BENIDORM según Catastro, a 1.1.2015, por tamaño y fecha.

tabla BENIDORM edad+tamaño edificaciontabla BENIDORM % edad+tamaño edificacion Estos gráficos representan el Parque Residencial del municipio de BENIDORM.

Son los Bienes Inmuebles matriculados en el Catastro, clasificados por año de inscripción y por tamaño.

Cada barra horizontal representa una década, siendo la más reciente la inferior (10′), y la más antigua la superior (1950-1960).

Cada color es un tamaño, del más cálido (<60 m2) al más frío (>180 m2).

La barra inferior (DELVI) representa el cálculo hecho desde Otropunto para la obtención de la Demanda Latente de Vivienda (la demanda latente: la configuran personas que no tienen vivienda y que por su perfil sociológico (edad) y socioeconómico (no están en desempleo) son potenciales compradores). Es una estimación del número máximo de viviendas que constituyen la demanda encubierta de una zona y que se basa en las personas con el perfil de los actuales compradores pero que todavía no han constituido un hogar.

benidorm-delviBenidorm-piramidetabla BENIDORM1 edad+tamaño edificacion.jpg

BENIDORM CATASTRO 2014-2016Benidorm INEBenidorm ALQUILER

Son datos fríos, sin cocinar.

Información para la toma de decisiones.

Información para el conocimiento.


benidorm-ge2Benidorm es una ciudad y municipio de 38,51 km2 de la provincia de Alicante, en la Comunidad Valenciana, situada a orillas del mar Mediterráneo, en la comarca de la Marina Baja, de la que es su municipio más denso y poblado. Es la capital turística de la Comunidad Valenciana.

Conocida como la «Nueva York del Mediterráneo», Benidorm es la ciudad con más rascacielos de España, la ciudad con más rascacielos por habitante del mundo y la ciudad con más rascacielos por m2 del mundo tras Nueva York.

Se trata de uno de los destinos turísticos más importantes y conocidos de España y de todo el Mediterráneo gracias a sus playas y su vida nocturna, llegando a alcanzar los 400 000 habitantes en verano. No en vano, Benidorm es la 3ª ciudad con más plazas hoteleras de España tras Madrid y Barcelona.

benidorm-3dSu particular configuración geográfica hace que las montañas que la rodean: el Parque Natural de la Sierra Helada, por el E; Sierra Cortina y el Puig Campana por el N y el Tossal de la Cala por el O, la protejan de la acción de los vientos que pudieran alterar su agradable climatología.

Una buena parte de los atractivos iniciales de Benidorm se debieron a su situación, en la costa del Mediterráneo, frente a una bellísima bahía, partida en dos por la punta rocosa del antiguo castillo y con una orientación hacia el sur, mientras por el resto de los puntos cardinales encontraba la protección de otras tantas cadenas montañosas que la protegen de los vientos dominantes de Levante o de los fríos del Norte, con lo que el microclima que se disfruta, sobre todo en primavera, invierno y otoño, es sumamente benigno, con temperaturas sensiblemente más altas que en el resto del litoral y con el agua del mar dentro de unos límites que permiten el baño en todo el tiempo.

benidorm-travel-guideEl atractivo de Benidorm radica en sus 3 playas dotadas de bandera azul, son: Levante, Poniente y Mal Pas, a las que se suma la pequeña cala del Tío Chimo y la de La Almadrava.

El término municipal de Benidorm limita con los términos de Alfaz del Pi, La Nucía, Finestrat, Benimantell, Polop de la Marina, Villajoyosa y Altea.

“…No existe un lugar como Benidorm, no hay nada que se le compare, es la mejor ciudad del mundo…”, decía Mario Gaviria (premio nacional Urbanismo 2005), o “…es el paradigma del modelo hotelero, no residencial…”, “…es un ejemplo claro de la virtudes económicas y ecológicas de la densidad urbana…” y singular lo es como ninguna.

