EL EJIDO, según Catastro, a 1.1.2015 por tamaño y fecha.

tabla EL EJIDO edad+tamaño edificaciontabla EL EJIDO  2.121996e-314dad+tamaño edificacion

Estos gráficos representan el Parque Residencial de EL EJIDO, Almería.

Son los Bienes Inmuebles, de uso Vivienda, matriculados en el Catastro, clasificados por tamaño y fecha de inscripción.

Cada barra horizontal representa una década, siendo la más reciente la inferior (2010-2014) y la superior la más antigua (1960-1969).

Cada color es un tamaño, del más cálido (<60 m2) al más frío (>180 m2).

La barra inferior (DELVI) representa el cálculo hecho desde Otropunto para la obtención de la Demanda Latente de Viviendas (la demanda latente: la configuran los que no tienen vivienda y que por su perfil sociológico (edad) y socioeconómico (no están en desempleo), son potenciales compradores). Es una estimación del número máximo de viviendas que constituyen la demanda encubierta de una zona y que se basa en las personas con el perfil de los actuales compradores pero que todavía no han constituído un hogar.El Ejido DELVI.jpgEl Ejido PIRAMIDEtabla EL EJIDOEl Ejido CATASTRO 2014-2016El Ejido INEEl Ejido ALQUILER.jpg

Son datos fríos, sin cocinar.

Información para la toma de decisiones.

Información para el conocimiento.


El Ejido GE2.jpgEl Ejido es una localidad y un municipio de 227 km² en la provincia de Almería y la comunidad autónoma de Andalucía, situado en la comarca del Poniente Almeriense y a 32 km de la capital de provincia, Almería. En 2014 contaba con 84.144 habitantes y era el tercer municipio más poblado de la provincia de Almería, tras Almería y Roquetas de Mar. El término municipal de El Ejido se encuentra en la comarca del Poniente Almeriense, entre el sistema montañoso de la sierra de Gádor al norte y el mar Mediterráneo al sur. Su geografía está constituida principalmente por una planicie de 45 msnm de altitud, que sufre ligeras ondulaciones (lomas y cañadas), siendo la vegetación originaria de arbustos (esparto, acebuche, lentisco, etc). La franja costera del municipio, de 27 kilómetros de longitud, posee zonas húmedas de importancia ecológica.

Limita al norte con el municipio de Dalías, al este con los municipios de Roquetas de Mar, La Mojonera y Vícar, al oeste con el de Balanegra y al sur con el mar Mediterráneo.

El-EjidoLa orografía es sensiblemente llana con una altura que oscila entre el nivel del mar y una máxima de 400 metros, aunque la mayor parte del municipio está por debajo del pié de Sierra de Gador, que se encuentra a una cota aproximada de 200 metros.

La característica más sobresaliente de la orografía del municipio, en la que predomina la uniformidad del terreno, es la existencia de una elevación paralela a la línea de costa y a una distancia de ésta variable entre 800 y 2.000 metros, conocida con el nombre de El Alcor. Esta elevación impide la salida hacia el mar de las aguas de lluvia de la mayor parte del municipio, formándose varias cuencas endorreicas denominadas cañadas, siendo las más importantes la de la Balsa del Sapo, Cañada de Ugijar, Cañada de Cortés y Cañada de Onayar, en las que las aguas de lluvia, sin posibilidad de salida, se acumulan inundando el terreno temporalmente, hasta que pasan al subsuelo, gracias a la gran capacidad de filtraciones del suelo, enriqueciendo los acuíferos.

Es una excepción a esta regla general la cuenca correspondiente a la Rambla de Balerma o del Gentil, que sí tiene salida al mar.

La fachada costera tiene una longitud aproximada de 27,5 Km., de los que 11,5 Km. corresponden al Espacio Natural de Punta Entinas-Sabinar, 7,5 Km. a la Ensenada de San Miguel y el resto a la alineación recta en la que se sitúa el núcleo de Balerma.

