ORIHUELA, según Catastro, a 1.1.2015 por tamaño y fecha.

tabla ORIHUELA edad+tamaño edificaciontabla ORIHUELA  2.121996e-314dad+tamaño edificacion

Estos gráficos representan el Parque Residencial de ORIHUELA, Alicante.

Son los Bienes Inmuebles, de uso Vivienda, matriculados en el Catastro, clasificados por tamaño y fecha de inscripción.

Cada barra horizontal representa una década, siendo la más reciente la inferior (2010-2014) y la superior la más antigua (1900-1909).

Cada color es un tamaño, del más cálido (<60 m2) al más frío (>180 m2).

La barra inferior (DELVI) representa el cálculo hecho desde Otropunto para la obtención de la Demanda Latente de Viviendas (la demanda latente: la configuran los que no tienen vivienda y que por su perfil sociológico (edad) y socioeconómico (no están en desempleo), son potenciales compradores). Es una estimación del número máximo de viviendas que constituyen la demanda encubierta de una zona y que se basa en las personas con el perfil de los actuales compradores pero que todavía no han constituído un hogar.

Orihuela DELVIOrihuela Piramide.jpgtabla ORIHUELAORIHUELA CATASTRO 2014-2016.jpgOrihuela INE.jpgOrihuela ALQUILER.jpg

Son datos fríos, sin cocinar.

Información para la toma de decisiones.

Información para el conocimiento.


En Orihuela, su pueblo y el mío, se me ha
muerto como del rayo Ramón Sijé, con quien
tanto quería…

Orihuela GE3Orihuela es una ciudad y un inmenso municipio de 365,44 km² en la provincia de Alicante situada en el extremo suroccidental de la provincia y colindante con la Región de Murcia, capital de la comarca de la Vega Baja del Segura (se corresponde con la Zona Geográfica de la Huerta de Orihuela, la zona de regadío más importante de la provincia de Alicante) y del partido judicial del mismo nombre. Ostentó la capitalidad de diversos territorios históricos como la Procuración General de Orihuela, Gobernación de Orihuela o Gobernación Ultra Xaxonam y, durante un breve período del reinado de Felipe V de Borbón, fue capital del Reino de Valencia.

Castillos de Orihuela.JPGTerritorio complejo y heterogéneo, con el centro de la ciudad a escasos 23 metros sobre el nivel del mar y a orillas del río Segura. La ciudad destaca, entre varias cosas, por su patrimonio cultural y natural, en especial por su casco histórico (declarado conjunto histórico-artístico y monumental), por sus festividades, entre ellas su Semana Santa (declarada de interés turístico internacional), y por sus playas. La ciudad fue sede única de la Diócesis de Orihuela, creada tras un amplio pleito en 1564 al segregarse de la Diócesis de Cartagena, y constituida como sufragánea de la Metropolitana de Valencia. Por Bula emitida por el papa Juan XXIII en 1968, cambió su nombre por el de Diócesis de Orihuela-Alicante, y la sede episcopal quedó compartida entre Orihuela y Alicante.

El territorio municipal se divide claramente en 3 zonas, el principal núcleo urbano, ubicado en torno a la montaña dónde se sitúa el Castillo, la zona rural de huerta en la que se encuentran diseminadas una veintena de pedanías (Arneva, Barbarroja, Camino de Beniel, Camino Viejo de Callosa, Correntías Altas, Correntías Medias, Correntías Bajas, El Escorratel, El Mudamiento, Hurchillo, La Aparecida, La Campaneta, La Murada, Las Norias, Desamparados, Los Huertos, Media Legua, Molino de la Ciudad, Molins, La Matanza, Raiguero de Bonanza, San Bartolomé, Torremendo), y la zona de la costa con grandes desarrollos turísticos vinculados a las playas.

Orihuela.jpgLa ciudad ha sufrido durante muchos años las crecidas devastadoras de este río (1651, 1879, 1946, 1973, 1987) por lo que tuvo que ser canalizado y no se desborda desde 1989; pese a lo cual los riesgos de su posición estratégica siempre están presentes desde tiempo inmemorial.

El extenso término municipal de Orihuela (fruto de su capitalidad histórica) constituye el término municipal más extenso de la provincia de Alicante y el segundo más extenso de la Comunidad Valenciana (tras Requena).

Cuenta con varias zonas muy definidas, cuales son la ciudad, la huerta (por la que se diseminan numerosas pedanías) y los 18 km de Costa (con excelentes playas, calas y acantilados: Punta Prima, Playa Flamenca, Cabo Roig, La Zenia y Dehesa de Campoamor) Así, su zona costera forma un núcleo turístico junto a Torrevieja, Pilar de la Horadada y Guardamar del Segura

El área metropolitana de Orihuela incluye once municipios: Orihuela, Benejúzar, Benferri, Beniel, Bigastro, Callosa de Segura, Jacarilla, Rafal, Redován y Santomera. Toda esta área metropolitana tiene una población de más de 150.000 y un área total de 510,3 km2

imagen-de-orihuela-2.jpgAsimismo, es capital de la demarcación de hecho, la Vega Baja del Segura, con una población próxima a los 400.000 habitantes. El área metropolitana de Orihuela es también una parte de la conurbación de Murcia-Orihuela más grande, con una población de más de 750.000 habitantes. Limita con los términos municipales de Albatera, Algorfa, Almoradí, Benejúzar, Benferri, Bigastro, Callosa de Segura, Catral, Hondón de las Nieves, Hondón de los Frailes, Jacarilla, Los Montesinos, Redován, San Miguel de Salinas, Torrevieja y Pilar de la Horadada en la Comunidad Valenciana, con la Región de Murcia: Abanilla, Fortuna, Beniel, Murcia (pedanías) y Santomera.

Orihuela posee un rico Patrimonio Natural debido a la amplitud de su término municipal.

La ciudad de Orihuela presenta un contrastado paisaje, determinado en gran manera por el río Segura. En sus riberas se desarrollan intensos cultivos de cítricos, hortalizas y algodón.

De todo su término municipal destaca Huerta de Orihuela, comarca geográfica que se extiende desde el sur de Elche hasta el límite con la Huerta Murciana que administrativamente se corresponde con la Vega Baja del Segura. Se trata de un ecosistema único en el mundo del que solo existen 10 ejemplos en todo el planeta, cuatro de ellos en España (La Huerta de Orihuela, la Huerta de Granada, la Huerta de Murcia y la Huerta de Valencia). Todo el territorio que ocupa dicha extensión geográfica se encuentra surcada por el Río Segura, cuyo caudal riega toda su extensión. Parte de la actual huerta se correspondía con las antiguas marismas del Segura que poco a poco fueron secándose ya en tiempos paleolíticos.

Orihuela.10Además la Huerta se encuentra orlada por protuberancias montañosas de gran extensión, que a su vez también surgen en el interior de la misma, como la Sierra de Orihuela, la Sierra de Callosa de Segura y Redován, la Sierra de Hurchillo, la Sierra Escalona, la del Cristo, la de Pujálvaret, así como pequeños cerros y colinas que interrumpen la llanura, otorgándole una variación a la altura de la extensión en ocasiones pronunciada.

La Huerta de Orihuela contiene un sistema de regadías de origen musulmán, cuyo trazado en ocasiones se ha mantenido invariable desde los siglos del medievo. Todo ello ha conducido a ser un ecosistema de aprovechamiento máximo tanto del terreno como de los recursos hídricos pero que debido a la construcción ilegal en su seno y al crecimiento de las poblaciones están contribuyendo a un importante deterioro.

riegos orihuela1.jpg

Red de canalizaciones principales de la antigua Huerta de Orihuela. El mapa ilustra elestudio publicado por José Roca de Togores en 1832 sobre la red de riego y avenamientoque conforma el regadío histórico, tras completarse el proceso de colonización del siglo XVIII. El sistema hidráulico parte de los azudes, desde donde arrancan las acequias(“aguas vivas”), que tras su distribución se recogen en las azarbes (“aguas muertas”) quedesembocan en el río, para retroalimentar el riego aguas abajo.

