LORCA, según Catastro, a 1.1.2015 por tamaño y fecha.

tabla LORCA edad+tamaño edificaciontabla LORCA  2.121996e-314dad+tamaño edificacion

Estos gráficos representan el Parque Residencial de LORCA, Murcia.

Son los Bienes Inmuebles, de uso VIVIENDA, matriculados a 1.1.2015, clasificados por tamaño y fecha de inscripción.

Cada barra horizontal representa una década, la inferior es la más reciente (2010-2014), y la superior la más antigua (<1900).

Cada color es un tamaño, del más cálido (<60 m2) al más frío (>180 m2).

La barra inferior (DELVI) representa el cálculo hecho desde Otropunto de la Demanda Latente de Vivienda (la demanda latente se configura por las personas que no tienen vivienda y que por su perfil sociológico (edad) y socioeconómico (no están en desempleo) son potenciales compradores). Es una estimación del número máximo de vivienda que constituye la demanda encubierta de una zona y se basa en las personas con el perfil de los actuales compradores de vivienda pero que todavía no han constituido un hogar.

Lorca DELVILORCA PIRAMIDEtabla LORCALORCA CATASTRO 2014-2016Lorca INELorca ALQUILER

Son datos fríos, sin cocinar.

Información para la toma de decisiones.

Información para el conocimiento.


LORCA GE5Lorca es una ciudad y municipio español perteneciente a la Región de Murcia, situada en la comarca natural del Alto Guadalentín en el sureste de la Península Ibérica. Es la tercera población en importancia de la Región de Murcia tras Murcia y Cartagena, con 91.714 habitantes (INE 2015); de ellos, 59.683 habitantes corresponden al casco urbano y el resto a sus numerosas pedanías, distribuidas a lo largo y ancho de los 1.675 km² de término municipal, el segundo más extenso de España tras el de Cáceres.

Comprende un importante número de áreas homogéneas de gran valor ambiental en función de sus cualidades naturales, ecológicas, paisajísticas y sus potencialidades agrícolas o productivas, muchas de ellas sin regulación específica, con la consiguiente amenaza para la pervivencia de los valores detectados. Destaca dentro del territorio la parte que se adentra en la Costa, de gran valor ecológico y paisajístico, donde se centran grandes expectativas de construcción. Está ocupada en parte por el Parque Regional de Calnegre y Lomo de Bas, aunque las expectativas privadas se extienden dentro de sus límites.

Otro de los elementos caracterizadores del territorio lorquino lo constituye la zona de la Huerta, de alto valor productivo, donde se desarrolla la agricultura de regadío que constituye uno de los sectores principales de actividad del municipio. Dentro de la Huerta existen presiones para la formación de nuevos núcleos que sean capaces de absorber la demanda de suelo residencial para fijar la población residente y descendencia, con un fuerte grado de vinculación al sector primario.

castillo2.jpgLorca es conocida por su Castillo, su arquitectura barroca y sus procesiones de Semana Santa, declaradas fiesta de interés turístico internacional.

El municipio limita al norte con Caravaca de la Cruz y Cehegín, al este con Mula, Aledo, Totana y Mazarrón, al sur con Águilas y al oeste con Pulpí, Puerto Lumbreras, Huercal‐Overa, Vélez Rubio y Vélez Blanco. La ciudad de carácter lineal y expansión transversal, tiene un trazado marcado por la línea férrea y el río Guadalentín, y constituye un enclave histórico de paso entre levante y Andalucía.

Su casco antiguo y el recinto del castillo, fueron declarados conjunto histórico-artístico el 5 de marzo del 1964, siendo el primero de la Región de Murcia con esta distinción.

La comarca de Lorca_Picture4.jpgLorca está ubicada en la parte suroccidental de la Región de Murcia, en el valle del Guadalentín. Está situada a 353 metros sobre el nivel del mar. Su término municipal se divide en 39 pedanías; algunas de ellas se encuentran a más de 40 km de distancia del casco urbano.

Aparecen las estribaciones de las sierras del Caño, de la Peñarrubia, en la primera de las cuales se encuentra la fortaleza que corona la ciudad de Lorca. La depresión prelitoral es la del Valle del Guadalentín, por la cual discurre el río hasta su desembocadura en el Río Segura. Mantiene una altitud media de 360 metros sobre el nivel del mar y presenta una suave pendiente hacia el NE. Esta zona es el área de huerta, fértil vega del eje Guadalentín-Biznaga, donde los cultivos hortícolas cubren la mayor parte del espacio que, con independencia de la red hidrográfica, se ve surcado por una verdadera red de caminos y de acequias que la compartimentan de manera notable.

pedaniasEn la Vega del Guadalentín se asientan núcleos de población como los de La Hoya, Pulgara, Campillo, Purias o Tercia, unos antiguos y otros de crecimiento más reciente. Pero el poblamiento más extendido en los últimos años es el disperso, que se va asentando sobre los ejes principales de comunicación que atraviesan el área. Entre éstos cabe destacar las carreteras de Altobordo, Almenara, Águilas y Pulgara y los caminos de Villaespesa, Cartagena, Los Chaparros, La Condomina, de la Cruz… Entre las viviendas existentes se encuentran muchas de segunda residencia.

Al mismo tiempo, la población mantiene en cierta medida características periurbanas, ya que muchos de ellos, además de trabajar la tierra, mantienen empleos en la industria o en la construcción.

LORCA GE1.jpgLa llanura costera y sus sierras debieron estar pobladas por un denso matorral de considerable envergadura entre el quie predominarían las plantas de tipo espinoso, incluyendo especies arbóreas como el algarrobo o el lentisco. Sin embargo en la actualidad esta vegetación está bastante alterada, quedando apenas algunos testigos de la primitiva, que ha sido sustituida por pino carrasco y tomillares. El punto más alto de estas sierras es el Talayón Grande, con 881 metros de altitud. Las alineaciones montañosas a que nos es tamos refiriendo presentan esporádicas desviaciones hacia el mar que le llevan a adentrarse en él, lo cual define la existencia de numerosos accidentes en la costa, como son las pequeñas calas, islotes…, entre las cuales cabe destacar el saliente de Puntas de Calnegre.

En los llanos existen una serie de núcleos que agrupan pequeños grupo poblacionales: El Cantal, Puntas de Calnegre, Los Curas, Las Librilleras… Al mismo tiempo han sido colonizados por cultivos bajo plástico, generando importantes extensiones de invernaderos, dedicados en su mayoría a la producción del tomate.

pedanias1

Pedanías de LORCA

Lorca es un municipio de amplio territorio y que ocupa toda el área suroccidental de la Comunidad Autónoma de la Región de Murcia.  El término municipal de Lorca, geográficamente y territorialmente expresado, podemos dividirlo en tres grandes áreas. Estas tres áreas son: las tierras altas del norte, la depresión prelitoral y las llanuras costeras. Las tierras altas del norte, también conocidas comúnmente en nuestro municipio como las Pedanías Altas, ocupan los sectores norte y noroeste del territorio municipal y mantienen una altitud media por encima de los 500 metros. Forman un conjunto de terrenos en el que hay que distinguir dos importantes alineaciones montañosas. La más septentrional, en el ángulo NE de la comarca, está formada por las sierras del Cambrón, Pedro Ponce y Madroño. Al NO, el área queda delimitada por otra unidad de montañas, de características similares. Se trata del Macizo de la Culebrina, cuyo eslabón septentrional es la Sierra del Almirez (1.126 metros), que se continúa al NE por los cabezos del Sordo, Mingrano y a través del Cabezo Redondo enlaza con la alineación montañosa de las sierras del Madroño y Pedro Ponce. En la parte sureste de estas tierras encontramos un territorio relativamente llano que nos conduce hacia la cabecera municipal. Las alineaciones montañosas anteriormente citadas enmarcan una amplia cuenca hidrográfica por la que discurre el Río Guadalentín, que actúa como arteria principal.