El Ejido GE3.jpgEl Ejido perteneció al municipio de Dalías, hasta que en 1981 en una sesión plenaria y con un posterior acuerdo con el Consejo Permanente de la Junta de Andalucía, se trasladó a El Ejido la capitalidad de ese municipio y posteriormente, en 1982 por el Real Decreto 2251/1982 de 30 de junio, se establece la segregación de los núcleos de Dalías y Celín que se constituyeron en un nuevo municipio con capital en Dalias. Actualmente (2009), debido a la gran cantidad de invernaderos que se encuentran en la zona, se dice que El Ejido se encuentra en el corazón del “Mar de plástico”.

El municipio se divide en las siguientes entidades de población, según el nomenclátor de población publicado por el INE (Instituto Nacional de Estadística). Los datos de población se refieren a 2014: Ensenada San Miguel, Almerimar, Balerma, El Ejido, Guardias Viejas, Matagorda, Las Norias de Daza, Pampanico, San Agustín, Santa María del Águila y Tarambana.

El gran desarrollo de la agricultura desencadenó en EL EJIDO desde antes de la segregación del municipio de Dalías, a partir de finales de los años cincuenta y muy especialmente en la década siguiente, un fuerte proceso de inmigración procedente fundamentalmente de la vecina comarca de La Alpujarra. El desarrollo agrícola que ha experimentado toda la zona del PONIENTE DE ALMERÍA, y muy especialmente el municipio de EL EJIDO, ha provocado un fenómeno de explosión demográfica de extraordinaria incidencia social.

La economía ejidense se basa en la agricultura intensiva (invernaderos), en torno a la que se ha generado una rica industria auxiliar de comercialización de los productos hortícolas a nivel nacional e internacional. Así, la producción de tomates, pimientos, calabacines, judías, etc., es el motor de la economía de este municipio, cuyo éxito reside en un control a distintos niveles: creación de semillas y patrones de estándares de consumo, control de crecimiento y especialización de la producción para responder a la demanda de los distintos mercados, y la generación de una red de comercialización a nivel internacional para asegurar la colocación de la producción.

Recientemente se ha producido una transformación generalizada de las técnicas de control de plagas de los cultivos hortícolas, de manera que en la mayoría de los invernaderos las plagas se combaten mediante lucha biológica, en lugar de lucha química. El paisaje ordenado de El Ejido se reparte entre núcleos de población y campos. Aquí el adjetivo rural tiene un sentido muy rico y designa un conjunto de formas y de acciones vinculadas a la vida del campo, pero al constituir un área de gran desarrollo las delimitaciones y las distinciones entre lo urbano y lo rural son cada vez de más delicada fijación.
En la comarca de El Ejido la organización del espacio se basa en la existencia de un conjunto de redes diversificadas, complejas y complementarias, siendo sus nudos más fuertes los diferentes núcleos de población.
En El Ejido nos encontramos con el barrio de residencia y con el barrio de trabajo que se insertan en una aglomeración más o menos vasta de la que el individuo recorre únicamente ciertas partes, siendo el recorrido mayor cuando se desplaza a la explotación agraria. Tenemos que añadir los lugares de vacaciones y de distracción a los que va eventualmente los fines de semana o con motivo de las vacaciones o del periodo de inactividad agrícola. Estos lugares se centran en la franja costera: Almerimar, Balerma, Guardias Viejas. El barrio rural en El Ejido tiene gran personalidad y se define por una disposición particular de los campos y del hábitat. El conjunto está polarizado por un pequeño núcleo en el que se localizan los servicios elementales: escuelas, médicos, farmacias, comercios…: San Agustín, Las Norias, Santa María del Águila, Pampanico, Matagorda, Guardias Viejas, Balerma.
El paisaje en El Ejido se reparte entre el espacio urbano y el espacio rural, con unos límites cada vez más cambiantes. En una población de gran dinamismo como es la ejidense se hace muy necesario ordenar mediante una normativa este espacio urbano, ya que su influencia se ejerce sobre el espacio rural inmediato e incluso sobre otras aglomeraciones situadas fuera del término municipal. La influencia de El Ejido abarca hasta áreas bastante alejadas (regionales, nacionales e incluso internacionales).