Se ha propuesto por diversos colectivos su protección como Bien de Interés Cultural paisajístico, como Bien de Interés Cultural de tipo Inmaterial así como Lugar de Interés Comunitario.

En contraste con la huerta, en su zona se despliegan extensas zonas de secano donde predomina la explotación de olivos y almendros. Esta extensión se corresponde con la zona de la Dehesa de Pinohermoso y algunas zonas de la costa.

El municipio se conecta con Alicante y Murcia por la N‐340, que cierra prácticamente el núcleo urbano por el noroeste, y con las ciudades de la costa mediterránea por la Autopista A7, que separa los desarrollos turísticos vinculados a las playas y los vinculados al golf. La línea de ferrocarril, de cercanías y medias distancias, establece el límite sureste de la ciudad, separándola de posteriores desarrollos.

vega_baja_segura_carreteras_190906_plano_ok.JPGLa costa está ampliamente edificada debido al gran “boom turístico y residencial”. Sin embargo aún conserva importantes enclaves vírgenes como la cala de la Mosca, Sierra Escalona y diversos barrancos de mucho interés. Destaca de modo importante la Dehesa y la Pinada de Campoamor.

Entre las edificaciones y urbanizaciones que han proliferado en la costa se debe de incluir 4 campos de golf que cuentan en la actualidad con 18 hoyos cada uno, teniendo un total de 54 hoyos en un área de 1.700.000 m2, que configuran 5 excelentes campos de reconocido prestigio internacional, sede de importantes torneos europeos, Campo de Golf Villamartín, Club de Golf Las Ramblas de Orihuela, Real Club de Golf Campoamor y Las Colinas Golf & Country Club

En su territorio se distribuyen más de 57 urbanizaciones de amplitud muy diversa. Así mismo, posee 2 puertos deportivos: el de Dehesa de Campoamor y el de Cabo Roig.

El municipio posee 18 km de costa, en los que se alternan playas y barrancos de agua cristalina, así: Playa de Cabo Roig (Cala Capitán), Playa de Cabo Roig (Playa Caleta), Playa de Campoamor (Aguamarina), Playa de Campoamor (La Glea), Playa de Campoamor (Barranco Rubio), Playa Flamenca (Cala Estaca), Playa Flamenca (Cala Mosca) y Playa de las Mil Palmeras.

Orihuela GE2El municipio de Orihuela posee numerosas poblaciones en su término municipal que han ido proliferando, teniendo algunas de ellas una población de miles de habitantes.

Partiendo de la inexistencia de la figura jurídica de las pedanías en el Ordenamiento Jurídico valenciano como entidad territorial inframunicipal, se denominan pedanías a las partidas rurales, por analogía con el término jurídico. Las pedanías o Partidas Rurales de Orihuela, no funcionan como tales entidades al no tener personalidad jurídica pública propia. Para su enlace con el gobierno municipal, se nombran Alcaldes Pedáneos, personas de confianza de la Alcaldía, que escuchan las necesidades de los ciudadanos para trasladarlas al Consistorio. Este sistema de tan extendido en las instituciones locales españolas como antiguo se modificará en Orihuela cuando se declare el Municipio como Gran Ciudad y se dividirá el municipio en distritos en lugar de Pedanías.

plano_pedanias2.jpgEn la actualidad las pedanías de Orihuela son: Arneva, Barbarroja, Camino de Beniel, Camino Viejo de Callosa, Correntías Altas, Correntías Medias, Correntías Bajas, El Escorratel, El Mudamiento, Hurchillo, La Aparecida, La Campaneta, La Murada, Las Norias, Desamparados, Los Huertos, Media Legua, Molino de la Ciudad, Molins, La Matanza, Raiguero de Bonanza, San Bartolomé, Torremendo.

Los habitantes de la ciudad están divididos en diversos barrios con una población y una extensión variable. Los más extensos son la zona centro ciudad, el barrio del Rabaloche (que va desde el Ayuntamiento hasta el barrio de Capuchinos) el del Palmeral (que va desde Santo Domingo hasta la pedanía de El Escorratel) o el Barrio de San Isidro. La relación de barrios es la siguiente: Barrio de San Isidro, Barrio de San Antón, Barrio de Capuchinos, Barrio “Los Calderones”, Ciudad Jardín, Rincón de la Seca, Barrio de las Espeñetas- San Francisco, Barrio del Rabaloche (Antiguo Arrabal Roig), Barrio de la Ascensión, Barrionuevo-Calle de Arriba, Casco Histórico, Barrio de San pedro (zona este), Barrrio de los Marines, Barrio de los Selmas, Barrio de los Cristianos, Barrio de los Morenos, Barrio de las Monserratinas, Barrio de la Alegría, Barrio del Palmeral, Barrio de Triana, Barrio de San Juan-La Corredera (Antiguo Arrabal de San Juan), Barrio de las Angustias, Barrio de la Ocarasa, zona centro ciudad (surcadas por las Calles: Avda. José Antonio, Glorieta de Gabriel Miró, Avda. Teodomiro, Plaza Nueva, Calle Caledrón de la Barca, Avda. Duque de Tamames, Calle Obispo Rocamora y todas sus circundantes).

Editado_Geo50_913.jpg

El paso del Segura por Orihuela y su proximidad al mar, han condicionado su desarrollo económico y urbanístico, y por lo tanto su paisaje, caracterizado por el cultivo de regadío en las riveras, el de secano en las extensas praderas y, en los últimos años, por las grandes urbanizaciones y campos de golf de la costa.

Debido al creciente volumen de población que tienen las playas de Orihuela, así como el surgimiento de nuevas Urbanizaciones, pese a tenerse como una pedanía se trata de un caso especial. Posee en la actualidad 57 Urbanizaciones que se dividen por zonas, siendo las más importantes: Dehesa de Campoamor, Cabo Roig, Playa Famenca, La Zenia, La Regia, Las Mimosas, Los Dolses y Villamartín.

Orihuela es conocida como la Ciudad Universitaria por poseer en su término 3 universidades. Dos son sedes de la Universidad Miguel Hernández de Elche (UMH), pertenecientes a la Escuela Politécnica Superior de Orihuela EPSO y a la Facultad de Ciencias Sociales y Jurídicas FCSJO y otra es la Universidad de Santo Domingo, actualmente utilizada como colegio e instituto privado-concertado. Sin embargo la tradición universitaria de la ciudad comenzó en el siglo XVI. se cree que por el número de intelectuales musulmanes que había en la ciudad en los S. XI y XII, pudo haber un centro superior de estudios equivalente a la Universidad (institución de creación católica).

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

El Casco histórico de la ciudad fue declarado Conjunto Histórico Artístico Monumental en el año 1969, siendo uno de los primeros en ser declarado en España. Conserva multitud de monumentos, muchos de ellos declarados como Bien de Interés Cultural (B.I.C.), así como multitud de edificios eclesiásticos y civiles. Entre los que se intercalan: Iglesias, monasterios, conventos, ermitas o palacios, palacetes y casas burguesas de diversos siglos.

Los romanos fundaron la ciudad en su emplazamiento actual, aunque fue en la época visigoda, en la que empezó a cobrar mayor importancia al convertirse en la capital de la gran demarcación que abarcaba Alicante y Murcia. Aunque frente a la invasión árabe del siglo VIII, la ciudad consiguió pactar su independencia, a partir del siglo IX, pasó a formar parte del Califato de los Omeyas y posteriormente de distintos reinos Taifas. En esta etapa la ciudad se fue consolidando, aparecieron edificios civiles y mezquitas, y mejoraron las técnicas agrícolas. Las tropas cristinas la reconquistan en el siglo XIII, y en éste mismo siglo se incorpora al Reino de Valencia convirtiéndose, con el paso de los años, en una de las ciudades más importantes del reino. En esta época la ciudad alcanzó un gran auge, construyéndose la Catedral, sobre la antigua Mezquita, el Palacio episcopal, la iglesia de las Santas Justa y Rufina, el convento y otros palacios y monasterios.

