LAS ROZAS de MADRID, según Catastro, a 1.1.2015 por tamaño y fecha.

tabla LAS ROZAS edad+tamaño edificaciontabla LAS ROZAS  2.121996e-314dad+tamaño edificacion

Estos gráficos representan el Parque Residencial de LAS ROZAS, Madrid.

Son los Bienes Inmuebles, de uso VIVIENDA, matriculados a 1.1.2015, clasificados por tamaño y fecha de inscripción.

Cada barra horizontal representa una década, la inferior es la más reciente (2010-2014), y la superior la más antigua (1950-1959).

Cada color es un tamaño, del más cálido (<60 m2) al más frío (>180 m2).

La barra inferior (DELVI) representa el cálculo hecho desde Otropunto de la Demanda Latente de Vivienda (la demanda latente se configura por las personas que no tienen vivienda y que por su perfil sociológico (edad) y socioeconómico (no están en desempleo) son potenciales compradores). Es una estimación del número máximo de vivienda que constituye la demanda encubierta de una zona y se basa en las personas con el perfil de los actuales compradores de vivienda pero que todavía no han constituido un hogar.

Las Rozas DELVILAS ROZAS PIRAMIDEtabla LAS ROZAS.jpgLAS ROZAS CATASTRO 2014-2016Las Rozas INELas Rozas ALQUILER

Son datos fríos, sin cocinar.

Información para la toma de decisiones.

Información para el conocimiento.


Las Rozas GE1 Las Rozas de Madrid un municipio de 59,14 km2 perteneciente a la Comunidad de Madrid,  en la zona noroeste del Área Metropolitana de Madrid y dista 18 km del centro de la capital. Cuenta con cuatro estaciones de ferrocarril: Las Rozas, Las Matas, Pinar y El Tejar, ésta última fuera de servicio actualmente, al igual que otra antigua estación del municipio: Los Peñascales.

Las Rozas es uno de los municipios con la renta per cápita más elevada de la Comunidad de Madrid. Ha experimentado asimismo un fuerte crecimiento en su población.

Es uno de los primeros municipios españoles, en estar comunicado por autopista. En 1967, se inauguró la A-6 autopista del Noroeste, que comienza en el municipio. Posteriormente en Villalba pasa  a ser de peaje,  AP-6 .

El municipio limita con los de Torrelodones (al norte); Villanueva del Pardillo y Galapagar (al oeste); el Monte de El Pardo (Madrid) (al este) y Majadahonda (al sur) y es uno de los pueblos de la sierra de Madrid que incluyen parte de su territorio dentro del Parque Regional de la Cuenca Alta del Manzanares.

Las-Rozas-de-MadridEl término municipal de Las Rozas de Madrid se encuentra situado al Noroeste, limitando al Norte con el de Torrelodones, al Oeste con los de Galapagar y Villanueva del Pardillo, al Sur con los de Majadahonda y Madrid y al Este también con el de Madrid y, más concretamente, con los Montes de El Pardo.

Su considerable extensión, de 5.883 Ha, discurre entre los kilómetros 15 y 26 de la carretera de La Coruña N-VI que, junto a la de El Escorial – M-505-, que nace en aquélla al poco de haberse iniciado el término y en un extremo del casco, recorren el municipio longitudinalmente en forma de «V», casi en paralelo a los bordes laterales que definen el perímetro de Las Rozas, asimilable a un triángulo. Ambas vías son resultado de la transformación paulatina de los antiguos caminos que conducían a La Granja y Segovia, Valladolid, etc, así como al Real Sitio de El Escorial (hoy en día Las Rozas depende todavía del partido judicial de San Lorenzo de El Escorial). Transversalmente cuenta con las carreteras a Majadahonda y a Villanueva del Pardillo, de las que comparte escaso tramo por partir ambas de la de El Escorial, casi en el borde Oeste del término.

situacion1.jpgLas Rozas está además atravesado, también longitudinalmente y puede decirse que en paralelo a la carretera de La Coruña, por la vía del ferrocarril, que lo une con las estaciones de Príncipe Pío y de Chamartín-Atocha-Vicálvaro a través de una secuencia de estaciones o apeaderos que jalonan el recorrido dentro del término: Las Rozas-El Tejar-Pinar de las Rozas-Las Matas-Los Peñascales, contando con un «by-pass» cuyo punto de inflexión es la estación de El Tejar, que permite tomar una u otra de las direcciones a Madrid, lo que ha venido a aliviar el excesivo peso que soportaba la estación de Pinar, pero que ha tenido su contrapartida en la imposibilidad de una comunicación directa, sin transbordo, entre las cinco mencionadas estaciones. El municipio se encuentra asimismo en el camino de los trenes a Avila y Segovia, los cuales suelen tener parada en sus estaciones, al igual que en el de todo el tráfico ferroviario que se dirige al Noroeste de la península.

Las Rozas es un término muy especial, seguramente consecuencia de su gran comunicabilidad, ya que casi puede considerarse que tiene dos cascos, separados entre sí unos 8 km, uno, situado al sur, constituye el pueblo propiamente dicho, mientras que, más al norte, la barriada de Las Matas queda configurada por las agrupaciones de viviendas unifamiliares aisladas en su mayor parte, aunque no falten más recientemente las consabidas promociones de adosados e incluso, algunos bloques.

1860-70 rozas 15.jpg

1860-70 LAS ROZAS

Casi la totalidad del término se encuentra salpicado por múltiples urbanizaciones, en un principo dispersas y hoy día entretejiendo lazos de unión. Algunas zonas se han constituido ya en verdaderos ensanches del casco, como el “Abajón“, en el margen izquierdo de la carretera de El Escorial y que se extiende hasta Majadahonda, y el margen derecho de la carretera de La Coruña, más reducido por contar la barrera de protección de los Montes de El Pardo y que se aglutina junto a la vía del ferrocarril y la estación de Las Rozas.

Las Rozas GE2.jpgEntre las urbanizaciones,por su volumen y unidad deberían señalarse “La Chopera” y “Molino de la Hoz”, y el “Nuevo Club de Golf”. No puede dejarse igualmente de señalar el carácter especial adquirido por los márgenes de la carretera de La Coruña, en los que se viene asentando un terciario de calidad encarnado en empresas de tecnología punta que implantan aquí sus oficinas o sedes sociales, y lo mismo ese punto de inflexión que constituye la zona del Pinar de Las Rozas, a medio camino entre Las Rozas y Las Matas, y cuyo carácter viene determinado por el equipamiento surgido en torno a la estación de Pinar: el comercial, representado por PRYCA; el asistencial, configurado por la Residencia de Ancianos de la Comunidad de Madrid y el muy actual de protección civil que es el Parque de Bomberos. Habría que añadir en este mismo entorno el futuro Parque Empresarial, gestionado desde la Comunidad de Madrid y en el que se han instalado empresas como Foster Wheeler.

