VILA-REAL, según Catastro, a 1.1.2015, por tamaño y fecha.

tabla VILLAREAL edad+tamaño edificacion.jpgtabla VILLAREAL  2.121996e-314dad+tamaño edificacion

Estos gráficos representan el Parque Residencial del municipio de VILA-REAL, Castellón de la Plana

Son los Bienes Inmuebles matriculados en el Catastro, clasificados por año de inscripción y por tamaño.

Cada barra horizontal representa una década, siendo la más reciente la inferior (2010′), y la más antigua la superior (<1900).

Cada color es un tamaño, del más cálido (<60 m2) al más frío (>180 m2).

La barra inferior (DELVI) representa el cálculo hecho desde Otropunto para la obtención de la Demanda Latente de Vivienda (la demanda latente: la configuran personas que no tienen vivienda y que por su perfil sociológico (edad) y socioeconómico (no están en desempleo) son potenciales compradores). Es una estimación del número máximo de viviendas que constituyen la demanda encubierta de una zona y que se basa en las personas con el perfil de los actuales compradores pero que todavía no han constituido un hogar.

Villareal DELVIVillarreal PIRAMIDEtabla VILLAREAL.jpgVillareal CATASTRO 2014-2016Villareal INEVillarreal ALQUILER

Son datos fríos, sin cocinar.

Información para la toma de decisiones.

Información para el conocimiento.


Vilareal GE1.jpgVila-real es un municipio de 55,12 km2 y una ciudad situada en el sureste de la provincia de Castellón, en la comarca de la Plana Baja, a 8 km al sur de la capital de la provincia Se trata del segundo municipio con más población de la provincia de Castellón y del decimoquinto más poblado de la Comunidad Valenciana.

Durante la primera mitad del siglo XX se dedicó al cultivo de naranjas. En la actualidad, posee una importante industria cerámica de pavimento y revestimiento y de gres, así como industrias relacionadas. La gran mayoría de sus 50.580 habitantes, habitan en el núcleo urbano, que ocupa un 10,72% de los 55,12 km² de su término municipal. Desde su fundación hasta la primera mitad del siglo XX, el municipio basó todo su potencial económico en una agricultura mixta de secano extensivo y de huerta intensiva. El naranjo transformó, directa e indirectamente, los pilares de la idiosincrasia de la ciudad. En función de su interés, entre 1880-1960 se convirtieron 3.500 ha. de secano a regadío, se desarrolló una incipiente y apreciable industria de transformación de cítricos. Sin embargo, la política de fomento de la vivienda y del turismo que caracterizan los años 60′ del siglo XX determinó que se optara por invertir en una industria tradicional de la comarca: la azulejera. De ahí, que el azulejo y sus industrias complementarias sean el principal motor económico de la ciudad en la actualidad. Los pavimentos y revestimientos han ido conformando un ciclo productivo, cerrado e integrado en la ciudad, que la ha convertido en el centro azulejero más importante de España y en uno de los punteros de Europa. Hoy la vida económica de la ciudad, sin duda, aunque no de una manera exclusiva, se mueve a partir del motor de la cerámica que impulsa al resto de sectores productivos e institucionales.

Actualmente Vila-real se ha consolidado como un centro de prestación de servicios cualificados de ámbito comarcal como el Hospital, el Palacio de Justicia, la Agencia Tributaria, la UNED, etc., incluso con centros comerciales que, dada su cercanía a la autovía, compiten con los ubicados en Castelló de la Plana. En el 2011 el Ministerio de Economía la distingue como Ciutat de la Ciència y la Innovació, debido a la introducción de inversiones en infraestructuras que favorezcan la sostenibilidad económica y logren un patrón de crecimiento basado en el conocimiento y la innovación. Esta especialización azulejera, reflejada en el hecho de que la población activa del sector secundario sea la mayoritaria, no ha sido inconveniente para que el propio sector cerámico y otros continúen apostando por inversiones y modernizaciones en citricultura.

Ocupa una buena parte de la orilla derecha de la cuenca baja del río Mijares, esto es, la parte más característica de la plana, rampa de llanura o piedemonte pleistoceno, entre las últimas colinas de Onda y Bechí y las tierras más bajas del litoral holocénico de Burriana. El término municipal es un plano inclinado hacia levante y las aguas son drenadas hacia el mar directamente en sentido NO-SE por el río Mijares y los barrancos del Hospital, de Ràtils y del Espaser; por el sector meridional pasa el río Sonella, procedente de las montañas de Onda y Artana.

callejero.jpgEl término municipal de Villarreal está formado por las siguientes partidas: Cariñena, Solades, Pla Redó, Pinella y Madrigal, limitando con las localidades de Almazora, Onda, Bechí, Nules, Alquerías del Niño Perdido (en 1985 se segregó del municipio de Vila-Real) y Burriana, todas ellas de la provincia de Castellón.