El principal uso del suelo es el agrícola y en particular la agricultura intensiva bajo plástico. Le sigue en importancia los asentamientos de población y las industrias y actividades relacionadas con la agricultura, así como el emergente desarrollo turístico. El grado de ocupación actual del suelo del municipio está próximo a la saturación, produciéndose problemas en el suelo rústico más propios de un suelo urbano tradicionalmente escaso y caro.

Estos problemas son principalmente la invasión de los caminos públicos, no respetando los retranqueos establecidos, ocupación de la totalidad de las parcelas rústicas con usos productivos, provocando la invasión de las parcelas colindantes o de los caminos públicos con las operaciones de mantenimiento, vertidos de aguas, de residuos orgánicos y plásticos, implantación de usos en zonas de escorrentías o inundables incompatibles con esta condición natural y otros similares. La importancia que han ido adquiriendo los problemas indicados a medida que se han intensificado los usos del suelo no urbanizable, y la trascendencia que tiene su resolución, para el mantenimiento de las actuales cotas de crecimiento socio-económico, hacen necesaria la intervención pública, siendo el Plan General de Ordenación Urbana, el instrumento adecuado para contener la normativa reguladora necesaria.

74789-2-Ensenada-San-Miguel.jpg

Ensenada de San Miguel – EL EJIDO

El turismo, concentrado en la franja costera, constituye otro de los pilares del desarrollo de este municipio.

Algunas de las cuestiones surgidas en los últimos años en el municipio son la sobreexplotación de algunos de los yacimientos acuíferos o la crisis creciente del modelo de comercialización y producción ante la competencia de países no europeos con costes de producción más reducidos.

Además del planeamiento urbanístico municipal, El Ejido cuenta con una figura de ordenación territorial de mayor rango constituida por el Plan de Ordenación Territorial del Poniente Almeriense (POTPA), aprobado por la Consejería de Obras Públicas y Transportes de la Junta de Andalucía mediante el Decreto 222/2002.

Plano_modificacion_N1.jpgEsta ordenación de carácter subregional derogó en su ámbito de actuación al anterior planeamiento territorial (el P.E.P.M.F.), y obliga a los distintos municipios a incorporar en su planeamiento municipal la zonificación propuesta por él. De hecho, en el PGOU vigente se incorporan las distintas clases de ordenación expuestas en el POTPA dentro del suelo no urbanizable (véanse planos 1 y 9).

El reconocido valor ecológico de espacios naturales como Punta Entinas–Sabinar fue puesto de manifiesto con su declaración como Paraje Natural y Reserva Natural dentro de las distintas figuras de protección previstas para espacios naturales de las dos leyes que podrían haberlo configurado, es decir, la ley estatal 4/1989 , y la ley andaluza 2/1989.

El Ejido se está convirtiendo en uno de los centros comerciales de la comarca del Poniente Almeriense. Las distintas administraciones públicas y empresas privadas han realizado inversiones para alcanzarlo: El Ejido acoge el Palacio de Justicia, la Agencia Estatal de la Administración Tributaria y un centro de la Seguridad Social y CAISS (Centro de Información de la Seguridad Social).

dec8a-1-Estructura-general

Estructura General – PGOU El Ejido

El Plan General de Ordenación Urbana de el El Ejido PGOU’09 aprobado el año 2009 es el documento que rige la evolución urbanística del término municipal de El Ejido. Es el documento de planeamiento general vigente, junto con las modificaciones posteriores aprobadas. Es el resultado de la adaptación a la LOUA del PGOU aprobado definitivamente en el año 2002 y revisado parcialmente para incluir nuevos suelos urbanizables residenciales en la Ensenada de San Miguel, San Agustín y Terciarios en la carretera municipal que une Santo Domingo con Almerimar.

Los antecedentes de planeamiento general del municipio, consisten en dos Normas Subsidiarias y un Plan General de Ordenación Urbana (P.G.O.U.). Se incluyó una revisión en la primera Normas Subsidiaria que incluía el actual municipio de Dalias, por ser esta normativa anterior a la segregación de Dalías del municipio de El Ejido.