En toda la cuenca del Guadalentín, delimitada por las formaciones montañosas citadas anteriormente, se establecieron pobladores, dándose lugar a la aparición de aldeas y pueblos como Coy, Doña Inés, La Paca, Zarcilla de Ramos, La Parroquia, Avilés o Zarzadilla de Totana. Hoy, estos núcleos, perfectamente consolidados y a veces en crecimiento, observan un cierto estancamiento poblacional. Esta alta cuenca está enmarcada por el sur por una serie de elevaciones que forman el reborde de la depresión prelitoral. La Sierra de Tercia, orientada en dirección SO-NE, se ve culminada por el pico de la Manilla. Estas elevaciones desaparecen poco antes de alcazar la ciudad de Lorca y este hundimiento es apovechado por el Río Guadalentín para llegar hasta la depresión prelitoral.

estructura.jpgSe sabe que Lorca ha estado poblada ininterrumpidamente desde el Neolítico final, hace más de 5500 años, debido principalmente a su orografía y a la presencia de fuentes de agua y recursos minerales en las inmediaciones del valle del río Guadalentín, que a su vez constituye la vía de comunicación natural entre levante y Andalucía.

Desde la prehistoria el Valle del Guadalentín sirvió de fácil camino por la proximidad del agua y por los refugios rocosos existentes, y esto es algo que los abundantes restos arqueológicos atestiguan: las  cuevas del Paleolítico superior, las Perneras, el Palomarico, o los Tollos, así como el primer núcleo urbano conocido, el poblado de Murviedro, cuya antigüedad se remonta al año 2000 a.C., y en el que se han encontrado un buen numero de piezas de excepcional interés, conservadas en el Museo Arqueológico Provincial. 

Pero además dentro de la Cultura Argar, Lorca ocupa un lugar privilegiado, ya que está en el núcleo de formación y desarrollo de esta cultura, así destacan los poblados del Cerro Negro, Zapata, Barranco de la Viuda, el Rincón, Cerro de la Viñas, etc., pero es, sin duda, el Rincón de Almendricos la necrópolis argárica mas relevante, declarada en 1981 Monumento Histórico-Artístico y Arqueológico. 

Ya en el periodo romano encontramos Eliocroca en el Itinerario de Antonio y en la Vía Augusta que unía Tarragona y Jaén. Lorca se convertirá en población de la Cartaginense, un asentamiento agrícola en el que predominarán las villae, villas rusticas romanas. Con la romanización Lorca fue sufriendo una progresiva cristianización y ya en el año 301 dos representantes de la diócesis lorquina acudieron al concilio de Elvira en Granada. 

De la Lorca visigoda apenas tenemos noticias. En el 713 se firma el Pacto de Teodomiro donde aparece ya el topónimo de Lurqa, y por el que esta población pasa a integrarse en un territorio autónomo, junto con otras seis ciudades, gobernado por Teodomiro; situación que se mantendrá hasta la muerte de éste y la reorganización del estado musulmán, llevada a cabo por Abb-al-Rahaman II, que convirtió el territorio de Todmir en una demarcación dependiente de Córdoba y así hasta la desmembración del califato con la muerte de Almanzor y la formación de los reinos de Taifas, siendo Lorca uno de ellos. 

LORCA GE3.jpgEn 1224, Alfonso X, hijo de Fernando III el Santo conquistará Lorca, y la ciudad continuará, como en época árabe, su papel de núcleo de una rica comarca agrícola y de importante actividad artesana, pero el carácter de frontera dificultará el desarrollo de la agricultura. Así Lorca va a ser la llave del Reino, pero también la base de partida para incursiones a territorio enemigo. Será la batalla de los Alporchones, en 1452, la que dé fin a los enfrentamientos en la frontera lorquina en el reinado de Juan II, quien 10 años antes concedió a Lorca el titulo de noble ciudad.

Concluida la Guerra de Granada y desaparecido el peligro musulmán, la ciudad cambia de fisonomía, se llevaran a cabo reformas urbanísticas, se desarrollará el comercio y la explotación del campo de forma continuada. Las numerosas obras públicas que se efectuaron atrajeron a obreros y canteros de otros lugares, produciéndose una considerable corriente de inmigración que aumento la población hasta los 8.000 habitantes. Entre las nuevas construcciones destaca la Colegiata, erigida en 1553, que será el centro religioso de la ciudad, pero también numerosos conventos como los de la Merced, Santo Domingo y San francisco. 

Con el siglo XVII Lorca se va configurando como una urbe moderna, pero no descuida sus posiciones  defensivas, sobre todo en la costa, ya que el peligro turco y berberisco amenazaba continuamente el litoral, sembrando la desolación y cautivando a los habitantes de la zona.  Este siglo será testigo de la expulsión de los moriscos, la epidemia de peste, en la que murió la mitad de la población, y las sequías y las plagas de langosta. Pese a ello a partir de 1660 se inicia un despegue espectacular y asistimos a su recuperación, muestra de ello es la construcción de nuevos edificios entre los que destaca el Palacio de Guevara.

Detalle del plano de Jerónimo Martínez de Lara con tina panorámica de Loria y la pínula y alzado de la cindadela del castillo..jpgEl siglo XVIII tiene una importancia vital para la ciudad, al ser una de las comarcas favorecidas por el Reformismo Borbónico. Lorca se configura como una ciudad moderna, perdiendo sus caracteres medievales. La población crece, se extiende y se instala en los barrios periféricos de San Cristóbal y San Jose. La muralla desaparece, lo que es indicativo de mayor seguridad. El comercio de la barrilla hace que se instalen en Lorca y en el puerto de Águilas importantes casas de comercio, lo que desarrollará la burocracia y el funcionariado y un buen numero de obras publicas, convirtiéndose la ciudad en refugio de pintores, escultores y grabadores que despliegan en ella su actividad artística.

A comienzos del siglo XIX contará con un modelo socioeconómico que será el de una comunidad preindustrial caracterizada por el predominio del sector primario y el fuerte aumento de la población. Pero el rompimiento del Pantano de Puentes, en 1802, la Guerra de la Independencia y las epidemias de fiebre amarilla, así como las pertinaces sequías, en tiempos de la Regencia de Espartero, trajeron consigo el hambre y la emigración de mas de doce mil personas, además la desaparición del comercio de la barrilla privo a la comarca de uno de sus mas saneados ingresos.

En este siglo el termino municipal de Lorca va a sufrir considerables variaciones, si al comienzo de la centuria engloba los municipios de Águilas, Puerto-Lumbreras y parte del de Mazarrón, al concluir el siglo se configura con la misma extensión que posee en la actualidad 

En 1865 llegara a Lorca la primera maquina de vapor. El ferrocarril Alcantarilla-Lorca inaugurado en 1885 y el Baza-Lorca, 5 años mas tarde, va a suponer la integración de la comarca en el mercado nacional, posibilitando el movimiento de los minerales de los yacimientos litorales y de las minas de azufre y manganeso del interior 

La Restauración lleva aparejada un periodo de prosperidad y de calma política, la ciudad se embellecerá con las glorietas de San Vicente, del Teatro y Colon, con la construcción del Casino Artístico y Literario en 1885, del Teatro Guerra en 1861, de la Plaza de Toros en 1892, etc. . 

 

1933 lorca.jpg

1933 LORCA

A comienzos de siglo XX la intensa explotación de los yacimientos mineros de la zona litoral va a suponer un relanzamiento de la vida económica de la comarca. La guerra civil, el terrible drama de la España contemporánea, va a traer consigo paradójicamente el inicio de la recuperación demográfica, aunque en las dos décadas siguientes se producirá un estancamiento poblacional como consecuencia de la emigración. Pero en la actualidad este flujo se ha invertido: los curtidos, la alfarería, el cemento y las chacinerías dan a una ciudad eminentemente agrícola y ganadera un tono industrial al que esta adscrito un importante porcentaje de la población. 

