del Suelo Urbanizable Programado. El planeamiento del año 1985 preveía para la Ciudad de Antequera, Suelo Urbano No Consolidado capaz de absorber la construcción de 1.277 Viviendas, y Suelo Urbanizable Programado para la construcción de 1.827 Viviendas. Al encontrarse poco consolidado el Polígono Industrial de Antequera durante los años de redacción del PGOU de 1985, fue el motivo por el cual se proyectó para su ampliación un terreno al que se le asignó la Calificación de Suelo Urbanizable Industrial No Programado, con lo que no se permitía un desarrollo inmediato del mismo. Sin embargo los factores de situación geográfica y de servicios han hecho de Antequera un lugar de fuerte demanda de Suelo Industrial, y la oferta que suponía el Polígono Industrial quedó agotada, superando todas las previsiones imaginables. Ante la necesidad de un desarrollo inmediato del Suelo previsto para la ampliación del Polígono, el Ayuntamiento se planteó el problema y encargó la Modificación de Elementos del Plan General de Ordenación Urbana, por el que se facilitaba urbanísticamente que pudiera materializarse la oferta de la zona de ampliación del Polígono, mediante la Calificación del terreno en Suelo Urbano Industrial No Consolidado. Con ello solamente se consiguió regularizar y acelerar el desarrollo de un suelo industrial ya absorbido por la demanda.

Ante la falta de suelo, tanto residencial como industrial, que existía en el municipio a principios de los años 90 y ante las nuevas oportunidades urbanísticas que han generado los grandes ejes viarios ejecutados por las Administraciones Autonómica y Estatal en el territorio antequerano, el Ayuntamiento decidió en Febrero de 1993 encargar la revisión del Plan General de Ordenación Urbana de Antequera aprobado en 1987. Al margen de sólidas razones de política urbanística dicha Revisión se debió también a imperativos legales, al cumplirse el plazo máximo previsto en la legislación urbanística vigente entonces para remitir a los órganos competentes la propuesta de adaptación a su contenido y articulado. La cronología de los trabajos se inicia en febrero de 1993 con una serie continuada de contactos entre los técnicos redactores de la Revisión del PGOU y los responsables técnicos de las distintas áreas municipales, que toma como punto de partida, al margen del PGOU vigente y del resultado de la fase de estudio e información, una relación de problemas constatados por los técnicos de las distintas áreas municipales. Después de 5 meses de estrecha colaboración y reflexión conjunta, tanto política como técnica, se presentó el Avance del Plan General que fue aprobado por el Ayuntamiento el 19.7.1993. Con fecha de 30.12.1994 el Plan fue aprobado inicialmente procediéndose a su información pública el día 19.1.1995. Finalmente el Plan fue aprobado definitivamente el 16.10.1997.

Dicho PGOU-1997, que era el  vigente y objeto de la presente Revisión, propuso una serie de actuaciones urbanísticas y propuestas de intervención, (en sus diferentes escalas de trabajo de la ciudad existente, de nuevos sectores de crecimiento de la ciudad, y de la escala territorial), mediante un método que consistió en seleccionar y concretar estratégicamente aquellas operaciones que partiendo de su propia viabilidad económica que las pudiera hacer realidad, y a través de una eficaz y transparente gestión, fueran capaces de activar y potenciar las nuevas condiciones de desarrollo.

El Plan presentó toda ésta serie de diferentes “propuestas” como un conjunto de auténticas “estrategias” para la intervención en la ciudad y su periferia, capaces por sí mismas de dinamizar los procesos de producción y coordinar tanto los elementos territoriales como sus propios elementos urbanos. Con el PGOU de 1993, se planteó por 1ª vez para Antequera un modelo de ciudad, no solo en el ámbito físico, sino también en el sentido de establecer unas prioridades de actuación y una jerarquización de las propuestas. En este sentido, se definieron los siguientes objetivos prioritarios del planeamiento:

Estructura urbana y red viaria. Se optaba por un modelo de estructura viaria que, a la vez que atender los problemas de crecimiento urbano, resolviera la relación viaria del centro con las periferias, estableciendo una continuidad del viario medio y unos importantes accesos que mejoraran la conexión entre las distintas partes de la ciudad. En este sentido planteaban:

Dos circunvalaciones, la Norte y la Sur, para solucionar los tráficos de paso y de reparto entre las diferentes zonas de la ciudad descongestionando los obligados pasos por ejes históricos del Centro. Potenciar los ejes de acceso a la ciudad: el Acceso Este (a través del Parque Empresarial), Acceso Sur (desde el Torcal) y Acceso Oeste (Paseo de Ctra. De Sevilla).

Espacios libres y equipamientos públicos. Haciendo dos tipos de propuesta: una, la calificación y articulación de espacios públicos ya existentes en áreas consolidadas de la ciudad. Otra, la realización de nuevos parques de mayores dimensiones que sirvieran de elementos estructurantes de la periferia urbana: Parque del Norte con repoblación forestal en las zonas de ladera y zona recreativa en el área sur próxima al ferrocarril; Parque de la Estación; Centro Cultural y Parque de los Dólmenes; Ampliación del Cementerio; Centro Cívico de la ciudad, con la remodelación de la Plaza de Castilla y eliminación de la actual gasolinera, y otras medidas tendentes a potenciar esta zona central de la ciudad.

Zona Industrial. La creación de nuevo suelo industrial atendiendo a los modelos de “Parques Empresariales” era una de las operaciones clave que se plantearon en el PGOU-93. Esta iniciativa se pensaba como “clave” para impulsar la economía de la ciudad y estimular nuevos factores de crecimiento. En este sentido se proponía: la Creación de un Parque Empresarial apoyado en el nuevo Acceso Este, y la Creación de un Parque industrial destinado a almacenes e industrias de servicio al otro lado de la línea de ferrocarril.

Crecimiento residencial. El principal objetivo urbanístico era el de reordenar y cualificar la periferia residencial de la ciudad aportando un nuevo modelo, distinto del heredado. El crecimiento fundamental se plantea en el sector O, con 3 sectores programados y 2 sectores no programados. En el sector este se plantea el barrio del hospital como sector programado y en la zona sur, un sector turístico, La Pesquera. En total el Plan preveía 16 unidades de ejecución en suelo urbano para Antequera, 11 para Villanueva de la Concepción, 4 para Cartaojal, 1 para la Colonia Santa Ana, 2 para La Joya, 1 para Los Nogales y 2 para Bobadilla Estación.

Además proponía la clasificación como suelo urbano consolidado de Villanueva de Cauche, determinando normas para su protección como núcleo singular, de Pastelero y de dos ámbitos con procesos de parcelación urbanística: Urbanización Ctra. de Bobadilla y Núcleo del Cortijo León.

En cuanto a suelo urbanizable el Plan proponía los siguientes sectores de suelo programado: – Antequera: 4 sectores de uso residencial con una superficie total de 484.841 m², 1 sector de suelo industrial, destinado al Parque Empresarial, con una superficie de 610.719 m² y un sector turístico para vivienda aislada con una superficie de 1.050.000 m².

Villanueva de la Concepción: 4 sectores de uso residencial con un total de 122.548 m², 2 sectores de suelo industrial con una superficie total de 70.766 m² y 1 sector turístico para vivienda aislada con una superficie de 176.015 m².

Bobadilla-Estación: 2 sectores de uso residencial con una superficie total de 79.787 m². Asimismo clasificaba como suelo urbanizable no programado los siguientes ámbitos:

– Antequera: 2 ámbitos para uso residencial con una superficie total de 236.079 m² y un ámbito para uso industrial (ampliación del Parque Empresarial) con una superficie de 593.878 m².

– Villanueva de la Concepción: 2 ámbitos para uso residencial con una superficie total de 104.957 m².

La mayor parte de estos suelos, a excepción de los no programados, han sido desarrollados o están actualmente en desarrollo. Además, ante la demanda existente, se han tramitado sendas modificaciones del Plan a efectos de poder disponer de suelo turístico con golf (Antequera Golf), suelo para uso residencial y gran equipamiento deportivo en el sector de La Verónica-La Pesquera y suelo para usos productivos y logísticos ligados al área de oportunidad que constituye el nudo de las autovías A-92 y Antequera-Málaga (Centro Logístico).

Además del desarrollo de estos suelos urbanos y urbanizables hay que resaltar también la ejecución en estos últimos años de grandes infraestructuras y equipamientos como las Estaciones Depuradoras de Aguas Residuales y nuevos colectores generales de Antequera y Villanueva de la Concepción, los nuevos depósitos de abastecimiento, la circunvalación norte o el hospital comarcal.

No obstante si hay una actuación que merece ser destacada por las consecuencias territoriales y socioeconómicas que va a tener en Antequera esa es la ejecución del AVE que ya se encuentra muy avanzada y que, con el nuevo trazado propuesto recientemente desde Antequera a Granada, va a permitir liberar a la ciudad del antiguo trazado del ferrocarril que, desde su ejecución, ha obligado a ésta a tener un crecimiento lineal, contrario a su natural e histórico crecimiento hacia la Vega.

Las nuevas demandas urbanísticas. El gran desarrollo urbanístico que Antequera ha experimentado en los últimos años, como demuestra la ejecución de la mayor parte de los suelos programados por el PGOU vigente, se ha debido, además de a su propio crecimiento demográfico, a la gran demanda existente en su término municipal para la implantación de grandes centros industriales y de distribución comercial, a la que se ha unido recientemente una demanda aún mayor de suelos destinados a usos productivos y algunos para uso residencial-turístico. Gran parte de estas iniciativas está constituida por el desarrollo de suelos residenciales y turísticos que no se ubican en el entorno de los núcleos urbanos de tal modo que la principal problemática a la que debe enfrentarse el Plan General será la de seleccionar y ordenar de forma racional estas demandas. Por ello el gran reto que se plantea el Plan es la definición de un modelo que apueste por la integración de los nuevos desarrollos urbanísticos en los núcleos urbanos ya consolidados y que, en todo caso, sea capaz de ubicar, de forma coherente con la ordenación estructural, los nuevos desarrollos que, por su uso industrial, turístico o de segunda residencia, no deban localizarse en los entornos de dichos núcleos, asegurando en todo caso la preservación de los terrenos que contengan valores ambientales o culturales. Asimismo, para conseguir este objetivo, que debe ser uno de los fines principales de la actividad urbanística, el Plan deberá subordinar los usos del suelo y las construcciones, edificaciones e instalaciones, sea cual fuere su titularidad, al interés general del municipio.

La Adaptación y Revisión del PGOU de Antequera de 1990, tenía como objeto principal realizar un Plan Programa de propuestas de planeamiento, viable económicamente y gestionable, tanto en la ordenación de la ciudad de Antequera, como de los núcleos secundarios de su término municipal. 

El PGOU de Antequera proponía para su núcleo principal un modelo que fuera respetuoso con la unidad heredada, de forma que la transforme y la enriquezca; para ello incidió de manera constante en aspectos que pudieran estar contribuyendo a su empobrecimiento. Dicho Plan constituyó a tenor de la declaración propia de la Memoria del PGOU un modelo finalista y compacto, comprometiéndose no sólo en permanencia, sino con su crecimiento, en favor de una ciudad análoga y de distribución de usos e intensidades. 

Entre los objetivos del propio PGOU, mantenía que los usos de la estructura urbana conservasen la multifuncionalidad del casco, así como la estructura actual de los barrios periféricos con usos predominantes de residencia familiar y el uso industrial donde se producía. 

De otro lado, en cuanto a los objetivos para el crecimiento urbano proponía el Plan las siguientes actuaciones: legalización de urbanizaciones de segunda residencia; un destino residencial de borde en auto-construcción con tipologías más o menos autóctonas unifamiliares; dar alternativas residenciales plurifamiliares o unifamiliares adosadas en zona de consolidación de usos industriales (Norte del Cerro de la Cruz); crecimiento residencial en extensión hacia la carretera de Sevilla; desarrollo de viviendas unifamiliares adosadas al SO y por último plan especial de protección: mediante la reforma interior y catálogo del Centro Histórico (PERI). 

El segundo elemento que contenía el PGOU para la estructura urbana era la trama viaria: recomponer la trama urbana periférica con estructura adaptada a la topografía y a la preexistente en los barrios populares vecinos, con mayor número posible de conexiones al centro urbano; facilitar con los ensanches la permeabilidad E-O y N-S de modo que pueda haber alternativas de circulación al casco urbano; y que el tamaño de las vías, a excepción de vías de acceso que se consoliden, sea en principio disuasorio del tráfico rápido. También en general prevalecía en el ensanche la propuesta de criterios de una trama ortogonal adaptada a la preexistente.Y el tercer elemento básico que establecía el PGOU eran las estrategias a seguir en el desarrollo urbano de ordenaciones: viarias, infraestructura y sectores basándose en un estudio exhaustivo de propiedades limítrofes al suelo urbano.

La expansión de Antequera. La expansión posible de una ciudad se cuantifica principalmente por el Suelo Urbanizable Programado, y se estipula en función de unos criterios de ponderación como: la situación existente; las características del desarrollo urbano previsible; la necesidad de producir un desarrollo coherente en función de la estrategia a largo plazo del Plan; la adecuada proporción entre los nuevos asentamientos y el equipo urbano; y las previsiones sobre inversión pública y privada. Aquí nos vamos a ceñir a los dos primeros criterios que afectan a la ciudad de Antequera, es decir, (a) la situación existente y (b) el desarrollo urbano previsible, según el Plan General de Antequera.

a) La situación existente es que, en base a la cifra optimista previsible de crecimiento urbano sería de 250 viviendas por año a repartir entre Suelo Urbano y Urbanizable.

Hecho el recuento de los solares actualmente existentes en el Suelo Urbano, sin contabilizar todos los solares que se originen por desaparición de antiguos edificios, dan cabida a unas 300 viviendas, y las Unidades de Actuación propuestas en el PGOU aceptan una cantidad global de 1.200 viviendas, luego hay ya suelo para 1.500 viviendas. En la hipótesis de que el Suelo Urbano se consolide en 12 años, el reparto sería de 125 viviendas por año para las 1.500 viviendas. 

b) El desarrollo previsible, que es el segundo criterio ponderado de expansión de la ciudad, mantiene las expectativas de 250 viviendas/año para Suelo Urbanizable del PGOU. Para el desarrollo del PGOU del Suelo Urbanizable programado prevé y establece la siguiente ordenación en 2 cuatrienios.

    • 1ª Cuatrienio          46.055 ha      38 viv/hab  media      1.753 viviendas
    •                  2ª Cuatrienio          12.012 ha      26 viv/hab  media          312 viviendas
    •                        Total                    58.067 ha      32 viv/hab  media       2.065 viviendas

En el 1º cuatrienio se supone que se urbanizarían y consolidarían el 40%, con lo que se obtendría unas 700 viviendas y suelo preparado para otras 1.000, todas ellas dentro de una densidad media de ensanche. En este cuatrienio, según el PGOU, se tendría, recogida la posible expansión del casco de 1.250 viviendas y parte de la demanda de segundas residencias, unas 500 viviendas. El suelo Urbanizable del 2º cuatrienio, está pensado para recoger la demanda de segunda residencia, que sería unas 300 viviendas. En un intento de previsión total para su modelo de ciudad el PGOU de Antequera tiene en cuenta crecimientos imprevistos en un desarrollo a largo plazo y para su cumplimiento se ordena una extensión de suelo clasificado como Suelo Urbanizable no programado de una superficie de 15’87 ha, una relación media 54 viviendas/ha, y un total de 857 viviendas. Que sumaría a las viviendas previstas de Suelo Urbano y de Suelo Urbanizable daría un total para el crecimiento urbano de Antequera de 4.422 viviendas. 

PGOU Antequera 1996- Calificación de suelo

Dentro de la expansión de una ciudad y como estrategia a tener en cuenta para el buen desarrollo del Planeamiento hay que prever el suelo necesario y sus usos. En el caso de Antequera el suelo de la ciudad afectado por el PGOU de Antequera clasificado por Sistemas Generales y Actuaciones Aisladas de Equipamiento, Áreas Libres y Deportivas y el Sistema de obtención de ese suelo. En definitiva, podemos determinar que la expansión de la ciudad de Antequera en relación a Suelo Urbanizable programado y a Sistemas Generales es de 134,07 ha con la distribución de 58,07 ha y la diferencia en Sistemas Generales y Actuaciones Aisladas de Equipamientos, Áreas Libres y Deportivas, como son los espacios referidos por ejemplo a los Dólmenes…

                     suelo total   expropiación   compensación   obtenido

  • SGV         47,91 ha           45,65 ha                 2,26 ha              0 ha
  • SGI             3,60 ha             3,60 ha                       0 ha              0 ha
  • SGA         23,70 ha           23,60 ha                       0 ha              0 ha
  • AAE            0,80 ha             0,80 ha                       0 ha              0 ha
  • total        76,00 ha           73,64 ha                 2,26 ha           0,1 ha

Es también de interés considerar para conocimiento en más detalle la expansión prevista para el Término Municipal de Antequera, las superficies afectadas por PGOU en Obras e Instalaciones según tipo de operación y sistema de obtención

                              sup (ha)       obtenido    expropiado  compensación     existente     sin indicar

  • SGAL             70,6 ha          0,1 ha          23,5 ha                9,2 ha               12,3 ha           25,5 ha
  • URB SEC      83,8 ha             0 ha                0 ha                    0 ha               83,8 ha                0 ha
  • AARV                6,2 ha             4 ha                0 ha                    0 ha                    0 ha             2,2 ha
  • AAE                   0,7 ha             0 ha            0,5 ha                    0 ha                    0 ha                 0 ha
  • UA                  28,8 ha          0,2 ha                0 ha                    0 ha              28,8 ha                 0 ha
  • total            190,0 ha          4,3 ha          24,0 ha                 9,2 ha           124,8 ha            27,7 ha

Crecimiento urbano en ciudades pequeñas de las subbéticas centrales: Antequera y Lucena. Juan José Cabrera de la Colina

Con fecha 11.7.2.006, se aprobaba inicialmente en el Pleno de Excmo. Ayuntamiento de Antequera el 1º documento de “Aprobación Inicial” de la Revisión del Plan General de la Ciudad. Con fecha 14.8.2.006, se publicaba en el BOP de Málaga dicha aprobación inicial, y se iniciaba oficialmente la información pública del documento hasta 19.10.2.006, produciéndose un importante debate colectivo fruto de las exposiciones, conferencias, páginas Web, reuniones sectoriales de barrios y pedanías, que el Ayuntamiento organizó para potenciar y posibilitar la participación pública en el debate y reflexión del documento por parte de todos los agentes implicados en el proceso del desarrollo de ciudad, tanto entidades públicas, ciudadanas, empresariales, y colectivos ciudadanos que mediante sus alegaciones y reflexiones aportan sus reflexiones y peticiones para ser estudiadas en el proceso de redacción del Plan y ser tenidas en consideración por cuanto mejoran sustancialmente el contenido del propio documento del Plan General, cumpliéndose así el objetivo de la información pública y la participación ciudadana en el proceso de concreción y redacción de los contenidos del documento del Plan General.

El 18.7.2.006, se remitía el documento de Aprobación Inicial a la Delegación de la Consejería de Obras Públicas de la Junta de Andalucía, así como el resto de Administraciones Públicas cuyos informes preceptivos son obligatorios para comparecer en el procedimiento y hacer valer las exigencias que deriven de sus intereses, según artículo 32.1 2ª de la Ley 7/2002, de 17 Diciembre, de Ordenación Urbanística de Andalucía, y artículo 29 de la Ley 13/2.005, de 11 Noviembre de Medidas para la Vivienda Protegida y el Suelo que añade a la Ley 7/2.002 en materia de ordenación del territorio, conforme a lo dispuesto en el artículo 32 de la citada Ley 7/2.002.

