MOLINS DE REI, según Catastro, a 1.1.2015, por tamaño y fecha.

tabla MOLINS DE REY edad+tamaño edificaciontabla MOLINS DE REY 2.121996e-314dad+tamaño edificacion

Estos gráficos representan el Parque Residencial del municipio de MOLINS DE REI, Barcelona.

Son los Bienes Inmuebles matriculados en el Catastro, clasificados por año de inscripción y por tamaño.

Cada barra horizontal representa una década, siendo la más reciente la inferior (2010′), y la más antigua la superior (1920-1929).

Cada color es un tamaño, del más cálido (<60 m2) al más frío (>180 m2).

La barra inferior (DELVI) representa el cálculo hecho desde Otropunto para la obtención de la Demanda Latente de Vivienda (la demanda latente: la configuran personas que no tienen vivienda y que por su perfil sociológico (edad) y socioeconómico (no están en desempleo) son potenciales compradores). Es una estimación del número máximo de viviendas que constituyen la demanda encubierta de una zona y que se basa en las personas con el perfil de los actuales compradores pero que todavía no han constituido un hogar.

MOLINS DE REI DELVI

MOLINS DE REI PIRAMIDE

tabla MOLINS DE REYmolins-de-rei-catastro-2014-2016

Molins de Rei INE

parque alquiler Molins de Rei

Son datos fríos, sin cocinar.

Información para la toma de decisiones.

Información para el conocimiento.


Molins de rei GE1

Molins de Rei es un municipio de 16,48 km2 en la comarca del Baix Llobregat. Situado en la orilla izquierda del río Llobregat, se extiende desde la llanura aluvial del río hasta los contrafuertes occidentales de la sierra de Collserola (cordillera Litoral). Limita al norte con El Papiol y Sant Cugat del Vallès, al nordeste con Barcelona, al sur con Sant Feliu de Llobregat y al oeste con Sant Vicenç dels Horts.

Tradicionalmente, la principal actividad económica del municipio era la agricultura. La instalación de diversas fábricas en el municipio provocó en la década de 1960 la llegada de personas procedentes de diversas partes de España. El aumento de la población provocó la pérdida de suelo agrícola por lo que la actividad tradicional quedó relegada a un segundo término.

Se extiende desde la llanura aluvial del río hasta los contrafuertes occidentales de la sierra de Collserola (Cordillera Litoral). Está delimitado por los términos de El Papiol (NW), Sant Cugat del Vallés (al N-NE, ya del Barcelona), el enclave barcelonés de Santa Cruz de Olorda (E), Sant Feliu de Llobregat (SE), San Vicente dels Horts (SW) y Pallejà (W). En 1937 el municipio cambió el nombre por el de Molins de Llobregat.

Se distinguen dos grandes unidades morfológicas: el plano y la montaña. El plano ocupa el 12% de la extensión del término, a lo largo de la orilla izquierda del Llobregat, ensanchándose gradualmente de N a S; se mantiene a una altitud media de 20 a 30 m. En el límite del plan con los primeros relieves montañosos se encuentra el casco antiguo de la ciudad de Molins de Rei. Desde la ciudad hasta el río el terreno estaba ocupado por cultivos de regadío, pero estos cultivos han sufrido una merma importante debido al crecimiento industrial, la instalación de fábricas, naves industriales y polígonos de viviendas y la construcción de la autopista de Barcelona a Tarragona.

La otra gran unidad morfológica es la montaña. Este sector ocupa el 88% del municipio y forma parte, como ya se ha dicho, los contrafuertes occidentales de la sierra de Collserola. Los materiales que la forman (esquistos y calizas) son de edad paleozoica, es decir, muy antiguos (excepto a los sectores más bajos, en contacto con el plano, donde las rocas se transforma súbitamente en unos materiales más recientes -margues-, de edad pliocénicos, muy blandos y fácilmente erosionables). El paisaje presenta unos relieves maduros, con aserrados de formas suaves (monte de Olorda, 439 m; Mulei, 227 m; peñas de en Castellví, 237 m; sierra de Can Julià, 236 m), separados por valles donde circulan numerosos torrentes y rieras de régimen torrencial de un poder erosivo remarcable durante los períodos de lluvias. La riera de Vallvidrera, de caudal casi permanente, corre en dirección NE-SW, y drena los serrados más septentrionales del municipio (sierra de los Pinares, sierra de Can Julià, laderas de tramontana de las peñas de en Castellví, etc.) . El arroyo de San Bartolomé nace bajo el monte de Olorda y recoge las aguas de la vertiente N de esta montaña y las laderas del sur de las peñas de en Castellví; desaguan los torrentes de Can Ribes y de Can Tintorer; aunque, en las laderas meridionales del monte de Olorda encontramos el arroyo de Bonet y el torrente de Can Miano.