El siglo XX ha significado para Lorca, en definitiva, el progreso, el despegue tecnológico el cambio lento y paulatino de las estructuras sociales, la especialización de los sectores productivos, etc.

lorca2El momento de mayor esplendor en la antigüedad, fue durante la época romana, cuando la ciudad era conocida como Eliocroca y constituía uno de los asentamientos más abundantes dedicados a la explotación agrícola de la vega del río. Posteriormente, y tras el dominio visigótico en el que la ciudad entró en decadencia, Lorca pasa a definirse como “iqlin” en el periodo árabe, es decir, una unidad administrativa de reducido territorio, con una capital y pequeños núcleos de población. En este momento, la ciudad estaba compuesta por un castillo que dominaba una medina, que se extendía a sus pies. Entre la reconquista de la ciudad y la toma de Granada, la historia de Lorca esta subordinada a las actividades bélicas, al ser ciudad fronteriza. Y tras un amplio periodo de decadencia, dicha actividad fronteriza se concretó definitivamente en el último tercio del siglo XV, con la caída de Granada. En la edad moderna, la actividad de la ciudad está marcada por la explotación de los yacimientos mineros de la zona litoral, cuyo mercado se integra en el ámbito nacional al abrirse dos líneas de ferrocarril; Alcantarilla–Lorca y Baza–Lorca.

usos.jpgLorca tiene una estructura de carácter lineal en torno a la avenida de Juan Carlos I–avenida Europa que cruza el casco y soporta todo el peso comercial de la ciudad, condicionada por el trazado ferroviario y la rambla de Tiata al Este. Además, el cauce del río Guadalentín, cruzado solo por dos puentes, deja los barrios del norte prácticamente aislados. Los barrios altos, situados en las faldas del Castillo, configurando el borde oeste de la ciudad, tienen problemas por la escasa conexión viaria con el núcleo urbano, presentando además una profunda degradación del parqué edificado y una carencia casi total de equipamientos y servicios.

Nos encontramos con una ciudad de carácter lineal, cuya expansión transversal está condicionada fuertemente por el trazado ferroviario y la Rambla de Tiata. Otro condicionante físico de importancia lo constituye el río Guadalentín que con sólo dos puentes sobre el cauce vacío deja a los barrios del Norte prácticamente aislados. La Diputación de Río y los barrios de San Cristóbal, Apolonia y Los Ángeles, están totalmente aislados en sus estructuras urbanas, conectándose exclusivamente a través de la C/ Mayor y Avenida de las Fuerzas Armadas. Estos barrios están escasamente provistos de equipamientos y zonas verdes.

Los barrios altos, situados en las faldas del Castillo tienen también problemas estructurales de escasa o nula conexión viaria con el resto de la ciudad, presentando además una profunda degradación de su parque edificado y la carencia casi absoluta de equipamientos y servicios. Las distintas estructuras urbanas que componen la ciudad basculan por tanto del eje viario que constituye la Avenida Juan Carlos I y Avenida de Europa, centrándose todas las actividades de intercambio sobre el mismo, con el colapso que ello provoca.

Existe una gran variedad de tipologías edificatorias en la ciudad residencial completamente mezcladas entre sí, produciéndose saltos bruscos de unas a otras, conformando un paisaje urbano inquietante.

Las entradas a la ciudad ofrecen una percepción de la misma pobre y desordenada, sin un control efectivo de los accesos y a través de tejidos urbanos discordantes. Se aprecia una distribución de equipamientos y zonas verdes no homogénea, primando el centro histórico y ensanche, frente a barrios desabastecidos como los barrios Altos, barrios del Norte y barrios periféricos.

La edificación de los barrios históricos, a excepción del ámbito que recoge el PEPRI, está muy degradada, apreciándose la ausencia total de directrices para proceder a su rehabilitación y puesta en valor. Existe una fuerte presión urbana sobre las zonas de huerta próximas a la ciudad, que han provocado la pérdida de su carácter agrícola original, apareciendo numerosas edificaciones de carácter residencial no vinculadas directamente al sector primario.

04_LORCA_CLASIFICACION_DEL_SUELO_Y_ESTRUCTURA_GENERAL.jpgLos núcleos de mayor entidad cuentan con una ordenación que regula las edificaciones a desarrollar en ellos, a través de una ordenanza común para todas ellas, sin tener en cuenta la casuística y particularidades específicas de cada núcleo. Existe un cierto número de núcleos que poseen una estructura urbana clara y sin embargo no tienen una propuesta de ordenación que garantice la consolidación ordenada de sus construcciones. En general las pedanías y núcleos rurales carecen de unos mínimos dotacionales adecuados a las necesidades de su población.

El Plan General de Ordenación Urbana de Lorca que se revisa fue aprobado definitivamente por acuerdo del Consejo de Gobierno de la Comunidad Autónoma de 15.1.1987, a reserva de la corrección de deficiencias que se señalaban en el acuerdo y de la redacción de un texto refundido. El Consejo de Gobierno de la Comunidad Autónoma, en sesión celebrada el 23.11.1989 tomó conocimiento del Texto Refundido con las correcciones establecidas. El Ayuntamiento de Lorca, en sesión de Pleno de 17.3.1996 adoptó el acuerdo de exponer al público los trabajos del Avance de la Revisión-Adaptación del Plan General de Ordenación Urbana por un período de cuatro meses, a efectos de que pudieran formularse sugerencias y en su caso otras alternativas de planeamiento. El Plan General Municipal de Ordenación de Lorca fue aprobado inicialmente por el Ayuntamiento Pleno en sesión de 25.10.2001, acordando su exposición al público por un plazo de tres meses. El Plan General Municipal de Ordenación de Lorca fue aprobado provisionalmente por el Ayuntamiento Pleno en sesión de 16.9.2002, acordando su exposición al público por un plazo de un mes.

La ordenación del Plan General contiene propuestas concretas para el territorio, las pedanías y núcleos rurales, y la ciudad de Lorca. El modelo de ciudad que propone el Plan General Municipal de Ordenación trata de garantizar la consecución a largo plazo de una ciudad estructurada frente a la disgregación de barrios que hoy la componen. Partimos de la ciudad consolidada, que presenta una estructura básicamente lineal, apoyada en el trazado de la antigua carretera N-340. Las causas de su actual formación se deben en parte a la topografía sobre la que se asienta, el terreno sube abruptamente hacia el Norte y Oeste, límite natural al crecimiento que se ha reafirmado con el trazado de la variante de la N-340.

Su posible expansión transversal viene estrangulada por los límites físicos del ferrocarril y la Rambla de Tiata, que han supuesto una frontera de gran impacto en la consecución de una ciudad mallada, frontera que aún hoy pervive existiendo únicamente dos puntos que garantizan una total permeabilidad (Avda. Poeta Para Vico y Avda. de Cervantes), siendo el resto de las conexiones muy débiles mediante pasos a nivel.

Otro fuerte condicionante que provoca una profunda desconexión entre las diferentes zonas que conforman la ciudad es el cauce del río Guadalentín, que deja prácticamente descolgados a los barrios de San Cristóbal, Los Ángeles, Apolonia y Diputación de Río, barrios con profundas carencias en cuanto a dotaciones y servicios, lo que agrava más aún esta drástica separación.

Como resultado nos encontramos con una estructura lineal de barrios colgados de la carretera, con escasas conexiones entre ellos, agravado por la frontera física que supone el paso del río Guadalentín, obviando el enorme potencial de riqueza paisajística que este hecho pudiera aportar a la ciudad.

