QUART DE POBLET, según Catastro, a 1.1.2015, por tamaño y fecha.

tabla QUART DE POBLET edad+tamaño edificaciontabla QUART DE POBLET  2.121996e-314dad+tamaño edificacion.jpg

Estos gráficos representan el Parque Residencial del municipio de QUART DE POBLET, Valencia.

Son los Bienes Inmuebles matriculados en el Catastro, clasificados por año de inscripción y por tamaño.

Cada barra horizontal representa una década, siendo la más reciente la inferior (10′), y la más antigua la superior (<1900).

Cada color es un tamaño, del más cálido (<60 m2) al más frío (>180 m2).

La barra inferior (DELVI) representa el cálculo hecho desde Otropunto para la obtención de la Demanda Latente de Vivienda (la demanda latente: la configuran personas que no tienen vivienda y que por su perfil sociológico (edad) y socioeconómico (no están en desempleo) son potenciales compradores). Es una estimación del número máximo de viviendas que constituyen la demanda encubierta de una zona y que se basa en las personas con el perfil de los actuales compradores pero que todavía no han constituido un hogar.

Quart de Poblet DELVIQUART DE POBLET PIRAMIDEtabla QUART DE POBLETQuart de Poblet INE

Son datos fríos, sin cocinar.

Información para la toma de decisiones.

Información para el conocimiento.


Quart de Poblet es un municipio de 19,74 km2 de la provincia de Valencia y en la comarca de Huerta Oeste, cruzado por el río Turia (con desembocadura en el Mediterráneo) por el norte; y por el oeste circula la rambla del Poyo (denominado de Xiva – de Poio – dels Cavalls – de Torrent – de Massanassa – de Catarroja, con desembocadura en la Albufera). El Río
Turia, en Quart de Poblet, tiene dos cauces: el anulado y el nuevo. El antiguo cauce, en su condición de terreno sobrante del dominio público hidráulico debería ser objeto de una actuación de restauración medioambiental, probablemente de carácter supramunicipal, que propiciara el público disfrute de los terrenos desafectados.

Quart de Poblet GE1Se encuentran también los núcleos de población de Barrio San Jerónimo, Barrio del Cristo y Barrio San José. En la actualidad, Quart de Poblet vive un momento histórico con la finalización de las obras de soterramiento de la línea 5 de MetroValencia a lo largo del municipio, lo que ha supuesto la desaparición de las vías de la línea C4 de Cercanías Valencia entre Vara de Cuart y Cuart de Poblet dejando sin conexión por ferrocarril con el municipio de Chirivella pero conectando el Aeropuerto de Valencia y los núcleos urbanos de Cuart de Poblet y Manises en poco más de 15 minutos con el centro de Valencia. Su forma es muy irregular y alargada presentando su mayor dimensión de Este a Oeste.

Limita con los términos municipales de Manises, Paterna, Valencia, Mislata, Xirivella, Aldaia, Xiva y Riba-roja. Los límites del término municipal de Quart de Poblet, en general, coinciden con accidentes topográficamente reconocibles (trazados de acequias, caminos, etc.), excepto en gran parte de la divisoria con el término de Aldaia, municipio segregado del originario de Quart de Poblet y, probablemente por ello, definida en gran parte mediante una línea geométrica que no tiene referencias físicas.

El aeropuerto “de Valencia” afecta directamente a los municipios de Quart de Poblet (115 ha) y al de Manises. Hasta fechas recientes, dentro de un mismo recinto coexistían instalaciones adscritas a la defensa nacional (Base Aérea Militar, 1.127.460 m2) con las aeroportuarias, compartiendo el uso de algunas instalaciones e infraestructuras. Ha sido aprobado el Plan Director del Aeropuerto (Orden de 19 de julio de 2001; BOE núm. 185, de 3 de agosto de 2001)

En el extremo Este del municipio, colindante con Mislata sobre el que se sitúa su ampliación, se ubica el Hospital Militar, instalación directamente afecta a la Defensa Nacional.

Quart de Poblet GE2.jpgEn 1837 Mendizábal materializó la abolición definitiva de los señoríos eclesiásticos, expropiando sus bienes para venderlos. Estas medidas de la desamortización tuvieron como consecuencia, en Quart de Poblet, la desaparición de todos los derechos que había ejercido el prior de San Vicente de la Roqueta en representación del Monasterio de Poblet sobre el municipio.