El emplazamiento del Benidorm actual tiene su origen en las necesidades defensivas medievales de la costa oriental hispánica. En el término municipal de Benidorm se encontraron restos íberos y romanos como son los yacimientos arqueológicos del Tossal de la Cala y el montículo situado en un extremo de la playa del Poniente queson testimonio de la presencia humana que hubo en la Edad Antigua.
Los restos excavados sitúan a un poblado ibérico con una base económica dedicada a la pesca. Roma también dejó muestra de su dominio en la zona, pues hay restos de naves romanas naufragadas en la bahía de Benidorm. En la Reconquista la población debía de ser insignificante, pues no aparece el nombre de Benidorm en el Llibre del Feyts de Jaime I de Aragón, quien conquistó esta parte de la provincia de Alicante alrededor del año 1245. Las tierras de Benidorm, como muchas otras, fueron otorgadas al almirante Bernardo de Sarriá. Fue este señor feudal quien realmente fundó la ciudad de Benidorm, al otorgarle Carta Puebla el 8 de mayo de 1325, construyendo así el castillo y la villa. Y así poco a poco fue convirtiendo en un foco de atención para muchas familias.
Durante el siglo XIV se sucedieron un sinfín de dificultades para el sostenimiento de la villa cristiana ya que las tierras vecinas estaban habitabas por infieles y los barcos piratas frecuentaban las costas. Además hay que añadir el problema de los escasísimos recursos de agua existentes para la agricultura, que obligada a hacer un secano riguroso. Como consecuencia de esto, Benidorm entró en un declive demográfico y la economía local empezó a dirigirse hacia la dependencia del mar, con la pesca El siglo XV no fue para menos, ya que se sucedieron dos terribles ataques de piratas berberiscos en 1410 y 1448 que asolaron la villa, el castillo y Benidorm en sí, ya que los piratas se llevaron esclavizados a la mayor parte de los habitantes del lugar.
Durante el siglo XVI se amplió y reparó el castillo, pero la villa urbana, que había retornado a la baronía de Polop, se encontraba al parecer casi completamente despoblada. Poco a poco, con la mejora de las defensas de la costa, la restauración del castillo y el progreso de la pesca, la villa de Benidorm se consolidó dentro de la llamada Baronía de Polop. Fue en 1666 con la construcción del Rec Major de l’Alfàs i Benidorm por parte de una aristócrata, cuando se pudo crear regadío en la zona gracias a una acequia que aportaba pequeños caudales, pero vitales, desde el interior de la comarca a su área marítima y que a su vez atrajeron a personas de la comarca.
La iniciativa aristocrática se completó con el otorgamiento de otra Carta de Población que reguló las relaciones de los habitantes. En 1715 la población contaba alrededor de 216 vecinos pero con la construcción de la Iglesia de Sant Jaume en 1740, se produce un rápido auge demográfico que pudo apreciarse al cabo de los años cuando se registraron en la localidad 2.700 habitantes en 1794.
Con la guerra de la independencia que afectó a las tierras valencianas desde 1808 hasta 1812, las tropas inglesas destruyeron el castillo de Benidorm y las tropas napoleónicas profanaron el cementerio. Desde principios del siglo XIX en Benidorm se empezaron a desarrollar actividades contrabandistas, tramadas por naturales de la comarca y también por extranjeros.
En aquellos momentos, en 1826 el rey Fernando VII autoriza armar dos barcos benidormenses para capturar algunos buques contrabandistas. Este hecho supondrá la creación de una empresa de guardacostas que con el tiempo acabaría formando unos excelentes marineros locales. A parte de la pesca y la agricultura, la navegación fue una fuente de ingresos de primer orden para la sociedad benidormense.
Hacia el año 1857 la villa registraba a 3.720 habitantes que junto con la mejora de las comunicaciones empujaron a Benidorm a desenvolverse en una nueva tipología económica, el turismo. Fue en la segunda mitad del siglo XIX cuando se inaugurará el primer balneario de la villa. También ayudaran al desarrollo de la industria la construcción de la carretera Silla- Alicante y la llegada a Alicante del ferrocarril desde Madrid. En un primer momento irán veraneantes de Alcoy y Madrid, que a partir de 1914 dispondrán de un ferrocarril de vía estrecha.
Al mismo tiempo, el resto de sectores económicos locales no estaban pasando por un buen momento ya que la marina mercante entraba en crisis con la pérdida de las últimas colonias ultramarinas en 1898 (Cuba, Puerto Rico y Filipinas) y durante la primera década del siglo XX el boom de la agricultura de la vid (vino y pasa) se fue al traste por la llegada de la filoxera. Con esto, en 1920 la cifra de los vecinos de la villa desciende a 2.976 habitantes debido entre otras cosas a la fuerte emigración hacia Cuba, Barcelona y Cádiz. Fue entonces se produjo la ampliación del puerto y la construcción de los primeros chales en la Playa de Levante en 1925. Tras la Guerra civil española, Benidorm fue recuperando poco a poco las actividades socioeconómicas, gracias a la pesca como sector más destacado. Sin embargo en la década de los años 50 la economía pesquera de Benidorm necesitaba un empuje y así fue cuando se dieron los primeros pasos para producir una verdadera transformación de Benidorm entre otras cosas por el cierre en 1952 de Almadraba del Racó de l’Oix. Esto significó la progresiva transformación del sistema económico, que dejó a un lado el sector primario (pesca y agricultura) y para apostar por el terciario (servicios turísticos). Entre 1950 y 1960 la población aumentó en un 129%.