Aunque algunos historiadores relacionan Las Rozas con algunos asentamientos anteriores, parece claro que es en el siglo XVI cuando Las Rozas se consolida como población estable. El origen de esta aldea está muy ligado a las labores agrícolas y al camino de Madrid a El Escorial, en un momento en que tanto la reciente capitalidad de la primera como la construcción del Palacio Real en la segunda exigían una mayor producción agrícola en la zona noroeste de Madrid.

1874 LAS ROZAS.jpg

1874 – LAS ROZAS – IGN

La parte norte del municipio empieza a ser conocida a mediados del siglo XVIII como Matas Altas, y allí surge un primer asentamiento de obreros durante la construcción de la carretera de Madrid a Segovia. Este núcleo se consolida durante la construcción de la vía de ferrocarril Madrid‐Irún en el siglo XIX y la posterior apertura de un apeadero, dando lugar al barrio ferroviario de Las Matas. Este núcleo de población del municipio mantiene aún hoy una estrecha relación con el ferrocarril.

Las Rozas, que en 1931 votó a los republicanos, en 1936 dio la victoria a los radicales socialistas. El 18.7.1936 conoció la noticia de la sublevación de Africa y muy pocos meses después, el 18 de diciembre del mismo año, sufrió un primer bombardeo por parte de las tropas rebeldes al atacar a una brigada internacional que se hallaba en el valle.

A partir de ese momento el pueblo es evacuado, trasladándose sus habitantes a la vecina Torrelodones y Hoyo de Manzanares, por lo que al entrar los “nacionales” sólo hallaron a una anciana. Las Rozas no conoció la paz al verse involucrada directamente en la llamada batalla de la carretera de La Coruña, que tuvo por objeto su inutilización para el enemigo. Pero el 4.1.1937 fue ocupada, junto a Majadahonda y Villanueva del Pardillo, no retirándose ya en todo el trascurso de la guerra.

Las consecuencias para la población son la de una enorme destrucción que afectaría al 80 % del caserío. Los edificios no habían sido destruidos por las bombas o los obuses,  estaban prácticamente inutilizados para la vida cotidiana por los efectos de la ocupación. Las construcciones singulares se hallaban todas dañadas: el Ayuntamiento y la iglesia gravemente, al igual que el cementerio; el grupo escolar estaba muy afectado y el otro casi había desaparecido. La Dirección General de Regiones Devastadas, organismo creado por el el Ministerio de la Gobernación para la reconstrucción de los pueblos destruidos, hacía la siguiente valoración: Edificios completamente destruidos: 270, Edificios muy afectados (más del 50 %): 57, Edificios ligeramente afectados (menos del 50 %): 35, Edificios en condiciones normales: 13.

En cuanto a la riqueza agrícola y ganadera. ésta ha disminuido sensiblemente. La producción cerealística es muy baja y sólo quedan 9 cabezas de ganado vacuno y 50 de cabrío. Delganado lanar, ni siquiera una.

Las Rozas es nombrado pueblo adoptado y el arquitecto Fernando García Rozas, al frente de un equipo, planifica el nuevo pueblo, redactando un proyecto en el que se preveían todos los servicios e instalaciones complementarias. A diferencia de otras actuaciones, como la inmediata de Brunete, se mantuvo el antiguo emplazamiento y se siguieron criterios propios de actuaciones oficiales (también racionalistas), esto es, calles trazadas a cordel en cruces ortogonales que sustituían a las que antes seguían: sendas, caminos, veredas o límites de propiedad, lo que confería a los antiguos planos un cierto aspecto de “desorden”. Así se estructuró, pues, una serie de manzanas cuadrangulares en damero. Tambien el caso de Las Rozas se diferenciará de otras actuaciones paralelas en que se mantienen aquí los dos núcleos primitivos; es decir, junto a la intervención ortogonal sobre el casco antiguo se planea otra a lo largo de la carretera de La Coruña.

La Guerra Civil española es particularmente cruenta en Las Rozas y su entorno por los ataques de la aviación golpista y su condición de línea de frente a partir del invierno de 1936, lo que motiva el éxodo de su población a otros lugares de la Sierra de Madrid. El núcleo original queda prácticamente destruido. En los años 40′, la Junta de Reconstrucción de Madrid y Regiones Devastadas abordan la reconstrucción del pueblo en el entorno de la iglesia de San Miguel, según la tipología habitual de la reconstrucción del noroeste de Madrid en la posguerra, con viviendas bajas con patio encaladas en blanco.

En Las Rozas la labor de “Regiones Devastadas” viene a constituir lo mejor del pueblo. Como hemos visto, éste era anteriormente -con alguna excepción destacada- un amontonamiento de viviendas carentes de cualquier orden, higiene y servicios. Urbanisticamente más orgánico en apariencia, iba colmatando el terreno sin dejar espacio para ninguna dotación. No había plazas ni jardines y casi no había calles: tan sólo descampados y espacios informes entre edificios. Si prescindimos del trasnochado lenguaje de las fachadas, nos encontramos por fin con unas viviendas dignas y racionales; con unos edificios singulares que, en el caso de la granja-escuela y del cine-teatro son únicos, al menos en la provincia de Madrid; pero sobre todo con unos conjuntos urbanos que proporcionaron al pueblo un lugar de encuentro (Plaza Mayor) y otro de expansión (los jardines de la iglesia).

En el casco son pocas las actuaciones privadas que se producen en estos veinte años, representando casi siempre viviendas unifamiliares aisladas de gente que, propietaria de una parcela, se construye el “chalet” , la piscina, etc., y se desplaza aqui los fines de semana y los veranos. Asi, por ejemplo, se van colmatando los bordes de la calle Pocito de las Nieves. Y, cuando las intervenciones son de mayor enjundia, responden a tipos como el de la colonia de “El Parral”, que, a semejanza de “La Suiza”, consta de viviendas unifamiliares enfrentadas en dos hileras, aunque esta vez guarden menos distancia entre sí, las casas se adosen y no den entrada por los hastiales, sino por los lados mayores. También se hallan provistas de un jardín posterior, al que aña dirán otro anterior. Unas viviendas se destinaron a la venta y otras al alquiler, y, aunque pormovidas por el “tío Parral”, un pequeño “cacique” local, estaban destinadas a personas relevantes: el médico, el propio constructor, el propietario del cine..