La propuesta contenida en el Plan General se centra principalmente en romper el esquema lineal que sustenta a la ciudad actual, creando una nueva estructura transversal que complete y pluralice las conexiones existentes, conformando una estructura mallada que relacione todas y cada una de las distintas zonas que componen la ciudad.

El modelo de crecimiento previsto rompe la exclusiva linealidad de la ciudad existente, se apuesta por la extensión de la ciudad hacia el Este, una vez superadas las fronteras físicas del ferrocarril y la Rambla de Tiata, ocupando las zonas de huerta próximas sobre las que la presión urbana y urbanizadora ha provocado un cambio de carácter significativo.

La ciudad se extiende hacia el Este, incorporando las áreas de huerta, que próximas a la ciudad consolidada, han perdido su carácter original de espacio rural destinado a las labores agrícolas; estas áreas, con un elevado porcentaje de edificaciones generalmente residenciales, utilizan los servicios y dotaciones de la ciudad consolidada, sin formar parte de ella.

Se pretende la integración de estas estructuras, consolidadas por la edificación parcialmente, con el conjunto de la ciudad, tomando como punto de partida el mantenimiento de las edificaciones existentes, sin renunciar a la necesaria supresión de alguna de ellas como consecuencia de su engarce con otras estructuras urbanas. El objetivo final es la consecución de una ciudad donde las diferentes estructuras urbanas y barrios se integren perfectamente, evitando el aislamiento de muchos de los barrios actuales y los desarrollos fáciles apoyados en viarios que incrementarían los problemas de dispersión.

Lo que antes constituían fronteras de difícil solución como el ferrocarril o la Rambla de Tiata, se incorporan plenamente a la ciudad, diseñando paseos arbolados en ambas márgenes, provocando actuaciones específicas en los bordes construidos, tratados históricamente como medianeras marginales, o cubriendo una parte de la Rambla. Al mismo tiempo se hace más permeable, aumentando los pasos entre uno y otro lado a través de viarios que conectan con el resto de la ciudad. Se establece una ordenación pormenorizada para toda la ciudad, especificando manzana a manzana la calificación y tipología de cada una de ellas, fijando los equipamientos en las distintas zonas de la ciudad con el fin de garantizar una ciudad equilibrada.

Se ha pretendido por otra parte la separación clara de los usos industriales con los residenciales, proponiendo el desarrollo de suelo industrial al Noroeste de la ciudad y al Sur, preservando el espacio que queda comprendido entre las autovías del Mediterráneo y Lorca-Águilas ambas para el uso residencial. Se persigue la optimización del funcionamiento del tejido industrial permitiendo la creación de un marco idóneo con los servicios e infraestructuras adecuadas para la actividad industrial o terciaria prevista.

05_LORCA_ESTRUCTURA_GENERAL_VIARIA.jpgLa ciudad de Lorca se caracteriza por tener un desarrollo lineal desestructurado; está formada por barrios aislados que basculan sobre un eje formado por la Avenida Juan Carlos I y Avenida de Europa, sin una estructura viaria que los integre. Su expansión transversal está condicionada por la autovía, el trazado ferroviario y la Rambla de Tiata; otro condicionante físico de importancia lo constituye el río Guadalentín que con sólo dos puentes sobre el cauce vacío deja a los barrios del Norte prácticamente aislados.

Los barrios del Norte: Diputación de Río, San Cristóbal, Los Ángeles y Apolonia. Los barrios que se desarrollan al Norte del curso del río Guadalentín son barrios con una morfología generalmente de carácter rural, que se adecua a la topografía sobre la que se asienta, con un caserío popular muy degradado en alguno de ellos y en general con escasez de dotaciones. El desarrollo de estos barrios se produce de forma aislada al margen del resto de la ciudad, con la que se relacionan o vinculan a través de la C/ Mayor, C/ Ortega Melgares y Avda. de las Fuerzas Armadas. Se repiten las calles estrechas en fondo de saco, la ausencia de equipamientos y servicios, y la práctica inexistencia de espacios libres de uso público. Apoyadas en una estructuración viaria rotunda que engarza la totalidad de los barrios y a estos con el resto de la ciudad se proponen pequeñas operaciones de reforma urbana que unidas a la rehabilitación y sustitución del caserío existente permitan una trama viaria ordenada y la ubicación de dotaciones y espacios libres de uso público.

Barrio La Diputación de Río está especialmente desestructurada; constituyen el barrio diferentes agrupaciones de viviendas de tipología unifamiliar que se localizan siguiendo las curvas de nivel, en un entorno de carácter marcadamente industrial. Carece de una mínima estructura que racionalice el espacio urbano resultante. La propuesta del plan es la reforma del barrio y su transformación a residencial. Se propone como primera medida la definición de una estructura urbana que se apoya en las calles y caminos existentes conformando una red mallada racional que se toma como base para la localización de dotaciones y zonas verdes. Se establece una gran zona verde, en la que se integra el cementerio existente, que vertebra los distintos espacios residenciales.
Se crea una nueva fachada del barrio residencial hacia la entrada de la carretera de Caravaca, que dignifica su imagen.

El Barrio de San Cristóbal. Se propone una operación de reforma que permite completar la trama viaria y crear otra trama de pequeñas zonas verdes y dotacionales integradas con la edificación, lo que permitirá la recualificación de una zona ahora degradada.Con los nuevos trazados viarios propuestos se conecta este barrio con el barrio de Los Ángeles, a través de un sistema general viario que discurre tangente a los barrios altos de la ciudad, y se refuerzan viarios internos, como la C/ Abellaneda, que potencian la conexión con los viarios estructurantes de la ciudad.

El Barrio Apolonia. En este barrio se propone una estructura viaria que respetando, las edificaciones existentes, permitan la conexión entre la Avda. de las Fuerzas Armadas y la Avda. de Europa, con propuestas de suelo para dotaciones y espacios libres.

Los barrios del oeste: San Juan, Santa María y San Pedro. Los barrios de San Juan, Santa María y San Pedro integran el conjunto histórico de Lorca; en general son barrios con un gran interés morfológico, que conservan su estructura urbana original, pero con problemas de mantenimiento de la edificación, consecuencia, en parte del abandono y en parte de la población que los habita, en general con pocos recursos.

Urbanísticamente nos encontramos con una similar en algunos aspectos a los barrios del Norte, desarrollos aislados, carencia de estructura soporte y déficits de equipamientos comunitarios, algunos de ellos paliados con la implantación reciente de unidades escolares y otros equipamientos que se han ubicado en los bordes Noroeste, sin llegar a insertarse plenamente en la trama urbana al no potenciarse la continuidad viaria.

El objetivo del Plan General en estos barrios se centra en la rehabilitación urbana y en la integración con el resto de la ciudad, estableciendo determinaciones de ordenación y edificación que fomenten la ocupación residencial, introduciendo nuevas tipologías de edificación integradas en las estructuras tradicionales, y en el reequipamiento mediante actuaciones puntuales que ayuden a completar los estándares dotacionales o de espacios libres, contribuyendo a racionalizar la vida de sus habitantes.

Los barrios del suroeste: San José, Alfonso X el Sabio, La Salud y La Viña. Son los barrios que se desarrollan entre la autovía y las calles Bartolomé Pérez Casas y Carretera de Granada; estos barrios que corresponden a estructuras urbanas y procesos de formación muy diferentes se caracterizan por depender en sus relaciones con el resto de la ciudad, casi exclusivamente con el eje lineal que configuran la Carretera de Granada y C/ Bartolomé Pérez Casas.Sin insistir en la operación del campo de fútbol de San José, mencionado al hablar de los equipamientos y zonas verdes, la operación más significativa es el diseño de un eje viario que discurre paralelo al trazado de la autovía, con un carácter mas urbano que sirve de conexión entre los distintos barrios, y multiplica los nexos de éstos con el resto de la ciudad.