En el siglo XVI la ciudad obtuvo la Diócesis de Orihuela, que más adelante llevó a la construcción del Seminario, y a la creación, a principios del siglo XVII, de la Universidad de Orihuela. A lo largo de estos siglos, la segregación de algunos municipios y puertos, y los efectos demográficos y económicos de la peste conllevaron la disminución de su territorio y población. Esta situación de empeoró en el siglo XVIII, tras la Guerra de Secesión, con la pérdida de los fueros y el saqueo de la ciudad, debidos al apoyo prestado a Carlos de Austria, la pérdida de su Castillo y la independencia de gran parte de su territorio que más adelante conformaría la provincia de Alicante a la que terminaría por adherirse.

orihuela1927.jpg

En el Plano de Orihuela en 1927 se muestra la extensión del entramado urbano previo al plan de ensanche que, elaborado por Severiano Sánchez Ballesta, propuso la ocupación de los terrenos agrícolas al sur de la ciudad para conectarla con la estación de ferrocarril. Vía decomunicación que desde su creación en 1884 despertó un extraordinario interés por el impulso económico y modernizador que iba a introducir en la ciudad.

En el siglo XIX, las consecuencias del terremoto de Torrevieja, la Primera Guerra Carlista y la desamortización, supusieron duros golpes para la ciudad, en unos casos para la población y en otro para las clases católicas dirigentes. Aunque la llegada del ferrocarril a finales de siglo supuso un importante incentivo, no fue suficiente para una ciudad en ruina tras la Riada de Santa Teresa que provocó importantes pérdidas materiales y personales. Ante la imposible llegada de la industria a principios de siglo XX, por la oposición de las clases dirigentes, la economía se basó fundamentalmente en el regadío, llegando a alcanzar cierta importancia. Además en los últimos 100 años se ha producido un considerable incremento de la extensión dedicada al regadío, desde las primeras elevaciones del río en 1918, hasta la ejecución del trasvase Tajo-Segura, pasando por el Plan de Estabilización del ministro Ullastres de 1959, con la consiguiente reducción del secano. En 2010 las Comunidades de regantes (bien sean de Riesgos de Levante de margen izquierda o margen derecha, o la Pedrera) usaban 40.398 ha de anterior secano.

La huerta también conoce un proceso de renovación, que se plasma en modificaciones estructurales, paralelo al éxodo rural surgido ante las oportunidades de empleo que se encuentran en los núcleos urbanos. De todas ellas, las más significativas fueron: la atomización de la propiedad agrícola, con el consiguiente aumento del minifundio; la transformación sustancial de la forma jurídica de tenencia de la tierra, al disminuir los contratos de arrendamiento en beneficio de la explotación directa de los pequeños propietarios; la extinción del tradicional hábitat agrícola (la barraca), fruto de la emigración y del mayor bienestar social de los agricultores; la introducción de la ganadería intensiva, como factor complementario en unos casos y como objetivo exclusivo en otros; y, por último, la reconversión de cultivos, con la desaparición de los herbáceos y el predominio que adquirirán desde entonces los cítricos. En efecto se asiste a la sustitución de una huerta de plantaciones anuales por otra arbolada, ante la crisis de los cultivos de fibras naturales para la industria textil que dominaron el paisaje huertano hasta mediados de los años sesenta, momento en que las fibras sintéticas acabaron imponiéndose en el mercado. La fabricación sedera oriolana recibió entonces un duro revés, si bien continuó su producción cada vez más mermada hasta finales de la década de los 70′. El ocaso de esta industria llevó consigo la tala de moreras por la desaparición de la cría del gusano de seda, que eliminó este árbol de los lindes de parcela. Todas estas mutaciones produjeron una nueva percepción en el paisaje heredado, que progresivamente abandonaría la diversidad de una agricultura de subsistencia por otra más especializada volcada al mercado.

El municipio de Orihuela ha sufrido una importante merma territorial fruto de las segregaciones a que ha dado origen el desarrollo demográfico y económico. Estos son los casos, por un lado, de Torrevieja (en 1953 consiguió alzarse con una demarcación propia que iba más allá del estricto callejero que tenía en 1820) y San Miguel de Salinas (en 1955 consiguió ampliar notablemente el perímetro establecido en 1813) que se alzaron con la independencia a principios del siglo XIX, al conformar caseríos que superaban los mil habitantes, según determinaba la normativa emanada por las Cortes de Cádiz. Y por otro, el de Pilar de La Horadada que logró su emancipación en la década de los 80′; representa un modelo de segregación que tiene su génesis en la consolidación del turismo de masas en la costa oriolana, asociado a un desarrollo agrario reciente (cultivo forzado bajo plástico en estructura de invernadero y puesta en riego del antiguo secano con una sustitución arbórea donde olivos, almendros y algarrobos han dejado paso a los cítricos). Ambas causas se deben a unas condiciones climáticas altamente satisfactorias, donde el inconveniente que presentaba la aridez para la expansión de la agricultura intensiva se abordó, en un principio, con el aprovechamiento sistemático de los recursos subterráneos, para lograr una solución definitiva, a partir de 1981, con la redotación de aguas procedentes del trasvase Tajo-Segura. Este hecho culmina en la independencia de la pedanía litoral en 1986, lo que supuso la pérdida de 78,1 km2 para Orihuela.

Estas tres disgregaciones supusieron una pérdida próxima a 200 km2. Cada municipio aporta un modelo para justificar los motivos que indujeron a la autonomía municipal. En todos ellos se parte de una sociedad organizada en virtud de la riqueza productiva de los recursos del entorno, que suscita un incremento poblacional y la consolidación de una clase media dirigente con ansia de gestionar políticamente su territorio.

A la par, se ha dado un auge del sector de la construcción, ante la irrupción del turismo, que incrementa su presencia desde la primitiva ocupación frente al mar a la proliferación de áreas residenciales emplazadas en enclaves prelitorales donde se ubican los nuevos espacios regados. Esta presión inmobiliaria ha originado un proceso especulativo de cambio de uso de suelo, con la consiguiente merma del sector agrario. Agricultura versus turismo.

Y es que desde mediados del s. XIX se puede afirmar que la ciudad de Orihuela fue perdiendo progresivamente su función de capitalidad de la comarca del Bajo Segura; desaparece la Universidad, se traslada la sede episcopal a Alicante, nuevas roles de las poblaciones vecinas, ferias y mercados, o la importancia de la periferia en un municipio tan extenso, manifiestan su escaso tejido industrial, anclada en parámetros tradicionales agrícolas, o el turismo revitaliza el litoral comarcal creando nuevas áreas de influencia (Torrevieja).

Orihuela GE5.jpg

El casco histórico, declarado Conjunto Histórico Artístico y Monumental, principalmente desarrollado en la época musulmana y en la de la edad media cristina rodea al monte San Miguel en cuyo “llano” se sitúa el Seminario. El casco quedaba delimitado inicialmente por las murallas que, desde la calle Barranco al este, se prolongaban limitando con el río hasta la calle Ballesteros al oeste. Aunque el trazado básicamente se mantuvo, a lo largo de los siglos, se realizaron algunas aperturas en el tejido urbano y se construyeron distintos edificios religiosos y algunos palacios como el del Conde de Granja (s.XVIII) o el de Rubalcaba (s. XX) en la zona suroeste. En la ladera oeste de la montaña, dando continuidad al casco antiguo hacia el norte, se encuentra el barrio de Rabaloche, coincidente con el originario Raval Roig, primer arrabal de la ciudad. Al oeste de éste, al otro lado de la calle Capuchinos se encuentra el barrio de Espeñetas‐San Francisco, planificado en el Llano de San Francisco por el Plan General de 1959 y su Revisión en 1972. El límite noroeste de la montaña queda ocupado por el barrio de San Isidro ya del siglo XX. En la ladera este de la montaña se sitúan Barrio Nuevo, San Antón y el Palmeral que se extiende desde el Colegio Santo Domingo (antigua Universidad de Alicante), hasta El Escorratel. Esta zona, que se fue desarrollando desde el casco antiguo hacia el noreste, fue el objetivo del escaso desarrollo urbano de los siglos XVI y XVII y su crecimiento ha llegado hasta el vigente Plan General de 1990 en la zona del Palmeral.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Mención aparte merece el Palmeral de Orihuela.