Ese mismo año, la Resolución del Parlamento de Andalucía, publicada en el BOPA en fecha 25.10.2.006, instando al Consejo de Gobierno a que se incluya en el POTA como “norma y con carácter general límites a los crecimientos que supongan incrementos de suelo urbanizable superiores al 40% del suelo urbano disponible, ni los crecimientos que supongan incrementos de población superiores al 30% en 8 años”, constituye un cambio sustancial en los criterios de Ordenación del Territorio de la Comunidad Autónoma de Andalucía que la Administración de la Comunidad Autónoma en base a sus propias competencias reguladas por el Decreto 193/2.003, de 1 de Julio, plantea como norma regulando así los crecimientos urbanísticos y territoriales de nuestras ciudades andaluzas. “Aprobación Inicial (Julio 2008)”.

La justificación de un 2º documento de “Aprobación Inicial” estaba basada principalmente en las tres principales cuestiones que han aconsejado tener en cuenta en la redacción del nuevo documento con el fin de adecuarlo a las nuevas normativas vigentes y aproximar el consenso colectivo de sus contenidos adecuando su redacción a las directrices marcadas por las Administraciones Públicas de la Comunidad Autonómica y que, a modo de síntesis, resumiríamos en las siguientes:

a.- Los resultados de la “Información Pública”, como principal reflejo de la participación ciudadana tanto en el análisis de sus “alegaciones” como en los contenidos de las múltiples reuniones celebradas con todas las entidades públicas y privadas implicadas en el desarrollo de la ciudad.

b.- Los Informes Técnicos de las Administraciones Autonómicas en ejercicio de sus competencias delegadas por Orden de 21.2.2.006, y cuyos contenidos se han tenido en cuenta en el nuevo documento que ahora se presenta.

c.- La Resolución del Parlamento de Andalucía de 25.10.2.006, concretando como norma y con carácter general los límites de los crecimientos en un incremento no superior del 40% del suelo urbano disponible y un 30% de población en la programación de los 8 años del Plan.

Son principalmente estos 3 grupos de medidas los que justifican la modificación y adaptación del 1º documento de Aprobación Inicial a las nuevas condiciones establecidas, especialmente la Resolución del Parlamento de Andalucía que obliga a modificar sustancialmente el documento anterior de “Aprobación Inicial” (Julio 2.006) en un nuevo documento de “Aprobación Inicial” (Julio 2008). Es precisamente, esta modificación sustancial del documento que provoca el cumplimiento de las nuevas condiciones impuestas como norma de obligado cumplimiento por parte del Parlamento de Andalucía, las que obligan a presentar de nuevo el documento de “Aprobación Inicial” expediente de Revisión del Plan General incluyendo el proceso de la Información Pública tal como se especifica en la Ley de Ordenación Urbanística de la Comunidad Andaluza y la Resolución del Parlamento de Andalucía de 25.10.2.006, que con fecha 10.7.2008, se aprobaba inicialmente en el Pleno de Excmo. Ayuntamiento de Antequera. Con fecha 18.6.2008, se publicaba en el BOP de Málaga dicha aprobación inicial, y se iniciaba oficialmente la información pública del documento hasta el 19.9.2008. Se remite el nuevo documento de Aprobación Inicial a la Delegación de la Consejería de Obras Públicas de la Junta de Andalucía, así como el resto de Administraciones Públicas cuyos informes preceptivos son obligatorios para comparecer en el procedimiento y hacer valer las exigencias que deriven de sus intereses. “Aprobación Provisional (Febrero 2009)”.

El documento de aprobación provisional tiene como objeto adaptar el contenido del documento de aprobación inicial Julio 2008 de la revisión del PGOU de Antequera a las observaciones y requerimientos realizadas en los informes sectoriales de las Administraciones competentes recaídos tras el acuerdo de 10.7.2008 del Excmo. Ayuntamiento Pleno por el que adoptaba la citada aprobación inicial.

El contenido de las determinaciones que son objeto de modificación, sustitución o de agregación se estructura en los siguientes apartados cuyo desarrollo se realiza a continuación:

  1. Subsanaciones derivadas del cumplimiento del Informe de Incidencia Territorial emitido por la Delegación Provincial de Vivienda y ordenación del Territorio.
  2. Subsanaciones derivadas del cumplimiento de los condicionantes de la Declaración Previa de Impacto Ambiental emitida por la Delegación Provincial de Medio Ambiente.
  3. Subsanaciones derivadas del cumplimiento del informe de la Delegación Provincial de la Consejeria de Cultura.
  4. Subsanaciones y agregaciones derivadas de las alegaciones realizadas en el proceso de información pública.

La Declaración de Impacto Ambiental de la revisión del PGOU de Antequera se emite por la Delegación Provincial de la Consejeria de Medio Ambiente con fecha 27.10.2009. En dicha DIA se considera que el documento de aprobación provisional del PGOU de Antequera puede ser viable, a los efectos ambientales, siempre que se de cumplimiento a las condiciones recogidas en dicha declaración y las medidas correctoras propuestas en el Estudio de Impacto Ambiental.

El Informe de la Dirección General de Bienes Culturales de la Consejería de Cultura a la aprobación provisional de la Revisión del PGOU de Antequera se emite con fecha 19.6.2009. Dicho Informe es favorable, estableciéndose en el mismo que deben ser corregidas las observaciones emitidas antes de la aprobación definitiva del documento.

El Informe de Incidencia Territorial de la revisión del PGOU de Antequera se emite por la Delegación Provincial de la Consejeria de Vivienda y Ordenación del Territorio con fecha 19.9.2008.

La entrada en vigor de la Ley 7/2002, de 17 de diciembre, de Ordenación Urbanística de Andalucía (LOUA) obliga a la adaptación del planeamiento urbanístico vigente a sus determinaciones. En este sentido ha de destacarse la oportunidad de la formulación del presente documento de revisión, ya que de no producirse la adaptación del Plan General de Ordenación Urbanística a la LOUA (bien de forma total o parcial, que alcance, al menos, al conjunto de las determinaciones que configuran la ordenación estructural) ello conllevaría la limitación de la disposición municipal sobre la ordenación urbanística, pues como establece la Disposición Adicional 2ª de la LOUA, en su nº 2, transcurridos 4 años desde su entrada en vigor (que se produjo el día 20.1.2.003), no podrán aprobarse modificaciones del planeamiento general que afecten a las determinaciones propias de la ordenación estructural, a dotaciones o a equipamientos, cuando dicho instrumento de planeamiento no haya sido adaptado a la LOUA.

La expansión de la ciudad en el S. XXI. Partiendo de su núcleo fundacional en el Cerro del Castillo, el patrón de crecimiento que determina la forma actual de la ciudad se inicia en el siglo XV. Antequera pierde su valor estratégico-militar tras las conquistas cristianas: la población antequerana construye sus viviendas extramuros, iniciándose así la expansión urbanística hacia La Vega. La ciudad hoy es resultado de los procesos de colmatación y reforma interior del propio casco así como de extensiones sucesivas ocupando los terrenos de topografía más favorable y a lo largo de las principales vías de comunicación.

Hasta hoy, la ciudad residencial se ha extendido hasta el límite norte impuesto por la vía de ferrocarril, ocupando preferentemente los terrenos más favorables de suave pendiente de la zona oeste hasta el límite natural impuesto por el arroyo Alcázar. Por otro lado, la expansión industrial de Antequera hacia La Vega se inicia en los años 70′ ocupando los terrenos a lo largo de la carretera de Archidona; esta expansión industrial se consolida definitivamente con el impulso dado por el Plan del 97.

La ejecución de la autovía del 92 supuso para Antequera la oportunidad de proyectarse fuera de sus límites históricos, hacia el territorio de la Vega, ubicando sus zonas productivas e industriales junto a estos importantes ejes. Hoy otra vez se presentan para Antequera nuevas posibilidades: la próxima ejecución de importantes infraestructuras territoriales, autovía Córdoba-Málaga y traslado de la vía ferroviaria, proporcionan importantes oportunidades de expansión y futuro para la ciudad.

Continuidad con el modelo urbano del planeamiento vigente. Uno de los objetivos del PGOU anterior era precisamente la reordenación y recualificación de la periferia residencial de la ciudad aportando un nuevo modelo. Para ello proponía como crecimiento fundamental de la ciudad el ensanche en la zona oeste mediante 4 sectores residenciales de vivienda plurifamiliar, 1 crecimiento unifamiliar en la zona este, barrio del hospital y además 1 sector turístico en la zona sur, la Pesquera. El trazado del ensanche plurifamiliar se apoyaba fundamentalmente en la Ronda Oeste de la ciudad y en la prolongación de los caminos históricos, carretera de Sevilla y camino de Gandia, creando un entramado viario en cuadricula en el que ubicaba piezas residenciales, equipamientos parque y espacios libres.

Las propuestas de crecimiento residencial que se plantean ahora en este documento de Revisión del Plan General vienen a suponer una continuidad con el modelo conceptual de las propuestas del planeamiento anterior, esto es, plantear la vivienda y sus infraestructuras como auténticos crecimientos compactos dentro de un proyecto global de ofertas estratégicas para la ciudad. El conjunto de las propuestas de nuevas extensiones residenciales que se plantean tienen su principal característica en ser operaciones pensadas y diseñadas con el interés de poner en valor oportunidades atractivas para la promoción de la ciudad, su economía y su propia estructura urbana, constituyendo un proyecto de futuro asumible por el conjunto de la comunidad.

Por ello, se define y desarrolla una importante “política global de vivienda” con estrategias que sean capaces de concretar y cuantificar las necesidades requeridas por la ciudad y de garantizar una serie de modelos residenciales (públicos y privados) que se ajusten a la demanda existente y prevista. En particular, el Plan hace hincapié en la dotación de suficiente suelo residencial, con vivienda organizada en barrios nucleados, cuya estructura y posición dentro del entramado viario propuesto facilite las relaciones sociales, económicas, el acceso a los equipamientos, el flujo peatonal y el transporte público. Asimismo, concreta en un 40% la obligatoriedad de Vivienda de Protección Oficial (superior al mínimo exigido del 30%) en los suelos urbanizables de la ciudad de Antequera como muestra del valor social que adquiere la oferta residencial para la ciudad.Completar la ciudad existente. La ciudad existente ocupa los terrenos posibles con las limitaciones impuestas por los límites físicos del territorio. Hoy, se presentan para Antequera nuevas posibilidades, la próxima ejecución de las grandes infraestructuras viarias mencionadas anteriormente a lo largo del documento, abren opciones de crecimiento económico para la ciudad y por ello la necesidad de una expansión residencial acorde.

PEPRI Antequera

Conjunto histórico-artístico. El casco histórico de Antequera fue declarado conjunto histórico-artístico mediante Decreto 1.341/1973, de 7 de junio (BOE 26.6.1973) e incoada su ampliación y declaración como BIC “Ampliación del Conjunto histórico-artístico de Antequera” mediante Resolución de 9.9.1982, del Ministerio de Cultura El ámbito que abarca el BIC del Conjunto histórico-artístico es el siguiente según la delimitación literal que se cita en el Anexo de la Resolución de declaración de 9.9.1982 del Mº de Cultura (BOE nº 276).

Plan Especial de Protección Reforma Interior y Catalogo del centro histórico. El Plan Especial y Catalogo del centro histórico-artístico de Antequera fue promovido por el Ayuntamiento y aprobado definitivamente por la Comisión Provincial de Urbanismo, 5.10.1993 (BOP 215, 12.11.1993).

“…El Plan general de Ordenación Urbana (PGOU) de Antequera , así como un estudio-diagnóstico realizado por la Dirección General de Urbanismo de la Junta de Andalucía, detectaron la necesidad de redactar el Plan Especial de Conservación y Reforma Interior (PECRI) y el Católogo del Centro Histórico de Antequera.

Antequera, al contrario que muchas otras ciudades, cuenta con un centro histórico de fuerte vitalidad y, en consecuencia, con tensiones derivadas de ésta.

Las apetencias por vivir en el centro han hecho que en los últimos años se vaya perdiendo el patrimonio arquitectónico de la ciudad. Cuando se pierde un edificio es sustituido, la mayoría de las veces, por otro de dudoso valor arquitectónico.

La falta de sensibilidad, unas veces, y de conocimiento de la arquitectura, otras, unido a una imagen que se tiene de la ciudad, ha producido resultados desastrosos, ya que se ha sustituido la arquitectura del XVIII y XIX por construcciones neobarrocas o neoeclécticas.

Con el Plan Especial no se pretende conservar el centro histórico hibernado, más bien al contrario. Se pretende fomentar una arquitectura que en el futuro pueda tener, cuando menos, el mismo valor que la preexistente.

Cuando se presentó el avance del Plan Especial se hizo con un slogan: “No renunciemos por más tiempo a la arquitectura”. Ello no debía significar hacer tabla rasa con lo existente y construido con el “todo lo viejo es bello”. Con este slogan se quería significar la protección de lo que, verdaderamente, debiera salvarse y que las sustituciones tuvieran, como mínimo, la misma calidad de lo existente o, al menos, no se notasen demasiado…”

Luis Machuca Santa-Cruz y Carlos Verdu Belmonte, Arquitectos Directores del Equipo Redactor del PECAI de Antequera (Equipo Redactor: Servicio de Arquitectura y Urbanismo de la Diputación de Málaga). Revista urbanismo COAM nº 9, país 57-64. Enero 1990. Protección, Reforma y Renovación Urbana

Desde el punto de vista del paisaje, el municipio de Antequera está compuesto por una rica y variada gama de espacios naturales y antropizados que van desde la vega a las sierras, desde los embalses a los ríos, desde los espacios forestales a los espacios agrícolas, desde las zonas más vírgenes a los asentamientos urbanos. Se puede considerar como un gran mosaico natural con una inmensa potencialidad en el que el Torcal supone el principal punto de referencia por su singular paisaje pero en el que no hay que olvidar otros muchos elementos de extraordinario interés. Así, desde el punto de vista de su paisaje intrínseco, el municipio queda dividido en 18 zonas:

  1. Paisaje de llanura con cultivos de secano y regadío.
  2. Paisaje escarpado, de cota alta con elementos sobresalientes.
  3. Paisaje escarpado, de cota media, con elementos notables.
  4. Paisaje de laderas vertiendo a llanura con abundante vegetación (natural y de repoblación)
  5. Paisaje de laderas vertiendo a llanuras, desprovistos de vegetación con puntos degradados.
  6. Paisaje de laderas vertiendo a valle fluvial.
  7. Paisaje ondulado de cota baja, con montículos y cultivos.
  8. Paisaje ondulado de cota media, relieve suave, cubierta vegetal natural muy densa y cultivos.
  9. Paisaje ondulado de cota media con cerros y vaguadas de erosión, con cultivos y repoblación.
  10. Paisaje ondulado, de cota baja o media, con colinas y vaguadas, cultivos y vegetación natural o de repoblación sin formar bosque.
  11. Paisaje ondulado, de cota media, relieve suave, con vaguadas y cultivos.
  12. Paisaje montañoso de cota baja, con vaguadas de erosión y valles encajados desprovisto de vegetación.
  13. Paisaje de lomas de cotas bajas, con vegetación arbustiva y cultivos en regresión.
  14. Paisaje de valle fluvial encajado con abundante matorral: Valle de Abdalajís.
  15. Paisaje de valle fluvial encajado: Valle del río Guadalhorce.
  16. Paisaje de valles fluviales amplios, con cerros rocosos, con cultivos y vegetación natural (ríos Parroso y de la Yedra)
  17. Superficie de agua: embalse del Guadalhorce.
  18. Paisajes urbanos

Definitivamente el PGOUM de Antequera fue aprobado el 10.6.2010, con sus “cositas” pendientes, (que no eran pocas), siendo publicado el 29.7.2010 en el BOJA 148, procediendo el 29.10.2010  a la inscripción y depósito del citado instrumento urbanístico en el Registro Autonómico de Instrumentos de Planeamiento, de Convenios Urbanísticos y de los Bienes y Espacios Catalogados, como último paso administrativo para su plena vigencia.

6.6.2017La Gerencia de Urbanismo ha denegado la aprobación definitiva del estudio de detalle promovido por los dueños de la Real Venta de Antequera en el que se incluía la construcción de un hipermercado. La respuesta negativa de los técnicos viene amparada por un informe desfavorable emitido por la Comisión Provincial de Patrimonio Histórico (dependiente de la Junta de Andalucía), que entiende que la ordenación presentada sobre la finca del barrio de Bellavista ignora la singularidad y la protección de un recinto que se considera de carácter unitario y no segregable.

12.7.2017  “Polémica en Antequera por la reforma de la plaza de San Sebastián. El Ayuntamiento considera que sin esta actuación el proyecto Dusi Caminito del Rey no tendría sentido

26.7.2017  “Antequera presenta el avance de la Red Paisajística, que regulará la ordenación de las zonas verdes.

4.8.2017 “Antequera cuenta ya con un tren turístico, operado por City Sightseeing Worldwide…

26.9.2017 “Antequera otorga la licencia para la remodelación del Museo de los Dólmenes. El proyecto contempla la eliminación completa de una de las plantas del edificio, dando respuesta a uno de los requerimientos de la Unesco. El objetivo principal de la actuación planteada, que consta de un presupuesto total de 6,8 millones de euros, será la reducción del volumen del actual edificio inacabado de los años 80 para la disminución del impacto visual que produce. Los trabajos a realizar procederán a la completa eliminación de la planta primera del edificio actualmente existente, tal y como sugirieron los examinadores del Consejo Internacional de los Monumentos y Sitios (Icomos, por sus siglas en inglés) durante su visita hace ahora dos años a Antequera.”

Ser Ciudad Patrimonio Mundial y haber obtenido línea de financiación para el proyecto “DUSI Caminito del Rey: el desarrollo urbano a través del turismo de interior en la Costa del Sol”, es bueno, muy bueno. Pero no se olviden de los ciudadanos.

“…Desde la Diputación de Málaga queremos impulsar un Plan para promover el desarrollo socioeconómico de los municipios del valle alto del río Guadalhorce. Este plan contempla actuaciones urbanas sobre los municipios de Antequera, Álora, Ardales y Valle de Abdalajís. Para ello, hemos desarrollado una estrategia de Desarrollo Urbano Sostenible e Integrado perfectamente alineada con los criterios de elegibilidad de esta primera convocatoria de selección de estrategias realizada por la Dirección General de Fondos Comunitarios del Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas. 

“DUSI Caminito del Rey” que hace referencia al éxito de una de las primeras iniciativas de turismo de naturaleza en la provincia de Málaga: el Caminito del Rey. La construcción de un canal de agua desde los embalses del norte hasta El Chorro para aprovechamiento hidroeléctrico, llevó aparejado un camino de mantenimiento de dicho canal, conocido como Caminito del Rey. Este camino acaba de ser restaurado para uso turístico con financiación de la Diputación de Málaga. Su apertura ha sido un gran éxito en cuanto a notoriedad en los medios y número de visitas contando en la actualidad con la previsión de alcanzar los 320.000 visitantes en su primer año y un impacto económico cercano a los 30 millones de €. Los cuatro municipios que participan en esta convocatoria tienen una parte del camino en su término municipal….

