RUBÍ, según Catastro, a 1.1.2015, por tamaño y fecha.

tabla RUBI edad+tamaño edificaciontabla RUBI  2.121996e-314dad+tamaño edificacion

Estos gráficos representan el Parque Residencial del municipio de RUBI, Barcelona.

Son los Bienes Inmuebles matriculados en el Catastro, clasificados por año de inscripción y por tamaño.

Cada barra horizontal representa una década, siendo la más reciente la inferior (2010′), y la más antigua la superior (<1900).

Cada color es un tamaño, del más cálido (<60 m2) al más frío (>180 m2).

La barra inferior (DELVI) representa el cálculo hecho desde Otropunto para la obtención de la Demanda Latente de Vivienda (la demanda latente: la configuran personas que no tienen vivienda y que por su perfil sociológico (edad) y socioeconómico (no están en desempleo) son potenciales compradores). Es una estimación del número máximo de viviendas que constituyen la demanda encubierta de una zona y que se basa en las personas con el perfil de los actuales compradores pero que todavía no han constituido un hogar.

Rubi DELVI.jpgRUBI PIRAMIDE.jpgtabla RUBI.jpgRUBI CATASTRO 2014-2016.jpgRubi INE.jpgRubi ALQUILER.jpgRubi HAB y VIV.jpg

Son datos fríos, sin cocinar.

Información para la toma de decisiones.

Información para el conocimiento.


Rubi GE2Rubí es un municipio de 32,30 km2 de la provincia de Barcelona, situado en la comarca del Vallés Occidental, en Cataluña. Se encuentra situado en el valle de la riera de Rubí, y limita al norte con Tarrasa, al este con San Quirico de Tarrasa al oeste con Castellbisbal y Ullastrell, y al sur con San Cugat del Vallés.

El municipio de Rubí está situado en el centro de la Región Metropolitana de Barcelona (RMB), en el cruce del eje radial paralelo al río Llobregat y el eje longitudinal paralelo a la costa, lo que le sitúan en un enclave bien conectado por infraestructuras territoriales

El nombre actual según los historiadores proviene del nombre Rivo Rubeo, que se ha encontrado en algunos restos romanos. Este nombre en latín sería traducible por riera roja en referencia a la arcilla que la riera de Rubí arrastraba por su cauce.

Rubi2.jpgEstá dividido en 4 distritos administrativos:

Distrito I: Incluye las urbanizaciones del noroeste rubinense. Tiene una población de 6.382 habitantes, el 8,7% del total. Las urbanizaciones incluidas en este distrito son: Sant Muç, Castellnou, Can Mir y Can Solà.

Distrito II: Incluye los barrios y urbanizaciones de la orilla oeste de la riera de Rubí. Vive una población de 8.856 habitantes, el 12,1% del total. Está formado por los barrios de: Can Fatjó, Sant Jordi Park y La Plana del Castell y por las urbanizaciones de: Can Serrafossà, Els Avets, La Perla del Vallès y Can Ximelis

Distrito III: Incluye los barrios de la zona sur de la ciudad. Tiene 15.748 habitantes, el 21,6% del total. Comprende los barrios de: Ca n’Alzamora, Les Torres, 25 de setembre, Progrés y Can Vallhonrat

Distrito IV: Subdividido en 3 subdistritos, es el más extenso y, con 42.001 habitantes, también el más poblado. En el distrito IV vive el 57,5% de la población total de Rubí. Incluye los siguientes barrios: Subdistrito 4.1: Rubí-Centre, Casc Antic, Ajuntament, Jutjats, Zona Ateneu. Subdistrito 4.2: Zona Nord, La Serreta, Ca n’Oriol, Can Rosés y Subdistrito 4.3: Zona El Celler, Mercat, Maristes, Zona Inem

Rubí-Polígonos Industriales; La Llana (Rubí Noroeste), Can Rosés, La Bastida (Rubí Nordeste), Can Pi de Vilaroc, Can Jardí, Rubí Sud, Cova Solera (Rubí-Sur) y Can Sant Joan de Rubí (Rubí-Este)