El Palmeral de San Antón de Orihuela es el segundo en importancia de Europa, tras el de la ciudad de Elche. Desde la declaración de Paraje pintoresco (Decreto de 24.7.1963), el Palmeral se ha ido reconociendo en diferentes documentos como la Declaración de Sitio Histórico de la Consellería de Cultura o el vigente Plan General Municipal de Ordenación Urbana, de 1990, que en su normativa urbanística califica el área como Suelo no Urbanizable de Protección Estricta Forestal (clave 1.11), Suelo No Urbanizable de Regadío Tradicional (clave 1.2) y parcialmente Suelo Urbano; pero no existía un documento que tratara el Palmeral de San Antón, dentro de sus límites históricos, como un elemento unitario, que necesitara de una serie de determinaciones que ayudaran a mantener su esencia, coherencia interna y por tanto la percepción como área natural, patrimonial e histórica, única; con especificidades diferenciadas del resto de la ciudad. Por este motivo el Ayuntamiento, contrató la redacción de El Plan Especial de Protección del palmeral de San Antón.

Está ubicado en la parte noreste de la ciudad de Orihuela, en continuidad con el área urbana de la misma. Está al pie de las estribaciones más orientales de la Sierra de Orihuela: el Monte de San Miguel y El Oriolet, junto al barrio de San Antón, lo limitan al oeste y La Muela al norte. La proximidad de la sierra, con cuya masa forestal entra prácticamente en contacto, lo protege de los vientos del norte y poniente. Se trata de un área de unas 539 tahúllas, o sea en torno a 637.400 m2, fracturada en dos polígonos por el eje de la Avenida doctor García Rogel, calle de enlace de la Nacional 340 con el centro de la ciudad.

El Palmeral de Orihuela es una agrupación de ejemplares de palmera datilera cultivada y dispuesta de forma regular en los márgenes de los bancales, caminos y cauces de riego. El territorio se organiza en una estructura en malla, delimitada por esas alineaciones simples y dobles de palmeras, cuyo sistema de riego se abastece de las acequias de Callosa y Escorrata y confluye hacia el azarbe de Escorratel y el azarbe de Las Fuentes.

Esta es una zona de explotación agrícola intensiva con hasta tres pisos o niveles de cultivos superpuestos, el inferior estaría formado por cultivos herbáceos u hortalizas, el intermedio por árboles o arbustos (olivo, cítricos) y el superior por la palmera datilera. Sus paralelos más cercanos están en el vecino Palmeral de Elche y en los oasis del Norte de Africa. Este sistema agrícola intensivo fue introducido por la cultura islámica en Al‐Andalus.

El palmeral de San Antón ha mantenido, tradicionalmente, espacios de huerta donde se cultivaban especies como el algodón, el cáñamo, la alfalfa o algunas hortalizas, junto a otras especies de frutales tales como la morera o el olivo. Además, el cultivo y explotación de la palmera datilera, para el consumo del dátil, permitió el desarrollo de una pequeña industria artesanal paralela centrada en la manufactura de objetos de cestería, escobas, la explotación del palmito y la palma blanca.

Al otro lado del Segura, que divide la ciudad en dos zonas comunicadas por 7 puentes, se encuentra el barrio de San Agustín, desarrollado principalmente entre los puentes Nuevo y Viejo en los siglos XVI y XVII. Los distintos planes de ensanche realizados para la margen derecha del Segura, al sur de San Agustín, no se llevaron a cabo hasta que, ya iniciado el siglo XX y con el impulso de la construcción de la línea de Ferrocarril del siglo anterior, se primó el crecimiento en dicha dirección. La zona no se consolidó definitivamente, con su clara trama reticular, hasta los años 60′ y 70′ con los Planes Generales de 1959 y 1972.

El PGOU de 1972 fue una revisión del Plan General de Ordenación Urbana de 1959. El Documento permitía, siempre previa autorización de la Dirección General de Bellas Artes, todo tipo de obras públicas y construcciones, tanto públicas como privadas.

orihuela coello.jpg

Orihuela según Coello

Francisco Coello de Portugal y Quesada fue un importante cartógrafo español, nacido en Jaén. En 1846 fue destinado a la Dirección General de Ingenieros y comenzó a colaborar con Madoz en la publicación de su Diccionario Geográfico, encargándose de la confección de los mapas complementarios, que formaron el “Atlas de España y sus Posesiones de Ultramar” (1848-1880), del que se publicaron 46 hojas, de la más alta calidad. Estos mapas fueron labor de síntesis, en la que se aunaron todas las obras válidas anteriores a levantamientos nuevos y triangulaciones de apoyo. Hasta la aparición del Mapa Topográfico Nacional fueron la mejor cartografía española, destacando en ellos el cuidado por la toponimia, mucho más fiel que en las obras posteriores.

El desarrollo urbanístico asociado a los campos de golf constituye, desde finales del siglo pasado, la apuesta que la corporación oriolana ha mantenido por potenciar Orihuela como destino turístico. En la actualidad cuenta con 5 campos de golf, con un total de 90 hoyos, que refuerzan el atractivo comercial del litoral y que se suman a la oferta náutica ya existente, con 2 puertos deportivos, el de Campoamor y Cabo Roig, con más de 500 amarres. Los campos de golf han servido de excusa y estímulo para la calificación de suelo urbano en sus inmediaciones, aspecto que se inició en 1972 con la inauguración del Club de Golf Villamartín, y prosiguió años después, en 1988, con el Real Club de Golf de Campoamor, asociados ambos a las urbanizaciones Villamartín y Lomas de Campoamor, respectivamente. Con estos antecedentes y el respaldo dado por el ayuntamiento, se va a continuar con esta tendencia, una vez que ya están ocupados los terrenos que constituyen la “primera y segunda línea de costa”, para lo que se perfila una estrategia de promoción de Orihuela bajo la marca Orihuela-Golf. Este hecho ya se evidencia en la década de los 90′, año en el que se inaugura el Club de Golf Las Ramblas, al que seguirán Vistabella Golf (2009) y Las Colinas Golf (2010). En este sentido, en un informe solicitado por la corporación municipal a la empresa Desarrollo e Investigaciones Turísticas, S.L., y presentado en enero de 1994, se expresaba: “En este contexto, resulta acertada la decisión del Ayuntamiento de Orihuela de convertir el municipio en un destino de golf de primer orden, capaz de presentar una oferta turística de calidad enriquecida con equipamientos náuticos, apoyada en urbanizaciones de alto standing y con un importante patrimonio cultural, todo ello en un marco mediterráneo con excelente climatología y no masificado”. Si bien en esta iniciativa tan prometedora, no se han tenido presentes los aspectos negativos derivados de las limitaciones del territorio, como la lejanía de la ciudad y la escasez de recursos hídricos, entre otras. Estas circunstancias no se han solucionado y que han generado la precariedad de los servicios públicos que se prestan en algunos sectores urbanos, lo que redunda en un cierto malestar social que ha conllevado el proceso reivindicativo y la creación de un partido político.