Identificación de Problemas. El análisis multidimensional realizado sobre la zona conformada por los municipios participantes en el DUSI se constata problemáticas comunes a los cuatro municipios entre las que caben destacar las siguientes:

  •  Declive demográfico y envejecimiento de la población, provocado por un entendimiento de falta de oportunidades en la población más joven y dinámica que opta por emigrar a regiones con más oportunidades de desarrollo.
  •  Altas tasas de desempleo, en especial de desempleo de larga duración, que provocan pobreza con riesgo de exclusión social entre los colectivos afectados.
  •  Un modelo económico escasamente diversificado y poco competitivo muy centrado en la agricultura y el comercio tradicional, con claros desajustes en el mercado laboral por grupos de edad y género. Circulo vicioso entre una economía poco competitiva y un mercado laboral sin cualificación y falta de emprendimiento e inversión.
  •  Importantes dificultades para la movilidad urbana que desembocan en problemas de tráfico rodado y acceso a los cascos históricos. La infraestructura urbana y oferta de movilidad actual, difícilmente pueden aceptar un mayor tráfico de ciudadanos y visitantes.
  •  Espacios públicos degradados y poco atractivos para la convivencia ciudadana o del visitante.
  • Escasa permeabilidad entre los centros históricos y las zonas más comerciales creando ciudades polarizadas.  Determinados activos de Patrimonio monumental e histórico con problemas de degradación o que necesita ponerse en valor.

Accesibilidad a la vivienda Existen más de 500 demandantes de Vivienda de Protección Oficial –VPO- en el área elegible, tal y como indican los datos apuntados por la empresa municipal SPERAC  SA. A pesar de la caída en precios del mercado inmobiliario motivado por la crisis económica, esta misma causa ha provocado la dificultad de acceso a la vivienda por parte de un nutrido grupo de habitantes, fundamentalmente por unos precios de la vivienda que a pesar de su estancamiento y bajada estos últimos años no están en proporción con sus ingresos, y por tanto, con la consiguiente dificultad de acceso al crédito. Incluso muchos de los adjudicatarios de este tipo de viviendas se han visto en la obligación de renunciar a las mismas.

Nuevas fórmulas deben tenerse en cuenta para proteger este derecho básico, desde el régimen de compra, alquiler con opción a compra o alquiler. Sólo en Antequera el Registro Público Municipal de Demandantes de Vivienda Protegida recoge 540 inscripciones, de las que unas 323 familiar se encuentran en situación o proceso legal de desahucio o con graves problemas para hacer frente a gastos de la vivienda, la gran mayoría con un nivel de ingresos igual al del IPREM. Destacan además los números respecto a los grupos de especial protección, con mayor peso del colectivo de jóvenes menores de 35 años agrupando el 70,56% de las inscripciones (Fuente: Plan Municipal de Vivienda y Suelo de Antequera).

Hablamos además, de un problema con repercusiones desde el ámbito social como en la propia configuración de la realidad urbana de las ciudades. La crisis de la accesibilidad en los cascos urbanos lleva en muchos casos a la solución de construir más viviendas a las fueras de las ciudades –más asequibles-, perdiendo compacidad.

En el Pleno del 20.1.2014 el Ayuntamiento de Antequera resolvió se procediese a la redacción del Plan Municipal de Vivienda y Suelo, que comenzaría con 3 bloques, información y diagnóstico, definición de objetivos y estrategias y programa de actuación.

Hoy Antequera tiene una población de 41.065 habitantes (INE 1.1.2017) y un parque residencial edificado de 14.791 viviendas (octubre 2017 fuente el Catastro).

“…El inventario de vivienda pública era de 51 viviendas municipales, con bastante antigüedad de propiedad municipal pero cedidas en precario, de las cuales 22 están rehabilitadas, 4 están pendientes de rehabilitación y 25 son infraviviendas…” 

La proyección en municipios mayores de 10.000 habitantes hecha en Andalucía, estimada por sexos, para Antequera, sugería en 2035, rondar los 50.000 habitantes (24.849 hombres y 24.873 mujeres, total 49.722). Lejos de acercarse a esa hipótesis, desde 2010 ha perdido cerca del 10% de su población, envejeciendo, y con ratios próximos al 20% de paro. Además su parque de viviendas está muy envejecido, necesita rehabilitación en muchos casos, y se detectan importantes bolsas de infravivienda en el casco urbano (barrios de Veracruz, Girón, Portichuelo…) y fuera de él.

“…Con una población en progresivo declive y con una clara tendencia hacia el envejecimiento, los índices de vejez y dependencia se disparan con importantes consecuencias sobre la estructura de la población, especialmente en su base productiva, que ve además como debido a la falta de atractivo del mercado laboral la población más joven emigra a otras ciudades con mayores oportunidades de formación y empleo…” 

“Las altas tasas de desempleo y la falta de estabilidad en el empleo son las principales causas de conflictividad social. El nivel educativo es causa y consecuencia a su vez de una oferta laboral poco cualificada que genera una espiral que dificulta la creación de empleo de calidad. La fuerte conexión con el mundo rural explica las diferencias de género, por ejemplo educativas, aún existentes en los municipios.”

Los convenios para la rehabilitación de infraviviendas, los Programas de mejora de vivienda, rehabilitadas acogidas al Plan municipal (2012, 2013…) ayudan, no cabe duda. La defensa de una vivienda digna es inexcusable. Pero queda mucho por hacer.

Un arduo, difícil, complejo y precioso documento de PGOU hecho por J. Seguí en Antequera, que comenzó tarde, y se congeló en tiempos de crisis, ha de servir como punto de referencia extemporal, para gobernar un territorio (amplísimo, riquísimo, el más generoso desde tiempos inmemoriales con la población) que no puede ceder impasible a la pérdida de patrimonio (edificado, artístico, histórico), ni dejar de atender los tiempos cortos de dignas viviendas. Además ha de atender la escala comarcal como exige su posición territorial.  Mucha tarea…

¿Cuáles son los resultados esperados que se pretenden lograr a través de la aplicación de la Estrategia Urbana, de acuerdo con las prioridades de los municipios. Estos resultados condicionaran la propia estrategia y serán clave para acordar las líneas de actuación a acometer.

Un patrimonio natural y cultural protegido y puesto en valor.

Un entorno urbano revitalizado. A través de inversiones a pequeña escala se espera rehabilitar y embellecer diferentes espacios públicos del espacio urbano que apoyará la dinamización social y económica de la Ciudad, mejorando el entorno urbano y el medio ambiente gracias a la creación de nuevas zonas verdes.

Una movilidad más sostenible, eficiente y accesible para todos. Se espera reducir los problemas de tráfico rodado y de aparcamiento, reduciendo el uso del vehículo privado y facilitando la movilidad. Fomentar una movilidad más sostenible y sana utilizando medios como la bicicleta o la movilidad peatonal.

Una mejora de la eficiencia energética. Reducir la dependencia energética, mejorando su eficiencia e integrando las energías renovables en infraestructuras públicas.

Una ciudadanía formada y cualificada. Una población empleada Se espera no sólo apoyar la creación de empleo sino además realizar iniciativas que consigan incrementar la empleabilidad de la ciudadanía, especialmente de los colectivos más vulnerables como los parados de larga duración o los inmigrantes, además de apostar con acciones que suponga una mejora de la profesionalización de actividades tradicionales, en particular, las relacionadas con el turismo.

Un cambio del modelo económico. Este cambio se apoyará en las TIC para el despliegue de aplicaciones y servicios de Smart Turismo destinados a mejorar los servicios turísticos y a alcanzar una oferta integrada y diversificada.

Una Administración coordinada y eficiente en la gestión de los servicios públicos. Se espera incorporar la Administración electrónica para hacer los servicios públicos urbanos más personalizables, proactivos y accesibles. La meta es llegar a constituirse como una Smart City con el despliegue de plataformas ligadas a la eficiencia energética, desarrollar proyectos tecnológicos relacionados con la movilidad, las instalaciones deportivas, servicios sociales y desarrollar una estrategia global que fomente el “Open Government”.

así sea…


Cada mercado es local.

Cada municipio tiene su singularidad.

Cada municipio se retrata en su parque residencial.


Seguiremos analizando en próximas entregas los 350 municipios mayores de España

 

ARNEDO, según Catastro, a 1.1.2017 por tamaño y fecha.

tabla-arnedo-edadtamano-edificaciontabla-arnedo-edadtamalo-edificacion

Estos gráficos representan el Parque Residencial de ARNEDO, La Rioja.

Son los Bienes Inmuebles, de uso VIVIENDA, matriculados a 1.1.2017, clasificados por tamaño y fecha de inscripción.

Cada barra horizontal representa una década, la inferior es la más reciente (2010-2016), y la superior la más antigua (<1900).

Cada color es un tamaño, del más cálido  (<60 m2)  al más frío (>180 m2).

La última barra horizontal representa el parque de viviendas UNIFAMILIARES (según tamaño) y su porcentaje respecto del total de unifamiliares.

La barra inferior (DELVI) representa el cálculo hecho desde Otropunto de la Demanda Latente de Vivienda (la demanda latente se configura por las personas que no tienen vivienda y que por su perfil sociológico (edad) y socioeconómico (no están en desempleo) son potenciales compradores). Es una estimación del número máximo de vivienda que constituye la demanda encubierta de una zona y se basa en las personas con el perfil de los actuales compradores de vivienda pero que todavía no han constituido un hogar.

delvi-arnedo

ARNEDO. Parque de Viviendas por TAMAÑO

arnedo-piramide

ARNEDO. Pirámide de Población

arnedo-tabla

ARNEDO: Parque de Viviendas, por década de construcción y Tamaño

arnedo-catastro-2014-2016

ARNEDO. Bienes Inmuebles de Uso VIVIENDA 2014-2016 (Catastro)

arnedo-ine

ARNEDO. Población (INE)

ARNEDO. Paro

ARNEDO. Deuda

 


Son datos fríos, sin cocinar.

Información para la toma de decisiones.

Información para el conocimiento.


ARNEDO GE1.jpgArnedo es un término municipal de 85,40 km2 y una ciudad en La Rioja, en la comarca de la Rioja Baja, con 14.597 habitantes (INE 2015). Está bañada por el río Cidacos (afluente del Ebro). La economía depende fundamentalmente de la industria del calzado. Su nombre proviene posiblemente del latín Arenetum, colectivo de arena.

La ciudad de Arnedo está situada en el valle medio del Cidacos, río afluente del Ebro por su derecha, en la comarca de La Rioja Baja. Con 14.597 habitantes (INE 2015) es la 3ª ciudad en población de La Rioja, de cuya capital, Logroño, dista 48 km.

El término municipal de Arnedo se extienden a ambas márgenes del río Cidacos, aunque su núcleo urbano se halla en la izquierda. Incluye desde 1975 el anterior municipio de Turruncún, hoy deshabitado. Su altitud media sobre el nivel del mar es de 523 m que marcan el comienzo de la sierra hacia el S.

Arnedo 3d.jpgArnedo se halla en la denominada Hoya de Arnedo, en la que penetra el río Cidacos por Arnedillo y sale por Autol, determinando 2 márgenes desiguales: la derecha mucho más extensa y escarpada está dominada por la peña Isasa, de 1.474 m de altura; y la izquierda con paredes arcillosas de un rojizo característico, en la que a pesar de su poco espacio se sitúan la mayoría de las poblaciones y de las cuevas artificiales horadadas por el hombre.

La Hoya está enmarcada y cerrada por un conjunto de sierras de conglomerados y areniscas que pueden ser el origen del nombre de la ciudad Arenetum:

ARNEDO URBANISMO.jpg

Por el S, y de O a E, Peñalmonte e Isasa de donde se extienden hacia el SE las crestas calcáreas de la sierra de Cumbeyo que domina el valle de Turruncún y el monte Yerga. Hacia el E se continúan por Valdeavia, Gatún, y El Romeral. Por el N, las alturas disminuyen progresivamente de oeste a este en la sierra de la Hez y monte de Bergasa, de SE a NO.

Mapa_Físico_Comarca_Arnedo.jpg

Pero también es una comarca, la comarca de Arnedo o Alto Valle del Cidacos en la comunidad autónoma de La Rioja, en la Rioja Baja, en la zona de Valle; e incluye los municipios del curso medio y alto del río Cidacos, funcionando Arnedo como cabecera de comarca y centro económico y social de la zona, son, Arnedillo, Arnedo, Bergasa, Bergasillas Bajera, Cornago, Enciso, Grávalos, Herce, Munilla, Muro de Aguas, Préjano, Quel, Santa Eulalia Bajera, Villarroya, Zarzosa; son 15 municipios en una superficie de 589,63 km2 y una población próxima a los 20.000 habitantes.

La RIOJA. AREAS FUNCIONALES

LA RIOJA. COMARCALIZACION

Como Area Funcional, Arnedo y su unidad territorial está constituida por el valle del río Cidacos hasta Calahorra, por ser esta la delimitación del Partido Judicial histórico. 

Esta delimitación solo varía respecto de otras en la inclusión de Tudelilla y Autol, que en ocasiones se han adjudicado a Calahorra. Sin embargo, aún sin estos municipios, Calahorra Nene un peso demográfico mayor, por lo que parece razonable tratar de aumentar la población de la Unidad Territorial de Arnedo, teniendo en cuenta que estos 2 municipios se encuentran a distancias semejantes de una y otra cabecera de comarca.

Aunque Arnedo se sitúa en la zona oriental de la Unidad Territorial, no existen distancias excesivamente largas desde las poblaciones más alejadas, por lo que no se ha esNmado conveniente señalar una subunidad en el curso alto del Cidacos.

Parque de Viviendas Comarca ARNEDO

Cuadro comparativo POBLACION/VIVIENDA en la Comarca de ARNEDO

Población Comarca ARNEDO

“…Hay en la provincia de Logroño, lo mismo que en otras provincias españolas y en otras partes del mundo, como veremos, un fenómeno de apariencia geológica, pero en realidad manu jacto, elaborado por la mano del hombre, que tradicionalmente, en la concepción popular ha venido siendo relacionado con la dominación árabe, Son las “Cuevas de los Moros” o las “Boticas de los Moros”. Y es a este fenómeno al que vamos a dedicar nuestra atención.

Para cualquiera que haya recorrido la provincia siguiendo el curso de sus ríos, necesariamente habrán sido objeto de asombro y de interrogación los agujeros que salpican, al parecer arbitrariamente, cualquiera de los farallones que caen sobre las vegas o el cauce mismo de los ríos. Si se comienza la excursión viniendo desde el occidente, todavía en la provincia de Burgos, ya en el límite mismo con Logroño, se ven los agujeros sobre un farallón no lejos de la carretera nacional 120. Ya en la provincia de Logroño, el río Tirón nos los ofrece en el farallón de su margen izquierda a la altura de Leiva, y luego salpicadamente hasta Cerezo del Río Tirón. El Najerilla ve sus cortes geológicos de la Era Terciaria horadados de manera muy abundante en Nájera, y luego, río arriba, a la altura de Camprovín, Baños de Río Tobía, Bobadilla, etc. En el Iregua son famosas las cuevas de Albelda, pero hay muchas más: las hay entre Alberite y Albelda, las hay en Los Palomares de Nalda, las hay en Islallana y en Castañares de las Cuevas. Menos visibles son las de la margen izquierda del Leza, a la altura del pueblo del mismo nombre si no se entra en el casco urbano, pero desde éste las cuevas son y constituyen la interrogante de siempre dibujada en el horizonte.

Sin duda alguna, el río que lleva la palma es el Cidacos. En cuanto se abandona Quel, río arriba, las oquedades no dejan de vigilarnos hasta Arnedillo, en las rocas de la margen izquierda del valle. Muy numerosas e importantes son las de Arnedo, bien visibles sobre todo desde la carretera de Cervera o, incluso, si se sigue la ruta de circunvalación de la ciudad; abundan entre Arnedo y Herce y son impresionantes en las rocas que dominan este último pueblo; revisten particular interés las de Santa Eulalia Bajera y, sobre todo, las de Santa Eulalia Somera, como veremos.

Y, por no ser menos, la cuenca del Alhama también está adornada con las cavidades del terreno, hasta el punto de ofrecer en Inestrillas el poblado rupestre más alucinante de la provincia…

“Las ciudades ahora (comienzos del siglo V, exactamente el año 406) sólo son paredes y techos; en cambio, los desfiladeros y selvas se han convertido en ciudades. Lo mismo que las fieras terribles, como leones y leopardos, juzgan que para ellas es más segura la soledad que las ciudades, así los hombres que habitamos en Armenia cada día nos vemos obligados a emigrar de unos lugares a otros haciendo vida de hamaxobios y de nómadas, y no descansando nunca con ánimo confiado. ¡Hasta tal punto está todo lleno de tumulto y perturbación! Aquéllos (los isaurios), en efecto, a su llegada, a unos los degüellan, a otros los queman y de los libres hacen siervos. A otros con sólo el rumor, los hacen huir y abandonar las ciudades, o mejor dicho, los matan. ¡Cuántos adolescentes, por lo común a media noche, y llenándolo todo el fragor, de repente se vieron obligados a huir de casa, empujándolos el miedo del rumor como si fuera humo; y para ir a la muerte no les hizo falta la espada isaúrica, sino que congelándose en la nieve entregaron su espíritu; y lo que había sido para ellos causa de huir de la muerte, eso mismo fue causa de la muerte. Esta es la situación en la que nos encontramos”   (S. Juan Crisóstomo: Ep. CXXVII, PG 52, 687s.)”

La población que en la época de la “pax romana” vivía dispersa por los valles o asentada en torno a los núcleos urbanos regidos por el derecho romano, ante la presión que ejercen las invasiones del siglo III entra en situación de búsqueda de un nuevo equilibrio demográfico: parte se encierra dentro de las murallas de las ciudades o de las villas y parte huye de la llanura, pero sin alejarse mucho, pues sigue trabajando la tierra y viviendo según la tradición de la economía agrícola arraigada durante siglos de intensa romanización.

Es en esta búsqueda de equilibrio demográfico cuando comienzan a adquirir importancia los poblamientos rupestres, que en alguna medida ya se habían dado anteriormente. Es ahora cuantío se tallan las cuevas al modo de las viviendas construidas según tradición arquitectónica clásica, con líneas verticales y techos planos y sobre todo cuando se tallan las cuevas que, a la vez que de vi viendas, sirven de fortaleza y refugio.

Cuando venga la invasión árabe la línea de replegamiento será otra. Los visigodos huirán a las cumbres de los montes, y asi el obispo de Calahorra San Félix organizará en el actual Prado de San Félix, entre Hornillos y La Monjía, su cenobio en compañía de su clero, o los nobles se refugiarán en tierras de Valdeosera y similares, desde donde comenzará poco después la reconquista. Las razones de esta diferencia de solución al misino problema hay que buscarla:, tanto en la diferencia tipológica entre una invasión y otra como también, muy especialmente, en el cambio de economía. Los siglos transcurridos de inestabilidad social y de ruina del comercio han ido haciendo que una economía fundamentalmente agrícola haya ido siendo suplida por una economía de carácter más ganadero, en la que interesa menos la tierra llana y admite más fácil trasplante a plena montaña.

