PINTO, según Catastro, a 1.1.2015, por tamaño y fecha.

tabla PINTO edad+tamaño edificaciontabla PINTO 2.121996e-314dad+tamaño edificacion.jpg

Estos gráficos representan el Parque Residencial del municipio de PINTO, Madrid.

Son los Bienes Inmuebles matriculados en el Catastro, clasificados por año de inscripción y por tamaño.

Cada barra horizontal representa una década, siendo la más reciente la inferior (2010′), y la más antigua la superior (1960-1969).

Cada color es un tamaño, del más cálido (<60 m2) al más frío (>180 m2).

La barra inferior (DELVI) representa el cálculo hecho desde Otropunto para la obtención de la Demanda Latente de Vivienda (la demanda latente: la configuran personas que no tienen vivienda y que por su perfil sociológico (edad) y socioeconómico (no están en desempleo) son potenciales compradores). Es una estimación del número máximo de viviendas que constituyen la demanda encubierta de una zona y que se basa en las personas con el perfil de los actuales compradores pero que todavía no han constituido un hogar.

Pinto DELVIPinto Piramide.jpgtabla PINTO.jpgpinto-catastro-2014-2016Pinto INEPINTO ALQUILER

Son datos fríos, sin cocinar.

Información para la toma de decisiones.

Información para el conocimiento.


Pinto GE1Pinto es una localidad y municipio de 62,7 km2 de la Comunidad Autónoma de Madrid y situado a unos 20 km al sur de Madrid.  Pinto se encuentra situado en un paisaje típico de la meseta castellana, aunque bastante degradado por la acción urbana y por su cercanía a la capital. Por el pueblo pasa el arroyo de los Prados, canalizado bajo el suelo desde 1967. La parte este del término municipal pertenece al Parque regional del Sureste. En cuanto al resto del territorio, hay llanuras dedicadas al cultivo de secano, en las que aparecen en los años más lluviosos diversas zonas húmedas de las que surge el arroyo de los Prados, afluente del arroyo Culebro, que atraviesa el pueblo, siendo este último frontera entre el municipio y Getafe. Limita al norte con Getafe, al sur con Torrejón de Velasco y Valdemoro, al este con San Martín de la Vega y al oeste con Parla y Fuenlabrada.

Término municipalEn el suroeste de la localidad existe un humedal, Los Estragales, el único que queda en Pinto, en el que se han censado hasta 130 tipos diferentes de aves. Toda la zona este del municipio, con una extensión aproximada de 24 km2, casi un 40% de su territorio ha sido protegida recientemente como Parque Regional, llamado del Sureste mediante la Ley 6/94 de 28 de Junio de la CAM.

Pinto barrios.jpgEl núcleo de Pinto tiene su origen en la curva que describía el arroyo del Egido, coincidente con una zona de descanso de la Cañada Real de Toledo. Hoy estos terrenos constituyen el Parque del Egido. En el Siglo XVI ya se puede hablar de Pinto como un núcleo urbano de relativa importancia. Las casas se disponen alrededor de la Iglesia de Santo Domingo de Silos, el Convento de las Capuchinas y la Plaza Mayor, hoy Plaza de la Constitución. Esta estructura ha llegado hasta nuestros días: las calles confluyen en estos tres elementos de centralidad, lo que hace que las manzanas sean de forma triangular, y las parcelas de tamaños y formas muy diversas. La doble curva de la Cañada con su arboleda de olmos abraza y delimita estas tres zonas de viario radial.

1923 pinto.jpg

1923 Pinto

Pinto creció muy poco a lo largo del siglo hasta llegar a los 60′. De los 40′ hasta esos años se desarrolló de modo independiente del resto de las localidades del Sur Metropolitano, que iban creciendo con mucha más fuerza. En los años sesenta no se produce el “boom” urbanístico de estas localidades vecinas. A esta época (finales de los cincuenta y años 60′) corresponde el ensanche, que se materializa en cuatro zonas fundamentalmente: al Norte, la más importante, entre las calles Sto. Domingo de Silos, Castilla y Paseo de Isabel la Católica; al Este, entre las calles San Antón y San Martín; al Sur, entre las calles Cañada Real de Toledo y Valdemoro y al Oeste de la vía del RR.CC. entre las calles Dos de Noviembre y Alvar Fáñez.