También en los alrededores del casco habían tenido lugar promociones de viviendas unifamiliares no muy relevantes: en 1945, la Colonia Bellas Vistas: en 1955, la Colonia de la Marazuela, surgida en torno a la estación de Las Rozas, donde ya existía la Colonia de Santa Ana; en 1960, las Colonias Navalengua y Veracruz; o las Colonias de la Cuesta de las Perdices, Flandes, Maracaibo, etc, Constituían normalmente segundas residencias. Sin embargo, debemos hacer constar que gran parte del crecimiento experimentado tendrá a Las Matas como protagonista, siendo el ferrocarril un importante factor desencadenante en la multiplicación de las primeras colonias de veraneo, sobre todo a raíz de las parcelaciones realizadas por Luis Fabra en 1948 o por Gabriel de la Orden en 1958 (ésta en Los Peñascales, por lo que afectaría por igual a Torrelodones).

Poco a poco, esta barriada se ampliará considerablemente, y debido sobre todo a la mayor superficie de las parcelas, ocupará una extensión superior a la del propio casco de Las Rozas. El sistema seguido en la parcelación es el típico de los años anteriores a los 60′: establecer una trama viaria ortogonal sin interrupciones de ningún tipo, ya fuesen plazas, jardines o equipamientos de cualquier clase. Por supuesto que tampoco existía pavimentación, encintado, alumbrado o señalización, En paralelo, se crea el nuevo barrio ferroviario para trabajadores de RENFE, como prolongación del Antiguo Barrio Ferroviario. En estos años se conformarían con su fisonomía casi actual las Estaciones de Las Rozas y Las Matas, y se construiría la de Pinar de Las Rozas, Será también en 1955 cuando se abra la estación (apeadero) de Los Peñascales (o Cantos Negros), cuya finalidad, contrariamente a lo que suele suceder, que es la generación de la demanda a partir de la propia estación, obedeció a pasatiempos cinegéticos. Rodeado por un coto de caza, se emplaza a continuación del barranco de Matas Altas y antes de la estación de Torrelodones.

Mad_PGOUM46_Bidagor

1946 PLAN BIDAGOR – ORDENACION URBANA DE MADRID Y SUS ALREDEDORES

Desde el 1.3.1946, por virtud de la Ley de Ordenación Urbana de Madrid y sus alrededores (de 25.11.1944), Las Rozas había pasado a integrarse en el concepto de “cintura y zona de influencia de Madrid”, junto con Aravaca, Boadilla, Majadahonda, Pozuelo y El Pardo. Hacia 1950 se sustituyó la vieja carretera de La Coruña por una autopista de dos carriles que llegaría precisamente hasta Las Rozas, debiendo esperar la ampliación del resto hasta 1962. Formalmente, todas las construcciones de estas décadas entroncan con la primitíva arquitectura popular , introduciendo notas «serranas», lo cual es más visible en las villas. Otros ejemplos recogen la versión más culturalista de«Regiones Devastadas», pudiendo citarse entre ellos la Quinta del Alto de Las Cabañas, en los 40′ y, ya en los 50′, la paradójica Residencia de Monjas de la calle Real.

Durante las décadas posteriores aparecen en el municipio urbanizaciones de segunda residencia en áreas periféricas como La Marazuela (años 50′), La Chopera (1967), Molino de la Hoz (1973) o El Golf, todas ellas a partir de planes parciales de la Comisión de Planeamiento y Coordinación del Área Metropolitana de Madrid (Coplaco). También en el entorno de los núcleos originales se llevan a cabo procesos de ampliación a través de planes parciales de COPLACO, entre los que destacan el Plan Parcial del Casco y Primer Ensanche de Las Rozas (1975), que daría lugar al actual barrio de El Abajón, y el Plan Parcial de Las Matas A y B (1978), que da lugar a las urbanizaciones Punta Galea, El Pinar, Monterrozas y Parquerrozas, en el entorno de la autovía A‐6 frente al núcleo original de Las Matas.

PlanoPG1963Zonificacion.jpg

1963 PLAN GENERAL DEL AREA METROPOLITANA

Será a partir del Plan General del Area Metropolitana de 1963 cuando Las Rozas comienza a tener problemas derivados de las afecciones del mismo sobre su término municipal. Este plan calificaba de suelo urbano los núcleos conocidos como casco de Las Rozas y Ensanche, así como la Barriada de las Matas. Sin embargo, no podía entrar en particularidades municipales, por lo cual sería modificado repetidas veces por el Plan Parcial (para extensión del casco y ensache).

De esta forma, pueden enumerarse tres planes fundamentales que afectan a las dos concentraciones urbanas y que fueron redactados con anterioridad a 1975, marcando en suma la fisonomía actual del pueblo:

– El denominado “Plan General de Ordenación Parcial de Las Rozas”, aprobado en 1969 (Plan Ambrós).

– El “Plan de Ordenación del Casco Urbano y Primer Ensanche de Las Rozas”, aprobado en 1973, en el Pleno de la Comisión (por supoer modificación del Plan General del Area Metropolitana de Madrid) del que se destacan los siguientes datos: superficie del casco 99,80 ha, equivalente a 17.800 habitantes y superficie del ensanche 147,13 ha, equivalente a 13.700 habitantes

– El “Plan de Ordenación del Casco Urbano de las Matas y Segundo Ensanche de Las Rozas” aprobado en 1975. Lo que se conoce como “zona de casco y ensanche de Las Rozas” comprende el ámbito de conglomerado urbano situado entre las carreteras de La Coruña y El Escorial, que habría crecido por el Norte con colonias de vivienda unifamiliar y al que se añadirían:

– La zona próxima a la estación del ferrocarril, donde, como se ha visto, existía ya algún núcleo construido de viviendas unifamiliares modestas en parcelas pequeñas: el barrio de Santa Ana; así como otro de “standing” más alto , la Colonia de la Marazuela.

– El segundo ensanche, de extensión dos veces el antiguo casco, llegaría por “El Abajón” hasta alcanzar el término municipal de Majadahonda, a ambos lados de esta carretera. Su desarrollo habría comenzado en 1972 con la denominada “Ciudad Puerta de Sierra”, promociones de vivienda colectiva de alta calidad, que por la tipología edificatoria prevista (conjuntos residenciales en tres y cuatro alturas en núcleos o manzanas en forma de «U» formando macrounidades con grandes espacios libres ajardinados para uso privado), ha modificado sustancialmente el criterio de uso de segunda vivienda, pasando a vivienda permanente.

Este tipo de viviendas se adaptaba asi a la manzana tradicional de la ciudad, sin descomponer el tejido urbano, originando los conjuntos “Navacerrada”, «Somosierra», “Siete Picos”, etc. , que tendrían sus seguidores en el casco: “Eurogar”, “Virgen de Retamar”.