El PGOU se aprobó definitivamente el 25.7.2002, por tanto con anterioridad a la promulgación de la Ley 7/2002, de 17 de diciembre, de Ordenación Urbanística de Andalucía (LOUA). El texto refundido se aprobó el 19.11.2003 y se publicó el 12.2.2004. Se aprueba sobre la base del contenido, y siguiendo las determinaciones, de la Ley 1/1997, de 18 de junio, por la que se aprobaron con carácter urgente y transitorio disposiciones en materia de régimen del suelo y ordenación urbana (que recuperó para su aplicación en la Comunidad Autónoma Andaluza el contenido del T.R. de la Ley del Suelo de 1992 que había declarado inconstitucional en gran parte la Sentencia del Tribunal Constitucional de 20.3.1997), y los presupuestos genéricos sobre régimen urbanístico regulados en la Ley Estatal 6/1998, de 13 de abril, sobre Régimen del Suelo y Valoraciones.

Por tanto, el Plan General vigente en el Municipio del Ejido se ha redactado según las determinaciones y contenidos de una legislación derogada. Los posibles ajustes, modificaciones y revisiones a que se vea sometido deben de tener en cuenta la modificación del marco legal, la derogación de instrumentos de ordenación y ejecución operada por la LOUA, y la falta de cobertura actual de parte de los contenidos regulados en su día por la Ley 1/1997. Deben considerarse, específicamente, la existencia de disposiciones transitorias en la nueva Ley urbanística andaluza, que obligan a la aplicación inmediata (desde su promulgación) de contenidos concretos del Texto legal, y al cumplimiento de reglas para los procesos de innovación del Plan, que deben culminar con la adaptación completa de éste.

mapa-de-ejido-el-8.jpgLa distribución de la población en el municipio de El Ejido en 10 entidades de población relativamente alejadas se traduce, en general, en demanda de transporte en medios mecanizados, en relaciones de la capital del municipio, que concentra el 54,3% de la población y el resto de entidades de población.

El Ejido GE12.jpg

Las Norias – El Ejido

El núcleo de Las Norias tiene su origen en una serie de barrios (San Juan, San Gabriel, Santa Cristina, Berenguel, Pueblo Nuevo, Ropero, etc.), nacidos al borde de la carretera provincial de Santa María del Águila a la Mojonera y con esta vía como único nexo de unión. Las Normas Subsidiarias de 1.988, planteaban como uno de sus objetivos para este núcleo la integración entre los distintos barrios existentes, habiendo evolucionado el desarrollo urbanístico de una forma clara en esta línea integradora. Se observa, sin embargo, una excesiva linealidad en el modelo urbanístico de Las Norias, que será necesario contrarrestar planteando vías urbanas alternativas a la carretera provincial de Santa María del Aguila a la Mojonera.

El Ejido GE4

San Agustín – El Ejido

San Agustín tiene su origen como núcleo de población en una actuación de creación de regadíos por parte del antiguo Instituto Nacional de Colonización, a la que se acompañó del correspondiente asentamiento de población a las que se entregaban las tierras de cultivo. El poblado es un conjunto arquitectónico de interés, en el que se aprecia una pérdida de sus características iniciales como consecuencia de la transformación de los materiales y acabados de las fachadas de los edificios.

El Ejido GE11.jpg

Ensenada de San Miguel – El Ejido

En la Ensenada de San Miguel, es donde se produce una mayor imprevisión en el PGOU vigente, pues no sólo se han ejecutado los suelos vacantes de la inicial clasificación, sino que se ha producido una intensa demanda que ha inducido al ayuntamiento a la clasificación del resto del suelo, destinado actualmente a cultivo de invernaderos, como suelo de uso turístico.

La totalidad del suelo que se clasificó en las Normas Subsidiarias, así como en el planeamiento vigente en la Ensenada de San Miguel es residencial para usos turísticos. Siendo el desarrollo de estos suelos muy rápido, estando ya prácticamente agotada la disponibilidad de nuevos suelos, debido a la gran demanda de viviendas que existe en la zona, tal y como se ha constatado en el precedente estudio de suelo y vivienda.

