PIELAGOS, según Catastro, a 1.1.2015, por tamaño y fecha.

tabla PIELAGOS edad+tamaño edificaciontabla PIELAGOS 2.121996e-314dad+tamaño edificacion

Estos gráficos representan el Parque Residencial del municipio de PIELAGOS, Cantabria.

Son los Bienes Inmuebles matriculados en el Catastro, clasificados por año de inscripción y por tamaño.

Cada barra horizontal representa una década, siendo la más reciente la inferior (2010′), y la más antigua la superior (1920-1929).

Cada color es un tamaño, del más cálido (<60 m2) al más frío (>180 m2).

La barra inferior (DELVI) representa el cálculo hecho desde Otropunto para la obtención de la Demanda Latente de Vivienda (la demanda latente: la configuran personas que no tienen vivienda y que por su perfil sociológico (edad) y socioeconómico (no están en desempleo) son potenciales compradores). Es una estimación del número máximo de viviendas que constituyen la demanda encubierta de una zona y que se basa en las personas con el perfil de los actuales compradores pero que todavía no han constituido un hogar.

PIELAGOS DELVItabla PIELAGOSPIELAGOS PIRAMIDEpielagos-catastro-2014-2016pielagos-ine_page_1 Son datos fríos, sin cocinar.

Información para la toma de decisiones.

Información para el conocimiento.


Piélagos, municipio costero de Cantabria (cuenta con siete playas, entre las que destaca la de Valdearenas, incluida en el Parque natural de las Dunas de Liencres, en la desembocadura del río Pas) de 83,33 km2, dedicado tradicionalmente al sector de la zona, la ganadería, que sin embargo y debido a su estratégica situación (el municipio fue lugar de asentamiento de varias empresas, entre ellas algunas lecheras, íntimamente relacionadas con la explotación ganadera) y a la belleza de su costa y a las buenas comunicaciones, está experimentando un auge urbanístico no siempre respetuoso con la naturaleza y muchas veces masivo pero que efectivamente está aumentando continuamente la población de Piélagos.

pielagos1 GECuenta con doce núcleos de población, constituidos en juntas vecinales: Arce, Barcenilla, Boo, Carandía, Liencres, Mortera, Oruña, Parbayón, Quijano, Renedo de Piélagos (Capital), Vioño de Piélagos y Zurita.

Municipio dinámico con un espectacular crecimiento poblacional, que le ha llevado a sobrepasar la barrera de los 20.000 habitantes, en apenas cinco años, ha aumentado en más de 5.000 efectivos su población, alcanzando en la actualidad un total de 23.999 habitantes. Su estratégica localización, próxima a grandes núcleos de población y la consolidación de las infraestructuras viarias, han sido factores determinantes en la evolución y consolidación del municipio. Con una proyección de crecimiento moderada de su población, estima alcanzar las 30.000 en 2021.
Su parque de viviendas, 11.623 (18,38% unifamiliares, 2.136), es muy joven, más de la mitad (55,3%), se levantan en la década de 2000-2009 (6.428 viviendas), destacando la gran cantidad de segundas residencias.

evolucion pob pielagos

El planeamiento general vigente en el Municipio de Piélagos es en la actualidad el recogido en el Plan General de Ordenación Urbana de 1993, aprobado definitivamente por la Comisión Regional de Urbanismo de Cantabria (CRU). Si bien hemos de decir que desde 2003 se está redactando la revisión y formulación del nuevo PGOU-2003, que a falta del definitivo acuerdo de aprobación por parte del Gobierno de Cantabria.

Piélagos es un punto negro de la corrupción urbanística en Cantabria. El Ayuntamiento de Piélagos ha recibido en los últimos años varios fallos del Tribunal Superior de Justicia de Cantabria (TSJC) y del Tribunal Supremo que ponen en tela de juicio su gestión del urbanismo y que han ordenado la demolición de casi 400 viviendas en cinco urbanizaciones de Liencres y el Alto del Cuco. Es el municipio con más sentencias de derribo declaradas por los tribunales. Se considera probado que en anterior alcalde concedió entre 2004 y 2005 quince licencias de construcción a sabiendas de que “vulneraban la normativa urbanística vigente, por basarse en interpretaciones declaradas formalmente contrarias al ordenamiento urbanístico, según reiterada jurisprudencia”, algo de lo que le advirtieron “expresamente” el arquitecto municipal y los servicios jurídicos. Todo un pastel.