En el término municipal se adherió Castellnou en 1904, que formó parte de San Pedro de Tarrasa, que se adherió a la capital vallesana (junto con Sabadell), Tarrasa.

mapa_Rubi.jpgLa ciudad se estructura en un núcleo principal compacto, muy denso. Las urbanizaciones suponen más del doble de la superficie del núcleo urbano. La continuidad de las urbanizaciones de Rubí es la mayor de toda Cataluña. Debemos destacar también como principal elemento morfológico la riera de Rubí. La Riera de Rubí se origina en el Coll de Estenalles, a una altitud de unos 860m. Va en dirección sur recogiendo aguas de Matadepera, Terrassa y Rubí. Su recorrido total es de 31 km. Su cuenca es de 122 km² desde el origen hasta las Fuentes llamadas arroyo de las Arenas a partir del punto que se une da el nombre de la riera de Rubí. Las pendientes del arroyo hacen que las aguas bajen muchos metros. En septiembre de 1962 sucedió la gran riada, con cuantiosas pérdidas humanas y materiales, en zonas donde se venían identificado viviendas en el lecho del arroyo. El caudal natural de la red hidrográfica es agua de la lluvia, pero es irregular, su caudal se indefinido (no tiene caudal).

RUBI.jpgEl sector industrial es uno de los más importantes del país, debido a su situación próxima  Barcelona, y al hecho de pertenecer a su cinturón industrial. En los últimos años el sector del comercio minorista se ha desarrollado notablemente, especialmente en el centro de la ciudad.
Ya los hombres y las mujeres del Neolítico poblaron el cerro de Can Fatjó y la Serreta, antes de que en el siglo IV a.C. los íberos construyeran poblados en Can Fatjó y el Castillo. Más adelante llegaron los romanos y Can Fatjó se convirtió en un núcleo romano estable y próspero con edificios públicos, aunque hasta la Edad Media, en 986, no encontramos la primera referencia escrita a nuestra ciudad: Rivo Rubeo. El castillo de Rubí era del dominio de los condes de Barcelona, que tenían un veguer o castlà. En 1017 el veguer nombrado por los condes era Sunifred de Riurubí. El 1063 Bernat Amat de Rubí era feudatario de los Claramunt por los castillos de Arraona y de Catllús; los Claramunt poseyeron también el dominio útil del castillo de Rubí. Después tuvieron el castillo los Torrelles, uno de los cuales, Ramón de Torrelles, fue consejero y camarero del rey Martín el Humano. En 1386 los habitantes de Rubí se redime de los malos usos por compra a los señores alodiales. Al poco el rey ajena la jurisdicción civil y criminal de Rubí a Juan de Togores, que fue redimida, también, por los rubinenses, que volvieron de nuevo la jurisdicción a la corona. Parece que fue Ramón de Torrelles quien vendió el dominio útil del castillo de Rubí a Sentmenat, de los cuales pasó a los Oms, barones de Santa Pau. El 1223 Jaime I autorizó a Berenguer de Rubí la construcción de una domus o casa fuerte en la que poder defenderse de los enemigos. Se ha identificado esta construcción con el castillo de Rubí, situado en el borde derecho del arroyo, ya que parece que anteriormente el castillo era emplazado en otro lugar cercano. El castillo conserva la fachada con ventanas geminadas góticas y, en una fachada lateral, se puede ver unos grandes arcos góticos tapiados. La propiedad del castillo fue adquirida en 1835 por la familia Moya, de la que pasó al marqués de Santa María de Barberá, que la vendió a un industrial de Terrassa. Remodelado mediante el trabajo de una escuela taller, el castillo acoge hoy el llamado Ecomuseo Urbano, que expone la colección del antiguo Museo de Rubí.
Rubí fue creciendo, pero hasta el XVIII siguió siendo un pequeño núcleo con poca población salpicado de caseríos y masías. A mediados del siglo XIX, las fábricas textiles se instalan junto a la Riera y comparten protagonismo con el mundo rural, y a principios de siglo XX Rubí goza ya de una actividad cultural y económica muy intensa. Con la llegada del tren eléctrico, en el año 1918, llegan también a Rubí los primeros inmigrantes contemporáneos, pero no es hasta los años 60′ que el nuevo empuje industrial promueve la llegada masiva de inmigrantes del sur.
Rubi 1956