El Ejido GE8.jpg

Matagorda – El Ejido

En la estructura urbana de Matagorda hay una falta de conexión entre la zona Norte alrededor del colegio y la zona Sur, motivada por la inexistencia de una trama viaria entre ambas ya que sólo se conectan por la carretera provincial. Durante el período de vigencia de las NNSS las unidades de actuación previstas han tenido muy poco desarrollo, por lo que deberán proponerse instrumentos de gestión diferentes. Se observa que no existe suelo para usos terciarios, por lo que deberá incluirse esta clase de suelo en proporción similar a los demás núcleos.

El Ejido GE9.jpg

Huertas Viejas – El Ejido

Durante el período de vigencia de las Normas Subsidiarias el desarrollo urbanístico de Guardias Viejas ha sido prácticamente nulo. El interés urbanizador ha sido tan escaso, que incluso terrenos clasificados de urbanizables que se encontraban baldíos en el momento de redacción de las Normas Subsidiarias, han sido puestas en cultivo durante su período de vigencia. Resulta evidente que la iniciativa privada no encuentra adecuadas las condiciones actuales de esta zona para la promoción inmobiliaria, por lo que será necesario modificar estas condiciones, creando polos de atracción que impulsen el crecimiento ó actuando directamente la Administración para generar un suelo que resulte atractivo para la inversión inmobiliaria.

 

El Ejido GE6.jpg

Balerma – EL EJIDO

El núcleo de Balerma es uno de los más antiguos del municipio. Su posición en la costa le confiere aptitudes para ofertar suelo turístico, además del residencial correspondiente al crecimiento de la población. Existe una pequeña actividad pesquera, además de la agrícola predominante. La presencia de tres sectores económicos, agricultura, pesca y turismo, hacen de Balerma el núcleo del municipio con una economía más diversificada.

El Ejido GE10

Pampanico – El Ejido

Pampanico más que un núcleo de población, es un paraje en torno a la carretera autonómica de El Ejido a Berja, que tiene como extremo Norte la Venta de Pampanico y como extremo Sur el Barrio de los Carpinteros y la Cooperativa Frusol. A lo largo de esta franja existen varias agrupaciones de viviendas, como son Venta de Pampanico, Barrio Jacobo, Barrio Carpinteros y Viviendas de Promoción Pública y entre estas agrupaciones un diseminado de viviendas y actividades terciarias e industriales.

Los núcleos urbanos de origen rural engloban las agrupaciones de viviendas de El Canalillo, San Silvestre, Tarambana y “Pozo de la Tía Manolica”.

Todas estas agrupaciones tienen de común su origen rural y su escasa entidad como núcleos urbanos estructurados. El crecimiento actual está detenido en los núcleos de El Canalillo y San Silvestre y es preciso acotarlo y ordenarlo en Tarambana y Pozo de la Tía Manolica. Se considera que es preferible afrontar el hecho de la existencia de estas agrupaciones e intentar intervenir en su desarrollo y ordenación, que ignorar su existencia y que continúen creciendo de forma desordenada.

En el Informe  “Análisis Urbanístico de Barrios Vulnerables 1996. Catálogo de Áreas Vulnerables Españolas”. Ministerio de Fomento‐Instituto Juan de Herrera. Escuela Técnica Superior de Arquitectura, Universidad Politécnica de Madrid.‐ HERNÁNDEZ AJA, Agustín (director) 1996) se identifican los siguientes barrios vulnerables: 1.‐ Loma de la Mezquita, 2.‐ Santa María del Águila, 3.‐ EL POZO DE LA TIA MANOLICA, 4.‐ PAMPANICO y 5.‐ SANTO DOMINGO y en 2006 son 1.‐ Centro Urbano‐Calle Manolo Escobar, 2.‐ Centro Urbano‐Noreste, 3.‐ Loma de la Mezquita, 4.‐ Centro Urbano‐Sur y 5.‐ Santa María del Águila.