El desarrollo de la industria cerámica de Vila-real, atrajo un gran número de empresas del sector cerámico a partir de los años 60′, lo cual incrementó a su vez la demanda de mano de obra. Este hecho tuvo un gran impacto en la consolidación de Vila-real como ciudad. Se crearon viviendas de baja calidad sobre parcelas que hasta entonces eran empleadas en agricultura. Se fueron creando grupos de viviendas hasta consolidarse como pequeños núcleos urbanos. Estas áreas del extrarradio, hoy en día presentan ciertas características de barrios vulnerables.

El territorio de Vila-real se fue consolidando sin ningún tipo de planeamiento urbano, lo que ha acarreado diversas problemáticas que se sintetizan a continuación y que pretende afrontar la Estrategia DUSI:

Crecimiento limitado: si bien el núcleo urbano ha mantenido una morfología compacta, el cinturón industrial de Vila-real, en gran parte degradado, así como las infraestructuras viarias a determinado ciertos límites en la expansión de la ciudad.

Zonas vulnerables: la existencia de viviendas antiguas con determinadas carencias arquitectónicas, así como su proximidad a entornos industriales en decadencia, ha generado la aparición de ciertas zonas marginales que corren el riesgo de convertirse en focos generadores de conflictos sociales.

Dificultad de comunicación: la creación de un núcleo urbano primordialmente residencial y la posterior implantación de zonas industriales y equipamientos en los alrededores ha generado una alta necesidad de comunicación y su consiguiente inversión en infraestructuras y servicios públicos, tanto a escala local como territorial.

Degradación de suelo agrícola: el abandono de la actividad agrícola ha determinado una degradación progresiva del suelo y paisaje rural tradicional que rodea al núcleo urbano.

Falta de zonas verdes: el núcleo urbano de Vila-real apenas alberga espacios verdes, por lo que la ciudad depende de su entorno rural y del entorno del rio Mijares como principales lugares de esparcimiento de la población.

Influencia en otras poblaciones: el crecimiento de Vila-real no se encuentra aislado del de su comarca, con quien mantiene importantes relaciones funcionales tanto a nivel económico (por ejemplo la industria cerámica y la logística) como social o ambiental (por ejemplo la cuenca del río Mijares, zona declarada como Paisaje Protegido que en su desembocadura alberga una ZEPA, Zona de Especial Protección para las Aves).

Por otro lado es destacable la problemática en torno a la vivienda en Vila-real; el boom inmobiliario experimentado en la región y en el España en general a lo largo del último tramo del siglo XX y su consecuente caída han derivado en un parque inmobiliario vacío, alcanzándose una cifra de 17.8% de viviendas vacías en la ciudad; esto, como se ha señalado anteriormente, ha influido notablemente en la economía de la región y, en especial, en la industria cerámica.

Por último, hay que destacar los efectos de la crisis económica de los últimos años en relación a la inviabilidad de algunos programas de desarrollo urbanístico, con la necesidad de regenerar o redefinir los usos de los mismos (PAI Solaes y PAI Ciudad del Azulejo). Además se encuentran prácticamente paralizados por las dificultades económicas de los agentes urbanizadores dos programas de urbanización, uno residencial (el PAI El Madrigal) y otros Industriales o terciarios (PAI Carretera de Onda y PAI Espai Vila-real), que son de vital importancia para el futuro desarrollo sostenible y progreso de la Ciudad.

0_22038_1.jpgDestacar que la ciudad de Vila-real se encuentra rodeada de partidas rurales, territorios de pequeña extensión dedicados con gran calidad de suelo, por lo que se suelen emplear en la producción agrícola. Concretamente se encuentra rodeado por el Madrigal, Pinella, Pla Redó, Carinyena y Solades.

En cuanto a la morfología urbana, ésta deriva de la evolución histórica de la ciudad de Vila-real. Las calles de la antigua ciudad tienen la calle Mayor como eje longitudinal y es atravesado perpendicularmente por las calles del Conde de Albay y el de Ramón y Cajal (que conducen a las carreteras de Onda y de Burriana, respectivamente).