La montaña es boscosas, en la zona alta, con grandes pinares (pino blanco y piñonero). No obstante, todavía quedan pequeñas extensiones de encinar, muy mermado por la explotación de la madera y del carbón que se efectuó antiguamente y sustituido progresivamente por los pinares. En las hondonadas hay rincones de una gran belleza y riqueza botánica y se desarrolla una agricultura de secano. En toda esta zona de montaña la población se dispersa en vecindarios: San Bartolomé de la Cuadra, la Rierada, Vallpineda, etc ; además, hay una serie de casas aún habitadas: Can Bofill, Can Herreros, Can Païssa, Can Revella, Can Planes, Can Castellví, etc.

14-2Page_14Molins de Rei goza de buenas comunicaciones, tanto por carretera como por ferrocarril. Pasan la antigua N-340, que enlaza con la A-2 (ya en término de Sant Vicenç dels Horts) y la autopista AP-2 (que tiene un enlace), ambas vías de Barcelona en Lleida y Tarragona. Por medio de una carretera comarcal (C-1413) comunica con Rubí y, aún, la carretera local de Santa Cruz de Olorda lleva a Barcelona para Sarrià.

Con una población creciente de 25.156 habitantes y un parque edificado de 10.123 viviendas, 1.636 son unifamiliares (el 16,16 %), un 25% del total se edifica entre 2000 y 2009, y el 88% son posteriores a 1960. Los barrios con concentración de problemas de conservación de la edificación son el Casco Antiguo, la Avda. de Valencia, la Riera Bonet, L’Angel y Les Conserves.

Hoy el término municipal tiene 380 ha de suelo urbano (el 23%), 15,70 ha de suelo urbanizable delimitado (el 0,95%), 69,90 ha de suelo urbanizable no delimitado (el 4,24 %) y 1.183 ha de suelo No urbanizable (el 71,76 % del término municipal).

EN cuanto al parque de alquiler, según el último Informe 2015 alquiler residencial tan solo el 14,38% del parque está en alquiler, 1.456 viviendas. Muy poco parece, y no especialmente recientes.

Dispone de 2 zonas de actividad industrial (el Pla y el Molí), y aun existen 628 solares sin edificar.

La historia de Molins de Rei se remonta a finales del siglo XII, cuando empezaron a construirse sus primeras edificaciones alrededor de una serie de molinos autorizados por el rey Alfonso II de Aragón, para aprovechar los canales de riego de la zona. La población fue en aumento hasta mediados del siglo XVIII, en que se contabilizan 8 calles (que coinciden con el actual distrito de “Centre Vila”) y una plaza (la actual Plaça de l’Església), y un total de 377 habitantes. La construcción a finales del siglo XVIII de un puente sobre el río Llobregat, significó la conversión de Molins de Rei en un importante eje de comunicaciones entre comarcas, y representó un relanzamiento de la actividad comercial y económica de la villa, con el consiguiente aumento demográfico, hasta el punto de alcanzar el millar de habitantes antes del final de siglo. La construcción del Canal de la Infanta, en la ribera izquierda del Llobregat, transformó toda la zona rural hasta Sant Feliu de Llobregat en campos de regadío, y facilitó la implantación de nuevas industrias, ya que facilitaba la fuente de energía necesaria para su funcionamiento.

Pero el verdadero crecimiento urbanístico se produce a partir de 1927 con los primeros planes urbanísticos promovidos por el ayuntamiento, que incluían la pavimentación de las calles céntricas de la villa, y la construcción de nuevas escuelas, así como de la red de alcantarillado, y el mercado municipal. La celebración de la Exposición Universal de Barcelona el año 1929, atrajo gran cantidad de inmigración, tanto a la capital catalana como al municipio de Molins de Rei, que supo aprovechar su excelente situación geográfica para dar un nuevo impulso a su economía, ampliando la superficie edificada con la creación de nuevos barrios y escuelas. En el censo de 1930 ya contaba con 6.775 habitantes.