1856 Rubí

La ciudad de Rubí está emplazada en la orilla izquierda del arroyo, frente al castillo. El casco antiguo es centrado por la iglesia parroquial de San Pedro, documentada en 986, y a partir del 1043 como parroquia. Fue reformada y ampliada en 1884 por el arquitecto Antoni Casademunt. De la iglesia románica se conserva, sólo, la fachada de poniente, con arcos lombardos en la parte superior y una puerta, más tardía, con arquivolta decorada, como los capiteles de sus columnas, con ornamentación floral. Sobre la puerta, en lo alto de la fachada, hay una ventana geminada románica, con un doble capitel con decoración prerrománica sostenido por una columna de mármol blanco con estrías helicoidales. Junto a mediodía de la fachada se levanta una robusta torre campanario, de planta cuadrada. Entorno de la iglesia parroquial, de la rectoría y de los caseríos más próximos surgieron durante los siglos XV y XVI los barrios de la Sagrera y del Pedró. En 1894 la reina María Cristina otorgó en Rubí el título de villa. Entre los otros edificios de interés de la población se destaca el Mercado Viejo, que ha sido convertido en una sala de exposiciones y conferencias, y la Bodega Cooperativa, de estilo modernista, que fue fundado en 1920 por Pere Pi, cuando la producción vinícola de Rubí estaba en su apogeo. A partir de la década de 1960, se empezaron a formar barrios periféricos que acogían el gran contingente inmigratorio atraído por la euforia industrial. Es el caso de barrios como el del Veinte y cinco de Septiembre, donde está la parroquia de San Pablo, junto con el de las Torres (con la parroquia de Santa María) ambos situados a mediodía, Can Xercavins a poniente, o el de Can Oriol, el NE. En este último barrio se encuentra el parque de Can Oriol, gran espacio verde donde está la masía que le ha dado nombre y que ha sido declarada Patrimonio Histórico de Rubí.

Según se recoge en la Memoria del Plan General de Ordenación de la ciudad de Rubí, dentro del conjunto de ciudades de la Región Metropolitana de Barcelona, Rubí contribuye a la configuración de un sistema de relaciones y polos de atracción de la periferia. En este sentido, la ciudad funciona como un núcleo de alta especialización industrial, que convive con un importante patrimonio natural y paisajístico, integrado dentro del Proyecto Vía Verde Sant Llorenç-Collserola, que contribuye a la sostenibilidad ambiental y calidad de vida de las poblaciones del anillo urbano del Vallés Occidental.

2 1 Sistema urba Planejament.jpg

Rubí en el Planeamiento del Area Metropolitano de Barcelona

Además, forma parte del eje geoeconómico de la E‐9; Autopista de Montserrat y E‐15/ AP‐7 Autopista del Mediterráneo, conectado mediante grandes infraestructuras de comunicación territorial (red viaria y ferroviaria) y potenciando su capacidad como punto de articulación de la red metropolitana. Rubí y el conjunto del eje de la B‐30, forman un espacio urbano a caballo de los sistemas de Terrassa y Sabadell (el anillo urbano del Vallés) y del área central y la primera corona metropolitana de Barcelona.