Los finales de los 60′ y los años 70′ suponen un gran salto cuantitativo y cualitativo en la morfología urbana de Pinto. En 1967 se redacta el Primer Plan General de Ordenación Urbanística, que tratará de ordenar los desarrollos urbanos. Consolidadas las zonas de ensanche, comienzan a darse unos desarrollos puntuales de gran densidad edificatoria que alteran gravemente la forma de la ciudad. Estas operaciones residenciales se materializan sobre todo en bloques abiertos. El primer caso se da al Nordeste de Pinto, al norte de las viviendas unifamiliares anexas a la fábrica de armas. Es una promoción pública, de la Obra Sindical del Hogar y se plasma en 4 bloques abiertos de 5 alturas y unas hileras de unifamiliares adosadas. Son 100 viviendas, con una densidad de 71 viv/Ha. Esta promoción no supone una afección muy grave a la forma urbana, al estar alejada del casco.

1966 pinto.jpg

1966 Casco urbano de Pinto

Después la promoción privada comienza a renovar zonas del centro histórico con las edificaciones en bloque abierto de la C/Buena Madre y alrededores: es una promoción de 1965 de Centro Comercial de Pinto, y supone 206 viviendas con una densidad de 171 viv/Ha. Le sigue otra actuación de gran impacto: La Floralia en el PO de Isabel la Católica: 346 viviendas en bloques: 212 viv/Ha. de la promotora Macursa. Paralelamente a estos desarrollos, empieza a concebirse la idea de un anillo de circunvalación de Pinto, conectado a la N-IV, y se diseñan zonas industriales al Oeste de la vía del ferrocarril, al Norte de la calle San José. Del anillo ha llegado hasta nuestros días la parte Este, que hoy es la C/Pablo Picasso y la C/Alpujarras. Los polígonos entonces planeados se han plasmado en el polígono la Estación y Pinto-Estación, hoy muy desarrollados.

casco-urbano-1-11.jpg

Casco Urbano Pinto

Tras primeras y rotundas actuaciones en bloque abierto se crean en el perímetro de la ciudad una serie de barrios de bloques lineales sin transición alguna con la edificación colindante: así el Barrio de Parque Éboli (1968-78), 292 vivs con 139 viv/Ha., promoción de la Inmobiliaria Castilla, cuyo límite Este es una valla quebrada colindante con los patios de edificaciones tradicionales. Otros barrios de bloques abiertos surgidos en estos años son, La Indiana (568 vivs con una densidad de 154 viv/Ha. de Macursa), el Barrio de Buenos Aires (364 vivs, con 159 viv/Ha. de Macursa y Procumar), la Plaza de la Rábida (224 vivs, 175 viv/Ha. de Construcciones Gil (Algar. S.A.)), el Barrio de Sto. Domingo (160 vivs, 175 viv/Ha. de Zafer (1974-76)).

casco-urbano

Casco Urbano Pinto

Aparecen en los años 70′, fruto de unas ordenanzas ambiguas de anteriores Planes Generales dos actuaciones desafortunadas; son las promociones de Inmobiliaria Vista Hermosa (132 viviendas alrededor del callejón Villa del Castillo), el Centro Comercial de Pinto (206 viviendas en bloque abierto en tomo a las C/Buena Madre y C/Dulce Nombre), y otros casos, de Saconia, p.ej. en tomo a la Avda. de España, también en bloque abierto. Se rompe con ello completamente la tipología dominante y la morfología de esta zona. Seintroducen materiales diferentes, como el ladrillo en cara vista, la terraza alargada con toldo y a veces acristalada, frente al balcón tradicional. Se da una mayor densidad de viviendas, más altura y se incorporan otros elementos nuevos, como el patio de luces frente al patio tradicional rural o el jardín. La renovación puntual y la rehabilitación de edificios en esta zona ha sido muy abundante en los últimos años. En este proceso de regeneración han desaparecido numerosos jardines de gran valor, catalogados y protegidos. Esto ha sido un hecho casi generalizado en la C/Real, la más emblemática de esta zona. Paseando por ella asistimos a una secuencia de puertas y verjas de gran entidad que cierran espacios delanteros de viviendas cuya vegetación, antes importante, ha sido eliminada. Con ello se ha perdido una gran porción de las pocas islas verdes que, aparte de la vegetación de la Plaza de la Constitución animan esta zona. Los años 70′ también dejan su huella en esta zona; el caso más negativo son las 346 viviendas construidas en el remate del Parque del Egido, entre las C/Alfaro y Paseo de Isabel la Católica. Es una promoción de Macursa, conocida como “La Floralia”, en forma de 4 bloques abiertos de 4 y 5 alturas que cortan el desarrollo del Parque, y suponen un impacto no sólo en el contexto del casco histórico frente al cual se alzan, sino en el conjunto de la ciudad.