Este crecimiento se vio interrumpido de forma brusca con el estallido de la Guerra Civil, y mantuvo su ocaso hasta los inicios de la década de los cincuenta, en que la actividad agrícola recuperó sus niveles de actividad anteriores. Sin embargo, un crecimiento falto de planificación, llevó a la instalación desordenada de nuevas industrias que condujo a la reducción de tierras de cultivo y al abandono de las mismas.

El año 1954 se aprobó el “Proyecto de Ordenación General-1954” de la villa, que entró en vigor finalmente el año 1957. El citado proyecto contemplaba la reforma del centro histórico de la villa, la ordenación de nuevas zonas de ensanches, el desvío de la carretera que cruzaba el pueblo, la ordenación de las zonas industriales y la creación de zonas verdes protegidas. Algunos de estos proyectos, como la reordenación industrial, dieron lugar a su vez, a un mejor aprovechamiento de las zonas de cultivo, pero a un gran precio. Se construyó un polígono industrial, que a día de hoy alberga gran número de empresas de todo tipo, pero que destruyó gran parte de los acuíferos del Llobregat, hoy día totalmente recuperados. Se preveía que a finales de siglo la villa contaría con 33.000 habitantes. Por suerte el crecimiento demográfico no ha sido tan importante, y en el último censo de 2005, se contabilizaron 21.000 habitantes.

La mayoría de los planes previstos en el proyecto, no se llevaron a cabo hasta la década de los noventa, por ejemplo la cobertura de los canales y urbanización del Passeig del Terraplè, hoy día espacio de encuentro y paseo para la población. A finales de siglo, se llevó a cabo una obra fundamental para la calidad de vida de los habitantes de la villa, como es la transformación en zona peatonal de gran parte del centro histórico. También se finalizó la construcción de nuevos barrios, con grandes zonas verdes, y amplias avenidas. Hay que decir que desde la reinstauración de los ayuntamientos democráticos, se ha tenido muy en cuenta el bienestar de los ciudadanos y el respeto al medio ambiente a la hora de planificar el crecimiento de la villa. Se ha frenado el crecimiento de la misma hacia la zona de Collserola, en un ejercicio de responsabilidad política y social aplaudido por la mayoría de los habitantes.

14-1Page_14En 1996 comenzó la urbanización del nuevo barrio de La Granja, en terrenos que inicialmente estaban previstos para explotación industrial en el plan de 1953. La toponimia de sus calles hace honor a tareas agrarias, y como particularidad, decir que compartía (hoy en día se aplica en más lugares) con algunos barrios de siete ciudades europeas (Copenhague, Dublín, Glasgow, Lyon, Oporto, Rotterdam y Turín) un sistema de calefacción y agua caliente basado en la utilización de madera como combustible. El procedimiento fue pionero en su aplicación en Catalunya y consiste en aprovechar los restos forestales de los bosques de Collserola para alimentar calderas de uso colectivo. De esta manera, se limpia el bosque, con la consiguiente disminución del riesgo de incendios, y se obtiene una fuente de energía alternativa con un coste muy inferior al de las energías convencionales.

En el año 2006 se inauguró la reforma del Mercat Municipal, dotándolo de nuevas y modernas instalaciones, pero manteniendo su fachada y estructura originales, y construyendo un aparcamiento subterráneo de 200 plazas, que alivia en gran parte el déficit de plazas de aparcamiento del distrito en que se encuentra, el de “Centre Vila”. Otras actuaciones recientes son la transformación en zona peatonal de la plaza y de todas las calles que rodean la estación de tren, la construcción de un nuevo hospital y la urbanización de barrios periféricos como el de Conservas o la Riera Bonet, bastante abandonados hasta la fecha.

En la actualidad, se trabaja en la remodelación de l’Hort de Can Roca, con la construcción de zonas verdes y un nuevo aparcamiento subterráneo, y la nueva edificación de “les Guardioles”. La reciente construcción de la vía del AVE no ha afectado al término municipal de Molins de Rei, pues se ha ubicado en la ribera derecha del Llobregat.