En 1952, se cierra por bajo rendimiento en capturas la Almadraba del Racó de l’Oix, algo traumático para muchas familias dependientes de la misma; pero, por otro lado, en 1956 el Ayuntamiento, durante la alcaldía de D. Pedro Zaragoza Orts, aprobaba el ordenamiento urbanístico de la villa en orden a crear una ciudad concebida para el ocio y el turístico a base de calles bien trazadas y amplias avenidas siguiendo la configuración de las playas. Serán años de progresivo crecimiento debido al relevo acaecido en el sistema económico legal, que abandonaba el sector primario (pesca y agricultura) y apostaba por el terciario (servicios turísticos).
La fecha del comienzo del auge en Benidorm data de 1957 a 1959. Gran parte de la construcción de los edificios se dio tras 1957, aunque al principio se trataba de pequeños establecimientos y leves modificaciones de las casas. Cuando comenzó el boom, los pescadores que vivían en Benidorm, se vieron en la obligación de dejar su trabajo y comenzaron a vivir gracias a los restaurantes y hoteles, que o les daban trabajo o ellos mismos dirigían. Algo indispensable para el despegue de Benidorm como ciudad turística y para darse a conocer, fue el Festival Internacional de la Canción de Benidorm. Fue un festival musical anual que tuvo lugar cada verano entre 1959 y 2006 en la ciudad de Benidorm (Alicante), España. El festival nació para promover Benidorm y la música española. A lo largo de los años sufrió diversas modificaciones: algunas ediciones no se celebraron, los premios fueron cambiando, etc. Se convirtió en internacional a partir de 2004. El festival se acostumbraba a retransmitir por TVE o por el canal autonómico Canal 9, aunque una serie de ediciones en los noventa fueron retransmitidas por Telecinco. En sus últimas ediciones, el ganador del primer premio recibía una Sirenita de Oro y 36.000 euros para producir un disco. Los ganadores del segundo y tercer premio recibían una Sirenita de Plata y una Sirenita de Bronce respectivamente. Gracias a este festival, muchas celebridades del mundo de la música, como Raphael, El Dúo Dinámico o Julio Iglesias se hicieron famosas. El festival dejó de celebrarse tras su 39ª edición por el escaso interés del público y los medios de comunicación.
En este mismo año Benidorm empezó a destacar como la capital de la costa blanca. El turismo en Benidorm ha ido tomando importancia año tras año. Ya en 1964 se celebró la primera asamblea nacional del turismo y se celebró en Benidorm. Aumentaba paralelamente la oferta de plazas hoteleras generándose cambios en la clientela, pues el turismo español comienza a compartir el espacio con los visitantes de otras partes de Europa, primero llegados con su vehículos y luego, con la entrada en funcionamiento del aeropuerto de l’Altet en 1967, con un importante número de extranjeros llegados en vuelos chárter. La apertura de este aeropuerto contribuyó a que la entrada de turistas extranjeros aumentara, pues aunque no esté situado en el mismo Benidorm, su cercanía y la puesta en marcha de autobuses lanzadera fueron más que suficiente para que los turistas se contentasen y su llegada en los meses estivales no tuviera fin
Durante 1970, la construcción de edificios y hoteles empezó a notarse firmemente por el rincón de Loix. Donde muchos americanos compraron apartamentos y donde Manuel Escobar tiene un chalet. Ésta zona a día de hoy cuenta con innumerables hoteles y edificios de más de 10 plantas que ayudan a que el “skyline” de la ciudad sea más impresionante.
La cantidad de tierras dedicadas al cultivo de frutas durante el esplendor del turismo en la década de 1970, no decreció, sino todo lo contrario, aumentó. Pasó de 65ha de naranjos en 1956 a 126ha en 1970, al igual que pasó con los limoneros, que contaba con 20ha dedicada a su cultivo en 1956 y para el año 1970 ya tenía 50ha. Sin embargo, el número de animales de granja decreció durante este periodo, exceptuando las cabras que se mantenía y los caballos que aumentaron su número.
Con José Manuel Reverte Coma como alcalde entre 1971 y 1973 Benidorm se dotó de establecimientos culturales, quería introducir algunos museos, una biblioteca, abierta por primera vez con 3.000 libros, más escuelas de primaria, lo cual hacían al pueblo un lugar favorable a que la población que lo visitaba le interesara quedarse a vivir ahí, que es entre otras cosas, lo que ha hecho que Benidorm crezca de manera desmesurada y a una velocidad inconcebible. Miguel Pérez Devesa se convirtió en alcalde a principios de los peores años en la historia de la industria del viaje, combinado cuando el colapso de los operadores turísticos británicos estaban afectados por los hoteleros, dueños de restaurantes y por el sector de la construcción en Benidorm, etc.
El Dr. Pérez Devesa acudió a Londres a las oficinas de Thomson para discutir los problemas de la industria turística y un portavoz de Thomson le dijo “Los turistas británicos necesitan Benidorm, y Benidorm necesita a los turistas británicos”. Sin embargo, el turismo británico en el verano de 1976 decreció en un 20%, lo que para el pueblo, que en esos momentos estaba creciendo, significó un desconcierto sobre si Benidorm debería seguir creciendo con el fin de dedicarse al turismo al 100% o estancarse y buscar alguna alternativa.
En el año 1977 se construyó el Benidorm Palace, que abarcaba a 2.500 huéspedes y 150 empleados. La llegada de Julio Iglesias y Rocío Jurado a la sala de fiestas fue un hecho que incrementó el número de visitantes a Benidorm. Ésto fue visto como un alivio, dado que en el año anterior el turismo había decrecido y en éste año volvía a repuntar. Por suerte o no, Benidorm siempre salía a delante tras vivir algún inconveniente para mantenerse como destino turístico