Con la segunda invasión, la árabe, las cuevas no dejan de utilizarse, y podríamos decir que incluso quizá continúe la excavación, pero no en todas partes. Son sólo los poblamientos que han adquirido consistencia, ya sea por haberse formado un poblado natural agrupado, ya por haberse erigido un monasterio. Entre los primeros pudiéramos tal vez situar casos como el ya citado de Inestrillas. Entre, los segundos, además del caso de Santa Eulalia, que habrá de ser confirmado, podemos citar Albelda.

En el estudio, ya intentado alguna vez, de precisar el origen de los pueblos riojanos, el material que manejamos aquí ha de ser tenido muy en cuenta. No podemos olvidar que la Rioja está orientada demográficamente sobre el curso de sus siete ríos y que las cuevas están talladas sobre el curso de los mismos ríos y son un puente que sirve de unión entre la vieja cultura romana y la cultura medieval. En concreto, nos atrevemos a sugerir la importancia de las cuevas, desde el punto de vista que las venimos considerando, para la explicación del origen o de la historia de pueblos como Inestrillas, Cervera, Turruncún, Arnedo, Herce, las dos Santa Eulalia, Leza, Albelda, Islallana, Castañares de las Cuevas, Nájera y algunos otros de la cuenca del Najerilla, así como de varios de la del Tirón. De un modo general puede decirse que allí donde hay cuevas del tipo de las estudiadas en el presente trabajo, tales cuevas constituyen un capítulo importante de la historia del lugar.

Por lo mismo la historia de la antigüedad tardía y la de la época visigoda habrá de orientarse en adelante mucho más a la consideración del fenómeno rupestre, que podrá aportar datos muy valiosos sobre poblamiento, economía, intereses y hasta espiritualidad de estos siglos. Es claro que problemas como el de los comienzos del monacato, así como el de los movimientos bagáudicos encuentran en este tipo de geografía un excelente punto de referencia e iluminación.

Finalmente, y como conclusión negativa, pero científicamente alentadora, no creemos que se pueda ya sostener la afirmación de que “pasados los siglos imperiales las ciudades de la llanura continuaron pobladas, pero de la parte montañosa sólo tenemos testimonio literarios y arqueológicos de población en la zona de San Millán de la Cogolla”. Creemos que testimonios arqueológicos hay en muchísimos más puntos de la geografía riojana. Los que creemos dignos de atención y estudio han quedado designados en el mapa primero del presente estudio.

A. González Blanco, U. Espinosa Ruiz y J.M. Sáenz González. La Población de la Rioja durante los siglos obscuros (IV-X). Biblioteca Gonzalo de Berreo. 

Arnedo fue una de las primeras villas riojanas señorializadas en la baja Edad Media, siendo enajenada del realengo durante el reinado de Enrique II. Este primer representante de la recién estrenada dinastía Trastámara en Castilla, concedió Arnedo al noble francés Bertrand du Guesclin en premio a los importantes servicios realizados al bando trastamarista en la guerra civil que enfrentó a Pedro I con el candidato Trastámara, que finalmente fue quien salió victorioso en la contienda y subió al trono castellano como Enrique II. Ahora bien, no fue Bertrand du Guesclin quien consolidó en la segunda mitad del siglo XIV el señorío sobre Arnedo, ya que el francés se deshizo muy pronto de la villa vendiéndola al noble castellano, Pedro Fernández de Velasco. La transacción comercial se efectuó el 24.4.1370, previa licencia del propio monarca Enrique II, fijándose la cuantía de la misma en 2.000 doblas castellanas de oro. Algunos años después, en 1379, Juan I confirmará la venta de Arnedo en favor del linaje Velasco, recalcándose en el privilegio fechado a 17.4.1379, la concesión del señorío y jurisdicción de Arnedo en favor del poderoso linaje castellano de los Velasco, quienes se consolidarán en el señorío de la villa a lo largo de los años finales del siglo XIV y en el XV.

Este señorío, integrado en el mayorazgo de los Velasco, estaba conformado a fines de la Edad Media por la propia villa de Arnedo y su tierra, un espacio territorial del que formaban parte las vecinas aldeas de Grávalos, El Villar, Tudelilla, Villarroya, Bergasa, Carbonera y Turruncún. De acuerdo con un padrón vecinal confeccionado en Arnedo en 1509, la villa contaba en ese año con un total de 327 vecinos, entre los que se señalaban algunos profesionales artesanos encargados de satisfacer la demanda de la villa y de las aldeas de la tierra; unas aldeas que completaban un padrón global de la tierra que ascendía a 303 vecinos, lo que pone de manifiesto la existencia de un equilibrio demográfico entre la villa y el espacio rural bajo su control. Un hecho, por lo demás, poco frecuente en el territorio riojano, donde el peso demográfico se concentraba mayoritariamente en los recintos intramuranos de los núcleos urbanos en detrimento de sus alfoces rurales, tal y como se puede comprobar en ciudades como Logroño, Calahorra, Nájera y Santo Domingo de la Calzada, o en villas como Haro, Alfaro y Navarrete.

Arnedo a fines del medievo e inicios de la edad moderna: aspectos organizativos de una comunidad de villa y tierra riojana* Fco. Javier Goicolea Julián. 2007. Universidad de La Rioja

Configuración urbana del casco antiguo de la ciudad de Arnedo. Minerva Sáenz Rodríguez

“La ciudad se extiende en la margen izquierda del río Cidacos, que está al sur de la población y la recorre de O a E. Se sienta en una hoya o depresión natural cerrada a modo de herradura, limitada por el cauce del río. EL casco urbano tiene forma redondeada o de anfiteatro, por su ubicación en las faldas de ese entrante ovalado en la falla del Cidacos.

La calles de la ciudad antigua siguen las curvas de nivel hasta abrirse al Arnedo moderno. Algunas son perpendiculares a éstas. Las partes altas están protegidas por cerros que rodean la zona N: cerro de San Miguel o del Calvario (O), cerro del Castillo (E) y cerro de San Ruchos (al E del cerro del Castillo). Estos 3 altozanos (y la zona del término de Vico, a 3 km del pueblo), exhiben multitud de cuevas artificiales. En realidad, toda la orilla izquierda del valle del Cidacos (Hercé, Arnedo, Quel y Autol) presenta una serie de escarpes casi cortados verticalmente, muy adecuados por sus blandos materiales para ser excavados y abrir en ellos largas galerías. El hombre las ha utilizado para diferentes fines según las época: algunas son de tradición altomedieval pues, ante la invasión árabe, fueron habitadas por eremitas, anacoretas y monjes; en épocas más recientes se utilizaron como viviendas, bodegas, pajares y palomares; muchas de ellas estuvieron habitadas hasta hace escasas décadas.

Los pobladores de la época predomina se instalaron en el Cerro de San Miguel, pues es allí donde se han encontrado restos de 2 poblados con cerámica, uno del tránsito de la Edad de Bronce a la del Hierro (800 aC) y otro de la Edad del Hierro (500 aC) habitado por el pueblo celtíbero de los Berones, el cual desaparecería a la llegada de los romanos en el s II aC. El nombre indígena del asentamiento problablemente fue “Sadacia”, “SIdacia” o “Salacia”, topónimo que ha permanecido en el río Cidacos.

En la época romana, el pueblo cambia de emplazamiento trasladándose al pie del Cerro del Castillo. Los romanos levantan unas primeras fortificaciones, base del futuro castillo medieval, y reconstuyen aquí la ciudad, denominándola con el término latino de “Arenetum” o “Arnetum” (lugar de arena). En esta zona aparecen restos de terra sigilara de hacia el s II aC. En la alta Edad Media los habitantes, que ya se han cristianizado, van ocupando toda la parte septentrional. Eso es lo que parecen demostrar los restos de una iglesia rupestre romano-visigótica del s VI hallada entre los dos cerros. De hecho, la forma actual de la población parece responder la unión de la puebla del cerro del Castillo y de la puebla del cerro de San Miguel, dando lugar a un barrio intermedio, o barrio nuevo, con calles que ya no siguen las curvas de nivel, sino que tienen una ordenación en cuadrilongos más regular.

En los s VIII, IX y X son los dos cerros los que adquieren el protagonismo, ya que sobre ellos se realizan las 2 construcciones de las que tomaron su nombre, una civil y una religiosa.

El castillo.

Tras la invasión de 714, los árabes toman la ciudad y reconstruyeron el castillo sobre la base de esa fortaleza romana anterior. Algunos habitantes cristianos huyen a las montañas y otros se quedan en la población conviviendo con los moros. Esta construcción, que domina la ciudad en su zona oriental, desempeñó un importante papel en las luchas de conquista y reconquista. Pertenece a la tipología de esas primitivas fortalezas que se edificaron desde el s IX en la zonas de frontera entre cristianos y musulmanes, siendo ocupado por unos y otros según las circunstancias.

El origen de la de Arnedo es indudablemente musulmán porque, aparte de atestiguarlo su tipología, lo citan algunas crónicas árabes como una de las defensas más fuertes de la zona frente a los cristianos. Así, en la crónica del moro Rasis, escrita en el s X, se dice “…en torno a Tutela hay muchas villas y muchos castillos muy fuertes, de los cuales es el uno Arrayt (Arneit, Arnedo). Y cuando España de moros era, era Arrayt su escudo contra los cristianos…”

Tras la conquista, a lo largo del s XI su herencia aparece vinculada a los Fortúñez o Fortunones, señores de Arnedo, lo que demuestra que los cristianos pronto se adueñaron de él. Algunos documentos del s XII así lo atestiguan. En 1176 los reyes Alfonso VIII de Castilla y Sancho IV de Navarra firman las paces y aluden al Castillo de Arnedo como “Castellum christanorum et castellum iudeorum”. En 1185 el prior de Calahorra Don Juan vende a Don Lope de Arellano una pieza que fue del Conde Don Lope, situada “sub castillo de Arenero”.

En el s XIV el señorío y el castillo pasan a los Fernández de Velasco, que lo habitaron hasta el s XV, época en que construyeron una casa palacio en zona llana y extramuros de la villa; a partir del s XVI fue desmoronándose poco a poco y aún subsiste aunque bastante arruinado.

El Monasterio de San Miguel. Pudo erigirse  hacia los s IX o X por los señores de Arnedo en el cerro de San Miguel, junto a las cruces finales del Calvario. Su primera cita documental corresponde al s XI. “En Arnedo, el 11.4.1063, Sancho Fortín dona al monasterio de San Prudencio de Monte Laturce el suyo de San Miguel de Arnedo”. El Monaterio de San Prudencio en estos momentos era de patronato laico pues pertenecía a los Fortunones, quienes para darle mayor grandeza, le agregan el de San Miguel de Arnedo. Desaparecida esta familia en el s XII, a comienzos del s XIII es entregado a Alfonso VIII por lo que pasa a ser de patronato real. Poco después se hace cargo del cenobio de Arnedo el obispado de Calahorra.

Al ocuparse de él el obispado de Calahorra debieron disminuir los cultos y el concejo de Arnedo se mostró disconforme. Por ello en 1285 el obispado entrega de nuevo San Miguel a los costarricenses de San Prudencio; a cambio, los monjes se obligan a cantar misa diariamente en San Miguel y para ese fin se trasladan algunos a Arnedo. A partir de entonces desaparecen las noticias directas. En una primera etapa el cenobio arrendado sería muy pequeño, quizá un complejo eremítico con las celdas de los monjes excavados en la roca. Después fue eremita, probablemente equivalente a la iglesia del primitivo monasterio, sumida en una gran pobreza ya en el s XVI. 

Las murallas

En la Edad Media, todos los núcleos urbanos de cierta importancia contaban con una muralla protectora. Arnedo estuvo totalmente amurallado, aunque sólo conservamos una puerta y algunos pequeños lienzos aprovechados en la edificación de ciertas casas, junto con los restos del castillo. Había también algunos portillos, desaparecidos. No conservamos ninguna noticia documental de las puertas ni de la muralla antes del s XIII y sólo han permanecido algunos topónimos. Tampoco quedan restos monumentales pero podemos suponer que fuera de mampostería y cal y canto ya que durante los s XI y XII en la zona fronteriza, la técnica de construcción empleada es genuina en toda la zona, no exclusiva de un sólo reino, y se basaba, en muros erigidos mediante fábrica de encofrado de mampostería, con tongadas de cantos de cal y arena como aglomerante.

En las villas medievales, debido al agobio intramuros que podía haber en numerosas ocasiones, eran característicos los arrabales o ampliación de los recintos amurallados. El de Arnedo se ensancha mediante 2 de ellos a finales del s XIII o comienzos del s XIV, por el crecimiento de la población experimentado desde el s XII. 

Las iglesias.

Desde la cristianización de Arnedo (ermita romano-visigótica del s VI) sus pobladores ocupan la parte N de la ciudad entre el Cerro del Castillo y el Cerro de San Miguel. En torno a ambos se van formando 3 barrios con una iglesia en cada uno: Iglesia de Santa Eulalia en el cerro del Castillo, Iglesia de San Cosme y San Damián en el barrio situado entre el cerro de San Miguel y el barranco de la Carrayuela, y la Iglesia de Santo Tomé, correspondiente al barrio intermedio o nuevo, que incluía la plaza principal y la puerta del Cinto. Mientras que las 2 iglesias anteriores se ubicaban en las partes altas, al N de la ciudad e intramuros, como es lo normal, ésta se sitúa en la parte baja y extramuros.

La judería.

Arden debió contar desde muy pronto (quizás desde el s XI o desde la época de dominio musulmán) con una comunidad judía importante, aunque no tengamos noticias de ella hasta el s XII; en 1176, cuando los reyes Alfonso VIII de Castilla y Sancho IV de Navarra firman las paces con la mediación de Enrique II de Inglaterra, figura Arnedo entre las poblaciones que Alfonso VIII entregó a Enrique II en fieldad como “Castellum christanorum et castellum iudeorum”. La aljama arnedada ha de tener una sinagoga y un cementerio, osario o fosa, pues eran las exigencias fundamentales que los udíos pedían a las autoridades locales para establecerse en un determinado lugar.

En el s XVI, siguiendo la tónica general, la población de Arnedo rebasará el recinto amurallado y oupará las zonas llanas. Las murallas pierden entonces su función y comienza la construcción de edificios extramuros. Es la centuria de la arquitectura religiosa pues las fábricas de las 3 iglesias se derriban y se construyen los templos actuales. Ahora se funda el Convento de Santa Clara, con la fachada junto a la muralla en la actual Plaza de San José, y la huerta fuera de ella, derribado en 1967. También de este siglo es la primera noticia documental el Santo Hospital y Oratorio de Santa María Magdalena situada extramuros, al lado de la puerta del Cinto y demolido en 1987.

1672. ARNEDO

En los s XVII y XVIII se acometieron las principales obras de arquitectura civil. Fundamentalmente son Casas-Palacios nobiliarias con varias plantas en sillería o ladrillo, ático con galería de barquillos y escudo familiar. En el s XVII destaca la del Arzobispo de Granada, Don José Argáiz, que malo largo de la historia ha desempeñado diversas funciones, cárcel de la ciudad y del partido, juzgado y ayuntamiento provisional y actualmente Casa de la Cultura y Biblioteca Municipal, fue restaurada en 1988 por el arquitecto Jesús M. Pascual.

Del s XVIII subsisten:

  • La de los Fernández de Velasco, Condes de Niebla y Duques de Frías, que eran Señores de Arnedo (hoy de Sopranis) situada en la Plaza de Nuestra Señora de Vico. En el mismo solar hubo un primitivo edificio en el s XV, llamado Casa de los Contestables de Castilla o Casa del Mayorazgo, que fue la primera vivienda de los Fernández de Velasco en el pueblo tras abandonar el castillo. Como en el s XVIII el edificio estaba en ruinas, se construyó el conservatorio en la actualidad.
  • Las llamadas del Virrey Lizana y de Bobadilla, ambas en la calle Palacio. La primera fue casa-natal de Francisco Javier de Lizana y Beaumont, arzobispo y virrey de Méjico (actualmente propiedad de la familia Eguizábal) y en la segunda debió nacer su primo Don Isidro Sáinz de Alfaro, canónigo de Toledo e inquisidor de Barcelona y Méjico. (Tras ser propiedad de la familia Fernández de Bobadilla, fue vendida al Ayuntamiento y actualmente alberga el Museo del Calzado y Minerales).
  • Las dos de los Ximénez-Navarro, Señores y Condes de Rodezno. La llamada de los Antillones se sitúa en la calle Mayor y perteneció al I Conde de Rodezno Don Miguel Nicolás Ximénez Navarro y Ocio (la denominación le viene del matrimonio de una tía de éste con Don Juan Manuel Jiménez de Mantillón y de Cuadra). La otra dio nombre al lugar dónde se ubica (Patio del Conde) pues fue propiedad de Don Joaquín Ximénez Navarro y Ocio, también Conde de Rodezno y hermano de Don Miguel Nicolás).

Tras este recorrido por el casco antiguo, tenemos que dar un salto hacia el Arnedo del s XX, que paulatinamente ha ido abandonando los barrios altos y los cerros, extendiéndose hacia las zonas bajas y llanas. Una buena muestra de ello la tenemos en el Palacio de la Familia Olózaga, Barones de Benasque (popularmente conocida como Palacio o Huerta de la Baronesa, hoy Casa de Arte y Hogar de la Tercera Edad), construido a comienzos del siglo en estos nuevos asentamientos urbanos. Actualmente la ciudad crece hacia la zona meridional en sentido E-O y viceversa, ocupando lo que antes eran los terrenos agrícolas de la vega del Cidaco.

Configuración urbana del casco antiguo de la ciudad de Arnedo. Minerva Sáenz Rodríguez

“…Arnedo se convirtió en las últimas décadas en uno de los principales centros españoles de la industria del calzado. A diferencia de otras localidades zapateras, Arnedo no tuvo una tradición previa artesana, de manera que sus orígenes se han ligado muchas veces a la voluntad empresarial de D. Faustino Muro y Rubio, antiguo comerciante y fabricante de alpargatas.

La alpargata fue el único tipo de calzado utilizado por las clases populares hasta mediados del siglo XX. Por su comodidad y resistencia, los campesinos las usaban para el trabajo diario en los campos. En Arnedo, al menos desde mediados del siglo XIX, se producían alpargatas con carácter local, doméstico y artesanal, al igual que en otras localidades riojanas como Cervera del Río Alhama, Logroño, Nájera, Haro o Munilla, donde se realizaban en pequeños talleres que fueron el origen de la industria del calzado de cuero.

La utilización posteriormente del yute y la introducción a partir de 1875 de la máquina de coser Singer dejaron a las alpargatas en un segundo plano.

Faustino Muro Rubio fue en sus orígenes fabricante de alpargatas. Aprendió el oficio en 1895 y se considera el primero que instauró la industria de calzado en piel en Arnedo, asentado en la calle Mayor en 1909. Fue el primero que se lanzó a comercializar por España sus zapatos, tanto de señora como de caballero, gracias a diferentes viajantes. En sus talleres aprendió Timoteo Ruiz, que pasa en 1920 de alpargatero a productor de zapatos mecanizando el proceso. En el inicio de la década de los 30′, Faustino Muro montó tres tiendas de calzado en Zaragoza, Bilbao y San Sebastián, cediendo la fábrica de Arnedo a sus 3 encargados, Gastesi, Domínguez y Pascual, que crearon sus propias empresas.