Las revoluciones liberales del siglo XIX habían abierto todo un nuevo campo de oportunidades, y éstas que no tardaron en ser un estímulo para la inversión y el progreso económico. En Quart las nuevas libertades decretadas pusieron fin a los monopolios señoriales, y a pesar que en esta época la agricultura seguía siendo la principal ocupación, los avances tecnológicos y la mayor productividad de las tierras permitieron liberar recursos hacía nuevos sectores económicos. En 1852, ya había instalados cuatro molinos que proporcionaban energía a los pequeños talleres textiles instalados en el municipio, mientras que la primera fábrica propiamente moderna, dedicada a la producción de ladrillos, se constituyó en Quart por las mismas fechas. Quart de Poblet, un pequeño municipio agrícola de 1.656 habitantes tenía ya en 1860 al 16% de sus vecinos desempeñando oficios industriales o a más del 10% en el comercio, la industria alimentaria o los servicios.

El final del siglo XIX y el principio del siglo XX marca en Quart la expansión de la industria ladrillera y ceramista, que atraerá a mano de obra de otros pueblos valencianos. También se inicia la implantación de nuevas normas urbanísticas, higiénicas y socio-políticas que modificarán los hábitos tradicionales. Destaca en esta coyuntura el inicio de las obras de la carretera de Quart a Domeño (febrero 1881), la construcción del Depósito de Aguas Potables de Valencia (1886), la inauguración, el 23 de mayo de 1889, de la línea férrea de cercanías de Valencia a Riba-roja. En mayo de 1897 la Eléctrica Valenciana instala la luz eléctrica en el pueblo y al año siguiente se funda la Cooperativa de consumo “La Paz” (liberales) y el “Gremio de Labradores y Obreros de San José” (conservadores-católicos). Progresivamente se inicia un incremento demográfico que se consolidará durante el siglo XX. Así, si en 1900 Quart contaba con 1814 habitantes, durante la década de 1930 asciende a algo más de 3000 residentes. Será especialmente a partir de la década de 1960 con la llegada de personas procedentes principalmente de Andalucía, Aragón, Murcia y Castilla La Mancha, que con su trabajo y sus aportaciones han enriquecido cultural y económicamente al municipio, cuando se produzca un despegue demográfico sin precedentes.

En las primeras décadas del siglo XX destaca la construcción de nuevas viviendas e inmuebles. Personajes destacados en la vida local, como Juan Bautista Valldecabres o Pepe Alcàcer Hueso (el Tou), edificaron casas para acoger a nueva población y mano de obra. El primero en 1910, edificó todo la calle Cirilo Amorós, conocida como Carrer del Gitanos, y otras muchas viviendas del pueblo. El tío Tou construyó casas en la calle Sagunt. En esta época también se inaugura el nuevo cementerio, las casas de la Calle de l’Estació, el carrer de l’Amistat, y el principio de l’Avinguda Sant Onofre. Destaca también la construcción del Casino “La Amistad”, una obra en la que participaron 400 familias y que se inició la noche de San Juan de 1910. Inaugurado el 27 de agosto de 1911, el casino fue epicentro de la vida cultural y del asociacionismo local de la época: Club de cazadores, equipos de fútbol, biblioteca, teatret, frontón y sobretodo, la banda de música “L’Amistat” y la sección de teatro que en actuaciones quincenales tenía mucho éxito. El 1 de abril de 1925, en plena dictadura de Primo de Rivera (1923-1930) se inauguró el servicio de tranvía de Valencia hasta el Casino.