Durante el siglo XIV ya se habían formado dos arrabales: al sur de la ciudad, el arrabal de Valencia o de Santa Lucía (hoy del Carmen), y al norte el de Castellón (hoy de San Pascual). Posteriormente, hasta el siglo XIX, el crecimiento se concentra sobre todo hacia poniente, alrededor del Raval de Onda (siglo XVII), mientras que el alto valor agrario de las tierras que había en levante impedía el desarrollo urbano para esta banda.
Hasta mediados del siglo XX la ciudad siguió desarrollándose principalmente a poniente y sobrepasó ampliamente la antigua carretera N-340 alcanzando incluso la calle del Calvario; hacia el sur la ciudad también conoció un crecimiento importante, más allá del Barranquet (barranco del Hospital o de Santa Lucía), al otro lado del que se fue formando a finales del XIX el barrio llamado de Mislata (o de Valencia). El trazado del ferrocarril y el río han delimitado el núcleo urbano de Vila-real.

Sobrepasando los límites del ferrocarril, se crean en el siglo XX algunos barrios segregados del resto de la población, a menudo en medio de las fábricas, y siempre siguiendo caminos rurales como el de la Carretera, el de Artana, el de Betxí, el de las Vueltas o la Senda de Pescadores. Posteriormente Vila-real comenzó a desarrollarse hacia el este, en torno a dos ejes: el camino o avenida del Cedro, y el camino o paseo de la Estación. Es entre la avenida de la Murà, al este de la villa medieval, y el ferrocarril, límite oriental del casco urbano, donde más se ha construido desde los años sesenta, principalmente en altura. También hacia el N-NE, alrededor de la avenida de Francisco Tárrega se ha edificado mucho de los años 1980 a esta parte, siempre en altura.

En la actualidad Vila-real continúa su desarrollo urbano en forma de damero, especialmente hacia el norte y el este, donde las calles ya están construidas y poco a poco van siendo edificados. En la última década se ha abierto un nuevo eje viario -la avenida de Francia- paralela al ferrocarril, que atraviesa la población de N a S. y forma un vial perimetral enlazando con las avenidas de Francia e Italia, así como las nuevas de Grecia, de Europa y de Portugal. A poniente de esta avenida la ciudad se está compactando, ya no necesariamente en altura, sino también en viviendas unifamiliares.

Vilareal GE3.jpgPor otra parte, y con un proceso muy lento y dificultoso, las construcciones residenciales dispersas en la partida de Madrigal, se encuentran en un proceso de transformación desde su carácter rural al de zona urbana, con todas las ventajas de infraestructuras que esto puede comportarse de cara al futuro, pero con los inconvenientes de la lentitud de adaptación de los polígonos y el encarecimiento de los trabajos constructivos tal como avanza el tiempo. La zona, además no prevé a corto plazo los servicios dotacionales adecuadas: sanitarios, educativos, administrativos, etc. lo que supondrá probablemente graves conflictos una vez la zona urbanística quede compactada.
0_22038_2.jpgFinalmente, la ciudad tiene abierto el debate sobre el desplazamiento de la vía del ferrocarril con un trazado más cercano al término de Burriana, librando por un lado las limitaciones de expansión que supone su proximidad a la zona ya urbanizada, y ampliando las posibilidades de construcción de nuevos polígonos de viviendas, pero dificultando con el alejamiento del centro las posibilidades de acceso a tan necesario mediados de comunicación para los ciudadanos comunes.

0_22038_3Vila-real se encuentra dividido en 4 secciones:
Distrito 1: Compuesto por 3 secciones abarca los barrios de Ávila, Cedre y una parte del barrio de Cariñena. Es el menos poblado de Vila-real. Representa un 11,3% de la población.
Distrito 2: Dividido en 14 secciones. Lo integran los barrios de Poi d’Amorós, Santa Sofía, La Huerta, Sant Pasqual, El Pilar, Santa Agueda, incluyendo la zona sur y ese y la zona residencial de El Madrigal. Es el más poblado con el 46 % de la población.
Distrito 3. Está formado por 8 secciones abarcando el barrio Melilla, Plaza Ilaurador, una parte de San Fernando y una parte de Cariñena. Alberga un 23.1% de la población
Distrito 4 : Abarca el barrio de Miralcamp, el del Zorro, La pietat, una parte de San Fernando y una parte de la zona del Hospital, dividiéndolo en 6 secciones. Alberga un 19.6% de la población.

El Plan General de Ordenación Urbana vigente en el Municipio de Vila-real fue aprobado por la Comisión Territorial de Urbanismo de Castellón el 23.2.1993 (BOP núm. 36, de 25.3.1993). Posteriormente con fecha 25.7.1994, se aprobó un Texto Refundido en el que se recogen diversas correcciones de errores y modificaciones puntuales realizadas en base a las observaciones contenidas en el acuerdo de aprobación del Plan.