Durante 1978, con Rafael Ferrer Meliá como alcalde, la situación en la localidad era desesperante, pues la escasez de agua empezó a hacerse notar y el ayuntamiento no disponía de suficiente dinero como para hacer frente.
Una compañía noruega le ofreció al ayuntamiento un presupuesto de más 380 millones de pesetas para poder llevar agua al pueblo, pero la ciudad no podía costear dicha cantidad, lo cual hizo correr el pánico entre la población. Meses más tarde, el ayuntamiento cedió 70 millones de pesetas para reparar los problemas con los que Benidorm contaba, pues con estos problemas de por medio sin resolver, lo más probable es que Benidorm no continuara aumentando la oferta porque no se diera una demanda creciente.
Entre 1979 y 1983 el alcalde José Such Ortega, en una ciudad con múltiples carencias tras el vertiginoso crecimiento de las décadas anteriores, logró adquirir y desclasificar como urbanizable el parque de l’Aigüera, convertido hoy en el principal pulmón verde de la ciudad vertical. Llevar a Benidorm los juzgados y el registro de la propiedad, adquirir la plaza de toros y los terrenos del polideportivo, y construir la primera depuradora fueron algunas de sus obras, que le valieron la medalla de oro de la ciudad, la medalla al mérito turístico y ser proclamado hijo adoptivo de Benidorm.
En 1.985 se inaugura el primer parque acuático que se construye en España, Aqualandia, siendo desde entonces, no sólo uno de los parques acuáticos más grandes del mundo, sino como uno de los parques más dotados de atracciones, servicios y atención al cliente. Un parque acuático que a día de hoy sigue funcionando y, aunque el número de entradas vendidas al año no sea igual que las vendidas en el primer decenio tras su apertura, es uno de los parques que cuando vas a pasar un día, siempre está lleno de gente de todas las edades que disfrutan de sus instalaciones. Este parque acuático también colabora en cuanto a mantenimiento del turismo se refiere, pues año tras año vemos llegar a jóvenes de todas las edades que no residen en Benidorm pero que vienen a pasar el día a Aqualandia. Aunque es de destacar que este parque es visitado por la mayoría de turistas que llegan a Benidorm en verano puesto que una considerable cantidad de hoteles venden las entradas al parque acuático con un porcentaje de descuento por comprarla anticipada en el mismo hotel en el que se hospedan, lo que también colabora a que la venta de entradas no decaiga.
Durante el año1987 las playas de Benidorm adquieren la bandera azul concedidas por la Unión Europea, símbolo de limpieza y seguridad en las playas. Esto hace que sus playas sean aún más valoradas por los turistas
Benidorm posee unas de las mejores playas del mundo, por su fina arena, la limpieza diaria, la calidad de los servicios, la claridad de sus aguas o la orientación al sur, (por lo que el sol la baña desde que nace hasta que se pone y ni siquiera los altos edificios hacen sombra al bañista). Por todo ello es galardonada todos los años con la bandera azul y está catalogada como una de las mejores playas del mundo. Y como no podía ser menos, en este año 2011, se vuelve a ver ondear la bandera azul en sus playas.
La playa es ideal para los turistas, con pendiente suave, permite el baño seguro y jovial en aguas tranquilas sin gran oleaje ni corrientes peligrosas, ni tiburones ni mosquitos son los argumentos principales del multitudinario uso que de las mismas hacen actualmente sus visitantes. Se trata de la playa de levante, situada al oeste del centro histórico y tiene como límite la montaña Sierra Helada.
A parte de todas estas características, es de destacar que, las playas de Benidorm alcanzan una longitud de casi 6 Km entre las 3, Levante, Poniente, Mal pas y además
cuenta con la Cala del Tio Ximo. Las 3 playas son una casi perfecta síntesis entre naturaleza y el urbanismo. En el año 1992 se hicieron mejoras en la cala del Tio Ximo, la playa de guijarros pequeños, a los pies de la Sierra Helada. Se hizo un camino de acceso a la misma, con la iluminación, y a la propia playa se le introdujo limpieza y mejora para su uso. Esta cala presenta una longitud de 70 metros y 6 de ancho. Presenta la característica, que ninguna de las anteriores playas presenta, y es la de ser una playa nudista. El inconveniente que presenta esta playa es su acceso, lo cual hace que mucha gente ni siquiera la conozcan, la señalización de los accesos es la culpable de esta situación.
A parte de esta mejora en la playa del Tio Ximo, en las playas de Levate y Poniente se les puso un nuevo servicio, vigilancia en la playa, con policías locales. Esto supuso que la venta ilegal de bebidas y los robos se redujeran, lo cual era otro punto a favor que ofrecían las playas de Benidorm a sus turistas, pues gracias a la vigilancia los turistas se sienten más seguros y de esta manera los inconvenientes para visitar Benidorm disminuyen. Salta a la vista que todo lo que sea necesario hacer por la pervivencia del turismo, tendrá un sí asegurado a la hora de aprobarlo y llevarlo a cabo.