En el informe “Análisis Urbanístico de Barrios Vulnerables 1996. Catálogo de Áreas Vulnerables Españolas” (Ministerio de Fomento‐Instituto Juan de Herrera. Escuela Técnica Superior de Arquitectura, Universidad Politécnica de Madrid. HERNÁNDEZ AJA, Agustín (director) 1996) se identifican los siguientes barrios vulnerables en 2001, 1.‐ San Isidro‐Espeñetas‐Rabaloche, además de 2.‐ RAIGUERO DE BONANZA (Distrito: 7, secciones: 07.001), 3.‐ LA APARECIDA (Distrito: 7, secciones: 07.002), 4.‐ BARBARROJA (Distrito: 7, secciones: 07.006), 5.‐ LA MURADA/LOS VICENTES (Distrito: 7, secciones: 07.006) 6.‐CAMINO DE BENIEL (Distrito: 6, secciones: 06.005), 7.‐MEDIA LEGUA‐ LA CAMPANETA (Distrito: 8, secciones: 08.003), 8.‐EL MUDAMIENTO‐SAN BARTOLOMÉ (Distrito: 8, secciones: 08.005) 9.‐ LAS NORIAS‐ LOS DESAMPARADOS (Distrito: 6, secciones: 06.006) y 10.‐ MIGUEL HERNÁNDEZ (Distrito: 4, secciones: 04.003) y en 2006 serán 1.‐ Miguel Hernández, 2.‐ Obispo Rocamora y 3.‐ SAN ISIDRO‐RABALOCHE (Distrito: 3, secciones: 03.003)

Barrio San Isidro-Espeletas-Rabaloche

San Isidro‐Espeñuelas‐Rabaloche. Barrios administrativos: San Isidro, Espeñuelas/San Francisco, Rabaloche, Casco histórico.

El Origen del barrio es el del casco histórico y fundamentalmente el del posterior Raval Roig, actualmente Rabaloche. El casco histórico se desarrolló principalmente en la época musulmana y en la de la edad media cristina en torno al monte San Miguel en cuyo “llano” se sitúa el Seminario. Aunque el trazado se mantuvo básicamente a lo largo de los siglos, se realizaron algunas aperturas en el tejido urbano y se construyeron, especialmente al suroeste del casco sobre el río Segura, distintos edificios religiosos y algunos palacios. Éste es el caso del Palacio Conde de Granja (s. XVIII) y del de Rubalcaba (s. XX) en el ámbito. En la ladera oeste de la montaña dando continuidad al casco antiguo surgió el Raval Roig, coincidente con Rabaloche, primer arrabal de la ciudad.

Aunque en el siglo XVII consta la aparición de un reducido núcleo de viviendas en la calle San Francisco, al norte de la calle Barranco, el barrio de Espeñetas‐San Francisco, fue planificado en el Llano de San Francisco por el Plan General de 1959 y su Revisión en 1972. El barrio delimitado se sitúa al noroeste del centro de Orihuela, en la ladera suroeste de la montaña en la que se encuentran las ruinas del Castillo y que dio origen a la ciudad y al ámbito. Queda delimitado por la carretera N‐340 al norte, la montaña de San Miguel al este, el Camino de En medio y el centro comercial Ociopia (Plan de Actuación Urbanística.PAU 11) al oeste y la calle Santa Justa al sur.

El barrio delimitado queda estructurado por la Calle San Francisco y su continuación en las calles Santiago y Capuchinos. La zona sur del barrio, la que se encuentra en mejores condiciones, forma parte del casco histórico de Orihuela. Ésta está formada principalmente por viviendas entre medianeras de varias alturas, generalmente en buen estado en las calles principales, acompañadas de amplias plazas verdes como la de Santiago o Monserrate, aún pertenecientes a la “zona turística”.

Sin embargo a medida que se sube por la calle Capuchinos y principalmente al pasar la calle Barranco, en la que empieza el Rabaloche, el estado de las viviendas empeora. Estas viviendas generalmente son de peor calidad y menor altura que las anteriores, a excepción de algunos edificios de vivienda colectiva incluidos en el barrio. Éste es el caso de los bloques de vivienda colectiva de seis alturas situados entre las calles Capillas y Chumberas. Continuando por la calle Capuchinos aparece al este el barrio de San Isidro. Éste se adapta a la topografía elevándose en la ladera de la montaña en la zona más deteriorada. Las viviendas de San Isidro son pequeñas casas unifamiliares bajas adosadas a las que se unen un par de bloques lineales en la zona norte. El barrio de Espeñetas San Francisco, más anárquico combina viviendas de dos alturas con algunas colectivas de tres y cuatro.

Barrio Miguel Hernandez.jpg

Miguel Hernández. Barrios administrativos: Barrio Nuevo/Calle Arriba/Casco histórico.

El casco histórico se desarrolló principalmente en la época musulmana y en la de la edad media cristina alrededor del Monte San Miguel en cuyo “llano” se sitúa el Seminario. El casco quedaba delimitado inicialmente por las murallas que desde la calle Barranco al este se prolongaban limitando con el río hasta la calle Ballesteros al oeste. Aunque el trazado básicamente se mantuvo a lo largo de los siglos, se realizaron algunas aperturas en el tejido urbano y se construyeron distintos edificios religiosos y algunos palacios como el del Conde de Granja ( s. XVIII) o el de Rubalcaba (s. XX) en la zona suroeste. En la ladera este de la montaña se sitúa Barrio Nuevo‐Calle Arriba, ahora llamada Miguel Hernández por encontrarse allí su casa. Esta zona, que se fue desarrollando desde el casco antiguo hacia el noreste, fue el objetivo del escaso desarrollo urbano de los siglos XVI y XVII que se realizó fundamentalmente en dirección a Crevillente. En el límite de la edificación se sitúa el Colegio de Santo Domingo, construido a partir de 1553, que posteriormente acogió a la Universidad de Orihuela.

El barrio delimitado se sitúa al sureste de la Montaña de San Miguel, comprendido entre ésta y el río Segura. El barrio limita la norte con la Montaña, al oeste calle Colón y la subida al Seminario, al sur por el Segura y al este por la avenida del Seminario.

El barrio abarca la zona este del casco histórico con calles irregulares y adaptadas a la topografía. La calle Santa Lucía y su continuación la calle Ramón Sijé y la calle Pintor Argasot estructuran el ámbito. En la zona sur, en la zona más próxima el río, las viviendas son de cierta altura variando entre ocho y cinco plantas. Sin embargo, a medida que nos adentramos en la zona más próxima a la montaña, el tejido resulta más heterogéneo, combinando viviendas tradicionales de dos o tres plantas con altos bloques en las vías principales. La zona de la calle Arriba, actual Miguel Hernández, queda comprendida entre la montaña y la calle Ramón Sijé. Entre estas calles las manzanas son menores y las calles entre ellas muy estrechas. Las viviendas, apoyadas en la montaña en la zona norte, se disponen en pequeñas parcelas, quedando adosadas unas a otras. Las viviendas de una o dos plantas se encuentran en muchos casos en mal estado aunque están comenzando su rehabilitación. La presencia del Colegio de Santo Domingo, el Centro de Estudios Hernandinos, y la Casa Museo de Miguel Hernández suponen una oportunidad para el barrio.

Barrio Obispo Rocamora

A finales del siglo XIX, las reformas urbanas estaban dirigidas a conectar el núcleo urbano existente con el ferrocarril. Con ese objetivo se construye en dicho siglo el jardín de la Glorieta, que se convirtió, por su enlace con la calle Loeches, en la conexión entre el suelo de los futuros desarrollos y el centro. Desde esta época hasta 1927 únicamente se construyeron en la zona algunos edificios en el camino de Bigastro (ahora Obispo Rocamora) y las primeras manzanas alrededor de la Glorieta. La zona se desarrolla finalmente hacia los años cincuenta, siguiendo la tendencia de la época de los planes de ensanche, tomando como eje de desarrollo la calle Obispo Rocamora. En esta época se consolidan también las edificaciones entorno a la Glorieta.

El barrio se sitúa al sur de la zona centro de Orihuela, entre el río Segura y la línea de Ferrocarril. El límite norte de la zona lo establece la calle Obispo Rocamora, el oeste las calle San Gregorio y Lavatorio, y la línea de ferrocarril al sur.