El municipio de Quart de Poblet disponía de un Plan General de Ordenación Urbana aprobado definitivamente por la Comisión Territorial de Urbanismo en sesión celebrada el día 27 de julio de 1992 (en adelante, PGOU’92). En 1995, dicho Plan fue anulado por varias sentencias del Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana. Posteriormente, en el año 1997, recayó una nueva sentencia del mismo tribunal. Resulta, por tanto, que el Plan General de 1992 no es aplicable en el término municipal de Quart de Poblet. Tampoco resulta de aplicación el planeamiento anterior, “Plan General de Valencia y su Comarca, adaptado a la Solución Sur de desvío del Río Turia” de 1966 (en adelante, PG’66), derogado, en todo su ámbito. Ante esta situación y siendo Quart de Poblet un municipio con una dinámica urbanística importante, conforme prevé la Ley Reguladora de la Actividad Urbanística (en adelante, LRAU) en su artículo 36, entiende justificado tramitar con carácter de urgencia un documento de Ordenación Urbanística General que establezca las determinaciones indispensables para posibilitar un ordenado desarrollo urbanístico a corto plazo, sin perjuicio de que, con la mayor brevedad posible, sea sustituido por un nuevo Plan de elaboración municipal, la Comisión Territorial de Urbanismo en sesión celebrada el día 15 de marzo de 2002, vistas las alegaciones presentadas por los particulares y los informes emitidos por diversas administraciones públicas, resolvió sobre los mismos y aprobó provisionalmente el plan, determinando la procedencia de redactar un Texto Refundido en el que se recogiera el contenido de las alegaciones estimadas así como las observaciones realizadas por las distintas Administraciones con competencia en la materia, es el Texto Refundido del Plan General de Ordenación Urbana de Quart de Poblet, de carácter Transitorio.

Los asentamientos urbanos en el municipio de Quart de Poblet están intrínsecamente relacionados con el trazado de vías de comunicación importantes; su propio topónimo –como de todos es sabido- tiene su origen en la distancia a la que se situaba de la Valencia romana: cuarta milla.

El núcleo de población originario situado alrededor de la actual Plaça del Castell, creció apoyándose en el camino que discurría hacia Manises y Paterna (actuales calles Mare de Déu del Pilar y de l’Alcota) y en el que se dirigía hacia el interior de la península ibérica: primero, lo que fue la vereda de ganados “Colada de Castilla”, posteriormente, carretera nacional de Madrid a Valencia (N-III; inicial trazado por las actuales calles Antic Règne de València, Joanot Martorell, Trafalgar y avenida de Madrid).

Este núcleo urbano originario, básicamente residencial y asociado a las actividades agrícolas, artesanas y semi-industriales que se ejercían en su entorno inmediato, sufrirá el proceso propio de los pueblos próximos a una gran ciudad, con unos crecimientos incontrolados de población y de asentamientos industriales. Inicialmente próximas al núcleo de población, se implantarán junto a la aludida carretera Madrid-Valencia y en algunos casos conectadas a la vía férrea de Valencia a Llíria, las primeras industrias (FÁBRICA DE ALUMBRES QUÍMICOS –posteriormente, TURÉGANO-, REFRACTA, ELCANO…). A partir de los años 70′ y de acuerdo con las teorías urbanísticas propias de la época, apoyándose siempre en la vía de comunicación de Valencia a Madrid pero en su actual trazado (Av. Reial Monestir de Santa María de Poblet y Av. Comarques del País Valencià) Quart de Poblet albergará el polígono industrial Oeste del área metropolitana pasando a instalarse en el mismo las nuevas factorías propias del desarrollo industrial de la época y las expulsadas del municipio central (AZUMESA, PAVASAL, CERVEZAS EL ÁGUILA, HORVITÉN, PREFALCO, URALITA, BAYER…).

El núcleo residencial originario, durante la vigencia del planeamiento de “Gran Valencia”, pasó a conurbarse, por el Noroeste, con el de Manises; vio limitado su “ensanche” por el Norte y Este, con el nuevo cauce del río Turia y por el Sur, con la vía férrea -inicialmente de Valencia a Llíria- a la que logró superar, apoyándose en el trazado de la antigua carretera N-III. Las singulares factorías “Elcano” -al Oeste-, “Refracta” -al Este-, la ya citada vía férrea y la “zona Industrial ‘B’ Especial” desarrollada a lo largo del nuevo trazado de la NIII (actual Av. Reial Monestir de Santa Mª de Poblet) –al Sur-, completaron los límites al crecimiento del suelo urbano residencial del núcleo principal de Quart de Poblet. En su interior han permanecido y aún permanecen algunos de estos asentamientos industriales que procede de erradicar.

Al Sur del término, en las proximidades de los caminos que unían a Quart de Poblet con Aldaia (de la Cautiva y de Aldaia), a finales de los años ’50, surgirá espontáneamente el núcleo residencial del “Barrio de Porta” o “Barrio del Cristo” en el entorno de la línea divisoria entre ambos términos. Su crecimiento quedará limitado por el Norte por la “zona Industrial ‘A’ Normal” que el planeamiento de la época previó en las marginales de la N-III.