Las actuaciones derivadas serán muy díferentes en unas u otras zonas. Lo que se acogió al “Plan Ambrós” fue realizado sin formar las Juntas de Compensación pertinentes, por lo que siempre careció de infraestructuras, cesiones de suelo para dotaciones, etc., debiendo el Ayuntamíento paliar en tiempos posteriores estas ausencias. Sin embargo, lo acogido al “Plan de 1975” se desarrollaría preceptivamente. Este plan introduciría afortunadamente una serie de descalificaciones y correctores que, sin embargo, serían insuficientes para enmendar el caos de aquél.

En estos años empezaron a realizarse algunas construccíones de cierta calidad, como el edificio para Telefónica construido por el arquitecto López Amor en 1970. Cercana en el tiempo, aunque períférica al casco, es la edificación de la “Renault”, del arquitecto Heredero Cornago.

También en el límite Sur del casco se levantó una urbanización pionera, tanto por la tipología del adosado que en esta década de los 70′ no había aparecido, como por su cuidado tratamiento interior y el lenguaje racionalista utilizado; se trata de “La Quinta del Sol” – obra de Pablo Gamboa Rojo-. Frente a ella, un edificio muy propio de esta década: el Club Social de “Ciudad Puerta de Sierra”, sede después del grupo asegurador “MAPFRE”. Por el Norte, ciñendo la concentración urbana, la Colonia “La Hiedra”, del arquitecto Alfonso Casares Avila, impone una nueva teoría en el término, utilizando una vivienda única para un conjunto de residencia de unifamiliares aisladas.

En esta misma década, años 70′, se han ido desarrollando, en paralelo a los de casco y ensanche, planes parciales que amparaban actuaciones en diferentes zonas del Norte del término municipal. (Como hemos visto, correspondientes por lo general a grandes fincas o propiedades, casi todas de alto valor ecológico). Tendríamos así “Molino de la Hoz” (19-1273), que junto al cerro de la Isabela, sigue el curso del río Guadarrama y posee, pues , un gran valor paisajístico, “La Chopera” (21-767), las de “Nuevo Club del Golf” en el 69 y “Las Matas A y B” en el 72. Estas urbanizaciones, sin directrices ni criterios de conjunto, han generado un tejido urbano desconexo, con una ‘ falta absoluta de identidad municipal.

1971 las matas rozas.jpg

1971 – Las Matas – LAS ROZAS

Paralelamente a este tipo de asentamiento residencial, hay que destacar las instalaciones “especiales” como el Gran Centro de Equipamiento Comercial y la Kodak, junto a la estación del Pinar, la Hewlett Packard y Hazzen, Seguros La Estrella, etc., que por su carácter han significado un claro proceso de terciarización del sector correspondiente a las “fajas laterales” de la CN-VI .

El desarrollo urbano va unido a las transformaciones que han tenido lugar en estos años en el modo de vida de los vecinos (la población que anteriormente se dedicaba a la agricultura y ganadería pasa a trabajar en el sector comercio y en menor medida en el sector industria).

A su vez, como resultado del desarrollo de las colonias y de las grandes urbanizaciones apuntadas an teriormente, Las Rozas comenzó a experimentar un inten so proceso de crecimiento. En su primera etapa 1960-1970, fue relativamente lento, pasand o de 3.192 habitantes en 1960 a 5.425 habitantes en 1970. Pero en la década de 1970-1980, se agudiza intensamenle llegando a tener en 1980 13.405 habitantes y, ya en 1986, 20.8 18.

Aunque ya en la década de los 70′ comienza a haber un importante crecimiento en el municipio, es a partir de los años 80′ cuando se produce en Las Rozas el rápido proceso de transformación y conversión en ciudad residencial, abandonando progresivamente su relación con la agricultura. Este proceso se produce en Las Rozas como consecuencia de transformaciones similares en municipios del entorno, como Majadahonda, que habían experimentado una evolución similar durante la década anterior. En el casco urbano de Las Rozas, esta transformación de materializa mediante el derribo progresivo de la mayoría de las viviendas de Regiones Devastadas y la aparición de bloques de vivienda de cuatro alturas. Por otro lado, empiezan a aparecer urbanizaciones, mayoritariamente de vivienda unifamiliar.

En 1988, Las Rozas aprueba su primer Plan General municipal (el planeamiento anterior había sido únicamente dentro de planes metropolitanos) y comienza una importante expansión urbanística en nuevas zonas como Monterrozas.

Por todo ello y para regular este proceso de crecimiento, que se ve afectado en todos los campos y en medida especial en el desarrollo urbano, se empieza la revisión del Plan General de Las Rozas aprobado definitivamente en diciembre de 1988. Este Plan prevé:
– Conectar entre sí con el casco urbano las grandes urbanizaciones existentes.
– Activar el desarrollo del casco urbano y de los sectores próximos de Ensanche, que limitando su densidad, potencien su interconexión, creando un continuo urbano con las dotaciones y equipamientos adecuados a la población prevista.
– Se limita al crecimiento urbano a los techos de población: 43.000 habitantes aproximadamente (13.500 viviendas).
– Garantizar la protección de «Medio fisico», con la posibilidad de conseguir importantes zonas para parques municipales. Asimismo se descalifican polígonos o sectores sobre los que no se ha actuado.
– Con relación a los núcleos urbanos: se remodelan las líneas de borde a través de uuidudes de actuación, así como se mantiene la tipología edificato ria existente, disminuyendo densidades. En las urbani zaciones, diversificación de las tipologias parcelarias.
~ Potenciación del transporte público y de los equipamientos.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

El Plan General de 1994 supone un nuevo impulso al rápido crecimiento residencial del municipio.

El primer Plan de 1988 ya preveía la construcción de un importante Parque Empresarial de uso exclusivamente terciario en torno al encuentro de las autovías A‐6 y M‐50, que generara actividad económica y puestos de trabajo en la zona noroeste del Área Metropolitana de Madrid. Sin embargo, a través de una modificación puntual del Plan General de 1994 aprobada en 1996, se introdujo el uso residencial en este sector, dando lugar al Parque Empresarial desarrollado a partir de finales de los años 90′, que aloja importantes superficies comerciales, empresas y vivienda en bloque.

Las Rozas es actualmente el municipio más poblado de la corona noroeste de Madrid. La configuración urbanística de las nuevas zonas responde al modelo de ciudad residencial de baja densidad, con gran especialización funcional de los distintos sectores. Actualmente es uno de los municipios con mayor renta per cápita de España y de la Comunidad de Madrid.

El rápido crecimiento urbanístico experimentado por Las Rozas durante las últimas décadas ha llevado a la urbanización de un alto porcentaje de la superficie del término municipal, variando sustancialmente la estructura urbana original.