En 1929 se produjo la llegada de la familia Sevilla, procedente de Munilla, a Arnedo. Las mejores comunicaciones y el afán emprendedor llevaron a Cándido Sevilla a desplazar a Arnedo toda la maquinaria de calzado que poseía en Munilla. Era el año 1933 y se creaba una nueva fábrica con edificios, maquinarias y producción modernizada gracias a la utilización del vulcanizado. La Sierra comienza a quedarse obsoleta, pequeña y mal comunicada e importantes centros como Enciso y Munilla se desmantelan y trasladan sus industrias a Calahorra, Arnedo y Logroño.

De la misma forma, el calzado de cuero comenzó a producirse industrialmente a finales del siglo XIX y se consolidó en la década de 1910-1920. Desde antiguo se trabajaban las pieles en la comarca, ya los celtíberos que habitaron en el Cerro de San Miguel y los musulmanes que se distribuyeron por esta tierra empleaban las pieles, así en la calle Tenerías de Arnedo se recuerda hasta hace poco uno de estos talleres.

La década de los 30′ del siglo XX supuso la llegada a Arnedo de la familia Sevilla. Dedicados a tintoreros en Munilla fueron ampliando la empresa familiar a la fabricación de paños y en 1895 iniciaron la creación de zapatillas de orillo con suela de cuero en el sistema de cosido llamado Black, para posteriormente hacer zapatillas de paño en la década de los años 20′ y llegar en 1929 a Arnedo.

La presencia de la familia Sevilla en Arnedo fue un hecho sin precedentes. El gran entramado fabril que habían creado permitió la diversificación de secciones. En 1947 contaba con las secciones de textil, gomas, curtidos y zapatillas que llegaron a emplear a más de 780 trabajadores, a ello se añadió una importante implicación social con sus empleados. Se creó la Hermandad “La Cadena” que promovió viviendas, escuelas, economato, ejercicios espirituales…

En 1933 Gastesi, Domínguez y Pascual se asociaron para recoger el testigo de Faustino Muro y surgieron marcas de calzado de señora caballero y niño como Gadopa, Pasigas, Luci y Link o Chicarro. Tras la Guerra Civil también se asentaron en Arnedo empresas llegadas desde Cervera del Río Alhama, productoras de alpargatas y precursoras de las fábricas de zapatillas. De forma paralela se desarrollaron industrias auxiliares vinculadas al caucho y a los cartonajes que dieron muestra del auge y la consolidación de la industria arnedana.

Hacia 1950 la industria zapatera arrendase alcanzó su momento de máximo esplendor. Se contabilizaban 70 fábricas de zapatos que daban trabajo a más de 1.300 personas, al mismo tiempo que habían impulsado el desarrollo de otras actividades complementarias, como la fabricación de suela y tacones de goma y madera, la e moldes para el calzado vulcanizado o la de embalajes de madera y cartón. 

Los sucesos de Arnedo

Arnedo es en los últimos años del siglo XX la segunda ciudad industrial de La Rioja con un entramado de pequeñas y medianas empresas vinculadas al calzado que gracias a su peculiaridad familiar lograron esquivar las sucesivas crisis. Segundas y terceras generaciones de aquellos humildes hombres de espíritu emprendedor han creado nuevas empresas que han dado a Arnedo un nombre más allá de localismo regional, y han conseguido que sea uno de los centros productores de la industria del calzado más importantes del territorio español.

El tejido empresarial arnedano, según se cierra el siglo XX, está cada vez más centrado en la industria del calzado, tanto en fábricas como empresas auxiliares y de comercialización, y se ha configurado como el impulsor de la economía arnedana.

En el año 2003 el número de fábricas relacionadas con la producción de calzado se había reducido, situándose en las 50, pero generaban 3.100 empleos directos y producían algo menos del 10% del calzado español. La mayoría de ellas se encontraban en los nuevos polígonos industriales construidos al NE (El Reposal I y II, El Raconal) y al SE (Planarresano) de la localidad, pero todavía había algunas que mantenían su localización tradicional en el centro urbano. Entre todas estas empresas cabría destacar al grupo riojamno Hergar, que produce las marcas Callaghan y Gorila o a Fal, dueña de la marca Chiruca…”

Arnedo había sido noticia en toda España el 5.1.1932 cuando la guardia civil abrió fuego contra la manifestación que celebraba el fin (y la relativa victoria) de la huelga de los trabajadores de calzado Muro.11 muertos y 30 heridos pusieron luto a la joven República y en tela de juicio la política de orden público. 

El pueblo de Arnedo (La Rioja) vivió trágicamente, con un día de adelanto, los primeros Reyes republicanos. En la tarde del día 5 de enero de 1932 quedan muertos, por balas de mauser, sobre el suelo de la Plaza de la República cuatro mujeres, un niño de 4 años y un hombre. Días después los muertos seguirían aumentando hasta 11. El balance se completa con unos 45 heridos, que aunque salvaron su vida, quedaron para siempre mutilados.

El 5 de enero se declaró la huelga general en Arnedo. Y este mismo día se anuncia la resolución del conflicto con la intervención del propio Gobernador Civil Sr. Vidal Serrano que está en Arnedo en esta misma fecha. En señal de triunfo y de festejo se realiza una manifestación obrera.

Manifestantes y guardias (16 ó 18 hombres en el zaguán del Ayuntamiento y diez hombres en los soportales del mismo) se encuentran frentre a frente en la Plaza de la República.

¿Qué sucedió, quién tiró la primera bala, de quién es la responsabilidad, …? Las versiones oculares de personas de distintos matices políticos y profesionales, se inclinan por la Guardia Civil. Un dato aparece extraordinariamente claro, no obstante, que ya puso de manifiesto el entrevistador de “El Sol” al Gobernador de la Provincia, lo desproporcionado del encono contra los manifestantes. Para anular el posible impulso y fuerza del obrero (hombres, mujeres y niños) en manifestación triunfante sobre el caciquismo “responsable moral de la tragedia”, no era necesaria la auténtica refriega armada de ese número de Guardias Civiles antes mencionado.

Estos trágicos sucesos de Arnedo planearon constantemente en el ambiente político y económico riojano durante y después de la República. Su recuerdo, siempre negro, es el tema obligado para las derechas e izquierdas en todas las propagandas, ocasiones y acciones posteriores.

Esta explosión desastrosa y trágica estaba incubada desde las Elecciones municipales que trajeron la República.

Un “patrón orgulloso” y autoritario, Faustino Muro, que supeditaba la permanencia de los trabajadores en su fábrica a la entrega de sus votos a los monárquicos, y unos obreros que querían ejercer con sinceridad el derecho al sufragio, fueron la causa inicial de la tragedia. La pugna entre la imposición caciquil de un patrono de derechas y la sinceridad de voto de unos obreros socialistas, se inclinó hacia el más fuerte.

El patrono despidió a un trabajador, con el que se solidarizaron una docena más de obreros. Se ocupó del asunto el Partido y Sindicato Socialista, ahora en plena expansión, con sucesivas negociaciones de tipo legal, encontrando siempre la resistencia y el incumplimiento de arbitrajes por parte del Sr. Muro, que llegó a matizar que cerraría la fábrica antes que acceder a la admisión de los despedidos.

Ni la Alcaldía de Arnedo, ni los sucesivos Gobernadors Civiles de la provincia, habían podido llegar a solucionar el problema durante más de 10 meses. Cuando parecía llegada la solución, no por la cesión del Sr. Muro, sino por el acto desinteresado de otros patronos de la localidad que admitían a los obreros despedidos de “Calzados Muro” en sus propias fábricas, se produjo la catástrofe.

El término municipal de Arnedo se rige por el Plan General de Ordenación Urbana de 2004,  aprobado definitivamente en Pleno de la Comisión de Ordenación del Territorio y Urbanismo de La Rioja, en sesión celebrada el día 5.3.2004, como revisión del PGOU-1989 aprobado definitivamente por el Pleno de la Comisión de Urbanismo y Medio Ambiente de La Rioja en sesión de 20.12.1989, publicado en BOR nº 11 de 23.1.1990, que había sido redactado por acuerdo plenario de 25.5.1984

ARNEDO 2008-2016 actividad inmobiliaria

En la presentación del estudio sobre el Stock de vivienda Nueva en La Rioja elaborado por CPAR, se desveló que en Logroño hay 318 viviendas nuevas en venta, mientras que en otros municipios la absorción del stock será a muy largo plazo… En Arnedo, según es estudio, en el período 2007-2015 se construyeron 214 viviendas, de las cuales 151 fueron vendidas, estando en stock 63 unidades (el 29,44%).

A falta de unas Directrices Territoriales de Ordenación de La Rioja, o la Estrategia Territorial del La Rioja (en elaboración desde 2007, y olvidada) se hace muy difícil encauzar desarrollos económicos, estratégicos, de servicios, sociales o de cualquier tipo sobre el territorio y los ciudadanos.

Como nuestra, el 27.7.2015 el Gobierno Vasco acordó iniciar el proceso de revisión de las Directrices de Ordenación Territorial aprobadas en 1997 bajo la premisa de que este proceso de revisión estuviera abierto a la participación desde su inicio hasta su aprobación final y con el compromiso de cumplir los plazos temporales establecidos por él mismo para su tramitación, o La Estrategia de Ordenación Territorial de Aragón (en adelante EOTA), aprobada por Decreto 202/2014 de 2 de diciembre, o en Navarra la Estrategia Territorial de Navarra, aprobada por el Parlamento de Navarra el 21.6.2005. ¿A qué espera La Rioja?

29.3.2005 “Se trata de repensar La Rioja”

6.7.2010 La Comisión de Ordenación del Territorio y Urbanismo de La Rioja (COTUR) ha informado favorablemente el proyecto de la Estrategia Territorial de La Rioja.

Los documentos de trabajo de la Estrategia Territorial de La Rioja proponían una división “flexible” de la región, estableciendo “zonas de transición” entre las zonas principales. No obstante, es perfectamente distinguible el criterio empleado: separación del área dinámica del Valle del Ebro de las zonas de Sierra, cuya realidad socio-económica es muy distinta. La zona del Ebro se dividía en las 3 zonas clásicas, aunque en el caso de la Rioja Media y Rioja Baja se optó por denominarlas como “Área Metropolitana” y “Red Urbana de la Rioja Baja”, respectivamente, en clara alusión a sus correspondientes estructuras urbanas. En cuanto a la Sierra, se optaba por una subdivisión basada en las cuencas hidrológicas, por lo que resultaban 7 zonas, una por cada valle de los ríos Oja, Najerilla, Iregua, Leza, Jubera, Cidacos y Alhama. Se trataba, en definitiva, de una división territorial que respondía a la realidad geográfica, pero que no tenía en cuenta la jerarquía de ciudades existente, lo cual no es útil para una organización territorial de los servicios autonómicos.

“…La situación actual se caracteriza porque la inmigración está reequilibrando la base de la pirámide de una población que tiene a concentrarse en las zonas urbanas; hay un incremento del peso específico del sector servicios con una relevancia creciente del turismo y reducción del sector agrario; además hay nuevas formas de vida, nuevas demandas de servicios y tendencia creciente a la alternancia temporal de lugar de residencia; el valle del Ebro se ha potenciado como eje de comunicación; y ha habido un incremento y mejora de los espacios naturales. El modelo de desarrollo territorial propuesto se basa en la idea de ciudad región con cuatro espacios; el Metropolitano, con Logroño y su área de influencia; el Serrano, con el 90 por ciento de las zonas de montaña; La Rioja Alta, con un espacio agrario de gran tradición vinícola e importante carácter cultural; y una Red urbana de La Rioja Baja de gran dinamismo.

La Estrategia Territorial de La Rioja propone 80 directrices asentadas sobre cinco ejes, como son el medio físico, ordenación del sistema de asentamientos y ciudades, sistema de infraestructuras y transporte, nuevas necesidades sociales y dotaciones públicas, y patrimonio cultural.

De esta forma, se propone la creación de un único y gran parque natural ‘Sierras riojanas’, observatorio del paisaje o la adecuación de las explotaciones abandonadas de Santa Engracia, Arnedillo, Alcanadre y Villarroya.

Así como evitar la aparición de núcleos basados en segundas residencias o la realización de planes de modernización de todos los polígonos industriales; la posible ubicación de una ciudad de servicios al transporte en torno al cruce de ejes, al cierre de la circunvalación norte de Logroño, o la ejecución de las obras de mejora de la infraestructura del aeropuerto.

También se propone la instalación de superficies comerciales lo más ligadas posible a los cascos históricos o la incorporación de sistemas de teleasistencia complementaria a los centros de salud; o la creación del sistema riojano de museos…”

Pero, … ¿porqué no ha habido documento vinculante? “Ha de establecer un documento de avance, preparatorio de la redacción del documento, que contenga sus líneas esenciales y permita debatir sus criterios, objetivos y soluciones generales” manifestaban en 2008 en sus alegaciones Ecologistas en Acción. Y no les faltaban razones. Ley 5/2006, de 2 de mayo, de Ordenación del Territorio y Urbanismo de La Rioja.

12.9.2017 El Gobierno de La Rioja ha organizado la Agenda para la Población 2030, sobre la que estructurar objetivos y medidas. Todo con la intención de ir atajando las líneas estratégicas que muestra el documento inicial de la Agenda para la Población 2030. Entre esa media docena de ejes principales, que todavía están por concretar en algunos aspectos, se encuenta por ejemplo el de invertir la tendencia demográfica negativa de La Rioja y mejorar las proyecciones realizadas por el INE para 2030, donde se anuncia que se estará por debajo de los 300.000 habitantes. También destaca el objetivo de apoyo a las familias y a la natalidad; el aumentar y adelantar el proceso de emancipación de los jóvenes riojanos favoreciendo su participación activa en la sociedad, en concreto, se pretende pasar de la actual tasa de emancipación del 20,8 por ciento al 25% en el 2021. La integración cultural de los distintos grupos de población o promover una vida más longeva y activa son otros de los objetivos… Y Arnedo  participa de los problemas de despoblamiento rural, como cabecera comarcal y ciudad media recibe habitantes de las comarcas rurales, pero expulsa población joven a la gran Logroño, que ya asume el 50% de la importancia riojana.

25.11.2016 Arnedo empieza a imaginar su futuro, cómo será la ciudad y sus ciudadanos en el horizonte del año 2020 al 2035. Desde el convencimiento de que el urbanismo no sólo afecta a la construcción de edificios, a la definición de viales o al desarrollo de polígonos industriales, sino que es transversal e influye en lo cultural, en lo demográfico, en lo económico, en lo social, el Ayuntamiento de Arnedo va a encargar una revisión de su Plan General Municipal «ambiciosa e histórica», según describió ayer el alcalde Javier García. Actualizado por última vez en el 2004, no va a ser una revisión al uso. «Va a ser un estudio en profundidad de lo que va a ser el urbanismo del futuro, va a marcar la hoja de ruta a largo plazo para proyectar la ciudad del futuro».

‘Arnedo 20-35’ es el título del proyecto de ciudad que propone el Equipo de Gobierno. Y es que desde el consistorio han comenzado con el proceso para la revisión del Plan General Municipal y la reordenación urbanística que sea necesaria. Lo han hecho con la aprobación, en la pasada junta de gobierno, del expediente de contratación y el pliego de condiciones con el fin de licitar la revisión del Plan General de Ordenación Urbana, el PGOU. Un ambicioso análisis del urbanismo de Arnedo que, además de revisar el documento que data de 2004 y adaptarlo a la legalidad y la realidad actual, cuenta con una novedad importante: realizar varios estudios previos para saber a qué se enfrenta el equipo redactor,  en el que se dibuje el Arnedo de los próximos 15 años. Incluye también un plan de movilidad, un análisis de la suficiencia de los sistemas de abastecimiento y saneamiento, estudios sobre paisaje, estructura territorial del municipio, y un estudio DAFO (Debilidades, Amenazas, Fortalezas y Oportunidades) sobre el Casco Antiguo, trabajos que serán previos a la revisión del PGOU. La iniciativa contempla de manera paralela fórmulas de participación ciudadana, encuestas de opinión, así como estudios sociológicos, demográficos, económicos y sociales…

Arnedo tiene hoy una población de 14.792 habitantes (es la única cabecera de comarca de nuestra Comunidad Autónoma donde la población crece, aunque sea una exigüa cifra de 66 habitantes), con 143 nacimientos y 103 defunciones en 2016 y un parque edificado de 6.553 viviendas, envejecido, estancado y con muchas viviendas vacías (por antigüedad son 250 las viviendas anteriores a 1900, y falta de hogares).

Habrá que esperar, no hay otra opción. Pero que se relance ya con la revisión del Plan General, con las nuevas técnicas de planeamiento que hay en tantos municipios que así lo han decidido, participación ciudadana, sostenibilidad, regeneración urbana, etc. Y coordinación con la COTUR. Su envejecimiento poblacional, la competencia inermunicipal (Calahorra), la derrota en concocatorias FEDER, al menos deben ser acicates para identificar, analizar, diagnosticar y proponer el modelo territorial de Arnedo.


Cada mercado es local.

Cada municipio tiene su singularidad.

Cada municipio se retrata en su parque residencial.


…seguiremos analizando en próximas entregas los 350 municipios mayores de España

SANT CARLES DE LA RÀPITA

 

SANT CARLES DE LA RAPITA Pirámide Población

SANT CARLES DE LA RAPITA. Población (INE)

SANT CARLES DE LA RAPITA. Paro

SANT CARLES DE LA RAPITA. Deuda municipal

SANT CARLES DE LA RAPITA. Bienes Inmuebles de Uso VIVIENDA matriculados CATASTRO 2014-2017


Son datos fríos, sin cocinar.

Información para la toma de decisiones.

Información para el conocimiento.


Sant Carles de la Ràpita, es un municipio y un término municipal perteneciente a la provincia de Tarragona, con una extensión de 53,69 km2, en la comarca del Montsiá, situado en el sector meridional del delta del Ebro, donde se juntan las viejas tierras y las aportadas por aluvión, dentro del puerto los Alfaques, también llamado San Carlos de la Rápita. Limita al E con el Mediterráneo, al N con Amposta, al O, desde la colina de Mata-redonda hasta la Foradada termeneja con Freginals y, al S, de la Horadada con el mar, a mediodía de la moleta de Frías, el alto de Mamadits y el Mas d’en Canício, limitando con Alcanar.

El municipio comprende 2 partes diferenciadas: el sector de tierra firme y el enclave de la Costa de Fuera (23,8 km2), que comprende la península del Cuerno y el istmo del Trabucador. En la tierra firme, aunque, se diferencia 2 paisajes: el de poniente, accidentado por los contrafuertes de Montsià (Socavón, 687 m, y el cerro de Mata-redonda, 619 m), y el que se extiende al este de la antiguo Canal de Navegación y llega hasta la Gola Vella, donde el término limita con el de Amposta. De ahí en adelante el termenal sigue junto al canal de San Pedro y llega, dejando en el término de San Carlos de la Rápita la parte ponentina del lago de la Encanyissada, cerca del Camino de El Paso, en el Paso de en Carrasca, los Mollons del Rincón Caliente, los Cuatro Mojones, en la loma de Burgar ya la masía de Mata-redonda. La península del Cuerno está unida a las tierras del delta Ampostina por el istmo del Trabucador.La península del Cuerno forma parte del Parque Natural del Delta del Ebro. Ocupa unos 23,8 km2 y etás toda formada por arenales y dunas. En la península hay unas salinas que en la edad moderna sustituyeron las antiguas de Tortosa. Las Salinas de la Trinidad o de la Ràpita ocupan, entre las instalaciones y la superficie de evaporación, una buena parte de la banda oriental del Cuerno, hasta llegar a tocar el istmo del Trabucador, istmo que tiene 5, 5 km de longitud. Las costas septentrional y meridional del Cuerno son llamadas respectivamente de Dentro y Fuera. En la de Dentro encontramos la punta del Galatxo y la punta de Palma Marina, mientras que el extremo meridional de la costa de Fuera es la punta del Cuerno, cerca de la cual está el faro del Cuerno.Las playas pantanosas de San Carlos y Amposta, por el lado N, el istmo del Trabucador formado por una larga franja arenosa situada a levante, y la península del Cuerno, a mediodía, configuran el puerto de los Alfaques, uno de los puertos naturales más seguros de la costa catalana. Tiene la boca comprendida entre la punta de la Senieta, al sur de San Carlos, y la punta del Galatxo, en el extremo O del Cuerno. Tiene una superficie aproximada de 60 km2 y una profundidad máxima de entre los 6 y los 9 m. El puerto es de formación relativamente moderna. Se sabe que ya existía en 1420, año en que se reunió la flota de Alfonso el Magnánimo para pasar a Cerdeña. Anteriormente, en cambio, se utilizaba el antiguo Puerto Barroso, como lo hizo la flota del infante Alfonso en 1323 para ir también en Cerdeña. Es famoso el hecho de que en 1813, durante la guerra contra Napoleón, hubo atascados 18 barcos ingleses al intentar adentrarse.