Barrio Loma de la Mezquita

Barrio Vulnerable – Loma de la Mezquita – EL EJIDO

Como el resto de El Ejido, la Loma de la Mezquita surge a partir del desarrollo de la agricultura en la zona. Ya se habían encontrado restos de la época romana en El Ejido. El modelo urbano que aparece en el barrio es el característico que se produce por la edificación en torno a una vía importante, en este caso la carretera N‐340, que inicialmente es el nexo de unión entre las construcciones por ser la única vía existente, y que finalmente se convierte en una barrera que separa las dos márgenes de la carretera. A partir de la entrada en servicio de la autovía, el efecto barrera de la N‐340, producido por el gran tráfico que soportaba desaparece, cambiando el modelo territorial al actual de tres núcleos de población (El Ejido, Santa María del Águila y Santo Domingo), con una autovía perimetral que los bordea y una vía central con tráfico urbano que los une.

El área se encuentra en el extremo suroriental del núcleo urbano. Limita al oeste con la calle Luca de Tena, al este con la calle Emilia Pardo Bazán y la calle Venezuela y al norte y sur con el Bulevar del Ejido y la calle Zeta respectivamente.

Se trata de un área de baja densidad pero de un entramado compacto que apenas deja espacios
intersticiales. Predominan las viviendas de una única planta donde apenas hay comercio y espacios libres. En los bordes norte y este aparecen viviendas de tres plantas más bajo comercial de finales de los ochenta. El bulevar del Ejido es unos de los ejes más importantes del núcleo urbano.

El barrio se percibe como una zona insegura dentro de la ciudad, de bajo nivel socioeconómico.

Barrio Santa Maria del Aguila

El modelo urbano que aparece en el barrio es el característico que se produce por la edificación en torno de una vía importante, en este caso la carretera N‐340, que inicialmente es el nexo de unión entre las construcciones por ser la única vía existente, y que finalmente se convierte en una barrera que separa las dos márgenes de la carretera. A partir de la entrada en servicio de la autovía, el efecto barrera de la N‐340, producido por el gran tráfico que soportaba desaparece, cambiando el modelo territorial al actual de tres núcleos de población (El Ejido, Santa María del Águila y Santo Domingo), con una autovía perimetral que los bordea y una vía central con tráfico urbano que los une.

El área se localiza al noreste del núcleo urbano a ambos lados de la carretera N‐340 sobre todo al norte de ésta. Se encuentra limitado por la Calle de Lisboa y la Avenida del País Vasco a este y oeste respectivamente y por el camino de Roquetas y la calle de Buero Vallejo al sur y norte.

El barrio está formado por un trazado perpendicular de calles bastante compacto donde predomina una combinación de viviendas unifamiliares de una o dos plantas con bloques de viviendas de tres alturas más bajo. En los años 80′ se construyeron una serie de viviendas sociales en el noroeste que fueron ocupadas por familias de un nivel socioeconómico muy bajo y la mayoría de ellas de etnia gitana. Su ocupación habitual también es diversa, pero abundan los que se dedican a la venta ambulante, feriantes y chatarreros. Se aprecian síntomas de marginalidad en los habitantes de estas viviendas, con alto índice de absentismo escolar en los niños y niñas y algún tipo de delincuencia, aunque no demasiado relevante. A mediados de la década de los 90′ empieza a surgir el fenómeno de la inmigración. Santa María del Águila se ve afectada por esta realidad en la misma medida que el resto de las poblaciones del Poniente Almeriense, puesto que desde un principio los inmigrantes ocuparon puestos de trabajo como jornaleros agrícolas en los invernaderos.

Barrio Centro Urbano.jpg

Barrio Vulnerable – Centro Urbano – EL EJIDO

Centro Urbano‐Calle Manolo Escobar. Barrios administrativos: A.U.C.M.E. (“Área Urbana Central del Municipio de El Ejido”). El área se encuentra en la parte central del núcleo urbano, al oeste y pegado a la vía de mayor importancia del núcleo, que lo divide en dos: el bulevar de El Ejido. Limita por la parte norte con la calle San Isidro, Juan de Austria, de la Rosa y del Clavel. Al este limita con la calle del Lobero.

El área está constituida por un tejido reticulado, de edificios de viviendas de tres plantas más bajo, con poco comercio. Las aceras son de reducido tamaño y la calzada se encuentra en buen estado. Existen aparcamientos para vehículos privados a ambos lados de la calzada. Aparece vegetación acompañando al viario en buena parte de las calles. Los edificios se encuentran en mal estado de conservación y aparece alguna vivienda de autoconstrucción sin sustituir. El área carece de suficientes espacios públicos libres aunque aparecen solares usados como aparcamiento de vehículos privados o vertederos.