El barrio se compone fundamentalmente por manzanas cerradas que van desde cuatro a siete plantas. Algunas están formadas por un único edificio mientras que otras se componen de bloques de vivienda colectiva de distintas alturas. Al sur este del ámbito aparece un conjunto de bloques lineales que rompen la continuidad de la fachada del resto de las manzanas. El barrio cuenta con el Colegio Oleza y la Parroquia de San Vicente, y al noroeste limita con la Glorieta Gabriel Miró. Al norte, fuera del ámbito delimitado se encuentra el campo de futbol municipal Los Arcos.

1.‐ RAIGUERO DE BONANZA (Distrito:7, secciones: 07.001). Se trata de una pedanía situada al oeste del núcleo urbano de Orihuela que, según los datos de 2001, se considera vulnerable por su alto porcentaje de población sin estudios. Raiguero de Bonanza se enclava en un lugar privilegiado; a los pies de la Sierra de Orihuela y rodeado de huerta. La pedanía se sitúa 2 kilómetros al suroeste de la ciudad de Orihuela y muy próximo a La Aparecida. Está formado por casas unifamiliares con huertos que componen las calles que van desde la carretera hasta el pie del monte. La falta de planificación y la ausencia de cesiones para espacio público y viario, unida a la situación de las viviendas, hace que las calles sean muy estrechas y escarpadas, siendo muy difícil el acceso rodadote los servicios de emergencias.

2.‐ LA APARECIDA (Distrito:7, secciones: 07.002). Es una de las pedanías más antiguas y se compone de El Arenar, Raiguero de Levante y Raiguero de poniente Se sitúa al oeste del municipio y según los datos del censo de 2001, se considera vulnerable por superar sus porcentajes de carencias en la vivienda y población sin estudios los índices de vulnerabilidad, aunque no se incluyen en el estudio porque su población, de unas dos mil personas, impide considerarlo Barrio Vulnerable (3.500 habitantes). Según la leyenda, esta zona anteriormente conocida como los Esparragales debe su nombre a la aparición de un cuadro de la virgen, salvado de la invasión musulmana, cuyo hallazgo conllevó la formación de la ermita de la pedanía.

3.‐ BARBARROJA (Distrito: 7, secciones: 07.006). Se trata de una pedanía situada en el extremo norte del municipio de Orihuela que, según los datos de 2001, es vulnerable por estudios y vivienda. Se sitúa al norte de la sierra de Crevillente y muy próxima a el Hondón de los Frailes (Medio Vinalopó). La pedanía queda dividida en dos por la carretera CV‐845, situándose al sur de ésta las viviendas conocidas como Casas de Palomares.

4.‐ LA MURADA/LOS VICENTES (Distrito: 7, secciones: 07.006). Es una pedanía situada al norte del núcleo urbano de Orihuela que, por sus altos porcentajes de carencias en la vivienda y población sin estudios en 2001, se considera vulnerable aunque no se incluye en el Catálogo por no llegar su población indicada para ser considerado Barrio Vulnerable.

5.‐CAMINO DE BENIEL. (Distrito: 6, secciones: 06.005). Se trata de una pedanía situada al oeste del núcleo urbano de Orihuela, apoyada en el camino del mismo nombre, que, según los datos de 2001, se considera vulnerable por su alto porcentaje de población sin estudios. Esta pedanía, que ronda los ochocientos habitantes, también recibe el nombre de la Cruz Cubierta por su iglesia.

6.‐MEDIA LEGUA‐ LA CAMPANETA (Distrito: 8, secciones: 08.003). Ambas pedanías, situadas al este del núcleo urbano de Orihuela, se consideran vulnerables por sus altos porcentajes de población sin estudios en 2001, aunque no se incluye en el Catálogo por no alcanzar la población establecida para ello. La Campaneta cuenta con 1195 habitantes y en ella se incluyen el Barrio Nuevo y Puente de los Cirios. Su paisaje es principalmente rural con algunas zonas urbanizadas, y su economía se basa casi exclusivamente en la agricultura.

7.‐EL MUDAMIENTO‐SAN BARTOLOMÉ (Distrito: 8, secciones: 08.005). Se trata de dos pedanías situadas al este del núcleo urbano de Orihuela, próximas a Rafal, que, según los datos de 2001, se consideran vulnerables por su alto porcentaje de población sin estudios.

8.‐ LAS NORIAS‐ LOS DESAMPARADOS. (Distrito: 6, secciones: 06.006). Ambas pedanías, situadas al oeste del núcleo urbano de Orihuela, al sur del Camino de Beniel, se consideran vulnerables por su alto índice de carencias en la vivienda y por su alto porcentaje de población sin estudios. Las Norias, de unos mil habitantes e incluida en la pedanía Los Desamparados, limita con Beniel al sur y este, al norte con el Camino En medio y con Desamparados al este. Inicialmente solo era una zona de cultivo dónde los musulmanes ubicaron algunas norias para el riego. El núcleo actual surgió a principios del siglo XIX. Los Desamparados, que incluye la zona de Las Norias, queda delimitada por la Vereda del Reino hasta la Arroba Don Ramón y desde el Camino de Cartagena hasta el río Segura. La pedanía formada por el núcleo principal y Las Norias tiene algo más de tres mil habitantes, aunque no alcanzando los 3.500 necesarios para incluirse en el Catálogo. Aunque sus orígenes son íberos, el desarrollo de la zona se produjo en el siglo XVIII, a partir de la construcción de la Parroquia de la Virgen de los Desamparados. Su base económica sigue siendo la agricultura y la pequeña industria del calzado. La pedanía cuenta con el Colegio Público Virgen de los Desamparados y la Universidad Miguel Hernández. Además también se encuentran en ella con La Iglesia Parroquial de Nuestra  Señora de los Desamparados, Los Mojones del Reino, y Las norias de origen árabe, de especial interés histórico artístico.

9.‐ MIGUEL HERNÁNDEZ (Distrito: 4, secciones: 04.003). Este barrio se corresponde con Barrio Nuevo‐Calle Arriba, ésta última llamada actualmente Miguel Hernández por haber nacido allí el ilustre poeta. Esta zona queda comprendida entre la montaña y la calle Ramón Sijé. Entre estas calles las manzanas son menores y las situadas entre ellas perpendiculares a Miguel Hernández, muy estrechas. Las viviendas, apoyadas en la montaña en la zona norte, se disponen en pequeñas parcelas, quedando adosadas unas a otras. Las viviendas, de una o dos plantas, se encuentran en muchos casos en mal estado aunque están comenzando su rehabilitación. La presencia del Colegio de Santo Domingo, el Centro de Estudios Hernandinos, y la Casa Museo de Miguel Hernández suponen una oportunidad para el barrio.

DC.3.Riesgos_GeomorfologicosEl Planeamiento vigente hoy en Orihuela es el PGOU de 1990, si bien ha comenzado con los trámites para un nuevo Revisión PGOU. Con anterioridad a la aprobación del PGOU‐90/94, vigente en la actualidad, el municipio de Orihuela disponía de otro Plan General de Ordenación Urbana anterior, el Plan General de Ordenación Urbana de Orihuela del año 1957 que fue aprobado el 18.6.1968 por la Comisión Provincial de Urbanismo, era un Plan General incompleto que no contemplaba ninguna Ordenación del resto del Territorio Municipal que no fuera el casco de la Ciudad; su rectificación, que no revisión, es aprobada el 15.8.1973 por la Comisión Provincial de Urbanismo (BOP 21.12.1973) con modificaciones en las Ordenanzas correspondientes, aprobadas por la C.P.U., el 2.7.1978.