Se crea una nueva fachada del tejido residencial hacia el parque urbano, que recorre la ciudad linealmente por el Oeste. Reforzándose las estructuras urbanas con la incorporación de algunos enclaves residenciales existentes y el diseño de futuros enclaves por desarrollar.

El ensanche. La parte de la estructura urbana que puede identificarse como ensanche es en la realidad el espacio intersticial entre la ciudad antigua y la zona de las Alamedas. Es quizá la zona con menos identidad propia del conjunto de la ciudad, al contener una gran diversidad de tipologías que impiden su caracterización arquitectónica.

El eje estructurante lo constituye la Avda. de Juan Carlos I, a la que se abren numerosas operaciones de edificación abierta conformando plazas públicas interioresque carecen de la mínima estructura urbana.

Asumiendo la importancia funcional de esta zona de la ciudad, como centro de actividades, se pretende su regeneración con la fijación de tipologías de vivienda colectiva en manzana cerrada, evitando la configuración de nuevas ordenaciones semejantes a las mencionadas. Cobra importancia también, la fijación de alturas atendiendo a los viarios estructurantes y a los edificios existentes, no permitiéndose saltos bruscos ni tipologías discordantes.

Las Alamedas se desarrollan entre el ferrocarril y la Rambla de Tiata. Se caracterizan por el desarrollo de viviendas unifamiliares aisladas. Sus conexiones con el resto de la ciudad edificada son débiles, frenadas por el trazado del ferrocarril y la Rambla.

Se pretende mantener su carácter de ciudad-jardín con la fijación de tipologías de viviendas unifamiliares con un fuerte componente de espacios libres. Esta zona, con amplios paseos arbolados peatonales, se configura como una pieza bisagra en la ciudad edificada entre el área más densamente poblado y los barrios del Sureste, al multiplicarse y completarse las conexiones viarias estructurantes transversales. Por otro lado se dignifican sus bordes con el diseño de un paseo arbolado paralelo al ferrocarril y la consolidación de un itinerario verde en la Avda. Poeta Para Vico de desarrollo lineal vinculado a la Rambla de Tiata reforzado con la cubrición de la Rambla entre los puentes de la Torta y Vallecas.

Los barrios de San Fernando y Virgen de las Huertas. Los barrios situados en los bordes Sureste de la ciudad, Barrio de San Fernando y Virgen de las Huertas, se encuentran descolgados de la estructura propiamente urbana de la ciudad. El primero constituye una operación aislada de viviendas con ordenación abierta, que se apoya en la Avda. de Cervantes- carretera de Águilas. Virgen de las Huertas consolida un barrio de casas de tipologías marcadamente rurales, desarrollado de forma lineal entorno a la Avda. Virgen de las Huertas. Con el modelo urbano propuesto se pretende su plena inserción con la ciudad edificada, de manera que pierdan su carácter actual de barrios agregados pasando a formar parte activa de la estructura general.

Se proponen nuevos crecimientos en las bolsas de suelo vacías de su entorno, obteniendo a través de estos, nuevas conexiones viarias que contribuyan a fortalecer los nexos con las distintas partes de la ciudad.

Barrio de San Antonio. Con una problemática diferente se desarrolla el Barrio de San Antonio, en el Sur, al otro lado de la Autovía de Águilas, plenamente encajado en el tejido con vocaciónindustrial. Si bien sería deseable la desaparición de las actividades residenciales a este lado de laautovía, teniendo en cuenta el carácter del barrio existente parece lógica su asunción,manteniendo el barrio estructurado al Oeste de la antigua carretera N-340, para el que se instrumentarán medidas de conservación tipológica. Se propone un nuevo remate del barrio en todo el frente con la entrada de la carretera N-340, con edificaciones de cinco plantas.

poblacion lorca.jpgEl análisis de la población en el territorio da como resultado el que un 40,52% de la población está fuera de la ciudad de Lorca, distribuyéndose entre los diferentes núcleos habitados y la Huerta. En el municipio de Lorca diferenciamos dos tipos de núcleos de población, los núcleos tradicionales que se caracterizan por poseer un cierto grado de consolidación de edificación residencial y existir en algunos expectativas de desarrollo urbanístico; y por otro lado se identifican pequeñas agrupaciones de edificaciones residenciales con un cierto componente agropecuario, que de acuerdo a las determinaciones de la Ley 1/2001, de 24 de abril, del Suelo de la Región de Murcia, constituyen suelo urbano de núcleo rural.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

El Plan General, para los primeros, establece la ordenación pormenorizada de cada núcleo, adecuada a su estructura, con determinaciones de ordenanza que permiten el mantenimiento de las tipologías tradicionales y las características peculiares de cada uno de ellos. Se incluyen los siguientes:
• Almendricos            • Avilés          • Calnegre             • Campo López        • Coy          • Doña Inés                 • El Rincón                  • Km 15          • La Campana     • La Escarihuela      • La Hoya     • La Paca                 • La Parroquia           • Las Canales • Las Terreras    • Librilleras              • Los Curas   • Los Jopos            • Morata                      • Pozo Higuera                             • Ramonete             • Torrealvilla
• Zarcilla de Ramos  • Zarzadilla de Totana               • Zúñiga

La Huerta.  El municipio de Lorca está ocupado en parte por terrenos de indudable valor productivo agrícola, que han sustentado la economía local hasta nuestros días. Dentro del vasto espacio ocupado por los terrenos agrícolas, la zona de regadío tradicional ha soportado una presión edificatoria en mayor o menor grado, en razón de su proximidad al núcleo urbano de Lorca.

La ocupación tradicional de la huerta de Lorca correspondía a un modelo de edificación residencial de carácter familiar vinculada a la explotación agraria. En los últimos años la presión edificatoria se ha intensificado en puntos concretos, multiplicándose las construcciones por parcela e independizándose de la vinculación a la tierra, lo que ha generado falsas expectativas en la población, que demanda una y otra vez la liberalización de las cortapisas legales para poder construir en las áreas próximas a la ciudad.

el-renacer-de-Lorca-MurciaLa ocupación de la huerta, en el ámbito del regadío tradicional, corresponde a un modelo de parcela de alrededor de 5.000 m², con forma rectangular muy alargada, desarrollada transversalmente a un camino y a una conducción de riego junto a los que se ubica la edificación Este modelo de ocupación del territorio vinculado a la explotación agrícola se ha ido transformando en las proximidades de la ciudad de Lorca para convertirse en una zona residencial donde la actividad agrícola va desapareciendo y en la que cada vez hay más demanda de edificación.

El objetivo del Plan General es establecer las condiciones de ocupación del territorio, evitando su transformación indiscriminada y potenciando el mantenimiento de los usos tradicionales. Se clasifican los terrenos de huerta como suelo urbanizable especial estableciendo una serie de determinaciones que ordenen la implantación de nuevas viviendas en esta área territorial, regulando la formación de nuevos núcleos, adecuados a las especiales condiciones medioambientales de la zona así delimitada.

LORCA GE6.jpgLa ciudad de Lorca cuenta con un casco con declaración de Conjunto Histórico por Decreto 612/1964. El Plan que se revisa divide el Conjunto Histórico en dos sectores, cuya ordenación remite a Planes Especiales de Protección y Reforma Interior. En la actualidad únicamente el sector II cuenta con Plan Especial de Protección y Rehabilitación Integral, aprobado definitivamente. Así quedaría el Sector I, que comprende el cerro del Castillo y la zona alta de Lorca, sin planeamiento específico de protección. El Plan General Municipal de Ordenación aborda directamente la ordenación de este sector con la precisión y detalle requeridos por la Ley de Patrimonio, entendiendo que no es necesario su remisión a otras figuras de planeamiento, debiendo darse al Plan General la misma tramitación requerida a las figuras a que hace referencia la Ley en su artículo 20.