pielagos2 GEY tensa con un convenio para …”articular el “esquema” de colaboración para cumplir la propuesta de ejecución de sentencias (147/15, de la Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Cantabria), además de establecer el “reparto” de las obligaciones del Ejecutivo y del Ayuntamiento, de cara a resolver los procedimientos y cumplir con su “obligación solidaria” frente a terceros. Después, se tendrán que liquidar las candidades en que la Administración Autonómica y el Ayuntamiento incurran en la ejecución de tales sentencias. El Ayuntamiento de Piélagos tendrá que aprobar de manera definitiva su PGOU (ahora en trámite) concediendo -si son compatibles con la nueva ordenación- licencias a las viviendas afectadas por órdenes de demolición. Si no, tendrá que realizar todas las actuaciones tendentes al derribo. Además, habrá de compensar (si la legalidad lo permite) los tributos y exenciones que hayan de liquidarse por esas nuevas licencias que se otorguen. También será obligación del Ayuntamiento de Piélagos aportar suelo que se integre en el patrimonio municipal, para su utilización como mecanismo de indemnización “en especie”. En este sentido, deberá habilitar suelo en los instrumentos de planeamiento para hacer factible la terminación convencional de los expedientes de responsabilidad patrimonial, mediante la entrega de nuevas viviendas a los afectados que lo deseen. Colaborar en la tramitación de los expedientes de responsabilidad y realojo, redactar los proyectos, proveer las indemnizaciones en especie que se pacten y coordinar con el Gobierno su actuación, son otras de las obligaciones de la Administración local. Por parte del Gobierno de Cantabria, estará obligado a colaborar con el Ayuntamiento de Piélagos para que se apruebe su PGOU de manera definitiva, asumir la construcción de las nuevas viviendas de sustitución, el importe de las indemnizaciones que procedan por daños morales y tramitar en colaboración con el Consistorio los expedientes de responsabilidad patrimonial con los propietarios que quieran llegar a una “solución convencional”. Por último, el Gobierno deberá planificar con el Ayuntamiento la realización “ordenada” del conjunto de actuaciones, procurando “el realojo y la indemnidad de los afectados antes de proceder a la demolición”…

Pero no es el único convenio, “para la ejecución de sentencias que llevan aparejadas órdenes de demolición en las viviendas situadas en los ámbitos de Entrelindes y los sectores L-05 y L-01”, por ejemplo.

“…La promotora Fadesa inicia la construcción de la urbanización “Residencial Costa Verde”, emplazada en la ladera del Alto del Cuco (Piélagos) frente al Parque Natural de Liencres y en la que se hallan restos arqueológicos de trincheras y búnkeres de la guerra civil para los que el gobierno de Cantabria ha solicitado su catalogación como Bien de Interés Cultural (BIC). Arca presenta recurso contra la urbanización, que aunque no se ha terminado, ya está vendida entera. El plan parcial que permite la obra fue aprobado por el ayuntamiento de Piélagos (PP) antes de la aprobación del Plan de Ordenación del Litoral, ley autonómica cántabra que tenía previsto contemplar la zona como “área de interés paisajístico”…
“…El TSJC ordena la demolición de una urbanización de 27 chalets junto a la playa de Cerrías, en Liencres (Piélagos) tras declararla ilegal por estar construida en los 100 metros de servidumbre de playa. También se suspende la licencia de construcción para el chalet más próximo a la playa, propiedad del promotor de la urbanización. Se declara ilegal otra urbanización de 17 viviendas y se anulan las licencias de obra para la construcción de otras 7. Todas se encuentran en la Unidad de Ejecución L-1, de la cual el TSJC reconoce que no reunía las condiciones para ser considerada terreno urbano al no existir alcantarillado, viales, alumbrado o saneamiento, siendo un suelo rústico al borde del mar desligado del núcleo urbano de Liencres. La asociación ecologista Arca anuncia la presentación de una denuncia por prevaricación contra el alcalde de Piélagos, Jesús Ángel Pachecho (PP) por la concesión de esas licencias.”…
Decía en 2008, el periodista Oscar Allende Carreño, en su Estudio General sobre la corrupción en la Comunidad Autónoma a partir del año 2000:
“…En la situación del urbanismo en Cantabria se han conjugado varias de las causas que se producen en el conjunto del país, como la atracción por la costa, la pérdida de valor de los tradicionales espacios agrarios o los problemas de financiación de los ayuntamientos. Sin embargo, en esta comunidad autónoma se da un factor específico: la cercanía con el País Vasco y la excelente comunicación entre ambas comunidades tras la finalización de la autovía del Cantábrico. Esta infraestructura situó, por poner ejemplo, a la localidad cántabra de Laredo a una distancia de 35 minutos de Bilbao, y convirtió muchos municipios orientales en destinos habituales de turismo. Este nuevo turismo no es sólo de verano sino que se extiende a todos los fines de semana.
Se genera así un auge en la construcción de segundas residencias que son adquiridas por vecinos del País Vasco en su mayoría, tradicionalmente con un mayor poder adquisitivo que los cántabros, si bien también afecta a miembros de otras comunidades como Madrid o Castilla y León. En muchos ayuntamientos se ve este nuevo contexto como una oportunidad para impulsar el desarrollo económico de unos pueblos entonces condenados a la emigración de sus habitantes ante la falta de oportunidades laborales, con la consiguiente disminución en los ingresos para las arcas municipales (en esos momentos aún no se hablaba del turismo rural como un sector de negocio ni se había producido la revalorización en términos de prioridades del paisaje natural). La avidez y en parte el desconocimiento involuntario o la ignorancia deliberada de las complejas normas urbanísticas dieron lugar a un importante número de decisiones judiciales contra lo construido esos años…”