PGOU. Ensanche residencial. Parque Norte

Parque Norte – Pinto

A finales de los 70′ empieza la fase del Residencial los Cisnes, al Oeste. Paralelamente, en el centro se producen procesos de renovación de gran densidad. La Pza. de Jaime Meric y callejón Villa del Castillo (132 vivs y 108 viv/Ha. de Villa Hermosa (1976)), o  la Avda. de España (109 vivis con 294 viv/Ha. de Saconia (1977)).

La morfología de estas zonas de bloques de los años 70′ la encontramos definida perfectamente en la Indiana, Parque Éboli o Buenos Aires: bloques lineales alargados con la orientación Este-Oeste dispuestos en líneas paralelas, demasiado cercanos para el número de plantas que tienen, 5 plantas, y áreas intersticiales tratadas con más o menos interés pero que en muchos casos no son más que espacio sobrante después de disponer los bloques de viviendas.

El PGOU-1984 se deja notar en los años 80′ y 90′ fundamentalmente en el desarrollo de grandes zonas concebidas de modo unitario: los sectores 1, 2 y 3-4. El Sector 3-4 y el Sector 1 tienen “a priori” un problema de imagen como es la transición de una zona consolidada a una zona completamente nueva, transición que se da en los dos casos cruzando una calle. En el caso de Parque Pinto esta transición se suavizaba porque la edificación existente tanto en el otro lado de Avda. España como en la C/Valdemoro era de 5 y 4 plantas, y la conexión con la zona consolidada del lado de la C/de San Antón se hacía a través de unos elementos de rótula existentes como la Iglesia de la Sagrada Familia, el Centro de Cultura, el colegio anexo y la ermita de San Antón. Además, en este margen, Parque Pinto presenta menos densidad, con una zona verde y un colegio.
En el caso del Sector 3-4 la zona de más altura, (bloques abiertos) se amortigua con manzanas dotacionales, aún no ejecutadas, en la conexión con el núcleo existente. Esta transición con equipamiento se prolonga a todo lo largo de la calle de borde. De todas maneras, el sector 3~4 es una zona de menor impacto, porque la altura que predomina son las 2 plantas.

En los años 80′, en el polígono industrial de la Estación se consolida la edificación, pero ya no se hacen naves grandes como antes. Las necesidades son diferentes, y se tiende más a los almacenes de distribución a los mayoristas y a los talleres. Estas naves son adosadas, y a veces forman conjuntos unitarios, como en el minipolígono entre las calles Sagunto y Cartagena, formado por una serie de pequeñas naves de almacén adosadas en dos hileras, con una calle propia de acceso, ajena al viario del polígono. La estructura del polígono evoluciona y se hace menos evidente a medida que nos acercamos a la vía del tren y a la C/San José.

parque_juancarlos_pinto_post.jpg

Parque Juan Carlos I – Pinto

La Revisión del Plan General de 1990 consolida los desarrollos de Parque Pinto y Sector 3-4.
En 1992 se inaugura el Parque Norte, como remate de la ciudad por esta zona. El Parqueconecta zonas de ensanche y bloques con las carreteras de borde y la nueva rotonda.
La gran zona verde prevista en el anterior Plan, al Sur del núcleo se construye por fin, llegando a ser el pulmón de la ciudad, el Parque de Juan Carlos I, una extensión de 45 has. que se extiende entre la C/Pablo Picasso, límite de la ciudad edificada, las carreteras a Fuenlabrada y N-IV, y la vía del ferrocarril.

PGOU. Ensanche residencial. Parque Europa

Parque Europa – Pinto

Este parque cuenta, además de con un extenso lago y amplios recorridos para peatones y bicicletas, con un gran auditorio y zona deportiva que incluye pista de atletismo y campos deportivos (tenis, fútbol). Con esta actuación, Pinto se convierte en una ciudad con un elevado estándar de zonas verdes por habitante, superior a cualquier población del entorno. En los años 90′ han continuado las operaciones de renovación y otras actuaciones que rellenan zonas nuevas o cosen vacíos intersticiales. El desarrollo urbano de Pinto se concentra hoy en Parque Europa. Corresponde esta actuación a un Plan Parcial de 1994 y las obras ya están en marcha. Situada entre la zona dotacional al norte y la conexión con la N-IV esta extensión combina manzanas multifamiliares con viviendas unifamiliares y dotaciones.