En el informe “Análisis Urbanístico de Barrios Vulnerables 1996. Catálogo de Áreas Vulnerables Españolas”. Ministerio de Fomento‐Instituto Juan de Herrera. Escuela Técnica Superior de Arquitectura, Universidad Politécnica de Madrid ‐ HERNÁNDEZ AJA, Agustín (director) (1996) se identifican en Lorca los siguientes barrios vulnerables: en 1991 son  1. NOROESTE DE LORCA., 2. PEDANÍAS DEL NORTESTE. y 3. PEDANÍAS DEL SURESTE, en 2001 y 2006 los barrios de 1.‐ San Cristóbal. y 2.‐ Barrios Altos, además de 1.‐ SAN FERNANDO – ALAMEDA DE CERVANTES, 2.‐ LOS 10 MANDAMIENTOS y 3.‐ LA VIÑA

Barrios Noroeste de Lorca.jpg

Barrios Vulnerables – Barrios del Noroeste de LORCA

Barriada/s: San José, San Mateo, Parroquias Altas, Norte de San Cristóbal. Todo el ámbito, aexcepción del norte de San Cristóbal que surge en la segunda mitad del XIX, se levanta sobre lo que fue la ciudad medieval origen del asentamiento.

Las barriadas que constituyen este área desfavorecida (a excepción del norte de San Cristóbal, que es posterior), se levantan sobre el entramado de la ciudad medieval en la parte más alta del asentamiento. La topografía tan marcada, junto con la estructura urbana de calles muy estrechas de trazado tortuoso, provocan un importante problema de accesibilidad tanto a pie como con cualquier tipo de transporte público o privado. Carencia de aparcamiento. La autoconstrucción es la que prima, (existe tan solo un realojo en vivienda de promoción pública, unifamiliar adosado), con un estado de la edificación regular y con unas dimensiones muy pequeñas. Unifamiliar formando manzana cerrada de una o dos alturas es la tipología predominante aunque existen algunos pequeños bloques localizados principalmente en el barrio de San José y en las calles con mayor entidad de las diferentes barriadas. La estructura compacta de edificaciones junto con la carencia de espacios libres y de zonas verdes, hacen que la calidad de los espacios públicos no sea buena. Infraestructuras todas pero antiguas. Dotacionalmente están bien cubiertos (colegios, centros sociales…). Apenas existe comercio y este está localizado en las partes más bajas,en las zonas altas tan solo hay algún bar.

Zona humilde y tranquila excepto Parroquias Altas que es donde reside la población más marginal, con mayoría de etnia gitana, es la más conflictiva por el tráfico de drogas pero no está considerada como peligrosa.

Barrio Pedanias del Noroeste.jpg

Barrio Vulnerable – Pedanías del Noroeste de LORCA

Barrios: Avilés, Zarzadilla de la Totana, La Paca, Torrealvilla, Barranco Hondo, Culebrina, La Tova, Rio Fontanares, Humbrías, Jarales, Ortillo, Parrilla, Zarzalico, Nogalte, Bejar y Torrecilla.

Barrio Pedanías del Sureste.jpg

Barrio Vulnerable – Pedanías del Sureste de LORCA

Barrio: Sur de la Hoya, Tercia, Sur de la Machena, Hinojar, Puntarrón, Aguaderas, Este de Purias, Carrasquilla, Morata, Ramonete, Garrobillo, Escucha, Almendricos y Pozo Higuera.

Barrio San Cristobal.jpg

Barrio Vulnerable – San Cristóbal – LORCA

El barrio de San Cristóbal ha sido históricamente el barrio industrial de la ciudad, desde que fuera arrabal mozárabe en el Medievo, separado de la ciudad amurallada por el río Guadalentín. Allí, los artesanos convivieron con las fábricas, hasta mediados del siglo XX, cuando estas trasladaron su producción al extrarradio dejando el barrio desprovisto de la actividad industrial, mayoritariamente de curtidos, que lo caracterizaba.

El barrio de San Cristóbal se sitúa en la margen norte del río Guadalentín, y configura el acceso a la ciudad a través de la Nacional N 340a. Encuentra como límite natural la cara sur de la sierra de Tercia sobre la que se asienta.

Se trata de un tejido suburbano de vivienda popular autoconstruida, que nace demandado por la actividad industrial de la ciudad y desvinculado del núcleo urbano, localizado en la margen sur del río Guadalentín y con el que establece pocas relaciones. Constituye el límite norte de la ciudad y su entrada natural desde la carretera, además de ser un asentamiento desestructurado y, en muchas zonas, marginal, carente de equipamientos e infraestructuras.

Al ser un asentamiento que tiene su origen en la autoconstrucción, el trazado de su viario interior no responde a las necesidades reales, y carece de las secciones mínimas. Por el contrario, las vías principales, calle Caballón, Eulogio Periago y Mayor, aunque con una sección reducida, estructuran correctamente el barrio, aunque en ocasiones soportan demasiado tráfico; el de residentes y el de acceso a la ciudad.

Muchas de las viviendas, al no estar planificadas, tienen unas redes insuficientes de abastecimiento de agua, electricidad, telefonía y sistemas de evacuación de aguas residuales y pluviales, tanto en casas como en los espacios públicos.

En las zonas altas, sobretodo, la vivienda es de mala calidad. Se encuentran grandes bolsas de infravivienda, con una trama viaria desordenada y prácticamente sin urbanizar e inaccesible.

Existen pocos espacios públicos en el ámbito y los que encontramos, provienen de espacios residuales de intersección de viario o zonas libres dejadas por la edificación al encontrar una topografía muy pronunciada. Ninguno presenta características de espacio público urbanizado; no hay arbolado ni mobiliario.

Barrios Altos.jpg

Barrio Vulnerable – Barios Altos – LORCA

Barrio vulnerable: Barrios Altos. Barrios administrativos: 01‐San Pedro, San Juan y Santa María, 35‐San Mateo H, 5‐San Mateo B, 10‐San José B, 11‐San José C, San José H.

Surge en la segunda mitad del siglo XIX, levantándose sobre la ciudad medieval, que rodeaba el conjunto del castillo, origen del asentamiento. Los barrios altos configuran el límite oeste de la ciudad, sobre la cara este de la sierra de la Peña Rubia coronada con el conjunto histórico del castillo de la ciudad.

El conjunto de los barrios altos; San José, San Mateo e inicialmente San Pedro, San Juan y Santa María es un tejido suburbano de vivienda popular autoconstruida carente de equipamientos e infraestructuras y desestructurado, que nace como opción para la población marginal con menos recursos. Constituye el límite oeste de la ciudad, vinculado a las iglesias que les dan nombre y funcionan como reclamo identificativo del conjunto.

Constituyen la zona de peor opinión social de la ciudad, por sus malas condiciones generales y la población marginal que mayoritariamente habitan allí.

Al ser un asentamiento que tiene su origen en la autoconstrucción, el trazado de su viario interior no responde a las necesidades reales, y carece de las secciones mínimas. Además, funciona en continuidad con el casco histórico, con una trama urbana estrecha aunque suficiente, pero que no favorece la mejor comunicación con el resto de la ciudad.

Las viviendas, al no estar planificadas, tienen unas redes insuficientes de abastecimiento de agua, electricidad, telefonía y sistemas de evacuación de aguas residuales y pluviales, tanto en casas como en los espacios públicos.

En las zonas altas, sobretodo, la vivienda es de mala calidad. Se encuentran grandes bolsas de infravivienda, con una trama viaria desordenada y prácticamente sin urbanizar e inaccesible.

Existen pocas zonas públicas en el ámbito y las que encontramos, provienen de espacios residuales dejados por los edificios religiosos, o de intersecciones del viario no planificado. Ninguno presenta características de espacio público urbanizado; no hay arbolado ni mobiliario y muchas de las calles del ámbito están sin asfaltar e inaccesibles para población de movilidad reducida.