Biogeográficamente, las tierras de San Carlos se encuentran dentro del dominio potencial de la maquia de lentisco y palmito (Querco-Lentiscetum) y en un área donde predomina también la vegetación de ribera.

El término, que en 1937 cambió el actual nombre por el de la Ràpita los Alfaques, comprende además de la ciudad de San Carlos de la Rápita, que incluye conurbado el barrio del Estanyol, el caserío de las Salinas de la Trinidad, situada en la península del Cuerno, la cual está formada por un conjunto de viviendas de empleo estacional y de carácter laboral, y la urbanización del Maset.

1777 Sant Carles de la Ràpita

Históricamente, San Carlos ha vivido distintos proyectos de comunicación. El más antiguo, el del Canal de Navegación de Amposta en la Ràpita, en tiempos de Carlos III, se construyó entre el Ebro, en Amposta, y el puerto de los Alfacs, en San Carlos, para evitar las dificultades que la desembocadura del Ebro ofrecía a la navegación fluvial. Sin embargo, situado en el mismo nivel del mar y del río, fue llenándose de arena y hubo que abandonarlo por el coste elevado de su conservación. Al cabo de un siglo, la antigua idea de un canal de navegación entre Amposta y el puerto de los Alfaques en la Ràpita fue revalorizada en el plan de navegación por el Ebro hecho por la Real Compañía de Canalización del Ebro, en 1857, que construyó el mismo canal a una altura superior, para que no fuera obstruido por la arena, y fue alimentado con agua canalizada desde el azud de Xerta. La nueva línea de navegación, sin embargo, fue abandonada muy pronto, debido a la competencia del ferrocarril; entonces las obras de canalización fueron aprovechadas ya en 1861 para el regadío de las tierras del delta mediante el canal de la Derecha del Ebro.

1858 Sant Carles de la Ràpita

Otro proyecto fue  el del ferrocarril de Val de Zafán, que sólo funcionó hasta Tortosa (1880 a 1973).

La carretera N-340, de Barcelona a Valencia, pasó por la ciudad de San Carlos de la Rápita hasta que en 1984 se construyó un desvío que la bordea. Esta vía permite una comunicación directa y rápida con Amposta, la capital de la comarca. También parten otras carreteras locales que llevan a los pueblos de este sector derecho del delta. Las instalaciones del puerto de San Carlos de la Rápita disponen de zona pesquera, deportiva y comercial.

El topónimo de la Ràpita significa en árabe mezquita o fortaleza fuera del poblado, lo que hace pensar que había sido un lugar de culto musulmán.

Los datos de población más antiguos de San Carlos de la Rápita datan del siglo XIX. Desde 1830 y exceptuando sólo una ligera merma en los años 50′ del siglo XX, la población aumentó de una manera continuada, sobre todo si tenemos en cuenta que en el censo del 1857 la población se había doblado respecto a los registros de 30 años atrás. Este crecimiento rápido de la población, se traduce en una afluencia de gente procedente de otras regiones, detectaba todavía a lo largo de finales del siglo XIX.

1913 Sant Carles de la Ràpita (IGN)

La ciudad ha tenido unas épocas de notable afluencia inmigratoria, primero con motivo de la misma fundación de la ciudad en tiempos de Carlos III, después, a mediados del siglo XIX, cuando se quiso poner en funcionamiento el antiguo Canal de Navegación, y, posteriormente , a partir de los años 60′ del siglo XX, sobre todo durante el período de 1960 a 1975. En cuanto a la procedencia de los habitantes de San Carlos de la Rápita, se puede decir que en una parte muy importante es gente originaria de la misma comarca del Montsià o de la cercana del Bajo Ebro, y Valencia, pero también hay inmigrantes del resto del Principado y algunos aragoneses y andaluces. Cabe mencionar que durante el decenio de 1950 hubo un pequeño movimiento migratorio de pescadores hacia Arenys de Mar.

1943 Sant Carles de la Ràpita

Los diferentes registros desde los años 70′ indican un crecimiento demográfico continuado; los 9.685 h de 1975 pasaron a 11.572 en 2001 y 13.181 en 2005. Casi toda la población se concentra en el núcleo urbano de San Carlos. Por otro lado, cabe mencionar que el hecho de que la ciudad se encuentre situada en una de las zonas turísticas del Principado provoca que a lo largo del año haya un número considerable de población flotante, en torno a los 20.000 h.

La economía tradicional del municipio, que perduró hasta la mitad del siglo XIX, estaba basada en la agricultura de secano (cereales, legumbres, vino, aceite, algarrobas) y de regadío (frutales), en la ganadería de ganado lanar y caprino, en la pesca y en el cabotaje con otros puertos del reino.

El cultivo del arroz en las tierras pantanosas del delta parece que se introdujo, o al menos se intensificó en San Carlos en aquel siglo, si bien su mayor producción fue en tiempos de la I Guerra Mundial, cuando el ingeniero Hermenegildo Gorria y Royán, en su proyecto para la desecación de las marismas y terrenos pantanosos de los Alfaques, estudió científicamente el colmatación de los prados por los limos de las aguas del Ebro. (Hermenegildo Gorria y Royan (Huesca 1841-Barcelona 1920), Ingeniero Industrial, Ingeniero Agrónomo, doctor en Ciencias Exactas, Físicas y Matemáticas, Licenciado en Ciencias Naturales y Farmacia, Topógrafo, Maestro de Obras y Perito Químico. Diseñará y dirigirá el ferrocarril de Val de Zafan a Sant Carles de la Rápita de 264 km, así como el muelle de hierro de Sant Carles para el embarque de la sal de los Alfaques.

La extensión del regadío, gracias al canal de la Derecha del Ebro (1861), permitió la mejora de los cultivos. Parece que fue también en esta segunda mitad del siglo XIX cuando empezó la explotación intensiva de las Salinas de la Trinidad o de la Ràpita y la exportación de la sal.

“…En 1778, Carlos III habilita el puerto de los Alfaques para el comercio con América, con la voluntad explícita de facilitar una salida marítima a los productos aragoneses, hecho complementado con la creación de la nueva población de San Carlos de la Rápita. Para enlazar el Ebro con el puerto, al tiempo que se evitaba la peligrosa barra de la desembocadura, en mayo de 1780 se empieza a construir el primer canal de navegación Amposta-San Carlos de la Rápita. Pero ya en 1783 el canal comienza a sufrir evidentes problemas de falta de calado; construido al mismo nivel que el río, los sedimentos que este transportaba también obstaculizan el canal, llenando progresivamente e impidiendo el paso de embarcaciones. Así, el primer canal marítimo se convierte en el antecedente de una situación que volveremos a encontrar 80 años más tarde: la reconversión de un canal de navegación en un canal de riego.

El fracaso de todos estos proyectos e intentos por promover la navegabilidad del Ebro no desesperanzar el francés Isidore Pourcet, el cual obtuvo en 1849 la concesión provisional, (definitiva el 26 de Noviembre de 1851), de las obras de canalización del río Ebro desde Zaragoza al mar y de un canal desde Amposta los Alfaques. De esta forma nacía la Real Compañía de Canalización del Ebro, legalizada en 1852. La concesión de 1851 establecía también los objetivos de la compañía: la ejecución de las obras para facilitar la navegación del Ebro desde Zaragoza hasta en Amposta, construir un canal desde Amposta los Alfaques, así como las obras necesarias para los riegos.

Terminadas las obras que hacen posible la navegación, ésta se inició rápidamente en 1858, aunque en 1856 el vapor Cinca ya había creado un precedente. Pero este deseo tantos siglos perseguido se hizo realidad demasiado tarde: el establecimiento simultáneo de una red férrea que enlazaba Zaragoza y Barcelona, (1861) ofrecía un transporte muy rápido y económico que, junto con la irregularidad de los caudales y el régimen fluvial del Ebro, conllevaron la paralización de los vapores y la ruina consecuente de la Compañía. Así se convertía en principal el objetivo que hasta entonces se había considerado muy secundario: el establecimiento de una red de riego para el delta del Ebro.

Alargando 30 Km. el antiguo canal de Alimentación hasta la Isla de Buda, que estaba proyectado para alimentar de agua en el canal Marítimo, tenía una dotación mayor que si se hubiera concebido para el riego, se hizo realidad el Canal de la derecha del Ebro (1856-1857) y se construyó, a partir de él y del abandonado Canal Marítimo, toda la red secundaria de canales y desagües, posibilitando el saneamiento del hemidelta derecho y la introducción del cultivo del arroz.

La construcción de esta compleja red hidráulica se hacía paralelamente a la transformación de los páramos del delta en tierras cultivables. Y al mismo tiempo, todavía se pugnaba porque se autorizara el cultivo del arroz. Así, a medida que los canales y los desagües se adentraban por el interior del delta derecho, se saneaban las tierras y se dedicaban ya al cultivo del arroz. Una empresa colectiva que abarcó varias generaciones y reclamó la participación de mucha población foránea que acudió a los pueblos de la ribera, aumentando rápidamente el número de habitantes.

El año 1867, la concesión para la navegación, inicialmente otorgada a la Real Compañía, se transforma para que ésta haga las obras necesarias para el riego del delta derecho. Esta nueva concesión, con una duración de 99 años, provoca el cambio de nombre de la Compañía, que pasa a denominarse Real Compañía de Canalización y Riegos del Ebro. 

En 1966, al prescribir esta concesión, la explotación del canal de la derecha es asumida por la Confederación Hidrográfica del Ebro hasta que, pocos años más tarde, la recién creada Comunidad General de Regantes del Canal de la Derecha del Ebro asume la administración y la explotación mediante una concesión a perpetuidad. Desde ese momento, el canal de la derecha y la red de distribución son directamente explotados y gestionados por los propios regantes. Hablamos de una institución afianzada en el tiempo y en el territorio porque, salvo los ayuntamientos, nos atrevemos a decir que no hay ninguna institución más antigua que nuestra Comunidad. Esta historia y tradición obliga principalmente a los miembros y dirigentes de la Comunidad, pero también instituciones y entidades, a tener en cuenta las opiniones e intereses sobre una serie de necesidades permanentes que van más allá de las coyunturas diarias.” 

COMUNITAT GENERAL DE REGANTS DEL CANAL DE LA DRETA DE L’EBRE

Mapa de la zonaA finales del siglo XX las actividades primarias continuaban manteniendo un peso importante en la economía del municipio, a pesar del incremento de las actividades industriales y sobre todo de los servicios. El cultivo predominante se ha convertido en el arroz, pero también es destacable el olivo y el cultivo de cítricos (naranjas) y hortalizas.

Por otra parte, San Carlos del Valle ha sido tradicionalmente una ciudad marinera. El puerto de San Carlos o los Alfaques fue terminado de construir en 1954. Tiene varias instalaciones: muelle, lonja, varadero, astilleros, etc. Además de la Cofradía de Pescadores de San Carlos de la Rápita, la ciudad es la sede también de la Cofradía de Pescadores de San Pedro de Tortosa y Sant Carles de la Ràpita. A lo largo de la década de 1990 el puerto pesquero se situó entre los primeros puestos del ranking catalán, el 2º de la demarcación de Tarragona y el 4º de Cataluña en toneladas desembarcadas.

Desde 1986 en los Alfacs hay viveros de mejillones, con denominación de calidad. El municipio, además, dispone de un Centro de Acuicultura del Instituto de Investigación y Tecnología Agroalimentarias (IRTA).

La industria ha tenido un desarrollo modesto en el municipio. La situación geográfica del término y las infraestructuras de servicios de que dispone han permitido, especialmente durante la década de 1990, impulsar el sector industrial, con el establecimiento de polígonos (el Rajolar y el Salto) y facilidades económicas para las empresas que se instalen.

Las salinas de la Trinidad se explotan desde hace siglos y tienen una importancia relevante dentro de un marco productivo consolidado a lo largo del siglo XX. Ya son mencionadas por la Mancomunidad en 1923, y hasta el 1944, que pasaron a ser explotadas por INFOSA, fueron explotadas, con concesión estatal, por Unión Salinera Española. Las salinas ocupan un área aproximada de 1.000 ha. Por otra parte, se pueden destacar otras producciones, como la relacionada con la actividad pesquera dentro del sector alimentario, y la de productos químicos.

El sector terciario ha convertido preeminente, con el mayor porcentaje de ocupación. El comercio, ligado con el transporte marítimo, ha tenido un peso específico importante en la economía rapitenca. La navegación de cabotaje era bastante importante para el conjunto económico. Los principales artículos que salían por cabotaje eran aceite, algarrobas, carbón, dinero, enea, leña, maíz, palma y vino, y los que entraban: cascos vacíos, dinero, esparto, harina, alfarería, tejidos de algodón, trigo y vino. Aunque el puerto de los Alfaques había sido autorizado por Carlos III a comerciar con América, lo hizo muy poco y siempre a través de barcos de fuera que hacían escala en San Carlos.

La importancia comercial de San Carlos resto reflejada en el número diverso de instalaciones comerciales. Los atractivos naturales del delta y su entorno, la tranquilidad de las playas de la zona (del Trabucador, de las Delicias, etc.), las fiestas y la reconocida gastronomía con especialidades de pescado y marisco (tienen fama los langostinos), son los principales incentivos que San Carlos de la Rápita ofrece a los visitantes. El turismo ha sido sobre todo impulsado a partir de la creación del parque natural, y dispone de una oferta diversificada de alojamiento.

La ciudad de San Carlos de la Rápita (11 m), que tiene este título desde el 1789, está situada en la costa, a la entrada del puerto de los Alfaques. El urbanismo es de tipo neoclásico, del siglo XVIII. Entonces, la que debía ser nueva ciudad, se concibió en torno a un gran espacio central paralelo al roquero y en forma de largo salón, como se puede ver en la gran plaza ovalada que debía contener jardines, y que quedó a medio construir. A partir de este centro, con perspectiva axial y un eje ortogonal en dirección mar-montaña, estructuraron unas calles a cordel, adaptados mínimamente al relieve. Los tracista de la época proyectaron la parcelación con cierta magnificencia, buscando una armonía que se acordara con un concepto estático inspirado en el urbanismo romano. De los edificios neoclásicos del tiempo de Carlos III destacan la Glorieta y lo que ha sido llamado Iglesia Nueva.

El núcleo urbano, entre el mar y la montaña, está delimitado a tramontana por el barranco de Solito y a mediodía por los Ahorcados. Se destinaron 2 barrios, el marinero más cerca del mar y el de arriba del roquero, cerca de la torre de la Rápita y la plaza de Carlos III. En este, había la calle del Castillo, hoy de Nuestra Señora del Valle y lo que se dijo de Pi y Margall, hoy del Pilar. Generalmente las casas eran de 1 o 2 plantas y no se solían guardar las cosechas. La plaza de Carlos III, obra del siglo XVIII de gran tamaño, fue proyectada para desfiles militares; en la parte sur de la plaza son interesantes los porches y una fuente neoclásica. Destaca también la Casa Laureano.

La expansión urbana posterior fue en dirección SO y se formó el barrio del Español, que continúa el núcleo urbano siguiendo el eje de la carretera N-340, en trazado geométrico a partir de la Iglesia Nueva. Este barrio, que pertenecía en una buena parte al municipio de Alcanar, fue agregado a San Carlos en 1960. En los años 40′, el municipio adquirió el heredado de la Devesa, que urbanizó llenando el vacío hacia la Torreta. Otra zona de expansión de la ciudad ha sido hacia la montaña, al otro lado de las trincheras del ferrocarril, donde se han edificado bloques de pisos y grupos de chalets, al tiempo que también se construyen edificios de veraneo borde la playa. Cerca del puerto y de la playa de Garbí se encuentra el parque de Garbí, un amplio y moderno espacio verde, con anfiteatro para diversas actuaciones.

Sobre la ciudad, se levanta la Torreta, o cerro de la Guardiola, uno de los estribos más orientales de la sierra de Montsià, a 113 m de altitud. El lugar ofrece una magnífica panorámica del delta del Ebro, de la bahía de los Alfaques y de la ciudad. En la cima se encuentra la torre de la Guardiola, también llamada del Sagrado Corazón debido a la estatua que la corona. Documentada desde el 1483 y mencionada en 1575 como Guardiola artillada, es de planta cuadrada, un poco ataludada en la base y obrada con ripio. Se conserva sólo hasta la altura del primer piso, donde se abre la puerta. En 1965 la torre fue utilizada para erigir un monumento consistente en el Sagrado Corazón y una gran cruz. En 2017 la Generalitat y el ayuntamiento acordaron, de acuerdo con la Ley de memoria histórica, retirar la cruz por tratarse de una exaltación al régimen franquista.

Dentro del término de San Carlos de la Rápita se han encontrado vestigios arqueológicos diversos. Entre los más antiguos destacan las pinturas rupestres de las cuevas de la Moleta de Cartagena, en el macizo de Montsià, descubiertas en 1964. En una de las paredes está la representación de un toro, derecho, pintado de negro, y entre las patas unas líneas que podrían interpretarse como una figura de un arquero muy estilizada. Fechadas al Paleolítico, si la figura pudiera ser identificada inequívocamente, se remontarían a una etapa muy remota del arte de los pintores de las sierras. Por otra parte, en el fondo del mar y no muy lejos de la costa de la Ràpita se han encontrado, de manera fortuita, ánforas romanas. Otras noticias se refieren a unas tumbas de losas que en el decenio de 1920 fueron encontradas en el Mas d’en Canício.

La actuación residencial el Maset está situada al S del casco urbano, entre la mar y el trazado antiguo de la N-340. Comprende un importante sector de suelo urbanizable que permite encuadrar de manera homogénea la trama urbana del núcleo con las edificaciones de la carretera y la playa. Se estructura mediante un ancho paseo perpendicular a la costa, del que parte una plaza central. Se conserva totalmente la masía antigua que da nombre a la actuación, como edificación de interés local.