La Mechina.jpg

Sector La Pechina – PGOU Pinto

El Plan General de Ordenación Urbana de Pinto-1990 resultó aprobado definitivamente por acuerdo del Consejo de Gobierno de la Comunidad de Madrid de fecha 5.7.1990. Su elaboración se desarrolló esencialmente durante el año 1989. En ese momento no se procedió a la recopilación de una nueva información urbanística, sino a una actualización de la anterior. También en julio de 1990 se aprobó la Ley sobre Reforma del Régimen Urbanístico y Valoraciones del Suelo con objeto de adecuar la legislación urbanística a las necesidades de intervención en el mercado de suelo para contener los precios y de suplir las carencias de la anterior, especialmente en cuanto a mecanismos de actuación en suelo urbano. La ley 8/1990 dio lugar al texto refundido de la Ley del Suelo y Ordenación Urbana de fecha 26.7.1992. No obstante una parte del articulado de esta ley fue anulada por Sentencia del Tribunal Constitucional y recientemente se ha producido la aprobación de la Nueva Ley 6/1998 de 13 de abril, sobre régimen de suelo y valoraciones, y el Real Decreto Ley 4/2000.
Era un Plan General no adaptado a la legislación urbanística vigente y confeccionado esencialmente como emanación del anterior, el cual fue elaborado sobre la base de una situación socioeconómica distinta de la actual.

En el Plan Regional de Estrategia Territorial se afirma que el Sureste (….) “será el territorio de mayor recepción de vivienda en los próximos años” ( … ). La capacidad potencial del territorio Suroeste en los nuevos desarrollos de vivienda representa casi el 40% de las previsiones regionales, con aproximadamente 200.000 viviendas nuevas, frente a las 520.000 totales, previstas en el conjunto de la Comunidad de Madrid.
Se pronostica igualmente un fuerte crecimiento del empleo. Así, por ejemplo, en Pinto, se prevé triplicar la oferta en los próximos 20 años, pasando de los 8.718 empleos en 1996 a 19.556 en el 2016, lo que puede ser indicativo del crecimiento previsto.

La formulación de la Revisión del Plan General de Ordenación Urbana de Pinto-2001 se efectúa por el Excmo. Ayuntamiento de Pinto con el fin de adoptar su ordenamiento urbano a la nueva legislación urbanística tras la reciente Sentencia del Tribunal Constitucional de 20 de Marzo de 1997, que anula gran parte del contenido del R.D. Legislativo 1/1992 de 26 de Junio, por el que se aprobó el texto refundido de la Ley sobre Régimen del Suelo y Ordenación Urbana. Asimismo, se pretende incluir en este Proyecto de Revisión el conjunto de propuestas contenidas en el protocolo suscrito con la Consejería de Obras Públicas, Transportes y Urbanismo de la Comunidad de Madrid suscrito el 25 de Octubre de 1996. Se adapta a su vez, a la nueva Ley 6/1998 de 13 de Abril sobre Régimen del Suelo y Valoraciones, y el Real Decreto-Ley 4/2000. Es preciso adecuar el Plan General vigente a la Ley 9/1995 de 28 de Marzo de Medidas de Política Territorial del Suelo y Urbanismo de la Comunidad de Madrid, y por último a la Ley 20/1997 de 15 de Julio de Medidas Urgentes en Materia de Suelo y Urbanismo de la Comunidad de Madrid y que modifica a la anterior.

La presente Revisión nace de la necesidad surgida como consecuencia de haberse desarrollado, hasta la fecha de hoy, prácticamente la totalidad de los espacios previstos en el vigente Plan General para crecimientos tanto residenciales como industriales, así como la reciente suscripción de un protocolo entre el Excmo. Ayuntamiento de Pinto y la Consejería de Obras Públicas, Transportes y Urbanismo de la Comunidad de Madrid.