La Revisión del Plan General de Orihuela de Ordenación Urbana de Orihuela fue aprobado en el año 1990, basado en la Ley del Suelo de 1975. El documento refundido del PGMOU fue aprobado definitivamente por la Comisión Territorial de Urbanismo en sesión celebrada el 25.7.1990, en lo que respecta a Suelo Urbano y No Urbanizable, y por Acuerdo del Excmo. Sr. Conseller de Obras Públicas y Urbanismo, de 30.11.1990, en lo que respecta al Suelo Urbanizable. El conseller de Obras Públicas, Urbanismo y Transportes mediante una resolución de fecha 27.7.1994 aprobó definitivamente la Revisión del Plan General Municipal de Ordenación de Orihuela, en lo que respecta al Suelo Urbanizable, posibilitando la aprobación de los diversos planes parciales que lo desarrollan.

Hoy el número de viviendas pendientes de desarrollar en suelo urbanizables es de 52.828 viviendas, 44.545 viviendas clasificadas por el Plan General y 8.283 viviendas propuestas por la revisión del Plan General. La población prevista que tendrá cabida por el desarrollo del Plan es de 342.492 habitantes, 80.298 habitantes en las Pedanías, 45.291 habitantes en la Ciudad, 198.285 habitantes en la Costa y 18.618 habitantes en Orihuela Interior.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

La revisión del Plan General propone sólo el crecimiento en las Pedanías y en la Ciudad, siendo la población prevista en la propuesta de crecimiento de 32.976 habitantes en Pedanías y 3.702 en la Ciudad. En cuanto al número de viviendas, tendrán cabida 143.605 viviendas en el desarrollo del Plan, 29.354 viviendas en Pedanías, 21.567 viviendas en Ciudad, 84.094 viviendas en la Costa y 8.590 en Orihuela Interior. La revisión del Plan General propone sólo el desarrollo de 17.466 viviendas, de las que 15.703 viviendas se desarrollarán en las Pedanías y 1.763 viviendas se desarrollarán en la Ciudad.

Los grandes desarrollos residenciales pendientes de edificar son numerosos, Sector ASOMADA NORTE (909.924 m2 de suelo para una edificabilidad de 262.871 m2 para 3.149 viviendas, con un grado de urbanización al 100% y ninguna vivienda construida), Sector ASOMADA SUR (360.785 m2 de suelo para 125.165 m2 de edificabilidad para 1,252 viviendas, en la misma situación), Sector CAMPOAMOR (444.861 m2 de suelo para 446.636 m2 de edificabilidad para 1.304 viviendas, urbanizado al 100% y edificadas el 12,5%), Sector LA CAMPANA y LA MOSCA (620.276 m2 de suelo para una edificabilidad de 298.150 m2 para 2.981 viviendas, urbanizado al 100% y construidas el 25%), Sector LA ZENIA OESTE (51.126 m2 de suelo para 157.800 m2 de edificabilidad para 1.578 viviendas, urbanizado al 100% y edificadas el 40%), Sector LAS MOJADAS (576.810 m2 de suelo para una edificabilidad de 276.000 m2 para 2.760 viviendas, urbanizado al 100% y construidas el 53%), Sector MIL PALMERAS (259.388 m2 de suelo para una edificabilidad de 125.700 m2 para 1.257 viviendas, urbanizado al 100% y edificadas el 42,3%), Sector PAU-18 AZAHAR 2 (423.009 m2 de suelo para 151.558 m2 de edificabilidad para 1.370 viviendas, urbanizado al 100% y edificadas el 9%), Sector PAU-19 AZAHAR 3 (302.585 m2 de suelo para 102.039 m2 de edificabilidad para 1.000 viviendas, urbanizado al 100% y construidas el 12,7%). 5.435.985 m2 de edificabilidad residencial prevista, para casi 50.000 viviendas.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Las grandes fincas de secano (Campoamor 1.984 ha, Ballesta de Arriba 729 ha, Lo Romero 705 ha, El Espartal 651 ha, Dehesa de Roca 516 ha, Las Colinas 458 ha, Lo Monte 355 ha, Bancal de Don Luis 306 ha, Lo Gracia de Arriba 254 ha, Las Animas 240 ha, El Estrecho 225 ha, La Asomada 197 ha, Lo Sastre y Soler 142 ha, La Regia 115 ha, La Cenia 112 ha o Vista Alegre 81 ha) que desde el s. XIX pertenecían a religiosos y nobles, tras la desamortización pasaron a engrosar los patrimonios privados hasta bien entrado el s. XX y que a partir de los años 40′ inician el proceso de segregación y venta. Los hay que compaginan el aprovechamiento agrícola y turístico (Campoamor, La Cenia), o agro-industrial (Lo Romero) , o fragmentados por lotes (Vista Alegre, Dehesa de Roca…).

“…En Orihuela, todos los exalcaldes del PP han acabado condenados e imputados por sus relaciones con el industrial Angel Fenoll, padrino del PP y rey de los vertederos ilegales en la Vega Baja…”
“…Como estará la cosa que el Ayuntamiento, con toda la razón del mundo, ha entrado en litigio con la Confederación Hidrográfica del Segura. El abandono del cauce, a la vista está, es insoportable. No cabe más que exigir a la CHS que cumpla con su responsabilidad, que no es otra que mantenerlo al menos como se encuentra desde la ciudad de Murcia hacia arriba…”
Brugal, caso Spa, la Sicilia Valenciana,…
La ciudad alicantina suma 43 casos de corrupción:  Solo en una causa hay 40 imputados, entre ellos 2 exalcaldes
La basura y el ladrillo enlodan la cuna de Miguel Hernández.

Pero el gran tamaño del término municipal y la existencia (presente o futura) de grandes áreas urbanizables nunca es excusa para prevaricar, corromper, delinquir y destrozar el territorio. Es pura avaricia y desinterés por el territorio.

Pero estamos a la espera del nuevo Plan General… un largo camino.

DC.8.CLASIF SUELO VIGENTEDC.2.Usos_y_vegetacionCon el “Documento Consultivo Inicial de la Evaluación Ambiental Estratégica de la Revisión del Plan General de Orihuela” se inicia el trámite de Evaluación Ambiental Estratégica al objetivo de obtener el documento de referencia que determine el alcance, nivel de detalle y grado de especificación del Informe de Sostenibilidad Ambiental a realizar con posterioridad. Saldrá a continuación el Documento de Referencia y la Versión Preliminar del PGOU, el Informe de Sostenibilidad Ambiental (ISA) y el Estudio del Paisaje. Se someterá a información pública abriendo un plazo de 45 días para la presentación de alegaciones, que serán informadas y/o incorporadas al Plan. Con todo ello se elaborará la Memoria Ambiental, previo a la redacción del documento PG debiendo ser sometido al trámite de aprobación definitiva por la Consejería de Medio Ambiente, Agua, Urbanismo y Vivienda de la Comunidad Valenciana.