Se trata de un municipio particularmente disperso que ha seguido un modelo de crecimiento de ciudad extensiva, a partir de dos núcleos principales y urbanizaciones diseminadas consolidadas en las últimas décadas. El alto valor medioambiental de su entorno, la presión urbanística y la baja densidad provocan una cierta desestructuración de urbanizaciones y espacios naturales en gran parte de su territorio.

Los dos núcleos originales, el casco de Las Rozas y Las Matas, se sitúan en torno a la autopista A‐6 en los extremos sur y norte del municipio, respectivamente. El núcleo de Las Rozas queda a su vez dividido en tres sectores por la autovía A‐6 y la carretera M‐505 (carretera de El Escorial), de forma que el casco original ocupa un sector central entre ambas vías. Al este de la A‐6 y al oeste del Parque Regional de la Cuenca Alta del Manzanares se encuentra el barrio de la Marazuela, que aloja la estación de tren de cercanías. Se trata de una zona principalmente residencial y separada del núcleo urbano por la autovía y la vía de ferrocarril, que funcionan como barreras con el resto del municipio. Al sur de la M‐505 se encuentra la zona de El Abajón, desarrollo residencial que sin embargo aloja importantes comercios, equipamientos y parques, que funcionan como apoyo de los existentes en el casco urbano. Varios pasos subterráneos y elevados facilitan el tránsito entre el casco y el Abajón y mitigan el “efecto barrera” de la carretera.

El núcleo de Las Matas mantiene su centralidad funcional en torno a la estación de ferrocarril. Al sur de esta, se encuentra el barrio ferroviario original, que mantiene una gran identidad y está formado por viviendas antiguas para trabajadores del ferrocarril, mayoritariamente unifamiliares. El resto del núcleo de Las Matas tiene un carácter casi exclusivamente residencial de baja densidad.
Además de estos núcleos, en el municipio existe una gran superficie de urbanizaciones de vivienda de baja densidad y alto poder adquisitivo, como Monterrozas, Punta Galea, El Golf o Molino de la Hoz, situadas entre la autovía A‐6 y la carretera M‐505, al norte del casco urbano de Las Rozas. Al sur de Monterrozas, lindando con la autovía M‐50, se encuentra el ya citado Parque Empresarial, que busca aglutinar usos comerciales y terciarios de toda la zona noroeste de la Corona Metropolitana.

En el Informe  “Análisis Urbanístico de Barrios Vulnerables 1996. Catálogo de Áreas Vulnerables Españolas”. Ministerio de Fomento‐Instituto Juan de Herrera. Escuela Técnica Superior de Arquitectura, Universidad Politécnica de Madrid, ‐HERNÁNDEZ AJA, Agustín (director) 1996) se identifica en Las Rozas el Casco como barrio vulnerable en 2006.

Barrio Casco

Barrios: Casco, La Suiza. El casco de Las Rozas se asienta sobre el emplazamiento histórico de la ciudad, que quedó destruido en la Guerra Civil Española. En la década de 1940 se llevó a cabo la reconstrucción del pueblo mediante una actuación de la Dirección General de Regiones Devastadas en torno a la iglesia de San Miguel, único edificio que había quedado en pie tras la contienda

Durante la década de 1980, la transformación de Las Rozas en ciudad residencial supone la sustitución de esta edificación original por bloques de cuatro alturas sobre la parcelación rústica previa, aprovechando en muchos casos el patio de las viviendas preexistentes. A día de hoy apenas se conservan viviendas de Regiones Devastadas en el ámbito y las existentes se agrupan mayoritariamente en la parte baja del casco, entre el ayuntamiento y la iglesia de San Miguel.

El proceso de sustitución de las estas viviendas por edificación en altura se ha mantenido hasta la actualidad y se ha desarrollado a partir de la ordenación establecida en los planes generales de 1988 y 1994, en el que la ordenanza zonal 1, Manzana Cerrada, se generalizó para todo el Casco, con alturas de cuatro plantas sobre la trama tradicional, sin plantear actuaciones importantes que permitieran ampliar los viarios existentes y sin tener en cuenta en muchos casos la diferencia de cota existente entre la autopista A‐6 y la carretera de El Escorial. El hecho de que el Plan General de 1994 no contuviese un catálogo fue una de las causas del derribo de muchas viviendas antiguas.

A principios del siglo XXI se realizaron las obras de peatonalización de la calle Real, la construcción de un túnel subterráneo, el acondicionamiento del entorno de la iglesia de San Miguel y la creación de un aparcamiento, una importante obra que buscaba la reordenación del espacio público del centro de Las Rozas.

El ámbito abarca el centro de Las Rozas, situado entre la autovía A‐6 y la carretera M‐505. Cabe distinguir el barrio de la Suiza, que ocupa la parte del casco más cercana a la A‐6 y presenta una trama más densa y con pendientes más pronunciadas.

El casco de Las Rozas limita al sur con el Abajón, que se encuentra al otro lado de la carretera de El Escorial. La presencia de pasarelas y pasos subterráneos entre ambas partes permite un tráfico importante de personas entre los dos barrios, principalmente a través de los pasos subterráneo de la avenida Constitución y la calle Cañadilla.

El casco de Las Rozas está formado por edificación en manzana surgida como resultado de la sustitución gradual del tejido durante las últimas décadas. La mayoría de las viviendas corresponden a bloques de cuatro alturas construidos a partir de los años ochenta, aunque se conservan algunos ejemplos de viviendas originales de Regiones Devastadas, particularmente en el entorno del Ayuntamiento y la iglesia de San Miguel. La topografía del ámbito es acusada, particularmente la zona norte de la calle Real, generando importantes pendientes en algunas calles. Por otro lado, la densidad de la trama original provoca problemas de anchura en algunas vías, resultando aceras estrechas y problemas puntuales de accesibilidad.

La mayoría de las viviendas de construcción posterior a los años setenta presentan buena calidad funcional y se encuentran en buen estado, aunque existen casos puntuales de viviendas más modestas o con cierto deterioro. Algunas de estas manzanas cuentan con piscina. Las escasas viviendas que se conservan de Regiones Devastadas presentan por lo general un estado de deterioro, aunque algunas de ellas tienen cierto interés arquitectónico y una buena calidad funcional. En torno a la calle Ebro hay una pequeña promoción de vivienda pública de mediados del siglo XX.

La zona con mayores problemas y un mayor desorden urbanístico es el norte del casco y concretamente el frente hacia la A‐6, que presenta edificaciones en mal estado e incluso abandonadas, gran intensidad de tráfico rodado, calles cortadas y dificultades de tránsito peatonal. La autovía A‐6, y sus sucesivas ampliaciones de carriles durante las últimas décadas, causan un gran impacto en esta zona.