El Plan General de 1967 tenía dos puntos de partida fundamentales: la inevitable dependencia de Pinto con relación a Madrid y la necesidad de desarrollar la actividad industrial, dado que el valor agrícola del suelo era escaso. Se hablaba de una población prevista de entre 25 y 35 mil habitantes que necesitarán 120 has. de suelo residencial y 100 has. de suelo industrial. El Plan presentaba un modelo de desarrollo radio-concéntrico con una vía de circunvalación. La zona para urbanizar es la comprendida entre el núcleo consolidado y esta vía de borde. Las zonas residenciales previstas eran de tres tipos: Ensanche en manzana cerrada, Bloque abierto y Vivienda unifamiliar. Se preveían tres zonas industriales: una al N.O. del casco, otra, de industrias existentes, en tomo a la N-IV, y otra, al Norte del municipio, (las Arenas). Respecto a las zonas verdes, el Plan se limitaba a prever dos: “El Parque del Egido” y la “zona en torno a la Torre Eboli”. Las actuaciones residenciales más importantes desarrolladas al amparo del Plan General de 1967 eran el “Plan Parcial de Avenida de España, Dolores Soria y Egido de la Fuente”, “el Parque Ebolí” y  “La Indiana”.

La Teneria.jpg

Sector La Tenería – PGOU Pinto

A partir de 1973 hay un desarrollo mayor, “La Floralia” (en el extremo del Parque del Egido), el Barrio de “Buenos Aires”, el Barrio de “Los Cisnes” y el Barrio de la promotora ZAFER S.A. Respecto a las zonas industriales, surgen el “Polígono de Siberex “y el de “Promesa S.A”. En 1973 se solicita una revisión del Plan General para dar cabida a “Villaespacio, una promoción residencial e industrial que pretende urbanizar prácticamente la mitad Oeste del Término Municipal. La operación no sale adelante, ni siquiera se termina de redactar esa revisión. En relación a la ejecución del Plan General cabe señalar que en suelo residencial de reserva urbana, el planeamiento parcial posterior y los proyectos de las diferentes áreas han supuesto mayor edificabilidad que la que el Plan General había establecido y en suelo urbano residencial, quedó mucho suelo vacante.
Las zonas residenciales, de mayor a menor densidad edificatoria son: de 250 a 300 viv/ha (los bloques abiertos situados en la C/Cañada Real de Toledo y Avda. de España); de 200 a 250 viv/ha (los bloques situados en el extremo del Parque del Egido y la zona entre las calles Alfaro y Rubin de Celis); de 150 a 200 viv/ha (los barrios de la Indiana y Buenos Aires); de 100 a 180 viv/ha (zonas como el barrio de Parque Eboli o los bloques entre las calles Getafe y Sto. Domingo de Silos). En suelo industrial, la zona del polígono de la Estación ha tenido siempre una infraestructura viaria defectuosa; la zona de las Arenas tuvo un desarrollo lento, quedando suelo vacante durante bastante tiempo.

El Plan General de 1984. Como directrices generales de este Plan figuran la intención de frenar el fuerte crecimiento urbano, apostando por el carácter agrícola y evitando un fuerte desarrollo urbano e industrial. También se pretende mejorar la comunicación, sobre todo mediante el transporte público, con Madrid y con los municipios vecinos. El Plan propone un Pinto cabecera de la comarca rural colindante con el Sur y Sureste con el Área Metropolitana, lo que justificaba servicios como Matadero, Bomberos y el Hospital Comarcal. En el núcleo urbano se restringe el crecimiento hacia el Oeste. El ferrocarril y la N-IV se conforman como barreras al desarrollo futuro de la ciudad. Al Sur se prevé un parque municipal que cierre el crecimiento en este sentido. La ciudad debe organizarse a ambos márgenes del Egido, siendo éste el eje urbano central que estructure actividades y tráfico. Además se prevén crecimientos consolidaciones al S.O. (residencial) y al N.E. (dotacional), y se incorpora el Plan Parcial de Parque Pinto. En el casco histórico se acentúa la centralidad del eje C/Real y Pza. de la Constitución. Se propone la integración de las áreas al Oeste del ferrocarril y de la zona Norte además se habla de un parque al Norte, viviendas unifamiliares al Este (hasta la N-IV) y destaca la idea de suprimir barreras urbanas y vacíos residuales entre los barrios que se han ido edificando (Buenos Aires, La Indiana … ), consiguiendo una continuidad urbana. En las zonas industriales, propone adecuar el suelo vacante para industria pequeña de talleres. En la estructura viaria del núcleo, se pone énfasis en la circunvalación Sur-Este hoy C/ Pablo Picasso y C/ Alpujarras. Se habla también de una subestructura de tráfico peatonal, que materializada sobre los ejes, va conectando los núcleos dotacionales más importantes de la ciudad.