El Delta del Ebro

El Delta del Ebro. Dinamismo

“…Terres de l’Ebre, durante el Mesozoico, estaba sumergida en la denominada Cuenca del Maestrazgo, un mar epicontinental donde se desarrollaron importantes procesos sedimentarios. La sedimentación de materiales carbonatados, provenientes de la actividad biológica, fue continua durante toda esta Era. No obstante, la existencia de cambios periódicos del nivel del mar, con sucesivas regresiones y posteriores transgresiones, variaban la profundidad y la temperatura de las aguas, condicionando a la vez el tipo de materiales depositados. De esta forma, hay diferencias en la potencia de los sedimentos y en la secuencia de los diferentes materiales, apareciendo diferentes tipos de rocas calizas, desde las calcáreas típicas hasta las margas y las dolomías.

El proceso sedimentario duró hasta bien entrado el Terciario cuando las fuerzas compresivas del ciclo alpino (responsables de la formación de los Alpes, Pirineos, y de los otros grandes sistemas montañosos ibéricos y europeos) actuaron en la zona.

La consecuencia fue el levantamiento de las cordilleras litorales y prelitorales catalanas y el hundimiento de un antiguo y hipotético macizo del Ebro (situado donde, hoy día, se encuentra la cuenca endorreica del Ebro). Posteriormente, en una fase distensiva, los materiales plegados se fracturaron por fallas paralelas a la dirección del plegamiento, originando una estructura en bloques que ha condicionado de forma decisiva la actual morfología de Terres de l’Ebre. En el Mioceno, algunos bloques se hunden y originan el actual valle inferior del Ebro (donde posteriormente se ha desarrollado el llano de la Galera). Se considera, de este modo, que el macizo dels Ports y la sierra de Cardó formaban una sola unidad y que, a causa del hundimiento del sector central, quedo dividido en los dos bloques hoy existentes, separados por la Plana de l’Ebre que se encontraría asentada sobre la parte hundida que le sirve de zócalo.

Durante el Terciario y buena parte del Cuaternario, el llano de la Galera se cubrió por materiales derrúbiales y coluviales de las sierras de su entorno y por los materiales arrastrados por el Ebro. Estos materiales (en su mayoría conglomerados y arenas) constituyen la matriz del acuífero que en la actualidad se extiende por todo el llano. Ya en pleno Cuaternario se depositaron más sedimentos de origen fluvial y nuevas transgresiones y regresiones marinas acabaron por configurar el actual territorio. La génesis del Delta, por sus especiales características, merece un desarrollo más detallado. Así pues, a pesar de que su origen debe situarse en la época en que el Ebro se abrió paso hacia el Mediterráneo desde el área lacustre correspondiente a la actual Depresión Ibérica, el verdadero desarrollo del delta actual no se inició hasta el final de la última glaciación y el consiguiente ascenso eustático del nivel del mar. Este ascenso pasó por etapas de relativa estabilización, en cada una de las cuales se formó una placa deltaica más o menos extensa, posteriormente sumergida por la transgresión marina, la cual servía después de base para el asentamiento de la siguiente.

Cuando se inicia el deshielo del último periodo glacial, el mar aumenta progresivamente de nivel hasta situarse, hace unos 6000 años, en su cota actual. Es entonces cuando hay que establecer el inició del actual delta, aunque tardaría varios milenios en formar una superficie emergida. Mientras tanto los sedimentos se distribuían por encima de la plataforma continental; se calcula que el delta sumergido tiene una superficie de más de 2000 Km2, frente a los 331 Km2 de la actual superficie emergida.

Podemos llamar “delta actual” al derivado de la progradación a nivel del mar constante, es decir, los últimos 2.500 años. Su desarrollo se ha producido mediante ganancia de superficie al mar, según una tasa estimada en unos 87.000 m²/año, consecuencia de la aportación fluvial de sedimentos, muy superior a la capacidad de transporte o erosión marina.

De la época romana se tienen noticias que indican que la desembocadura del río formaba un amplio estuario, de 2 Km. de anchura, entre Amposta y Tortosa. De hecho, durante toda la dominación árabe y hasta finales de la Edad Media, Tortosa fue un importante puerto marítimofluvial, que canalizó la mayor parte del comercio entre Zaragoza y otras ciudades del Mediterráneo. En esta época empezó a desarrollarse la forma trilobular del delta, con tres bocas dirigidas hacia el Norte, hacia el Este y hacía el Sur. Existen testigos geomorfológicos, que permiten reconstruir esta forma del delta (Maldonado y Riba, 1972), pero existen también noticias históricas abundantes sobre las bocas del río a partir de la Edad Media.

En un mapa de 1777 aparece ya claramente la geometría actual del delta, con las bahías dels Alfacs y del Fangar. El curso del río parece haber aprovechado lo que debió ser el lóbulo dirigido hacia el Este. Poco antes de la desembocadura se bifurca dando origen a la isla de Buda y a las bocas de Mitjorn y Llevant, que fueron activas hasta la primera mitad del siglo XX.

Durante el siglo XX, los cambios más importantes tienen lugar en la zona de la desembocadura, pero existen también cambios significativos en las barras del Fangar y dels Alfacs. Otros cambios importantes son los que han sufrido las lagunas y zonas de marisma, en el interior de la zona deltaica, en gran parte desecadas para facilitar el cultivo del arroz.

En el año 1940, Carreras Candi estima que en la zona de la desembocadura, en la “Gola Est”, junto al cabo de Tortosa, se registraba una progradación anual del delta del orden de 7 a 8 m.

A partir de 1946 y especialmente desde la década de los 60, debido a la falta del aporte de sedimentos, se ha ido erosionando el extremo oriental y rellenando la zona occidental contigua a la actual desembocadura.

Actualmente el Delta es una de las costas más sensibles del Mediterráneo, y continua con su difícil equilibrio dinámico por parte de las fuerzas constructivas y la fuerza erosionadora y distributiva del Mar…”

Propuesta de Reserva de Biosfera Terres de l’Ebre. Historia geológica

El lugar ya existía antes de la conquista cristiana. Efectivamente, el 1097, en la proyectada campaña contra Tortosa de Ramon Berenguer III, este conde concedió al monasterio de Sant Cugat del Vallès el castillo de la Ràpita. La posesión del lugar por parte del monasterio vallesano, sin embargo, no se pudo hacer efectiva hasta que el territorio no fue conquistado definitivamente. Así, si en 1149 Ramon Berenguer IV, en la donación que hizo a los hospitalarios del término de Amposta, exceptúa la Ràpita, que había sido dada en Sant Cugat, en 1150, el mismo soberano formalizó definitivamente la concesión al monasterio y ratificó los antiguos límites imponiendo la condición de que el territorio fuera habitado y cultivado por los monjes de Sant Cugat, bajo la advocación de Santa María de la Ràpita.

Los monjes de Sant Cugat, pues, establecieron en el castillo de la Ràpita un priorato, Santa María de la Ràpita, alrededor del cual iniciaron la repoblación y la colonización del sector, sobre todo a lo largo del siglo XIII. El 9.5.1251, el abad Pedro de Ameny concedió a un grupo de habitantes del honor, ad populandum, donde había varias heredades ya delimitadas, el lugar llamado punta de Benifallim o simplemente Benifallim. A los pocos meses, el mismo abad establecía unas casas, una heredado y un huerto próximo al mar, junto al núcleo de la Ràpita.

Ya desde comienzos, los hospitalarios de Amposta habían codiciado el lugar de la Ràpita. El 1171 obtuvieron del rey Alfonso II la donación del territorio de la Ràpita en el caso de que fuera abandonado por Sant Cugat. Al poco, sin embargo, el abad vallesano y el castellano de Amposta acudieron al arbitraje del obispo de Tortosa, que resolvió que la ciudad y el castillo de la Ràpita pertenecían a la comunidad benedictina. Posteriormente, los hospitalarios ampostinos interpusieron varios pleitos contra Sant Cugat, que dieron lugar a convenios y sentencias arbitrales. Finalmente, el monasterio vallesano los vendió el término de la Ràpita (1260), con el castillo, en estos años es llamado la Ràpita de Adormidera. En el antiguo monasterio benedictino se estableció, parece que el 1290, una comunidad hospitalaria femenina, con monjas procedentes de Sigena. Las monjas sanjuanistas se instalaron en el mismo edificio conventual anterior, el castillo de la Ràpita, y permanecieron hasta el 1579, cuando se trasladaron a Tortosa y el antiguo convento quedó medio abandonado. Bien que las monjas hospitalarias poseyeron la torre o antiguo castillo de la Ràpita por donación que les hizo el rey Jaime II en 1304, la señoría del lugar y el término de la Ràpita en 1280 pasaron a la corona.

En cuanto al monasterio, hay que resaltar que en el lugar de la Ràpita ya debía haber algún tipo de culto cuando aún permanecía bajo el dominio sarraceno. Quizás esta fue la causa que ya Ramón Berenguer III, antes incluso de conquistar el lugar, pensara en hacer donación a los monjes de Sant Cugat. La existencia de este antiguo culto musulmán parece que queda confirmada por una noticia más tardía, del 1304, cuando ya habitaban las monjas hospitalarias. Este año, el rey Jaume II, en la donación que hizo al monasterio, disponía que en adelante no se hiciera más la peregrinación que los sarracenos solían hacer.

La comunidad hospitalaria de la Ràpita disfrutó de la ayuda de los pedidos hospitalarias vecinas de Ulldecona, de Amposta y Tortosa y, incluso, de la amistad y la protección reales. Las monjas, sin embargo, sufrieron diversos saqueos de corsarios y piratas. En 1327, por esta razón, acudieron a la protección real. Velando por la seguridad del monasterio en 1390 la ciudad de Tortosa mandó construir las atalayas de Montsià y de Puigmoltó, con guardas permanentes. Hubo incursiones turcas los años 1540, 1545 y 1558. Este peligro constante fue el que determinó que las monjas se trasladaran a Tortosa. Sin embargo, y para la defensa de la costa y de la villa de la Rápita, en 1580, en tiempos de Felipe II se construyeron varias torres de defensa, entre las que la torre de San Juan.

Hoy, del monasterio de Santa María de la Ràpita casi no queda ningún vestigio, únicamente el muro terminal de la iglesia, coronado por una espadaña, al fondo del pasaje del Convento.

1909 Sant Carles de la Ràpita

En la 2ª mitad del siglo XVIII, de acuerdo con las ideas fisiocráticas de la época, el rey Carlos III proyectó la construcción de un gran puerto en el delta del Ebro y ordenó que en el lugar de pescadores de la Ràpita fuera construida una gran ciudad, que en su honor se denominó de San Carlos de la Rápita (la real población fue fundada el 6.11.1780). Se construyó el Canal de Navegación de Amposta en la Ràpita (1770), para que el monarca ambicionaba de poder convertir el puerto de los Alfaques en uno de los centros comerciales más importantes del Mediterráneo. Se fortificó la torre de la Ràpita con una batería, y fueron empezados a construir varios edificios (aduana, cuarteles, palacio del gobernador, iglesia). Las obras tuvieron un ritmo alto entre 1780 y 1788, pero la muerte del rey, la separación de su ministro el conde de Floridablanca y el desorden económico y administrativo que presidió el fin del reinado comportaron que la que había de ser una gran ciudad portuaria quedara a medio edificar. Tampoco el Canal de Navegación no podía usarse, pues, situado al mismo nivel del mar, fue llenándose de arena.

Otras noticias posteriores hacen referencia a la guerra de la Independencia. Se sabe que el general Suchet se fortificó el puerto de la Ràpita en 1811. Después, una vez tomada Tarragona, los franceses volvieron a ocupar la Ràpita. En esta guerra también tuvieron un papel destacado las torres del Codonyol y de San Juan. El general inglés Murray, al reembarcar sus fuerzas, perdió 5 barcos en los Alfaques. Años más tarde, en 1860, el capitán general de Baleares, Jaime Ortega, en un intento frustrado de destronar Isabel II, desembarcó sus fuerzas en la Ràpita. San Carlos de la Rápita se constituyó en municipio en 1838.

El 27.7.2010 el Gobierno aprueba definitivamente el Plan Territorial parcial de las Tierras del Ebro. El documento incorpora algunas de las cerca de 2.600 alegaciones recogidas durante el periodo de exposición pública relacionadas con la ocupación del suelo, las infraestructuras y el paisaje. Amposta, Deltebre y Tortosa son los municipios más disconformes con el nuevo plan para las restricciones urbanísticas que impone y los equipamientos e infraestructuras que no incluye. El grupo parlamentario de CiU considera que el Plan es insuficiente para dinamizar la economía de la zona, y se compromete a derogar en caso de llegar al Gobierno…

Plan Territorial Parcial de les Terres de l’Ebre

La ordenación urbanística de San Carlos de la Rápita viene determinada por el Plan General de Ordenación Urbana (PGOU-1991) aprobado definitivamente por la Comisión de Urbanismo de Tarragona en la sesión del 16.7.1990 (publicación del acuerdo de aprobación definitiva en el DOGC de 11.3.1991) y publicación del texto refundido en el DOGC de 4.1.2006. Transcurridos 21 años desde la aprobación definitiva, el PGOU entonces aprobado, si bien ha sido un documento eficaz para la transformación urbanística cualitativa del municipio, había que revisarlo para adecuarlo a las necesidades, exigencias y valores imperantes en la sociedad.

Imagen Orientativa POUM Sant Carles de la Ràpita

También se hacía necesario ajustar y adaptar el planeamiento general a los numerosos y sustanciales cambios producidos en la legislación básica estatal y la normativa catalana en urbanismo y en las materias vinculadas que deben encontrar su cumplimiento y respeto en un Plan de Ordenación Urbanística Municipal (POUM), así como al planeamiento territorial y urbanístico de carácter superior aprobado en los últimos años. Por otra parte, el plan de ordenación urbanística municipal debe adaptarse al planeamiento urbanístico supramunicipal aprobado en este período de tiempo; especialmente, en el Plan Director urbanístico del sistema costero (PDUSC), aprobado por resolución del Consejero de Política Territorial y Obras Públicas de la Generalitat el 25.5.2005 -DOGC 4407 de 16 de junio- y al Plan Director urbanístico de los ámbitos del sistema costero integrados por sectores de suelo urbanizable delimitado sin plan parcial aprobado (PDUSC-II) aprobado por resolución del mismo Consejero el 16.12.2005 -DOGC 4575 de 17.2.2006-, de acuerdo con lo establecido en las respectivas disposiciones adicionales. También se ha aprobado definitivamente el Plan territorial de las Tierras del Ebro, el 27.7.2010.

Así, el PGOU de 1990 fue elaborado en aplicación de la Ley del Suelo y Ordenación Urbana de mayo de 1976, y de los reglamentos que la desarrollan, en particular del Reglamento de Planeamiento de 23.6.1978 y, sobre todo, por la Ley 3/1984 de Cataluña de “Medidas de Adecuación del Ordenamiento Urbanístico de Cataluña “, así como la Ley 9/1981 de 18 de noviembre, de “Medidas de Protección de la Legalidad Urbanística” y su Reglamento de 26.8.1982. Posteriormente, entró en vigencia el Decreto Legislativo 1/1990, que aprobó la refundición de texto legales vigentes en Cataluña en materia urbanística. Este texto legal fue derogado por la Ley 2/2002, de 14 de marzo, de urbanismo, posteriormente modificada por la Ley 10/2004, de 24 de diciembre y objeto de refundición mediante el Decreto Legislativo 1/2005, de 26 de julio, que aprobó el texto refundido de la Ley de urbanismo.

El modelo de desarrollo del PGOU-1991 se basaba en una estructura clara y eficiente con un sistema viario y un sistema de parques lineales (verdaderos conectores) de largo a lo largo de los
barrancos que llegan al paseo marítimo y al parque de Garbí, encontrando así una interrelación y
continuidad. La nueva estructura urbana apostbaa por la urbanización del frente costero al sur del puerto, la conservación en avenidas de una serie de importantes viales (entre ellas, antiguas trazas, la olvidada línea ferroviaria del Valle de Zafán), la potenciación de la plaza-salón de Carlos III como espacio de alta centralidad, y la relación mar-montaña vertebrada por la avenida Cataluña como “cardus Maximus” moderno, en tangencia con la Iglesia Nueva situada en el cruce con el calle de San Isidro. Asimismo proponía una holgada programación de suelos residenciales que permitiera acoger la potencial demanda efectiva que era previsible que se pudiera producir en los próximos años y la programación de los sectores industriales del Salto y del Rajolar para asegurar la actividad económica. Pero, sobre todo, se propiciaba la protección absoluta de los valores naturales y paisajísticos.

Al norte de la conurbación, se apostaba por una actuación cualitativa, promoviendo suelos de desarrollo urbano que configuraban una nueva entrada a San Carlos de la Rápita. El PGOU incorporaba a nivel orientativo el dibujo de este acceso dando énfasis a la función de portal de la ciudad con una disposición simétrica de los volúmenes edificados y disponiendo el sistema de parques y jardines de forma que permitiera reforzar más netamente esta voluntad de ordenación. El mismo desarrollo derivado mejoró tras esta ordenación, todo poniendo de relieve la continuidad del sistema de espacios libres en la Timba. A sur-poniente, el PGOU proponía un amplio ámbito de Suelo Urbanizable, con la programación acotada en la parte más a tocar en el ensanche existente. El resto de suelos de este ámbito territorial se clasificaron como urbanizables no programados, parte del que posteriormente se programaron mediante modificaciones puntuales del propio PGOU, como es el caso de los sectores del Barranco del Suizo y del Mas de la Morena (sectores de Poniente). La apuesta por incorporar la ordenación orientativa se creyó adecuada hacerla para obtener una imagen de futuro de la ciudad estructurada, la cual recibió el consenso favorable de todos los grupos políticos del Consistorio de San Carlos y fue el marco referencial de las futuras actuaciones. Pero hay que poner de relieve que el Plan General clasificaba de Suelo Urbanizable No Programado suelos situados al norte de la zona de relleno, ahora conocida como nuevo puerto deportivo, al otro lado de la carretera del pueblo nueva, que más adelante fueron ampliados y objeto de la tramitación del Plan parcial del Sector del Saliner (hoy no ejecutivo) como desarrollo residencial de apoyo a dicho puerto deportivo.

La otra actuación cualitativa que se planteaba era el de la Villa del Faro y la de los ámbitos situados en ponente de la avenida del Valle de Zafán. La antigua CN-340 y la calle de San Isidro, así como la antigua traza de la Val de Zafán convertían las dos avenidas urbanas en travesías de norte a sur…. 

El PGOU establecía que la alta accesibilidad al pie de la autopista europea más importante, la salida natural del País Vasco y de Aragón a partir de la ejecución del eje viario del Ebro, y los atractivos naturales del delta, eran activos que hacía apostar por San Carlos de la Rápita como una importante alternativa turística, que debía ofrecer Suelo Urbanizable para poder atender ordenadamente a lo imprevisible contingente de la nueva demanda de viviendas y o alojamientos turísticos…

Parque de viviendas. Sant Carles de la Ràpita

El PGOU incorporaba los siguientes cuadros para el cálculo potencial de habitantes, partiendo de aplicar 4 habitantes/vivienda. Así se obtenía una población total de 41.136 habitantes, de los cuales 30.660 correspondían a lo que el desarrollo de las Normas Subsidiarias y la transformación del Sector Cros potencialmente preveían. El resto, es decir, 10.476 habitantes corresponden al complemento del Plan General de Ordenación Urbana con la ampliación de la Huerta Vella. Ahora bien, si aplicamos el estándar de 2,6 habitantes por vivienda, que viene a ser el estándar medio que se estima actualmente en el planeamiento general, obtenemos una población potencial total de 26.738 habitantes. A esta cantidad habría que añadir la de (952 + 2.005) habitantes nuevos en el desarrollo de los sectores del Barranco del Suizo y del Mas de la Morena que prevén respectivamente 366 y 771 viviendas nuevas. Aparte habría que tener en cuenta el sector del SUNP8 de apoyo al Puerto conocido también por Saliner.