Para el año 1990 los cuestionarios de Thomson dejaban a la luz que el 75% de las personas que lo había rellenado preferían Benidorm como ciudad de vacaciones que cualquier otro lugar. En este cuestionario también se podía apreciar que el 54% de las personas que lo respondieron habían estado en Benidorm en más de dos ocasiones y que volverían. Las cifras hablan solas, el pueblo no dejaba de aumentar su clientela en verano ni con el paso del tiempo, sino todo lo contrario, con estos datos las expectativas para los siguientes años en lo referido a entrada de turistas no presentaban duda, Benidorm seguirá aumentando su oferta para poder satisfacer a una creciente demanda que está dispuesta a visitarlo año tras años durante un limitado periodo de tiempo que siempre coincide con la época estival, y así poder disfrutar del turismo de sol y playa que tanto gusta.
La ciudad de Benidorm comenzó a contar con un mercadillo del pueblo durante la alcaldía de Vicente Pérez Devesa en Noviembre de 1994 hasta 2006. Esta iniciativa fue buena para la atracción de los turistas, para la población autóctona y para Benidorm en sí, ya que los propietarios de los puestos pagaban sus tasas en Benidorm. Mientras duró su alcaldía también hizo cosas para que Benidorm continuara siendo escuchado hasta en los lugares más recónditos del planeta, y como muestra de ello se celebró el primer fórum anual de turismo en Ciudad Patricia (urbanización en el Rincón de Loix) que fue organizado por la fundación Cavanilles de estudios avanzados en turismo, la Universidad de Alicante y el Ayuntamiento de Benidorm. Pérez Devesa modificó el Plan General de Ordenación Urbana para favorecer la implantación de hoteles de tres y cuatro estrellas, pensados para la atracción de turistas de clase media-alta, ya que estos al disponer de más capital que los de clase media-baja, eran más propensos a consumir mayor cantidad de cosas y de mayor precio, lo cual favorecía a todos los comercios de Benidorm.
También diseñó un plan de aparcamientos (Futura 2000) para acabar con esta asignatura pendiente que tenía en la ciudad; implantó sedes de ayuntamientos en cinco barrios, logró la renovación de los juzgados y la apertura de la Vía Parque. Otra de las obras importantes que hizo y de la cual Pérez Devesa se sentía orgulloso, era el nuevo pabellón Polideportivo, que cuenta con pista de atletismo, cuatro pistas de tenis, pistas de frontón, un rocódromo un pabellón cubierto, etc. Como vemos, este alcalde no sólo pensaba en Benidorm como ciudad turística, ya que la construcción de un  deportivo no es algo que atraiga a los turistas pero si es algo más necesario en un lugar en el cual hay un número creciente de población residente.
Fue en el año 1996 cuando se abrió el primer tanatorio de la Marina Baixa. Exactamente está situado entre Benidorm y Villajoyosa, y además en éste mismo año se discutió, en el segundo fórum de turismo internacional, la construcción del parque temático “Terra Mítica” y el argumento de David Camp´s (experto en la economía de los parques temáticos) fue que Benidorm no necesitaba un parque de atracciones que atrajera a los turistas sino que atraiga a la población que reside en Benidorm durante todo el año, ya que a largo plazo lo que dará dinero al parque serán las visitas de la población residente y no las de la población foránea
La venta de paquetes turísticos para Benidorm en el año 1997 se incrementó en un 47% más que en el año 1996, lo cual era una muy buena noticia para el pueblo, porque esto significaba que habiendo pasado algo más de 3 décadas desde su nacimiento como ciudad turística por excelencia, la llegada de turistas no cesaba ni mucho menos decaía. En marzo del mismo año, la delegación oficial de turistas de Sochi (Rusia) visitó Benidorm para estudiar los hoteles y las urbanizaciones para descubrir los secretos por los cuales Benidorm atrae a ese gran número de turistas año tras año. El verano de ese mismo año el número de turistas rusos se incrementó en un 25%. Los nuevos planes para la localidad en el año 1998 eran la construcción de nuevos parkings subterráneos, construir una nueva escuela de primaria (“Els Tolls”) y restablecer y mantener la ecología de la Isla de Benidorm. La construcción de los parkings fue, bajo el Mercado Municipal, bajo la Plaza de España, de Neptuno, y en la avenida lÀmetlla de Mar.
La escuela de primaria “Els Tolls” tiene una capacidad de enseñanza para 540 alumnos. Para el restablecimiento y mantenimiento de la Isla el capital disponible era de 78 millones de pesetas.
La construcción de la “vía benidormense” o “vía parque” finalizó en el año 2000 y fue una obra financiada por la Comunidad Valenciana. El gobierno de Manuel Pérez Fenoll dejó una deuda de 1’2 millones más los intereses de demora, y ahora es el ayuntamiento de Benidorm el que tiene que hacer frente a este pago.
Para el año 2005 se construyó a las afueras de Benidorm un campo de golf es un Club deportivo inscrito en el registro de entidades deportivas de la Comunidad Valenciana, y pertenece a la Real Federación Española de Golf y la Federación Valenciana de Golf. Este club le aporta a Benidorm una imagen más renovada que hace ver cómo la ciudad intenta que cada novedad que se implante sea sólo para mejorar la imagen que se tiene de ésta.
En el año 2010 Benidorm actualizó el paseo marítimo de la playa de Poniente, una playa que no se había abierto aún de la misma manera que la de Levante para los turistas, sin embargo con esta renovación de su paseo marítimo está siendo mucho más transitada, tanto por turistas como por residentes.
También se comenzó a finales del año 2010 la construcción del edifico residencial más
alto de Europa que se llamará Intempo (200 m. y 55 pisos). No se ha perdido tiempo en
dar paso a la construcción de esta torre, y a día de hoy, ya podemos ver en Benidorm el
esqueleto del que será el edificio residencial más alto de toda Europa.