El Ayuntamiento de Vila-real, atendiendo las demandas de sus ciudadanos y en alineación con las políticas europeas, ha elaborado una Estrategia de Desarrollo Urbano Sostenible Integral (Estrategia DUSI) para el periodo 2015-2020 que intenta responder a esta nueva concepción de las ciudades.

Para el despliegue de la Estrategia DUSI de Vila-real, el Ayuntamiento espera contar con la cofinanciación del Fondo Europeo de Desarrollo Regional, FEDER, a través de la cual se desplegará un importante paquete de líneas de actuación con el objetivo global de consolidar un modelo de ciudad que haga frente a los principales retos económicos, ambientales, climáticos, demográficos y sociales que afectan a Vila-real, teniendo en cuenta al mismo tiempo la necesidad de promover vínculos funcionales entre el ámbito urbano y el rural.

La estrategia DUSI concibe la ciudad como espacio de convivencia, un lugar integrador, abierto, igualitario y de desarrollo sostenible en el que la diversidad sea la identidad.

0_22038_a.jpgSe identifican 3 zonas diferenciadas dentro del ámbito de actuación donde desplegar intervenciones de regeneración territorial. Según los casos, dicha regeneración obedece a problemas de índole socioeconómica, como la regeneración urbana del entorno del barrio del Zorro; a problemas de desconexión funcional con el núcleo urbano, como la zona de transición al Este de la ciudad entre las infraestructuras viarias; o a problemas de acceso al patrimonio natural del Norte de la ciudad, en concreto al Rio Mijares en la zona de Santa Quiteria y alrededores.

1 Rio Mijars-Santa Quiteria. Zona que da acceso a una de las zonas de esparcimiento más importantes de la ciudad. La poca permeabilidad en el tránsito hacia el entorno del río no favorece el aprovechamiento de las riberas por parte de la ciudadanía. En esta zona se proponen actuaciones de rehabilitación y puesta en valor del patrimonio natural.

2 Zona de transición entre infraestructuras viales. Zona Este de la ciudad circunscrita entre infraestructuras viales que ofrece un espacio de oportunidad para la transición sostenible entre el núcleo urbano y el entorno rural de Vila-real.

3 Entorno del barrio del Zorro. Zona de uso mixto industrial-rural. En general se detectan deficiencias importantes en cuanto a calidad urbanística y habitacional, además de tratarse de una zona industrial degradada con abandono de naves e infraestructuras auxiliares. Se contemplan proyectos de rehabilitación integral de viviendas, así como la habilitación de espacios abandonados a colectivos que impulsen iniciativas comunitarias y servicios sociales.

0_22038_b.jpgEn cuanto a movilidad y accesibilidad, la zona contemplada del ámbito de actuación se circunscribe al núcleo urbano. La disposición de su trama dificulta en determinados puntos la movilidad peatonal, y se detectan además oportunidades de mejora en el transporte público urbano.

Por un lado, se contemplan actuaciones vinculadas al interior de la trama urbana, con la adecuación de aceras para la mejora de la movilidad peatonal, habilitación de zonas peatonales, y mejoras en la red de transporte público.
Por otro lado, se prevé la apertura del núcleo urbano hacia el exterior mediante la adecuación de itinerarios preferentes, favoreciendo las conexiones funcionales con el entorno rural e industrial de la ciudad.
Además, se contempla la puesta en marcha de diferentes programas de rehabilitación del patrimonio histórico, arquitectónico y cultural de la ciudad.

0_22038_c.jpgVila-real se caracteriza por el entorno rural-agrícola que rodea a toda la ciudad. Se trata de una superficie de pequeños minifundios donde tradicionalmente se cultivaban cítricos. Actualmente se dan procesos de abandono y degradación de tierras agrícolas.

El entorno rural-agrícola de Vila-real representa un importante activo natural susceptible de ser potenciado para la puesta en marcha de nuevas actividades productivas ligadas a la agricultura ecológica, tal y como ya se está desarrollando en la ciudad a través de diferentes iniciativas. Así, se proponen actividades de puesta en valor del patrimonio natural, así como la habilitación de espacios degradados a personas que quieran poner en marcha sus negocios. Asimismo, se favorecerá la conexión entre la zona Este del municipio (2), y la zona Oeste (1).

Pero la realidad hoy, es dramática.