La ciudad de Rubí se estructura en un núcleo principal de tejido compacto, muy denso, y por otro lado una gran extensión de urbanizaciones que suponen más de doble de la superficie del núcleo urbano. La continuidad de las urbanizaciones de Rubí es la mayor de toda Cataluña.
El municipio tiene dos entornos muy diferenciados divididos por los dos sistemas ferroviarios existentes:
‐ En el sur y levante nos encontramos un entorno muy desarrollado urbanísticamente con la mayor parte edificada o en edificación.
‐ El otro entorno, aunque tiene en su interior actividades extractivas y residenciales, especialmente de ciudad jardín y algún pequeño sector industrial, tiene todavía un importante conjunto de espacios abiertos que forman el patrimonio natural más importante de Rubí.
Este sistema de espacios abiertos forma parte de un sistema metropolitano de conectores, especialmente en torno a la sierra de Can Riquer y la sierra del Oleguera, al oeste del municipio. Desde el año 1970 en Rubí se ha producido un fuerte crecimiento de suelo industrial y suelo residencial, que ha supuesto un fuerte incremento en la movilidad y en el número de habitantes, que pasan de los nueve mil a los cincuenta y un mil en apenas 30 años. Primero con un crecimiento intensivo del casco urbano, paralelo a la implantación periférica de un importante número de polígonos industriales y, posteriormente con la urbanización dispersa reflejada en el conjunto de urbanizaciones más o menos deficitarias de infraestructuras y equipamientos públicos.
Los valores del crecimiento son muy altos y responden a diversos momentos y actividades:
‐ De 1970 a 1980 el crecimiento es de 17,8 ha/año. No hay una actividad principal clara: el crecimiento se produce en la industria (38%), en actuaciones unitarias (4%), en tejido compacto en el casco urbano (32%), y en las urbanizaciones (26%).
‐ De 1980 a 1994 el crecimiento es de 20,3 ha / año. El crecimiento principal se produce en las
urbanizaciones (56%), y en la industria (40%). El tejido compacto del casco urbano crece un 3%.
‐ De 1994 a 2004 el crecimiento se ha moderado y es de 15,1 ha/año. El crecimiento principal se produce en la industria (45%) y en las urbanizaciones (41%). En Este último periodo el casco urbano no ha tenido ampliaciones notables pero sí ha sido notable la sustitución de las viejas edificaciones.
La ciudad construida compacta ha crecido desde las 72,12 ha del año 1970 en la superficie actual al borde de las 835 ha. El suelo urbano y urbanizable son 1770,55 ha, suponiendo el 54,8% del suelo total del municipio, las restantes 1.461,32 ha corresponden al suelo no urbanizable, el 45,2% del municipio.
El pleno del Ayuntamiento de Rubí aprueba inicialmente el mes de mayo de 2008 el nuevo POUM. El documento, que desarrolla los criterios y objetivos establecidos por el avance de Plan aprobado en abril de 2005 , se caracteriza por las propuestas de contención del crecimiento, reurbanización, reequipamiento y reforma y para la identificación de los proyectos de referencia que permitan en la ciudad diversificar los usos y potenciar su identidad.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Después de 45 años de un crecimiento basado en la extensión de los tejidos tradicionales, en las viviendas unifamiliares aisladas y en los suelos industriales, los redactores consideraban que Rubí era una ciudad con carencias y sin elementos representativos. La revisión del planeamiento planteaba la posibilidad de definir un nuevo escenario que permitiera superar los déficits actuales y al mismo tiempo reestructurar la ciudad a partir de sus activos incorporando otros nuevos. Para alcanzar este objetivo se definían 3 ámbitos en los que actuar estratégicamente: Ciudad central, donde se proponía reforzar el concepto Rubí Centro, la creación de nuevas áreas de centralidad, grandes equipamientos, parques equipados así como la reurbanización de los ejes principales y la potenciación de los ejes comerciales. Áreas de baja densidad, donde se proponía el aumento racional de la densidad así como la introducción de puntos de alta accesibilidad que aportaran mayor densidad y dotaciones. Polígonos industriales, donde se planteaba el aumento de la ocupación actual, una nueva regulación de las naves compartidas, de los usos y de los materiales de construcción y urbanización y finalmente la posibilidad de optar por actividades alternativas vinculadas al sector terciario.