La necesidad de la revisión del planeamiento urbanístico vigente en el Municipio de Piélagos emana de las transformaciones habidas tanto en el marco jurídico vigente como en la realidad social y económica de la zona. En efecto, desde la aprobación definitiva del PGO’93, el marco jurídico-legal ha variado sustancialmente.

En 2001 se aprobó por unanimidad la Ley del Suelo de Cantabria precedida de un amplio debate y negociación entre los grupos políticos, que consiguieron llegar a un acuerdo sobre el articulado de la ley, y también una reorganización de las competencias en urbanismo (se agruparon en la Consejería de Presidencia y Ordenación del Territorio y la Comisión Regional de Urbanismo (CRU) fue sustituida por la Comisión Regional de Ordenación del Territorio y Urbanismo (CROTU)). Esta norma implicaba un mandato de redacción de unas normas específicas para la franja costera, lo que se daría en llamar el Plan de Ordenación del Litoral 2004 (POL). Su objetivo principal es asegurar una protección efectiva e integral para el área costera tomando como criterio básico la sostenibilidad del territorio a partir de la «capacidad de carga», entendida como la aptitud que cada territorio tiene para soportar un nivel de intensidad de usos sin que, en ningún caso, se produzca un proceso de deterioro ambiental, social o cultural. Para lograr ese objetivo el POL establece los criterios generales de protección del medio y el paisaje litoral y de ordenación de usos y actividades, al tiempo que orienta las estrategias de crecimiento urbanístico y la implantación de infraestructuras.

pielagos4 GE

Suelo Urbano y Suelo Urbanizable -PGOU Piélagos

Hasta que fuera aprobado, se imponía una moratoria en la concesión de licencias de construcción en la costa, en principio prevista para un espacio inferior a 1 año. Sin embargo, hubo de ser prorrogada y se prolongaría durante 3 años. La adaptación de los planes generales de los ayuntamientos costeros a la nueva norma autonómica resulta compleja, y 3 años después de la aprobación del POL, apenas 3 ayuntamientos han culminado el proceso de adaptación, y seis años después de la aprobación del POL sólo cuatro municipios (Argoños, Santillana del Mar, Comillas y Medio Cudeyo) tienen aprobados planes adaptados a la Ley vigente. La CROTU rechaza algunas de las adaptaciones o textos de normas urbanísticas en lo que los municipios consideran un exceso de celo, tal vez asumido por los responsables autonómicos para evitar la repetición de situaciones pasadas (no hay que olvidar que muchas de las urbanizaciones ilegales fueron tramitadas en última instancia por el Gobierno de Cantabria).
El nuevo ejecutivo modificó la Ley del Suelo e introdujo la figura del PSIR, Proyecto Singular de Interés Regional, (son “…instrumentos de planeamiento territorial que tienen por objeto regular la implantación de instalaciones industriales, de viviendas sometidas a algún régimen de protección pública, así como de grandes equipamientos y servicios de especial importancia que hayan de asentarse en más de un término municipal o que, aún asentándose en uno solo, trasciendan dicho ámbito por su incidencia económica, su magnitud o sus singulares características…”), que agilizaba los trámites urbanísticos y evitaba la necesidad de que los ayuntamientos tuvieran que conceder licencias de construcción a los proyectos. El cambio es interpretado entre algunos ayuntamientos y la oposición, el Partido Popular, como un intento de esquivar la autonomía municipal e imponer proyectos por parte del gobierno regional. La modificación de la Ley del Suelo llega al Tribunal Constitucional en forma de recurso. La figura del PSIR va acumulando muy mala fama, sobre todo debido a tres operaciones urbanísticas cuya ejecución estaba prevista mediante un Proyecto Singular de Interés Regional: El proyecto para un campo de golf y urbanización privada en Langre, Ribamontán al Mar; La nueva sede del gobierno de Cantabria diseñada por el arquitecto navarro Rafael Moneo y el proyecto declarado en marzo de 2006 al objeto de crear suelo residencial destinado a la construcción de 1.069 viviendas en régimen de protección pública en las inmediacionesdel nudo de enlace entre las autovías A-67 y S-20 y colindante con la carreteraN-611 en los municipios de Camargo y Santa Cruz de Bezana (PSIR Residencial “El Bojar”) cercanos a Santander.