Criterios de Ordenación Urbanística POUM Sant Carles de la Ràpita

La Junta de Gobierno Local, en sesión de 21.5.2010, adjudicó definitivamente el contrato de servicios que tiene por objeto la redacción del Plan de ordenación urbanística municipal (POUM-2012) a Estanislau Roca Arquitecto & Asociados, SCP. El Pleno de la Corporación, en sesión de fecha 1.7.2010, aprobó el programa de participación ciudadana en el proceso de formulación y aprobación del POUM, sometiéndose a información pública por un plazo de 30 días hábiles. El Pleno de la Corporación, en sesión de fecha 1.4.2011, acordó someter a información pública el avance del POUM redactado por el adjudicatario del contrato, de conformidad con el que dispone el artículo 106 del Decreto 305/2006, de 18 de julio, por el cual se aprueba el Reglamento de la Ley de urbanismo, sometiéndose a información pública por un plazo de 30 días hábiles. Durante el plazo de información pública del avance se presentaron 2 escritos de sugerencias, alternativas o alegaciones, por parte del grupo municipal de Esquerra la Ràpita y por parte de varios propietarios de fincas incluidas en el sector Huerta Vieja, en relación a los sectores de Horta Vella y el Saliner, la movilidad, aparcamientos y estación de autobuses. Por parte del arquitecto del equipo redactor se ha emitido informe en fecha 2 de julio sobre la toma en consideración de las sugerencias o alternativas propuestas por los interesados antes referenciados durante la fase de información pública del avance del POUM. Tras varias reuniones de trabajo entre el equipo redactor y los técnicos municipales, así como con los portavoces de los diferentes grupos municipales y con varios sectores de actividad del municipio (promotores y técnicos) y propietarios de sectores con problemáticas concretas, por parte de la adjudicataria del contrato de servicios para la redacción del POUM se ha entregado en fecha 4 de julio la documentación que conforma el proyecto de Plan a los efectos de su aprobación inicial, si procede, y posterior tramitación legal.

Por parte de Secretaría se ha emitido informe en fecha 5 de julio en relación al cumplimiento de la normativa aplicable en la redacción del POUM, la tramitación y procedimiento legal a seguir. Los Servicios Técnicos Municipales emitieron informes en fecha 5 de julio en relación al POUM, indicando que el mismo cumple con las prescripciones legales aplicables. Visto que disponen el Decreto Legislativo 1/2010, de 3 de agosto, por el cual se aprueba el Texto refundido de la Ley de urbanismo y el Decreto 305/2006, de 18 de julio, por el cual se aprueba el Reglamento de la Ley de urbanismo, así como la normativa concordante y la sectorial de aplicación, el 17.7.2012, se aprobó inicialmente el POUM de Sant Carles de la Ràpita, formulado por el Ayuntamiento como revisión del planeamiento general vigente al municipio de 1981, en los términos que figura incorporado al expediente administrativo de este procedimiento, suspendiendo cautelarmente licencias y abriendo plazo de información pública durante 45 días.

Plan General de Ordenación Urbana de Sant Carles de la Ràpita 1981

Se propone plantear el Plan de Ordenación Urbanística Municipal de San Carlos de la Rápita como un modelo de desarrollo sostenible, funcionalmente integrado y ambientalmente eficiente y un buen establecimiento urbano para conseguir una mejora de la calidad de vida de los sus habitantes, armonizando y compatibilizando usos y actividades, y poner de relieve los valores históricos, arquitectónicos, naturales y paisajísticos que tiene el municipio y le permiten reforzar la su identidad.

Dada la escasez del territorio apto para urbanizar, en el nuevo Plan de Ordenación Urbanística Municipal hay que apostar por una forma de crecimiento más compacto con densidades moderadas, evitando el consumo extensivo de suelo y potenciando la actividad económica y una oferta turística de calidad. 

“El desarrollo urbanístico sostenible se define como la utilización racional del territorio y el medio ambiente y conlleva conjugar las necesidades de crecimiento con la preservación los recursos naturales y de los valores paisajísticos, arqueológicos, históricos y culturales, a fin de garantizar la calidad de vida de las generaciones presentes y futuras … ”

Ley de Urbanismo de Cataluña, art 3º.

Principios generales para un desarrollo urbanístico sostenible que para el POUM de San Carlos de la Rápita se consideran los siguientes:

  • compactación y optimización del suelo urbano existente
  • cohesión social y mejora de la condiciones de vida de la población
  • Fomentar el ahorro y el uso eficiente de los recursos naturales.
  • Conservar la biodiversidad territorial y los otros elementos de interés natural, y conservar y mejorar la conectividad ecológica.
  • prevención de riesgos naturales y tecnológicos
  • reducción y valorización de los residuos
  • prevención y corrección de toda forma de contaminación
  • preservar la calidad del paisaje

Sant Carles de la Ràpita se encuentra en una situación de valoración diversa en función de la escala territorial que se considere. Así, por un lado, su relativa excentricidad en las Tierras del Ebro en general y en el corredor mediterráneo en particular le confieren un cierta desventaja competitiva respecto a otros municipios ubicados en el centro del corredor.

Por otra parte, sin embargo, su localización en relación a este eje le aporta una doble ventaja. En primer lugar, porque su proximidad le permite aprovechar plenamente la función articuladora de las Tierras del Ebro y su potencial entre dos sistemas urbanos tan potentes como el Valencia al S y el del Campo de Tarragona y, más al N, el área metropolitana de Barcelona así como del corredor mediterráneo en su conjunto y disfrutar así de una excelente accesibilidad con los ámbitos exteriores. El reciente apoyo que ha recibido el corredor mediterráneo como apuesta prioritaria de conexión con Europa por parte del Gobierno Español y con la aquiescencia del Gobierno Francés no hace sino asegurar esta ventaja. En este sentido, la existencia de una red capilar adecuada debe ser la encargada de garantizar el aprovechamiento de esta proximidad por parte del municipio. En segundo lugar, la escasa distancia que lo separa del corredor.

Prácticamente la mitad de las viviendas familiares de San Carlos de la Rápita han sido construidos a lo largo de la década 2000-2009, proporción que representa el triple que la del conjunto de Cataluña, si bien la tipología se ha basado fuertemente en las viviendas plurifamiliares. Entre los años 2001 y 2009 se construyeron 6.876 viviendas familiares en San Carlos de la Ràpita. Teniendo en cuenta que el parque existente al inicio de este periodo era de 7.500 unidades, esto significa que el 48% de las viviendas del municipio se han construido en los últimos 8 años.

A pesar de que esta ha sido una etapa de incremento generalizado de la actividad constructora, la proporción de viviendas nuevas en Sant Carles de la Ràpita es notablemente superior a la del conjunto de la comarca del Montsià (donde las nuevas viviendas representan un 36,7%), de las Tierras del Ebro (30,4%), ámbitos que a su vez se encontraban por encima de la media de Cataluña (15,7%). La crisis en el sector inmobiliario iniciada en 2008 ha parado esta tendencia de manera radical ya que, especialmente en el caso de la Rápita, 2006, 2007 y 2008 han sido los años en que se ha terminado más viviendas, con más de 1.000 unidades/año, cayendo a 175/año en 2009.

A diferencia de lo ocurrido en muchos otros municipios del litoral, sin embargo, las tipologías han estado basadas principalmente en viviendas plurifamiliares. Así, del total de viviendas terminadas entre 1999 y 2003, un 85,2% respondían a esta categoría, mientras que tan sólo un 3,6%
correspondía a unifamiliares adosados ​​y el restante 11,2% eran aislados. Por su parte, en la resto del litoral del Montsià las viviendas unifamiliares, ya sean adosadas o aislados, llegaban al 25,4%, mientras que en el litoral de la vecina comarca del Bajo Ebro la proporción era del 41,7%. Es decir, el modelo urbanizador ha sido mucho más intensivo y, con ello, el consumo de suelo ha sido mucho menor.

Es necesario, por un lado, moderar el ritmo de construcción de nuevas viviendas para no disparar las ratios por habitante, pero, por otro, hay que garantizar la oferta suficiente para que la población rapitenca tenga acceso a la vivienda principal en su propio municipio más allá de la presión sobre el mercado inmobiliario que representa la demanda de residencias secundarias. En este sentido, es deseable mantener el modelo urbanizador intensivo llevado a cabo por el municipio en los últimos años.

El Plan Especial del Puerto.

El sector de la pesca es uno de los que genera más empleo en San Carlos de la Rápita, pero su peso viene dado, además, por su importancia como definidor de la actividad del municipio. El puerto de San Carlos de la Rápita, además de combinar las actividades comerciales, deportiva y pesqueras, es uno de los más importantes de Cataluña en este último sector. Así, con unas capturas superiores a las 3.000 toneladas y con un valor de más de 13 millones de euros, el puerto de San Carlos de la Rápita se situaba en 2009 como el 2º puerto más importante de Cataluña, sólo superado por el de Vilanova y la Geltrú.

Los datos para el puerto de San Carlos y para el conjunto de puertos de Cataluña muestran como el valor de la actividad pesquera había caído en los últimos años, acentuando así la gravedad de una situación que ya se venía arrastrando desde hacía más de una década. Así, en 2002 los desembarques en los puertos catalanes eran un 20% inferiores a los del año 1997 (de pescar 10.000 toneladas menos), y si hasta el año 2007 se produjo una cierta recuperación, a partir entonces se ha vuelto a retroceder y, en el caso de algunos puertos, de manera dramática.

A pesar del efecto que pueda tener sobre los precios la reducción de capturas, los posibles aumentos que se puedan haber producido no han sido capaces en ningún caso de compensar el fuerte incremento de los costes de explotación, especialmente del precio del gasóleo, esta creciente reducción de márgenes, y el hecho de que el estado de las poblaciones pesqueras hace difícil que se vuelvan a alcanzar los máximos históricos de la década de los 90′ hacen cuestionar la futura rentabilidad del sector pesquero.

Ante esta situación, y teniendo en cuenta la importancia del sector pesquero en Sant Carles de la Ràpita, no únicamente como motor de actividad y generador de empleo para una buena parte de la población del municipio, sino también como actividad definidora de su carácter y generadora de otras actividades directa o indirectamente relacionadas, buscar nuevas fórmulas que permitan el mantenimiento y potenciación del sector.

En este sentido, habría que reforzar los vínculos de la pesca con otras actividades, tanto pesqueras (que añadan valor añadido) como complementarias (turísticas, recreativas). Habría igualmente, que aportar otras vías de actuación, que pasan por la potenciación de la acuicultura como práctica para garantizar la viabilidad del binomio sostenibilidad-rentabilidad marcada como línea de acción y en sintonía con el Reglamento europeo del Mediterráneo. La apuesta, además, pasa por “la formación y la diversificación del sector como herramientas imprescindibles para la adecuación del sector al nuevo siglo, sin perder los valores tradicionales de nuestra pesca /…/ la incorporación de buenas prácticas y la mejora de la eficiencia energética en el sector”.

Plan Especial Puerto de Sant Carles de la Ràpita

“…A pesar de ser un municipio notablemente especializado en actividad turística, Sant Carles de la Ràpita dispone de una oferta hotelera de nivel medio y poco diversificada. La hostelería es uno de los principales sectores económicos y ocupa más del 13% de los afiliados a la Seguridad Social del municipio. Esta proporción es casi el doble de la del conjunto de Cataluña, lo que le convierte en un municipio eminentemente turístico. Este protagonismo de la actividad turística no tiene una correspondencia con la oferta de alojamiento en el municipio. En el año 2009 su infraestructura hotelera se basaba de casi exclusivamente en establecimientos de categoría media, ya que más de la mitad de las plazas del municipio (55,8%) se encontraban en establecimientos de 3 estrellas, y de 2 (25,2%) o de 1 estrella (12,2%). Sólo disponía de 60 plazas en 1 único establecimiento de 4 estrellas, y ninguna de 5 estrellas. Este reparto muestra una categoría media de la oferta hotelera de Sant Carles de la Rápita muy inferior a la del conjunto de Cataluña. En cuanto a su oferta de alojamientos rurales, se limitaba a un establecimiento con 9 plazas, mientras que no disponía de ninguna plaza de camping.

Se trata, pues, de una oferta de alojamiento muy inferior al potencial turístico del municipio, como lo muestra, por otra parte, el hecho de que disponga de 2,5 restaurantes por cada 1.000 habitantes, mientras que la media de Cataluña es de 1,9. Es decir, Sant Carles de la Rápita tiene capacidad para atraer visitantes pero falla a la hora de retenerlos, al disponer de una oferta hotelera insuficiente.

En este sentido, sería especialmente interesante potenciar la diversificación de la oferta turística para un municipio de las características de San Carlos de la Rápita que, por su localización, y por la falta de oferta hotelera de categorías superiores al conjunto de la comarca, podría ser complementada para convertirse en centro de atracción de una demanda turística que apueste de manera creciente por la calidad y la diversidad de los equipamientos y servicios.

La actividad turística en este municipio debería ir mucho más allá de la explotación básica de un recurso como la playa para aprovechar la riqueza histórica, paisajística, gastronómica y natural que ofrece. La vinculación con la actividad pesquera tradicional a que se hacía referencia en el apartado anterior o, como apuntaba hace unos años el DAR, la “recuperación del entorno paisajístico de los núcleos de población rural y la incentivación de actividades conservadoras del patrimonio agrorural de la zona (olivos milenarios, márgenes y construcciones de piedra en seco …) “o el” fomento de las casas de turismo rural y restauración como escaparates de los productos del territorio (arroz, cítricos, aceite, miel, repostería, pescado, marisco …) integrando el producto gastronómico autóctono local en estos establecimientos “…son alternativas de desarrollo turístico para las que el municipio de San Carlos de la Rápita se encuentra excelentemente posicionado. En cualquier caso, habrá que tener presentes las palabras de Àlex Tarroja y otros cuando decían que “…este paisaje [de las Tierras del Ebro] está transformándose por el incremento en la productividad de los cultivos, el creciente turismo tanto de suelo y playa, la pérdida de interés de los usos tradicionales y la degradación de la calidad del agua. La declaración como parque natural de parte del delta ha permitido limitar las urbanizaciones y mantener algunos humedales.

Sin embargo, hay que tener presente que el parque natural sólo incluye los bordes de los “hemideltas” y las prolongaciones (Trabucador, el Fangar), es decir, los espacios más vulnerables en una situación de regresión y los más marginales desde el punto de vista de la agricultura; una excepción son los Ullals, más hacia el interior, con un interesante paisaje de ribera. En el delta, el paisaje ya es un recurso y hay acuerdo en que hay que conservarlo (acuerdo favorecido por su valor económico en forma de turismo), pero ahora el incremento de visitantes supone una nueva presión en forma de infraestructuras de comunicaciones y de alojamientos que amenaza con transformarlo”.

Hay que diversificar la oferta de alojamiento del municipio y complementar su oferta turística con aquellos elementos y sectores de actividad propios de la zona, por lo que la dotación de una oferta integral, integrada y coherente de servicios y equipamientos turísticos permita atraer una demanda mayor y más exigente.

Diagnóstico urbanístico. Criterios y objetivos generales del planeamiento. POUM Sant Carles de la Rápita

mapa Puerto Colonia Sant Jordi. Sant Carles de la Rápita

La Vía Verde de las Terres de l’Ebre. En 2015 se presenta el proyecto que se divide en 3 tramos: Roquetes-Vinallop (Tortosa); Vinallop-Amposta, y Amposta–Sant Carles de la Ràpida, y conlleva una inversión estimada en 5,8 millones de €.

El proyecto de la Vía Verde de las Terres de l’Ebre supone la ampliación de la vía verde de la Terra Alta y Baix Ebre desde Tortosa hasta Amposta y Sant Carles de la Ràpita y la conexión con las vías ciclistas del Delta, aprovechando carriles bici existentes e infraestructuras ferroviarias que han quedado en desuso.

Esta actuación significará ampliar la vía ciclista existente con 24 km más, hasta llegar a los 99 km hasta la desembocadura del Ebro y los 73 km hasta Sant Carles de la Ràpita. El coste del proyecto será de 5,8 millones de €.

El trazado se puede dividir en tres tramos y, en general, la sección de la nueva vía verde será de 3 m. de ancho, con una berma a cada lado de 0,5 m. cada una.

  • Roquetes-Vinallop (Tortosa): Comienza en el punto de conexión con la vía verde del Baix Ebre, en Roquetes, y llega hasta el cruce con la C-12, cerca de Vinallop. Este tramo aprovecha el trazado de la vía de ferrocarril en desuso de Tortosa a Ulldecona y tiene una longitud de 3,5 km.
  • Vinallop-Amposta: Este tramo, durante los primeros 2,5 km, sigue el trazado de la vía de ferrocarril de Tortosa a Ulldecona en desuso desde 1996. Posteriormente discurre por otra infraestructura ferroviaria, la antigua traza del ferrocarril que debía unir el ferrocarril del Valle del Zafàn con el puerto de Sant Carles de la Ràpita.
  • Amposta-Sant Carles de la Ràpita: La vía verde, que en este tramo tiene una longitud de 10 km, parte del carril bici del paseo del río que conecta con el SE de Amposta. Desde este punto cruza la avenida de Sant Jaume (TV-3405) y bordea el enlace de la N-340 hasta llegar al canal de riego Carles III, donde se prevé un espacio de aparcamiento .A partir de aquí todo el trazado continúa por el margen derecho del canal, entre la hilera de árboles existentes y la acequia madre. Finalmente el recorrido en la carretera de Poblenou del Delta para conectar con la trama urbana de Sant Carles de la Ràpita. 

Vía Verde de las tierras del Ebro

Sant Carles de la Ràpita. TRAMA URBANA CONSOLIDADA

Hoy Sant Carles de la Ràpita tiene una población de 14.760 habitantes y un parque residencial de 11.517 viviendas. Se calcula que aún queda en stock en torno a 1.000 viviendas, la actividad inmobiliaria se congeló hace ya una década, salvo las segundas residencias o los pisos de uso turístico, …esa es la nueva demanda

Nuevos problemas, las viviendas desocupadas, o las viviendas vacías, o las segundas residencias; de nuevo a vueltas con la falta de información sobre las viviendas. Censar las viviendas permite ajustar servicios, más allá de la imposición de tasas. En abril de 2017, se decía “…actualmente, hay 4.200 viviendas y segundas residencias desocupadas en esta población, mientras que en el registro de viviendas de uso turístico constan 200 pisos, lo que equivale a unas 1.122 plazas, que ya superan las escasas 900 plazas de alojamiento hotelero de que dispone el municipio…”

Los secretos paradisíacos del Delta del Ebro, incluyen territorios tan especiales como Sant Carles de la Ràpita, con sus ventajas y sus inconvenientes, pero la “turistificación” anhelada como solución territorial nunca saldrá bien. La planificación diagnosticó y estableció unas estrategias de desarrollo, pero ahora es la gobernanza quien ha de velar por el seguimiento y el cumplimiento de lo proyectado.

Cada mercado es local.

Cada municipio tiene su singularidad.

Cada municipio se retrata en su parque residencial.


Seguiremos analizando en próximas entregas los 350 municipios mayores de España