Rubi GE1.jpgEn septiembre del 2006, el equipo CCRS, dirigido por los arquitectos Miquel Coromines y Joaquim Sabaté, al frente de un equipo multidisciplinar, presentó los trabajos de avance de planeamiento formalizados en dos documentos: “Información y diagnosis urbanística” y “Criterios, objetivos y soluciones generales de planeamiento” como revisión del planeamiento urbanístico vigente, redactado en 1981. El proceso de participación consistió en la organización de grupos de trabajo, distribuidos en talleres territoriales y sectoriales, que han permitido la participación de todo el espectro social de la ciudad, a través de una primera sesión en la que se presentó la propuesta por parte del equipo redactor y una segunda destinada a debate donde los asistentes pudieron aportar ideas, manifestar inquietudes o reivindicaciones y debatir los planteamientos. Simultáneamente a la exposición pública de los trabajos del avance de Plan, se han incorporado nuevas sugerencias de particulares y partidos políticos.
A partir de las diferentes aportaciones, el equipo redactor constataba la percepción por parte de los ciudadanos de los desequilibrios y carencias existentes, principalmente en cuanto a los sistemas generales, a la falta de una estructura urbana clara ya un desarrollo incompleto que se traduce en necesidades de espacios libres y equipamientos. Sin embargo se recogían las propuestas de generar nuevos espacios de referencia, nuevas actividades vinculadas con el ocio, el comercio y el ocio así como la voluntad de limitar los crecimientos urbanos de la ciudad. De esta manera las sugerencias presentadas han sido incorporados en la medida en que eran compatibles con los criterios definidos en el avance de Plan, que quedaban reflejados en los objetivos y propuestas del documento aprobado inicialmente.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

El pleno del Ayuntamiento de Rubí aprobó inicialmente en mayo de 2008 el nuevo POUM con los votos a favor de los grupos del Partido de los Socialistas de Cataluña (PSC), Partido Popular (PP), Izquierda Republicana de Cataluña (ERC) y convergencia y Unió (CiU), con un total de 19 de los 25 concejales del pleno. Los grupos de Inciativa por Catalunya (ICV) y Alternativa Ciudadana de Rubí (ACR) votaron en contra, porque se trataba de un plan poco valiente en la creación de vivienda protegida y se quejaban, además, respectivamente , del proceso participativo y del crecimiento propuesto. El documento de la aprobación inicial desarrolla las directrices y objetivos de planeamiento definidos en el avance de Plan aprobado en 2006 y estructura sus propuestas en una nueva estrategia respecto del papel de la ciudad en el sistema metropolitano y cuatro líneas de desarrollo que permiten definir el modelo de ciudad: criterios y objetivos del desarrollo sostenible, el proyecto de las infraestructuras, la definición del modelo de crecimiento y la definición del modelo económico.

El Plan presenta un conjunto de opciones, de carácter estratégico, que definen su propuesta desde una perspectiva territorial. En relación con las infraestructuras de la movilidad se propone la necesaria mejora de las redes de comunicación para favorecer la accesibilidad y la integración de Rubí en la Región Metropolitana, la potenciación del transporte colectivo y el reforzamiento de la conectividad de la red viaria local y la territorial. Respecto de los sistemas públicos se propone el reconocimiento, gestión y protección de los espacios naturales del municipio así como la incorporación de nuevas actividades en el campo de dotación para poder equilibrar el crecimiento poblacional con la calidad del municipio. Sin embargo, se identifica la necesidad de diversificar los usos evitando los monocultivos actuales. Finalmente se plantea la integración del municipio en futuros organismos supramunicipales que permitan integrar Rubí dentro de los nuevos proyectos de dinamización de los sistemas económicos.
A partir de los criterios recogidos previamente por los documentos de criterios y objetivos y conjuntamente con la redacción del Informe de sostenibilidad económica, el Plan establece un conjunto de objetivos y criterios para coordinar las determinaciones urbanísticas y ambientales. En general se trata de compatibilizar la preservación de los valores naturales y agrícolas existentes en el territorio con las opciones de crecimiento urbanístico del municipio. El Plan establece una regulación del suelo no urbanizable, atendiendo al valor del suelo, la posición de los conectores ecológicos, los hábitats y la vegetación y regulando las actividades en función de su valor ambiental, con especial atención a las actividades extractivas por el conjunto de las cuales el Plan propone la redacción de un plan especial marco.
El Plan presenta una propuesta de ordenación de las infraestructuras viarias que atienden básicamente criterios de modalidad (vehículo privado, mercancías, transporte público, peatonal y bicicletas), y de jerarquía. Las actuaciones previstas más significativas son: la definición de una vialidad perimetral que se convierta en un elemento principal de distribución de tráfico, la transformación de la avenida del Estatuto y el paseo de la Riera en ejes urbanos vertebradores del núcleo central, la mejora de la accesibilidad a las urbanizaciones con la creación de una red entrelazada que permita alternativas de circulación, la mejora de la red de transporte público bien conectada con las estaciones de ferrocarril y el incremento de las dotaciones de aparcamiento en el perímetro de las áreas centrales.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