Otros núcleos residenciales inmediatos a dicha carretera (Barrio de San José Artesano y Ciudad Mudeco), de reducidas dimensiones, resultarán también rodeados de suelo industrial y en situación de fuera de ordenación. También rodeado por industrias y parcialmente en suelo del término de Manises, permanece el núcleo del Barrio de San Jerónimo consolidado junto a la antigua factoría Elcano.

El suelo industrial, de acuerdo con el planeamiento comarcal anteriormente vigente, se ha desarrollado a lo largo de la N-III constituyendo – como ya se ha apuntado- la zona industrial Oeste del Área Metropolitana. Según la terminología del plan de 1966, de tipo “Especial” –menos contaminante, “más segura” y cuya “característica principal ha de ser la dignidad y excelencia de sus jardines y edificios”- en el tramo más próximo a Valencia (marginal izquierda, entre el Nuevo Cauce y el Aeropuerto) y “Normal” –toda clase de industrias, excepto aquellas que por su calificación deban estar aisladas”- en el resto.

En la década de los 80′, la consolidación del suelo de acuerdo con el modelo territorial determinado en los mencionados planes de la “Gran Valencia”, como se ha dicho, basado en el trazado de las infraestructuras viarias existentes, limitó considerablemente la posibilidad de cambiar la estructura general del territorio del municipio de Quart de Poblet establecida en aquellos documentos a través de la revisión de los mismos.

De hecho, el Plan General de 1992 –ahora anulado- si bien incrementó los equipamientos previstos en el Plan Parcial de 1969, prácticamente mantuvo la zonificación general del anterior. La modificación más importante afectó al suelo no desarrollado situado entre la vía férrea y el Industrial “B” de la Avda. Reial Monestir de Santa Mª de Poblet, que, en parte, se destinó a dotaciones públicas y el resto se clasificó como Urbanizable Residencial y Terciario (zonificado en 1966 como “Industrial ‘A’ Normal” y con un posterior intento fallido de modificación de usos para pasar a ser residencial de “Edificación Abierta”). El suelo industrial mantuvo tal zonificación, excepto en una parte -no consolidada situada al Noroeste del término y en lo que afecta a la factoría “Refracta”. El “Suelo de Huerta” se clasificó como No Urbanizable. Aún en la actualidad, el municipio de Quart de Poblet tiene limitado/condicionado el desarrollo urbanístico por situaciones/actuaciones que requieren la decisión de otras Administraciones y que, presumiblemente, no se van a adoptar a corto plazo. Nos referimos, por ejemplo, a la solución a adoptar con respecto al trazado y características de la actual vía férrea de Valencia a Riba-roja que, entre otros, condiciona fuertemente el desarrollo del único suelo que puede posibilitar el crecimiento del núcleo residencial, al Sur de la misma.

En resumen, el municipio de Quart de Poblet presenta hoy dos núcleos residenciales que ya estaban altamente consolidados al finalizar la década de los ochenta. Ello provoca una oferta limitada de viviendas que, a su vez, da lugar a unos precios elevados de las mismas provocando un estacionamiento, cuando no emigración, de la población. Tales núcleos presentan déficits de equipamientos, propios del planeamiento urbanístico que propició su creación y consolidación.

Cuenta con 24.864 habitantes y 11.377 viviendas (tan solo el 7,9% unifamiliares, 894), y fueron construidas mayoritariamente en los 60′ y 70′. Desde entonces a ritmo de 100 viviendas/año, han colmatado un escaso suelo residencial.

No le han faltado “presuntos” escándalos de corrupción, “Iniciativas Inmobiliarias Ferrobús”, o “el aparejador municipal” recientemente. En la otra balanza la concienciación municipal y participativa en el desarrollo local, la participación ciudadana y la transparencia municipal. Y es que el municipio de Quart de Poblet ha de conjugar muchos Bienes de Interés Nacional (aeropuerto, Base Militar, infraestructuras de carreteras, de ferrocarriles de cercanías y nacionales), defender mucho patrimonio paisajístico natural, la Huerta, el Turia, con riesgos de inundación (PATRICOVA), y con riesgos evidentes de metropolización de Valencia, y la pérdida de identidad local.


Cada mercado es local.

Cada municipio tiene su singularidad.

Cada municipio se retrata en su parque residencial.


…seguiremos analizando en próximas entregas los 250 municipios mayores de España.