Y es que asentamientos que salpican el territorio de Piélagos se encuentran perfectamente definidos, con cierta tendencia a la dispersión en los últimos años. En cada núcleo de población la disposición generalizada de los inmuebles es laxa o alveolar, determinada por las principales líneas de comunicación (carreteras comarcales y nacionales), dando lugar a un pasillo continuo de edificación en crecimiento como ocurre en Renedo, Vioño o Zurita. Al descrito entramado de poblamiento principal se superpone el de barrios y viviendas diseminadas. Tradicionalmente esta dispersión quedaba reservada para aquellas zonas de difícil acceso, asociadas normalmente a la explotación ganadera y otras labores de actividad primaria. En los últimos años el fenómeno de dispersión del poblamiento adquiere cierta entidad con la proliferación de urbanizaciones de chalets individuales, cerca de las principales vías de comunicación y en los pueblos del tercio septentrional. Este fenómeno de dispersión adquiere notable trascendencia en cuanto que obra la desarticulación de territorio mediante la habilitación de elementos completamente independientes del núcleo originario, desde un punto de vista espacial y funcional. Son ejemplos sangrantes de esta dispersión los núcleos de Boo y Arce. y es que además su patrimonio cultural incluye cinco elementos declarados Bien de Interés Cultural (BIC), y por tanto dotados del máximo grado de protección, siendo tres de ellos zonas arqueológicas (Cueva del Calero II, Cueva de Santián o Santiyán y el Castillo de Pedraja), junto a las “Estructuras militares del Monte Picota” (21 nidos de ametralladora y tres trincheras, o arquitectura civil (Palacio del Marqués de la Conquista Real, la Torre de Velo de Arce, Palacio de los Condes de Mortera, Palacio de La Llana o de La Colina, Palacio y capilla de los Bustamante, Palacio de la Flor), ingeniería civil (Puente de Arce sobre el Pas, Puente de Barcenilla), etc.

pielagos3 GE

Y después de todos estos asuntos jurídicos quién puede defender la no judicialización del urbanismo? Contra la especulación están los jueces y las leyes. A favor del territorio y el urbanismo debería haber estado la ciudadanía (que sí estuvo representada en las movilizaciones), pero la administración no actuó todo lo ágil (que ahora quiere ser la Fiscalía). Ya veremos quién paga, cómo paga, y qué queda en el territorio… ruinas (quizás?). Paisajes desnaturalizados. Artificialización del territorio. Observatorios ya¡

Para una exhaustiva interpretación de los instrumentos de ordenación y planeamiento territorial y urbanístico en Cantabria
Delgado Viñas, Carmen. LA ORDENACIÓN TERRITORIAL EN CANTABRIA: NORMAS, PLANES, PROYECTOS Y REALIDADES. Cuadernos Geográficos, núm. 47, 2010, pp. 453-491. Universidad de Granada, Granada, España.
Disponible en: http://www.redalyc.org/src/inicio/ArtPdfRed.jsp?iCve=17118691018

Cada mercado es local.

Cada municipio tiene su singularidad.

Cada municipio se retrata en su parque residencial.


…seguiremos analizando en próximas entregas los 250 municipios mayores de España.