El día 22.4.2011 Benidorm se despertaba con una noticia que en tiempo de crisis se puede denominar paradójica, “…Benidorm vuelve a tirar del turismo con un 90% de ocupación en Semana Santa…” esto nos hace ver como Benidorm sigue siendo una ciudad realmente importante para el turismo y que vive de él, pero vive de él porque como se puede ver en este tipo de noticias, puede hacerlo, puede ser una ciudad turístico-dependiente.
A día de hoy la oferta hotelera que ofrece Benidorm es de 127 hoteles, entre los que podemos encontrar desde cinco estrellas hasta una. Esta gran cantidad de hoteles es el resultado de 50 años de construcción de hoteles de diferente número de estrellas, para así, poder ofrecer alojamiento a la llegada de turistas, que hasta el día de hoy, el número de éstos ha ido incrementando. (5*, 3 establecimientos con 1.024 plazas; 4*, 30 establecimientos y 12.929 camas; 3*, 56 establecimientos y 19.613 camas; 2*, 30 establecimientos y 5.517 camas; 1*, 8 establecimientos y 489 camas; total 127 establecimientos y 39.572 camas). También ofrece otro tipo de alojamiento como es hostales y pensiones. Un total de 6.114 apartamentos y 11 campings.
La población de Benidorm ha experimentado desde mediados del siglo XX una transformación urbanística extraordinaria, que ha hecho que su población pasara de los 5.000 habitantes a finales de la década de los 50, hasta los más de 73.000 habitantes con los que cuenta a día de hoy, aunque si contamos con la población extranjera que reside pero que no está empadronada hablamos de casi 100.000 habitantes durante todo el año.
Debemos destacar el hecho de que la población en 1961 era de 6.202 habitantes y en tan solo 10 años más, ésta se veía duplicada, 12.574, pues esta evolución es muy importante teniendo en cuenta en los años en los que se produce este boom.
El ocio en Benidorm está asegurado, posee una variedad de oferta de ocio, en la que se ofrece una infinidad de posibilidades de diversión para extranjeros, nacionales, niños, jóvenes y ancianos. Cualquier posibilidad gastronómica, musical, cultural, excursionista, comercial, o cinematográfica está contemplada.
Se puede pasear por el Parque de Elche, e ir de excursiones, bañarse en las mejores playas de la Costa Blanca, ir al cine, al Parque acuático (Aqualandia), o incluso al parque de atracciones Terra Mítica. Beber y comer en establecimientos de todos los precios, practicar deportes como vela o el submarinismo y disfrutar de las excelencias de la noche.
Gracias a esta incesable lista de opciones de ocio en Benidorm, podemos asegurar la llegada de turistas, porque si no fuera por la cantidad de horas de entretenimiento que ofrece Benidorm, el pueblo pesquero del cual hablábamos al principio, no hubiera podido convertirse en el resort turístico que es hoy.
A pesar de las innumerables propuestas para ocupar el tiempo libre, la ciudad se complementa con otros atractivos que tiene el entorno y que hacen de la estancia un momento agradable lleno de experiencias diferentes. El senderismo en Benidorm es otra oferta de ocio que la ciudad proporciona. Se ofrecen seis tipos de itinerarios diferentes, el 1º abarca desde la playa de levante hasta la punta de la escaleta, el 2º va desde el punto de información turística del Rincón de Loix hasta la cruz, el tercer itinerario comienza en la cruz, justo donde terminamos en anterior, y de lo que se trata en este 3º es de atravesar la montaña Sierra Helada. El 4º se realiza desde el trinquet de la Marina Baixa hasta Repetidor, el 5º itinerario comienza donde acaba el cuarto y finaliza en la Cueva Helada y por último, el 6º itinerario comienza en las inmediaciones de entrada al Albir y acaba en el Faro de Albir.
Benidorm es un destino turístico consolidado, capaz de generar una demanda considerable. Sin embargo, la progresiva disminución del número de visitantes está empezando a preocupar, por lo que se está intentado mantener la competitividad y atracción cambiando algunas de sus estrategias que se han quedado anticuadas y mejorando algunas de sus buenas características.
La inestabilidad de la demanda del turismo de sol y playa que a lo largo del año caracteriza a Benidorm conlleva una serie de consecuencias negativas que dificultan la planificación anual ya que genera problemas de inactividad laboral como consecuencia de los contratos.
Las fuertes concentraciones de la demanda y la irregular estructura de los ingresos y costes a lo largo del año ha hecho que Benidorm haya establecido dos tipos de mercados para los que se utilizan estrategias de marketing diferentes; el mercado nacional que a su vez puede subdividirse en el turismo de la tercera edad y turismo familiar ya que tienen características propias diferentes y el mercado internacional. Además hay que destacar el turismo de jóvenes que en los últimos años está desarrollándose gracias a la publicidad de zonas de discotecas y bares que atraen a este tipo de turismo más activo.
Puede decirse que Benidorm tiene una serie de carencias que derivan de: La poca diversificación del mercado turístico, ya que el turismo de Benidorm se basa en dos mercados principales, el interior de España y el mercado británico que en muchas ocasiones supone más de la mitad. Los tour operadores manipulan al sector turístico gracias a los paquetes de viaje que incluyen alojamiento y pensión completa, de manera que los empresarios de la hostelería pierden por completo el control del mercado.
Hay una insignificante unificación entre los empresarios hosteleros ya que la mayoría de los hoteles pertenecen a empresarios locales que tienen como mucho dos o tres hoteles. Tampoco la Asociación Empresarial de Hostelería de Benidorm y la Costa Blanca (HOSBEC) es lo suficientemente fuerte como para negociar con los mayoristas en nombre de sus asociados.