…La redacción del Plan General viene a dar respuesta al nuevo escenario municipal, con proyectos de renovación urbana y la reordenación de las edificaciones dispersas en el término, tanto residenciales como industriales, afrontando el reto de avanzar hacia estrategias que consoliden el sector servicios, siguiendo la dinámica general de las sociedades desarrolladas. La integración de estas iniciativas debe realizarse poniendo especial atención al
valor del territorio y del paisaje local, aprovechando la transformación espacial del medio para construir un nuevo sentimiento colectivo que se fundamente en la calidad ambiental del territorio. La consecución de unos estándares mínimos de calidad ambiental de un territorio es uno de los objetivos fundamentales en el planeamiento urbanístico y territorial…
…La oportunidad que ofrece la nueva cultura del territorio que se impulsa desde la Unión Europea y que, en gran parte, está contemplada en la reciente legislación valenciana, tiene que servir para corregir los errores cometidos hasta ahora, recuperando el concepto de ordenación del territorio frente al de urbanismo, que ha marcado desde hace décadas el crecimiento de los municipios españoles, tomando el todo por la parte, preocupándose más de los números y los edificios que de la adecuación de las iniciativas humanas al medio sobre el que se sustentan. El Plan General de Orihuela determinará el modelo territorial futuro y los crecimientos urbanos en el municipio con un horizonte superior a los 20 años, por lo que es preciso determinar una estrategia de desarrollo que permita albergar la demanda municipal, tanto en lo que respecta a zonas residenciales como industriales y de servicios, así como a los diferentes elementos de equipamientos y zonas verdes de la Red Primaria municipal. Todo ello, desde el conocimiento de las potencialidades de desarrollo endógeno aprovechando sinergias existentes, respetando en todo momento los valores paisajísticos y ambientales, tanto sociales como naturales, del término municipal de Orihuela…
Objetivos:
ORIHUELA PEDANIAS
– Consolidación del crecimiento tradicional del asentamiento rural en la Huerta, como sistema poli-nuclear de asentamientos en el territorio, bien distribuida, manteniendo su estructura y tipología tradicional, regularizando el crecimiento existente al margen del Plan y previendo suelo para su crecimiento natural, que permita su rápida ejecución para absorber la demanda existente.
– Potenciación de la identidad de cada pedanía, confiriendo carácter a cada una de ellas con actuaciones que estructuren y mejoren la calidad de la trama urbana, preservando su silueta tradicional y características y paisaje que la rodea con un adecuado tratamiento del borde urbano, recualificando así el espacio que se configura.
– Recuperación de los paisajes tradicionales asociados a los tipos constructivos, cada uno con su lógica particular en la forma de ocupar el territorio.
ORIHUELA CIUDAD
Como finalidad fundamental se plantea la revitalización y modernización de la ciudad y para ello proponemos:
– Redefinición de usos y ofertas en el núcleo urbano como referente de las Pedanías de Orihuela y de los municipios más cercanos. Soluciones para la oferta de comercio y servicios ligada a la oportunidad del Centro Histórico y la Capitalidad administrativa y comercial.
– Jerarquización de los viarios estructurantes a un nivel adecuado al rango urbano de Orihuela en cuanto a dimensiones y accesibilidad y, sobre todo, de continuidad y articulación entre los mismos, así como dotarlos de representatividad urbana.
– Recuperación y mejora de la escena urbana, sin olvidar las actuaciones en barrios, actuando de forma especial en aquellos lugares de mayor representatividad donde el paisaje urbano percibido es más intenso y las actuaciones mejor percibidas.
– Recuperación, mejora y potenciación de El Palmeral, para el que se propone su ampliación como conjunto de gran valor cultural, ambiental y social, formando un gran cinturón verde al este de la Ciudad, como Corredor Ecológico y Humano que una la Sierra de Orihuela, el Palmeral y el Río, previendo una reserva de suelo de nuevos crecimientos en ejecución del Plan. Constituyendo la imagen de la Ciudad en su principal acceso desde la autovía del Mediterráneo A-7.
-Tratamiento en los bordes urbanos:
– En el borde norte, fundamentalmente el contacto con la Sierra, es preciso culminar las propuestas del Plan Especial de Ordenación y Protección del Centro Histórico de Orihuela y el re-estudio de las propuestas del Plan Director de Revitalización de Barrios en el Casco Histórico de Orihuela para este ámbito.
– En la zona sur, consolidado como borde con las barreras de infraestructuras existentes AVE y Ronda, se propone la ampliación de la Ciudad al otro lado del ferrocarril, como gran área de oportunidad, superando el concepto de ciudad tradicional y proponiendo un nuevo crecimiento, con yuxtaposición de usos (residencial, terciario, dotacional) creando una imagen de ciudad abierta, espacios colectivos, bulevar-vía,… la permeabilización de la línea de AVE permitirá realizar una actuación cuidadosa urbana y ambiental de integración y crecimiento residencial y terciario.
– En la zona este, donde se aprecian una desestructuración del borde urbano y una confusión entre lo urbano, lo agrícola y las infraestructuras, se proponen actuaciones urbanísticas que junto con el cinturón verde propuesto potencien su singularidad física y visual con el valor de lo agrícola, lo culturalambiental, lo urbano y el espacio libre, garantizando la integración paisajística y visual de las nuevas construcciones.
– En el borde oeste, con las actuaciones ejecutadas y previstas se presenta una continuidad basada en las infraestructuras, por lo que se realizarán tratamientos concretos de integración paisajística, se proponen actuaciones de rediseño urbanístico, con re- estudio y/o reordenación de los crecimientos previstos al oeste de la Ciudad, que configuren un borde urbano articulado que una lo ya existente.
– Revitalización, mejora y potenciación del Centro Histórico, puesta en valor del patrimonio existente, como valor de mercado, adecuando el Plan Especial a los nuevos usos y demandas que permitan revitalizar el centro mejorando la relación y estructuración del mismo con la Ciudad de Orihuela.
– Conexión de la red de espacios públicos evitando la sucesión de pequeños parques en coherencia con la red de espacios abiertos.
– Previsión de suelo hotelero para activar el turismo cultural y ambiental del municipio.
ORIHUELA COSTA
– Priorizar la culminación de los desarrollos existentes, olvidando la tendencia del crecimiento residencial continuado del último Plan General y, por lo tanto, potenciando el crecimiento racional evitando nuevos continuos edificados.
– Dotar de estructura urbana adecuada y jerarquizada a las urbanizaciones de la Costa, con la redistribución de espacios dotacionales, fomentando la movilidad sostenible en la Costa.
– Dotar de una nueva centralidad apoyada en un área estratégica municipal en la zona de Los Dolses, al lado este de la autopista AP-7, donde se unan los grandes equipamientos dotacionales públicos y privados, cualificadores del territorio, con la infraestructura verde, el ocio, … como conjunto integrador del PAISAJE y el diseño urbano.
– Potenciación de la Infraestructura Verde como puesta en valor de los elementos que la integran en la Costa, tanto desde el punto de vista natrual como antrópico, garantizando la conectividad y la permeabilidad, que una y potencie las zonas verdes existentes y propuestas y el sistema de espacios abiertos.
– Mejora de la accesibilidad funcional y visual a los paisajes de mayor valor, prestando especial atención a las ramblas litorales como elementos de conexión de la Costa-Interior.
– Previsión de dos áreas de reserva de suelo no urbanizable, consideradas como estratégicas, para su puesta en valor cuando sea procedente a través de proyectos cualificadores del territorio.
– Favorecer la reconversión urbana, social y económica de las urbanizaciones de la Costa, potenciando una estructura económica diversificadora.
En SÍNTESIS en la Costa el Plan General se centrará en la red de espacios abiertos, la protección forestal y la potenciación del sistema de corredores ecológicos, huyendo del crecimiento residencial diseminado y priorizando una nueva estructura económica dotando a la Costa de una nueva área de centralidad…
DC.6.Unidades_de_Paisaje

Unidades de Paisaje – ORIHUELA

Hoy Orihuela tiene una población de 82.675 habitantes, la mitad entre Pedanías y la Costa. Pero es que los datos de su parque de viviendas son de escándalo. Orihuela tiene 79.337 viviendas, de las cuales la mitad se levantan en la década prodigiosa 2000-2009 (algo sin igual en ningún otro territorio), en de los 90′ será en 16% del parque residencial total, 12.771 viviendas, y de los 80′ 10.541 viviendas (el 13%). Anteriores un escuálido parque del 20%.

Orihuela GE7.jpg

Mucho tiempo, muchos desmanes, mucha oscuridad. Es tiempo de luz y taquígrafos; participación ciudadana y sensatez, cordura, mesura, respeto por el territorio, inteligencia en los planteamientos del modelo territorial y prudencia con las expectativas. Los jueces harán lo que tengan que hacer, pero además, que cada uno sepa qué tiene que hacer… (o que cada palo aguente su vela…)

Cada mercado es local.

Cada municipio tiene su singularidad.

Cada municipio se retrata en su parque residencial.


Seguiremos analizando en próximas entregas los 250 municipios mayores de España