El Plan pone especial acento en la ordenación del casco histórico. El Plan anterior era ambiguo en algunos aspectos y permisivo en otros, dejando la posibilidad de edificación con ciertas condiciones bloques abiertos en zonas tradicionales de manzana cerrada. La estrategia del Plan del 84 es más conservacionista, especialmente en las áreas que define como de interés ambiental. Se reconoce que en estas áreas hay “incrustados” edificios más modernos completamente descontextualizados, así como hay edificios aislados de interés histórico en manzanas sin este carácter, por abundar en ellas las nuevas edificaciones.

masterplanEl Plan General de 1990 se plantea como una Revisión del anterior Plan, aprobado en agosto de 1984 desde cuya entrada en vigor había pasado tan sólo un cuatrienio. Las circunstancias en que se basó la Revisión fueron la alteración en más de un 20% de las previsiones de población o empleo con respecto a las que determinaron el anterior Plan; el agotamiento del suelo edificable, al haberse urbanizado todo el S.U.P del Plan; el agotamiento del suelo industrial; el mal funcionamiento de las ordenanzas del casco antiguo; la necesidad de adaptarse a circunstancias supramunicipales tales como un sistema de equipamientos comunitarios; las infraestructuras de transporte, como el AVE; las nuevas Leyes de Carreteras y Transportes Terrestres y su repercusión sobre suelos colindantes y la “Estrategia para la Zona Sur de la Comunidad de Madrid” que plantea la revisión de los Planes de municipios como Pinto. Siguen vigentes los objetivos del Pgou-1984 que se revisa, y a ellos se añaden, entre otros, fijar un tope de crecimiento para 1996, de 30.000 habitantes, proteger la actividad agraria, y el medio físico, revitalizar y rehabilitar el casco histórico, siendo el Ayuntamiento el impulsor e incentivador, y resolviéndose los defectos de las ordenanzas del Plan anterior, ordenar y jerarquizar el tráfico y el viario, especialmente en lo que afectaba al casco histórico, compatibilizar usos, evitando caer en la segregación y en la zonificación y convertir a Pinto en una ciudad modélicamente equipada.

ensanche-residencial

Ensanche Residencial -PGOU Pinto

PGOU. Ensanche residencial. La TeneríaSe puede afirmar que Pinto es un buen ejemplo de cómo la reorganización del espacio de la ciudad de Madrid en aras de la consecución de una mejor calidad de vida supuso una merma de ésta en localidades periurbanas. Efectivamente, a partir de los años 70′, esta dinámica originó la exportación de riesgos hacia la periferia; vertederos, escombreras, polígonos industriales centros de tratamiento de residuos, etc., muchos ejemplos de los cuales los podemos encontrar en Pinto.

Pero entre los impactos medioambientales destacan, la escasez de zonas de vegetación natural y carencia casi absoluta de zonas boscosas naturales, el excesivo pastoreo en algunas áreas de matorral y pastizal,  la degradación de los cauces y contaminación de sus aguas, con numerosos vertidos sin depurar, algunos de una gran entidad, como el del polígono Cobo Calleja en el Culebro, la alta proporción de terreno industrial y de grandes infraestructuras de transporte, lo que supone una parcelación importante del espacio, además de la merma de la calidad paisajística, el densísimo tráfico en la mayor parte de las carreteras, lo que además lleva aparejados problemas de ruido, y la emisión de gases contaminantes de diverso tipo y de partículas en suspensión, el  vertedero de RSU de Valdeparaiso, en los límites del término municipal junto a la carretera que une Pinto con La Marañosa, colindando con zonas B y D del parque Regional y calificado como zona E, el vertedero de residuos inertes, al Norte de la carretera que va al vertedero de RSU, a la altura del km 2, con un gran impacto paisajístico por encontrarse en zona de máxima visibilidad, en pleno resalte geomorfológico y muy próximo al pueblo, los vertidos incontrolados en numerosos puntos, como la cantera abandonada, en las proximidades de la cárcel de Valdemoro. También son abundantes las grandes escombreras y vertederos en la zona Sur del municipio, uno de ellos incluso ocupando el propio cauce del Arroyo de Los Prados.