Hay una baja preparación del personal debido a la falta de formación y cursos. Además, debido al carácter temporal de la mayoría de los contratos, los empresarios de Benidorm tampoco invierten en la formación de los trabajadores, ni los trabajadores tienen tiempo y motivación para aprender.
Es evidente el problema de comunicaciones que hay en la ciudad debido al tráfico y la
falta de aparcamiento como consecuencia de la gran concentración humana derivada de
la masificación urbanística. No hay diversificación en la oferta lo que impide desarrollar un turismo de mayor calidad. Esto se debe a la centralización en el turismo de sol y playa.
Benidorm se encuentra constantemente bajo una serie de cuestiones que pueden afectarle directamente:
  • El hecho de tener que adaptarse a los gustos de los nuevos mercados que son de diferentes nacionalidades es una continua dificultad para la reconversión de las zonas de Benidorm.
  • A la deficiente calidad de sus servicios se le suma la progresiva introducción en el mercado de otros destinos de sol y playa que ofrecen precios más competitivos.
  • Las crisis económicas, guerras y atentados terroristas también afectan a la ciudad de Benidorm ya que se ha podido observar una cierta disminución en su índice de ocupación. También la constante subida del precio del petróleo le afecta ya que al mismo tiempo suben el precio de los transportes y los paquetes de los tour operadores.
  • Con la masiva urbanización y constante inaugaración de nuevos hoteles Benidorm ha incrementado enormemente el número de plazas hoteleras que suponen un exceso de oferta.
  • La puesta en marcha de nuevos proyectos ya aprobados y otros que hay todavía en estudio pueden agravar tal exceso. Al mismo tiempo, la rápideza de la apertura de estos establecimientos hace que sufran desajustes en su funcionamiento y su trato con los turistas perjudicando la relación con el cliente.
  • Debido al número de edificaciones y presión por parte de las urbanizadoras, en el entorno de Benidorm pueden apreciarse problemas medioambientales difiles de combatir como son la desaparición de zonas verdes, problemas en el abastecimiento de agua, contaminación de las playas, etc.
Pero Benidorm también recoge unas muy buenas condiciones que le permiten continuar siendo atractivo ya que:
  • Se encuentra capacitado para hacer frente a los posibles peligros que se le puedan presentar debido a su experiencia como destino desde hace décadas.
  • El clima, la pluviometria y las magníficas playas son la base de la oferta turística de Benidorm. También la preocupación por el mantenimiento y cuidao de las playas ha hecho que la Unión Europea le concediera el distintivo de la bandera azul que permite reconocimiento y seguridad al turista.
  • Benidorm siempre ha pretendido adaptarse a las exigencias de los visitantes y habitantes del municipio al adecuar sus infraestructuras con la conservación y ampliación de las calles más concurridas ya que la población en verano multiplica varias veces la que hay durante el invierno.
  • La concienciación por parte de los ciudadanos en la necesidad de proteger la industria del turismo que sostiene a Benidorm es muy buena ya que estos mantienen un agradable trato con los visitantes.
  • También la conservación y desarrollo de la ciudad ha dependido directamente de la participación de agentes públicos que la han convertido en un consolidado destino turístico gracias a fuertes inversiones.
  • Benidorm tiene un enfoque comercial que puede verse en la gran cantidad de tiendas, comercios, bares y restaurantes que permiten que el turista en algún momento de su estancia se desplace por las calles y consuma, aumentando así su gasto y beneficie al municipio.
De cara al futuro, Benidorm deba apostar para lograr ciertos cambios como:
  • La introducción de Benidorm en nuevos mercados posibilitaría un aumento de la oferta al mismo tiempo que distribuiría el riesgo de no depender ciertos mercados si en alguno de estos se produjese una crisis y posibilitaría el aumento de la oferta. Con la construcción de una serie de infraestructuras como pueden ser el campo de golf, la mejora de los parques temáticos o los hoteles de lujo, se está apostando por ofertar nuevos productos como es el turismo de congresos u otros que se dirigen hacia un tipo de turismo más exclusivo y con un poder económico mucho mayor al actual.
  • La necesidad de una mejora profesional hace que el Centro de Desarrollo Turístico (CDT) de Benidorm trabaje en este sentido ofreciendo cursos de formación tanto a trabajadores como a directivos. La continua actualización de estos cursos que el mercado laboral se adapte al mercado turístico y a sus exigencias.
  • Con la llegado del Tren de Alta Velocidad (AVE) que une Madrid con Alicante se está intentando fomentar el mercado nacional, ya que acorta y facilita la conexión con la zona interior de la península posibilitando las estancias de fin de semana.
Como conclusión, cabe decir que el deber de Benidorm es controlar y diversificar el mercado, buscar un turismo menos masificado y apostar por la calidad han de ser los objetivos de Benidorm en el futuro. También se debe buscar la sostenibilidad y la viabilidad a largo plazo. La transformación no debe ser radical ni muy lenta ya que el producto de sol y playa que ofrece Benidorm ya no es una novedad en el mercado y los competidores pueden colocarse por encima de éste en muy poco tiempo.
Ordóñez Sánchez M. y Rovira Mateu Z. “Benidorm, de la caña de pescar a la sombrilla.”