El Plan propone un nuevo modelo de diversificación del tejido industrial existente, la introducción de actividades terciarias y grandes dotaciones en el conjunto del sistema urbano y la especialización de los emplazamientos de las actividades productivas con una accesibilidad propia que se basa en criterios como la introducción de usos compatibles con las actividades, la introducción de usos terciarios, la creación de áreas de nueva centralidad con usos mixtos y la introducción de ámbitos dedicados a la investigación y la actividad empresarial.

En contraposición al crecimiento de los últimos años caracterizado por la baja densidad y el alto consumo de suelo, el Plan pretende evitar el modelo de ciudad dispersa y fundamentar el crecimiento de la ciudad en el uso racional de la trama existente, priorizando la vez la reconversión de tejidos y volviendo a considerar la baja altura de algunos ejes urbanos, la optimización del parcelario y la ampliación de la oferta de tipologías de viviendas. Respecto del dimensionamiento de viviendas, el Plan propone 14.342 viviendas nuevas de los cuales 8.942 están incluidos en sectores de planeamiento, 4.710 corresponden a desarrollo de la capacidad de la trama urbana y 690 corresponden al 60% de las parcelas las vacías del tejido de viviendas unifamiliares. Este dimensionamiento proyecta un escenario de población total de 95.000 habitantes para el año 2019.

En términos de régimen de suelo, el Plan reconoce 1.598,2 ha de suelo urbano, prácticamente la mitad de la superficie del término municipal, de las cuales 76,4 ha de suelo corresponden a suelo urbano no consolidado. Los sectores urbanizables, ubicados mayoritariamente en ámbitos de complemento de los tejidos existentes, suman un total de 117,6 ha de suelo urbanizable, de las cuales 103,9 ha responden a sectores en ejecución y sólo 13,7 corresponden a nuevos sectores en suelo urbanizable. De los 9 sectores delimitados 5 son de usos residenciales, 2 de usos industriales, 1 de usos mixtos y finalmente 1 destinado a usos terciarios. Respecto del desarrollo y la gestión del Plan, se definen 4 tipos de planes de mejora: 23 correspondientes a transformación industrial, 2 de nuevas actividades terciarias, 9 sectores correspondientes a portales de urbanización y 12 ámbitos de proyectos singulares y 25 polígonos de actuación. En cuanto a los equipamientos, teniendo en cuenta los importantes déficits acumulados y las previsiones demográficas para el 2019, el Plan propone 44,31 ha nuevas de suelo de equipamiento que añadidas a las existentes suman un total de 115,4 ha, lo que permite alcanzar un coeficiente de 12,15 m2 suelo/habitante, valor muy cercano al estándar óptimo orientativo de 12,47 m2 suelo/habitante. Las nuevas reservas se emplazan mayoritariamente en suelo municipal y las reservas más importantes corresponden a usos docentes 20 ha de suelo, casi la mitad de la reserva total. Con el objetivo de proporcionar cualitativa y cuantitativamente espacios libres la ciudad, el Plan establece una superficie total de 524 ha de suelo de espacios libres en suelo urbano, distribuidos en plazas y paseos, parques urbanos y parques territoriales. Esta superficie garantiza un estándar de 55 m2 suelo/habitante. Respecto de las propuestas de nuevos parques cabe destacar el nuevo Parque de la Riera que ha de convertirse en el nuevo eje estructurador de los espacios libres centrales, los parques equipados de Can Alzamora y Cova Solera-Riera y los parques perimetrales Molino de la Bastida, pino de Vilaroc y Cova Solera-es Jardín.