La población de ámbito es una mezcla del asentamiento histórico marginal de etnia gitana, que ahora convive con población inmigrante, atraída por las bajas rentas y la cercanía al centro urbano.

Se encuentran varias problemáticas habitacionales, sobre todo a nivel de accesibilidad y condiciones básicas como abastecimiento o escasez de comercio o equipamientos de primera necesidad. Los espacios de convivencia son prácticamente inexistentes y, a pesar de estar construido en un enclave con buenas vistas y en el entorno del Castillo, con interés histórico, cultural y paisajístico, esto no es suficiente frente a las incomodidades cotidianas.

La densa trama residencial no planificada hace que el ámbito deba abastecerse de los equipamientos situados en el casco urbano de las inmediaciones, en este caso en la franja de ensanche entre la avenida de Europa y avenida Fuerzas Armadas – calle Eulogio Periago. Así todo, se van ganando zonas libres a la trama destinadas a espacio público verde y en los crecimientos del ámbito al norte, se prevén equipamientos fundamentalmente deportivos

Los barrios altos constituyen una realidad reconocible en la ciudad. Presentan un marcado carácter de arraigo e identidad, favorecido por la autoconstrucción, que encuentra en las iglesias de cada conjunto su seña definitoria y punto de encuentro.

1.‐ SAN FERNANDO/ALAMEDA DE CERVANTES. Situado en el límite Sur de la ciudad, junto a la Alameda de Cervantes y la Rambla de Tiata, es un barrio de planificación, con viviendas de bloque abierto, de realojo de los años 70 y 80 que ahora acoge población extranjera. Cuenta con amplios espacios públicos en mal estado de conservación y las viviendas presentan daños estructurales y de fachada.

2.‐ LOS 10 MANDAMIENTOS. Se trata de una urbanización conocida popularmente como “diez mandamientos”, entre la Avenida de Europa y la Avenida de las Fuerzas Armadas, donde encontramos un alto índice de población inmigrante residente, según comentó Juan Andrés Ibañez Vilchez durante la entrevista.

3.‐ LA VIÑA. Barrio ubicado al Este de los Barrios Altos formado por vivienda social de los años 60s 70s y 80s, de bloque abierto y también una zona planificada con viviendas adosadas unifamiliares de dos alturas, todas ellas con espacios libres ajardinados, que originalmente nacieron como barrios obreros promovidos por el Ministerio de la Vivienda y la Obra Sindical del Hogar, y donde ahora conviven la población primigenia envejecida, con población inmigrante, mayoritariamente de origen marroquí.

Pero además el suelo en desarrollo de Lorca contempla 11.303.114 m2 de edificabilidad total, de los cuales 6.326.712 son edificabilidad residencial, capaz de levantar 54.347 viviendas, quedando pendientes 51.121 viviendas en 5.916.851 m2 de edificabilidad. Los grandes sectores son SECTOR LA ESCUCHA-1-RT (2.477.712 m2 de suelo para una edificabilidad residencial de 374.579 m2 para 3.496 viviendas, prácticamente arrancando), SECTOR LA PACA -1-RT (6.929.041 m2 de suelo para una edificabilidad de 833.712 m2 para 8.337 viviendas, arrancando), SECTOR 16 (216.281 m2 de suelo para una edificabilidad residencial de 157.244 m2 para 1.169 viviendas, urbanizado al 15% y edificado al 5%), SECTOR 4 (285.026 m2 de suelo para 126.905 m2 de edificabilida para 1.410 viviendas, arrancando), SECTOR 5 (281.989 m2 de suelo para 135.963 m2 de edificabilidad para 1.206 viviendas, arrancando), PURIAS SECTOR 3-RT (1.262.878 m2 de suelo para una edificabilidad de 284.683 m2 para 1.822 viviendas, arrancando), SECTOR PURIAS 4-RT (2.899.298 m2 de suelo para una edificabilidad de 307.356 para 3.074 viviendas, arrancando), SECTOR RAMONETE 1-RT (5.197.946 m2 de suelo para 900.038 m2 de edificabilidad residencial para 8.231 viviendas, sin empezar), o el SECTOR TERCIA 5R (677.602 m2 de suelo para 131.765 m2 de edificabilidad para 1.318 viviendas, sin empezar), o el SECTOR TERCIA 6R (512.628 m2 de suelo para 98.211 de edificabilidad para 1.138 viviendas, urbanizado al 100% y edificadas escasamente 10 viviendas).

Dusi imagen PEPRI.jpgObjetivo de la Estrategia Lorca 2020: La estrategia DUSI tiene por objetivo la reactivación y dinamización económica del casco histórico de la ciudad, delimitando la zona de actuación a los sectores I y II del PEPRI. Esta zona está bastante degradada pero al mismo tiempo reúne la mayor parte del patrimonio cultural de la ciudad. La reactivación y dinamización económica pasa por plantear soluciones a temas como: El patrimonio, el comercio, las Infraestructuras, la rehabilitación de edificios, movilidad, acesibilidad y mejora del paisaje urbano, entre otros…

EJE 1: “CENTRO HISTÓRICO SOSTENIBLE”
1. Poner en marcha un Plan de fachadas y medianeras.
2. Llevar a cabo el Plan director para la reforma del patrimonio: Restauración de edificios y monumentos históricos.
3. Plan de mejora de infraestructuras.
4. Mejora de la movilidad y accesibilidad en el Casco histórico.
5. Crear zonas verdes y zonas infantiles.
6. Reforestación de las laderas del Castillo.
7. Iluminación sostenible de fachadas de edificios históricos y su entorno urbano.
8. Poner en marcha el plan de eficiencia energética en edificios municipales.
9. Promover actuaciones de rehabilitación energética de viviendas.
10. Creación y mejora de la red de itinerarios peatonales.
11. Creación de una zona de espacios museísticos.
12. Cubrición retráctil en patio porticado del Palacio de Guevara para poder ser utilizado en cualquier época del año.
13. Eliminar del casco histórico todos los impactos visuales.
14. Soterramiento del cableado aéreo y de contenedores.
15. Homogeneizar el mobiliario urbano, el equipamiento y la señalización de la zona.
16. Alumbrado público sostenible: Estandarización y homogeneización.
17. Reducción de la contaminación acústica.
18. Potenciar el papel de “Lorca Taller del Tiempo” como espacio temático en el casco histórico.
19. Puesta en funcionamiento de la “Tarjeta Lorca- Cultural”.
20. Puesta en marcha de un sistema integrado de información turística a través de app, web y puntos de información virtual.
21. Plan de formación, concienciación y sensibilización cívica sobre el patrimonio cultural de la ciudad en centros educativos.
22. Plan de concienciación sobre buenas prácticas en el sector comercial y hostelero.
EJE 2: “CENTRO HISTÓRICO EMPRENDEDOR”
1. Poner en marcha el programa de apoyo al emprendimiento “Centro histórico emprendedor”: Emprendedores y profesionales que incorporen procesos creativos en su modelo de proyecto.
2. Promoción y creación de espacios turísticos.
3. Puesta en marcha de acciones de formación en áreas de “gestión de empresa”; “Nuevas tecnologías”; “Modelo de negocio”; “Marketing”; …
4. Desarrollar una señalética propia para las zonas comerciales del casco histórico. 
5. Revisión de la ordenación y creación de las zonas de carga y descarga de mercancías en tramos y horarios establecidos.
6. Puesta en marcha un plan integral de dinamización y especialización del comercio de la zona.
7. Creación de logotipos para el Casco Histórico.
8. Iluminación de calles comerciales.
9. Establecer un programa de ayudas para la instalación de nuevas empresas en la zona.
EJE 3: “CENTRO HISTÓRICO VIVO”
1. Plan para atraer población joven al centro histórico.
2. Mejorar las condiciones de cualificación profesional de los habitantes.
3. Poner en marcha programas sociales de mejora de la empleabilidad para colectivos en riesgo de exclusión.
4. Rehabilitar el parque de viviendas sociales de titularidad municipal.
5. Potenciar el nivel de actividad y de implicación en la vida comunitaria de las personas mayores.
6. Realizar campañas de educación ambiental y concienciación ciudadana sobre la conservación del patrimonio ambiental, así como concienciar a los escolares de la necesidad de preservar el medioambiente.
7. Realizar campañas informativas y de sensibilización sobre la recogida selectiva de residuos sólidos urbanos, así como del ahorro energético doméstico.
8. Realizar campañas de sensibilización social sobre la importancia de la rehabilitación energética de las viviendas.
EJE 4: “LORCA INTELIGENTE”
1. Desarrollo de la administración electrónica orientada al ciudadano: e-Administración.
2. Las TIC como medio de alfabetización digital.
3. Implantación del modelo SMART CITY en Lorca.
4. Uso de las TIC como apoyo al tejido empresarial innovador.
5. Desarrollar herramientas digitales para la difusión del patrimonio histórico-artístico.