La principal vía que estructura el casco de Las Rozas es la calle Real, vía peatonalizada que recoge usos comerciales, aunque no llega a consolidarse como espacio central de actividad. La calle Real entronca al oeste con la plaza del Ayuntamiento y la plaza de España, dos espacios públicos de importante entidad y uso dentro del casco urbano.

En cuanto a zonas verdes, destaca el Parque de San Miguel, al norte del casco, y en menor medida el Parque de las Javerianas, contiguo a la calle Real, así como los jardines del entorno de la iglesia de San Miguel, el conjunto patrimonial más importante del casco urbano. El casco de Las Rozas se apoya también en importantes zonas verdes del vecino barrio del Abajón, como el Parque de Lisboa, el Parque de la Paz y, principalmente, el Parque París, de gran entidad y muy buenas cualidades paisajísticas. También en lo relativo a equipamientos el Abajón funciona como complemento del casco urbano.

Los dos barrios alojan dotaciones no sólo de ámbito barrial, sino también municipal. En el propio casco, se encuentran tres colegios públicos, un instituto de secundaria, una guardería, una biblioteca, el auditorio municipal, una sala de exposiciones, dos pistas polideportivas, la Casa Consistorial, la concejalía de Juventud y un centro de la tercera edad de gran entidad. En el Abajón encontramos un centro de salud, un centro cultural, un instituto público, varios centros deportivos y un centro de servicios sociales.

Una gran parte de la población residente en el casco es aún hoy población originaria de Las Rozas o con varias décadas de residencia en el municipio, en muchos casos de edad avanzada. La población llegada durante la última década es en su mayoría población inmigrante, en muchos casos vinculada a trabajos de servicio en urbanizaciones de Las Rozas.

Dispone de suelo para desarrollo residencial hasta una edificiabilidad de 1.388.123 m2 para 10.880 nuevas viviendas de las cuales quedan pendientes 2.800 viviendas y una edificabilidad remanente de 365.435, destacando por su escala SECTOR LA MARAZUELA, 661.727 m2 de suelo para una edificabilidad residencial de 237.740 m2 para 2.100 viviendas, estando en 2014, urbanizado al 100% y edificadas el 45% de las viviendas).

Las Rozas GE3.jpg

Suelo en desarrollo en LAS ROZAS para sectores >1000 viviendas

El largo proceso de aprobación del nuevo Plan General de Las Rozas se inició en julio de 2004, con la presentación del preceptivo Avance.  El crecimiento del pueblo se concentra en el margen de la carretera de El Escorial (M-505) hasta los límites del Parque Regional del Guadarrama. Además, el pueblo crecerá por el eje Pinar (M-503), lindando con el término municipal de Majadahonda, y en uno de los márgenes de la carretera A-6 (a la altura de la ITV). Éste abre la puerta a un incremento poblacional de 30.000 habitantes. Para ello, se construirán 10.876 nuevas viviendas, 24 viv/ha, y se calificará todo el suelo que no esté especialmente protegido. Era 2004.

  • Redacción del Avance de Planeamiento y exposición pública del mismo (BOCM 25.8.2004).
  • Informe previo Análisis Ambiental del 8.4.2005.
  • Aprobación Avance definitivo de 23.6.2005.
  • Aprobación inicial de 27.2.2006 y Exposición Pública (BOCM 14.3.2006) y solicitud de Informes Sectoriales.
  • Informe Definitivo Análisis Ambiental, 28.5.2008.
  • Aprobación provisional de 23.7.2008.
  • Primer informe de la D.G. de Urbanismo y Ordenación Territorial de 10.11.2008 (subsanación de deficiencias).
  • Corrección del documento de P.G.O.U. (presentación en D.G. de Urbanismo, 23.6.2009).
  • Segundo informe de la D.G.U de 3.8.2009. (subsanación de deficiencias).

Pero con el viejo PGOU y 17 años esperando por el nuevo PGOU, Las Rozas sigue creciendo, creciendo mal. Se han edificado más de 10.000 viviendas más de las previstas en el planeamiento mediante 20 modificaciones, “ciudad mal planificada y con una gran carencia de servicios básicos”; nada nuevo se sabe del nuevo PGOU.

2011 ocupacion suelo1.png

Ocupacion del suelo SIOSE 2011 – LAS ROZAS

Abril 2014, el pleno municipal ha aprobado tres modificaciones puntuales. La más importante se encuentra en la zona conocida como Parque Empresarial Kodak, que permite levantar 720 viviendas. A cambio, Kodak cede al Ayuntamiento varios miles de metros cuadrados. Con esta recalificación, el Ayuntamiento pretende sacar del dominio público los 120.000 metros cuadrados cedidos de forma gratuita por 50 años a la Real Federación Española de Fútbol para construir la Ciudad del Fútbol. El planeamiento no lo permitía porque era público y su propiedad no se podía traspasar. Más otras 168 en la Avenida Polideportivo.

LA MARAZUELA1LA MARAZUELADe las 17 anteriores modificaciones destacan la Marazuela. El plan de 1994 permitía levantar 802 viviendas. La modificación llevada a cabo posteriormente subió el número hasta las 2.000.

“Resolución de 29.7.2002 de la Secretaría General Técinca de la Consejería de Obras Públicas, Urbanismo y Transporte, por la que se hace público acuerdo adoptado por la Comisión de Urbanismo de Madrid, relativo al Programa de Actuación Urbanística del Sector del Suelo Urbanizable No Programado SUNP IV-3 La Marazuela … 2.000 viviendas en bloque ordenanza 2 y 100 viviendas unifamiliares ordenanza 3…, 233.123 m2 de aprovechamiento lucramiento.”