TUC1

TUC2

Trama Urbana Consolidada RUBI

Tal y como se recogía en el avance de Plan y con el objeto de definir nuevos ámbitos de identidad y de diversificación de usos, el Plan establece un conjunto de intervenciones de referencia estructuradas en 3 ámbitos:

– Ciudad central. La mejora de la ciudad existente debe fundamentarse en la consolidación y densificación de su trama, la definición de una estrategia de ejes comerciales, la reurbanización de los ejes principales, la definición de nuevos espacios cívicos, el desarrollo de los nuevos espacios de oportunidad: nuevas centralidades, grandes equipamientos, parques territoriales equipados y la continuidad del sistema de espacios libres.

– Áreas de baja densidad. Se propone el reequilibrio de las urbanizaciones mejorando el sistema vial, facilitando el acceso al transporte público y la delimitación de nuevo “portales” situados estratégicamente que permitan ubicar nuevas dotaciones, nuevos espacios libres, locales comerciales y vivienda plurifamiliar y social.

– Polígonos industriales. El proyecto de recalificación de los polígonos industriales se estructura en dos vectores: la transformación de usos para las industrias con conflicto urbano y la potenciación y especialización del resto de suelos industriales mediante la flexibilización normativa y el aumento de la edificabilidad. Con la aprobación inicial del Plan, se iniciaba el periodo de exposición pública y presentación de alegaciones, que deberá concluir con la redacción del documento para la aprobación provisional previsto para el año 2009.

En el Informe “Análisis Urbanístico de Barrios Vulnerables 1996. Catálogo de Áreas Vulnerables Españolas” (Ministerio de Fomento‐Instituto Juan de Herrera. Escuela Técnica Superior de Arquitectura, Universidad Politécnica de Madrid.‐HERNÁNDEZ AJA, Agustín (director) 1996) de identifica como Barrio Vulnerable en Rubí en 2006 , 1.‐ Les Torres.

Barrio Las Torres.jpg

Les torres es un barrio perteneciente al distrito III de la ciudad, que comprende la zona sur y constituye el 21,6 % del total de la población. El barrio de Les Torres se sitúa al sudeste del núcleo de la ciudad, por fuera de la carretera C1412-a que sigue el trazado de la Riera, constituyendo su límite al oeste. Se encuentra cercano a la estación de ferrocarril, cuyas vías conforman su límite al este. El ámbito funciona como remate sur de la ciudad, antes de acceder al suelo industrial que conforma el anillo suroeste.

El ámbito de Les Torres proviene de una planificación cerrada, compuesta por bloques lineales de nueve plantas de altura con bajos comerciales y locales, cuya trama se completa con torres de 12 plantas y espacios libres de convivencia y zonas ajardinadas. Es un barrio periférico, donde se aloja inicialmente buena parte de la inmigración que llega a la ciudad en la década de los 70′. El barrio se articula en torno a la confluencia de dos vías: el Passeig de la Riera y la Avinguda de Catalunya, que lo relaciona con la ciudad, así como con el resto de pequeñas poblaciones limítrofes a través de la estación de ferrocarril que se sitúa en su límite norte. Les Torres tiene una identidad bien definida y reconocible en la ciudad debido en parte a su arquitectura reconocible, de cuyas torres de planta estrellada obtiene su nombre, y además debido a la fortaleza de su tejido social, que ha promovido proyectos de mejora del ámbito como e l proyecto “Entre veïns”, para la orientación social y laboral de personas en riesgo de exclusión social.

Hoy Rubí tiene una población de 74.536 habitantes y un parque residencial edificado de 30.930 viviendas, de las cuales el 23,18% son unifamiliares (7.169). Sorprende que la mayoría de su parque de viviendas (10.765viviendas) sea de los 70′ (el 35%), si bien el constante creciemiento urbano de Rubí le haya hecho levantar en los80′ 3.327 viviendas, en los 90′ 5.138 viviendas y en la década prodigiosa 2000-2009 sean 6.700 viviendas.


Cada mercado es local.

Cada municipio tiene su singularidad.

Cada municipio se retrata en su parque residencial.


Seguiremos analizando en próximas entregas los 250 municipios mayores de España