Barrio Centro Urbano-Noreste

Barrio Vulnerable – Centro Urbano/Calle Manolo Escobar – EL EJIDO

El área se encuentra en la parte central del núcleo urbano, pegada a la vía de mayor importancia del núcleo de El Ejido, que lo divide en dos: el bulevar de El Ejido. Limita por la parte norte con la calle de Murgis. Al oeste limita con la calle Barcelona y la calle Constantino y al este con la Avenida de Ciavieja.

El área está constituida por un tejido reticulado, de edificios de viviendas de tres plantas más bajo, con poco comercio y zonas de viviendas unifamiliares adosadas de dos plantas. Las aceras son de reducido tamaño y la calzada se encuentra en buen estado. Existen aparcamientos para vehículos privados a ambos lados de la calzada. Aparece vegetación acompañando al viario en buena parte de las calles. Los edificios se encuentran en mal estado de conservación y aparece alguna vivienda de autoconstrucción sin sustituir. El área carece de suficientes espacios públicos libres aunque aparecen multitud de solares usados como

Barrio Centro Urbano-Sur.jpg

Barrio Vulnerable – Centro Urbano Sur – EL EJIDO

El área se encuentra en la parte central del núcleo urbano, al sureste de la vía de mayor importancia del núcleo de El Ejido, que lo divide en dos: el bulevar de El Ejido. Limita por la parte sur con el paseo de las Lomas, calle San Martín, calle del arquitecto Pérez Arenaza, calle de Toledo, avenida Nicolás Salmerón y calle de Artemisa. Al oeste limita con la calle Venezuela y la calle Constantino y al este con la Avenida del Alcalde García Acién.

El área está constituida por un tejido reticulado, de edificios de viviendas de tres plantas más bajo, con poco comercio y zonas de viviendas unifamiliares adosadas de dos plantas. Las aceras son de reducido tamaño y, junto con la calzada, se encuentra en un deficiente estado de conservación. Existen aparcamientos para vehículos privados a ambos lados de la calzada. Apenas aparece vegetación, salvo en las avenidas grandes, donde aparece acompañando al viario. Los edificios se encuentran en muy mal estado de conservación, aparece alguna vivienda de autoconstrucción sin sustituir. El área carece de suficientes espacios públicos libres aunque aparecen multitud de solares usados como aparcamiento de vehículos privados o vertederos.

EL POZO DE LA TIA MANOLICA (Distrito 1, sección 01.018)
El área se encuentra en el noroeste del núcleo urbano de Matagorda, al suroeste del municipio. Es un barrio de chabolas que se encuentra incluido en el Programa de Infravivienda con el que se promueve la rehabilitación o sustitución de las viviendas (previsto para el 2012), pero sin cambio de propietarios de las viviendas. Por parte del Ayuntamiento se procedió a la ejecución del viario.

PAMPANICO (Distrito 1, sección 01.001)
El barrio se encuentra a ambos lados de la carretera de Berja en el noroeste del municipio. Se trata de un área formada por viviendas sociales de los años ochenta cuya población ha sido sustituida progresivamente por vecinos de etnia gitana. El espacio público se ha sometido en numerosas ocasiones a proyectos de rehabilitación y renovación, pero se deteriora muy rápidamente por el mal uso y escaso mantenimiento.

SANTO DOMINGO (Distrito 1, sección 01.014)
El área se sitúa en el sureste del núcleo urbano de El Ejido. El área vulnerable se reduce a una zona de viviendas sociales de los años cincuenta‐sesenta sin ascensor que se encuentra ocupada por población de etnia gitana. El espacio público se encuentra muy deteriorado, abandonado y lleno de basura.