EL MONTECILLO.jpgEl sector el Montecillo también sufrió una importante transformación, las 1.000 casas planificadas se duplicaron, …por reajuste de medición, sin alteración de límites (???)…

“…Orden de 8 de junio de 1998 de la Consejería e Obras Públicas, Urbanismo y Transporte, relativa a Modificación Puntual delPGOU en el ámbito del Area de Planeamiento SUNPV-3 “El Montecillo”, … aunque se reajusta, por mejor medición, la extensión del mismo, pasando de 713.300 a 715.520 m2, no se supone alteración de sus límites físicos…, DIcho reajuste de la zonificación vigente se traduce en una distinta adscripción del suelo a cada uno de los usos y tipologías edificatorias previstas por el planeamiento vigente, que se mantienen en las Modificación: Residencial Bloque Abierto, Residencial Multifamiliar y Terciario. Tal reajuste lleva consigo un aaumento del aprovechamiento en términos de edificabilidad y de número de viviendas. Por lo que se refiere a las viviendas se pasa de un máximo de 1.000 viviendas a 2.100 viviendas, lo que supone un incremento de 1.100 viviendas en el ámbito afectado por la modificación…”   ORDEN 1856 BOCM Nº 184 DE 5.8.1998

Otro de los cambios más significativos se produjo en el Parque Empresarial: el suelo calificado como terciario acabó acogiendo 3.000 casas (y algo más: El Supremo obliga a compensar por un suelo expropiado para uso industrial donde luego se hicieron casas de lujo: 44.660.179 euros al recurrente, la mercantil Gregorio Riaza; se le reconoce el “derecho de reversión”, es decir, restaurarle su propiedad, toda vez que “ha existido un incumplimiento del uso específico asignado” en el plan general inicial. Dado que la “actuación urbanizadora” realizada en aquellos años sobre las fincas “hace imposible la reversión de los terrenos”, la ley fija una indemnización. Y no es el único…)

Aquello nació mal, pero acabará peor.

“El polígono empresarial estaba muerto. Tan sólo cuatro grandes empresas se establecieron aquí: National Netherlanden, Foster Wheeler, Cajamadrid y Compaq. El resto del parque era un páramo. Convertir esta zona en una nueva miniciudad ha sido un acierto del PP, pues está situada en el centro geográfico del pueblo, con lo que posee las mejores conexiones con la capital”
El gobierno de Alberto Ruiz-Gallardón (PP) ultima estos días el mayor negocio inmobiliario de su mandato, surgido de un proyecto fracasado del anterior ejecutivo socialista. En 1989, el entonces consejero de Política Territorial, Eduardo Mangada, expropió 400.000 metros cuadrados de suelo en el municipio de Las Rozas para abrir el parque empresarial más avanzado de la Comunidad. Pero no consiguió suficientes compradores y su idea agonizó en una inmensa finca semivacía. El PP decidió hace cuatro meses recalificar los terrenos, que pasaron de uso terciario (oficinas) a residencial. El cambio significa unos beneficios de 12.500 millones de pesetas y un barrio nuevo para Las Rozas.
La empresa Arpegio, dependiente de la Consejería de Obras Públicas y encargada de promover grandes polígonos para actividades económicas, ha subastado 21 parcelas recalificadas del antiguo parque empresarial para 2.290 viviendas de precio libre. El precio de salida de la subasta supera los 12.500 millones de pesetas, a razón de 5,5 millones por cada vivienda de 100 m2.
La oferta inmobiliaria de la Comunidad de Madrid “resulta muy atractiva”, pues el lugar’ elegido para la nueva miniciudad es “privilegiado”.  (febrero de 1997)

El Ayuntamiento de Las Rozas ultima los datos de su nuevo Plan General de Ordenación Urbana, en el que se plantea la capitación de 550 hectárea destinadas a urbanizar los dos márgenes de la carretera de El Escorial (M-505), con la cercano, al sur, de una zona residencial de unifamiliares y viviendas en bloque abierto de tres alturas y de un parque tecnológica que estaría ubicado en el punto donde confluye esta vía con el eje Pinar(M-50), mientras que al norte de la M-505 se ha diseñado la constricción de unifamiliares en parcelas de 500 metros cuadrados, con el objetivo de crear un homogéneO núcleo residencial en torno a las urbanizaciones de La Chopera y El Mirador y los espacios mixtos (viviendas y oficinas) de Europolis y el parque empresarial.

Si uno observa el plano de Las Rozas, puede percibir cono cada vez son menores los espacios libres que van quedando en ese triángulo que, desde su vértice inicial en el casco urbano, se va ensanchando en la dirección que marcan tanto la A-6 como la carretera de El Escorial, hasta alcanzar su máxima amplitud en la linea que separa Las Rozas de Torrelodones.

Dejando al margen el área que queda a la derecha de la autovia, donde la mayor parte del terreno es suelo no urbanizable, encuadrado en el parque regional de la Cuenca Alta del Manzanares (excepto los enclaves residenciales de La Marazuela, al sur, y Las Matas y los Peñascales, al norte), podemos dividir este gran triángulo en tres partes pata comprobar como las actuaciones ya finalizadas, en ejecución o en vía de iniciar en breve su desarrollo, han ido, poco a poco, colmando un suelo donde reside una población superior a 56.000 habitantes, y que se duplicara mucho antes de los 30 años que vaticina el alcalde. Solo con la llegada al municipio de las mas de 28000 personas que ocuparan alguna de las 9.300 viviendas que se construye o están programadas, a mediados de la presente década dicha población alcanzara ya los 85.000 habitantes.

El primer tramo de ese supuesto triángulo, entre la A-6 y el limite con Majadahonda , llegaría hasta el eje El Pinar, y en el, aparte de las pequeñas unidades de ejecución del casco urbano con las que se reemplazan las casas bajas por bloques colectivos abiertos, se construyen las ultimas 2000 viviendas levantadas al norte del polígono industrial Europolis, entre la M-50 y la Dehesa de Navalcarbon.

Próxima a esta gran zona verde , de titularidad municipal, esta a punto de iniciarse una promoción de 112 viviendas, cuyo metro cuadrado se va a vender inicialmente a 2.404.05 euros, con lo que las de dos dormitorios costaran 252.425,08 euros; entre 330.556,66 y 414.698,35 euros valdrán las de tres dormitorios, con una superficie de entre 136 y 165 metros, y las de cuatro tendrán un precio que variara entre 366.617,38 y 432.728,72 euros.

De cara al futuro mas inmediato se esta a la espera de que se apruebe definitivamente el proyecto de actuación urbanística (PAU de El Montecillo), en cuyo ámbito de 71,55 hectáreas, entre el casco, Europolis, la Dehesa y la A-6, esta prevista la construcción de 2.000 viviendas, de las que 150 serán unifamiliares y 600 protegidas. La revisión del plan general plantea también la creación de un parque al norte de la zona residencial de El Abajon, entre el eje Pinar y la carretera de El Escorial.

Una segunda zona partiría en dirección noroeste, desde la M-50 hasta alcanzar los limites de las urbanizaciones mas lujosas de Las Rozas, como son Molino de la Hoz, Club de Golf , Los Jardines del Cesar, Monteverde, Buenos Aires, que compondrían la tercera y ultima área de este triángulo, antes de llegar al termino municipal de Torrelodones. Este ultimo área a concentrado en el los últimos años el mayor foco de atracción inmobiliaria, tanto a nivel residencial cono terciario, especialmente en torno al parque empresarial.