Incluido Molins de Rei en el Plan General Metropolitano de Barcelona de 1976, desde entonces, ha sufrido modificaciones del Plan General en el SECTOR LA RIERADA (1984), PARC COLLSEROLA (1991), SECTOR RIERA DEL MOLÍ  (1989), SANT BERTOMEU DE LA QUADRA (1985), SECTOR RIERA DEL MOLÍ  (1989), La Pau (MR-69) i Riera Nova (MR-201) (1994), sector El Pla (1993), sector Pont de la Cadena (1994), sector El Molí (1996), sector de Vallpineda (2003), barrio de l’Àngel-les Conserves (2001), entre el Parc de Collserola i nucli urbà de Molins de Rei (2003), la Raseta de la Creu(2003), les Cotxeres (2004), la finca del carrer Ramon Llull, s/n (2008), les Guardioles (2007), sector Palau de Requesens (2009), Porta Sud (2011), la Rierada (2015), así como Planes Parciales, Planes Especiales, PERI, Planes Especiales de Protección del Patrimonio y Catálogo, Planes de Mejora y La Delimitación de la Trama Urbana Consolidada (TUC-2011).

Las posibilidades de nuevos crecimientos son muy limitadas, por lo que el conocimiento de este potencial de crecimiento en el suelo urbano consolidado es muy relevante de cara a su evolución futura. La metodología tenía su fundamento en la voluntad de síntesis global de les diversas variables que inciden en el ámbito urbano, con el fin de identificar debilidades y oportunidades. El documento ofrece un surtido de directrices que contribuyen a disminuir las debilidades identificadas y a potenciar las oportunidades existentes.

285_Plan-director-remodelacion-nucleo-historico_Molins-de-Rei_04-propuesta-940x665

En 2006, se contrata el Plan Director de Remodelación del Casco Antiguo de Molins de Rei, un estudio que establece las directrices que ordenaran la actuación de remodelación del núcleo histórico, y que será desplegada mediante posteriores instrumentos urbanísticos, sobre 83.673 m2 de suelo.

En enero de 2015, el Area de Territorio y Sostenibilidad de la Diputación de Barcelona, a través de la Gerència de Serveis d’Habitatge Urbanisme i Activitats, redacta el “Estudi del potencial de sostre residencial al sòl urbà consolidat de Molins de Rei”.

Page_26

Ofrece suelo con potencial residencial para 1.055 viviendas libres y 568 protegidas, unas por nueva edificación, otras por sustitución de edificaciones obsoletas y otras por colmatación de fincas infra-edificadas. Con unas previsiones de población cercanas a 27.000 habitanyes (en un escenario bajo), concluye con unos objetivos claros, y unas estrategias entre las cuales se incluye en Urbanismo “…adecuar el planeamiento urbanístico a la finalidad de optimizar el suelo urbano residencial”… y “desarrollar determinados sectores de suelo urbano no consolidado que permitan reducir las necesidades de vivienda, modificando El Molí-Terrapl-e, Can Coll y Can Iborra…” en Gestión Patrimonial, “… la posibilidad de destinar suelo municipal de equipamiento a vivienda dotacional, suelo municipal residencial a vivienda protegida o dotacional y estudiar la posibilidad de adquisición voluntaria de solares no edificados eb el SUC o edificios que requieran sustitución para ser destinados a vivienda protegida, y estudiar la posibilidad de adquisición forzosa mediante diferentes instrumentos urbanísticos como por ejemplo el registro de solares, areas de atanteo y retractou otras medidas”…, y en el sector de la Promoción “…el desarrollo de la primera fase del sector Plan Parcial Les Guardioles, desarrollar el PERI El Molí y soporte al desarrollo de la promoción privada de vivienda protegida…”

Es otro enfoque de análisis del modelo teriritorial, cuando la metrópoli ha devorado la gestión territorial (Area Metropolitana de Barcelona), y son las necesidades a escala puramente local las que solicitan respuestan de gestión local.

Cada mercado es local.

Cada municipio tiene su singularidad.

Cada municipio se retrata en su parque residencial.


…seguiremos analizando en próximas entregas los 250 municipios mayores de España.