Pero en El Ejido hay mucho, mucho, suelo en sectores en desarrollo, SECTOR SUO-1ESM (5.986.240 m2 de suelo para una edificabilidad residencial de 1.512.991 para 11.452 viviendas, sin empezar), SECTOR SUS-1SA (205.308 m2 de suelo para una edificabilidad residencial de 108.00 m2 para 1.080 viviendas, sin empezar), SECTOR SUS-38/39/40 S (223.313 m2 de suelo para una edificabilidad residencial de 148.558 m2 para 1.486 viviendas, sin empezar), SECTOR SUS-T3-SM (337.082 m2 de suelo para una edificabilidad residencial de 119.053 para 1.191 viviendas, sin empeza), en total son 4.888.312 m2 de edificabilidad residencial para casi 50.000 viviendas (y sin empezar, aún).

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

A finales de 2014, la Junta de Gobierno Local aprobó el pliego de cláusulas para la contratación del servicio de asistencia técnica para la elaboración del Plan Integral de Desarrollo Urbano Sostenible; la adjudicación de la asistencia técnica del Plan Integral de Desarrollo Urbano Sostenible contemplaba un presupuesto de poco más de 20.000 euros y el plazo de ejecución se estableció en un periodo de 12 meses; tiempo en el que se elaborará el Plan Integral de Desarrollo Urbano, el cual se configura como la materialización conjunta en un documento de una estrategia de desarrollo sostenible y un plan de acción local para el municipio, la elaboración de las correspondientes concesiones de ayudas mediante Fondos Europeos en los que se incluirán las actividades y necesidades a cubrir en el municipio y el seguimiento y defensa de la candidatura en todas las fases de su tramitación.

A primeros de 2016, se aprobaba por unanimidad el Proyecto ‘El Ejido Sostenible 2020’, su Plan de Implementación y su presupuesto de ejecución por un importe de casi 19 millones de €, además de la solicitud de la ayuda europea FEDER (15 millones de €) para financiar el mismo, …es “un importante proyecto con el que se van a trabajar muchos aspectos relevantes para el municipio, entre ellos, aquellos que tienen que ver con la cohesión social”…

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

El Ejido cuenta ya desde mayo 2016 con un plan global para abordar el ahorro energético y la reducción de emisiones que, enmarcado dentro de la estrategia EDUSI que el Consistorio ha presentado en Europa para acceder a los fondos del marco comunitario 2015-2020; se trata de un plan con el que “…conseguiremos racionalizar el gasto de energía y conseguir un ahorro, a priori, de hasta un 80% del consumo energético y, por tanto, de la factura a la que tiene que hacer frente el Consistorio”… continuar avanzando hacia un plan de optimización energética y que va a estar basado en cuatro pilares fundamentales como son la mejora de la gestión energética, la reducción del gasto en energía, la formación de técnicos y la modernización de las instalaciones”. Y es que, como bien ha recordado, “El Ejido, aunque es un municipio muy joven, le pesan los años; de manera que contamos con instalaciones eléctricas públicas obsoletas que requieren una modernización, ya que estamos hablando de una antigüedad y un uso superior a las tres décadas”…

El Ejido hoy cuenta con una población de 85.961 habitantes, y un parque edificado residencial de 37.411 viviendas, de las cuales el 71,7% son unifamiliares, 26.824 viviendas unifamiliares en el territorio. Datan 16.996 viviendas de la década prodigiosa, 2000-2009, son 16.996 viviendas novísimas, de los 90′ son el 19,3% (7.230), de los 80′ son 6.515 viviendas (el 17,4%), de los 70′ son 3.910 viviendas (el 10,5% del total), y de los 60′ tan solo son el 4% (1.508 viviendas).

Y con este escenario, uno se pregunta por la doble esquizofrenia de El Ejido; o potenciar/renunciar a las rentas agrícolas de un sector medioambial exigente (agua escasa, problemas de depuración, contaminación química…) o potenciar/renunciar el goloso maná del turismo de costa. Debe definir su futuro. Hacer de El Ejido un territorio sostenible y prever casi 50.000 vivienda nuevas no es ir en la misma dirección, ambición y responsabilidad. Sus problemas y sus soluciones son las de sus ciudadanos y sus territorios.


Cada mercado es local.

Cada municipio tiene su singularidad.

Cada municipio se retrata en su parque residencial.


…seguiremos analizando en próximas entregas los 250 municipios mayores de España.