25-Diagnóstico-zona-río.jpgPlan de Calidad del Paisaje Urbano de Lorca: 6 estrategias para una ciudad más sostenible, cultural y participativa.

El Plan de Calidad del Paisaje Urbano de Lorca (PCPUL) es una herramienta para coordinar una serie de actuaciones que garanticen la preservación del paisaje cultural de Lorca y fomenten una mayor calidad urbana.El proyecto está enmarcado dentro del Plan Nacional de Paisajes Culturales que desarrolla el Instituto del Patrimonio Cultural de España y cabe señalar que es el primer plan de paisaje urbano que promueve dicho organismo. Su origen fue un concurso público organizado por el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte en el año 2014, a propuesta del Plan Director para la Regeneración del Patrimonio Cultural de Lorca.

Por último el PCPUL propone la modificación de ciertas herramientas de planeamiento existentes (PGOU, PEPRI) así como la redacción de nuevos instrumentos de gestión necesarias para preservar y mejorar la calidad del paisaje lorquino. En concreto se proponen los siguientes:

1. Plan de Ordenación de la Huerta de Lorca
2. Guía de Calidad del Espacio Público de Lorca
3. Ordenanza de alumbrado público e iluminación del patrimonio cultural
4. Ordenanza sobre publicidad exterior y cartelería
5. Ordenanza de zonas verdes y arbolado viario
6. Ordenación de Polígonos Industriales
7. Centro Comercial Urbano
8. Premio del paisaje urbano de Lorca
9. Observatorio del Paisaje de Lorca

Hoy Lorca tiene una población de 91.714 habitantes y un parque residencial edificado de 36.562 viviendas (recordar que el PGOU prevé otras 54.347 viviendas), de las cuales el 45,79 (16.741) son unifamiliares. Resaltar que aún dispone de más de un 20% del parque residencial anterior a los 60′ (casi 7.000 viviendas), de los 60′ datan el 9,2% (3.371 viviendas), de los 70′ son el 16,5% (6.023 viviendas), de los 80′ el 12,6% (4.599), de los 90′ el 14,6% (5.328) y de la década prodigiosa 2000-2009 son el 23,3% (8.501 viviendas).

Terremoto_de_Lorca.jpgSin olvidarnos del terremoto del terremoto de Lorca de magnitud 5,1 del 11 de mayo de 2011 que sacudió principalmente a la localidad de Lorca,  a las 18:47 hora local, y que  dejó 9 víctimas mortales, entre ellas dos mujeres embarazadas y un niño de 14 años, y unos 324 heridos, recordar que como consecuencia del terremoto se han visto afectados los edificios públicos, las viviendas y el patrimonio histórico. Las zonas más afectadas han sido el barrio de La Viña, considerada zona cero del terremoto, y el casco histórico donde muchas casas solariegas conservan sólo su fachada. También se han visto afectados los comercios ya que las tabiquerías de los bajos de los edificios, en general, se han visto muy afectadas. Se calcula que un 80% de las viviendas resultaron dañadas, teniendo algunas que ser demolidas en los meses posteriores. A principios de septiembre, acabado el plazo establecido en el Real Decreto Ley para derribar viviendas en ruina, el número de viviendas demolidas fue de 1.164, además de 45 naves y un número indeterminado de otras construcciones.

El día 13 de mayo, el consejo de ministros aprobó el Real Decreto Ley 6/2011 por el que se establecían las primeras ayudas e indemnizaciones para paliar los daños del seísmo.

El martes 17 de mayo se firmó en la ciudad de Murcia el convenio para la gestión de las ayudas entre el Ministerio de Fomento, la Comunidad Autónoma y el Ayuntamiento de Lorca. Según este convenio las ayudas serían aportadas en un 50% por el Ministerio y la Administración regional.

Al día siguiente del terremoto, el entonces Ministerio de Economía y Hacienda informó de que el Consorcio de Compensación de Seguros (CCS), entidad pública dependiente de este Ministerio, asumiría el coste de las indemnizaciones derivadas del movimiento sísmico, según las últimas estimaciones del CCS las solicitudes por resolver ascenderían a 33,5 millones, sumando en total cerca de 450 millones de euros.

Para la recuperación del patrimonio, el Ministerio de Cultura elaboró el Plan Director de Recuperación del Patrimonio Cultural de Lorca que incluye la restauración de 75 monumentos de la ciudad con un presupuesto de aproximadamente 51 millones de euros. Este plan fue aprobado el 28 de octubre por el consejo de ministros. En ese mismo consejo de ministros, el Gobierno estableció medidas complementarias a las del RDL 6/2011, elaborándose el RDL 17/2011.

Con la victoria del Partido Popular en las elecciones generales, el nuevo gobierno decide aprobar el Real Decreto Ley 11/2012, con el que se pretende impulsar la reconstrucción y la llegada de las ayudas a los damnificados. Entre otras medidas, SEPES toma la categoría de agente edificador voluntario en los casos en que así lo decidan los vecinos, o forzoso cuando no exista acuerdo en la reconstrucción del edificio. También se otorga a través de este RDL una línea de crédito para la Comunidad Autónoma denominada ICO-Lorca debido a las dificultades de la Administración regional para hacer frente a su 50% de las ayudas y dotada de 115 millones de euros. Entre otras medidas, este RDL en su Disposición Adicional Segunda, establece nueve meses de plazo para la elaboración de un nuevo Plan Lorca. Este plazo tan largo fue criticado por la Confederación Empresarial de la Comarca de Lorca (Ceclor), la Cámara de Comercio e Industria y las asociaciones de damnificados por el terremoto, a pesar de las declaraciones del alcalde Francisco Jódar, que indicó que el objetivo del Ayuntamiento y la Comunidad Autónoma es que esté elaborado antes del verano…

Y 5 años después aún quedan muchos conflictos por resolver.

Y en este escenario tan complejo se mueve Lorca, el segundo término municipal más grande en extensión de España; costa, pedanías, huerta, casco, desarrollos… incendios (como todos los años) y ahora una planta fotovoltaica de record: 400 MW (capacidad para abastecer con energía renovable a casi 170.000 hogares, creando 590 empleos directos y evitando emitir 475.000 toneladas de dióxido de carbono y el uso de 200.000 toneladas de petróleo anuales, lo que supone construir en el término municipal de Lorca la mayor central solar fotovoltaica del mundo).

Y muchos planes, muchos programas, muchas ideas… (Quién mucho abarca, poco aprieta).

¿Quién da más? A la 1, a las 2 y a las 3. Adjudicado. Lorca.


Cada mercado es local.

Cada municipio tiene su singularidad.

Cada municipio se retrata en su parque residencial.


…seguiremos analizando en próximas entregas los 250 municipios mayores de España.