Grandes espacios de ocio, como Heron Cyty o Rozas Village, a las que se unirá en breve el centro comercial “de proximidad”que promueve Bouygues inmobiliaria en una superficie de 5.000 m2, varios edificios de oficinas y los 120.000 m2 que ocupan las instalaciones de la Real Federación Española de Fútbol son algunos de los atractivos del parque empresarial, cuya vertiente residencial (2.290 viviendas) ha supuesto todo un éxito para sus promotores.

Así, por ejemplo, los últimos chales que le quedan por vender a Bigeco, con 320 metros construidos en parcelas de 270 a 350 metros, cuestan entre 426.718,59 y 441.743,90 euros. Y ya han aparecido las primeras ofertas en viviendas en altura de segunda mano – en muchos casos sin estrenar -, con productos de tres dormitorios a un precio de entre 222.374,48 y 288.485,81 euros.

Aparte del parque empresarial, en este núcleo central existen otras urbanizaciones en las que poder adquirir una vivienda nueva, como sucede en Parque Rozas, donde pisos entre 115 y 159 m2s, de dos a cuatro dormitorios, se venden desde 189,318,81 euros, o en la zona próxima al puente de Retamar, en la que se ofrecen viviendas de tres y cuatro dormitorios, de 90 y 118 metros útiles, por un precio que varia entre 204.344,12 y 317.334,39 euros.

CANTIZAL.jpgPero sin duda la mayor oferta inmobiliaria se va a concentrar próximamente en El Cantizal, una zona de especial valor paisajistico, junto a los arroyos de Miguel Martín y Lazarejo, donde se ha iniciado la construcción de 3000 viviendas(2.200 en altura y 800 unifamiliares).

En el núcleo norte, el espacio reservado exclusivamente a vivienda de tipo unifamiliar, cabe destacar la existencia de varias ofertas de segunda mano, compuestas por chalets de 275 a 750 metros construidos en parcelas que oscilan entre 900 y casi 3.000 metros, que están en venta por un precio que varia entre 450.759,08 y 841.416,95 euros.

Entre los km 18 y 19 de la A-6 se sitúa la Marazuela, uno de los enclaves ves urbanizados a la derecha de la autovia(junto a las Matas y Los Peñascales), formado por viviendas en altura y unifamiliares, dieciséis de los cuales fueron tristemente noticia el mes de Junio del año pasado, cuando un espectacular incendio las dejo reducidas a ceniza. Ahora, en la parcela que quedo vacante, en la esquina que forman las calles San Sebastian y San Juan Bautista, el grupo Inmo esta a la espera de que le concedan la licencia para iniciar la construcción de 23 viviendas en altura, de dos y tres dormitorios y entre 95 y 116 metros cuadrados, a unos precios que varían entre 237.399,778 y 260.839,25 euros.

También queda pendiente de aprobación definitiva la ampliación de esta zona residencial en 627.300 metros cuadrados, hasta alcanzar al área protegida no urbanizable del parque regional de la Cuenca Alta del Manzanares. De las 2.000 viviendas previstas (100 de ellas unifamiliares), aproximadamente 600 serán de carácter protegido, promovidas en su totalidad por el Ayuntamiento y dirigidas preferiblemente a los jóvenes.

5.4.2016 El País. La Justicia ha avalado la concesión que el Ayuntamiento de Las Rozas hizo en 2014 de los terrenos de la Ciudad del Fútbol en beneficio de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF). El juzgado de lo Contencioso-Administrativo número 2 de Madrid ha desestimado el recurso que presentó en diciembre del mismo año el PSOE. Su intención era anular la adjudicación, durante 75 años, de un espacio que desde 2004 es de propiedad municipal, según una sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM). Los socialistas estudian ahora recurrir el fallo y, aunque manifiestan que podrían asumir el tiempo de concesión, sostienen que la federación debería pagar por los 16 años que ocupó los terrenos antes de que estos les fueran finalmente adjudicados. El fallo del TSJM declaraba nula la cesión gratuita de la parcela, de 120.000 metros cuadrados, efectuada por el pleno de Las Rozas en 1998 a favor de la RFEF, ya que entendía que esos terrenos eran bienes de dominio público. Desde entonces, han sido numerosos los recursos presentados, lo que ha dilatado el proceso.

-Sup. del termino municipal:              5.888 ha            -El Cantizal             275 ha -3.000 viviendas (800 unif.)
-Suelo urbano:                                          2.644 ha           -Europolis                  52 ha -2.000 viviendas en altura
-Suelo urbanizable programado:            327 ha           -El Montecillo            71 ha-2.000 viviendas (150 unif)
-Suelo urbanizable no programado:       317 ha          -La Mazaruela             62 ha-2.000 viviendas (100 unif)
-Suelo no urbanizable:                            2.598 ha          -Fuente del Cura      129 ha 265 viviendas
-Capacidad residencial del suelo      22.241 m2         -La Retoma                  54 ha- 108 viviendas

Extraño proceder en Las Rozas de Madrid sobre los suelos y sus calificaciones, densidades,… ajustes. Riesgos, que cuando se decidan a hacer un nuevo PGOU (porque este ya no les guste…), no quede suelo vacante, o puedan justificar nuevas demandas residenciales,o se recalifique lo protegido hoy. Lo veremos…

En cuanto a Arpegio (empresa pública investigada por la Guardia Civil (Áreas de Promoción Empresarial con Gestión Industrial Organizada), dedicada a la compra y desarrollo de suelo urbanizable), durante los últimos años ha servido para poner en marcha proyectos como el de la Ciudad de la Imagen en Pozuelo de Alarcón, el Parque Empresarial de Las Rozas y varias zonas de desarrollo urbano en Getafe, Leganés y Pinto, entre otros municipios, hoy está en los tribunales por su director gerente…

Y atascos, y coches y dependencia del vehículo, el urbanismo de la ciudad dispersa, insostenibilidad medioambiental… Pero no pasa nada. Un Parque Empresarial es un parque empresarial, y una urbanización residencial no es un parque empresarial.

Hoy Las Rozas tiene una población de 93.520 habitantes y un parque residencial edificado de 33.425 viviendas de las cuales 8.005 son unifamiliares (el 23.95% del total). Población creciente y joven, con rentas altas, que ha generado en la década prodigiosa 2000-2009 la friolera de 11.192 viviendas (el 33,5% de todas las viviendas de Las Rozas). De los 90′ datan 8.338 viviendas (el 24,9%), de los 80′ son 8.585 viviendas (el 25,7%), de los 70′ son 3.076 viviendas (el 9,2%) y de los 60′ tan solo 774 viviendas (el 2,3%).


Cada mercado es local.

Cada municipio tiene su singularidad.

Cada municipio se retrata en su parque residencial.


…seguiremos analizando en próximas entregas los 250 municipios mayores de España.