Por un lado están los PAI’s. Lo que parece imposible hoy es desbloquear los 3 grandes programas urbanísticos de la ciudad que siguen en “stand by” como son el PAI Madrigal (son ya 20 años), el PAI industrial de la carretera de Onda y la actuación urbanística Espai Vila-real frente al Grupo Porcelanosa (14 años) (…las continuas sentencias urbanísticas ponen de relieve que el urbanismo a “coste cero” vendido por el PP fue una farsa que ahora pagan los vecinos…).

“…Estos PAI’s se han planificado mal, gestionado mal y son fruto poco más de una ocurrencia”, “…Las empresas urbanizadoras piden cantidades millonarias para dejar el proyecto…”

En los dos casos el agente lo tiene claro: quiere irse. En Madrigal es Bankia al 100% y en la carretera de Onda se llama Plana Baixa. En la carretera de Onda el urbanizador por derechos urbanísticos reclama 26,4 millones de € y en el Madrigal 3,6 millones de €. Desde el Ayuntamiento, como es lógico, no estamos dispuestos a pagarles ni un euro porque encima que nos dejan…nos han tomado el pelo a nosotros, a los vecinos…

“…mientras  haya una unidad de ejecución sin inscribir en el registro de la propiedad la caducidad del PAI será  sine die. En resumen esos dos programas urbanísticos pueden estar toda la vida parados y no tener la obligatoriedad de caducar…”

Y por otro lado las sentencias judiciales, y las indemnizaciones monetarias. Algunas sentencias urbanísticas vienen dadas porque el PGOU pone sobre la mesa unas zonas verdes, dibuja unas calles y la ley permite y le da unos derechos a los propietarios que allá donde hay un jardín o una calle el propietario pueda cederlo voluntariamente y al cabo de un tiempo puede pedirle al Ayuntamiento en dinero eso. El PP hablaba de urbanismo a coste 0, y sí era a coste cero para ellos pero no para la ciudad y quien “venga detrás que cierre la puerta”.

La otra parte de las sentencias vienen de las recalificaciones y reclasificaciones. Llegaron en la época del PP más de una docena de proyectos que implicaban una recalificación como en Fritta…se aprobaron y ahí están las sentencias. Sentencias de las personas afectadas que estaban en contra de los proyectos que hacían unos y que el Ayuntamiento aprobaba.

La sala de lo penal del Tribunal Supremo condenó al alcalde de Vila-real (Castellón), Manuel Vilanova (PP), a 1 año y 6 meses de prisión, así como a 8 años de inhabilitación especial para empleo o cargo público por un delito de prevaricación. El Supremo ‘devuelve’ la inocencia a un alcalde condenado hace 9 años. Vilanova fue acusado de prevaricación por hacer caso omiso al ruido de una fábrica. Estrasburgo apercibió al TS por una condena sin garantías, al no escuchar a la defensa. Ahora el Supremo, casi 10 años después, revoca su propia sentencia. La Audiencia de Castellón le absolvió pero el Tribunal Supremo revocó este fallo a su favor. Vilanova tuvo que dejar la Alcaldía en 2007 y su sucesor perdería las elecciones en 2011.

03-Modelo_Futuro_Urbanismo4_Page_4.jpg

PATECAS – Plan de Acción Territorial del Entorno de Castellón

Hoy Vila-real tiene 50.580 habitantes, y un parque residencial edificado de 24.355 viviendas, de las cuales 7.117 son unifamiliares (el 29,22%). Su ritmo de construcción residencial comenzó con fuerza en los 60′, con 3.835 viviendas (el 15,75% del total existente), en los 70′ fueron 4.386 (el 18,01%), con los 80′ fueron 3.169 viviendas (el 13,01%), en los 90′ serían 3.332 viviendas (el 13,68 %) y en la década prodigiosa (2000-2009) serán 5.652 viviendas (el 23,2% del total).

Pero, Vila-real ha hecho mucho dinero, primero con las naranjas, luego con la cerámica y después con los PAI’s. Hoy seguirán los naranjos dando fruto y varios de los PAI’s (que se han llevado por delante mucha huerta) se han quedado como “cadáveres exquisitos” por el camino. El derecho a urbanizar, el derecho al aprovechamiento urbanístico no se ha regulado bien. La gestión ha sido nefasta (algo extensible a toda la comunidad Valenciana). “…El desarrollo del Plan General en Suelo Urbanizable no Programado, requerirá la formulación de Programas de Actuación Urbanística…” ha sido un gran coladero. Intereses particulares han destrozado el territorio con expectativas de lucro sin el más mínimo control administrativo, municipal y regional. Al final el territorio dicen que no sufre…


Cada mercado es local.

Cada municipio tiene su singularidad.

Cada municipio se retrata en su parque residencial.


…seguiremos analizando en próximas entregas los 250 municipios mayores de España.