La Revisión de Plan General, comprende la inclusión de dos nuevas áreas de crecimiento residencial que vienen a complementar las actuaciones actualmente en marcha producto de Modificaciones Puntuales como han sido la UDE de La Tenería o la Modificación de la Unidad de Ejecución nº 26 “La Fundición” (525 viviendas). Se plantean nuevas áreas residenciales con diversidad tipológica, si bien, los planteamientos que se hacen al Norte de la UDE de la Tenería y que denominaremos “La Tenería II” (3.570 viviendas), son muy similares a los desarrollos residenciales que completa como la antedicha La Tenería o la zona correspondiente a Parque Europa. Sin embargo, los crecimientos que se localizan dentro de la operación “Punctum Milenium”, se plantean en un esquema de baja densidad en el que predomine fundamentalmente la vivienda unifamiliar.

Cuenta hoy, con proyectos residenciales como Punctum Millenium (4.165.607 m2 de suelo para 10.867 viviendas previstas, sin urbanizar aún) o el Espacio del Motor, que son rechazados por gran parte de los pinteños. Estos ocuparían espacios verdes y humedales estacionales de alto valor ecológico para ciertas aves migratorias y grandes espacios dedicados al cultivo. Su construcción ocuparía un área similar a la que ocupa el pueblo en la actualidad y probablemente la población se doblaría en número. Aparte del daño ecológico, la llevada a cabo de estos proyectos deja a los pinteños sin campo alejado de la ciudad ya sea para hacer deporte o para otras actividades. Además estos espacios cuentan con la especie del aguilucho cenizo, un ave protegida. Debido a la crisis inmobiliaria, estos proyectos parecen haber sido pospuestos.

Punctum Millenium.jpg

Sector Punctum Millenium – PGOU Pinto

Residencial Norte. Comprende los terrenos situados entre el límite Norte de La Tenería y Parque Europa, la línea de ferrocarril, la N-IV y el Área Empresarial de Andalucía. El planteamiento que se hace respecto a las tipologías predominantes serán semejantes a las de su entorno y su accesibilidad y conexiones fundamentales colgaran de la antigua carretera M-408, la prolongación del bulevar central de La Tenería I y la nueva ronda que discurría entre estos desarrollos residenciales y el área empresarial de Andalucía. Asimismo, se prevé la ejecución de un apeadero de ferrocarril en su límite Sur-Oeste que dé servicio a todos estos nuevos desarrollos como a las áreas residenciales colindantes. La densidad aproximada es en torno a 40 viv/ha y las tipologías predominantes serán las del minibloque y tipología de ensanche, si bien se podrán incorporar un número significativo de viviendas de carácter unifamiliar.

area-industrial-noroeste

Sectores Industriales Noroeste – PGOU Pinto

actividades-economicas-2.jpg

Sectores industriales Este – PGOU Pinto

La Mechina.jpg

Sector Industrial La Mechina – PGOU Pinto

Quizás la mayor inversión en Pinto sea la estrategia industrial (o actividades económicas), porque sin empleo, Pinto no funciona. Y Pinto es una estación logística previa a Madrid (es el papel en el Gran Madrid que ya la Plan Regional de Estrategia Territorial (PRET) le asignaba. Pero sin olvidar la gestión territorial y urbanística sostenible que mejore la calidad del entorno de la población.

Hoy Pinto tiene una población 48.660 habitantes, en contínuo crecimiento, y un parque residencial de 19.135 viviendas, de las cuales el 6,59% son unifamiliares (1.261), tendencia ésta que se está reforzando con las últimas políticas urbanísticas del municipio. El ritmo de construcción de su parque ha sido irregular, en los 60′ (1.318 viviendas representando el 7% del total), en los 70′ se levantan 3.672 viviendas (el 19%), cae el ritmo en los 80′ a 1.634 viviendas (el 9%), que ya no para de crecer, en los 90′ serán 4.143 viviendas (el 22% del total) y en la década prodigiosa serán 6.970 viviendas (el 36%). Pero en lo que va de década ya se han levantado 1.351 viviendas (el 6% del total) y su ritmo no para. No para.


Cada mercado es local.

Cada municipio tiene su singularidad.

Cada municipio se retrata en su parque residencial.


Seguiremos analizando en próximas entregas los 250 municipios mayores de España