“…Representa como ciudad el ideal del Estado del Bienestar…”. 60.000 plazas hoteleras, 8 millones de turistas al año en busca de sol, playa y diversión, es la “plantilla” del modelo turístico sostenible del futuro, con su skyline kirsch, se ha labrado desde su origen su personal modo de subsistir. Pese a su eterno PGOU comenzado en 1990 ya dispone de literatura suficiente desde que en 1956 Pedro Zaragoza Orts ideara una nueva ciudad para sus escasos 3.000 vecinos, hasta los 69.010 vecinos de más de 45 nacionalidades empadronados en 2015.

“…ninguna nueva edificación producirá sombra sobre las playas, durante el equinocio de otoño, desde las 8 horas hasta las 16 horas del horario solar…”, “…la altura es libre…” sorprende, agrade o no. Pero triunfa.

De las 60.165 viviendas que hay en Benidorm, sólo el 1,3% (796 viviendas) es de esta última década. El boom de los 60′ y 70′ representa el 42% de las viviendas actuales y siempre con viviendas de tamaño ajustado (hasta 90 m2).

Permite analizar patrones que han ido cambiando con el tiempo. La vivienda pequeña se ha producido siempre pero es aún insuficiente para la demanda prevista. Sorprende el cambio experimentado últimamente hacia las viviendas grandes, el porcentaje de vivienda menor de 90 m2 ha ido década a década reduciéndose desde un 80% en los 50, 77% en los 60 y 70, 65% en los 80, 62% en los 90, hasta un 40% en los años 2000-2010.

benidorm-ge1Un 30% de las viviendas totales (18.127) es menor de 60 m2, y tan solo el 3% (2.033) son mayores de 180 m2. Y sólo tiene un 0,5% del total en unifamiliares (306 viviendas). Lo dicho, qué ciudad más rara… ¿no?

benidorm-ge4


Cada mercado es local.

Cada municipio tiene su singularidad.

Cada municipio se retrata en su parque residencial.


…seguiremos analizando en próximas entregas los 250 municipios mayores de España.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s